Para dominar la efervescencia de nuestra sangre, es menester medir la distancia que nos separa del objetivo


Raymond Berberian

Artículo -62-
Desde que el mundo es mundo hemos conocido centenares de miles, de fórmulas políticas sociales y religiosas que fueron agotándose una tras otra según el despertar de la humanidad. Como ya se sabe, todas ellas fueron pasajeras, por más que algunas se empecinaron en resistir siglos; al igual que toda su parentela, están condenadas a desaparecer. La única disciplina que no fue adoptada hasta ahora es la de la “Hermandad de Amor”, por más que haya sido profetizada por los visionarios que dejaron su estela marcada en la memoria del tiempo. Ellos han sembrado su sabiduría con intención de que resistan la intolerancia y el descreimiento. Algunos las vieron oportunas y las comercializaron y con ello llenaron sus arcas de gold & silver. Tomaron la sartén por el mango y el mundo se reclinó y se arrodilló ante ellos. Jesús, por ejemplo, sigue siendo el mayor de los explotados y el más rentable negocio, se han hecho películas, se han vendido estampas, se han escrito cualquier cantidad de libros tanto a favor como en contra, luego, mucho más aquí del almanaque y en otra escala de valores está la imagen del Che, que superó al ídolo e idealista revolucionario argentino-cubano que murió con los ojos abiertos.

JEWISH_GAMBLE_by_Free_Palestine
Adquirir tendencias y partidismos para el común de la gente es casi una necesidad social e incluso moral, no siendo fuera de la época y mucho menos, lejos del territorio. Se me hace que mis hermanos, poseen innumerables virtudes, pero fallan con su política, sus pasiones se sobreponen a su razón y con ello se les nubla la vista y yerran su propósito.
Para dominar la efervescencia de nuestra sangre, es menester medir la distancia que nos separa del objetivo, luego, la posibilidad de alcanzarlo y por último asestar el golpe de la manera más certera posible. Más allá de la innata inteligencia y la valentía indiscutible, hay que manejarse con pie de plomo, astucia de zorro, sutileza del tigre y la frialdad de un témpano. Tener presente que la amistad de los pueblos es interés y conveniencia. Que el león que muestra sus colmillos no sonríe. En otras palabras; aprender de otros pueblos que han sabido poner el mundo en sus bolsillos. Nunca arrojarse a ciegas a una pileta desde un trampolín sin verificar si tiene agua. Ejercer politiquerías y exhibir pasiones estando en el exilio es desgastar energías que nos harían falta el día de mañana, es jugar a la ruleta sin contemplar la posibilidad de contraer vicios. Oponerse a un adversario político fuera de la propia órbita es perder un hermano. El mismo criterio podría aplicarse al tema religioso.
Salgamos de una base: nadie es mejor que otro, nadie vale más que otro, ninguna creencia es absolutamente transparente, ni totalmente pura, ninguna política es salvadora, la fe no congenia con el propósito de la eternidad. Los dioses han sido modificados al correr del tiempo y no sería descabellado pensar que mañana otros seguirán librando su guerra de resistencia en el cerebro de cada uno. Llevar agua al propio molino es marginarse. El único partido que reúne fe, esperanza, amistad, amor, humildad, generosidad, solidaridad y comprensión es el de la “Hermandad de Amor”. En él entramos todos, ocupamos bancas de igualdad, somos privilegiados y nuestra moneda fuerte: sentimientos genuinos. La “Hermandad de Amor” encierra la verdadera grandeza que nos quedó en el tintero.
“Los buitres no son ángeles que descienden del cielo”
raymond_berberian14@yahoo.com.ar
***

Anuncios

INGLATERRA ,NOS ENCERRÓ EN SU GEOMETRÍA,ES HORA DE ROMPER SUS TRIÁNGULOS.


En 1831 se fundó la catedral anglicana de
Buenos Aires, fue el inicio de la toma
espiritual de Buenos Aires.

