Los fundamentos negacionistas detrás de la novela turca emitida por Telefe


 

Hoy Telefe estrena la novela turca “El Sultán”, el mismo día en que se conmemora el genocidio Armenio. Hay un antecedente, el 24 de abril del año 2015 se transmitió, por el mismo canal, el último capitulo de “Las mil y una noches”. La colectividad armenia denuncia la provocación del estado turco por ocultar la memoria del genocidio. “Soy nieto de 4 víctimas sobrevivientes del genocidio armenio y bisnieto de tres desaparecidos y una bisabuela secuestrada, violada y torturada por el Sultán”, dice la carta documento que envió al canal un reconocido miembro de la colectividad. Hoy, habrá marcha y acto desde las 19hs. Por Yeraz Apkarian para ANRed

Hoy, como hace dos años, la colectividad armenia de Argentina enfrenta un desafío muy grande: contrarrestar una puesta en escena desde lo cultural para lavar la imagen de Turquía en aquéllos países con fuerte presencia de hijos y nietos de sobrevivientes del genocidio del cual es responsable, y al cual niega.

 

Estas novelas hacen eco de la propaganda oficial turca, que niega el genocidio armenio y la masacre de otras minorías. Desde 1850 se registraron numerosas masacres contra armenios y minorías étnicas, bajo la orden del Sultán Hamid II las de al menos 1890 a 1896. En 1915, el 24 de abril se procedió al arresto de intelectuales, políticos, artistas y todo tipo de líderes armenios, dejando a esta nación acéfala, y prosiguió el exterminio sistemático de la población armenia iniciado por los “Jóvenes Turcos” y continuado por Kemal Ataturk. Fueron víctimas de genocidio tanto de armenios como griegos, asirios, sirios, y cualquier minoría cristiana, aún cuando en agosto de ese año Kemal afirmara que “a los armenios los mató por armenios y no por cristianos”.

18010242_460745864265460_2159063566656512184_n-efec2.jpg

Pero Turquía no sólo niega el genocidio, sino que a través de la puesta en escena de una “Turquía romántica” evita mostrar el estado represor que es, que oprime e incita a exterminar minorías, que tiene la mayor cantidad de periodistas presos y que bloquea las redes sociales para evitar la difusión de escándalos en torno al gobierno.

La emisión de novelas turcas es parte del lobby para vender una imagen totalmente fantasiosa, con costumbres y escenarios pintorescos, fastuosos, sin contar con mensajes subliminales como llamar Kemal a uno de sus personajes, justamente el nombre de uno de los gestores intelectuales del genocidio armenio. incluso uno de los personajes se llamará Kemal, justamente el nombre de uno de los gestores intelectuales del genocidio armenio.

En 2015, coincidiendo con el nefasto centenario del Genocidio armenio, se transmitió el capítulo final de la novela “Las mil y una noches”. Este año, Turquia vuelve a elegir, con un oscuro sentido de la coincidencia, el 24 de Abril de este año para emitir el capítulo inicial de su novela “El Sultan” buscando vender una imagen tan agradable como irreal de un país sumido en atentados no solo contra la libertad intelectual sino física de sus habitantes y territorios limítrofes. Tampoco es casual que se haya elegido traer esa novela. ¿Por qué no? Hace ya algunos años Tayyip Erdogan manifestó su deseo de revivir el sultanato y califato que destituyó Ataturk (con la no única intención de separarse del genocidio cometido recientemente). Si bien hay muchos matices y hechos que ayudan a comprender el panorama, es fundamental saber que: Erdogan es un islamista sectario suní extremista, el intento de “golpe de estado” del año pasado fue un auto golpe orquestado con el objetivo de fortalecer su posición, aplica políticas pro islam en un país laico, cada vez más inherentes a la moral pública (uso de velo, dificultar el consumo de alcohol, exorbitante presupuesto destinado al área religiosa empleado para construir escuelas islamistas y mezquitas, represión, asesinato y encarcelamiento de opositores y minorías, etc), que considera terroristas a quienes se manifiestan por temas como la ecología, pero ve correcto asesinar, torturar y decapitar sirios, armenios y a quienes los ayuden, que poco antes del inicio del recuento de la votación del 16 de abril para modificar la constitución, la Comisión Electoral Suprema anunció que contaría como válidos los votos de boletas no selladas por la mesa electoral, cambiando las reglas del juego en mitad del partido.

Con esta reforma constitucional, Erdogan se aseguró más poder aún. Y esto, sumado a su desprecio por los armenios y minorías cristianas, y su exacerbante y abierto interés en formar un estado religioso del cual se considera líder, en lo que respecta a los armenios revive el fantasma del 1915 que lejos de ser un capitulo oscuro en la historia de la humanidad, ve como gobiernos y organizaciones capaces de impedirlo y condenarlo, muy por el contrario, deciden mirar hacia un costado e incluso, impulsar el olvido y permitir que se repita la historia.


Carta documento enviada al canal Telefe:

