Para dominar la efervescencia de nuestra sangre, es menester medir la distancia que nos separa del objetivo


Raymond Berberian

Artículo -62-
Desde que el mundo es mundo hemos conocido centenares de miles, de fórmulas políticas sociales y religiosas que fueron agotándose una tras otra según el despertar de la humanidad. Como ya se sabe, todas ellas fueron pasajeras, por más que algunas se empecinaron en resistir siglos; al igual que toda su parentela, están condenadas a desaparecer. La única disciplina que no fue adoptada hasta ahora es la de la “Hermandad de Amor”, por más que haya sido profetizada por los visionarios que dejaron su estela marcada en la memoria del tiempo. Ellos han sembrado su sabiduría con intención de que resistan la intolerancia y el descreimiento. Algunos las vieron oportunas y las comercializaron y con ello llenaron sus arcas de gold & silver. Tomaron la sartén por el mango y el mundo se reclinó y se arrodilló ante ellos. Jesús, por ejemplo, sigue siendo el mayor de los explotados y el más rentable negocio, se han hecho películas, se han vendido estampas, se han escrito cualquier cantidad de libros tanto a favor como en contra, luego, mucho más aquí del almanaque y en otra escala de valores está la imagen del Che, que superó al ídolo e idealista revolucionario argentino-cubano que murió con los ojos abiertos.

JEWISH_GAMBLE_by_Free_Palestine
Adquirir tendencias y partidismos para el común de la gente es casi una necesidad social e incluso moral, no siendo fuera de la época y mucho menos, lejos del territorio. Se me hace que mis hermanos, poseen innumerables virtudes, pero fallan con su política, sus pasiones se sobreponen a su razón y con ello se les nubla la vista y yerran su propósito.
Para dominar la efervescencia de nuestra sangre, es menester medir la distancia que nos separa del objetivo, luego, la posibilidad de alcanzarlo y por último asestar el golpe de la manera más certera posible. Más allá de la innata inteligencia y la valentía indiscutible, hay que manejarse con pie de plomo, astucia de zorro, sutileza del tigre y la frialdad de un témpano. Tener presente que la amistad de los pueblos es interés y conveniencia. Que el león que muestra sus colmillos no sonríe. En otras palabras; aprender de otros pueblos que han sabido poner el mundo en sus bolsillos. Nunca arrojarse a ciegas a una pileta desde un trampolín sin verificar si tiene agua. Ejercer politiquerías y exhibir pasiones estando en el exilio es desgastar energías que nos harían falta el día de mañana, es jugar a la ruleta sin contemplar la posibilidad de contraer vicios. Oponerse a un adversario político fuera de la propia órbita es perder un hermano. El mismo criterio podría aplicarse al tema religioso.
Salgamos de una base: nadie es mejor que otro, nadie vale más que otro, ninguna creencia es absolutamente transparente, ni totalmente pura, ninguna política es salvadora, la fe no congenia con el propósito de la eternidad. Los dioses han sido modificados al correr del tiempo y no sería descabellado pensar que mañana otros seguirán librando su guerra de resistencia en el cerebro de cada uno. Llevar agua al propio molino es marginarse. El único partido que reúne fe, esperanza, amistad, amor, humildad, generosidad, solidaridad y comprensión es el de la “Hermandad de Amor”. En él entramos todos, ocupamos bancas de igualdad, somos privilegiados y nuestra moneda fuerte: sentimientos genuinos. La “Hermandad de Amor” encierra la verdadera grandeza que nos quedó en el tintero.
“Los buitres no son ángeles que descienden del cielo”
raymond_berberian14@yahoo.com.ar
***

Anuncios

Los Príncipes de Arabia sionista, acaban de sellar su unión y solidaridad mutua con sus amados vecinos tras recibir la visita del “enviado” ”el dios en la tierra”:


Resultado de imagen para dios tierra prometida

Raymond Berberian en Rupen Berberian

Prensa Hipócrita
El Genocidio de la población palestina y la usurpación por los invasores judíos sionistas internacionales de gran parte del territorio podía haber sido otro si no mediaran los dueños de la batuta. Muchas veces el heroísmo, la vehemencia, la desesperación, el amor a la propia tierra y el mismo suicidio no siempre resultan aconsejables.
El sionismo europeo con su versión Nazi, en particular, el de los EEUU, emparentado con los mandamases del Estado judío, logró comprarles la moral a los magnates del golfo para atraerlos a su guarida. Una vez paralizados, la exterminación de la población palestina, tan añorado por el pueblo judío mundial fue determinante.
Los Príncipes de Arabia sionista, Qatar y demás doncellas del golfo acaban de sellar su unión matrimonial y solidaridad mutua con sus amados vecinos tras recibir la visita del “enviado” ”el dios en la tierra”: Su eminencia el Bibi Natanyahu: el civilizado Genocida; quien fuera honrado y agasajado como héroe; abrazado y besado al estilo folklórico de la región.

Resultado de imagen para dios tierra prometida


Dominada la serpiente, Israel ya tiene campo libre para concretar sus planes de exterminio; amparados en el silencio de la prensa hipócrita, el beneplácito de los musulmanes de la Meca y el resto del mundo, salvo excepciones, claro, a seguir masacrando sin miramientos, hombres, mujeres y niños palestinos indefensos sobre sus terruños ancestrales.
La astucia de los usureros colonos internacionales logró desviar la vista de sus demás vecinos, ya acaramelados, gozando de la camiseta sionista con la estrella manchada con sangre palestina. Lo que les allanó el camino a seguir coronando su obra macabra de lesa humanidad y, como si eso fuera poco, apuntar contra Siria, Iraq e Iran.
Aquí no se trata de quien tiene derechos, se trata de una irracionalidad demencial, de un país invadido y destruido, de niños muertos a tiro por expertos francos tiradores israelís.
Es cierto, Palestina perdió su batalla. Perdió gran parte de su territorio, pero no su honor. Tal vez su error, desde un principio fue no haber sabido agraciarse por los dueños de la Meca y hermanarse con los demás amos del golfo; tal vez…- digo- por ese descuido haya perdido la delantera y también su oportunidad.
Palestina bien podía haber pedido ayuda a Rusia o China; ¿por qué no? ¿Acaso El Estado judío no se respalda en los EEUU, Europa y Turquía?. Podía haber sido la solución, en vez de esperar un Papa Noel de entre sus distraídos hermanos árabes. ¿Usted cree que no? Siria estuvo a punto de ser devorada por la langosta a no ser por la providencial intervención de Rusia.
El enano David y el gigante Goliat, fábula gastada entre los ingenuos, es sólo un mito, un panfleto; un invento de los escribas de tiempos idos a modo de levantar la moral y alimentar la vanidad de los esclavizados judíos de entonces. Ese párrafo es uno de los tantos trucos maliciosos consagrados como sagrados.
Nadie ignora que las Naciones Unidas es un circo de marionetas manejado por los usureros imperialistas.

