El kirchnerismo se movilizó en defensa de la ley de medios frente al Congreso


TELAM

El kirchnerismo se movilizó en defensa de la ley de medios frente al Congreso

Militantes del FpV, intendentes, representantes de medios comunitarios, organizaciones gremiales y autoconvocados confluyeron en la Plaza de los Dos Congresos, donde realizaron un acto en defensa de esa norma, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, en el que también cuestionaron las últimas medidas económicas adoptadas por el Gobierno, al igual que la designación de dos ministros de la Corte Suprema mediante un decreto presidencial.

 

El acto de hoy, que en su origen tenía por objetivo la defensa de la ley de Medios, se convirtió en la primera movilización opositora que cuestionó las medidas implementadas por el gobierno de Cambiemos, a una semana de la asunción de Mauricio Macri.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bajo la consigna “La ley de Medios no se toca”, el acto comenzó con una una serie de espectáculos musicales, en una jornada que inicialmente, fue convocada en respuesta a las declaraciones del nuevo ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, que el fin de semana pasado aseguró que “la regulación” establecida por la Ley “no va a subsistir”.

La convocatoria inicial vinculada a la defensa de Ley de Medios, le dio su impronta al acto con la incorporación de integrantes de la Coalición por una Radiodifusión democrática, aunque al conocerse la decisión de Macri de designar nombrar jueces de la Corte sin el aval del Congreso y el reciente levantamiento del cepo cambiario se sumaron estas consignas.

En este sentido, el martes pasado el bloque de diputados del Frente para la Victoria convocó a movilizarse este jueves en “defensa de la democracia y la división de poderes”, consigna retomada por el titular de la Autoridad de Servicios de Comuniación Audiovisual, Martín Sabbatella, que durante el acto de hoy expresó que “las medidas económicas representan una brutal transferencia de recursos de los trabajadores hacia las corporaciones”.

Sabbatella analizó que tanto las medidas económicas, entre ellas el levantamiento del cepo y las críticas a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “están unidas, porque lo que están buscando es el blindaje judicial y mediático para avanzar sobre los derechos de nuestro pueblo”.

“Cuando hay gobierno populares, los grupos mediáticos concentrados articulan la estrategia de la derecha para desgastarlos y desestabilizarlos, pero cuando hay gobiernos que representan sus intereses, trabajan como blindaje para que avancen, esto último es lo que está sucediendo hoy”, sostuvo.

En el acto, al que los organizadores estimaron que asistieron más de 20.000 personas, estuvieron presentes varios de los principales dirigentes del FpV, entre ellos los ex ministros Carlos Tomada, Eduardo “Wado” de Pedro, Axel Kicillof y Julio de Vido; organizaciones políticas como la Tupac Amaru, La Cámpora, Nuevo Encuentro, Peronismo Militante, Patria Grande, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Carlotto y la de Asociación Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, quienes fueron invitadas a brindar discursos desde el escenario.

También hubo una nutrida presencia gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el sindicato de televisión SAT-SAID y la Unión de Personal Civil de la Nación, cuyo secretario general, Andrés Rodríguez, brindó uno de los discursos al igual que el titular de la CTA de los trabajadores, Hugo Yasky.

Yasky, que consideró el levantamiento del cepo como “un brutal ajuste con espíritu revanchista que busca llevarse lo que no pudieron en estos 12 años”, anticipó que se está discutiendo entre las dos CTA y las CGT tratar de constituir un pronuncianmiento conjunto que prevé la posibilidad de anunciar acciones por despidos, que como en Dalmine-Siderca, ya están sucediendo”, al tiempo que evaluó que “frente a esto debe haber una respuesta de nuestro pueblo”.

Una multitud se movilizó al Congreso en favor de la Ley de Medios

 

Por su parte, el presidente del jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, confirmó que ante la negativa del ejecutivo de convocar a sesiones extraordinarias, “estamos evaluando la autoconvocatoria” y explicó que esa posibilidad surge del análisis trabajos vinculados al tema, uno de ellos el Manual de Derecho Constitucional redactado por el Horacio Rosatti, uno de los candidatos a completar el máximo tribunal, según la propuesta presentada por Macri.

Recalde consideró como “algo inédito en nuestro país” el proceso de autoconvocatoria que desde las elecciones generales se viene produciendo y anticipó que buscará por todos los medios “detener estos ataques y la locura de las inconstitucionalidad de decretos de necesidad y urgencia por la que designan empleados del poder ejecutivo como empleados de la Corte”.

http://www.telam.com.ar/notas/201512/130476-kirchnerimo-ley-de-medios-marcha.html

 

“Si no pensás cuando llegás de laburar ,¿cuando vás a pensar?.


PENSAR EN NADA

Feinmann y la frustración que genera ver a Tinelli

14:24 | El filósofo analizó en el programa de Fantino, la frustración y violencia que generan en quién ve los programas de Marcelo Tinelli. Además, se preguntó cuándo es tiempo de pensar y propuso eliminar la figura de ‘Doña Rosa’.

De la Redacción de Diario Registrado

Guillermo Fontana

Fantino le sugirió a Feinmann que uno necesita desenchufarse y en ese momento “pone a Tinelli en la tele”. Y el filósofo le preguntó ¿cuándo es momento de pensar?

“¿A la mañana cuando desayunas vas a pensar? ¿cuando comés acodado? ¿en el trabajo? ¿cuando volvés a tu casa en colectivo, tren o taxi?”, enumeró Feinmann.

10314605_10152954352418816_3858818718840319935_n (1)

“Hay que eliminar a esa Doña Rosa que inventó en Neustadt, y que no piensa y hay que pensar por ella”, agregó, y remató: “Doña Rosa es capaz de llegar a los lugares impensados si se lo propone”.

En tren de relacionar el tiempo con el trabajo y el divertimento con el pensar, dijo: “La gente cree que represión es la policía y represión también son los programas de Tinelli”.

