Las pruebas misilísticas, desde la base de la OTAN en Malvinas, apuntando hacia Tierra del Fuego.


Imagen relacionada

Los invasores y el juicio político

 

Noticias de medios y portales de Tierra del Fuego vienen señalando la torpeza (en el mejor de los casos) o lisa y llana traición a la Patria del gobierno macrista-radical. Hay artículos sobre pruebas misilísticas desde la base de la OTAN en Malvinas, apuntando hacia territorio fueguino. Y hay otros que especulan sobre el control que estarían ya ejerciendo, o por ejercer, los Estados Unidos y Gran Bretaña sobre las rutas marítimas en el Pasaje de Drake, estrecho que debiéramos llamar Luis Piedrabuena en homenaje a nuestro marino patriota, en lugar del corsario inglés. Y pasaje clave para el futuro comercio marítimo de portacontenedores gigantes de 300 o 400 mil toneladas de porte, cuando los actuales (de hasta 100 mil toneladas) ya no pasan por el Canal de Panamá.

Resultado de imagen para malvinas ministerio de relaciones exterioresResultado de imagen para malvinas escudo antimisiles

Es presumible que se produzcan feroces controversias entre Estados Unidos y sus aliados, de un lado, y Rusia y China del otro, por el control de las rutas marítimas en aguas del Atlántico Sur y el Mar Argentino, donde el archipiélago de Malvinas y la Tierra del Fuego jugarán un papel fundamental. Eso explica la enorme trascendencia del Tratado Antártico firmado en Washington en 1959, del que Argentina es uno de los 12 signatarios originales y cuyo próximo vencimiento desencadenará una puja territorial feroz.

 

Resultado de imagen para malvinas escudo antimisiles

Hay también artículos sobre la reciente visita a Buenos Aires del ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, quien durante la reunión de cancilleres del G-20 recibió insólitas garantías del canciller Jorge Faurie de que el gobierno de Macri reconocerá a Inglaterra el derecho de pescar en el mar argentino. Lo que, claramente, explicaría la reciente chupada de medias del jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun Cantilo Menéndez, en Londres, agasajando a veteranos de la guerra de Malvinas… británicos.

 

Resultado de imagen para malvinas escudo antimisiles

Si a todo esto se le suman las tropas norteamericanas en Misiones y en la llamada “Triple Frontera”, más la dizque “base humanitaria” que acaba de instalarse en Neuquén, y el apoderamiento ilegal (porque va contra leyes sancionadas por el Congreso Nacional) de latifundios fronterizos en la Patagonia y también en el Este y Norte del país, más las adquisiciones sospechosamente fraudulentas de lanchas rápidas israelíes que son innecesarias e inútiles para ríos (y que en todo caso se podrían fabricar en competentes astilleros argentinos) es más que evidente que la Patria está en peligro, aunque pelafustanes colonizados descrean e ironicen.

Resultado de imagen para malvinas marcos peña

Tanta pérdida de soberanía justificaría, y con creces, un juicio político al Presidente y por extensión a todo su gobierno.

De esto último hablamos en Córdoba esta semana, en un acto multitudinario, al recordar –en el Sindicato de Luz y Fuerza que lideró hace medio siglo el recordado dirigente obrero Agustín Tosco– el significado del centenario de la Reforma Universitaria de junio de 1918, cuyo ideario se expandió por toda América Latina y nutrió al pueblo argentino en los años siguientes. Aquella revolución universitaria incidió en todos los aspectos de la realidad nacional y su mejor resultado se produjo cuando el presidente Juan Perón decretó, en 1949, la gratuidad de la enseñanza universitaria al crear la Universidad Obrera.

La previsible “celebración oficial” del macrismo y el radicalismo claudicante, y del peronismo cordobés neoliberalizado, será hipócrita y mentirosa. Sobre todo porque contrariando los principios libertarios y democratizadores que levantaron Deodoro Roca y otros jóvenes de aquella rebelde generación, estos tipos están lanzados a privatizar la universidad, acabar con la gratuidad, liquidar la educación pública e instalar una educación empresarial, privada, elitista, negada al pueblo y a los trabajadores. Lo confesó la gobernadora bonaerense sin vergüenza.

Parece mentira que muchos herederos de aquellas ideas se han convertido hoy en cajetillas de negocios privados y de la destrucción del Estado, al que achican a la par de las instituciones de la República. Lo cual será urgente corregir y recomponer, recordando que la Reforma Universitaria se hizo también contra el atropello y devastación de la oligarquía agraria, que hoy sigue intacta y más poderosa que nunca, y que defiende sus intereses desde el sistema multimedial que sostiene al gobierno macrista. La tierra es el gran tema desaparecido de la política argentina, el mayor engaño al pueblo porque han logrado invisibilizarla como tema político central de la república.

Va a ser difícil derrotar en elecciones a este gobierno. Porque la oposición no está unida y el peronismo atomizado. Porque grandeza de espíritu no es lo que abunda y no hay radical que rompa lo que se dobló. Porque cierta izquierda volverá a confundir los ejes de su crítica. Porque estos tipos van a hacer fraude y necio el que lo niegue. Y porque el peor poder global, el FMI, la oligarquía terrateniente, las patotas judiciales, los “servicios” y los medios concentrados embarrarán la cancha con auxilio de débiles y corruptos.

Aunque cueste habrá que derrotarlos en las urnas en 2019. Y si el Congreso no traiciona la voluntad popular, puede apelarse constitucionalmente al juicio político. Para el que sobrarán razones si estos tipos disponen que las Fuerzas Armadas se involucren en tareas ilegales, reprobadas y prohibidas. Y además, como planteamos aquí el lunes pasado, hay otras razones: corrupción agravada, constante incumplimiento constitucional y ataque a las instituciones republicanas.

Para todo lo anterior El Manifiesto Argentino propone una Confluencia Nacional y Popular de partidos, colectivos, organizaciones, movimientos y agrupaciones, que se constituya en un tercer actor de la política argentina. Una corriente democrática y de base popular, nacional y latinoamericana, heredera del pronunciamiento popular del 17 de octubre de 1945 y también del junio cordobés de 1918. Y que se inscribe en la línea de los verdaderos padres fundadores de la Patria, que además de San Martín fueron Manuel Belgrano y Mariano Moreno, y también los padres de la democracia popular moderna: Hipólito Yrigoyen, Alfredo Palacios, Juan Domingo Perón, Raúl Alfonsín y Néstor y Cristina Kirchner

https://www.pagina12.com.ar/120769-los-invasores-y-el-juicio-politico

Anuncios

CONTRA MACRI Y EL ANGLO-SIONISMO


Revolución Popular Noticias

 

Cúneo volvió más fuerte que nunca

 —————————————————————————————————————————–

La tragedia eterna del ‘Jardín Negro’ del Cáucaso


 

SPUTNIK El conflicto armenio-azerí en Nagorno Karabaj

 

Los primeros indicios de la disolución de la Unión Soviética aparecieron a finales de la década de los 80 y marcaron el inicio de cambios drásticos en las vidas de los habitantes de muchas zonas del país.

Una de las primeras señales de la tormenta política que estaba a punto de desatarse fue el surgimiento de conflictos étnicos en las regiones fronterizas de la URSS. La región de Nagorno Karabaj fue la primera donde aquella bomba de relojería estalló.

Nagorno Karabaj es un territorio histórico en Transcaucasia.

Limita con Irán al sur, Armenia al oeste y Azerbaiyán al norte y al este.

La superficie de esta región se cifra en 11.458 km2.

En la actualidad, los armenios constituyen la mayoríade la población.

El centro administrativo es la localidad de Stepanakert, conocida también bajo el nombre azerí de Jankendí.

Según las fuentes armenias, Artsaj —nombre armenio de Nagorno Karabaj— formaba parte del ámbito de influencia de los antiguos estados de Asiria y Urartu un milenio antes de Cristo.

Durante la Alta Edad Media, Nagorno Karabaj perteneció a la Armenia antigua.

Después de que la mayor parte del país fuera conquistada por Turquía y Persia, los principados armenios de Nagorno Karabaj guardaron su estatus semiindependiente.

En los siglos XVII-XVIII los príncipes de Artsaj encabezaron la lucha de los armenios contra el dominio turco y persa.

Mezquita abandonada en Nagorno Karabaj
© Sputnik / Ilya Pitalev
Según afirman fuentes azerbaiyanas, Karabaj es una de las más antiguas áreas históricas de Azerbaiyán.