MENTIRAS : PROPAGANDA SIONISTA ANTES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


La unión hace la fuerza; eso lo sabemos todos. Por desgracia, los únicos que podían haber respaldados a los palestinos se aliaron a sus enemigos. Con el cuento de “LA TIERRA PROMETIDA”, (léanse Globo Terráqueo). No por nada Israel posee hoy luz verde para seguir concretando de un modo u otro su Genocidio contra la humanidad entera. Es por ello que los autodenominados “dioses en la tierra”, descendiente directo de la serpiente del Paraíso necesitan del respaldo de sus vecinos pro sionistas, lacayos de los EEUU. No por nada cantan y bailan los rabinos agradeciendo a Jehová y a Trump por el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalem. No por nada un monarca saudí aconseja a los palestinos a obedecer el mandato de los EEUU y bajar los brazos. No por nada, el futuro premio nobel de la paz logra mover montañas y actrices porno.
Soy hijo de sobrevivientes del Genocidio perpetrado por el Estado turco contra el pueblo armenio, el asirio y demás minorías cristianas sobre su suelo ancestral, negado generosamente por Israel, Turquía, EEUU y España, no así el “shoah” por supuesto.
No podría negar que lo acontecido en Palestina como en Siria e Iraq sacude mis fibras más íntimas y me repugna constatar tanta crueldad manifiesta contra los niños palestinos y el resto de la población árabe palestina, por quienes durante siglos y más siglos predicaron la paz, la honradez y la moralidad entre los “animales”, que somos tú, yo y el resto de la humanidad, cuya imagen de seres humanos, según el libro consagrado, es puro engaño.
Siglos y más siglos nos fueron tomando el pelo ocultándose tras distintas clases de máscaras de bestias sanguinarias y hoy descaradamente la arrancan vanagloriadas por ellas.
Después de todo, consagrados como sagrados, poseen un gran guía espiritual; sobre todo una sabiduría moral, consagrada como sagrada; El Talmud.
raymond_berberian14@yahoo.com.ar
“Estoy convencido de que aún nada me ha convencido”

Pienso lo triste que debe ser para los mercaderes de aguas sucias, no poder trasladar las Pirámides de Egipto a Disneyland.


Raymond Berberian

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El artículo tiene un año. Pero  los depredadores no…

Raymond Berberian

GEOGRAFÍA DE Lo ABSURDO
Las guerras poseen su parte atractiva y también instructiva. Por ejemplo Vietnam y el napalm, Afganistán y los drones, libia y su incalculable fortuna, Iraq y sus recuerdo de Babilonia, Siria por su petróleo y sus valores humanos; Deir Ez-zor, (donde fue dinamitada una iglesia, por los respetuosos islamitas religiosos del Kalifa, respaldados por los monarcas feudales de Arabia y Qatar; histórica iglesia para todos los descendientes de los que sobrevivieron a la barbarie turca; una suerte de recordatorio, que conservaba huesos de mártires armenios masacrados durante el Genocidio del Estado turco perpetrado contra la población armenia. Entonces eran pueblos, países y ciudades poco conocidos hasta que fueron bombardeados en defensa del Gran Imperio Cultural Capitalista Sionista Norteamericano y… civilizado, estilo Primer Mundo.
Se sabía que en Iraq existían reliquias históricas de gran valor, además de abundante petróleo y, se pensó que sería más fácil disfrutar de esos tesoros en Suiza, Inglaterra o en algún museo de La Gran Manzana.
Pienso lo triste que debe ser para los mercaderes de aguas sucias, no poder trasladar las Pirámides de Egipto a Disneyland. ¿Por qué creen que Bush (cara de hiena) mató a Husein? Pues; lo hizo precisamente para proteger a esos tesoros llevándolos en bandeja a su guarida, así no los podrían robar nadie más.
Afganistán. ¿Qué es Afganistán para EEUU? Nada. Apenas una sombra para Rusia. Ah; eso sí: el opio medicinal y los lapislázuli… ¿Por qué Trump el “TERMINATOR” quiere un muro entre los EEUU y México igual al de Israel en Palestina ocupada? Es para evitar contaminaciones y contagios de enfermedades de razas inferiores de los denominados “latinos” y también, para evitar que algunos mexicanos le arrebaten el monopolio de la droga. Ya logró ahogar a Venezuela habiéndole prometido el oro y el moro, pero al no querer acceder la misma a ponerse en cuatro patas ante sus venerables usureros, ni convertirse en esclavos de los Rockefellers, le dio vuelta la cara. Total Venezuela no es sionista como lo es Arabia Saudita y Qatar. No reverencia a Israel.
Volviendo a las matanzas y las guerras educacionales e instructivas… Aprendimos que tanto en Siria como en Turquía e Iraq se extiende el universo de los kurdos y, que la palabra kurdo significa lobo; que los asirio-babilónicos cristianos sufrieron el Genocidio al igual que el pueblo armenio; y que en las laderas de la montaña sacra de los armenio: El ARARAT, existen pueblos antiguos llamados Yazedi, cuyo símbolo es el pavo real y su adoración es el sol. Ellos al igual que la armenidad poseen el lema de la eternidad.
Que en Egipto como en el Sinaí, recordado gracias a Moisés y sus mandamientos, está siendo eliminado por los islamitas “Hermanitos del ISI”, otro de los pueblos cristianos más antiguos de nuestra humanidad: los Koptos, cuyo origen remonta a la legendaria desaparecida Atlántida.
Sabíamos donde quedaba Iran, pero gracias a los informativos ya podemos confirmarlo. Azerbaiyán y Qatar subsisten gracias a las camisetas de los jugadores europeos; los emiratos también y además vuelan.
Ya el hombre común cuenta con un espectro cultural de alta complejidad jerarquía educacional. Sabe, gracias a la televisión, donde figura el muro de los lamentos y cómo lo veneran.
Hablando de todo un poco y sin ánimo de ofender, los EEUU debieran aprender una vez por todas a afinar sus punterías con el manejo de sus armas, no puede ser que se equivoquen de objetivo cada vez que lanzan un ataque cultural preventivo y por error bombardean hospitales, refugios, escuelas y mezquitas. A Dios gracias, no manipulan armas químicas; tan sólo las producen y las dividen entre sus discípulos…
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

“El reconocimiento del genocidio Armenio perpetrado por el Estado turco depende de la aprobación de Israel”.


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Raymond Berberian en Rupen Berberian

