LA EMOCIÓN DEL PUEBLO ARGENTINO SIGUE INTACTA,COMO TAMBIEN EL DESCRÉDITO A LA IMAGEN DE MACRI Y SUS SECUACES





 

Legislativas en Holanda: a la derecha, la pared.


ECONOMÍA SIN CORBATA

Resultado de imagen para politica  Holanda

Diego Lawler y Claudio Alfaraz
El próximo 15 de marzo se realizarán en los Países Bajos las elecciones legislativas que pondrán en juego los 150 escaños del Parlamento y definirán el rumbo político del país en los próximos años. De acuerdo con las encuestas, la puja principal está dada entre el Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD) del actual primer ministro Mark Rutte y el Partido de la Libertad (PVV) del nacionalista y xenófobo Geert Wilders. Sin embargo, lo que se dirime en estos comicios trasciende el escenario local. Los 12,6 millones de holandeses habilitados para votar no solamente definirán cuál de estas fuerzas se impondrá, sino que también darán el primer indicio de 2017 acerca del rumbo que podría tomar Europa a mediano plazo. De hecho, durante toda la campaña electoral, la relación con la Unión Europea y la inmigración han sido los temas centrales del debate entre los contendientes.
El contexto
Con unos 17 millones de habitantes y más de 750 mil millones de dólares de PBI, Holanda es una próspera monarquía constitucional y forma parte del grupo de seis países (junto con Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Luxemburgo) que en 1951 crearon la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), primer embrión del proyecto de integración europea.
El año 2016 terminó con un crecimiento económico mayor al esperaResultado de imagen para Legislativas en Holanda: a la derecha, la pared.do, el nivel de desempleo más bajo en los últimos cinco años (5,4%) y la confianza del consumidor en el nivel más alto de los últimos nueve años. La inflación es baja y el país continuó teniendo un superávit comercial del 9% de su PBI. El ratio de deuda pública/PBI ha disminuido hasta llegar a un 63%. La situación migratoria registró 26.600 demandantes de ingreso en 2016, lo cual representa aproximadamente un 50% menos que los pedidos recibidos en 2015. Sin embargo, hay corrientes de opinión muy extendidas sobre los supuestos peligros de la islamización de la sociedad holandesa y los fracasos de la política de integración de los inmigrantes.
En Holanda el voto es voluntario. Si se mantiene el promedio de los últimos años, alrededor de nueve millones de personas votarían en estas elecciones que ponen la totalidad de las bancas parlamentarias. La elección del primer ministro es indirecta: se necesitan 76 diputados para obtener la mayoría absoluta que permita formar gobierno. En caso de que ninguna fuerza obtenga dicho número, los partidos deben negociar apoyos políticos y construir coaliciones. El procedimiento formal indica que el líder del partido que haya obtenido la mayoría absoluta o haya logrado conformar una coalición mayoritaria debe presentarse ante el rey con su propuesta de formación de gobierno.
En el actual Parlamento están representados 11 partidos, de los cuales seis son los principales. No obstante, se estima que en los comicios del 15 de marzo los votos se distribuirán entre 28 y 30 partidos políticos, la mayoría de ellos de creación reciente. La fragmentación del mapa político partidario provoca que usualmente los gobiernos que se establecen en los Países Bajos tengan que ser de coalición. Estas elecciones no serán la excepción: según se prevé, cuatro o cinco partidos deberán llegar a un acuerdo para formar una coalición de gobierno después de los comicios.
A falta de preocupaciones económicas de importancia, la campaña electoral ha girado principalmente en torno a la cuestión de los inmigrantes y la integración europea, con una agenda marcada por la retórica antiislámica y antieuropeísta de Geert Wilders. En este marco, la discusión se ha venido centrando en temas como el multiculturalismo, la globalización, la soberanía, los valores holandeses y en qué medida la Unión Europea es o no es útil para Holanda.
Como dato adicional, Holanda no utilizará para estos comicios el sistema de voto electrónico, de larga tradición en este país, sino que recurrirá al sistema manual de recuento de boletas y la transmisión de los resultados al centro cómputos por vía telefónica. Un grupo de expertos propuso un nuevo conjunto de estándares para el sistema de voto electrónico en 2016, pero las empresas de sistemas de registro y conteo electrónico del mercado europeo no han realizado sus ofertas. Las autoridades piensan que el software de los programas informáticos no aporta suficiente seguridad y quieren resguardar los resultados de los comicios del riesgo de que puedan ser alterados por vía informática.
Los partidos en pugna
En un contexto de permanente fluctuación del electorado y con un número relativamente alto de indecisos, las encuestas recientes señalan que la derecha continuará siendo la fuerza más votada, con un buen desempeño de los partidos que se sitúan en el centro del espectro político y una declinación del caudal electoral de la izquierda.
Dos partidos de derecha encabezan la disputa. Según los últimos sondeos, el Partido de la Libertad de Wilders adelanta por un estrecho margen al Partido Popular por la Libertad y la Democracia del primer ministro Rutte. Pese a que algunos intentan trazar paralelismos entre Wilders y el presidente estadounidense Donald Trump, calificando a ambos como “líderes populistas” que apelan al discurso de devolver la grandeza a sus respectivos países, existen diferencias entre ambos. Lejos de ser un recién llegado a la lucha electoral, Wilders se inició en la vida política cuando se unió al Partido Popular por la Libertad y la Democracia que ahora aspira a derrotar. Como miembro de esa formación accedió al Parlamento en 1998 y desde entonces no ha perdido su banca. En 2006 creó el Partido de la Libertad con una declaración de independencia respecto de la “elite de La Haya”, y ya en las elecciones de 2010 logró 24 escaños parlamentarios. Estos comicios son los cuartos en los que se presenta como líder de su formación. Sin embargo, y pese a los sucesivos éxitos electorales, el Partido de la Libertad carece de una estructura establecida –de hecho, formalmente Wilders es su único miembro– y apenas ha tenido peso en elecciones de nivel local. Inclusive, muchos de sus candidatos actuales también representan al Partido Popular por la Libertad y la Democracia en el Parlamento Europeo, el senado holandés o las asambleas provinciales. En los hechos, más allá de su discurso de apelación a las masas, hasta ahora Wilders no ha sido capaz de construir un partido sólido y ordenado, y hay quienes incluso sugieren que Wilders no apunta realmente a hacerse cargo del gobierno porque ve como más valioso continuar siendo el líder de un partido que se posiciona en la protesta permanente.