La versión oficial dice que el topónimo Karabaj apareció en el siglo VII, y puede ser traducido como ‘Jardín Negro’.

La palabra Nagorno es de origen ruso y significa ‘alto’ y ‘montañoso’. Suele emplearse para diferenciar dicha región del Bajo Karabaj, que está poblado por azeríes y controlado por Bakú.

De acuerdo con la etimología del término ‘nagorno’, la lengua española también permite el uso de la denominación ‘Alto Karabaj’.

Para Azerbaiyán, Karabaj formaba parte en el siglo XVI de la Persia safávida y luego se convirtió en un canato independiente.

La calma precede
a la tormenta
A principios del siglo XIX, Karabaj fue incorporado al Imperio ruso. Un siglo después pasó a formar parte de la Unión Soviética.
Durante la guerra civil rusa (1918-1922), la región se convirtió en el escenario de encarnizados enfrentamientos entre armenios y azeríes. A principios de mayo de 1920, las tropas soviéticas establecieron su control sobre Karabaj.

Las autoridades de la URSS ordenaron el 7 de julio de 1923 la creación de la región autónoma de Nagorno Kabaraj dentro de la República Socialista Soviética (RSS) de Azerbaiyán.

El 20 de febrero de 1988, la sesión extraordinaria del Consejo de Diputados de la región autónoma de Nagorno Kabaraj aprobó una resolución que se dirigía a los Consejos Supremos de las RSS de Azerbaiyán y de Armenia con la solicitud de poner el territorio bajo la jurisdicción de Armenia.

La negativa de las autoridades federales y de Azerbaiyán provocó concentraciones multitudinarias no solo en Nagorno Karabaj, sino también en Ereván, la capital armenia.

El 2 de septiembre de 1991 fue proclamada la independencia de la República de Nagorno Karabaj, compuesta por los territorios de la región autónoma de Nagorno Karabaj y varias áreas de distritos adyacentes de la RSS de Azerbaiyán.

El 10 de diciembre de 1991, unos días antes de la disolución oficial de la URSS, Nagorno Karabaj celebró un referéndum de independencia. El 99,89% votó a favor de la soberanía completa de Azerbaiyán.

Bakú calificóla votación de ilegal y abolió la autonomía de Karabaj, lo que desencadenó un conflicto armado entre armenios y azeríes.

Guerra sin cuartel
Azerbaiyán tenía como meta mantener el control sobre el territorio, mientras que las unidades armenias defendían su independencia con el apoyo de Ereván y la diáspora armenia de otros países.
AVISO: ESTAS IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD
A raíz del conflicto armado, entre 25.000 y 30.000 individuos perdieron la vida. Más de 50.000 resultaron heridos.

Centenares de miles de civiles abandonaron sus hogares. El paradero de otras 4.000 personas sigue siendo desconocido.

Como consecuencia de la guerra, Azerbaiyán perdió el control sobre Nagorno Karabaj, así como sobre siete distritos adyacentes.

El 5 de mayo de 1994, los representantes de Armenia, Azerbaiyán y las comunidades armenia y azerí de Nagorno Karabaj, con la mediación de Rusia, Kirguistán y la Asamblea Interparlamentaria de la Comunidad de Estados Independientes, firmaron un protocolo que llamó a suspender los combates en la madrugada del 9 de mayo.

El acuerdo, que recibió el nombre de Protocolo de Biskek, entró en vigor el 12 de mayo de 1994.

Diálogo de sordos
A partir de 1999 se vienen celebrando de manera periódica reuniones bilaterales y trilaterales con la participación de los líderes de Armenia y Azerbaiyán.

Ambas partes buscan vías desde entonces para tratar de encarrilar el conflicto.

Las propuestas para la resolución fueron presentadas por el Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en la capital española en enero de 2010. Por ello recibieron el nombre de ‘Principios de Madrid’.

El documento propuso devolver a la jurisdicción de Bakú los territorios azeríes que actualmente se encuentran bajo el control de la República de Nagorno Karabaj. Se los conoce como ‘Cinturón de Seguridad’.

CC BY-SA 3.0 / FHen / Position map of NKR

Mapa de la zona del conflicto en Nagorno Karabaj

• El territorio controlado por la República de Nagorno Kababaj, en naranja.
• El ‘Cinturón de Seguridad’, controlado por las unidades armenias, en amarillo.
• Las zonas controladas por las tropas azerbaiyanas y reclamadas por Nagorno Karabaj, en naranja rayado.

Además, Artsaj recibiría un estatus interino, garantías de seguridad, un corredor que lo vincularía con Armenia y el derecho de determinar su futuro en el marco de “una expresión de voluntad jurídicamente vinculante”.
Lamentablemente, la única posibilidad es la congelación del conflicto durante largo tiempo. Escapar al callejón sin salida se antoja hoy complicado. Mucho tiempo pasará hasta que la situación se desatasque. La posibilidad de enquistamiento del conflicto parece mucho más real.
Andréi Kazantsev, responsable científico de Estudios Internacionales del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO)
En llamas
Pese a los intentos de resolver el conflicto por la vía diplomática, numerosos contratiemposhan sacudido la zona a lo largo de las últimos dos décadas.
Uno de las más graves ocurrióen abril de 2016. La escalada duró cinco días y culminó con la pérdida de más de 20 km2 del territorio de la República de Nagorno Karabaj en favor de Azerbaiyán.
Por ahora no se han creado las condiciones necesarias para la coexistencia pacífica entre los armenios y los azeríes en Karabaj. La cuestión de la soberanía no puede ser siquiera planteada en la actualidad, ya que este es el mayor reto al que se enfrenta el proceso de paz. Esto se denomina ‘juego de suma cero’, cuando ninguna de las partes quiere hacer concesiones.
Andréi Kazantsev, responsable científico de Estudios Internacionales del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO)

Premiera -!- MONTE AVO FILM, Monte Melkonyan 60 years, Մոնթե Մելքոնյան

(VIDEO) La Armada Rusa afirma que la “Armada Real Británica y de Chile hundieron al ARA San Juan”


 

Así lo público un informe ruso del portal Newsstreet.ru. Rusia sabría donde está el ARA San Juan pero el Gobierno de Mauricio Macri se niega a darles el permiso para buscarlo.

Una nota recientemente publicada en el sitio ruso Newsstreet, plantea la existencia de un informe del Consejo de Seguridad del Kremlin en el que se detalla lo ocurrido con el submarino ARA San Juan.

Según la publicación “Un nuevo informe del Consejo de Seguridad que circula en el Kremlin dice que el presidente Donald Trump hizo una solicitud para una conversación urgente (14 de diciembre) con el presidente Putin , en el que el primer mandatario ruso informó que la Armada Real Británica y la Armada de Chile estaban realizando maniobras en el Atlántico Sur cerca de Islas Malvinas y que, de hecho, fueron ellos quienes hundieron al ARA San Juan.”

El informe continúa relatando los datos proporcionados por los familiares de los tripulantes que recibieron mensajes de que estaban siendo perseguidos por un helicóptero de la Marina Real Británica y un buque de guerra de la Armada de Chile. “El MI pudo confirmar que la Royal Navy británica y la Armada de Chile habían llevado a cabo maniobras antisubmarinas en las aguas alrededor de las Islas Falkland. El barco Yantar descubrió que el submarino hundido de San Juan fue dañado de acuerdo con el tipo de daño de las armas utilizadas por el avión antisubmarino  de la fuerza naval chilena C-295.”

“Luego de que el Ministerio de Defensa de Rusia informó al Ministerio de Defensa Nacional de Chile sobre los hallazgos basados ​​en la información recibida por Yantar sobre la causa del hundimiento del San Juan, el informe señala que la flota chilena comenzó su propia investigación y esto llevó al hecho de que el 13 de diciembre fueron pasados a retiro cinco altos almirantes. Estos son sus nombres: el vicealmirante Kurt Hartung, el contraalmirante Jorge Rodríguez, el contraalmirante David Hardy, el contraalmirante Hernán Miller y el contraalmirante L. Mario Montejo”, asevera el informe ruso.

Así tambien, el informe denuncia que el gobierno de EEUU colaboró con la flota chile proporcionándoles el AQS-24B Minehunting System, un sistema experimental que habría identificado al submarino argentino como “objetivo electrónico.

En este sentido, según el portal pajarorojo.com.ar “la Marina rusa llegó a la conclusión de que el ARA San Juan se hundió a unos 200 kilómetros al suroeste. Pidió que se autorizara a su buque oceanográfico Yantar a buscarlo en esa nueva ubicación pero la misma le fue denegada, según se les hizo saber, no por decisión de la Armada, sino por la del Gobierno nacional”.