HOY, CIEN AÑOS MÁS,
CIEN AÑOS MENOS
El genocidio de la familia armenia sobre sus raíces ancestrales con un saldo de más de un millón y medio de mártires, fue ideado y orquestado a la sombra de la Primera Guerra Mundial por los ministros del Estado turco (deunmé): judíos sefardí en colaboración de Alemania. Sobre aproximadamente cuatro millones que comprendía nuestra comunidad, cerca de medio millón de armenios sobrevivió al hambre y la sed. De 1915 a 1923, cerca de tres millones de seres humanos fueron masacrados sobre sus raíces ancestrales por turcos entre armenios, asirios y demás pueblos cristianos.
Yo pertenezco a la segunda generación y me asombra notar que los de mi edad e incluso las generaciones siguientes se hayan olvidado por completo quienes fueron los causantes de nuestra desgracia común. No sé en qué basan sus expectativas, sus esperanzas, sabiendo que el obstáculo mayor hacia un posible y formal reconocimiento del genocidio y sus crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado turco depende, aunque parezca inverosímil, de la aprobación de Israel al reclamo armenio sobre sus derechos, sus bienes, sus tierras y su lógica indemnización.
No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios; no obstante reconocer que con ello comete una grave injusticia, lo mismo que su amado comodín: Los Estados Unidos y, España, con su cargo de consciencia por haberse desprendido de los Sabios de Sión. No lo harían; no sólo por su parentesco carnal con Turquía, sino porque entienden, a modo de refregarlo en las narices del mundo, que su shoah fue, es, y será, la mayor y única desgracia humana de la clase élite: Amantes de la Paz, dioses en la Tierra.
Nunca; e insisto: ¡nunca! El judaísmo tendió una mano a los armenios; ¡jamás! Y si lo hayan hecho, que yo ignore, habría tenido un costo leonino. Fueron los armenios quienes socorrieron judíos durante el régimen Nazi y ellos lo saben. Poseen un museo donde se expone los nombres y retratos de los judíos que fueron salvados. No así, de las familias protagonistas armenias.
¿Ingratitud? No; simplemente usura intelectual internacional.
No es de olvidar que muchos de los sobrevivientes del genocidio fueron rescatados, socorridos y tratados como hermanos por sirios, libaneses, iraquíes, palestino y otros pueblos de la región. Mis padres, huérfanos de Diyarbekir, Antigua Dikranaguerte, como tantos otros de Cilicia (Guiliquia) Antiguo Reino de Armenia, encontraron refugio en Alepo, Siria.
Yo no entiendo, ni lo concibo que importantes organizaciones y cerebros de nuestra comunidad en la diáspora lisonjean con los herederos de quienes fueron los causantes de nuestra adversidad, sin contemplar su carnicería humana en los territorios palestinos.
Tal vez yo esté equivocado, no entienda nada de la hipocresía internacional con que, para seducir a una víbora consista en silbar en su idioma. Para mí; un pueblo capaz de arrancarles los ojos a unos niños, es peor que las bestias… Son ejemplos de un salvajismo extremo e impío que debería ser señalado al mundo como una falla de una mentalidad endemoniada.
El burro tropieza una sola vez con la misma piedra y nosotros, los armenios de la diáspora diseminados por el mundo, seguimos cometiendo el mismo error: confiar en la bendición de la Serpiente del Edén.
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

LA HISTORIA NO MIENTE- RUPEN BERBERIAN/RUBEN DEMIRJIAN


Ruben Demirjian

EL HERMANO ARMENIO.

NOS ENSEÑA ·”EL HOMBRE DE LA BOLSA·”

No se confundan, el shoah no fue el mayor genocidio de todas las épocas. Fue uno de tantos


Raymond Berberian en Rupen Berberian

EL ABISMO
Genocidios los hubo en el mundo entero. Se recuerdan aquellos de las hordas salvajes de los otomanos mongoloides de Asía Central con sus pretensiones de llegar a Roma. Siguen presentes; hechas cicatrices; lo acontecido en Norte y Sudamérica contra los pueblos originarios amerindios. Genocidios los hubo y los hay en África. Apenas cien años atrás, el Estado turco perpetró uno de los más horrendos y despiadados genocidios contra la población armenia, la asiria-babilónica y demás pueblos originarios de la región sobre sus raíces ancestrales.
Genocidios ocurren hoy día a espaldas del mundo moderno y civilizado occidental del Imperio usurero sionista yanqui, en Palestina, Siria e Iraq, nada menos que por quienes exhibieron llorando su parodia de desgraciados sobre los escenarios mundiales durante cinco mil años y, para colmo, nos la hicieron tragar. Aquello de los Nazis, fue el que acaparó la atención, fue el más difundido, el más publicitado y filmado nada menos que por Holly-Wood; más allá de haberle sacado una buena y lógica tajada por cada lágrima vertida durante su actuación en la ONU. Porque las desgracias para algunos, son negocios productivos para otros. Bien sabemos que las noticias son propagandas comerciales, quien paga más, difunde más y a su antojo…
No se confundan, el shoah no fue el mayor genocidio de todas las épocas. Fue uno de tantos… En realidad ningún genocidio es peor que otro, sólo cambian los estilos y la mano de obra barata y mueren seres humanos.
Acabo de escuchar a un rabino decir, desde Israel, que los judíos conforman una comunidad religiosa, que los palestinos no son enemigos de los judíos, que él es norteamericano, nacido en los EEUU de padres polacos y, que de ningún modo sería aceptable, para él, Jerusalén como capital de un Estado judío, tal como apunta Donald Trump;(el Murciélago de la Paz); presidente sionista de EEUU.
También entre los soldaditos “intocables” de Israel, existen quienes piensan que una cicatriz es por donde se escapa la luz. Desde ya sería imposible para el Imperio sionista internacional coincidir con ese razonamiento extremadamente humano y sensato, después de tantos esfuerzos y suculentos resultados obtenidos.
Todos sabemos que Israel como nación fue obsequiada al “judío errante” por los evangelistas, los evangélicos y los masones sionistas británicos, no porque esas tierras: palestinas, “supuestamente desocupadas”, les pertenecía históricamente por ley celestial, según dicta el Libro “consagrado sagrado”. Que yo sepa, salvo el muro de los lamentos, Israel, si que existió en el pasado, no le brindó ninguna reliquia histórica a la humanidad; ¡nada! No existe nada que certifique su dominio como pueblo culto sobre las tierras de Canaán, ni siquiera en Egipto, en el Sinaí o Babilonia, donde dicen haber estado de esclavos.
Por el contrario nosotros, los armenios, nuestra historia antigua está a la vista. Nuestros reyes mandaron sobre tres mares. Todo nuestro suelo ancestral esta plagado de obras y monumentos que certifican con más justicia y razón nuestros reclamos ante el Mundo.
Ningún presidente norteamericano, bien amaestrado, encajado en su sillón presidencial por el sionismo, se atrevió mencionar la palabra “Genocidio” en sus discursos, refiriéndose a lo ocurrido al pueblo armenio en manos de los turcos sobre sus tierras ancestrales. El negacionismo turco tiene su valor en coimas. Israel misma niega la existencia del Genocidio contra el pueblo armenio, a fin de congraciarse con Turquía y seguir monopolizando su Shoah.
Una farsa bien elaborada, que permanece vigente cinco mil años, a la larga y por cansancio, simula tener cierta veracidad. Lo verídico e incuestionable, incluso reconocido por la Biblia “judía”, menciona al Sagrado Monte Ararat como que pertenece a Armenia y a su pueblo milenario, aunque esté “momentáneamente” usurpado por el Estado turco junto a las provincias linderas originarias.
Palestina Existe, existió y existirá, no fue un invento; una donación al “palestino errante” por los magnates del golfo. Es tierra de Canaán. Todas las modificaciones y trasformación que ocurran sobre su suelo: Llámese “Israel” EEUU, o lo que fuere, en nada modifica, en su esencia, la Tierra Santa de Palestina.
Tanto Israel como Turquía son invasores y por ende, intrusos. Francia se había apropiado de Argelia y tuvo que ceder a la razón. Lo mismo, tarde o temprano, habrá de acontecer tanto con Turquía como con Palestina.
Hoy el Estado judío acaba de cometer otro genocidio, más allá del palestino, no le alcanza bombardear la franja de Gaza, matar las ovejas de los pastores palestinos, arrancar los milenarios olivares, asesinar a los pescadores, envenenar los cultivos; sino contra toda la cristiandad: La Basílica del Santo Sepulcro ha sido obligada por orden de las autoridades israelí a cerrar sus puertas por primera vez en su historia. En las demás iglesias y conventos hubo atentados y escrituras irrespetuosas contra sus puertas y fachadas… ¿Por qué? ¿Acaso el turismo cristiano mundial escatima sus divisas al visitar Tierra Santa?
Y yo se lo diré: El resentimiento, llámese odio residual generacional, remonta a cuando Jesús se separó del judaísmo, su alejamiento fue considerado por los rabinos una ofensa a sus leyes morales, incluso lo mandaron a matar. Su odio es doctrinario, en cuanto a los “no judíos”, su odio es racismo talmudense; en otras palabras: sionismo nazi.
No se conformaron con ello, fueron ideando parásitos con tal de debilitar y confundir al cristianismo. Aparecieron los masones, los testigos de Jehová, las diferentes sectas, los predicadores evangelistas y de los otros, los anglicanos sionistas etc.etc. Y ahora se dan el lujo de cerrar las puertas del Santo Sepulcro tal como impedir a los fieles musulmanes asomarse a las explanadas de Al Aqsa. Imagínese; tan sólo 