Y concluyó: “El hombre llega a casa, mira todo esos… culos caros que nunca va a tener y se frustra, mira hacia el costado y la mujer no es ni parecida esa mujer que ve en la tele, porque claro, también trabaja. Y ahí se frustra”.

http://www.diarioregistrado.com/sociedad/107126-feinmann-y-la-frustracion-que-genera-ver-a-tinelli.html

El Grupo Clarín bajo la lupa.


Pagina12

LA AFSCA LLEVARA EL EXPEDIENTE A LA PROCELAC PARA SU INVESTIGACION

Por cinco votos a favor y dos abstenciones, el directorio de la Afsca resolvió iniciar la adecuación de oficio.magen: Leandro Teysseire

Tras rechazar su plan de adecuación voluntaria, el organismo que preside Sabbatella enviará hoy la información de Clarín a la fiscalía antilavado para que analice si no incurrió en algún delito. Luego será el turno de la AFIP, la CNV y la UIF.

 Por Sebastian Abrevaya

El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Martín Sabbatella, presentará hoy ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) el expediente del Grupo Clarín para que se investigue si existe algún delito en el complejo entramado de sociedades y fideicomisos que se encontró al analizar el plan de adecuación voluntaria del multimedio. Así lo confirmaron fuentes del organismo, luego de que el miércoles el directorio resolviera rechazar la propuesta y proceder a iniciar la adecuación de oficio. Desde la oposición, las diputadas del PRO Patricia Bullrich y Laura Alonso dijeron que realizarán un pedido de interpelación a Sabbatella (ver recuadro), mientras que el integrante del directorio en representación del FAP, Gerardo Milman, volvió a cuestionar el procedimiento con el que se trató el dictamen.

“Simulan cumplir la ley, y en realidad se están burlando de una forma tan burda, tan burda, que es la Afsca la que tiene la obligación de hacerla cumplir”, insistió ayer el titular de la Afsca, quien afirmó que además de llevar la información recolectada a la fiscalía especializada en lavado de activos a cargo de Carlos Gonella, también aportará la documentación a la Comisión Nacional de Valores, la Unidad de Investigación Financiera y la AFIP.

En una conferencia de prensa y en la reunión de directorio, Sabbatella había denunciado “dos maniobras” utilizadas por el Grupo Clarín para eludir el efectivo cumplimiento de la ley. Por un lado, se encontraron vínculos societarios y comerciales entre los administradores y miembros de las unidades 1 y 2, de las 6 en las que el Grupo propuso dividirse. De esta manera, los principales socios del grupo mantendrían un “gerenciamiento conjunto” de esas unidades. Se trata de Lucio Pagliaro y José Aranda, que habían propuesto quedarse con la unidad 1: Canal 13, Todo Noticias, Radio Mitre, FM la 100, 24 licencias de televisión por cable y otros medios de Córdoba, Bariloche y Mendoza. Y de Héctor Magnetto y Ernestina Herrera de Noble, que habían propuesto quedarse con el grueso de Cablevisión, con 24 licencias de televisión por cable. “Para que quede claro, se encontraron sociedades en Argentina, Panamá, Estados Unidos y Nueva Zelanda, vinculando a los miembros del grupo uno con los del grupo dos, totalmente ficticio”, afirmó Néstor Avalle, otro de los cinco integrantes del directorio que votaron a favor del rechazo de la propuesta de Clarín.

La otra “maniobra” que denunció la Afsca se trata de una serie de condicionamientos a los supuestos compradores de las 4 restantes unidades, lo que convertiría la venta en “ficticia”. Entre las cláusulas impuestas por el Grupo se encontraba la prohibición de vender las unidades en 6, 7 u 8 años, otorgándole prioridad para readquirirlas al mismo Grupo Clarín. Además, establecían que debían tener exclusividad en el suministro de los contenidos para las señales y debían recibir una comisión de más del 80 por ciento de la venta bruta de las señales vendidas, con un piso millonario mensual.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, cuestionó la actitud de Clarín por pretender “incumplir” la ley y afirmó que los “grupos concentrados lo que hacen es sostener su libertad de prensa para extorsionar a los gobiernos en virtud de sus propios intereses”. Además, subrayó que los fondos buitre no se fijaron en los bienes que posee este grupo en Estados Unidos mientras que buscaron embargar otras compañías argentinas.

“Hay que avanzar en el proceso de desconcentración buscado por la norma que se votó con amplio consenso hace ya cinco años. Martín Sabbatella está haciendo lo correcto, si el Grupo Clarín dilata los plazos y realiza maniobras y simulaciones en lugar de avanzar de modo fehaciente en su adecuación, entonces llegó la hora de que la Afsca realice la adecuación de oficio”, señaló el diputado de Nuevo Encuentro Carlos Heller.

Milman se quejó nuevamente ayer de la forma en que fue tratado el tema en el directorio. Afirmó que tanto él como el radical Marcelo Stubrin no tuvieron acceso a la información para analizarla con el tiempo necesario, que se opusieron al tratamiento sobre tablas porque no figuraba en el orden del día y que finalmente se abstuvieron a la hora de votar. De todas maneras, afirmó que si las maniobras efectivamente se comprueban no tendría “ningún inconveniente” en apoyar la medida.

“Cuando tienen que dar el debate se escapan y después son ellos los que pretenden indicar cómo debe aplicarse una ley que no acompañaron”, le retrucó ayer Avalle y sentenció que el Gobierno “tiene la decisión de llevar adelante cambios, que los radicales cuando estuvieron en el poder no tuvieron la decisión, o no supieron cómo hacerlos”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-257246-2014-10-10.html

LA REALIDAD ES 678 : JOSEPH STIGLITZ A FAVOR DE LA REGULARIZACIÓN DE LICENCIAS EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN


APERTURA DEL MIERCOLES 06 DE NOVIEMBRE DEL 2013

678informes

LOS COLETAZOS DEL 6 A 1 – MACRI Y CARRIO CONTRA LA DEMOCRACIA – 06-11-13.