Aun si triunfara en estas elecciones, el Partido de la Libertad no obtendría la mayoría absoluta y debería establecer coaliciones para formar gobierno. Ahí reside el principal escollo real para las pretensiones de Wilders. El resto de los partidos rechaza su discurso de campaña, basado en posiciones duras que proponen el abandono del euro y de la Unión Europea y la limitación de cuajo a una inmigración a la que califica como “descontrolada”. Su faceta antiinmigratoria resalta sus posturas extremas y xenófobas: Wilders quiere prohibir el Corán y la inmigración musulmana y sostiene que Holanda tiene un “problema marroquí”. Si bien estas declaraciones le valieron ser citado por la justicia, Wilders denunció que con eso se atacaba su libertad de expresión y advirtió a jueces y políticos “del sistema” que no serán capaces de silenciarlo ni borrarlo de la escena política, lo cual le ha valido más simpatías de sus votantes.
El segundo lugar de las preferencias, y acortando notablemente las distancias a medida que se acerca el 15 de marzo, es para el Partido Popular por la Libertad y la Democracia del primer ministro Mark Rutte. Considerado como un gran aliado de la canciller alemana Angela Merkel, Rutte gobierna desde 2010 con el apoyo de diversos partidos; la actual coalición la encabeza su formación en alianza con el Partido del Trabajo (PvdA), de tendencia socialdemócrata.
Su gobierno se ha caracterizado por la implementación de una política económica liberal y de austeridad que incluyó la realización de recortes a pedido de la Unión Europea. Si bien el descontento de gran parte de la población hacia estas políticas ha hecho que el Partido Popular por la Libertad y la Democracia posiblemente pierda su condición de partido mayoritario, todo indica que sería la formación que se ubicaría en mejores condiciones para llegar a construir una coalición de gobierno.
Entre los demás partidos, el tercer lugar se disputa entre formaciones que se sitúan en el centro del espectro político: los demócrata cristianos (CDA), los social-liberales (D66) y la izquierda ecologista (GL). Un escalón más abajo, aunque logrando representación parlamentaria, entrarían los socialistas (SP), el partido de los pensionistas (50+) y los socialdemócratas del PvdA. Considerado hasta hace poco el mayor grupo político de izquierda del país, el PvdA ocupó el segundo lugar en las elecciones pasadas, pero el hecho de formar parte del actual gobierno y apoyar las políticas económicas de Rutte lo ha colocado al borde de una debacle electoral, si se cumplen los pronósticos de los sondeos.
En este escenario fragmentado, la pugna entre fuerzas políticas apunta tanto a atraer a la mayoría de los votantes como a posicionarse mejor en las negociaciones a las que inevitablemente se llegará para formar la próxima coalición gubernamental. Es por esto que las principales figuras de cada partido no solo presentan sus propuestas de gobierno sino que también, a lo largo de la campaña, han buscado echar sombras y dudas sobre sus adversarios, a veces incluso mediante difamaciones e informaciones falsas o de dudosa procedencia. Pero el dato significativo es que, a fin de captar a un electorado que se muestra disconforme con el establishment político, todos los partidos se han acercado en cierta medida a las posiciones de Wilders en lo que se refiere a la política inmigratoria, la acogida de refugiados y el aprendizaje del idioma holandés. Hace algunas semanas el primer ministro Rutte lanzó un aviso de campaña que indica a los nuevos inmigrantes que deben “actuar con normalidad o marcharse”. Por su parte, el líder de los demócrata cristianos, considerado un moderado, se ha sumado a este estado de opinión y afirmó en un debate televisivo reciente que “los Países Bajos están más enojados, más asustados y más inseguros que nunca”.
La implicancia de estas elecciones para Europa
El año 2017 trae consigo algunos aniversarios significativos para Europa. En febrero se conmemoraron los 25 años del Tratado de Maastricht, que creó la Unión Europea y profundizó la integración política, legal y económica que se venía llevando adelante bajo el paraguas de la Comunidad Económica Europea. Maastricht tuvo como resultado, entre otras cosas, que desde hace 15 años el euro sea la moneda común que circula en 12 países de la Unión. En marzo se cumplen 60 años de los tratados de Roma, por los que se crearon la Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA o Euratom), organismos que con la ya mencionada CECA constituyen el germen de las Comunidades Europeas.
Sin embargo, el panorama actual muestra una Europa sumida en una fuerte crisis de identidad, golpeada por la salida del Reino Unido y en medio de cuestionamientos radicales lanzados por fuerzas políticas que ganan cada vez más relevancia en los distintos países de la Unión y ponen en disputa la conveniencia de continuar el proyecto continental.
La agenda de Europa en 2017 está marcada por elecciones que llevarán a la conformación de gobiernos en al menos tres de los países fundacionales de la integración: los Países Bajos, Francia (en abril) y Alemania (en septiembre), a los que podría sumarse también Italia. En todos estos países, al calor del inconformismo, el miedo y las posturas antiestablishment de gran parte de la población, han venido creciendo en los últimos años formaciones políticas derechistas y xenófobas que actualmente tienen aspiraciones serias de acceder al gobierno o al menos la capacidad de influenciar la agenda política de sus respectivas naciones. Factores como el avance de los partidos que pretenden la disolución de la Unión, la salida del euro y el corte drástico a la inmigración, junto con otros como la crisis de la moneda comunitaria, el estancamiento o débil crecimiento económico y la popularidad de los discursos xenófobos conforman un camino que puede tener como final una Europa muy diferente de la actual.
En este marco complejo, las elecciones holandesas, con su incógnita acerca del desempeño del partido de Wilders, son el primer episodio de 2017 para una disputa que viene atravesando todo el continente. Se enfrentan, por un lado, los ya establecidos partidos liberales y socialdemócratas, tradicionalmente favorables al bloque europeo, y, por otro lado, las fuerzas de perfil nacionalista, contrarias al europeísmo, xenófobas y antiinmigratorias. El telón de fondo está dado por los problemas económicos que atraviesan los países europeos, el alto desempleo juvenil en muchos países de la Unión, la amenaza cada vez más palpable del empobrecimiento y la precarización de las condiciones de vida de las clases medias, la caída de la actividad económica y una percepción cada vez más profunda de falta de futuro. En el tablero de Holanda se juega la primera partida de la serie que definirá el rumbo de Europa.