Ruben Demirjian

Volviendo a la geometría. En todo triángulo hay un solo punto desde el cual es posible trazar una circunferencia tangente a sus tres lados. ¿Y en donde se ubica ese punto en el Gran Triángulo…? Pues en donde está ubicada la Sede de la Masonería Argentina, en el número 1242 de la calle Teniente General Juan Domingo Perón. Edificada en el año 1857 cuando aún ni se habían elegido los sitios que ocuparían las sedes de los Tres Poderes del Estado. Es decir, pareciera que la Masonería Argentina digitó a sabiendas y muy secretamente la ubicación de las Tres Sedes de los Poderes del Estado, y que desde
su sitio dentro de este Gran Triángulo monitorea simbólicamente su coordinación energética.

http://arquitectocarlosurria.blogspot.com/2016/

VINIERON A ROBARNOS EL PAÍS


 

Ruben Demirjian

 

LA HISTORIA NO MIENTE .MIENTEN LOS LIBROS. VENCIMOS AL U.K. EN DOS OPORTUNIDADES. INVASIONES INGLESAS.LUEGO LOS VENCIMOS POR TERCERA VEZ EN VUELTA DE OBLIGADO. MALVINAS FUE SU PESADILLA. PERO AHORA ,NOS PUSIERON A MACRI, UN VIRREY.

LOS MEDIOS AFINES AL GOBIERNO JUNTO A LA JUSTICIA MACRISTA : OPERACIÓN NISMAN.


 

 images (9)TRTRTT

Minuto1 con Gustavo Sylvestre C5N Bloque 1 01/06/18

 

Minuto1 con Gustavo Sylvestre C5N Bloque 1 01/06/18 @C5N @gatosylvestre #M1 @VillarruelDario @PedroBriegerOk @FerLAlonso @manifiestoarg @CharlyOngania @cardellif @nicobocache @GTerrasini #RelatoJudicial

 

25398674_10155226273623697_1701310445088111997_n

EL CIPAYO MACRI Y SUS SOCIOS DELINCUENTES ANGLO-SIONISTAS.


 

Revolución Popular Noticias

El nuevo “carpetazo” de Cúneo que hace temblar a Cambiemos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todos saben que por abajo hubo una masacre. Así son las de cowboy en el cine y así es cuando se dispara el dólar en Argentina


Con-tra-ban-dis-ta

“¡Tienen un gobierno que está más sucio que los baños de Retiro! Tienen un presidente que fue acusado de contrabando agravado, al que salvó la Corte de la mayoría automática: CON-TRA-BAN-DIS-TA”, silabeó en un grito Agustín Rossi. Escena conocida: Clint Eastwood frena el caballo en pleno desierto y cuando empina la cantimplora, ve la ronda de buitres en el aire. Todos saben que por abajo hubo una masacre. Así son las de cowboy en el cine y así es cuando se dispara el dólar en Argentina. Hay una masacre en proceso, el dólar se dispara, los buitres rondan.

El discurso de Rossi fue la ráfaga de un cañón punto 30. Cayó sobre una bancada de Cambiemos desorientada, con pánico de debatir el tarifazo. Solamente atinaron a repetir la monserga sobre la corrupción en el gobierno anterior. Y tuvieron que soportar la respuesta demoledora que los comparó con los baños de Retiro. “No vengan a descalificarnos a nosotros con situaciones que no pueden sostener. No tienen autoridad moral para descalificar con honestidad. A ver si lo entienden. Son el único gobierno del mundo que justifica las cuentas offshore en los paraísos fiscales, que tiene la plata en el exterior sus ministros, que tienen un presidente acusado de contrabandista”. La andanada de Rossi fue más larga y recibió un aplauso estruendoso, no solamente de su bancada, lo cual hubiera sido impensable pocos meses atrás. Más allá de su calentura, el discurso del jefe del bloque de diputados del kirchnerismo mostró a un oficialismo muy a la defensiva, desorientado y mostrando fisuras.