 

CEO DE CLARÍN PUESTO MENOR .LOS OPORTUNISTAS…


Untitledñ-ñ-ñ

Ruben Demirjian

Las Pastillas Del Abuelo Oportunistas letra de Música
Estás operando mal y todo el mundo lo nota
tu pulso está al tempo lento de un cuentagotas.
Estás apelando mal, seguís sumando falacias
y a tu cliente le facilitas la desgracia.

Unas cuantas Leyes de Murphy
te siguen por doquier,
y ahora soñas con brujerías,
gatos negros, que te quieren morder.

Estás afinando mal, no aguanta más la garganta
te fingela laringe y no sale bien el sosten.
Sos el mejor arquitecto, con un grandísimo disco duro,
no sale un puto laburo, bueh, nadie es perfecto.

Vas por la vida con vasos de agua
e incienzo salvador.
Controla tu vida una bola de cristal
pero igual te hace senti mejor.

Son los oportunistas de la desesperanza,
mientras más les das, menos les alcanza.
Y juegan con un fuego que a ellos no les quema,
y de repente tu entusiasmo tiene precio.

Adornan tu suerte con velas
tu naipe va a ganar.
Pero esa carta ya está marcada,
bien de entrada, cuando te venga a dar.

Porque son oportunistas de la desesperanza,
mientras más les das, menos les alcanza.
Y juegan con un fuego que a ellos no les quema,
y de repente tu entusiasmo tiene precio.

Juegan con un fuego que a ellos no les quema!!!
Por Ruben Demirjian

LA REALIDAD ES 678 : APERTURA DEL MARTES 05 DE OCTUBRE DEL 2013


APERTURA DEL MARTES 05 DE OCTUBRE DEL 2013

678informes

LA TERGIVERSACION DE PERFIL A LORENZETTI – 05-11-13.

EL PLAN DE ADECUACION DE CLARIN – 05-11-13.

ECOS DE LA VISITA DE MOREAU A 678 – 05-11-13.

OCTAVO ANIVERSARIO DEL ALCA – 05-11-13.

MUSICAL LOS HERMANOS BUTACA Y MAVI DIAZ – EN EL BALCON – 05-11-13.

MUSICAL LOS HERMANOS BUTACA Y MAVI DIAZ – NO LACANZA UNA VIDA – 05-11-13.

LA REALIDAD ES 678 : APERTURA DEL DOMINGO 03 DE NOVIEMBRE DEL 2013


APERTURA DEL DOMINGO 03 DE NOVIEMBRE DEL 2013

678informes

EL FALLO DE LA CORTE POR 6 A 1: LA VIOLENTA REACCIÓN DEL GRUPO CLARÍN – 03-11-13.

DEBATE: EL FALLO DE LA CORTE 6 A 1: LA VIOLENTA REACCIÓN DEL GRUPO CLARÍN – ABAL MEDINA – 03-11-13.

DEBATE: LA LEY DE MEDIOS CONSTITUCIONAL – JUAN MANUEL ABAL MEDINA – 03-11-13.

EL FALLO DE LA CORTE POR 6 A 1: LA DOBLE VARA OPOSITORA CON RESPECTO A LA CORTE – 03-11-13.

 

TVR : Apertura del Sabado 02 de Noviembre del 2013.


Apertura del Sabado 02 de Noviembre del 2013.

Presentación del Invitado: Alejandro Dolina – 02-11-13.

tvr informesSegmento Destacado: Maradona es Dolina – 02-11-13.

Piso 2 – 02-11-13.

Resumen de la Semana 1 – 02-11-13.

Entrevista Registrada – 02-11-13.

Piso 5 – 02-11-13.

Tema de la Semana: 6 a 1 – Parte I – 02-11-13.

http://youtu.be/FPM3iVS4h2gTVR 15 Temporadas: Algo mas que amontonar archivos – 02-11-13.

Tema de la Semana: 6 a 1 – Parte II – 02-11-13.

Canción 30 Años de Democracia – 02-11-13.

 

 

LA REALIDAD ES 678 : APERTURA DEL MARTES 29 DE OCTUBRE DEL 2013.


APERTURA DEL MARTES 29 DE OCTUBRE DEL 2013.

678informes

LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – PRIMERA PARTE – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – SEGUNDA PARTE – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – TERCERA PARTE – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – CUARTA PARTE – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – QUINTA PARTE – 29-10-13.

DEBATE LEY DE MEDIOS EN PLENA VIGENCIA – SEXTA PARTE – 29-10-13.

TELAM 20131029 Resumen


AudiovisualTelam

SABBATELLA: “El fallo de la corte pone fin a tiempos de incertidumbre”.

Publicado el 29/10/2013

El titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, afirmó hoy que el fallo de la Corte Suprema de Justicia dictando la constitucionalidad de la ley de Medios “pone fin a los tiempos de incertidumbre sobre esta ley de la democracia”.
“Es un día muy importante para las instituciones de la
democracia”, señaló Sabbatella durante la conferencia de prensa que
brindaba esta tarde en el Hotel Savoy.

Sabbatella, aseguró hoy que el fallo de la Corte Suprema de Justicia que declara la constitucionalidad de la ley de Medios “es un paso fundamental para avanzar en la aplicación integral de la ley”.
En conferencia de prensa, Sabbatella sostuvo que el fallo del
máximo tribunal establece que “todos los artículos en discusión
fueron ratificados tal cual estaban en la ley votada por los
legisladores”

http://www.telam.com.ar

 

La Corte Suprema declaró la constitucionalidad de la ley de medios


Fuente : TELAM

Ratificó la constitucionalidad de la Ley 26.522, de Servicios de Comunicación Audiovisual, en una votación que sólo contó con la disidencia de Carlos FaytEn el fallo, la Corte asegura que la norma “favorece la libertad al impedir la concentración”. La Bolsa de Buenos Aires debió suspender la cotización del Grupo Clarín, que en la bolsa de valores de Londres cayó más de un 20%. Organizaciones del ámbito de la Comunicación invitan a la ciudadanía a celebrar el fallo a las 19 horas en la Plaza Congreso.