Fortaleciendo esta hipótesis, en el programa MauroA24 confirmaron la información de que -el día de su desaparición- el ARA San Juan realizó ocho comunicaciones. Dichas comunicaciones fueron ocultadas por la Armada a la información pública.

Fuentes: newsstreet.ru  /  kontrainfo.com

Trump, Macri y el submarino


Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético:

¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

El comportamiento de Los Jefes de Estado se mide sobre todo en tiempos de crisis, por su reacción ante situaciones de desastre o peligro extremo.

Donald Trump y Mauricio Macri son dos presidentes con inmensos problemas para encarar la adversidad y las críticas.

Trump mostró su poco temple en numerosos momentos durante el primer año de su presidencia. Huracanes devastadores en Houston y Puerto Rico, incendios forestales en California, francotiradores en varios incidentes y el manejo de la crisis con Corea del Norte son algunas de las situaciones graves en las cuales a Trump se lo vio mal preparado.

Macri, en su respuesta (o falta de ella), por la desaparición del submarino ARA San Juan mostró algunas de las mismas características que Trump. En los primeros momentos el Presidente argentino actuó como si no existiera una situación de suma gravedad. Continuó con su agenda habitual, viajó a La Rioja para un tour de un emprendimiento solar, al Chaco para inaugurar una planta cloacal, visitó una escuela en Corrientes, habló en foros de inversión, reuniones de banqueros, asistió a encuentros con famosos en Olivos, y hasta se tomó tres días de vacación en Chapadmalal con su familia. Después, hasta se permitió bromear con el submarino perdido: en la escuela de Corrientes comparó cómo el Gobernador de esa provincia atajó un penal con el gigantesco avión ruso que buscaba al ARA San Juan, y en un discurso público que pronunció al día siguiente que la Armada comunicara que habían dado por muertos a los 44 tripulantes del submarino Macri dijo: “Le pido a los argentinos que buceen dentro de cada uno de Uds. qué es lo que los va a mover, en qué van a dar la vida para salir adelante”.

En ningún momento de las primeras tres semanas desde la desaparición del submarino Macri demostró empatía con las familias de las víctimas. Ni tampoco se dirigió a la Nación en un momento tan duro. Dio una sola y breve conferencia de prensa, que duró tres minutos, en la que no aceptó preguntas de la prensa. Sus ministros no ayudaron, el único que habló fue Oscar Aguad, el Ministro de Defensa, que twitteó información errónea el primer día, se reunió con las familias una sola vez y reconoció en un programa de televisión que los 44 tripulantes estaban muertos, sin comunicar lo mismo previamente a los familiares.

Este es un gobierno que se construyó acusando a Aníbal Ibarra por su responsabilidad en las muertes de Cromagnon y a CFK por las de Once. Es un Gobierno que, a la vez que no hizo nada para esclarecer el incendio mortal de Iron Mountain, mostró desdén para las familias de los bomberos fallecidos.

La falta de cuidado hacia los familiares se notó en varios hechos, no menores. Cuando aún el Gobierno no había dado por muertos los 44 tripulantes del submarino, de repente cerraron sus cuentas bancarias, una señal de que sí los daban por muertos. Hace unos días la armada depositó 279 pesos en las cuentas de los tripulantes desaparecidos en concepto de “costos de navegación”. Y finalmente esta semana desalojaron a los familiares que estaban en hoteles de Mar del Plata.

Con mi mirada de norteamericano veo grandes similitudes con la manera en que Trump y Macri rehuyen la adversidad, como si la proximidad con ella los contaminara. Pero, al mismo tiempo, veo una gran diferencia entre ambos: el papel de la prensa y la justicia. Sin que Estados Unidos sea la panacea de la prensa libre, todavía quedan muchos medios serios, periodistas que investigan y ponen a Trump en evidencia. Y sin creer que nuestro sistema de Justicia sea perfecto está a años luz del de Comodoro Py.

En Argentina todos elogian a Macri y su gobierno por la manera en que comunican. Pero en el caso del submarino desaparecido la responsabilidad de la comunicación quedó en manos del vocero de la Armada, el Capitán Enrique Balbi, quien en la adversidad ha hecho un trabajo maravilloso. Pero hay algo que me llama la atención –y tengo muchos años de experiencia en cubrir desastres y accidentes en toda América Latina– es la primera vez que veo a un Gobierno rehuir la tarea de informar a la población.

Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético: ¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

* Corresponsal en Argentina y América del Sur de ABC News, de la cadena de televisión norteamericana ABC

https://www.pagina12.com.ar/81224-trump-macri-y-el-submarino

SUBMARINO ARA : MACRI SE ESCONDE DETRÁS DE UN CAPITÁN DE MARINA.


Santiago Cúneo cruzó a MM por el ARA

San Juan

No son Argentinos son cipayos impuestos por el imperio ingles

Revolución Popular Noticias

 

Tragedia del Submarino Ara San Juan,Resultado De La Traicion,Macri,Malvinas,uk,us,.

gateofleo

Publicado el 27 nov. 2017

la tragedia del submarino argentino ara san juan deja mas preguntas que respuestas,.mientras este no sea localizado y examinado para deslindar responsabilidades,.lo que si queda claro es que el presidente Argentino Mauricio Macri tiene mucho que responder por traicionar a su patria y gente,.pusto que todo lo sucedido la tragedia y la presencia militar de estados unidos en territorio argentino,sin conosimiento de los ciudadanos y senado representa una violacion a la constitucion de argentina,.por lo tanto el responsable debe ser castigo y si es el presidente este debe dimitir y enfrentar la justicia,.

Submarino Argentino, Crece la teoría del “ataque externo”

Nubucodonosor NBCD

La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.