PIER Y EL INDIO NOS MUESTRAN LA CARA DE MACRI, CLARIN, FONDOS BUITRES Y DEMÁS HIERBAS


Toda la gran mentira que circula de noche y te hace mal de día

CLARÍN:EL CULO QUE VALÉS ES TU SECRETO…

Ruben Demirjian

AL PACINO : LLENAR EL SUR DE DROGA


 

Ruben Demirjian

LA ESTRATEGIA DE SEGUIR DOMINANDO

QUE VUELVA EL MATRIARCADO.VOLVE CFK.


SLIDER_PY

Cristina Kirchner en Comodoro Py

Cristina Kirchner en Comodoro Py

imageedit_13_9144075665

Cristina Kirchner en Comodoro Py

Cristina Kirchner en Comodoro Py

Cristina Kirchner en Comodoro Py

Médicos cubanos homenajean a en el

Cristina Kirchner en Lanús

Cristina Kirchner en Lanús

Cristina Kirchner en Lanús

“No hay que mirar para atrás porque, siempre, están ellos cercenando derechos. En versiones más cool; pero siempre los mismos”.

Maradona: “Soy el representante argentino que vino a despedir a Fidel, el Gobierno de Macri no entiende nada”. TE QUIERO DIEGO!

Cuba

Que saben ustedes de amor, focas. Que orgullosa me siento d ser Kirchnerista , se me hincha el pecho

 

El Destape: Ya no habrá nada por tapar: #NÉSTOR –


 

El Destape #NÉSTOR – 27/10/2016 | Roberto Navarro – Completo | C5N

Mephystoles

Publicado el 28 oct. 2016

C5N – El Destape: Ya no habrá nada por tapar: #NÉSTOR – Programa completo emitido el Jueves 27 de Octubre del 2016, conducido por Roberto Navarro, con la participación de Iván Schargrodsky, Darío Gannio, Juan Amorín y El Cadete (Pedro Rosemblat).

Resumen:
[00:00:00] – Seis años sin Néstor
[00:16:00] – Seis años sin Néstor – Jorge Taiana/Mayra Mendoza/Carlos Tomada
[00:31:00] – El fin del Fútbol para Todos
[00:40:50] – La ciencia en crisis
[00:47:19] – Julian Assange, duro contra el voto electrónico

Twitter: https://twitter.com/EPoliticaC5N
WebSite ElDestapeWeb.com: http://www.eldestapeweb.com/contenido…
WebSite C5N EN VIVO: http://www.c5n.com/#!/home
YouTube Canal C5N: https://www.youtube.com/user/c5n
WebSite Ambito.com: http://www.ambito.com/
WebSite MinutoUno: http://www.minutouno.com/contenidos/h…

9/12/15. BANDERA SE PARTE Y EL SOL SE QUEDA CON CRISTINA KIRCHNER


Ruben Demirjian

Un día antes de la asunción de Macri y en el día de la despedida de CFK , la bandera del monumento en Rosario, se parte en dos, cayendo la parte del sol
Presagio malo para Macri.

“Hay que despertar de los colonialismos”


Pagina 12

El ex juez de la Corte fundamentó su prédica a favor de una reforma constitucional. Jorge Taiana imaginó un nuevo modelo que favorezca a los trabajadores. Leopoldo Moreau aseguró que “el pueblo está preparado” y que había que convocarlo.