La Bolsa de Buenos Aires debió suspender la cotización del Grupo Clarín, que en la bolsa de valores de Londres cayó más de un 20%. Organizaciones del ámbito de la Comunicación invitan a la ciudadanía a celebrar el fallo a las 19 horas en la Plaza Congreso.

La Corte Suprema de Justicia dio a conocer este martes el fallo de 392 páginas desestimando los cuestionamientos del Grupo Clarín a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y ratificando la constitucionalidad de la norma.

 

Según dio a conocer el Centro de Información Judicial, la constitucionalidad general de la ley fue ratificada por seis ministros de la Corte y con la única excepción de Carlos Fayt.

En el fallo, tras cuatro años de la aprobación de la norma, se destacó que es “legítima una ley que fije límites generales a priori, porque de esa manera se favorece la libertad de expresión al impedir la concentración en el mercado”.

Entre los argumentos utilizados por Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Enrique Petracchi, Carmen Argibay, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni, se sostuvo que la ley 26.522, “en cuanto regula la multiplicidad de licencias de modo general, es constitucional, porque es una facultad del Congreso, cuya conveniencia y oportunidad no es materia de análisis de los jueces”.

“Por otra parte, el análisis constitucional es ajeno a los conflictos futuros que puedan presentarse con la aplicación de la ley, que son materia de otros pleitos”, explicó.

“Es legítima una ley que fije límites generales a priori, porque de esa manera se favorece la libertad de expresión al impedir la concentración en el mercado”

La Corte Suprema dice en el fallo que la libertad de expresión es, entre las libertades que la Constitución consagra, “una de las que posee mayor entidad”, al extremo que, sin su debido resguardo, “existiría tan solo una democracia nominal”.

“La libertad de expresión, en su faz colectiva, tiene por objeto proteger el debate público, con amplias oportunidades de expresión de los distintos sectores representativos de la sociedad. Se trata de fortalecer una democracia deliberativa, en la que todos puedan, en un plano de igualdad, expresar sus opiniones y en la que no pueden admitirse voces predominantes”, señaló.

Es por ello que los jueces interpretan que la ley “es coherente” con el artículo 42 de la Constitución Nacional, “lo que significa el acceso a distintas fuentes plurales”.

“Los medios de comunicación tienen un rol relevante en la formación del discurso público y en la cultura, por lo que el interés del Estado en la regulación es incuestionable”, subrayaron los magistrados, quienes aclararon que en ese contexto “es legítima una ley que fije límites generales a priori, porque de esa manera se favorece la libertad de expresión al impedir la concentración en el mercado”.


Además, los jueces entendieron que el Grupo Clarín “no ha probado que, al momento del dictado de la sentencia, exista una afectación actual de la libertad de expresión”, y derribó uno de los principales argumentos del multimedio: “No resulta admisible que sólo una economía de escala, como la que posee actualmente, le garantiza la independencia suficiente como para constituir una voz crítica”.

“Hay numerosos medios pequeños o medianos que ejercen una función crítica y, a la inversa, hay grandes concentraciones mediáticas que son condescendientes con los gobiernos de turno”, definieron los jueces, y aclararon que el modo de proteger las licencias es “la indemnización pecuniaria, pero de ningún modo implica que la ley no pueda ser aplicada”.

Si así fuera, “ninguna ley que proteja el interés general podría ser eficaz”, destacan y sostienen que el plazo de adecuación “se encuentra vencido y es constitucional”.

Por otra parte, la Corte realizó una serie de aclaraciones: el máximo tribunal “no tiene la función de establecer si la ley 26.522 se adecúa a los avances tecnológicos, si es obsoleta, incompleta. Esa es función del Congreso

“No hay en la causa una prueba de que exista una violación a la libertad de expresión derivada de la ley”

“Es de vital importancia que la autoridad de aplicación sea un órgano técnico e independiente, protegido contra indebidas interferencias, tanto del Gobierno como de otros grupos de presión”, afirmaron.

La Corte explicó en el fallo que declara la constitucionalidad de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que “no se encuentra afectado el derecho a la libertad de expresión del grupo Clarín, en tanto no ha sido acreditado que el régimen de licencias que establece la ley ponga en riesgo su sustentabilidad económica”.

“No hay en la causa una prueba de que exista una violación a la libertad de expresión derivada de la ley”, sostiene el voto mayoritario, que señala que “la ‘sustentabilidad’ no puede ser equiparada a ‘rentabilidad’ y, en ese sentido, hace a la naturaleza propia de un proceso de desconcentración la posibilidad de una reducción consiguiente de los márgenes de ganancia empresaria”.

El máximo tribunal, en forma mayoritaria, reconoció que el grupo Clarín “es titular de licencias que están protegidas porque integran el concepto de propiedad constitucional” y en ese sentido explicaron que “el modo de proteger estas licencias es la indemnización pecuniaria, pero de ningún modo implica que la ley no pueda ser aplicada”.

Los magistrados estimaron que si, en un futuro, “en la etapa de aplicación se afectara la libertad de expresión, hubiera una distribución discriminatoria de la publicidad o de los subsidios oficiales, la actora pueda ejercer sus derechos; pero no se puede, en esta instancia, proteger un derecho que puede ser, o no, afectado en el futuro”.


El presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual,Martín Sabbatella, aseguró que la resolución de la Corte Suprema de Justicia de la Nación “es una gran noticia” y “un triunfo de la democracia”.