“Buenos Aires, 20 de abril de 2017.Dirijo a Uds. la presente en razón de haber tomado conocimiento que han dispuesto estrenar la novela titulada “El Sultán” el próximo día 24 de abril del corriente. Asimismo le hago saber que obro en mi condición de descendiente de armenios y bisnieto de una víctima del Sultán lo cual me legitima con los alcances del art. 3 de la ley 26522. Como Uds. saben dicha novela ha sido producida en Turquía, por empresas y con actores turcos, con evidente exaltación de sus valores (?) , lugares e idiosincrasia. Si bien dicha circunstancia no amerita queja ni denuncia alguna, lo cierto es que esta nueva producción “El Sultán” ,que ha sido publicitada con imágenes y adelantos, de los cuales se destacan las muestras de sometimiento y sojuzgamiento de la mujer en épocas del imperio otomano (nada muy distinto de lo que muestran en la actualidad en otras novelas del mismo origen ) será estrenada y puesta al aire el día 24 de abril, justamente el mismo día (obrar de la casualidad?) que los descendientes de Armenios conmemoramos el genocidio armenio , recordamos y honramos la memoria del nuestros abuelos y bisabuelos desaparecidos y asesinados en ocasión del horror que vivieron a manos del estado Turco Otomano. Soy nieto de 4 víctimas sobrevivientes del genocidio Armenio y bisnieto de tres desaparecidos y una bisabuela (Trfanda Kasparian) secuestrada, violada y torturada por el Sultán Mehmet en el año 1909 . Es por ello que su decisión empresaria de poner al aire dicha novela el día 24 de abril con la repercusión que ustedes mismos se encargan de darle, turba, hiere y ofende nuestros sentimientos, horada nuestro mas intimo ser, injuria y deprecia nuestro derecho a conmemorar , sumiéndonos en un estado de zozobra y angustia emocional, re victimizando a las víctimas por cuanto nos impide recordarlas y honrarlas libremente y en paz al estar sometidos al tormento de saber que en el mismo día y momento en que pretendemos honrar a nuestras victimas (por mas que no lo miremos) se emite una ficción que promueve y exalta una figura que provocó mucho daño los Armenios , víctimas del genocidio de 1915 que pretendemos conmemorar, entre ellos mi bisabuela. Es necesaria tamaña afrenta ‘? Es necesario que justo ese día nos recuerden la existencia de un sultán y el daño que nos provoco? No podían hacerlo otro día? Que puede justificar semejante ofensa a nuestros sentimientos? Nada. no existe justificativo alguno .Es evidente entonces que la puesta de la novela el día 24 de abril, decisión que estimo ha sido consecuencia de acuerdos comerciales con terceras personas o estados extranjeros, me afecta en mi derecho, menoscaba mi dignidad e injuria gravemente al impedirme la conmemoración y honrar la memoria de mis familiares en libertad y con tranquilad, emocional sin la cimitarra televisiva amenazándome y recordándome la existencia de tan funesta figura. Así me siento y creo que se deben sentir los restantes miembros de la comunidad armenia. Al efecto, señalo y le recuerdo la vigencia de la ley 26199 por la cual la República Argentina declara al día 24 de abril de todos los años como “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos”, en conmemoración del genocidio de que fue víctima el pueblo armenio y con el espíritu de que su memoria sea una lección permanente sobre los pasos del presente y las metas de nuestro futuro. En este marco legal que nos recuerda el respeto entre y hacia los pueblos no puedo dejar de señalar que su decisión empresaria resulta irrespetuosa e injuriante hacia este sector del pueblo , que por mas minoritario que sea en el contexto general no puede ser desconocido ni violado en sus derechos y sentimientos .Asimismo dicha decisión resulta carente de toda ética ,lo cual es llamativo desde que en su página web Telefe hace saber que uno de los valores en los que se sustenta su actividad es la ética, desconociendo además el art.3 de la ley 26522 inc.h (ley de medios audiovisuales) que establece como objetivo “ La actuación de los medios de comunicación en base a principios éticos” . Por otro lado y a tenor del art. 2 de La ley 26522 La actividad realizada por los servicios de comunicación audiovisual se considera una actividad de interés público, de carácter fundamental para el desarrollo sociocultural de la población por el que se exterioriza el derecho humano inalienable de expresar, recibir, difundir e investigar informaciones, ideas y opiniones. Así entonces siendo una actividad de interés público no puede desconocer los alcances de la ley 26199 y el derecho humano que de ella se desprende .El derecho a poner un producto en el aire es un derecho económico que persigue rentabilidad, el cual no puede ser ejercido en detrimento del derecho humano del suscripto de honrar libremente y sin perturbaciones a las víctimas. En este marco el derecho debe ser ejercido con ética, responsabilidad y sin abusos, tal como lo exige la ley de medios audiovisuales y el propio código civil y comercial el cual exige que cualquier controversia sea resuelta bajo los alcances de la ley y de los tratados de derechos humanos. (art.1 del CCC) a la vez que condena y sanciona el abuso del derecho. Asimismo le recuerdo los alcances del art.70 de la ley 26522 “ La programación de los servicios previstos en esta ley deberá evitar contenidos que promuevan o inciten tratos discriminatorios basados en la raza, el color, el sexo, la orientación sexual, el idioma, la religión, las opiniones políticas o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento, el aspecto físico, la presencia de discapacidades o que menoscaben la dignidad humana ….” Es que el derecho de libre empresa no es absoluto sino que encuentra sus límites en el respeto a la ley, la ética ,la moral y los tratados internacionales de derechos humanos. Asimismo y como consumidor televiso expuesto le exijo que me brinde el trato digno que prevé la ley 24240 y el art. 1097 CCC “Los proveedores deben garantizar condiciones de atención y trato digno a los consumidores y usuarios. La dignidad de la persona debe ser respetada conforme a los criterios generales que surgen de los tratados de derechos humanos. Ello lo es bajo el apercibimiento de requerir en caso de incumplimiento la aplicación de la multa prevista en art. 52 bis ley 24240 “Daño Punitivo. EN CONSECUENCIA DE LO EXPUESTO, CON FUNDAMENTO Y AL AMPARO DE LA LEY 26199, LEY 26522,LEY 23054,LEY 23313 Y la DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, LE REQUIERO ajuste su conducta a derecho, la buena fe y la ética ,respete los derechos humanos del dicente y SE ABSTENGA DE EMITIR EL DIA 24 DE ABRIL DE 2017 LA NOVELA EL SULTAN para así permitir la evocación , conmemoración y el homenaje a nuestras victimas con la armonía , paz y tranquilidad espiritual necesarias para ello. Sin perjuicio de ello y en caso que Uds. por acuerdos económicos y comerciales insistan en la puesta al aire, les requiero la colocación de una placa permanente en la emisión haciendo alusión a la conmemoración del genocidio armenio, ello sin perjuicio de proceder luego conforme lo expuesto anteriormente ante el daño y el perjuicio provocado. Queda Ud. notificado.

Dr.Ruben R. Morcecian”

http://www.anred.org/spip.php?article14043

LA HISTORIA NO MIENTE, MIENTEN LOS LIBROS DE HISTORIA


Raymond Berberian 

La vida es un palacio de mentiras que desmantela el tiempo. R.B
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

cropped-copia-de-images-76

Vaya mi humilde homenaje y mis lágrimas de cristal a quienes simbolizan El Árbol de Los Pájaros Perdidos.
“24” de Abril 1915. “24” de Abril 2017
LA HISTORIA NO MIENTE,
MIENTEN LOS LIBROS DE HISTORIA
El Genocidio perpetrado por el Estado turco, al igual que cualquier otro exterminio de etnias milenarias, que los hubo y los hay. Mientras exista una memoria activa, queda como lacras imborrables en el archivo de la humanidad.
Yo, Rupén, descendiente de los sobrevivientes de la familia armenia, recordaré y honraré cada 24 de Abril, amen de los tiempos, a nuestros mártires y a todos nuestros hermanos asirios, caldeos, griegos, siríacos, yezidi caídos por la barbarie de las ignorancias, así también a las demás pueblos que sufrieron y sufren iguales persecuciones y asesinatos selectivos. No hay, ni habrá perdón ni olvido en mi corazón para quienes fueron verdugos de nuestros familiares; cuyos herederos hoy se atribuyen y gozan inmerecidamente de nuestras herencias históricas y nuestra Montaña Sacra EL Ararat. Llevo mis cicatrices prendidas de la memoria.
Pido piedad a Alá para aquellos turcos, kurdos y circasianos que al igual que unas bestias carroñeras fueron capaces de revolcarse y embadurnarse con sangre de inocentes derramada sobre la Tierra Sagrada de nuestros ancestros.
La vida es un palacio de mentiras que desmantela el tiempo. R.B
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