“Es hora de despertar de doscientos años de colonialismos, de elaborar obstáculos institucionales a eso. Los populismos que se mantienen en la región cambiaron su Constitución y su Poder Judicial. Para derrocar a Yrigoyen tuvieron que violar la Constitución de 1853, Perón consolidó los derechos sociales con la Constitución del 49, que tuvieron que derogar por bando militar. Ahora entraron por nuestras brechas constitucionales, esta etapa del colonialismo les salió gratis”. Así, con su estilo tajante y directo, fundamentó Raúl Zaffaroni la necesidad de una nueva Constitución.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue durante la charla Repensando Argentina, hacia una institucionalidad popular, donde el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos compartió panel con el sacerdote Carlos Accaputo (Pastoral Social de la Ciudad de Buenos Aires), Jorge Taiana (presidente del Parlasur), José Urtubey (Unión Industrial Argentina), Leopoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista), Nicolás Trotta (rector Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo-Umet) y Sonia Alesso (secretaria general de Ctera).

“Tienen hinchada propia”, dijo la periodista Luisa Valmaggia que ofició de presentadora, ante las ovaciones del público, que colmó el auditorio del teatro Sha-Suterh en este encuentro organizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, la UMET y La Linterna de las Ciencias Jurídicas y Sociales.

 

Al igual que los demás panelistas, Zaffaroni también citó al papa Francisco, quien en la encíclica Laudato Si’ definió que el mundo sufre una crisis socio-ambiental, donde el uno por ciento de la humanidad concentra el 49 por ciento de la riqueza. “En esta crisis el poder financiero transnacional debilita a los Estados para apoderarse de sus recursos naturales”, dijo. A esa altura los aplausos del público interrumpían su discurso como si se tratara de un stand up, al punto que el jurista dijo “esto no es broma, es dramático”. A criterio del ex juez de la Corte, “necesitamos un Estado que consolide su soberanía, pero al mismo tiempo que garantice los espacios de dinámica social y libertad”. Y agregó: “En esta etapa avanzada del colonialismo nos han penetrado por los defectos institucionales, sucedió en Brasil y está pasando acá”.

En tal sentido, puso en cuestión que seamos un estado constitucional de derecho, porque “falla el control de constitucionalidad dado que lo ejercen cinco personas, lo cual es muy poco republicano, el Ejecutivo reparte la coparticipación federal como le da la gana, entonces controla a los gobernadores y ellos condicionan a sus legisladores, según la presión que tenga, que a su vez pueden nombrar a la cúpula del Poder Judicial”. En este contexto, Zaffaroni se preguntó “¿dónde queda la República y lo representativo?”.

Para fundamentar la necesidad de plasmar una nueva Carta Magna, enumeró que la actual no protege recursos naturales, no contiene una prohibición del monopolio de medios de comunicación ni prevé claramente la función de las Fuerzas Armadas. El jurista alertó que “ahora parece que la embajada (de los Estados Unidos) quiere que las Fuerzas Armadas vuelvan a la función policial”. Y confesó que en algún momento, en diálogo con Néstor Kirchner, el ex presidente le dijo que luego de la ley de medios “lo vamos a hacer”, en alusión a la necesidad de una nueva Constitución.

Al abrir el debate, Trotta había dicho que “han vuelto los teóricos de individualismo, pero el pueblo reaccionó como se vio en la Marcha Federal, no es tiempo de resistencia sino de construir una mayoría que incluya a todos los sectores del campo popular”. En su visión, hace falta una “mirada crítica de las transformaciones, que no fueron magia pero sí fueron insuficientes, hay que darle continuidad a esas transformaciones inclusivas”, y aventuró que “mucho más temprano que tarde una construcción popular, progresista, plural y peronista volverá a conducir los destinos de la patria”.

A su turno, el ex canciller Taiana indicó que “hay que cambiar relaciones de fuerza en nuestra sociedad, y para eso necesitamos un modelo de desarrollo que fortalezca a los trabajadores, a los industriales con miras a una relación diferente entre el estado y la sociedad. El estado es mas fuerte que las organizaciones sociales pero mucho mas débil que los poderes concentrados”. Y propuso que, en caso de darse el debate de una nueva Constitución, no habría que modificar los períodos presidenciales. “No permitamos que las cuestiones de fondo queden limitadas por esa cuestión”, dijo.

Por su parte, Moreau enfatizó que “el pueblo esta preparado, sólo hay que convocarlo, no hay ni derrotas ni victorias permanentes, lo único permanente es la lucha”. En tanto, Alesso instó a “pelear por el presupuesto educativo, para que no tengamos escuelas a las que se les caigan los techos, que un niño de Jujuy pueda aprender a tocar el oboe al igual que uno de las clases pudientes de la Capital”. El padre Accaputo señaló: “No aceptamos que un tercio del país quede afuera de la dignidad, la cultura de los derechos humanos debe unir la expresión individual al interés común”. Y para Urtubey, “Argentina necesita un modelo de desarrollo que genere valor en origen, empleo y posicionarnos al mundo exportando nuestro trabajo, para ir a un mundo donde podamos ser competitivos, lo cual se hace con mucho diálogo y madurez institucional”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-309038-2016-09-10.html

Cristina recibió un mail de Lula y lo publicó en las redes sociales. Carta urgente para la América del Sur


Es estrategia dura y pura, sobre la región, contra los gobiernos nacionales, populares y democráticos y sobre sus lideres políticos.

cirs-lula

Carta urgente para la América del Sur

56ee992b058e9_750x413

 

Aquí la carta:Cualquier coincidencia con lo que sucedió y esta sucediendo en nuestro país no es casualidad.
Es estrategia dura y pura, sobre la región, contra los gobiernos nacionales, populares y democráticos y sobre sus lideres políticos. Dilma Rousseff Lula http://www.cfkargentina.com/carta-urgente-para-la-america-…/

Rio Gallegos. Hoy por la mañana al abrir mi correo, un mail: Mensagem urgente do Ex-presidente Lula a ex-presidenta de la República Argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Desde San Pablo, Brasil, nuestro entrañable amigo: Luiz Inácio Lula da Silva, me escribe…

Argentina Ex-presidenta-page-001

 

UNA ESTIRPE INMORTAL. MÁXIMO KIRCHNER EN PLAZA DE MAYO.