“Teníamos razón. Es una gran noticia para la democracia”, consideró Sabbatella en relación al fallo de la Corte a favor de la constitucionalidad de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Sabbatella agregó que la resolución de la Corte “no es sólo un triunfo del Gobierno”, es “un triunfo de la democracia, de la libertad y del pluralismo”.

http://www.telam.com.ar/notas/201310/38499-la-corte-declaro-la-constitucionalidad-de-la-ley-de-servicios-de-comunicacion-audiovisual.html

CLARIN, INCÓMODO CON LAS PREGUNTAS DE LA CORTE


AUDIENCIA POR LA LEY DE MEDIOS

En la segunda jornada de la audiencia pública, los ministros de la Corte Suprema de Justicia escucharon los flojos argumentos de los representantes del Grupo Clarín. La estrategia del Multimedio se basó en victimizarse y aducir fundamentos meramente económicos.

Por la redacción de Diario Registrado // Jueves 29 de agosto de 2013 | 12:10

Los ministros del máximo tribunal escuchan a los representantes del holding, que se mostraron dubitativos en muchos pasajes de su intervención. Los integrantes realizaron preguntas y los abogados respondieron. Su estrategia: victimizarse ante “el monopolio que representa el Estado” y recurrir al fundamento “económico”.

La Corte preguntó por qué se afecta la libertad de expresión con la Ley de Medios. Cassino basó su respuesta en la teoría que señala que “la ley produce un efecto contrario al que declara”, según él, “afecta la libertad de expresión, la sustentabilidad del Grupo Clarín. Es una norma contraria al principio 12 de la OEA sobre la libertad de expresión”.

En defensa de los intereses de un multimedio, hablan los abogados María Angélica Gelli, Alejandro Carrió y Damián Cassino. “Deseamos que la tv pública no se use de manera gubernamental”, acusó Gelli, al apuntalar la teoría del Grupo que señala al “Estado también como un monopolio”.

Aunque cuando un integrante del tribunal reformuló la pregunta –“¿La ley afecta directa o indirectamente la libertad de expresión?”-, el abogado Cassino respondió: “Indirectamente”.

“¿En qué medida se afecta el derecho a la información?”, fue otra pregunta que realizó el tribunal. Gelli respondió: “El derecho a la información es un derecho esencial. Nuestra parte sostiene no sólo que se afectan sus derechos a brindar información sino los derechos de la audiencia”.

Otra pregunta: “¿se cumplen los fines previstos por la ley para garantizar la pluralidad de voces?”. Cassino aportó: “Existen muchísimos medios en la actualidad. Hay 17 mil radios en la Argentina y Grupo Clarín tiene sólo 8. Hay 550 radios en la Capital y Clarín tiene sólo una AM y una FM. En TV abierta hay 6 canales y Clarín tiene uno. En TV por cable, Cablevisión presta servicio en todo el país y lo hace por Direct TV o por cable, siempre hay opción. Hay 7 señales de noticias y Grupo Clarín tiene una, TN”.

Argumentos económicos

Ignorando el interés del acceso público a información plural, el argumento de los representantes del Grupo dijeron que “se reduce la escala de la empresa, por lo que no se puede mantener la estructura tecnológica existente y se pierde competitividad en un mercado altamente competitivo”.

“La red actual hace a la empresa sustentable. Puede seguir subsistiendo. Si se modifica la ley actual se va a perder una voz crítica la única que existe en nuestro país”, argumentó uno de los abogados.

Tras el cuarto intermedio dispuesto luego de la audiencia en la que expusieron los amigos de la Corte, la reunión continúa este jueves, en la jornada más trascendente.

http://www.diarioregistrado.com/politica/78422-clarin–incomodo-con-las-preguntas-de-la-corte.html

Asociación Argentina de Juristas : Clarín es un “monopolio informativo integrado a la red mundial de la desinformación”.


› AUDIENCIA PUBLICA POR LA LEY DE MEDIOS EN TRIBUNALES

Con un poco de ayuda de los amicus

En el marco de la audiencia informativa por la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, los “amicus curiae” de parte del Grupo Clarín apuntaron a la necesidad de la concentración mediática para mantener la “independencia periodística”, al tiempo que rechazaron la regulación de las señales que no ocupan espectro radioeléctrico. Del lado del Gobierno criticaron la mirada “liberal conservadora” sobre la libertad de expresión y defendieron la capacidad del Estado para regular y ampliar la pluralidad de voces.

images

La audiencia empezó a las 10 en punto en el cuarto piso del Palacio de Tribunales. El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, explicó que la convocatoria se debió a que el tema es “de gravedad institucional”. “Tenemos que analizar y decidir”, dijo Lorenzetti, al dar inicio a la jornada acompañado del resto de la Corte: Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Raul Zaffaroni (quien luego se retiró del recinto) y Carmen Argibay.

“Vamos a hacer un cuarto intermedio para analizar todo lo expuesto”, informó al cierre de la audiencia el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. Mañana a las 10 será el turno de los representantes legales del Grupo Clarín y del Estado.

Del lado de los “amigos” del Estado, el titular de la Asociación Argentina de Juristas, Beinusz Szmukler, aseguró que Clarín es un “monopolio informativo integrado a la red mundial de la desinformación”. El abogado destacó la necesidad de “proteger la libertad de expresión” evitando “la manipulación de gobiernos de turno e intereses económicos” que ponen “límites a los derechos de los ciudadanos de acceder a las fuentes de información”.

El CELS abrió su presentación con una breve mención de su presidente, Horacio Verbitsky, quien destacó la realización de la audiencia pública pero criticó que se haya subordinado a los amicus curiae a ser amigos de una de las partes en el litigio. “No suscribimos a tranformar el amicus curiae en amicus parti”, afirmó, y aclaró que no se impugnó ese punto para no colaborar con la “escandalosa dilación judicial de la ley elaborada con mayor participación social que se recuerde”. Luego cedió la palabra al abogado y especialista en Derecho a la Información Damián Loreti, quien puntualizó que el fallo de la Cámara Civil y Comercial utilizó jurisprudencia de Estados Unidos que no es asimilable a la causa por la constitucionalidad de la Ley de Medios.