Raymond Berberian 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nada de profecías…
Rescato palabras extraídas de un libro sobre el genocidio de la población armenia y demás minorías cristianas perpetrado por el Estado Turco durante los años 1915 al 1923 con más de dos millones de mártires:
“No soy responsable – decía el hombre-. Recibí ordenes de Constantinopla. Soy Capitán de Policía… se nos había ordenado matar a todos los armenios incluso en las panzas de sus madres. Se había declarado la “Guerra Santa”. Cuando un soldado mata en la guerra no es responsable”. (Que conste que no se trataba de una guerra, sino de un Genocidio contra una población civil desarmada). ”Yo también procedí así. Luego de la masacre recé una oración a Alláh y me purifiqué” (Se estaba rectificando sin darse cuenta; ya no era una guerra, sino una masacre).
Era imposible pensar que una nación milenaria pudiese ser totalmente masacrada y no obstante, en sólo dos meses, millones de seres humanos, hombres mujeres y niños armenios fueron aniquilados, muchos a golpe de hachas y machetes por campesinos turcos. Muchos se llevaron consigo a las muchachas más bellas.
Los kurdos que siempre fueron enemigos de los armenios, también los atacaban y masacraban. (Lo ocurrido con mi familia materna en Dyarbekir…)
Durante las deportaciones, las mujeres turcas y las gitanas que nunca faltan revisaban a las armenias despojándolas de sus joyas y dinero. Ninguna de las naciones de entonces movió un dedo para detener la masacre”.
Las deportaciones masivas la decidió el “Comité de los jóvenes turcos” encabezados por (dünme: turcos sefardí): Taleat Pacha, como Ministro de Interior, fue quien dio la orden, estuvo acompañado por Enver Pacha, Ministro de guerra, de Demal Pacha y del satánico Dr. Nazim quien utilizaba a su antojo niños armenios para su laboratorio.
La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.
Hubo quienes se negaron a cumplir la orden impartida, como el Gobernador de Aleppo, Djelal Pacha y fue inmediatamente destituido.
El edicto del ejército, decía:
“Cualquier turco que prestare ayuda a un armenio sería muerto delante de su casa y ésta sería incendiada”.
Este es un pasaje de lo mucho ocurrido contra la familia armenia en Turquía. Otro tanto aconteció contra los asirios, y en menor escala contra los yezidíes, maronitas libaneses, griegos y caldeos.
Y aquí hago un paréntesis y me pregunto: ¿por qué? ¿Por qué tanto empecinamiento? Tanto odio irracional; tanto fanatismo religioso, tanto odio… No lo entiendo… No sé qué pensar, ni cómo actuar a mi edad, siendo de sobreviviente refugiado por el mundo. ¿Alzarme de hombros y mirar para otro costado, con que aquí no ha pasado nada…? Si me callo frente a tanta monstruosidad, me sentiría un traidor; me estaría enganiando a mí mismo.
Pienso que lo mejor es ponerme a escribir desde el corazón con la mano abierta, hasta dónde me de el cuero. Sería lo más sensato, creo; tratar que mis enfoques despierten las mentes dormidas de muchos de mis hermanos, hasta que el asesino recapacite, reconozca su culpa, para… finalmente las almas de nuestros mártires descansen en paz.
En mí no hallarán perdón, ni olvido, venganza tampoco. Soy víctima de la intolerancia humana con una cicatriz incurable en el alma. Me duele y me desconcierta que se tome como crimen de primer grado alevosamente lo ocurrido durante el régimen Nazi y se desmerezca a todos los demás genocidios y desgracias habidas y por haber; los perpetrados por España y Portugal contra los pueblos originarios de Centro y Sudamérica con un saldo estimativo de cien millones de seres humanos. Pueblos que les han quitado hasta el apellido y confundido su identidad.
La historia depende de quien la escribe; ¡Es verdad! Se olvida de señalar la esclavitud de los multinacionales dueños de la firma Nestlé en el Congo; se olvida de lo ocurrido en la misma Turquía con los asirios y sus seteciento mil víctimas; Se olvida de los genocidios de Palestina, Siria, Iraq y el Yemen… Se olvida…de la hambruna de ciertas regiones de África. Se olvida…, porque son temas intrascendentes, pueblos y naciones intrascendentes. El monopolio es otro; para ello están los “Pura Sangre” y los Estudios de Holly Wood con sus historietas bíblicas.
El dolor humano es igual que otro dolor humano.
Que yo sepa, los países europeos no lloraron los genocidios de los pueblos originarios cristianos perpetrados por el Estado turco y sus sultanes. Qué yo recuerde, EEUU nunca lamentó los atentados contra la población armenia en Bacú y Sumgait, Azerbaiyán. Nunca se preocupó por las explosiones y muertes con autobombas en Iraq y Siria… Y qué paradoja: El mundo se consternó viendo la imagen de un niño bien vestido con zapatitos de charol y medias blancas, ahogado, arrojado en las costas del Mediterráneo y no les importó lo de muchos otros… muchos otros niños “sirios, iraquíes, palestinos” que hayan servido de conejitos de indias para los laboratorios sionistas… ¡Que paradoja…!¿Verdad?
¿Qué hacen las Naciones Unidas para impedir que se sigan matándose en la frontera armenia de Artzaj (NOGORNO KARABAJ)? ¿Qué hace EEUU para detener el odio racial, religioso y cultural en el Estado judío?
Esas son cosas que me duelen y de verdad, como supongo que también les duele a muchos de mis hermanos… Aún así, la historia se repite… La humanidad comete los mismos errores…
NO SE PUEDE EXPLICAR LA SENSACIÓN DE UNA QUEMADURA AL QUE JAMÁS SEA QUEMADO…
***

El Presidente armenio anunció en la ONU que va a declarar nulos los protocolos con Turquía


 

Ereván (Prensa Armenia).- El presidente armenio Serge Sarkissian anunció que va a declarar nulos los protocolos con Turquía durante su discurso en la 72º Asamblea General de la ONU el martes 19 de septiembre, al tiempo que pidió por la independencia y el reconocimiento de la República de Artsaj (nueva denominación de Nagorno Karabagh).

“Hasta el día de hoy, esos documentos no han sido ratificados. Quedaron en cajones oscuros de las autoridades de Ankara. El gobierno de Turquía presentó condiciones absurdas para su ratificación, contrarias a la letra y al espíritu de los protocolos”, declaró Sargsián, y anunció que “Armenia declarará nulos estos protocolos, ya que carecen continuamente de progresos positivos hacia su aplicación”.

Los Protocolos de Zurich fueron un acuerdo firmado en 2009 por Turquía y Armenia para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países y terminar con el bloqueo unilateral de las fronteras mantenido por el gobierno turco. El comienzo de los acercamientos se había producido en septiembre de 2008 por iniciativa de Armenia, cuando el presidente turco Abdullah Gül viajó a Armenia para ver un partido de fútbol entre ambas naciones junto a Sarkissian.

El acuerdo fue duramente cuestionado por la diáspora armenia, ya que en ese momento había trascendido que se consideraron -informalmente- una serie de concesiones sobre el Genocidio Armenio, como el establecimiento de una comisión binacional de historiadores para analizar los hechos de 1915 o el abandono por parte de Armenia de la búsqueda de reparaciones por el genocidio.

El gobierno de Turquía, por su parte, decidió condicionar la ratificación de los protocolos en su Parlamento al proceso de paz en el conflicto de Nagorno Karabagh, en solidaridad con Azerbaidján. Ni el Parlamento de Turquía ni el de Armenia ratificaron el acuerdo, por lo que nunca entró en vigencia.

Resultado de imagen para protocolos turquia

En la Asamblea General de la ONU, Sarkissian anunció también que Armenia presentará el próximo año una iniciativa en el marco del 70º aniversario de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

Por último, el Presidente se refirió al conflicto en Nagorno Karabagh al recordar que “la nueva fase de la lucha por la autodeterminación por parte del pueblo de Artsaj comenzó hace casi 30 años”.

“Los pedidos pacíficos de los armenios de Artsaj para ejercer su derecho inalienable a la autodeterminación, así como todos los pasos a tal efecto, se encontraron con el uso de la fuerza, a la que Azerbaiyán recurría continuamente. Las políticas de las autoridades de Bakú culminaron en masacres, limpieza étnica y deportación masiva de la población armenia de Azerbaidján. Es obvio que, en tales circunstancias, el pueblo de Artsaj no tenía otra opción más que recurrir a la legítima defensa”.

El mandatario armenio señaló que “la dura guerra de 1992 a 1994, sus consecuencias y las negociaciones que siguieron no sirvieron de lección para Azerbaidján.

El año pasado, en abril, Azerbaidján desencadenó una guerra de cuatro días, que llegó a probar que tienen como objetivo de exterminio del pueblo de Artsaj”.

En ese sentido, remarcó que “durante la ofensiva militar desencadenada en 2016, las Fuerzas Armadas de Azerbaidján cometieron varios crímenes de guerra contra la población civil y los prisioneros de guerra”. “Todo el mundo debe ser consciente de que para el desarrollo democrático de Artsaj, Azerbaidján simplemente simboliza el atraso medieval. Azerbaidján no tiene ningún fundamento jurídico o moral para presentar ningún reclamo a Artsaj”.

http://www.diarioarmenia.org.ar/el-presidente-armenio-anuncio-en-la-onu-que-va-a-declarar-nulos-los-protocolos-con-turquia/

¿Beneficiaría la paz en Siria a Israel y Turquía?


Resultado de imagen para ¿Beneficiaría la paz en Siria a Israel y Turquía?

El fin de la guerra contra Siria se acerca sin que los anglosajones hayan podido completar ninguno de los objetivos que se habían trazado. La Hermandad Musulmana no sólo fracasó con las primaveras árabes sino que hoy aparece como perdedora en todos los países de la región, con excepción de Qatar y Turquía. Como país, Siria ha sufrido una destrucción tremenda pero la sociedad siria y su modelo multiconfesional han resistido. Y todo indica que por fin se va a restablecer la «ruta de la seda». En cuanto a Israel y Turquía, esos dos países parecen estar a punto de lograr sacar las castañas del fuego y beneficiarse, a su manera, con la agresión contra Siria.

JPEG - 32.6 KB

Todos preveían que la crisis surgida entre Arabia Saudita y Qatar facilitaría el resurgimiento del eje Riad-Damasco-El Cairo, que dominó la vida política del mundo árabe hasta el inicio de las «primaveras árabes». Pero no ha sido así.

Es posible que el príncipe Mohammed ben Salman conserve aún la esperanza de lograr la victoria en Yemen y que por eso crea inútil intentar un acercamiento a Siria. También es posible que los sauditas, que en el pasado encabezaron la rebelión árabe contra los otomanos, consideren que hoy resulta demasiado peligroso ponerse del lado de Siria, en contra de Turquía. Lo cierto es que la semana pasada, en las negociaciones de Crans-Montana, la ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea de hecho respaldaron la ocupación militar turca en el norte de Chipre, a pesar de ser esta totalmente ilegal. Aunque en Occidente se ha puesto de moda criticar la dictadura de Erdogan, es evidente que la OTAN apoya sin reservas el despliegue militar turco en Chipre, en Siria y en Qatar.