 

No se puede introducir a tu mundo por la puerta grande a quienes sabes fehacientemente que en el fondo te desprecian…


Raymond Berberian 

No entiendo en verdad qué tratan mis hermanos hundiéndose en el mismo barro.

CARÁTULAS DE HERMANOSs
No siempre la multitud tiene razón, de eso estoy bien seguro. Me asombra que muchos de mis hermanos van trastabillando con la misma piedra una y otra vez. Lo suyo es como abrirse camino en la nada a la espera de un milagro que no habría de llegar.
Hace años que armé mi fortaleza con mis convicciones humanitarias y ya no hay nada que pudiera desviarme de la memoria ensangrentada, heredada de quienes apenas ciento y pico de años atrás conformaban mi gran familia.
Pese a ser marginado por mis propios hermanos que creen tener la batuta de la diplomacia, me convenzo cada vez más del error que ellos cometen al ofrecerles perlas a los cerdos. No se puede tener consideración con las bestias que aguardan su oportunidad de saciarse con sangre humana. No siempre una rosa puede definir una batalla, la podría definir tratándose de seres normales, no excéntricos acomplejados que se creen dioses. No se puede introducir a tu mundo por la puerta grande a quienes sabes fehacientemente que en el fondo te desprecian, te desmerecen, aunque simulen lo contrario. A las personas se las juzga por sus ideas y también por sus actos; las palabras se las lleva el viento al igual que las sonrisas en la comisura de los labios. No se puede hermanarse con quien no siente tu congoja como algo propio.
Haciendo comparaciones, el Canciller de Israel desconoce alevosamente el genocidio de nuestra gran familia, masacrada a manos de los turcos y pretende la exclusividad universal para los suyos sobre el dolor ajeno.
No entiendo en verdad qué tratan mis hermanos hundiéndose en el mismo barro.
Siempre me pareció irrealizable ofrecerle la otra mejilla al causante de mis cicatrices.
Salgamos de una base: Las razas superiores es un cuento de necios, al igual que el Príncipe Azul y los dioses en la Tierra.
Hace años que me arrojé a las aguas y aprendí a nadar solo. Hace años que grito lo que siento a mi mundo sordo. Yo sé adónde voy, por más el camino limite mis pasos. Hace años que intento convencerme que el poder no rige por la cantidad de brazos, sino por los cerebros abiertos.
Respetuosamente Raymond raymond_berberian14@yahoo.co

La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.


Raymond Berberian 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nada de profecías…
Rescato palabras extraídas de un libro sobre el genocidio de la población armenia y demás minorías cristianas perpetrado por el Estado Turco durante los años 1915 al 1923 con más de dos millones de mártires:
“No soy responsable – decía el hombre-. Recibí ordenes de Constantinopla. Soy Capitán de Policía… se nos había ordenado matar a todos los armenios incluso en las panzas de sus madres. Se había declarado la “Guerra Santa”. Cuando un soldado mata en la guerra no es responsable”. (Que conste que no se trataba de una guerra, sino de un Genocidio contra una población civil desarmada). ”Yo también procedí así. Luego de la masacre recé una oración a Alláh y me purifiqué” (Se estaba rectificando sin darse cuenta; ya no era una guerra, sino una masacre).
Era imposible pensar que una nación milenaria pudiese ser totalmente masacrada y no obstante, en sólo dos meses, millones de seres humanos, hombres mujeres y niños armenios fueron aniquilados, muchos a golpe de hachas y machetes por campesinos turcos. Muchos se llevaron consigo a las muchachas más bellas.
Los kurdos que siempre fueron enemigos de los armenios, también los atacaban y masacraban. (Lo ocurrido con mi familia materna en Dyarbekir…)
Durante las deportaciones, las mujeres turcas y las gitanas que nunca faltan revisaban a las armenias despojándolas de sus joyas y dinero. Ninguna de las naciones de entonces movió un dedo para detener la masacre”.
Las deportaciones masivas la decidió el “Comité de los jóvenes turcos” encabezados por (dünme: turcos sefardí): Taleat Pacha, como Ministro de Interior, fue quien dio la orden, estuvo acompañado por Enver Pacha, Ministro de guerra, de Demal Pacha y del satánico Dr. Nazim quien utilizaba a su antojo niños armenios para su laboratorio.
La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.
Hubo quienes se negaron a cumplir la orden impartida, como el Gobernador de Aleppo, Djelal Pacha y fue inmediatamente destituido.
El edicto del ejército, decía:
“Cualquier turco que prestare ayuda a un armenio sería muerto delante de su casa y ésta sería incendiada”.
Este es un pasaje de lo mucho ocurrido contra la familia armenia en Turquía. Otro tanto aconteció contra los asirios, y en menor escala contra los yezidíes, maronitas libaneses, griegos y caldeos.
Y aquí hago un paréntesis y me pregunto: ¿por qué? ¿Por qué tanto empecinamiento? Tanto odio irracional; tanto fanatismo religioso, tanto odio… No lo entiendo… No sé qué pensar, ni cómo actuar a mi edad, siendo de sobreviviente refugiado por el mundo. ¿Alzarme de hombros y mirar para otro costado, con que aquí no ha pasado nada…? Si me callo frente a tanta monstruosidad, me sentiría un traidor; me estaría enganiando a mí mismo.
Pienso que lo mejor es ponerme a escribir desde el corazón con la mano abierta, hasta dónde me de el cuero. Sería lo más sensato, creo; tratar que mis enfoques despierten las mentes dormidas de muchos de mis hermanos, hasta que el asesino recapacite, reconozca su culpa, para… finalmente las almas de nuestros mártires descansen en paz.
En mí no hallarán perdón, ni olvido, venganza tampoco. Soy víctima de la intolerancia humana con una cicatriz incurable en el alma. Me duele y me desconcierta que se tome como crimen de primer grado alevosamente lo ocurrido durante el régimen Nazi y se desmerezca a todos los demás genocidios y desgracias habidas y por haber; los perpetrados por España y Portugal contra los pueblos originarios de Centro y Sudamérica con un saldo estimativo de cien millones de seres humanos. Pueblos que les han quitado hasta el apellido y confundido su identidad.
La historia depende de quien la escribe; ¡Es verdad! Se olvida de señalar la esclavitud de los multinacionales dueños de la firma Nestlé en el Congo; se olvida de lo ocurrido en la misma Turquía con los asirios y sus seteciento mil víctimas; Se olvida de los genocidios de Palestina, Siria, Iraq y el Yemen… Se olvida…de la hambruna de ciertas regiones de África. Se olvida…, porque son temas intrascendentes, pueblos y naciones intrascendentes. El monopolio es otro; para ello están los “Pura Sangre” y los Estudios de Holly Wood con sus historietas bíblicas.
El dolor humano es igual que otro dolor humano.
Que yo sepa, los países europeos no lloraron los genocidios de los pueblos originarios cristianos perpetrados por el Estado turco y sus sultanes. Qué yo recuerde, EEUU nunca lamentó los atentados contra la población armenia en Bacú y Sumgait, Azerbaiyán. Nunca se preocupó por las explosiones y muertes con autobombas en Iraq y Siria… Y qué paradoja: El mundo se consternó viendo la imagen de un niño bien vestido con zapatitos de charol y medias blancas, ahogado, arrojado en las costas del Mediterráneo y no les importó lo de muchos otros… muchos otros niños “sirios, iraquíes, palestinos” que hayan servido de conejitos de indias para los laboratorios sionistas… ¡Que paradoja…!¿Verdad?
¿Qué hacen las Naciones Unidas para impedir que se sigan matándose en la frontera armenia de Artzaj (NOGORNO KARABAJ)? ¿Qué hace EEUU para detener el odio racial, religioso y cultural en el Estado judío?
Esas son cosas que me duelen y de verdad, como supongo que también les duele a muchos de mis hermanos… Aún así, la historia se repite… La humanidad comete los mismos errores…
NO SE PUEDE EXPLICAR LA SENSACIÓN DE UNA QUEMADURA AL QUE JAMÁS SEA QUEMADO…
***