Víctor Abramovich, representante de la Universidad Nacional de Lanús, rechazó los argumentos de Clarín y sus defensores y afirmó que existe “una visión contrapuesta sobre qué entendemos por libertad de expresión”. Apuntó que el multimedios defiende su demanda basándose en una mirada “liberal-conservadora” que “impone límites a la acción del Estado, que excluye la protección estatal”. En cambio, consideró que es deber del Estado “dar protección frente a actores no estatales”, al tiempo que “debe transformar las condiciones estructurales que impiden el ejercicio de la libertad de expresión; en especial de los sectores en desventaja para expresar su opinión”.

El rector de la Universidad Nacional de San Martín, Carlos Ruta, planteó la necesidad de un Estado que establezca un sistema “protector de libertades y derechos” y que “limite” los derechos individuales en beneficio del “interés general”. “Si el derecho se constriñe y limita es para asegurar el interés propio de cada uno de nosotros, los derechos individuales deberán soportar esas limitaciones, se trata de un sistema protector de libertades y derechos”, aseguró el académico. Manifestó que el Estado debe “reglamentar y asegurar” el derecho a la libertad de expresión y que “no pueden alegarse intereses económicos” para restringirlo.

Por su parte, el titular de Cooperar, Miguel Julio Rodríguez Villafañe, aseguró que recién en el 2009, con la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, las cooperativas pudieron “acceder a la palabra”. Recordó que en 2003 “fue la Corte la que dijo claramente que era inconcebible que al cooperativismo se lo marginara de la libertad de expresión”, cuando el Máximo Tribunal declaró inconstitucional el artículo 45 de la Ley de Radiodifusión de la dictadura, que impedía a entidades sin fines de lucro ser licenciatarias. Agregó que “si el mercado no es regulado, tenderá a la concentración”.

A favor del grupo Clarín y en nombre del Observatorio Iberoamericano de la Democracia, Asdrúbal Aguilar sostuvo que la ley de Medios “propone un régimen de intervención estatal sobre medios de comunicación radioeléctricos”. Argumentó que “las restricciones a los medios son restricciones a la libertad de expresión” y tildó de “irrazonables”, “arbitrarios”, “ilegítimos” y “absurdos” los artículos en debate (45, 48, 41 y 161). Representando a la Asociación de Organizaciones de Empresas de Televisión Pagada para Iberoamérica, Eduardo Oteiza trazó un paralelo con la jurisprudencia de los EE.UU. para la distribución de licencias de la televisión por cable, al señalar que en ese país “nunca se aplicó” la regulación en la TV paga.

En tanto, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) dijo que la norma “nació obsoleta porque no tiene en cuenta a Internet”. Su representante, Carlos Laplacette consideró que con la legislación “se incita a controlar la expresión de los demás” por parte del Estado y se propone “limitar la información”. El semiólogo Eliseo Verón eligió una argumentación similar y criticó a la ley por “obsoleta” porque “no hay ninguna razón para limitar ciertas voces para que entren otras, porque todas caben” ante la aparición de internet.

El Comité del Consumidor (CODELCO) argumentó por su parte que la Ley de Medios “vulnera el derecho a elegir” de los ciudadanos porque “intenta restringir el acceso a una oferta plural”. En tanto, el abogado Lucas Sebastián Grossman opinó que la norma “está prohibida” por la Convención Americana de Derechos Humanos porque “es una norma antimonopolio para medios de comunicación” y argumentó que para los medios de comunicación ya rige “la ley general de la competencia”.

Al respecto, Damián Loreti, quien expuso a favor de la posicion del Estado justo después de Grossman, aclaró que “principios y declaraciones del Sistema Interamericano de Justicia establecen que los monopolios deben estar sujetos a leyes antimonopólicas por cuanto conspiran contra la democracia”. Recordó también la Convención de la UNESCO sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales del año 2005, ratificada por ley por nuestro país en 2007, que establece que los Estados tienen la obligación de “adoptar medidas destinadas a promover la diversidad en los medios de comunicación social, comprendida la promoción del servicio público de radiodifusión