Poco antes se había conocido que el ex peronista randazzista Emilio Monzó, –quizás el tejedor más hábil del macrismo–, había anunciado su decisión de dejar la presidencia de la Cámara de Diputados en protesta por la marginación a la que había sido sometido por el PRO. Hay una foto de la sesión sobre tarifazo. Monzó de espalda, con una nota en grandes letras de imprenta sobre su escritorio: “Habiendo salido negativa la votación para el tratamiento de los proyectos, no habiendo temario, declaro levantada esta sesión”. Era un machete donde le ponían a Monzó lo que tenía que decir. La oposición había logrado quórum el miércoles, pero no tenía los dos tercios para tratar sobre tablas los tarifazos. Los diputados del oficialismo ni siquiera querían afrontar la discusión.

Un oficialismo descolocado y escaso de argumentos improvisó como pudo una línea de argumentación que no se refería a las tarifas y dió lugar a la respuesta demoledora de Rossi. Ese mismo día, en la plaza de los Congresos el paisaje no podía ser más desolador. Una multitud esperaba para recibir panes que repartían en una protesta de dueños de panaderías por el encarecimiento de las tarifas y las materias primas. Como un cine con varias salas: el Congreso, la plaza y todo el país. Y el dólar se disparó.

Clint Eastwood, dirigido por el italiano Sergio Leone y música de Ennio Morricone en los años ‘60 fue el protagonista principal de la llamada trilogía del dólar, tres western espagueti donde morían como moscas por “un puñado de dólares”. El clima de malestar, de debilidad del gobierno, se volcó al dólar, cada quién quiere su puñado, como en las películas. Y los primeros en correr son los grandes especuladores, los que se enriquecieron con el dólar a futuro y ahora forman parte del gobierno. Quieren que los demás inviertan en la Argentina, pero ellos tienen su plata fuera. Especular con el dólar forma parte del negocio, como el complejo sojero que está bien representado en el mismo gobierno, que para detener la corrida del dólar aumentó las tasas de interés a cifras astronómicas que deberá pagar.

El malestar producido por el tarifazo mostró a un gobierno que empieza a debilitarse, colas interminables, dramáticas, para buscar un pan gratis o para conseguir trabajo en una pizzería de Quilmes, cierre de empresas, los acuerdos entre el gobierno y Carrefour para recontraexplotar a sus trabajadores, los despidos en el INTI y en Agricultura o el cierre de los institutos de formación docente son parte de un malestar en ascenso contra el gobierno.

Se trata de una transición cada vez más rápida que empieza por la frustración de sus votantes y la bronca de los demás como una marea que se desliza hacía las protestas callejeras que ya son totalmente transversales y donde conviven los dos mundos. Hay un proceso que acompaña la descomposición de la economía. Hay teorías que tienden a concebir a la economía como determinante de la política. Pero la política, a su vez determina muchas veces a la economía. Hay una relación de ida y vuelta. La política de Cambiemos ha recreado este infierno en la tierra.

El sablazo a los jubilados y ahora el tarifazo están destruyendo el escenario  con que el gobierno había surgido airoso de las elecciones del año pasado. Algunos dicen que no hay fracaso del gobierno en la economía, sino que son los resultados previstos por la política de Cambiemos. Es obvio que el discurso de la lucha contra la inflación es una mentira si al mismo tiempo aumenta las tarifas. Aunque por otro lado, apuesta a las altas tasas de las Lebac y a negociar salarios por abajo de la inflación.

Las versiones sobre la supuesta consulta de Mauricio Macri con Domingo Cavallo da una idea del desconcierto por la disparada del dólar y por su fracaso con la inflación. Cada vez que Cavallo ha sido convocado, la economía terminó en desastre. Es un síntoma, como la danza de buitres en las películas de la trilogía del dólar: buitres, dólares y pistoleros. Solamente falta la música de Morricone.

En medio de este cuadro de zozobra, Macri se tomó otra vez uno más de los fines de semana largos que tanto le criticó al gobierno anterior. Ni Néstor ni Cristina Kirchner, que establecieron estos fines de semana largos para estimular el turismo, los aprovecharon como Macri, que los ha criticado porque bajan la productividad.