Según la sabiduría popular, «a la Naturaleza le horroriza el vacío» y parece ser cierto porque fue Qatar el que acabó por ponerse en contacto con Damasco. Para el presidente sirio Bachar al Assad, el acercamiento de Qatar es menos importante que si hubiese sido Arabia Saudita… pero aún así es un logro porque siempre será un Estado menos en contra de Siria, cuando en realidad en este momento ya sólo se mantienen en guerra contra Siria –además de algunas transnacionales estadounidenses– el Reino Unido, Turquía e Israel.

Imagen relacionada

El encuentro del 7 de julio de 2017, en la cumbre del G20 realizada en Hamburgo, entre los presidentes Vladimir Putin y Donald Trump parece haber cambiado muchas cosas. La reunión entre Trump y Putin, que debía durar sólo media hora, finalmente duró 4 veces ese tiempo, obligando a los demás jefes de Estado y de gobierno a esperar a que Putin y Trump terminaran su conversación. Todavía no se conocen las decisiones que tomaron los dos presidentes y sus respectivos ministros de Relaciones Exteriores… pero sí se sabe lo que negociaron.

Israel, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos han propuesto poner fin a la guerra contra Siria, lo cual corrobora la victoria de Tel Aviv sobre la resistencia palestina. Esta última se ve actualmente dividida entre al Fatah, que gobierna Ramalah, y el Hamas, al mando en Gaza.

Pero al Fatah, hoy encabezado por Mahmud Abbas, ha ido hundiéndose en la corrupción y está colaborando abiertamente con Israel, mientras que el Hamas, creado por la Hermandad Musulmana, con la bendición inicial de los servicios secretos israelíes para debilitar a al-Fatah, se ha desacreditado, primeramente por sus actos de terrorismo contra los civiles, así como por su increíble comportamiento en la guerra contra Siria. De hecho, sólo Turquía e Irán mantienen su apoyo al Hamas, ahora rechazado por todos los demas Estados.

Sin ningún pudor, el Hamas, que ya en 2012 se alió a los servicios secretos israelíes y a al-Qaeda para masacrar a los dirigentes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) en el campamento palestino de Yarmuk, en Damasco, ha implorado nuevamente el perdón de Tel Aviv.

Es ese el origen del increíble plan que consiste en reunir a las dos principales facciones palestinas, quitar el mando al viejo Mahmud Abbas –de 82 años–, reconocer un Estado palestino títere y ponerlo bajo la dirección… del general Mohammed Dahlan.

Mohammed Dahlan, es el líder de al-Fatah que se convirtió secretamente en agente de Israel, luchó contra el Hamas de forma salvaje y luego envenenó a Yasser Arafat. Al ser descubierto, Dahlan fue excluido de al-Fatah, huyó a Montenegro y la justicia palestina lo condenó en ausencia. Durante los últimos años, Dahlan residió en los Emiratos Árabes Unidos, donde administraba una fortuna de 120 millones de dólares malversados de los fondos de la Autoridad Palestina. En Gaza, ahora lo recibirían sus enemigos históricos miembros del Hamas, como Yahya Sinwar, el nuevo «primer ministro» de esa organización, un amigo de la infancia del propio Dhalan. Olvidando el pasado, el Hamas pondría a Dhalan, para empezar, a la cabeza de la lucha contra el Ejército del Islam, la rama palestina del Emirato Islámico (Daesh).

Si realmente llega a ponerse en práctica, ese plan marcaría la liquidación definitiva de la resistencia palestina, al cabo de 70 años de lucha.

Es en ese contexto que tenemos que ver el anuncio del acuerdo entre Putin y Trump sobre 3 regiones del sur de Siria. Se autorizaría en ellas el despliegue de tropas estadounidenses, supuestamente para mantener la paz, pero sería en realidad para crear una zona desmilitarizada entre el Golán sirio y el resto del país. Las tropas iraníes no estarían autorizadas a acercarse a Israel. De esa manera, el Golán, territorio sirio que Israel ocupa ilegalmente desde hace 40 años, sería considerado de hecho, y aunque nadie pronuncie esa palabra, como territorio anexado por la potencia ocupante. En octubre de 2018, se eligirían allí los consejos locales de las poblaciones, según la legislación de Israel. Rusia no se opondría… a cambio de que Estados Unidos olvide su actual obsesión con la cuestión de Crimea.

En el resto de Siria podría concluirse la paz, exceptuando la franja que los kurdos han arrebatado al Emirato Islámico y la que ocupan los turcos. Washington y Moscú permitirían que los turcos ajustaran cuentas a los kurdos, lo cual implica que estos últimos serían masacrados. Sucedería entonces exactamente lo mismo que cuando Henry Kissinger apoyó a los kurdos iraquíes contra Saddam Hussein… para acabar abandonándolos de la noche a la mañana, echando por tierra el sueño de creación de un Kurdistán. En definitiva, el ejército turco mantendría la ocupación de la región siria de Al-Bab, como ya ocupa el norte de Chipre y la región de Baachiqa en Irak.

Palestinos y kurdos pagarían así el error de haber luchado por obtener territorios que están fuera de sus tierras históricas –en Jordania y en Líbano, en vez de Palestina, y en Irak y Siria, en vez del Kurdistán.

Israel y Turquía serían así los dos únicos países en sacar alguna ganancia de los 6 años de guerra contra el pueblo sirio.

“Bienvenidos al infierno” Hamburgo como metonimia política


Como ya resulta previsible, la cumbre del G-20 en Hamburgo -desarrollada en julio de 2017- fue significada por los discursos mediáticos dominantes como un triunfo de Europa con respecto al aislacionismo de Trump. Contra el “credo proteccionista trumpiano” y el “negacionismo climático”, la Unión Europea habría logrado consensuar la ratificación del pacto de París en materia de cambio climático y la reafirmación del “comercio libre” como bases irrenunciables de su desarrollo. La conclusión esgrimida, en resumen, es que la Cumbre ha resultado exitosa por arribar a unos acuerdos mayoritarios, a pesar del disenso de EEUU en estas materias.Una interpretación oficial semejante, sin embargo, apenas da cuenta del sentido de esos presuntos “logros”. Considerando que la Cumbre de París acerca del cambio climático consiguió un acuerdo in extremis que no tiene carácter vinculante, su ratificación también carece de fuerza de ley. En cuanto al consenso en torno al “libre comercio” no parece constituir más que una renovación del consenso neoliberal que ya prevalece en los gobiernos europeos. Hay razones, por tanto, para sospechar sobre el valor de los acuerdos conseguidos. Estrictamente, el G-20 ha operado como un ritual de alineamiento o, si se quiere, una declaración de intenciones del bloque europeo, del que se descuelga parcialmente el gobierno estadounidense.

Dicha interpretación también elude toda referencia a las graves omisiones del G-20, comenzando por la falta de debate en torno a las crecientes brechas entre ricos y pobres, las injusticias globales que contribuye a producir y sus intervenciones neocoloniales en las guerras que asolan Medio Oriente y parte de África. Tampoco contempla poner a debate el “credo librecambista” que, a efectos reales, no supone otra cosa que la consolidación de la desigualdad internacional de los términos del intercambio, el deterioro del tejido económico local y la primacía de las corporaciones trasnacionales y la gran banca a escala global. Cualquier objeción al dogma del “libre mercado” se convierte, según estos analistas, en una apología del “credo proteccionista”, como si los problemas endémicos del paro, el empleo precario, la pobreza y la exclusión social, la desigualdad socioeconómica, la desindustrialización, la protección y preservación del medioambiente, la concentración de riqueza o la regresividad tributaria se resolvieran mágicamente a partir de la autorregulación del mercado.

En la retórica neoliberal de los analistas, la Unión Europea representaría el siglo XXI, en contraposición al nacionalismo caduco de Trump. En efecto, en el análisis dicotómico que plantean, el nacionalismo derechista de Trump resulta indefendible. Lo que, en cambio, ni siquiera se plantea es la posibilidad de cuestionar un credo neoliberal que está arrasando lo que otrora conocimos como economía del bienestar, incluso si ese bienestar tuviera como contracara perversa el malestar de las periferias.

El presunto “éxito” de la Cumbre, por tanto, no significa nada distinto que la escenificación política de la hegemonía del neoliberalismo, del que EEUU dejaría de ser, al menos momentáneamente, su adalid. Desde otra perspectiva, sin embargo, interpretar esa escenificación como un “éxito” es insostenible. No sólo no se han abordado los problemas socioeconómicos y geoestratégicos fundamentales –constatando el autismo político de los gobiernos-, sino que no hay ningún signo de un cambio relevante de rumbo político. La respuesta del G-20 no es otra que seguir caminando hacia el abismo de la Europa del capital, fracturada en materia de derechos, militarizada en sus fronteras y lanzada a una nueva cruzada colonial.