 

LA EMOCIÓN DEL PUEBLO ARGENTINO SIGUE INTACTA,COMO TAMBIEN EL DESCRÉDITO A LA IMAGEN DE MACRI Y SUS SECUACES





 

Turquía que aclare sus buenas intenciones y cuales son sus intereses por reconocer en nosotros,(ARMENIA) a su gran amor imposible


Raymond Berberian 

LAS ÁGUILAS TAMBIEN MUEREN s
Turquía considera a los armenios sobrevivientes del genocidio, como que abandonaron su país “Turquía” por propia voluntad, por consiguiente tanto ellos como lo asirios, siríacos, griegos, kurdos, lazes laces y yezidí pertenecen a la diáspora turca.
Pues bien, que Turquía, (hoy potencia mundial junto con Israel, apadrinada por los EEUU), exponga en bandeja sus buenas intenciones, que aclare cuales son sus intereses por reconocer en nosotros a su gran amor imposible: su diáspora turca, y nosotros gustosamente las estudiaremos.
No sabría decir cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a jugarnos la vida en volver bajo las condiciones actuales, aunque…, si exagerara, supongo que no excederían los dedos de una mano. No obstante eso, algunos irían como turistas a rezar sobre el suelo de nuestros ancestros y, casi seguro, les sería obsequiado un libro ilustrado, recordatorio de quien fuera uno de los cabecillas del Genocidio contra la población armenia en Anatolia y Cilicia: Mustafá Kemal, alias el “Ataturc”.
Por otro lado, tengo entendido que Armenia (República Independiente) no está capacitada o no considera de su incumbencia acordarnos, los ocho millones de hermanos diseminados por el mundo, una suerte de identidad, un simple carnet que nos reconozca como: Armenios Occidentales, procedente de Turquía” Pero eso sí, nos ofrece un Pasaporte, lo cual es un honor para cualquiera de nosotros, pero es algo como ofrecerle un traje de etiqueta al que le falta zapatos o un tatuaje en la nuca o la espada.
Nuestra prolongada estadía fuera de nuestras raíces, nos ha permitido adquirir documentaciones de diversas nacionalidades. Para mí; La nacionalidad y el origen son dos cosas distintas. Yo, por ejemplo, poseo más de una nacionalidad en mi haber, mas ninguna señala mi origen. Eso da a entender que no siempre las nacionalidades comulgan con el origen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Si bien el origen se pierde en la historia de los tiempos, en algunos casos excepcionales como el nuestro, se sostiene y se lo trata de reflotar con lo que uno quiere ser y eso, va más allá de la denominación, la fisonomía, el carácter y la idiosincrasia.
Gran parte de mi vida fui francés, incluso me identifiqué como francés, al igual que aquel africano en mi paso por Dakar (África Occidental) me preguntó si era francés y le dije que sí y él, henchido el pecho, replicó: (¡Comme moi!) Igual que yo. (Je m’apelle Renault 4) Me llamo Renault 4.
En el fondo me estaba engañando a mí mismo, escondiéndome en una apariencia adoptiva con la que, en honor a la verdad, entre los dos habíamos llegado a congeniar bastante.
Siempre presentí que en mí existía otro ser al que no le daba cabida, un ser que jugaba al escondite dentro de mí, por momentos se asomaba debajo de mi honda superficie del que me era imposible ocultar, ni siquiera razonando aquella conclusión de mi padre, huérfano de Diyarbekir quien fuera rescatado y conducido a Alepo Siria al igual que mi tía Arek y chamir, mi madre: (¡Toi tu est français, l’Arménie n’existe plus!) ¡Tú eres francés: Armenia no existe más!
Un día alguien me señaló una iglesia armenia, era un domingo. La gente había comenzado a salir y bajaba por las escalinatas.
Me sentía motivado, como cuando de chico en París, pegaba mis narices en las vidrieras que exhibían soldaditos de plomo.
Fantaseaba con los rostros de las mujeres comparándolas con mi madre que apenas recuerdo. Era mi gran familia perdida en el olvido. Sonreía, pero nadie me devolvía la mirada. Fue cuando me di cuenta que yo era la oveja perdida reflotada de un universo desconocido.
Y fueron pasando los años tratando de curar aquella espina que seguía hiriéndome. No faltó quién me dijera que mi apellido no era el de los puros y auténticos armenios, puesto que mi apellido se refería a un oficio; no así a nombres de santos. Sabía, sin embargo, que habría una puerta en algún recodo del camino de tantas que sobre la marcha me fueran cerradas en mi cara, una que yo mismo inventaría y eso fue lo que hice.
Mientras iba tropezando, peleándome contra los molinos de viento, fui haciéndome un camino paralelo y sacando mis propias deducciones: Tratar de no morir, antes de tiempo. Y si parto; estar convencido que habrá quienes me relevarían y llevarían mi balsa a buen puerto.
Con paciencia, las águilas también mueren…
Rupén raymond_berberian14@yahoo.com.ar
***

PIER Y EL INDIO NOS MUESTRAN LA CARA DE MACRI, CLARIN, FONDOS BUITRES Y DEMÁS HIERBAS


Toda la gran mentira que circula de noche y te hace mal de día

CLARÍN:EL CULO QUE VALÉS ES TU SECRETO…

Ruben Demirjian

“Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”