Armenia y otro dilema en puerta: la diáspora no puede quedarse con los brazos cruzados y abandonar Karabaj a los lobos.


Raymond Berberian 

FORJAR UN PLAN NACIONAL
Si seguimos dividiendo nuestra armenidad en sectores, amaneceremos con un pie fuera de  este mundo .

Hace escasos cien años que peligró nuestra existencia en los territorios armenios usurpados por Turquía. Hoy se habla de Artzaj (Nogorno Karabaj), que estaría en peligro de ser invadida por su vecina Azerbaiyán, lo que significaría también la desaparición sistemática de Armenia, Libre e Independiente. Así y de esa forma, mirando para el otro costado, se perdió el noventa por cien de nuestra Armenia Milenaria. Así y de esa forma se abandonó Nejicheván, tradicionalmente armenio, a los azeríes.

Resultado de imagen para Porque nosotros, armenios occidentales,

¿Y por qué nos suceden esas desgracias? Porque nosotros, armenios occidentales, sobrevivientes del genocidio perpetrado contra el pueblo armenio por el Estado turco, nunca tuvimos un Plan Nacional que ejecutar; por lo menos eso creo. El Estado turco sí lo tiene, ha adoptado a los tártaros azeríes como fieles mascotas y ha encerado a Armenia “Oriental” dejándola prácticamente sin respiro y con escasos recursos naturales. No olvidemos que Turquía quedó con la sangre en el ojo por no haber podido liquidar por completo al pueblo armenio y hoy cree llegar su oportunidad de completar su hazaña sonriéndole a la Pequeña Aldea y apuñalándola sin discreción por las espaldas.
Si desde un principio hubiésemos remado todos juntos, aliándonos con los asirios y demás minorías cristianas es muy posible que hubiéramos tocado el puerto deseado. Pero aquí estamos, diseminados por el mundo y Nogorno Karabaj, nuestro ejemplo de resistencia se encuentra en peligro. Mientras tanto, mueren nuestros jóvenes peleando en la frontera de nuestras raíces en las reiteradas agresiones de Azerbaiyán.
Si Turquía tuviese buenas intensiones con Armenia, por lo pronto, habría ordenado a su querida mascota el cese del fuego de forma inmediata, le habría enseñado buenos modales y le habría censurado las matanzas de Sumgait, de cuando el ejército azeri atacó a traición a los moradores armenios de su territorio, al buen estilo otomano.
Tanto Azerbaiyán como Armenia saben que la repartija de territorios que surgió gracias a la generosa intervención del Señor Stalín no fue justa y sigue no siendo justa, pero se trataba de órdenes incuestionables. Así también perdimos Kars y Ardahan y la salida al mar que le correspondía a Armenia. Así perdimos a Van y también nos fueron quitado nuestras herencias milenarias y eso, porque nunca tuvimos un Plan Nacional donde jugarse el todo o nada, pero todos juntos. Ahora bien; otro dilema en puertas: la diáspora no puede quedarse con los brazos cruzados y abandonar Karabaj a los lobos.
En realidad poco importa que Armenia, Libre e Independiente no considere a la diáspora como parte insustituible suya y la use explotando sus sentimientos. No en vano insisto que debemos salir “Sí o Sí” de ese letargo que nos cegó durante más de un siglo. Debemos darnos la mano y entre todos trazar planes y tener proyectos para nuestro futuro como nación; unir todos los recursos y los esfuerzos para consolidar nuestro despegue definitivo que no es, ni será fácil, pero debemos intentarlo. Porque si perdemos a Artzakh, habríamos permitido amputar otro miembro vital de nuestra existencia armenia. Ya no tendríamos otra oportunidad de rescatar nuestras raíces.
Armenia y su pequeña hermana no deben jamás ser ajenas a la diáspora, como tampoco la diáspora permanecer ajena a ella. Quien más quien menos somos armenios en el corazón y si hemos resistido tormentosos ocho mil años de existencia histórica, tendremos que resistir los años que hicieran falta ordenadamente, inteligentemente, unidos bajo una sola consigna. Turquía trató de aniquilar a los armenios porque temía a su inteligencia; y el poder nubla la razón. Sabía que tarde o temprano los armenios llevarían al fracasar el “Panturquismo” el ambicioso plan nacional turco.
Hoy es nuestra oportunidad de poner en práctica nuestra resurrección tan temida por los turcos en bien de nuestra hermandad armenia. A partir de hoy, tendremos que actuar con mucha prudencia y desconfiar de las risas de las hienas.
Lo imposible, es un precipicio entre la vida y la muerte…R.B
Respetuosamente Raymond Berberian

Corría el Año 1943 en Jaffa,”yafa” Palestina.