Hacerse amigo del juez


veintitrés 

POR RICARDO FORSTER

Hace casi tres años, en septiembre del 2010, escribí, bajo este mismo título, un artículo en el que destacaba las aceitadas relaciones que, desde el fondo de nuestra historia, vinculaban a los intereses de los grupos de poder económico con una parte fundamental de la corporación judicial; y lo hacía señalando las trabas y complicidades evidentes de ese poder con la corporación mediática, su afinidad absoluta para trabar la plena aplicación de una ley votada con amplísimo consenso en el Congreso de la Nación y que reafirmaba la necesidad de derogar una legislación que provenía de los años de la dictadura y que suponía, bajo su “mejoramiento” neoliberal y menemista, la ampliación discrecional del proceso de monopolización en el espacio comunicacional avanzando hacia una efectiva restricción del derecho a la igualdad por parte de quienes se ufanan de ser los adalides de las libertades públicas y, fundamentalmente, de las de expresión y prensa. Lejos de modificarse esa lógica de la complicidad entre estructuras corporativas, lo que se ha profundizado en la actualidad es precisamente el reforzamiento de esas tramas de intereses y esa vocación por exigir democracia e igualdad para todo aquello que no involucra los propios espacios autorregulados y que no dan cuenta ante nadie de sus eternizaciones. El último fallo de la Corte Suprema de Justicia decretando la inconstitucionalidad de la ley de reforma del Consejo de la Magistratura va, sin dudas, en esa misma línea de cinismo corporativo que impide la ampliación del derecho al ejercicio de la soberanía popular en la elección de los miembros de un órgano político como lo es el Consejo. Es un problema no menor cuando el único poder de la República que no se somete a la soberanía popular se convierte en el instrumento del poder corporativo para frenar los procesos de cambio que apuntan a ampliar derechos y, sobre todo, a generar las condiciones para la construcción de una sociedad más democrática e igualitaria. Es siguiendo estas reflexiones que recupero, ahora, lo que escribí, hace casi tres años.
La libertad de prensa y la libertad de expresión son dos pilares insustituibles del Estado de derecho; no es posible imaginar una democracia que ponga entre paréntesis cualquiera de estas dos formas indispensables del ejercicio de la libertad. De la misma manera deberíamos decir algo equivalente de la igualdad en el acceso a la comunicación, de la existencia de mecanismos y de leyes que protejan el derecho igualitario a distribuir palabras e imágenes.
Para algunos privilegiados ni siquiera es aceptable una democracia formal, para ellos cualquier legislación que busque ponerles límites a sus ambiciones desmedidas constituye una invasión inadmisible en los derechos inalienables del ciudadano y un atentado contra la propiedad privada. Vociferan contra los “tiranos que restringen las libertades” mientras utilizan con absoluta impunidad leyes y decisiones arbitrarias impuestas por la dictadura y que cercenan el acceso libre e igualitario a la expresión escrita y audiovisual. Sin inconvenientes separan libertad e igualdad; la primera les sirve para desplegar sin ninguna limitación sus ideas y sus intereses, la segunda la restringen a una pura forma vacía que, cuando intenta en manos de los incontables de la historia afirmar su contenido ausentado de la realidad, se convierte, por arte de la ideología de las derechas, en “populismo”. Antes, cuando otros miedos y otros adversarios les quitaban el sueño, preferían hablar de “comunismo” y desatar sobre sus opositores políticos y sociales a sus cancerberos, a los “perros de la noche”. Hoy, cuando otros vientos soplan por el país y por gran parte de Sudamérica, cuando la matriz neoliberal es duramente cuestionada y se busca avanzar en proyectos de raigambre democrática y popular que hacen eje en una más justa distribución de la riqueza, utilizan todos los recursos que les otorga su inmenso poder económico y simbólico para impedir que en la esfera decisiva de la comunicación se avance en un sentido efectivamente igualitario. Ese sigue siendo el litigio central de nuestras sociedades, el que mayores resistencias provoca en los viejos poderes hegemónicos que estaban convencidos de que la historia estaba clausurada y de que la inexorabilidad de su modelo de acumulación especulativo-financiera había logrado eternizarse entre nosotros.
Mientras que nadie parece discutir las dos formas de la libertad mencionadas más arriba, algunos, los privilegiados y los que suelen acumular gran parte del poder económico y mediático, han impedido y lo siguen haciendo que la igualdad, aquello que los griegos de la antigüedad llamaban isegoría (es decir el derecho de todos, pobres y ricos, buenos retóricos y tartamudos, peones y albañiles, marineros y comerciantes, a tomar la palabra y expresar en igualdad de condiciones sus ideas) no sea una mera declamación, una vieja y ajada aspiración democrática que nunca se cumple, sino un derecho efectivo y protegido por las leyes del Estado. A los poderosos siempre les interesó la “comunicación”, los modos de su circulación y de su control, porque saben, siempre lo han sabido, que ella garantiza sus intereses y la proliferación de su ideología.
Para la corporación mediática cualquier legislación que busque ponerle freno a su poder monopólico constituye un “atentado a la libertad de expresión”, una “herida de muerte infligida a la democracia por el totalitarismo de turno”, “una prohibición a pensar distinto y un silenciamiento de los opositores”. Algunas de estas frases han proliferado en los últimos años y se han intensificado allí donde una parte significativa de la sociedad acompañó la decisión del gobierno nacional de llevar adelante un proyecto de ley de servicios audiovisuales que, finalmente, fue aprobado por amplia mayoría en el Parlamento. Lo que estuvo silenciado durante gran parte de estos tiempos abiertos con la recuperación democrática del ’83 salió a la luz del día, encarnó en diversos actores de la sociedad, se desplegó en el espacio público y llegó al Congreso de la Nación gracias a la decidida intervención de Cristina Fernández que tuvo la vocación política de la que carecieron los anteriores gobiernos democráticos.
Gritos, descalificaciones, insultos, acusaciones de autoritarismo quedaron vaciados de contenido una vez que los debates públicos lograron horadar el grueso muro de la discrecionalidad y la impunidad que durante décadas protegió los intereses de los grupos monopólicos. Argumentos de diversas índoles fueron arrinconando la chatura expresiva y conceptual de una derecha que no pudo decir otra cosa que aquello de la chavización, creyendo que el espectro del venezolano, su imagen de comeniños desplegada por casi toda la prensa “seria” del mundo occidental, alcanzaba para desdibujar e impugnar el esfuerzo cultural y militante por derogar una ley que venía de los años dictatoriales.
Derrotados en el plano de las ideas y en el de la democracia legislativa, buscaron refugio en el Poder Judicial, sabiendo que allí encontrarían jueces “a la carta” siempre disponibles para defender sus intereses, del mismo modo que una parte notable del aparato judicial siempre ha sido cómplice de lo peor en el país (¿puede funcionar acaso una dictadura sin la venia de los jueces?, ¿cuál es la “neutralidad” de jueces que ideológicamente actúan y piensan como los grupos concentrados? Una de las ficciones del liberalismo ha sido permanentemente desmentida en la Argentina, la ficción de una Justicia objetiva que trata por igual a ricos y pobres, poderosos y débiles. Habiendo lúcidas y significativas excepciones, la trama mayoritaria de la Justicia argentina ha girado, desde tiempos inmemoriales, hacia la derecha más rancia, esa misma que hoy suele manifestarse desde las páginas de La Nación y de su aliado monopólico).
Es indiscutible que la democracia necesita de la división de poderes, pero también necesita de la independencia de los jueces y de los legisladores respecto de los poderes económicos. La historia argentina está atravesada por el desequilibrio entre aquellos que siempre han tenido “un juez amigo”, “un comisario cómplice” y un “militar en el directorio”. Ahora encontramos esos jueces entre aquellos que están disponibles para proteger a capa y espada los intereses de los grupos mediáticos concentrados porque al defenderlos en realidad defienden sus propios intereses y sus convicciones político-ideológicas. Es tarea de todos aquellos que reivindican una democracia participativa, que no conciben la igualdad como una mera declamación ni como un mero dispositivo formal, seguir insistiendo para que la isegoría se instale como un valor perdurable de la vida social, cultural, política y económica. Mientras eso no ocurra seguiremos siendo sujetados por los poderosos de siempre, por aquellos que desde el fondo de nuestra historia han buscado impedir que los incontables sean, también, portadores de palabra y de derechos.
Esto escribía a finales del 2010. Sería muy poco lo que habría para agregar salvo que las cosas se han definido de una manera más conservadora y reaccionaria si es que tomamos la última decisión de la Corte. La inquietud, como no puede ser de otro modo, gira, ahora, en relación al demoradísimo fallo sobre la constitucionalidad completa de la ley de medios. Los antecedentes inmediatos no son alentadores aunque, por qué no, habría que rescatar los mejores momentos y fallos de una Corte que se relegitimó gracias a la decisión histórica de Néstor Kirchner de sacarla de su profundo envilecimiento cuando no era otra cosa que una Corte servil e impresentable. Algunos de los jueces que llegaron de la mano de esa decisión deberían recordar qué Argentina se agazapa detrás de los cantos de sirena que hoy se multiplican desde los medios concentrados de comunicación y en muchos de los voceros opositores. Lo cierto es que lo que no podrán impedir es que se multiplique el debate que hoy ya está atravesando a muchos miembros del aparato judicial y que se irradiará indefectiblemente al espacio público. Los tiempos del secreto y el encriptamiento de la “familia judicial” están cerca de terminar. Una lógica de la impunidad y de la trama corporativa que contradice la vida democrática y los ideales republicanos que muchos dicen defender cuando hacen todo lo contrario, está saliendo a luz. Contra esa democratización, de los medios de comunicación y de la Justicia, es que se asocian los poderes de siempre. Es una lástima que algunos miembros de la Corte (insisto, aquellos que llegaron gracias al profundo espíritu renovador de Kirchner que no eligió conformar una Corte adicta) privilegien los intereses corporativos y la visión liberal-conservadora a los profundos vientos de cambio que atraviesan desde hace una década la vida argentina y una parte significativa de Sudamérica.