‎”Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis”.
Raymond Berberian 

LA MAYOR ESTAFA MORAL
Estoy mentalizado, sé perfectamente que algunos han de mirarme mal, incluso tildarme de antisemita por no agachar la cabeza y porque se me ocurre observar que la humanidad consume gato por libre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Vayamos por parte: El tema de “LA TIERRA PROMETIDA”. A mí personalmente, nunca me convenció, me pareció una desfachatez, una mentira más, como lo del Papá Noel para los niños. Con que “dios” de los judíos les haya prometido una tierra exclusiva para sus tribus por haber sido expulsados, perdón: “desplazadas” de Ur de los caldeos. “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”.
Primero: ¿De qué forma se los habría prometido…? ¿Será verdad – digo yo-que se los habría prometido… y en qué idioma…? Para finalizar: ¿Por qué ese privilegio? ¿Será porque se trata de los “dioses” en la Tierra, según afirma el Talmud (libro consagrado como sagrado)?
Supongamos que fuese cierto, supongamos, repito… Me imagino… quiénes hayan escrito y difundido esa fantasía; serían dioses, no seres humanos; mejor dicho: dioses, versión humana. Claro; se sobre entiende que el resto de la humanidad serían animales, versión humana…
Volvamos a suponer que fuese cierto. Palestina no sería la elegida, puesto que nunca fue una tierra sin pueblo, todo lo contrario, tanto es así que su pueblo aún resiste el embate de los invasores elegidos…
Otro dilema más: los elegidos. ¿Quién fue que los consagró elegidos; su hermano mayor: “dios”, de los dioses en la Tierra? Y la farsa continua…
Permítanme fantasear un poco; total incoherencias por incoherencias. Llegué a pensar que aquello de “Una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra” sería el mundo entero; pero no; está ocupado. Para mí, sería la luna; encajaría perfecto. Y el mundo se liberaría de sus dioses en la tierra y de su insaciabilidad. Los gentiles, animales y siervos que somos el resto de la humanidad: la paja del trigo, recuperaríamos nuestra dignidad y seríamos libres de hacer y deshacer nuestro destino.
En el último de los casos, ellos podrían trasladar el muro de los lamentos a su nuevo hogar, y seguir lamentándose allá arriba; el Talmud y sus demás libros “consagrados como sagrados”, cargarlos en el mismo cohete de sus mandamases políticos y religiosos. Palestina volvería a ser lo que fue: “Tierra Santa” y todo el mundo contento. Ahora que los EEUU apuntan hacia Marte, podrían colaborar con fletar a los sionistas de Israel y del resto del mundo a la luna: “Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”. Allí estarían más cerca de Jehová y hablarían con él de igual a igual.
Si nadie lo habría pensado hasta ahora, pues estaría a tiempo. Tal vez allá arriba encuentren petróleo, perlas, diamantes y, Gold & Silver. ¿Quién sabe…? Quizá descubren su origen extraterrestre y manuscritos en hebreo lunar…
Las cárceles israelís no tendrían necesidad de retener, ni torturar a las mujeres y a los miles de niños “terroristas” palestinos allí encerrados. Serían obligados a arrepentirse solemnemente a que nunca más abollarían sus tanques arrojándoles piedras “letales”, derribarían sus bombarderos y hundirían sus submarinos atómicos y, los despedirían en su viaje sin regreso con fuego de artificio, bombos y platillos.
Yo lo estoy viendo… La gente bailando el dabke por las calles de Tel Aviv, las mujeres palestinas ofreciéndoles a las “colonas” sus recetas de comida típica palestina; el Hummus, el Tabbuule, el Falaafel, el Kibbe, y el dulces Kenafe, para que los patentaran como suyos en la luna. En fin; creo que ellos descansarían de los animales –digo- de nosotros, y nosotros de ellos, por lo menos cinco mil años más, hasta nuevo aviso, quise decir hasta nuevo éxodo. Incluso, me imagino a los sionistas Rockefellers, los Rothchild y los Natanyahu’s en la luna, abrazados al demonio (con cara de ángel) Tzipi Hotovely, promoviendo el libre comercio con sus tradicionales usureros para con los habitantes de otras galaxias.
Ahora que me desahogué un poco, me parece que quien o quienes redactaron el mensaje supuestamente de Jehová, referente a la Tierra Prometida, lo entendieron al revés; Interpretaron “Prometida” por “Prohibida” Y dale que va… ¿Qué no es posible? Claro que es posible ¿Quién me asegura lo contrario? Ahora que lo pienso… ¿Qué suerte correrían los órganos de los miles de niños palestinos amputados conservados en los laboratorios? ¿Las bombas atómicas, las llevarían consigo o las abandonarían “sin cargo” a los palestinos?
Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis.
Lo que me parece fantástico es que esas, sus versiones, consagradas como sagradas, invadieron el mundo al igual que el sionismo, la COCA COLA y el Mc Donald. Se impusieron en los credos tanto de los cristianos como del Islam.
Si lo de ellos fuese verídico, no una “Estafa Moral”, no existirían otras creencias más que las de ellos; los budas, La Pacha Mama y demás versiones del cielo y de la humanidad no figurarían. Usted, ¿no lo cree?
Miles de años atrás no existía el cine, ni la radio, ni la telefonía digital y las abuelas creían incluso en la existencia del Príncipe Azul, se alimentaban con lo que oían. Quienes sabían leer y escribir se entretenían recitando lo consagrado como sagrado, soñando con las miradas espaciales de las niñas, creyendo en que el cielo llevaba escaleras de colores que trepaban más allá de la octava nube. Los más ilustrados se entretenían con las aventuras eróticas de Las Miles y Una Noche. Pues, lamentablemente ya no ocurre lo mismo, el mundo se ha modernizado, es conducido y glorificado por el sionismo, engendro dilecto del nazismo.
Este cuento continúa…
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

MUCHOS MARINES DE LOS MANDARINES QUE CUIDAN POR VOS LAS PUERTAS DEL NUEVA CIELO…


Ruben Demirjian

Esto es Mauricio Macri


Gerardo Bufa

 

 

RicoteroRey

Mira como miente Macri

 

 

Mirá como los periodistas argentinos encubrieron quién era Macri para que ganara las elecciones

Gon Sánchez Rey

CON BUENOS TONOS NOS ESTAN MANDANDO A LA RUINA


Sin Censura

@ngmagaldi ECHÓ DEL PISO A RAÚL RIZZO POR DECIR LA VERDAD

Haber heredado un reino, no es obligatorio emparentarse con la verdad histórica ¿verdad?