Pero antes de irse les pidió a gobernadores e intendentes que bajen ellos sus impuestos. Fue una movida torpe con la que intentó transferirles el costo del tarifazo. Y lo que logró fue que los diputados que responden a los gobernadores en el bloque federal de las dos Cámaras presentaran un proyecto que inmediatamente obtuvo el respaldo de los demás bloques que introdujeron, a su vez, algunos agregados.

En la semana que viene, este proyecto entrará a la comisión de Presupuesto que preside el oficialismo. Pero la oposición unida tiene la posibilidad de aprobar el dictamen y enviar el proyecto al recinto. Con este procedimiento no necesita los dos tercios, sino que alcanza con la mayoría simple que pueden obtener los bloques opositores unidos. El proyecto anula los aumentos y retrotrae las tarifas a como estaban en noviembre de 2017, que además fue lo que prometió el oficialismo –mintiendo sin vergüenza–, en las elecciones pasadas.

Forzada por las medidas más extremas del oficialismo, la votación conjunta de la oposición, sobre todo de los bloques del pan justicialismo, ya dejó de ser una novedad. A pesar de las diferencias profundas, este proceso en el plano parlamentario tendrá seguramente incidencia en la conformación de las futuras alianzas. Si llegaran a aprobar el proyecto para anular este último tarifazo, en el oficialismo ya especulan con el veto de Macri.

En julio, en pleno invierno, cuando lleguen las boletas del gas usado para calefacción, el país puede estallar. No es una situación deseada por el oficialismo, pero sí previsible, para lo cual ha fidelizado a las fuerzas represivas con su complicidad con el gatillo fácil y fuertes inversiones para el reequipamiento. El macrismo basó en gran parte sus expectativas en que un triunfo electoral de la derecha sobre el peronismo tendría un fuerte impacto positivo en el mundo de las finanzas y provocaría una “lluvia de inversiones”. Pero fue un fracaso. En este gobierno conservador hay menos inversión externa directa que durante el kirchnerismo a pesar de la disputa con los fondos buitre.

No hubo lluvia de inversiones y desfinanciaron al Estado con el retiro de las retenciones y la baja pronunciada del consumo. Y los tarifazos son más para aumentar el margen de ganancia de las corporaciones energéticas y menos para bajar subsidios. Desfinanciaron el Estado y salen más dólares de los que entran. Aunque ellos se enriquecen por los negocios que facilitan a sus corporaciones, no son resultados que deseaban en la macroeconomía. El FMI, que es amigo de la ceocracia macrista, calculó que con este rumbo el gobierno necesitará endeudarse a razón de 30 mil millones de dólares por año hasta 2023. Es una crisis que provocó Cambiemos y el neoliberalismo. No hay salida neoliberal para este embrollo. Esta vez la política determina la economía. Si se quiere un cambio económico, tendrá que haber un cambio en la política.

 

https://www.pagina12.com.ar/111256-con-tra-ban-dis-ta

Cristina Kirchner recibió en su casa a Dilma Rousseff


Un entrañable y solidario encuentro
La senadora recibió la visita de la ex presidenta brasileña. Ambas resaltaron que los gobierno de la Argentina y Brasil aplican la misma política de ataque a los dirigentes opositores que cuentan con un respaldo de las corporaciones mediáticas.

La senadora Cristina Kirchner recibió hoy en su casa a la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. “Un entrañable encuentro”, así lo calificó CFK luego de terminar una de las semanas más dura de los últimos dos años de “persecución política” en su contra. Durante el encuentro Dilma le transmitió su “solidaridad” ante los embates del juez Claudio Bonadio.

Según reveló la propia CFK, en la charla que mantuvieron en su departamento ubicado en el porteño barrio de Recoleta, analizaron la coyuntura de ambos países, donde los dirigentes opositores son “perseguidos” con procesos judiciales que apuntan a “ocultar el desastre económico” puesto en marcha por los gobiernos de Michele Temer y Mauricio Macri.