Raymond Berberian 

Corría el Año 1943 en Jaffa,”yafa” Palestina.
La familia aristócrata practicaba el “golf”, era sin duda el grito de la actualidad, un signo de jerarquía y de alta burguesía. Y la moda lo era todo, además, digna de ser imitada. Zapatos “golf”, medias de lana “golf”, pantalón ancho ceñido en las pantorrillas “golf”, salsa “golf”…, cinturón y tiradores “golf”, saco “sport”… “golf”. Así, me había presentado en la sala de recepciones, dormitorio comedor, frente a los invitados.
Mi padre al verme llegar, abrió los ojos más no poder, se estiró con deleite contra el respaldo de su sillón de caña y quedó observándome un rato largo antes de pronunciarse.
-: ¡Estás muy elegante, hijo! Exclamó. Ellos son tus tíos- dijo- (señalando a una extraña pareja de vestimenta estrafalaria, sentada con las piernas cruzadas. No hacían más que sonreír y mirarme como si yo fuese un motivo de risa). Han venido desde América de los dólares y quieren conocerte –agregó mi padre- ¡Salúdalos Charles! ¿Quieres?
Sin dejar de sonreír, el hombre, luciendo una dentadura (de Oro), intentó impresionarme; tiró de una gruesa cadena (de Oro) que le sobresalía del pantalón y miró la hora, en un reloj (de Oro). Extrajo del bolsillo interior de su saco una cigarrera (de Oro), eligió un cigarrillo, lo olió, lo acarició, le aplastó la punta y lo introdujo en una boquilla (de Oro), activó un lujoso encendedor (de Oro), aspiró lenta y profundamente una bocanada y me largó en la cara dos anillitos (de Humo). Toda una cátedra con estilo Yanqui.
-: ¡Vamos Charles, háblales en inglés! Lo aprendiste en el colegio ¿o no? –insistió mi padre.
Papá solía dirigirse a mí en presencia de sus amistades en armenio, en árabe y también en francés, para demostrar mi singular grado de cultura.
-: Please talk with us, dear Charles. I’m Rose- pronunció la mujer observándome de pies a cabeza; quien, al igual que el fulano, en ningún momento borró su neoyorquina sonrisa de la boca. La misma, pese a su goma de mascar, lucía además ocho dedos ensortijados, dos enormes pulseras (de Oro) y un colgante (de Oro), con un diamante… como para que no pase desaparecido su estatus (de Oro).
No pudiendo negarme, comencé mi alocución, diciendo:
-: “I am Charles… Welcome to… our… country… and… and happy birthday to you… dear aunt Rose… and…you… man. Thank you … and so long… Ladies and gentlemens… merci, shnor hagalem, chukran”.
Culminé mi notable “bienvenida” exhibiendo mis dos colmillos caninos.
Está demás decir que mi padre se puso a lloriquear de emoción.
Estuve a punto de preguntarles qué entendían ellos de “Paz”, siendo ciudadanos dilectos del dólar, mas preferí callarme. De todos modos –me dije- no me lo sabrían explicar, porque el Oro es una suerte de ebriedad que adormece la conciencia, altera la autenticidad y procura una realidad de autoengaño.
Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar 

CON LA FORTUNA DE MILLONES DE ARMENIOS y asirios MASACRADOS, CUALQUIER BURRO ES UN SEÑOR


Raymond Berberian 

Entiendo que el flamante Sultán Erdogan estuvo edificando un palacio con mil habitaciones, baños privados y tazas higiénicas con arabescos tallados en cobre, al propio estilo otomano, será –digo- para hospedar a sus esposas y concubinas al igual que el legendario Rey Salomón que, teniendo mil esposas se enamoró de la Reina de Saba, (de Etiopía o del Yemen, vaya a saber).
El palacio tiene un enorme jardín para recrear a sus pajaritos, además un bunker anti bombas atómicas en su subsuelo. Eso sí que no lo entiendo. ¡¡Pero, qué tonto soy!!
¡Para protegerse, claro!, de las bombas atómicas norteamericanas almacenadas en Israel, el día en que las diferencias entre ambas naciones dejen de ser una ficción y un panfleto publicitario.

Resultado de imagen para CON LA FORTUNA DE MILLONES DE ARMENIOS y asirios MASACRADOS, CUALQUIER BURRO ES UN SEÑOR
Por mi parte lo veo perfecto; es bueno ser precavido. Uno nunca sabe las vueltas del destino: “puede morir el Rey o el burro…”.
Y hablando de todo un poco: Usted estará enterado, supongo, de lo que sucede en Siria con los kurdos y de la famosa coalición con más de cuarenta naciones que dieron el “Sí” ante Dios, la Patria y Las Naciones Unidas; cuarenta naciones de las que nadie arriesga un peón, mucho menos un caballo o una torre; donde todos necesitan exhibir y comprobar nuevas armas en busca de interesados en los mercados de pulgas, darles utilidad a sus aviones de caza y bombarderos en vista a una posible conflagración con Rusia; experimentar cómo destruir instalaciones petroleras sirias y, de paso, apuntar contra alguna que otra camioneta de los Ala Wakbar y; ¡Mamá Mírame! ¡¡Soy el Imbatible!!

Resultado de imagen para CON LA FORTUNA DE MILLONES DE ARMENIOS y asirios MASACRADOS, CUALQUIER BURRO ES UN SEÑOR
De paso, “tiernamente”, EEUU arroja víveres y suministros, como sin querer; por error ¡claro! a los sanguinarios yihadistas.
Recordemos que también por “error”, EEUU tuvo bastantes aciertos “errando” en Afganistán y Paquistán durante los siete años de cultura yanqui y sus drones y ahora, dé la casualidad, reitera, sin querer sus errores “acertadamente” en favor de los yihadistas: mercenarios criminales, recogidos en más de ochenta países, en contra de la población kurda que resiste valientemente entre la espada y la pared en Ain El Arab (Kobaní), ciudad kurda situada en Siria; cercana a Turquía.
Entre nosotros, con la mano en el corazón; Turquía, siendo un invasor, atraído por las Manzanas del Paraíso y otras yerbas, siempre quiso acabar con los kurdos, del mismo modo que con los armenios, los asirios y demás minorías cristianas. Al igual que hoy, introduciendo disimuladamente a sus milicias y terroristas en Alepo, Kessab y Deir Ez Zor, en Siria; canalizando su enfoque contra la población armenia; procurando, a río revuelto, sacarle una buena tajada al conflicto; por un lado, ofreciendo a los islamitas la posibilidad de derrotar a los kurdos y por el otro, impidiendo a los kurdos de Turquía acudir en ayuda de sus hermanos.
No nos engañemos, la alianza de Turquía en la coalición contra los islamitas es pura payasada; nada más que esto: ¡payasada! Turquía, por supuesto, disimula su apoyo a los yihadistas, del mismo modo que se obstina en negar el genocidio armenio acontecido en (Haiastán) Armenia Milenaria, cien años atrás.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Pero, de eso no se habla… No se dice que el interés del Estado turco al igual que la coalición es despedazar a Siria y apoderarse del petróleo del mismo modo que lo acontecido en Irak, Libia y las que vendrán a colación…
Por lo que deduzco, Erdogan tiene varias caras que asoman según cada ocasión; actúa inmerso en su disfraz de camaleón imitando a sus grandes maestros, sus ancestros salvajes de Asia Central.
Nuestros hermanos de Turquía lo conocen bien y saben el modo de engatusarlo. En las recientes elecciones presidenciales, fue votado, recordando aquél lema: “Malo y conocido, vale más que bueno por conocer”
Conscientes, tanto como nosotros, los de la diáspora, de su alianza carnal con Azerbaiyán y; de que su lisonjear diplomático con Armenia es sólo apariencia, los armenios diseminados por el mundo hemos aprendido contra viento y marea no confiar en las risas de las hienas…
La casta turca lleva instinto de víbora. Esa frase me recuerda la diputada israelí refiriéndose a las madres y niños palestinos al compararlos de pequeñas víboras que deben ser exterminados; pero Turquía, salvando distancias y excepciones, agrupa a varios millones de esa selecta calaña.
RUPÉN Respetuosamente