Raymond Berberian 

Majestades de EXHIBICIÓN
El chancho no tiene la culpa, la tiene quien le da de comer.
Me ha sorprendido la desfachatez del Rey de España (Con todo respeto al pueblo español) al exigirles a los pueblos originarios perdón por el supuesto asesinato de algunos conquistadores españoles y se olvida el vaciamiento de esos pueblos originarios sometidos a la cruz y la pólvora por lo que él llama “conquistadores”; las toneladas de oro y plata de obras de arte arrancadas a sus dueños, fundidos por sus “conquistadores” en lingotes y trasladados a España…
Permítanme extenderme algo más sobre el significado de la palabra “conquistador”. El diccionario lo explica, diciendo: “Adquirir a fuerza de las armas” Y a mí se me hace que el Rey confunde “Conquistar” con “invadir”. Para mí; Conquistar es avanzar sobre un espacio o terreno deshabitado o convencer, sea por medio de armas o sin ellas. Lo otro es invadir al instalarse sobre un espacio o terreno ocupado, destruyendo culturas y civilizaciones por medio de las armas, la cruz y el martirio. Los turcos otomanos invadieron Armenia y Anatolia por medio de la fuerza donde se instalaron destruyendo culturas y civilizaciones ancestrales. EEUU invadió Iraq, Siria, Afganistán, Paquistán, VietNam. Gran Bretaña con sus piratas se apoderaron y se establecieron como en su casa en casa ajena en las islas Malvinas de Argentina, e Israel acaba de invadir Palestina. Se trata de invasores, agresores, no “conquistadores” Sr. Rey.
¿Sabes tú, quienes fueron los “conquistadores” españoles que haces mención? Pues bien; fueron los reos, los ladrones y asesinos liberados de las cárceles; fueron los incultos…
Como Rey de España, debes estar enterado que la llegada de los “conquistadores” al “Continente Rodeado por Agua” no fue bienvenida. No fueron invitados de honor para abusar de esos pueblos, ni para saquear sus tesoros, menos aun para contaminarlos de pestes y enfermedades venéreas. Haber heredado un reino, no es obligatorio emparentarse con la verdad histórica, ¿verdad? Tú no eres un “Salomón el justiciero” Te es permitido ser ignorante, muy pese a tu disfraz adornado de medallas obsequiadas gratuitamente. Ser Rey de España no significa ser inteligente. Dudo que hayas conocido aquel dicho árabe: “Si la palabra es de plata, el silencio es oro”.
Tu padre fue insolente, mujeriego y soberbio además, aún así se lo agasajaba y se lo respetaba en honor a los españoles. Una figura que aún vive como tú a costilla del pueblo; un monigote, ni siquiera un payaso al igual que tú que te crees con derecho de llevar la historia por delante.
Tú eres quien les deberías pedirles perdón a los pueblos originarios por haber diezmado su población y aniquilado su cultura. Y, haciendo honor a la verdad, eres quien debería ir saldando tu deuda moral y económica con los Amerindios de Centro y Sudamérica.
¡Cuánto te habría convenido quedar callado y disfrutar de tus galones! ¿Te das cuenta, Sr. Rey? Te lo dice un extranjero, honrado de compartir el suelo amerindio, hijo de refugiados del Genocidio de armenios, Genocidio que tu nación niega reconocer al igual que Israel y los EEUU.
Se ve que de historia no te has empapado. Para que sepas, el Genocidio cometido por tus “Conquistadores” fue uno de los más crueles y desalmados de hace quinientos años. Se supone que tus “Conquistadores” representaban pueblos civilizados. El de los armenios, con un saldo de un millón y medio de mártires, perpetrado por el Estado turco data apenas cien años.
Respetuosamente Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

OFFSHORE EN OFFSIDE


Cristina Fernandez de Kirchner

14034994_1242047499193116_6614704786951406305_n

Si encuentran nuevas cuentas de Mauricio Macri en Panamá Papers ARMAMOS UNA TAPA CONTRA CFK.
Periodismo de guerra: Si no hay pruebas INVENTEMOS TITULOS. Si hay tarifazo INVENTEMOS TITULOS. Si hay inflación INVENTEMOS TITULOS.
“Revelan que Cristina ocultó movimientos sospechosos por casi US$ 500 millones” dice Clarín en un informe en el que no encuentran ni un sólo documento a nombre de CFK. PORQUE NO EXISTEN.
Nuevo episodio del periodismo de guerra: “CFK ocultó transferencias al exterior” en título catástrofe. En la nota, ni una sola mención a transferencias ni cuentas Kirchner. PORQUE NO EXISTEN.
La nota de Clarín de hoy contra CFK tiene un solo problemita: no pudieron encontrar una cuenta en el exterior de su propiedad, ni fondos ocultos o no declarados, PORQUE NO EXISTEN.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios


Raymond Berberian 

HOY, CIEN AÑOS MÁS,
CIEN AÑOS MENOS
El genocidio de la familia armenia sobre sus raíces ancestrales con un saldo de más de un millón y medio de mártires, fue ideado y orquestado a la sombra de la Primera Guerra Mundial en colaboración de Alemania, por los ministros del Estado turco (deunmé): judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos. Sobre aproximadamente cuatro millones que comprendía nuestra comunidad, cerca de medio millón sobrevivió al hambre y la sed.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo pertenezco a la segunda generación y me asombra notar que los de mi edad e incluso las generaciones siguientes se hayan olvidado por completo quienes fueron los causantes de nuestra desgracia común. No sé en qué basan sus expectativas, sus esperanzas, sabiendo que el obstáculo mayor hacia un posible y formal reconocimiento del genocidio y sus crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado turco depende, aunque parezca inverosímil, de la aprobación de Israel al reclamo armenio sobre sus derechos, sus bienes, sus tierras y su lógica indemnización.
No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios; no obstante reconocer que con ello comete una grave injusticia, lo mismo que su amado comodín: Los Estados Unidos y, España, con su cargo de consciencia por haberse desprendido de los Sabios de Sión. No lo harían; no sólo por su parentesco carnal con Turquía, sino porque entienden, a modo de refregarlo en las narices del mundo, que su shoah fue, es, y será, la mayor y única desgracia humana de la clase élite: Amantes de la Paz, dioses en la Tierra.
Nunca; e insisto: ¡nunca! El judaísmo tendió una mano a los armenios; ¡jamás! Y si lo hayan hecho, que yo ignore, habría tenido un costo leonino. Fueron los armenios quienes socorrieron judíos durante el régimen Nazi y ellos lo saben. Poseen un museo donde se expone los nombres y retratos de los judíos que fueron salvados. No así, los de las familias protagonistas armenias.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
¿Ingratitud? No; simplemente usura internacional.
No es de olvidar que muchos de los sobrevivientes del genocidio fueron rescatados, socorridos y tratados como hermanos por sirios, libaneses, iraquíes, palestino y otros pueblos de la región. Mis padres, huérfanos de Diyarbekir, Antigua Dikranaguerte, como tantos otros de Cilicia (Guiliquia) Antiguo Reino de Armenia, encontraron refugio en Alepo, Siria.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo no entiendo, ni lo concibo que importantes organizaciones y cerebros de nuestra comunidad en la diáspora lisonjean con los herederos de quienes fueron los causantes de nuestra adversidad, sin contemplar su carnicería humana en los territorios palestinos.
Tal vez yo esté equivocado, no entienda nada de la hipocresía internacional con que, para seducir a una víbora consista en silbar en su idioma. Para mí; un pueblo capaz de arrancarles los ojos a unos niños, es peor que las bestias… Son ejemplos de un salvajismo extremo e impío que debería ser señalado al mundo como una falla de una mentalidad endemoniada.
El burro tropieza una sola vez con la misma piedra y nosotros, los armenios de la diáspora diseminados por el mundo, seguimos cometiendo el mismo error: confiar en la bendición de la Serpiente del Edén.
Respetuosamente… Yo.

 

Clarín 30 años me mentiste. BASTA!.