Dilma llegó a las 15 compañada por su secretario y la charla con CFK fue a solas. “Conversamos sobre la realidad que se está imponiendo en nuestros países” y, particularmente, del proceso mundialmente conocido como “Lawfare”, comentó Cristina. Esta operatoria, explicó, “consiste en la utilización del aparato judicial como arma para destruir a la política y a los líderes opositores”.

Quienes vieron de soslayo algunos tramos de la charla describieron el tono del encuentro como “una reunión de viejas amigas” que “intercambiaron experiencias” sobre el punto en común entre ambas: la “persecución no solo contra dirigentes políticos sino también contra empresarios”.

Además, coincidieron en que en esto “nada tiene que ver la lucha contra la corrupción” que pregonan los funcionarios de gobierno y se comprometieron a seguir juntas las eventualidades de lo que ocurra.

En sendos mensajes publicados en las redes sociales hay varias imágenes que la muestran a CFK junto a Dilma en el living de la vivienda porteña de la senadora. CFK, quien mañana asume formalmente como senadora, obtuvo hace poco más de un mes 3,5 millones de votos y ahora debe enfrentar el pedido de desafuero que ingresó el jueves al Senado que realizó la justicia federal donde la acusan de traición a la patria por haber firmado el Memorándum con Irán.

El mismo día en que se hicieron esos pedidos contra la senadora electa también fue detenido durante la madrugada su ex secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. Corrieron la misma suerte el entonces canciller Héctor Timerman, además de otros dirigentes vinculados al kirchnerismo. A todos se los acusa del supuesto delito de “traición a la patria” por impulsar ese acuerdo con la República Islámica de Irán.

“Solidaridad con la querida amiga Cristina”, tuiteó Dilma minutos más tarde, junto con una fotografía del encuentro. Ayer, Roussef participó en Buenos Aires de un congreso sobre sociología organizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), en el que también estuvieron el ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.

Solidariedade à querida amiga @CFKArgentinahttp://dilma.com.br/solidariedade-cristina-kirchner/ 

CFK, por su parte, contó que durante la charla sobrevoló la cuestión del andamiaje de denuncias que los poderes Ejecutivo y Judicial ponen en marcha para dejar afuera de la arena política a los principales dirigentes opositores.

Se trata de “una matriz que tiene otra pata fundamental en los medios de comunicación, una instancia central en esta estrategia de persecución”, definió Cristina. “El objetivo –agregó- es el mismo en Brasil y acá: ocultar el desastre económico que están llevando a cabo los gobiernos neoliberales en la región.”

Dilma conoce muy bien de lo que se habla. En 2016, el Parlamento brasileño la suspendió en su cargo de presidenta electa tras una serie de denuncias por supuesta corrupción en su administración, fogoneadas desde los tribunales de ese país y desde los principales medios opositores.

Primero se la denunció por reasignar fondos a destinos que no habían estado inicialmente incluidos en la previsión de gastos de Estado. En su defensa durante el “impeachment” (juicio político), Rousseff aclaró que ese procedimiento se encontraba dentro de las atribuciones que tienen los jefes de Estado de ese país, varios de los cuales había hecho maniobras similares durante sus respectivas administraciones. Eso no bastó. Tras su destitución asumió su vicepresidente Michel Temer, quien puso en marcha una serie de políticas de ajuste que jaquea a los sectores más empobrecidos de ese país.

A CFK se la acusa de “traición a la patria” por haber establecido un acuerdo internacional de carácter político con Irán para que los cinco ciudadanos iraníes imputados en el atentado a la AMIA pudieran declarar en su propio país frente al juez federal Rodolfo Canicoba Corral y al entonces titular de la UFI-AMIA Alberto Nisman. Este acuerdo avalado por el Congreso argentino nunca entró en vigencia porque el Parlamento iraní no lo ratificó. Sin embargo, Bonadio insiste en la existencia de un hecho delictivo y por eso pidió el desafuero y detención de Cristina.

https://www.pagina12.com.ar/81632-un-entranable-y-solidario-encuentro

Trump, Macri y el submarino


Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético:

¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

El comportamiento de Los Jefes de Estado se mide sobre todo en tiempos de crisis, por su reacción ante situaciones de desastre o peligro extremo.