Hay al menos otros cuatro elementos para juzgar la Cumbre como un fracaso rotundo. En primer lugar, las reuniones paralelas a tres bandas entre EEUU, Rusia y China, en las que se abordaron a puertas cerradas no sólo cuestiones militares o nuevas alianzas diplomáticas sino también un reparto geoestratégico que rivaliza con el protagonismo asumido por la Unión Europea, compensando el aislamiento político de EEUU. En segundo lugar, es dudoso que la ratificación de acuerdos comerciales y medioambientales preexistentes fortalezca a Merkel como mentora de la Cumbre, especialmente porque el desarrollo de una alianza tripartita paralela (el G3) podría reconfigurar la hegemonía mundial y debilitar seriamente la posición económica no sólo de Alemania sino de toda Europa, perdiendo probablemente a su mayor aliado militar o, cuando menos, reduciendo de forma significativa la colaboración mutua. En tercer término, el propio credo neoliberal se revela inconsistente, al admitir “el papel de los instrumentos legítimos de defensa en el ámbito comercial” (sic) o la necesidad de un “comercio justo” (sic), lo que no puede significar nada distinto a la legitimación de cierto intervencionismo estatal que pretendía excluir (como ya venía haciendo, a pesar de sus declaraciones en sentido contrario, con el salvataje billonario a la banca privada).

Finalmente, los numerosos disturbios producto del choque frontal entre policía y manifestantes arroja una imagen muy distinta a la que pretendía dar la anfitriona: no la vigencia del estado de derecho sino la evidencia de un estado policial que reprime con virulencia a quienes se enfrentan al actual orden mundial. La pretendida imagen de moderación policial frente a las protestas ha cedido a la imagen de una ciudad desierta y arrasada por las batallas campales que acompañaron toda la cumbre, con un saldo de cientos de heridos y detenidos. Con ello, la lección que Merkel pretendía dar al presidente turco Erdogán por su giro autoritario se ha visto frustrada de forma clamorosa.

-II-

Simultáneamente al desarrollo de la cumbre del G-20, otra Hamburgo irrumpía en la calle. Además de desarrollarse pocos días antes una cumbre social alternativa, poniendo en la mesa de debate aquellas problemáticas de primer orden que la cumbre oficial eludió, decenas de miles de activistas participaron en sucesivas protestas públicas, algunas encabezadas con el lema “bienvenidos al infierno”.

Es en este contexto donde Hamburgo constituye una metonimia política del presente: desplaza al antagonismo radical entre elites globales y movimientos sociales altermundistas. En efecto, Hamburgo se transformó en una ciudad tomada, lejana al adagio de las democracias parlamentarias y, en particular, al supuesto respeto a libertades fundamentales como el derecho de reunión y manifestación, así como a un principio de proporcionalidad en las actuaciones policiales.

Los discursos periodísticos dominantes se han limitado a repetir la versión oficial de los acontecimientos. Presentados los manifestantes como “violentos antisistema”, cualquier atisbo de crítica a la actuación policial se convierte ella misma en anti-sistémica. Si por su parte el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier ha condenado enérgicamente los disturbios “contra la cumbre del G20”, calificando a los que participaron en los mismos como “brutales delincuentes violentos” (sic), los medios se limitaron a señalar mayoritariamente en la misma dirección, como si los grupos disidentes estuvieran, ipso facto, excluidos de la ciudadanía y de toda representación política.

Lo que es peor: de las marchas pacíficas que se sucedieron en Hamburgo no se retuvo más que la dimensión espectacular de los enfrentamientos, pese al despliegue de un dispositivo policial extraordinario en el que participaron más de 20.000 agentes ante la concurrencia de unos 100.000 activistas. Las numerosas detenciones y las reiteradas cargas policiales, completamente desmesuradas, ya de por sí son indicativas de este blindaje en el que la protesta pública no tenía cabida en tanto demanda política. La reducción de esta demanda a un enfrentamiento entre “fuerzas del orden” y activistas reducidos a “delincuentes violentos” (mayoritariamente “extranjeros” según el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert) muestra a las claras el empeño gubernamental en desacreditar cualquier reivindicación colectiva como presunta desestabilización del orden público.

“Marcha radical”, “extremistas” que buscan crear el “caos”, “vandalismo antisistema” y “oleada de violencia” son las etiquetas preferidas de la prensa oficial, comenzando por “El País” y “El mundo” que, una vez más, no han dudado en tomar partido abiertamente por el G-20, sin el menor atisbo crítico. El mensaje repetido de fondo es claro: no hay lugar para la protesta pública que cuestione la globalización capitalista y exija transformaciones sociales profundas. Lo que no encaja con el consenso neoliberal no tiene cabida en la escena de esta extraña forma de “democracia sin democracia”.

Resultado de imagen para Hamburgo muestra que la protesta pública

No procede decepcionarse ante estos discursos del establishment, ante todo, porque nunca suscitaron ilusión más que para unas elites globales que constatan lo sabido: sus prioridades políticas son completamente contrarias a las nuestras. Sus movimientos son cada vez más previsibles y, sin embargo, la virulencia represiva con la que actúan es signo de lo que pretenden evitar: la movilización colectiva de una ciudadanía disidente. Aunque insistan en que tomar la calle es inútil, el megadispositivo policial y el empeño con que han arremetido contra los grupos manifestantes en Hamburgo muestra que la protesta pública sigue siendo un medio central, aunque no exclusivo, para perturbar esta suerte de paz sepulcral en la que malvivimos.

La otra Hamburgo simboliza así la promesa de otro mundo posible y la reconstrucción de una resistencia global ante la globalización capitalista. Constituye una renovación del impulso rebelde que no acepta que la actual gobernanza sea la última palabra. La contracumbre de Hamburgo evoca una exigencia sistemáticamente desoída por el bloque europeo dominante: la necesidad de parar las guerras imperialistas, de abrir fronteras, defender la justicia ambiental, abogar por otra forma de distribución de la riqueza y, en suma, reclamar derechos sociales globales, como el derecho a la salud, al trabajo digno y a la educación escolar. Es tarea de esa resistencia global torcer el pulso de unos mandatarios que, haciéndose portavoces de los poderes económico-financieros globales, ratifican su decisión de dar las espaldas a un proyecto de sociedad donde los mercados no sean la instancia decisoria en la que se juega nuestro porvenir compartido.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Sirios armenios se refugian en su patria ancestral


 

Diario Armenia

Resultado de imagen para Sirios armenios

Ereván (Economist.com).- Cuando la guerra estalló en Siria en 2011, algunas de las familias más pudientes de la minoría cristiana armenia del país emigraron a Ereván, donde alquilaron departamentos de lujo en la Avenida Norte de la ciudad. Sentían, según dirían tiempo más tarde, como si fueran unas vacaciones. El gobierno les dio espacio en una escuela local, donde varios maestros de aquel país que habían llegado como refugiados, instruían a sus hijos usando el programa curricular sirio.

siria-1

La guerra civil de seis años ya ha obligado a más de cinco millones de personas a buscar asilo en un país extranjero. Entre 2015 y 2016, cientos de miles atravesaron los Montes Balcanes, buscando seguridad en Europa. Sin embargo, solo una minoría de los sirios armenios tomó esta ruta, mientras muchos fueron hacia Armenia. Con su propia población reducida por la emigración (cayó de 3,6 millones de habitantes en 1991 a casi 3 millones en la actualidad), Armenia se contentó por la llegada de estas personas, la mayoría educados, de clase media y emprendedores.

Resultado de imagen para Sirios armenios

Antes del conflicto, unos noventa mil armenios étnicos vivían en Siria, dos tercios de ellos en Alepo. Muchos descendían de antepasados que habían huido de su patria en 1915, escapando del genocidio cometido por los turcos otomanos. Para la mayoría de ellos, la guerra civil ha puesto fin a un siglo de historia. Hrair Aguilian, un hombre de negocios de 61 años, invirtió los ahorros de su vida en una fábrica de muebles en Alepo justo antes de la guerra, sólo para verla destruida. “Duró cien años, está terminado. No hay futuro para los cristianos en Medio Oriente”, expresó el mismo.