Pagina/12

La unidad de la oposición

Por Edgardo Mocca

El reconocimiento de la guerra librada por el grupo Clarín contra el anterior gobierno, realizado por el columnista Julio Blanck, es un documento muy importante. Por empezar desmiente todo el repertorio del periodismo “independiente” desarrollado durante todos estos años y hasta la misma comedia autovictimizante que colocaba a ese periodismo en el lugar de objeto de persecución del gobierno: hacer la guerra no equivale a ser un perseguido. Pero hay algo más interesante todavía, es la enunciación en tiempo pasado del fenómeno; cualquiera que se asome unos minutos a los productos de la maquinaria del grupo en cualquiera de sus soportes, fácilmente advierte –si es que tiene algún interés en advertir– que no solamente la guerra continúa, sino que ha adquirido niveles impensados. Es una perplejidad política, una operación mediática imparable para destruir a un sector político al que al mismo tiempo se intenta presuponer en vías de extinción. Varias revelaciones encierra esa perplejidad. Una de ellas concierne a las razones íntimas de ese estado de guerra; si ese gobierno fuera solamente eso, un gobierno, y se sostuviera el famoso fetiche de la “alternancia”, tan del gusto del refinamiento lingüístico del establishment politológico, no habría razones para el encono: se supone que todos los partidos deberían estar en condiciones de “alternar” en el gobierno en el mundo feliz de la teoría liberal, pero el kirchnerismo no lo está. El argumento emblemático lo pronunció Lanata hace unos días: no hay discusión política posible alguna, porque era solamente una banda de delincuentes comunes. Hace rato que el hombre ocupa el espacio más radical de la antipolítica neoliberal pero, claro está, no es solamente eso lo que explica el insólito dictamen; detrás del “argumento” está una estrategia política muy clara que se elabora mucho más arriba de la imaginación del llamativo periodista.

El reconocimiento de la guerra, sumado a la fácil constatación de que no es cierto que haya terminado, tiene el discreto encanto del sinceramiento. Me ha tocado vivir en carne propia la exaltación del coro liberal, cada vez que una metáfora bélica se mete en mis frases. Claro, es el fácil escándalo de muchas personas que aceptan, simpatizan y hasta apoyan la guerra real –las que libra Estados Unidos en diferentes regiones del mundo, por ejemplo– pero púdicamente rechazan la guerra como metáfora política. La guerra es mala pero la política debe ser buena, parecen afirmar, como si se tratara de dos asuntos esencialmente diferentes. Claro, eso es lo que dicen pero no lo que piensan. En la guerra de las palabras –que de eso estamos hablando– es necesario ocupar el lugar del bien, y éste está definido por el sentido común dominante. En este caso, el truco consiste en despojar a la política de su núcleo vivo y fundante, que es el conflicto. Desplazar el centro de los antagonismos a cuestiones que no son políticamente conflictivas (éste roba más que aquel y el otro más que éste) porque nadie va a aceptar jamás en ninguna época y en ningún punto del planeta que forma parte del partido de la corrupción. La guerra deviene, por el mecanismo de la corrección política, fundada en razones prepolíticas, religiosas podría decirse si eso no fuera un agravio contra la fe sincera de millones de personas. La posibilidad de desentrañar las raíces y los mecanismos con los que se libra la por fin reconocida guerra es una de las cuestiones centrales de la política argentina.

La transición de la guerra a la paz es siempre un proceso de transformación de los términos de la política y una reconfiguración de los actores. Argentina ya vivió un período paradigmático en ese sentido después del golpe cívico-militar contra Perón. Claro que ese episodio cuenta con el factor diferencial de haber sido producido por una intervención ilegal y autoritaria que modificó arbitrariamente los términos de la lucha política, produciendo, entre otras cosas, la convocatoria a la reforma del texto constitucional por medio de un bando militar, instrumento jurídico más débil, incluso, que un decreto de necesidad y urgencia. En nuestros días es esa pretensión de tránsito de la guerra hacia la paz lo que está en disputa. Porque tal como ocurrió en el 55 las clases dominantes sustentan su proyecto de esquema político sobre la base de un principio de exclusión: para estar adentro del esquema hay que aceptar que el actor político central de los últimos doce años no existe más. El problema es de por sí complejo, pero se hace más arduo cuando toda la realidad gira en torno de un viraje regresivo, que por momentos adquiere una crueldad y un cinismo estatal muy intenso. Han construido una afinidad conceptual perfecta entre la demonización de la demagogia populista y el retroceso industrial, la caída del salario, el avance sobre conquistas sociales y culturales y la banalización de la misma idea de patria, que pone la batalla en el lugar de una cuestión existencial, ellos o nosotros.

La coyuntura política está signada por un problema principal, el de la construcción de un orden político para el proyecto de restauración neoliberal. La brújula del bloque dominante apunta en la dirección de un sistema político capaz de absorber demandas sociales e identidades políticas en los cauces institucionales de una democracia “normal”, es decir de un sistema que ofrezca diferencias que legitimen el propósito de élites diferentes de ocupar el centro del sistema, sin otro límite que el “pluralismo”, la “tolerancia” y bienes públicos de este tipo, es decir sin otro límite que la seguridad jurídica de la propiedad y del capital, de la gran propiedad y del gran capital para decirlo con más precisión. Es en ese contexto que aparece la pregunta pública a la que no rehuyen las usinas de pensamiento del establishment: qué pasa con la “oposición”. El principio de exclusión sobre el “viejo régimen” está concentrado en este punto: hay una oposición realista, moderada, moderna, pluralista… es decir aceptable. Y otra extremista, ideológica, binaria, populista a destruir. Están Massa y el peronismo razonable por un lado y el cristinismo irredento y sectario por otro. Y hoy la cuestión empieza a girar en torno de un hecho central del calendario institucional, las elecciones legislativas de 2017. El término que organiza la discusión es el de la “unidad de la oposición”. Curiosamente así se planteó también el tema en las elecciones realizadas entre 2007 y 2015: cómo unir al amplio y autocontradictorio espacio de los opositores al kirchnerismo para asegurar su triunfo. Es interesante ver cómo esa cuestión que desveló al establishment durante tantos años se definió de la forma acaso más inesperada: el sector más expresivo de la ideología de los grandes empresarios locales y multinacionales triunfó sobre la variante de la ancha avenida del centro que propuso Massa. Claro, la forma en que se resolvió el enigma de la oposición antikirchnerista trajo nuevos interrogantes. Hoy estamos ante un gobierno tecnocrático, desprejuiciado y tendencialmente cada vez más agresivo y violento que despierta en unos y otros la pregunta sobre la viabilidad política de semejante viraje.