Donald Trump y Mauricio Macri son dos presidentes con inmensos problemas para encarar la adversidad y las críticas.

Trump mostró su poco temple en numerosos momentos durante el primer año de su presidencia. Huracanes devastadores en Houston y Puerto Rico, incendios forestales en California, francotiradores en varios incidentes y el manejo de la crisis con Corea del Norte son algunas de las situaciones graves en las cuales a Trump se lo vio mal preparado.

Macri, en su respuesta (o falta de ella), por la desaparición del submarino ARA San Juan mostró algunas de las mismas características que Trump. En los primeros momentos el Presidente argentino actuó como si no existiera una situación de suma gravedad. Continuó con su agenda habitual, viajó a La Rioja para un tour de un emprendimiento solar, al Chaco para inaugurar una planta cloacal, visitó una escuela en Corrientes, habló en foros de inversión, reuniones de banqueros, asistió a encuentros con famosos en Olivos, y hasta se tomó tres días de vacación en Chapadmalal con su familia. Después, hasta se permitió bromear con el submarino perdido: en la escuela de Corrientes comparó cómo el Gobernador de esa provincia atajó un penal con el gigantesco avión ruso que buscaba al ARA San Juan, y en un discurso público que pronunció al día siguiente que la Armada comunicara que habían dado por muertos a los 44 tripulantes del submarino Macri dijo: “Le pido a los argentinos que buceen dentro de cada uno de Uds. qué es lo que los va a mover, en qué van a dar la vida para salir adelante”.

En ningún momento de las primeras tres semanas desde la desaparición del submarino Macri demostró empatía con las familias de las víctimas. Ni tampoco se dirigió a la Nación en un momento tan duro. Dio una sola y breve conferencia de prensa, que duró tres minutos, en la que no aceptó preguntas de la prensa. Sus ministros no ayudaron, el único que habló fue Oscar Aguad, el Ministro de Defensa, que twitteó información errónea el primer día, se reunió con las familias una sola vez y reconoció en un programa de televisión que los 44 tripulantes estaban muertos, sin comunicar lo mismo previamente a los familiares.

Este es un gobierno que se construyó acusando a Aníbal Ibarra por su responsabilidad en las muertes de Cromagnon y a CFK por las de Once. Es un Gobierno que, a la vez que no hizo nada para esclarecer el incendio mortal de Iron Mountain, mostró desdén para las familias de los bomberos fallecidos.

La falta de cuidado hacia los familiares se notó en varios hechos, no menores. Cuando aún el Gobierno no había dado por muertos los 44 tripulantes del submarino, de repente cerraron sus cuentas bancarias, una señal de que sí los daban por muertos. Hace unos días la armada depositó 279 pesos en las cuentas de los tripulantes desaparecidos en concepto de “costos de navegación”. Y finalmente esta semana desalojaron a los familiares que estaban en hoteles de Mar del Plata.

Con mi mirada de norteamericano veo grandes similitudes con la manera en que Trump y Macri rehuyen la adversidad, como si la proximidad con ella los contaminara. Pero, al mismo tiempo, veo una gran diferencia entre ambos: el papel de la prensa y la justicia. Sin que Estados Unidos sea la panacea de la prensa libre, todavía quedan muchos medios serios, periodistas que investigan y ponen a Trump en evidencia. Y sin creer que nuestro sistema de Justicia sea perfecto está a años luz del de Comodoro Py.