 

“Y es lógico, y no debe enojarnos, que un gobierno de ceos en vez de tener un plan de gobierno para el pueblo, tenga un plan de negocios para las trasnacionales y para aquellos que siempre han dominado a la Argentina”.

marchadelaresistencia-cierre_07

LaCampora

UN PARRAFO APARTE PARA LOS MEDIOS EN ESPECIA PARA EL MONOPOLIO CLARIN:

“Y gracias a ustedes y a ellas y a muchos más, estas cosas que suceden suelen ser hermosas, suelen ser lindas y reconfortantes cuando a veces hay que llevar sobre la espalda todo el día el bombardeo mediático de aquellos que creen que defenestrando, estigmatizando, van a poder ocultar que fueron parte de la mentira que llevó al presidente a la Casa Rosada cuando decía que no iban a endeudar, que no iban a subir las tarifas, que iba a haber trabajo y hasta de manera cínica hablar de pobreza cero”.

Publicado el 29 ago. 2016

Compañeros, compañeras, Madres, la verdad que tengo que agradecerles a las Madres la invitación a cerrar esta marcha. La verdad que siempre van sucediendo cosas que uno no espera. Y gracias a ustedes y a ellas y a muchos más, estas cosas que suceden suelen ser hermosas, suelen ser lindas y reconfortantes cuando a veces hay que llevar sobre la espalda todo el día el bombardeo mediático de aquellos que creen que defenestrando, estigmatizando, van a poder ocultar que fueron parte de la mentira que llevó al presidente a la Casa Rosada cuando decía que no iban a endeudar, que no iban a subir las tarifas, que iba a haber trabo y hasta de manera cínica hablar de pobreza cero…

…Miren, les decía que la vi a Cristina doce años, desde el 25 de mayo del 2003 y 9 de diciembre a las 0hs., o 10 a las 0hs., gobernar la argentina. Y lo dijo Cristina el 9, y era lógico que esto venía. Aquel día, el 9, fue una pequeña demostración, un indicio de lo que venía. A la tarde, ocho, nueve, no me acuerdo bien, a los gritos el hoy presidente le exigía a Cristina que era su fiesta de asunción y que era como él quería. Sinceramente, como hijo uno hubiera reaccionado de otra manera pero uno tiene responsabilidades también y hay cosas que un hombre nunca debe tratar de esa manera a una mujer pero vamos a dejarlo ahí. Ese 9 de diciembre a la noche esta plaza estaba repleta, y si alguno quiere saber por qué está pasando hoy lo que está pasando, les recomiendo que vaya a escuchar ese discurso, párrafo por párrafo, palabra por palabra. Ahí está, ahí Cristina advierte el tema del trabajo, advierte que van a venir por la libertad, y nos pide, les pide a cada argentino que haga valer sus derechos como los hizo valer durente los doce años años que gobernó este proyecto político votara a quien se votara.
Tenemos la enorme responsabilidad y la vocación de volver a construir una mayoría, pero que quede claro, no va a ser una mayoría electoral para una victoria pírrica. Nosotros queremos otra vez construir una victoria electoral sólida y que garantice el desarrollo de cada uno de los argentinos. Es lo que necesitemos para que vengan, abran los brazos, vayan a buscarlos. Sepamos perdonar y volver a abrazarlos que Argentina necesita que estemos juntos, que estemos unidos y que los trabajadores con otro presidente no vuelven a ser un palo en la rueda sino la polea de desarrollo que necesita nuestra patria para volver a crecer, a creer y volver a estar junto a todos ustedes. Muchas gracias a todos, enormemente agradecido, los quiero mucho. Sean felices, sin miedo, con ganas, cantando, marchando, caminando, desde el lugar que le toca a cada uno con la plena convicción de que la vida no se agota en una victoria sino que se agota ahí luchando, luchando y luchando porque es firme el futuro y se creemos en él. Muchas gracias compañeros.

DISCURSO DE MÁXIMO KIRCHNER EN PLAZA DE MAYO

Un cuerpo al que no lo sostiene nada, ni el alma perversa que contiene.


“Trayectoria de garca”

nuestrasvoces.

137698

13900365_10209932912896883_2832180970669576307_n

 

Los asesinos de la dictadura se arrobaron derechos ilegítimos sobre la vida de los argentinos, cometieron delitos aberrantes. Nuestro repudio, nuestro rechazo y la necesidad de recordar uno por uno a nuestros desaparecidos: ¡Treinta mil Lopérfido, Treinta mil Mauricio Macri!

Cphc9dGWEAA_zwi

Nuestro presidente, amparado en el voto popular adopta la postura de un jugador compulsivo, mentiroso, individualista, vanidoso y arrogante. A un día de la marcha número 2.000 de las Madres de Plaza de Mayo, afirma queriendo anochecernos:

Sobre la dictadura cívico-religioso-militar: “En Argentina hubo una guerra sucia” (Otra vez el giro semántico hacia la justificación estatal de la Teoría de los dos demonios). Sobre la cantidad de compañeros hermanos desaparecidos: “Es un debate en el que no voy a entrar. No tengo idea si fueron 9 o 30 mil. Si son los que están anotados en un muro o son muchos más. Es una discusión que no tiene sentido”. Sobre Hebe: “Está involucrada en hechos de corrupción graves. Hace rato que no le contesto. Está desquiciada, dice barbaridades fuera de lugar hace varios años”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mientras afirma estas profanidades que intentan instaurar una falaz lectura sobre nuestro pasado, los asesinos genocidas de nuestros compatriotas desfilan a paso redoblado a sus casas para cenar con sus hijos, con sus nietos, con sus canarios y sus perros.