Según se cree, no más de un tercio de los sirios armenios permanecen en el país árabe. Muchos se dispersaron al Líbano, Canadá, Turquía, los estados del Golfo Pérsico y otros lugares. El resto, hasta treinta mil personas,  fue hacia lo que consideran su madre patria. Los más adinerados, para quienes les fue fácil moverse, llegaron primero. Otros esperaron a que pase la guerra y huyeron sin nada, solo una vez que sus medios se agotaron.

Vartán Oskanian, ex ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, nacido en Alepo, comenta que muchos de los refugiados han comenzado pequeñas empresas. En Siria, los miembros de la minoría armenia tendían a ser profesionales calificados o artesanos, muchos eran conocidos como joyeros, médicos, ingenieros e industriales. Los armenios nativos, por su parte, parecen estar felices con los restaurantes que han abierto los recién llegados, que han traído sus sabores más intensos a un país donde la cocina está bastante influenciada por los sabores rusos.

Casi todos los refugiados terminaron en Ereván, excepto unas treinta familias provenientes de zonas agrícolas que fueron asentadas en Nagorno Karabagh. De hecho, algunos jóvenes que habían luchado en el ejército sirio se ofrecieron como voluntarios para servir en el frente de este conflicto, pero otros, aún más jóvenes, no se apresuran a sacar la ciudadanía para no tener que hacer el servicio militar.

Vazkén Yacoubian, quien una vez dirigió una empresa de construcción en Damasco, ahora dirige la rama armenia de la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB), organización benéfica a nivel mundial. Él afirma que los refugiados siguen llegando desde Siria, aunque no más en grandes números. Incluso algunos han vuelto, especialmente aquellos con una propiedad, aunque fuera solo para desprenderse de ella. Muchos sirios armenios aseguran que tienen el deber de regresar porque su diáspora forma parte importante de la identidad armenia y esta debe ser preservada.

Sin embargo, Oskanian explica que los que han regresado a Siria le ven poco futuro a la comunidad. Es que allí, los armenios han apoyado firmemente el régimen de Bashar al-Assad, que los ha protegido de la persecución de extremistas musulmanes. Pero este gobierno controla solo una parte del territorio sirio y su destino en cualquier acuerdo de paz es incierto.

Por su parte, los funcionarios del Ministerio de la Diáspora de Armenia, que fueron sorprendidos sin estar preparados por la afluencia masiva de refugiados, no se arriesgan. Actualmente toman planes de contingencia en caso de que surja un nuevo conflicto en el Líbano, y miles de armenios libaneses tomen el mismo camino.

 http://www.diarioarmenia.org.ar/sirios-armenios-se-refugian-en-su-patria-ancestral/

U lie : MIENTES.


 

19884143_271684976643329_7986505314663919100_n.jpg

El nuevo libro del periodista de investigación Chuck Lewis reúne 935 mentiras de personalidades estadounidenses, con las cuales intentaron cambiar la opinión pública sobre hechos controvertidos. Les presentamos los 10 engaños principales.

Las 10  mayores mentiras de los políticos de EE.UU. desde 1950 hasta ahora

La selección de las 10 mayores mentiras de los personajes históricos de EE.UU. efectuadas durante varias décadas y que afectaron a cientos, miles y, en algunos casos, millones de vidas, incluidas en el libro ‘935 Lies: The Future of Truth and the Decline of America’s Moral Integrity’ (‘935 Mentiras: El futuro de la verdad y la decadencia de integridad moral de EE.UU.’) fue realizada por el portal billmoyers.com, que esta semana efectuó una entrevista al autor de la obra.

1. El presidente de EE.UU.,Barack Obama, el 6 de junio de 2009 (y en otras numerosas ocasiones) dijo: “Si le gusta el plano de la asistencia sanitaria que tiene, usted puede mantenerlo”.

Saul Loeb / AFP

Sin embargo, los nuevos estandartes de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, denominada ‘Obamacare’, resultaron no compatibles con las promesas del presidente, que fue su promotor. Muchos estadounidenses consideran la reforma sanitaria de Obama como el mayor fracaso de su presidencia.

2.El presidente de EE.UU., George W. Bush, afirmó el 29 de mayo de 2003: “Hemos encontrado las armas de destrucción masiva [en Irak]. Así como los laboratorios biológicos”.

Tim Sloan / AFP

En el período previo a la invasión de Irak en el 2003 por la coalición liderada por EE.UU., la Administración Bushofreció muchas razones para invadir y derrocar a Saddam Hussein del poder, pero la de las armas de destrucción masiva fue la más importante. La falsa afirmación fue el principal argumento para la guerra y la ocupación del país árabe, que se cobró la vida de cerca de medio millón de iraquíes y unos 5.000 soldados de la coalición. En abril del 2005, la CIA concluyó su investigación sobre las armas de destrucción masiva en Irak, sin encontrar nada.

3. El vicepresidente Dick Cheney, el 26 de agosto de 2002, aseveró: “En pocas palabras, no hay duda de que Saddam Hussein tiene armas de destrucción masiva. No hay duda de que él las está acumulando para usarlas contra nuestros amigos, contra nuestros aliados y contra nosotros”.

El exvicepresidente de EE.UU. sigue convencido de que la invasión de Irak fue justificada.

4. James W. Johnston, director ejecutivo de la empresa tabacalera RJR Nabisco, 14 de abril de 1994 afirmó: “El consumo de cigarrillos no es más adictivo que el café, té o twinkies [pastelito relleno de crema]”.

Gabriel Bouys / AFP

Durante más de medio siglo, los fabricantes de cigarrillos estadounidenses negaron que sus productos fueran adictivos y peligrosos y ocultaron que sus propias investigaciones lo confirmaban. La cita proviene de un testimonio escrito presentado en una audiencia en el Congreso en 1994, durante la cual los ejecutivos de las siete compañías tabacaleras más grandes admitieron que el hábito de fumar sí puede provocar algunos riesgos para la salud de los fumadores, pero negaron que los cigarrillos fueran adictivos y que fueran manipulados los niveles de nicotina para aumentar la adicción.

5. El presidente de EE.UU., Ronald Reagan, el 13 de noviembre de 1986, hablando del escándalo Irán-Contra rechazó cualquier trato con terroristas: “A pesar de las historias tremendamente especulativas y falsas sobre las armas para rehenes y los presuntos pagos de rescate, no —repito— no traficamos con armas, ni hicimos cualquier trato por rehenes. Tampoco lo vamos a hacer”.

AFP

El escándalo Irán-Contra estalló cuando se reveló que el Gobierno de EE.UU. había vendido secretamente armas a Irán a pesar de un embargo. Más ilegal aún resultó que parte del dinero de las ventas se dirigía a los rebeldes anticomunistas en Nicaragua, aunque el Congreso había prohibido expresamente la administración de fondos. Posteriormente salió a la luz que el suministro de armas al Gobierno de Teherán favorecería la liberación de los rehenes capturados en el Líbano mediante la influencia que Teherán tenía en el grupo que los había secuestrado.

6. El subsecretario del Estado, Thomas Enders, de la Administración Reagan sobre la masacre de El Mozote, el 8 de febrero de 1982, señaló: “No hay ninguna evidencia que confirme que las fuerzas gubernamentales [de El Salvador apoyadas por EE.UU.] masacraron sistemáticamente a los civiles en la zona de operaciones”.

Enders hizo esta declaración una semana después de que en los periódicos norteamericanos empezaran a aparecer los testimonios de la masacre de cerca de 800 aldeanos inocentes en una campaña de contrainsurgencia contra las guerrillas de izquierda efectuada por el Gobierno salvadoreño derechista.

7. El presidente de EE.UU., Richard Nixon, sobre el robo en el Watergate, dijo el 29 de agosto de 1972: “Puedo decir categóricamente que… nadie en el personal de la Casa Blanca, nadie en esta administración, actualmente empleada, estaba involucrado en este extraño incidente”, refiriéndose al allanamiento de la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata en el complejo de oficinas Watergate.

De hecho, muchos de los miembros del personal de Nixon estuvieron involucrados en lo que vendría a ser conocido como ‘el escándalo Watergate’. En junio de 1973, el exconsejero de la Casa Blanca, John Dean, declaró que había discutido el encubrimiento del Watergate con Nixon por lo menos 35 veces.

AFP

8. Richard Nixon sobre las operaciones encubiertas en Chile para derrocar al recién elegido presidente marxista, Salvador Allende, el 4 de enero de 1971 dijo: “Para nosotros lo de intervenir [en Chile] —intervenir en una elección libre y ponerla al revés— creo que habría tenido repercusiones en toda América Latina…”

Las operaciones encubiertas de EE.UU. en Chile, financiadas a través de la CIA, llevaron a un violento golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet que derrocó al Gobierno de Allende.