En Argentina todos elogian a Macri y su gobierno por la manera en que comunican. Pero en el caso del submarino desaparecido la responsabilidad de la comunicación quedó en manos del vocero de la Armada, el Capitán Enrique Balbi, quien en la adversidad ha hecho un trabajo maravilloso. Pero hay algo que me llama la atención –y tengo muchos años de experiencia en cubrir desastres y accidentes en toda América Latina– es la primera vez que veo a un Gobierno rehuir la tarea de informar a la población.

Para explicar la dificultad que tiene Macri con la adversidad se puede hacer un ejercicio hipotético: ¿que hubiera pasado si hubieran rescatado a los 44 con vida? ¡Hubiera entrado en escena Macri y los globos amarillos, y salido de escena el Capitán Balbi!

* Corresponsal en Argentina y América del Sur de ABC News, de la cadena de televisión norteamericana ABC

https://www.pagina12.com.ar/81224-trump-macri-y-el-submarino

Ser pobre, joven y mapuche


El asesinato de Rafael Nahuel y la represión en la Patagonia

Revista Anfibia

 

 Resultado de imagen para El asesinato de Rafael Nahuel y la represión en la Patagonia

 

No es fácil poner en texto alguna reflexión que, distanciada del dolor, ayude a desmentir las justificaciones de la represión y las estigmatizaciones de la lucha mapuche, explica la antropóloga Ana Ramos. A partir de su experiencia de más de dos décadas de estudio de estas comunidades, describe tres contextos -memorias, diálogo y recuperación del territorio- para entender los reclamos mapuche en sus propios términos y cómo estos grupos -violentamente reprimidos en los últimos meses en Chubut y Río Negro- son parte de las mismas familias que históricamente mueren por balas de los policías, de los dealers o de otras bandas barriales en la periferia urbana.En los últimos meses, la cuestión mapuche se volvió opinable y discutible –incluso al punto de desconocer las leyes de la Constitución Nacional y los tratados internacionales—. La irresponsabilidad enunciativa de los comunicadores sociales, las imágenes estereotipadas y estimagtizantes de quienes se construyen como expertos de este tema dominó los escenarios públicos. Ante esta proliferación de palabras, dichos y habladurías, perdimos como sociedad la capacidad de escuchar y, con ella, nuestro derecho a entender, a saber la verdad y a poder actuar como ciudadanos comprometidos.

Rafael Nahuel fue asesinado en la Lof Lafken Winkul Mapu durante un operativo de la Prefectura el mismo día del velatorio de Santiago Maldonado, quien murió durante la represión de Gendarmería del 1 de agosto en la Pu Lof en Resistencia. No pasaron tres meses entre estos sucesos y, de nuevo, nos encontramos impactados por los hechos. No fue fácil entonces, y tampoco lo es ahora poner en texto alguna reflexión que, distanciada del dolor, ayude a desmentir las justificaciones de la represión y las estigmatizaciones de la lucha mapuche. Pero para no quedar en silencio ante tanta injusticia, voy a convertir en texto lo que suelen ser mis explicaciones espontáneas cuando amigos, familia y conocidos me preguntan “si es verdad lo que se dice, lo que se escucha por ahí”. Desde mi experiencia como antropóloga que hace más de veinte años trabaja con comunidades y organizaciones mapuche, voy a tratar de reconstruir tres contextos que pueden ayudarnos a escuchar los reclamos mapuche en sus propios términos.

Resultado de imagen para El asesinato de Rafael Nahuel y la represión en la Patagonia

Para evitar el riesgo de naturalizar la represión arbitraria y las muertes violentas de quienes luchan por sus derechos debemos reconstruir los principios fundantes con los que recuperamos la democracia y, para esto, resulta imprescindible que escuchemos lo que las organizaciones y comunidades mapuche hace muchos años denuncian, explican, contextualizan e historizan. Sus reclamos pasan de no ser evento atendible a ser noticia nacional, pero en el marco de otras agendas e intereses. Los mapuche pasan de ser un grupo en extinción –en una Argentina pensada como europea—a ser los desestabilizadores de la soberanía nacional o de la democracia. Pasan de ser las raíces ancestrales de nuestra identidad nacional a ser los invasores chilenos que permanentemente traspasan la frontera nacional. Esta doble vara también esquiva la verdad, ya sea por intereses económicos y políticos, o por ignorancia.