Lo único que veo como cierto entre todas las afirmaciones de Macri es que a nosotros, al pueblo concretamente (imperativo repetir pueblo, que como escuché en estos días viene de pueblada) nos están poniendo un cepo a la libertad. La mentira es eso, un límite a la libertad, violento e injusto.

Pero claro, el pibe olvida que cuando se habla de Derechos Humanos, según la ONU, se habla de la defensa de la vida del pueblo frente al ataque del estado. Por eso confunde Derechos Humanos con Recursos. Para el pibe, el pueblo es eso, un recurso.

El error proviene de su larga trayectoria como garca, pero sobre todo de considerar que a los empleados, y por defecto al pueblo, se los debe maltratar para que respondan. Atacar para que en la carestía sean efectivos, para que no reclamen, para que no rompan las pelotas con eso de los derechos. Una vieja práctica de estancia o hacienda.

Alcanza con recordar cuáles fueron las funciones principales de los departamentos de recursos humanos de cada cartera estatal ni bien asumió como presidente: despedir sin miramientos a la mayor cantidad de empleados maltratándolos muy mucho, dejando en la calle a una cantidad bien numerable de familias sin recursos y sin derechos, ni humanos, ni económicos, ni sociales.

Para Mauricio “La pobreza ya no está subiendo, está bajando”. Tarifas: “Lo hicimos lo más gradual que podíamos. No había alternativa en un sistema que estaba quebrado” ¿Y las inversiones?: “Muchas inversiones que están queriendo venir están esperando que le podamos dar energía”. O por ejemplo, en un acto político en Tres de Febrero, inaugurando algo que ya nos tiene que empezar a llamar la atención, un nuevo Metrobus: “Nos están poniendo palos en la rueda”. A mí me gustaría ponértelo en otro lado pibe, en los principios elementales de la conciencia, el entendimiento y la razón.

Las cartas ya están sobre la mesa, ya no hay más tapujos ni caretas, se cayeron absolutamente todos los escrúpulos, la res está lista para ser descuartizada. ¿Para qué analizar cada afirmación, con qué fin seguir cortando tela? Hoy, sólo hoy, huelga analizar en detalle las palabras teñidas de oscuridad del primer magistrado. Hay que seguir escuchando a los nefasto del presente, que son los mismos de siempre, para entenderles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero sobre todo, hoy, es momento de profundizar la unión, el encuentro, el intercambio de inquietudes, el diálogo, la búsqueda de argumentos y proyectos concretos que pongan límites al atropello constante mediante una oposición concreta y consciente, responsable con la soberanía partidaria y respetuosa del mandato popular. Violenta cuando tenga que ser violenta y tierna cuando tenga que ser tierna.

Tenemos una oportunidad específica: 2017. El único objetivo es que nos devuelvan la libertad y la comida, la salud, los derechos y los recursos, también. Para que todo eso suceda es necesario que en 2019 se empiecen a ir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Que participen y manden tuiters, que facebuqueen, que trolleen, y llorisqueen, pero que no se encarguen más del destino del Pueblo Argentino porque para eso es necesario tener un equipo menos oportunista y más comprometido con el bien común, con la democracia, con la igualdad, con la justicia social y con la libertad.

Es muy extraño volver a repetir estas obviedades ¿es que las olvidamos en los últimos años porque estábamos ocupados en pensar el destino de nuestro próximo viaje, ocupados en recorrer tiendas para nuestro próximo pantalón o nuestro próximo TV LED?

 

La herencia que heredamos es la de haber ocupado nuestro tiempo en vivir como más o menos queríamos vivir y no en malgastarlo en luchas que llevan mucho esfuerzo. Pero ante la demanda, que siempre nos estimula, acá está la propuesta: en nuestros cuerpos erguidos y orgullosos de portar nuestro espíritu y en nuestras plurales y divergentes voces está la resistencia que marcha hacia la liberación de tus cadenas, che pibe.

CnYIBrjUAAAl2rM

Nos quieren hacer mal, lo están haciendo premeditadamente con inteligencia argentina, ecuatoriana, campechana y yanqui. Y nos está doliendo. A mí me duele.

Nos quieren anochecer, no los dejemos: volvamos a amanecer, volvamos a la Victoria Siempre.

Por eso leo una vez más a Pizarnik:
Anillos de Cenizas.

(…)
Son mis voces cantando
para que no canten ellos,
los amordazados grismente en el alba,
los vestidos de pájaro desolado en la lluvia.

(…)
Y cuando es de noche, siempre,
una tribu de palabras mutiladas
busca asilo en mi garganta,
para que no canten ellos,
los funestos, los dueños del silencio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CON HEBE NO SE JODE


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruptly TV

 

C5N – El Diario: mano a mano con Hebe de Bonafini tras su pedido de detención

c5n

 

 


El video del cinematográfico escape por la vereda de Hebe de Bonafini

InformeFinal

 


 

 

 

images (44)

 

 

A 50 años de La noche de los bastones largos CFK


Cristina Fernández de Kirchner

Participarán: Horacio González, Amanda Toubes, Jaime Sorín, Adriana Puiggrós, Roberto Savarezza, Jorge Aliaga, Cinthia Wanschelbaum, Verónica Pérez. Coordina: Graciela Morgade.