Las naciones poderosas sueñan con amigos desinteresados…


guerra_fria

Raymond Berberian 

Existen más imágenes en nuestra oscuridad que en todo el sol del mediodía… R.B
SUEÑOS Y REALIDADES “1”
El Año Verde, los imperialistas se desprenderán de sus máscaras…
La sonrisa es un reclamo de honorarios…
La aparatosidad es el pan nuestro de cada día…
La pobreza: duele en el bolsillo…
Los ricos navegan en la indiferencia…
El obrero y el empresario se roban mutuamente y el policía que calla, se gana la coima…
El pordiosero no estafa moralmente a los inmorales…
Los perros moldean en las veredas sus obras de Arte Contemporáneo…
La dignidad es una reliquia…
La risa del patrón no alude a un aumento de sueldo…
Las naciones poderosas sueñan con amigos desinteresados…
Mañana, será otro día para inventar sueños…
///
raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Después de los bizantinos, persas,árabes, mongoles y tártaros; cayeron como langostas barridas por una escoba los mongoloides turcos otomanos y establecieron su salvajismo en Asia Menor. 


Raymond Berberian 

… El Amor y el Odio son cara y cruz de una misma moneda…
EL REINO DEL TERROR
Desde el día de su invasión al territorio armenio de los Hamshen en el siglo X1V, Turquía trató de falsificar la historia de los armenios. Los Hamshen, fueron una de las comunidades armenias establecidas en las inmediaciones del Mar Negro, allá por Trebizonda. Fueron conducidas por dos Príncipes armenios Haman y Shapur Amatouni. “Shen” significaba lugar de residencia. “Ham-shen”: lugar de residencias de los seguidores del Príncipe “Ham-an”. Lo mismo Arta/shen, Nou/shen y She/nok.
Con los regimientos “jenizares” los más salvajes y criminales de todas las épocas, compuestos por extranjeros cedidos como tributo por las conquistas otomanas. Porque la conquista en aquellos tiempos significaba recaudar oro, caballos y jóvenes que eran entregados contra la voluntad de sus padres para ser entrenados a matar. Los “jenizares” fueron quienes presionaban bajo amenaza de muerte a los armenios a islamizarse. Aquellos que optaban por convertirse, lo hacían evitando pagar tributos, impuestos leoninos y dejaban de ser perseguidos. Los que se negaban eran simplemente asesinados a golpes de machetes, característica de esos carniceros. La idea de los turcos era borrar todo vestigio histórico de origen armenio en el suelo usurpado por ellos y de paso, la cristiandad. Así también fueron eliminados caldeos, asirios, siríacos, griegos y libaneses.
A lo largo de sus seiscientos años de brutal ocupación, Turquía llegó a controlar las minorías que habitaban nuestra Armenia Histórica; una Armenia que se extendía sobre tres mares, poseía tres lagos “Van”, hoy usurpado por Turquía; “Ourmía”, en poder de Irán y el lago “Sevan” que quedó en lo que es hoy muestra Armenia, décima parte de lo que fue. Fuera de sus fronteras, asoma el Ararat, la eterna y majestuosa montaña sacra, eterno emblema de la armenidad.
Después de los bizantinos, la presencia de los persas, de los árabes, mongoles y tártaros; cayeron como langostas barridas por una escoba los mongoloides turcos otomanos y establecieron su salvajismo en Asia Menor.

Resultado de imagen para sefardíes otomanos
Expulsados por los Reyes Católicos de España, aparecieron por Salónica y Constantinopla los “sefardíes”. Con tal de agraciarse con los Sultanes de turno y su imperio no tuvieron ningún reparo en convertirse al Islam; traían un plan bajo la manga: su venganza de los cristianos, aunque fuera en el fin del mundo. Su simpatía por los turcos por supuesto no era gratis, pretendían comprarle Palestina que se encontraba bajo su mando. Pero, Turquía se la negó. Entonces dirigieron su ponzoña contra los cristianos, principalmente contra los armenios que ya acaparaban el comercio, la industria, los bancos y la cultura; eran quienes movían la economía del país.

Resultado de imagen para sefardíes otomanos
…No sé por qué razón se me cruza aquello de la antigua serpiente de la Biblia enroscada del árbol de la sabiduría que sedujo a Eva hablando maravillas de la fruta prohibida como para que se la ofreciera a Adán…
La intervención sediciosa de ideologías maquiavélicas llegó a convencer a los turcos de que los armenios representaban un peligro latente, un tumor maligno para la Nación y que en cualquier momento volverían a recuperar su país.
Todo coincidió con La Primer Guerra Mundial y el descontrol reinante. Fueron aniquilados los armenios y los recién llegados tomaron su lugar. Ya eran los dueños de los bancos, de las industrias, de la usura y del comercio. Turquía estaba en pleno apogeo y en la gloria; tenía palacios construidos por armenios, Santa Sofía como tantas otras iglesias habían sido convertidas en mezquitas y el país se sentía sólido, más sólido aún con la fortuna de los armenios en las arcas de Turquía y las más lindas mujeres armenias confiscadas en los harenes y en los prostíbulos. Una vez más, Turquía con su afán de limpieza étnica se había sacado del terreno a un millón y medio de ciudadanos turcos de origen armenio, cometiendo el genocidio más atroz y despiadado de la historia humana, uno de tantos que no se archivaron en la cuenta de la lesa humanidad turca otomana y que, aún pese a las innegables evidencias es negado por el Estado turco y sus aliados.
…Jesús podrá volver a nacer a cada instante en nosotros, si es que en nuestros corazones existe un pesebre disponible…
Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Me preguntaron en un reportaje televisivo, por qué había venido a la Argentina y recuerdo haber contestado: “Vine en busca del Paraíso”


Raymond Berberian

SOPLABAN OTROS VIENTOS
Cuando alguien se derrama en sentimientos y se enamora, sea de un ser humano, de una planta o de un país, suele producirse un lazo que cuesta quebrar.
Me preguntaron en un reportaje televisivo, por qué había venido a la Argentina y recuerdo haber contestado: “Vine en busca del Paraíso” No me imaginaba que el “Paraíso” en cuestión, pudiera tener callos. Aún así, traté de seguir remando mi futuro tras la ilusión de habérmelo encontrado.
Argentina es un país precioso, sin duda alguna; fácil de amar y de enamorarse; lo mismo su gente. Es accesible y afectuosa con el extranjero. No puedo comprender que el país de la abundancia y de enormes recursos naturales tenga dificultades con mantener en alto sus bien merecidos laureles. Un argentino que ama su tierra, honestamente, no trasladaría su fortuna, mejor dicho: el fruto de su trabajo, en secreto, al exterior. Eso es desconfiar en sus propios valores patrios y para mí, sin duda alguna, es traición a la patria, con más razón si encuadrara dentro de la ilegalidad.

tetete

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


No nos engañemos, el patriotismo no es el futbol; no es pintarse el rostro con los colores de la propia bandera, mucho menos colocarse un emblema en la solapa. Que yo sepa, llevar una cruz colgando del cuello no le hace cristiano a nadie. Es la dignidad, es entender que cualquier argentino al obrar con decencia, honra y representa a su nación; es un embajador sin cartera y su imagen es juzgada y catalogada por los cuatro costados de los qué dirán.
Una nación que debiera ocuparse de brindar bienestar, prosperidad, salud, paz, trabajo digno, educación y cultura a su pueblo; proteger como reliquias a sus pueblos originarios, esta siendo avasallada por la corrupción. Son muchos más de lo que se podría imaginar los sin techos durmiendo en las veredas de la lujosa urbe argentina.