Los cuarteles mediáticos y la Ley Clarín


Fuente : La Paco Urondo

https://tigranelgrande333.files.wordpress.com/2013/05/84292-macri2bempleado2bdel2bmes2b2bclarin.png

Los cuarteles mediáticos y el DNU de Macri

   

Por Matías Barroetaveña* l En estas últimas semanas hemos visto cobrar fuerza a un fenómeno curioso, consistente en la utilización de recursos habituales en los programas de chimentos de la tarde por parte de analistas políticos y periodistas “serios” del grupo Clarín. Estos programas de espectáculos juegan el juego del show, no tienen reglas ni rigurosidad y todos sabemos que en ocasiones se miente o exagera, a cambio de dinero o figuración mediática. Pero el periodismo político, aunque no siempre, suponía otra cosa: consultar a las fuentes e interpretar a partir de los hechos, y no inventarlos para ajustarlos a una mentira.

papel_prensa

En este contexto mediático enrarecido, la oposición aparece desarticulada y sin rumbo: no tiene un plan de gobierno alternativo, no tiene propuestas concretas de políticas públicas y no encuentra estrategias para generar un mayor nivel de representación. Frente a la confusión, parece haber decidido subirse a la agenda mediática de Clarín, lo que significa correr a Tribunales para ser el primero en presentar la denuncia que garantiza el pirulito del día siguiente. En esta época de “votos flacos”, un recuadrito en un diario, vale mucho para el arco opositor. Si es verdad, no importa. Se trata de ofrecerle al medio la “prueba” de que algo muy malo está pasando con el Gobierno nacional.

23328_10151178706467477_1130007631_n

En estos días la creatividad opositora ha dado un salto de calidad, reconozcámoslo. El circuito es el siguiente: un medio o alguno de sus periodistas denuncia una acción de gobierno contra las libertades, la república, la división de poderes, los buenos modales, o lo que sea. Por supuesto, sin fundamentos, fuentes o la mínima vinculación con la realidad. El opositor dispuesto a seguir con el libreto, pero que en esta circunstancia no puede denunciar judicialmente una abstracción por temor al ridículo, agudiza el ingenio y dispone una acción “épica” que frena el avasallamiento de la dictadura.
De eso se trata el DNU que Mauricio Macri procura convertir en ley en estos días. Dando cobertura a los grupos que lo promueven como la alternativa a la “barbarie”, pone en riesgo la igualdad ante la ley, desconoce la jurisprudencia en la materia y se burla de la voluntad popular expresada en nuestro parlamento nacional. Macri nos dice sin escrúpulos que en su proyecto político hay una clase privilegiada, no sometida a las leyes como todos nosotros: los empresarios de medios. En sus empresas no se podrán hacer huelgas y no pagarán impuestos.

120_c_51288

El intento de desgaste que prolijamente se orquesta desde el grupo Clarín, con la complicidad de algunos opositores, pone en escena con más vigor que nunca la necesidad de la plena aplicación de la ley de servicios de comunicación audiovisual, para democratizar la discusión pública y transparentar a los ojos de todos los intereses en juego.

582334_10151179732447477_1976260466_n

Mientras el Gobierno nacional construye día a día un nuevo modelo de desarrollo, la derecha se rehúsa a aceptar las reglas de la democracia y busca desesperadamente en los grandes medios los cuarteles contemporáneos a quien tocarles la puerta.

* Coordinador General de La Fábrica Porteña. Miembro de Convocatoria para un Frente Kirchnerista

http://agenciapacourondo.com.ar/secciones/otras-noticias/11736-los-cuarteles-mediaticos-y-el-dnu-de-macri.html