La unidad de la oposición es la manera principal en que hoy se expresa públicamente la demanda de construcción de un cierto contrapeso político contra una intensa ofensiva política acompañada por una enorme agresividad discursiva, desarrollada por la administración Macri. El reflejo más elemental refiere el problema de la unidad a un problema de “programa”: hay que ponerse de acuerdo en qué proponemos frente a cada uno de los atropellos que sufre el pueblo en estos días. No está mal. Pero la cuestión programática es secundaria respecto de la cuestión del establecimiento de una frontera política. Hace falta saber si estamos discutiendo sobre diferentes formas de desarrollar un régimen político “normal” que acepta las reglas de juego del mundo neoliberal o si buscamos formas alternativas de ubicarnos en el mundo. Y cuando la discusión se instala ahí, lo principal pasa a ser el juicio sobre la experiencia real de los argentinos y no sobre las burbujas ideológicas que sobre ellas discurren. La cuestión de la unidad nacional se define no sobre elucubraciones abstractas sino sobre el balance político de la época que va de 2003 hasta la fecha. Pongamos en fila todos los temas que la unidad de la oposición tiene planteados en sus interrogantes programáticos; el desarrollo, la industria, las demandas populares, la relación con la región y con el mundo y no en último lugar la mirada sobre el pasado. Si se pueden encontrar algunos puntos de cruce sobre estas miradas, la unidad tiene sentido. En caso contrario se reduce al cálculo electoral, lo que no es malo pero sí insuficiente.

Mientras tanto está la realidad cotidiana. ¿Hay acuerdo para enfrentar hasta el final el atropello de las tarifas de los servicios? ¿Hay una plataforma común para enfrentar la desnacionalización, la desindustrialización, la orientación contra el salario y las propuestas regresivas en la legislación laboral? Es innegable que en todos estos temas y en muchos otros algo tendrá que decir una fuerza política durante cuyo gobierno estos temas tuvieron un tratamiento abiertamente antagónico con el que hoy predomina. Como ha dicho Jorge Alemán, el problema político argentino es el de la frontera que divide el campo político. Si la frontera la decide una mirada corrupta sobre la corrupción, el buen pensar que establece la embajada y la cínica reducción moralista de la política, la unidad de la oposición puede ser el nombre de una operación de cierre del sistema político argentino a cualquier forma de resistencia operativa y efectiva al orden neoliberal.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-305657-2016-07-31.html

El cambio resulto ser un fraude, ¿que salió mal? dale play y te lo explico Un video no apto para los Anti K


NoLoDicenXTV

+

operetas, persecución y extorsión, ¿por qué el gobierno le teme al kirchnerismo?

 

El duro mensaje de Florencia Kirchner al gobierno de Macri


diariok

Florencia-Kirchner1.jpg.pagespeed.ce.0TqTr5yFty[1]

La hija menor de la ex presidenta publicó un extenso descargo en redes sociales para responder a la persecusión contra su familia.

Aquí la carta completa:

Desde hace meses se intensificó la persecución a mi familia con una saña nunca antes vista. Me encantaría decir que somos los únicos. Y digo “me encantaría” porque eso significaría que no peligran cosas como por ejemplo la libertad de expresión. Pero no, no somos los únicos. En el correr de los últimos meses atacaron a tiros unidades básicas y locales partidarios durante actos intentando matar a militantes, irrumpieron en la madrugada en el edificio donde funciona Tiempo Argentino rompiendo todo protegidos por la policía, volvimos a tener presos políticos: privaron de su libertad a los dirigentes Milagro Sala y Pitu Salvatierra (quien ya fue liberado)

Ayer también privaron de su libertad al marido de Milagro Sala, después de una brutal represión en Jujuy con gases y balas de goma ¿Te enteraste? ¿Lo leíste en algún lado? Me refiero a cómo dejaron a los heridos en Jujuy, lo del marido de Milagro Sala seguro lo leíste, las fotos ensangrentadas seguro que no las viste.

Ayer también se expresó una multitud contra el tarifazo. Te cuento porque quizá creíste las palabras del presidente cuando hacía mención a un pueblo contento y entendedor de las medidas que está tomando. Por más que vos no estuvieras contento, la tele dice que estás contento, así que, estás contento. Antes de ayer la policía bajo a un hombre del tren Mitre por llevar un cartel contra Mauricio Macri. Sí, real. ¿Se imaginan la cantidad de policías que el anterior gobierno hubiera tenido que usar el 8N con tanto cartel que decía Yegua? Pongo solamente la palabra Yegua porque ya se van muy de tono las demás expresiones que se leían en aquellos carteles. Igual no se preocupen que aquel día de 2012 la policía estuvo cumpliendo las funciones que debía y los opositores pudieron caminar tranquilos por las calles con sus irrespetuosos carteles, pero con libertad para expresar.

En un error de conceptos, me gustaría aclarar que la libertad de expresión no ampara insultar ni agredir, pero en los doce años y medio del anterior gobierno la hubo hasta para eso. Tengamos en cuenta que el cartel del hombre del tren Mitre no llevaba ningún insulto, tan sólo las mentiras utilizadas en la campaña por el actual presidente. Mentiras como que no iba a devaluar, que no iba a echar a nadie o que no iba a existir un tarifazo, entre otras.

De todas maneras el motivo que me llevó a escribir hoy es otro, pero son tantas las injusticias que están ocurriendo a diario que es imposible callar. Como les decía, el motivo que me llevó a escribir hoy es la persecución familiar y política que estamos viviendo. Yo sé muy bien por qué estamos siendo perseguidos, no es algo que me sorprenda. Mientras nos persiguen y aparecen todas nuestras cuentas en blanco, se encuentran con otras cosas: toda la plata en negro y por lógica presumiblemente ilegal que tiene el actual presidente, Mauricio Macri. Lógico que la noticia es sobre nosotros, pero la evidencia clara es de quién hace las cosas correctamente, y quién no. Clara es también la evidencia de qué intereses defiende cierta prensa. Los del pueblo está claro que no.

Esta mañana me encontré con medios periodísticos abajo de mi casa. Medios mayormente ausentes en las masivas movilizaciones de ayer contra el gobierno. Y también ausentes en diferentes episodios que vienen sucediendo dentro del escenario político y social de nuestro país.

¿Informar puede ser un negocio? Claro que sí. Nos persiguen bajo especulaciones, mientras hay evidencia explícita sobre el dinero y sociedades no declaradas del Presidente. ¿Qué hacen los medios? Tapan ¿Con qué? Con nosotros. Mientras el mundo denuncia los Panama Papers en los cuales aparece nuestro mandatario, parte del gabinete y gente del poder en Argentina. Mientras aparecen cuentas offshore. Mientras al Presidente le aparecen dieciocho millones en un paraíso fiscal y la única mención que hace sobre el tema es que “no se dio cuenta”. Mientras sucede todo eso, los medios de comunicación y gran parte de los integrantes del escenario político argentino: callan, ocultan y sacan denuncias contra Cristina de la galera para tapar su propia corrupción y la catástrofe económica y social del gobierno.

Cada vez que sucede algo que no conviene al oficialismo Bonadío ordena allanar en Santa Cruz o cualquier propiedad y/o espacio relacionado a Cristina. Stolbizer pide cámara. Y los medios cumplen un papel servil que da escalofríos.