El cierre contará con la participación de Cristina Fernández de Kirchner, a partir de las 19.30.

Las Madres evitaron el allanamiento y marcharon en Plaza de Mayo


Hebe de Bonafini: “Si nos quieren llevar presos, que nos lleven”

AudiovisualTelam


El mismo día que las Madres celebran en plaza de Mayo los 2000 jueves ininterrumpidos marchando alrededor de la pirámide histórica, el juez Martínez de Giorgi acompañado de dos patrulleros intentó allanar el edificio de la calle Yrigoyen 1584, del Congreso. Hebe y las Madres fueron igualmente hasta la plaza.

Los hechos suceden con la espectacularidad que solo da la televisión, justo el mismo día en que las Madres celebran los dos mil jueves de marchas ininterrumpidas.

Nota relacionada: Hebe en la plaza: ”Nos pueden poner presas, pero no podrán apresar son los pensamientos”

Una cuadrilla de la Policía Federal, encabezada por el subcomisario Gómez Olivera, llegó minutos antes de las 15 con una orden del juez Martínez de Giorgi para allanar la sede de la Asociación de las Madres de Plaza de Mayo.

Las mujeres del pañuelo blanco negaron el ingreso de los oficiales y en cambio partieron, como estaba estipulado, hacia la plaza histórica para marchar alrededor de la pirámide.

Allí, centenares de militantes y políticos, entre ellos Hugo Yasky, Martín Sabbatella y Andrés Larroque, diputado del Frente para la Victoria, acompañan a las Madres en plena tensión.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, debía presentarse a declarar en la causa Sueños Compartido pero en cambio envió una carta al juez Marcelo Martinez de Giorgi.

 

 

Clarín 30 años me mentiste. BASTA!.


Pagina/12

La unidad de la oposición

Por Edgardo Mocca

El reconocimiento de la guerra librada por el grupo Clarín contra el anterior gobierno, realizado por el columnista Julio Blanck, es un documento muy importante. Por empezar desmiente todo el repertorio del periodismo “independiente” desarrollado durante todos estos años y hasta la misma comedia autovictimizante que colocaba a ese periodismo en el lugar de objeto de persecución del gobierno: hacer la guerra no equivale a ser un perseguido. Pero hay algo más interesante todavía, es la enunciación en tiempo pasado del fenómeno; cualquiera que se asome unos minutos a los productos de la maquinaria del grupo en cualquiera de sus soportes, fácilmente advierte –si es que tiene algún interés en advertir– que no solamente la guerra continúa, sino que ha adquirido niveles impensados. Es una perplejidad política, una operación mediática imparable para destruir a un sector político al que al mismo tiempo se intenta presuponer en vías de extinción. Varias revelaciones encierra esa perplejidad. Una de ellas concierne a las razones íntimas de ese estado de guerra; si ese gobierno fuera solamente eso, un gobierno, y se sostuviera el famoso fetiche de la “alternancia”, tan del gusto del refinamiento lingüístico del establishment politológico, no habría razones para el encono: se supone que todos los partidos deberían estar en condiciones de “alternar” en el gobierno en el mundo feliz de la teoría liberal, pero el kirchnerismo no lo está. El argumento emblemático lo pronunció Lanata hace unos días: no hay discusión política posible alguna, porque era solamente una banda de delincuentes comunes. Hace rato que el hombre ocupa el espacio más radical de la antipolítica neoliberal pero, claro está, no es solamente eso lo que explica el insólito dictamen; detrás del “argumento” está una estrategia política muy clara que se elabora mucho más arriba de la imaginación del llamativo periodista.

El reconocimiento de la guerra, sumado a la fácil constatación de que no es cierto que haya terminado, tiene el discreto encanto del sinceramiento. Me ha tocado vivir en carne propia la exaltación del coro liberal, cada vez que una metáfora bélica se mete en mis frases. Claro, es el fácil escándalo de muchas personas que aceptan, simpatizan y hasta apoyan la guerra real –las que libra Estados Unidos en diferentes regiones del mundo, por ejemplo– pero púdicamente rechazan la guerra como metáfora política. La guerra es mala pero la política debe ser buena, parecen afirmar, como si se tratara de dos asuntos esencialmente diferentes. Claro, eso es lo que dicen pero no lo que piensan. En la guerra de las palabras –que de eso estamos hablando– es necesario ocupar el lugar del bien, y éste está definido por el sentido común dominante. En este caso, el truco consiste en despojar a la política de su núcleo vivo y fundante, que es el conflicto. Desplazar el centro de los antagonismos a cuestiones que no son políticamente conflictivas (éste roba más que aquel y el otro más que éste) porque nadie va a aceptar jamás en ninguna época y en ningún punto del planeta que forma parte del partido de la corrupción. La guerra deviene, por el mecanismo de la corrección política, fundada en razones prepolíticas, religiosas podría decirse si eso no fuera un agravio contra la fe sincera de millones de personas. La posibilidad de desentrañar las raíces y los mecanismos con los que se libra la por fin reconocida guerra es una de las cuestiones centrales de la política argentina.