16 - 1
A la Argentina le faltaría extender sus brazos, sembrar caminos, vías férreas, luz eléctrica, carreteras asfaltadas, agua potable, cloacas, hospitales, escuelas y facultades con profesores especializados y bien remunerados en cada rincón de la República: esto sería hacer patria. La soberanía no acaba con las Islas Malvinas, estas son apenas el talón de Aquiles.
Incalculables latifundios que pertenecen a los pueblos originarios amerindios, fueron rematados por centavos a los buitres del Norte. Y tú lo sabes… Hasta se les ha permitido cercar, tener guardias armadas e implantar su bandera. Lo triste es, que aún se siguen ofertando en las grandes pizarras.
A mí me duele, porque desde que me radiqué en este bendito suelo y de eso hace mucho, tengo la impresión de que todavía nadie acertó poner en funcionamiento todo el poderío de ese país. Argentina ha sido contaminada de una grave e innegable enfermedad social, más allá de la ambición innata de ciertos dirigentes, pertenecientes al Partido “Bolsillista”, que en vez de ocuparse de lo nacional, se van a lo personal; agravado, por el exceso de tolerancia y confianza con algunos allegados de los países limítrofes. Me refiero a la delincuencia y la droga infiltrada que encontró tierra fértil para sus mercados, haciéndose patria en patria ajena.
Lamentablemente Argentina ya no representa el Paraíso de las mil y una noches que vine a buscar, es la pesadilla, la inseguridad, es el asalto a mano armada, la delincuencia amoral en pleno, incluso entre los supuestos guardianes del orden. Y me pregunto: un agente de policía “corrupto”, expulsado de la institución, ¿de qué se ocuparía…? Un “violador” liberado por los jueces, ¿a qué se dedicaría? Puedes sacar tus propias conclusiones.
Yo he sido asaltado tres veces y tengo suerte de poder contarlo. No creo que exista alguien que en esos últimos años no haya sufrido un robo, una extorción, un asalto. Y decir que vine en busca del Paraíso… En verdad no lo lamento por mí, sino por mis hermanos: argentinos. Puedo compartir su inquietud y su dolor. No por mí- repito- porque pese a todo amo ese país y me acostumbré a tolerar sus trapos sucios y también disfrutar el aleteo de sus palomas blancas. Entiendo que aún así, sigue siendo uno de los países donde todavía se respira una relativa paz. Argentina sigue siendo una bendición para cualquier errante como yo. Tan sólo temo… tan sólo temo –repito- que a la hora de mi partida… no vaya defraudado.
Respetuosamente. Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Dios que creo Adán y Eva sin niñez, ni ombligo, ya maduros y blancos… Pregunto: a imagen y semejanza ¿de quién?.


“¿Alguien podría explicarme por qué todos los profetas, filósofos, sabios, próceres y caciques fueron hombres? Si no hubiese existido una Elena, el Caballo de Troya no le habría ocurrido a nadie…”

Resultado de imagen para profetas

Raymond Berberian 

Aleccionadores de la moral
SER IGNORANTE NO ES UN PECADO; PECADO, ES NO RECONOCERLO.
El libro consagrado como sagrado, dice que Dios creó el mundo en siete días. Supongo que el octavo fue un feriado.
De que existe una inteligencia superior a nuestros dos dedos de frente, no cabe ninguna duda. De que todavía no nos hemos desprendido de la piel de víbora; tampoco.
Dios que creo Adán y Eva sin niñez, ni ombligo, ya maduros y blancos… Pregunto: a imagen y semejanza ¿de quién? ¿De allí se derivaron en asiáticos y africanos…?

Imagen relacionada
De niño mis padres me habían explicado que las niñas nacían en una rosa gigante que aparecía de noche y los varones de una coliflor, bien de madrugada.
Me pregunto: ¿existe acaso una diferencia entre ambos engaños? ¿Los argumentos oficiales, establecidos por las doctrinas “oficiales” y los expuestos por mis padres…?
Cuando Caín, por cuestión de celos, peleó con su hermano Abel por la posesión de su madre y lo mató, se internó al Este del Paraíso y de allí se trajo de regreso varias mujeres de raza inferior. Qué curioso; por un momento pensé que Caín quedaría soltero purgando su pecado cardinal. Ahora Ud. saque sus propias conclusiones… Creer en absurdos es llenarse los bolsillos de agujeros…
¿Alguien podría explicarme por qué todos los profetas, filósofos, sabios, próceres y caciques fueron hombres? Si no hubiese existido una Elena, el Caballo de Troya no le habría ocurrido a nadie…
Nos han tomado el pelo durante miles de años y todavía siguen con la gran farsa. Me pregunto: ¿Quién tiene la culpa? ¿El zorro o la liebre?
¿Dios está en los cielos? ¿Cuáles cielos, los de este mundo o los de otras galaxias?
Aquello de “Ingeniero del Espacio” encuadra perfecto, es un simple tapón para encerrar lo desconocido en una botella y arrojarla al mar. La comparación se ajusta y cuaja perfectamente en nuestro cerebro humano.
Ya sé, no congeniar con los credos consagrados es ser revolucionario; es patear el tablero, es manejar fuera del circuito establecido; para muchos, es insensatez. Es parecido a cortarle la inspiración a las que lloran la muerte de un ser querido, riéndose en el velatorio.
O sea: es prohibido mover el piso a las estructuras de nuestra esclavitud moral, puesto que desmoronaría el altar de los profetas consagrados como sagrados.
Preferible seguir la caravana de los crédulos, aunque el camino conduzca a ninguna parte.
Es similar a un médico que desconoce la enfermedad de su paciente y culpa al virus. Con ello se lava las manos.
Así fueron las respuestas dadas por los sabios, visionarios y caciques a nuestros interrogantes de siempre.
Con todo respeto a mis hermanos; yo, como ser humano, daría vuelta, patas para arriba el proceder de la humanidad y comenzaría todo de nuevo respaldado en nuevas sabidurías, razonamientos y criterios. ¡Iría con la verdad, de que nada se sabe sobre la realidad de nuestra existencia y que todas las estructuras doctrinarias no son más que suposiciones y relatos de ficción!
Hace miles de años que la humanidad dejó de evolucionar porque dejó de reflejarse en el fundamento de su existencia.
Raymond Respetuosamente
***