Los procedimientos judiciales que se vienen llevando a cabo contra mi familia violan todas las normas legales. No hay nada que justifique lo que están haciendo ni la manera en que lo hacen. Una suerte de gran hermano judicial. Eso se llama: Abuso de poder. O a lo bruto: “Soy Juez, puedo hacer lo que quiero” (O lo que me piden Magnetto y el gobierno).

La causa la están buscando hace mucho, pero curiosamente en cada búsqueda aparece o un funcionario del actual gobierno o sus parientes – amigos empresarios. Las dos cajas de seguridad del banco Galicia de las cuales soy titular contienen el dinero proveniente de la sucesión de mi padre y de la cesión de gananciales que efectuara mi madre, de acuerdo a la ley, y que consta en el expediente sucesorio. Amaría tener a mi padre y no tener que estar hablándoles hoy de ninguna sucesión. Pero mi realidad es esta.

Solicité que las abran de inmediato porque no tengo nada que ocultar. Y así quedaba una vez más en claro con la transparencia que nos hemos manejado siempre. Todos los plazos fijos que originaron nuestras tenencias actuales fueron declarados por mis padres en todas y cada una de sus DDJJ, tanto fiscales como ante la Oficina Anticorrupción.

Es curioso y patético todas las denuncias versan sobre lo declarado. Leía por ahí “Encontraron tantos millones en las cajas de Florencia…” Nadie encontró nada. El dinero que está en las cajas de seguridad, es el mismo dinero que estaba declarado. Por lo que se verificó como cierta mi declaración y falsa la de Stolbizer. No existían las sumas denunciadas que motivaron el escandaloso allanamiento televisado del banco de la provincia de Santa Cruz. Y por si a alguien se le olvidó, no escuché ninguna crítica ni nadie nos denunció cuando en el año 2012 pesificamos mas de tres millones doscientos mil dolares, que teníamos en plazo fijo, por supuesto también declarado.

La prensa podrá comunicarlo como quiera, pero hay una realidad demostrable que está ahí. Imagínense que la denunciante Stolbizer dejó en claro que lo estaba haciendo para pegarle a Cristina donde más le doliera. Yo me pregunto: ¿Podemos ser más serios a la hora de denunciar? Podrán querer dañar mi persona y a todos los miembros de mi familia. Pero el que no la debe no la teme, tendrán que buscar otros métodos, porque cuando uno se maneja con transparencia estas cosas no pegan, ni duelen. Tan solo se transforman en una oportunidad más para poder comprobar que siempre accionamos de manera legal y correcta. Porque nuestro dinero es legal y declarado. Todo lo que hemos hecho ha sido bajo las normativas que implica la ley. Y como bien ya dijo Cristina a la salida de Comodoro Py: “Dolarizamos por las decisiones que está tomando el gobierno respecto a la economía, ya no se sabe qué va a pasar, y otro corralito no queremos que nos agarre”. ¿Y saben por qué está en un banco acá en la Argentina? Porque es en donde se guarda la plata. Sobre todo la que es legal. Si, en los bancos hay cajas de seguridad y se guarda plata. ¡Qué novedad!
Quizá sí sea novedoso para aquellos que recurren a paraísos fiscales como el Presidente Mauricio Macri, que de golpe le aparecen 18 millones en Bahamas NO declarados. ¿Cuántos años de ilegalidad lleva Mauricio Macri? ¿Por qué no hablamos de eso? ¿Por qué no allanamos a todos los involucrados en el Panama Papers? No vi a nadie de la justicia enviando a realizar ningún tipo de procedimiento por eso. O mejor puedo tirarle una idea a Vuestra Señoría Ercolini: que le ponga las mismas ganas a la causa de Papel Prensa que tiene a su cargo desde hace años. La cual no sólo no fue tocada, sino que es una causa de LESA HUMANIDAD. TODOS libres. NINGÚN allanamiento. Es una causa a la que no se le conoce NI UN SOLO PROCEDIMIENTO.

Igual me resulta entendible que gente que está acostumbrada a vivir en la sombra no comprenda a aquellos que podemos vivir fuera de ella. Que podemos involucrarnos a la política por los ideales y no por lo que de ella podemos obtener. Que haya existido un gobierno que durante doce años y medio no sólo no hizo abuso de poder, sino que sufrió el ataque permanente de los verdaderos dueños del poder en la Argentina. Uno acciona, informa y vive en base a su manera de concebir las cosas. Por eso comprendo a los periodistas, a los jueces, a los empresarios y a los políticos que vienen montando este show mediático desde hace meses.

Porque es lo que son ellos. Y alguien tiene que decirlo. Cada vez que se vete una ley, que haya algún sector protestando contra el gobierno nacional, o que le aparezca una nueva cuenta o hechos de corrupción de algún funcionario del actual gobierno van a seguir allanando espacios relacionados a nosotros y a seguir inventando denuncias. Porque es la única manera que tienen para intentar tapar el desastre que están haciendo en el país y todos los beneficios que están obteniendo a nivel personal. ¿Cuando ya no queden lugares qué van a hacer? ¿Inventar una bóveda bajo la cuna de Helena? ¿Entrar a allanar a mi casa a las tres de la mañana por una denuncia anónima? ¿Los 70? ¿El 55? No sé. Pero estoy segura que no es el 2016 que nos prometieron a los argentinos. Ayer fue ir a filmar al banco Galicia, mañana será otra cosa.

Lo que sea para entretenernos, mientras nos quitan los derechos, las libertades. Y así mañana ya no sólo nos van a decir que no teníamos derecho a irnos de vacaciones, o a prender la estufa en invierno, nos van a terminar diciendo que no teníamos derecho a comer. Tampoco nos olvidemos que los están hoy en el gobierno diciéndonos todo esto, son los mismos que ya antes estuvieron, y bien en claro quedó en el año 2001 que gobiernan para unos pocos. Es decir, ellos mismos y compañía. ¿Por qué quedarnos inmóviles ante tanta injusticia? Personalmente esta no es la primera vez que se me ataca. Entre muchísimas cosas a los 17 años me inventaron un auto Mini Cooper y yo no sabía ni manejar (aún no lo sé), a los 23 años me inventaron una propiedad en Nueva York intentando ensuciar una vez más a mi padre quien ya no está para defenderse. Sabemos que esto no empezó ahora y que tampoco se termina acá, esta es la oscura operación de demonizar a Cristina y la memoria de Néstor, y siguen e insisten y nos persiguen porque no entienden cómo aún no lo lograron. ¿Por qué? Porque nadie se olvida de quien le devuelve la dignidad de trabajar, comer, estudiar y poder vivir sin ser esclavo de nadie. Continuarán… pero no van a poder tapar el sol con un dedo.
Florencia Kirchner

El duro mensaje de Florencia Kirchner al gobierno de Macri