La transición de la guerra a la paz es siempre un proceso de transformación de los términos de la política y una reconfiguración de los actores. Argentina ya vivió un período paradigmático en ese sentido después del golpe cívico-militar contra Perón. Claro que ese episodio cuenta con el factor diferencial de haber sido producido por una intervención ilegal y autoritaria que modificó arbitrariamente los términos de la lucha política, produciendo, entre otras cosas, la convocatoria a la reforma del texto constitucional por medio de un bando militar, instrumento jurídico más débil, incluso, que un decreto de necesidad y urgencia. En nuestros días es esa pretensión de tránsito de la guerra hacia la paz lo que está en disputa. Porque tal como ocurrió en el 55 las clases dominantes sustentan su proyecto de esquema político sobre la base de un principio de exclusión: para estar adentro del esquema hay que aceptar que el actor político central de los últimos doce años no existe más. El problema es de por sí complejo, pero se hace más arduo cuando toda la realidad gira en torno de un viraje regresivo, que por momentos adquiere una crueldad y un cinismo estatal muy intenso. Han construido una afinidad conceptual perfecta entre la demonización de la demagogia populista y el retroceso industrial, la caída del salario, el avance sobre conquistas sociales y culturales y la banalización de la misma idea de patria, que pone la batalla en el lugar de una cuestión existencial, ellos o nosotros.

La coyuntura política está signada por un problema principal, el de la construcción de un orden político para el proyecto de restauración neoliberal. La brújula del bloque dominante apunta en la dirección de un sistema político capaz de absorber demandas sociales e identidades políticas en los cauces institucionales de una democracia “normal”, es decir de un sistema que ofrezca diferencias que legitimen el propósito de élites diferentes de ocupar el centro del sistema, sin otro límite que el “pluralismo”, la “tolerancia” y bienes públicos de este tipo, es decir sin otro límite que la seguridad jurídica de la propiedad y del capital, de la gran propiedad y del gran capital para decirlo con más precisión. Es en ese contexto que aparece la pregunta pública a la que no rehuyen las usinas de pensamiento del establishment: qué pasa con la “oposición”. El principio de exclusión sobre el “viejo régimen” está concentrado en este punto: hay una oposición realista, moderada, moderna, pluralista… es decir aceptable. Y otra extremista, ideológica, binaria, populista a destruir. Están Massa y el peronismo razonable por un lado y el cristinismo irredento y sectario por otro. Y hoy la cuestión empieza a girar en torno de un hecho central del calendario institucional, las elecciones legislativas de 2017. El término que organiza la discusión es el de la “unidad de la oposición”. Curiosamente así se planteó también el tema en las elecciones realizadas entre 2007 y 2015: cómo unir al amplio y autocontradictorio espacio de los opositores al kirchnerismo para asegurar su triunfo. Es interesante ver cómo esa cuestión que desveló al establishment durante tantos años se definió de la forma acaso más inesperada: el sector más expresivo de la ideología de los grandes empresarios locales y multinacionales triunfó sobre la variante de la ancha avenida del centro que propuso Massa. Claro, la forma en que se resolvió el enigma de la oposición antikirchnerista trajo nuevos interrogantes. Hoy estamos ante un gobierno tecnocrático, desprejuiciado y tendencialmente cada vez más agresivo y violento que despierta en unos y otros la pregunta sobre la viabilidad política de semejante viraje.

La unidad de la oposición es la manera principal en que hoy se expresa públicamente la demanda de construcción de un cierto contrapeso político contra una intensa ofensiva política acompañada por una enorme agresividad discursiva, desarrollada por la administración Macri. El reflejo más elemental refiere el problema de la unidad a un problema de “programa”: hay que ponerse de acuerdo en qué proponemos frente a cada uno de los atropellos que sufre el pueblo en estos días. No está mal. Pero la cuestión programática es secundaria respecto de la cuestión del establecimiento de una frontera política. Hace falta saber si estamos discutiendo sobre diferentes formas de desarrollar un régimen político “normal” que acepta las reglas de juego del mundo neoliberal o si buscamos formas alternativas de ubicarnos en el mundo. Y cuando la discusión se instala ahí, lo principal pasa a ser el juicio sobre la experiencia real de los argentinos y no sobre las burbujas ideológicas que sobre ellas discurren. La cuestión de la unidad nacional se define no sobre elucubraciones abstractas sino sobre el balance político de la época que va de 2003 hasta la fecha. Pongamos en fila todos los temas que la unidad de la oposición tiene planteados en sus interrogantes programáticos; el desarrollo, la industria, las demandas populares, la relación con la región y con el mundo y no en último lugar la mirada sobre el pasado. Si se pueden encontrar algunos puntos de cruce sobre estas miradas, la unidad tiene sentido. En caso contrario se reduce al cálculo electoral, lo que no es malo pero sí insuficiente.

Mientras tanto está la realidad cotidiana. ¿Hay acuerdo para enfrentar hasta el final el atropello de las tarifas de los servicios? ¿Hay una plataforma común para enfrentar la desnacionalización, la desindustrialización, la orientación contra el salario y las propuestas regresivas en la legislación laboral? Es innegable que en todos estos temas y en muchos otros algo tendrá que decir una fuerza política durante cuyo gobierno estos temas tuvieron un tratamiento abiertamente antagónico con el que hoy predomina. Como ha dicho Jorge Alemán, el problema político argentino es el de la frontera que divide el campo político. Si la frontera la decide una mirada corrupta sobre la corrupción, el buen pensar que establece la embajada y la cínica reducción moralista de la política, la unidad de la oposición puede ser el nombre de una operación de cierre del sistema político argentino a cualquier forma de resistencia operativa y efectiva al orden neoliberal.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-305657-2016-07-31.html