9. El presidente de EE.UU., Lyndon Johnson, sobre la Guerra de Vietnam aseguró en octubre de 1964: “No estamos a punto de enviar muchachos americanos a nueve o diez mil kilómetros de casa para hacer lo que los muchachos asiáticos deberían estar haciendo por ellos mismos”.

AFP

En total, 3.403.000 soldados estadounidenses fueron desplegados en el sudeste de Asia entre 1964 y 1975. Aproximadamente 60.000 personas murieron y más de 150.000 resultaron heridas. Millones de vietnamitas, camboyanos y laosianos también murieron en la guerra.

10. El senador Joseph McCarthy, el 9 de febrero de 1950 aseveró: “Tengo aquí en mi mano una lista de 205 [empleados del Departamento de Estado] que son reconocidos por el secretario de Estado como miembros del Partido Comunista y que, sin embargo, aún están trabajando y moldeando la política del Departamento de Estado”.

Esta declaración dio el impulso a un fenómeno conocido como ‘macartismo’, que consiste en delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. McCarthy iba a acusar a una serie de instituciones y personalidades públicas de ser simpatizantes comunistas, no obstante, sus acusaciones eran casi todas falsas.

adam-Schiff-pedido.jpg
TODOS LOS POLÍTICOS NOMBRADOS ,EN CAMPAÑA ELECTORAL, PROMETÍAN EN CASO DE ACCEDER A  DICHOS CARGOS : RECONOCER EL GENOCIDIO ARMENIO
NINGUNO CUMPLIÓ
TODOS . U lie : MIENTES.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruben Demirjian

EMBESTIDAS TRAS EMBESTIDAS DE UNA TURQUÍA SIN SALIDA.


“Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta”.

El Helenismo del Ponto como pueblo indígena

N. Lygeros

Traducción al español de Olga Raptopoulou

Resultado de imagen para Ponto ocupado

Un elemento, que no hemos aprovechado en toda su magnitud que deberíamos, es el hecho que el Helenismo del Ponto es un pueblo indígena. Dicho elemento no sólo es indiscutible, sino existía antes del genocidio. Muchos en el campo de la lucha póntica simplemente no conocen lo provisto en los 46 artículos de los derechos de los pueblos indígenas, que han sido declarados por las Naciones Unidas en 2007, gracias al trabajo espectacular hecho por los indígenas australianos. Bajo este concepto, promovemos, a nivel práctico, los derechos de los griegos del Ponto. El Helenismo del Ponto no ha sido genocidiado. Ha sufrido el genocidio, pero al final sobrevivió. Y si ha sobrevivido, es porque vivía incluso antes del genocidio. Así que el punto de referencia de los griegos del Ponto es la civilización de un pueblo indígena. En consecuencia, esto tiene que ser entendido por todos los luchadores del Ponto, para que no se vean encerrados en la cuestión de reconocimiento, ya que hemos superado incluso el tema de la penalización. Dicho de otro modo, Ponto no sólo es una víctima, sino un pueblo indígena y por lo tanto cuenta con derechos que debemos reivindicar, si queremos, francamente, luchar contra la barbarie del genocidio. El objetivo no sólo es coser la herida, que otros preferirían olvidar, como si no hubiera existido jamás. Y todos aquellos que todavía no han entendido que Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta.

http://www.lygeros.org/articles.php?n=25981&l=es

 

MUCHOS MARINES DE LOS MANDARINES QUE CUIDAN POR VOS LAS PUERTAS DEL NUEVA CIELO…


Ruben Demirjian

En Turquía se vive un clima similar al que en 1915 derivó en el genocidio armenio.


Turquía, acusada ante la ONU de ‘crímenes contra la humanidad’ en la región kurda

cuartopoder

MANUEL MARTORELL

Varios blindados del Ejército turco durante su actuación en la ciudad de Nusaybin. / Jinha

Varios blindados del Ejército turco durante su actuación en la ciudad de Nusaybin parcialmente destruida. / Jinha

El pasado 27 de abril, Ozturk Turkdogan, presidente de la Asociación turca de Derechos Humanos (IHD), pidió en Ginebra, ante el Alto Comisionado de la ONU, investigar los “crímenes contra la humanidad” cometidos en las provincias kurdas de Turquía por el Ejército y la Policía.

Tal y como han difundido varias agencias de información, la IHD, la más activa del país en esta materia, está convencida no solo de que se están cometiendo este tipo de delitos sino que en Turquía se vive un clima similar al que en 1915 derivó en el genocidio armenio.

Turkdogan ha pedido expresamente al citado organismo de la ONU que envíe a Turquía una comisión propia al considerar que la Justicia turca no es independiente. Desde hace diez meses, las fuerzas armadas tienen carta blanca para acabar con los movimientos de resistencia armada surgidos en las ciudades kurdas gracias a la instauración de sucesivos “toques de queda”.

De acuerdo con los cálculos gubernamentales, en este periodo más de 4.000 guerrilleros del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) habrían sido “neutralizados”, eufemismo oficial para referirse a los muertos en el transcurso de estos combates. Pese a esta elevada cifra de muertos, prácticamente no constan apresamientos ni tampoco heridos trasladados a hospitales, al menos entre las filas rebeldes, por lo que se considera que muchas de esas “neutralizaciones” en realidad son ejecuciones sumarias imposibles de investigar, debido precisamente a que el toque de queda atribuye toda la autoridad a los mandos militares .

Fotografía de un soldado en una iglesia armenia de Diyarbakir asegurando haber "puesto de rodillas a los infieles". / Armenianweekly

Fotografía de un soldado en una iglesia armenia de Diyarbakir asegurando haber “puesto de rodillas a los infieles”. / Armenianweekly

Además, para prevenir acciones legales contra quienes pudieran haber cometido delitos en esta escalada represiva sin precedentes, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente Tayip Erdogán está preparando una nueva ley que impida el procesamiento de los militares sin la previa autorización del ministerio correspondiente. En definitiva, se podrá procesar a un oficial, soldado o policía que hipotéticamente haya cometido un delito siempre que se tenga la autorización de quien le ha dado órdenes para actuar de esa forma.

La IHD asegura que puede presentar ante el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos testimonios de personas que sobrevivieron a la denominada masacre de Cizre, donde murieron unas 150 personas, entre ellas civiles, incluso niños y mujeres no combatientes, al asaltar las fuerzas de seguridad los tres sótanos donde se habían refugiado.

Durante este periodo de recrudecimiento de la violencia en las provincias del sureste de Turquía también se ha denunciado la destrucción de miles de viviendas e incluso de núcleos de población y barrios enteros, como está ocurriendo estos días en Nusaybin y Sirnak, lo que ha provocado que cientos de miles de personas hayan desalojado sus casas, convirtiéndose en refugiados dentro de su propio país. En este sentido, la abogada Eren Keskin, que dirige la IHD junto a Ozturk Turkdogan, el 25 de abril, con motivo de conmemorar el 101 aniversario del genocidio armenio, comparó lo que está ocurriendo en Turquía con las masacres previas al que se considera primer genocidio de la era contemporánea.

Se da la paradójica circunstancia de que muchas de las pintadas realizadas por las unidades especiales en los lugares donde se producen los operativos militares hacen todavía referencia a aquella campaña que supuso el exterminio de más de un millón de cristianos armenios y asirio-caldeos. Un video realizado en medio de edificios destruidas muestra a un miembro de las fuerzas de seguridad asegurando que se encuentran en una nueva campaña contra los armenios y que la solución al problema es “matarles a todos en nombre de Alá”.

Como se aprecia en otras fotografías difundidas por internet, los soldados también dejan escrito en los muros que actúan en nombre del islam, incluso amenazando a la población local con la próxima llegada del Estado Islámico.

En una de estas instantáneas, tomada en el interior de una iglesia armenia de Diyarbakir, se puede ver a un soldado fuertemente armado haciendo el saludo de los Lobos Grises junto a una leyenda con el siguiente mensaje: “Los hijos del sultán Alparslan ponen de rodillas a los infieles de la iglesia”. Alparslán es un héroe mítico para la ultraderecha turca porque derrotó a los cristianos bizantinos en la batalla de Manzikert (1071), victoria que permitió a los turcos asentarse y controlar buena parte de la actual Anatolia.

Turquía, acusada ante la ONU de ‘crímenes contra la humanidad’ en la región kurda