Los hechos

María Nahuel de la Lof Lafken Winkul Mapu cuenta que el jueves 23 de noviembre a las cuatro y media de la mañana empezaron a escuchar tiros en el territorio que habían recuperado hacía unos meses atrás en la zona del lago Mascardi: “Nos fueron a despertar a balazos limpios, nos empezaron a maltratar, nos defendimos todo lo que pudimos, no teníamos arma, no teníamos nada”. A su hija menor de edad y a sus nueras las esposaron en el piso, mientras a los niños –de uno, dos, tres y once años– les tiraban gas pimienta. Otra de las integrantes de la Lof contaba que su hijo lloró varias horas a causa del dolor en los ojos, y que ella, al estar precintada, solo podía tratar de calmarlo acariciándolo con su cabeza. También contaron que a la hija de María, quien se está preparando para ser machi, le arrojaron tierra en la boca cuando empezó a hablar en mapuzungun. A todas ellas les pegaron, y a María la dejaron un rato desmayada por un golpe en la cabeza. Los varones escaparon cerro arriba, y las mujeres fueron llevadas detenidas a la Policía Federal, en Bariloche, donde permanecieron más de diez horas con sus niños, sin agua ni comida.

Resultado de imagen para El asesinato de Rafael Nahuel y la represión en la Patagonia

El operativo fue ordenado por el Juez Federal Gustavo Villanueva luego de una denuncia realizada por Parques Nacionales, dado que el territorio recuperado se encuentra bajo su jurisdicción. El tiempo que duró el operativo, la Gendarmería cortó la Ruta 40 para impedir el acceso al lugar y vigiló la zona con helicóptero y drones. Entre policías federales, prefectos y gendarmes, había en el lugar más de 300 uniformados. Los que cortaban la ruta alarmaban a los autos y micros que quedaban a la espera diciéndoles que había una “treintena de mapuches violentos que podían tirarles piedras”.

Resultado de imagen para El asesinato de Rafael Nahuel y la represión en la Patagonia

Las fuerzas nunca dejaron el lugar ni el control con retenes a lo largo de la ruta. El sábado 25 de noviembre empieza a circular la noticia de una nueva represión en la Lof, y pronto se supo que tres de las personas que todavía estaban en el cerro habían sido heridas de bala. En una de las llamadas que se logró a las seis de la tarde se informó que había un muerto. La familia se reunió en el hospital de Bariloche a la espera de novedades junto con las personas que se fueron acercando a acompañar y a exigir información. Recién a las 24 horas, un médico del hospital confirmó la muerte de “un masculino” ante todos los presentes. El cuerpo llegó horas después.

Primer contexto: Memorias (trayectorias)

Es un hecho irrefutable que el Pueblo Mapuche tuvo control y soberanía de su territorio hasta fines del siglo XIX (apenas unos 100 años atrás). Esto es sumamente importante desde el punto de vista de la memoria, porque son los abuelos y las abuelas quienes les contaron, a quienes hoy militan su identidad, acerca de sus experiencias en los campos de concentración, sobre el despojo territorial, la violencia, la persecución y las injusticias con las que los dejaron en los márgenes de un Estado en formación. Se trata de memorias muy recientes, que todavía encarnan el dolor de quienes las recibieron o las contaron.

Pero también estas memorias son la historia “que no se contó en los libros” (como repetía Mauricio Fermín, un anciano de la comunidad Vuelta del Río), y sólo comprendiendo e interactuando con estos relatos del pasado, vamos a poder comprender los reclamos que, hace unas décadas, vienen haciendo quienes crecieron escuchándolas. Estas memorias no solo explican por qué tantas familias mapuche viven hoy en las periferias de las ciudades, sino que también brindan las claves para pensarse como mapuche en la ciudad. Las formas que los antepasados eligieron para contar sus experiencias (llamadas ngtram) le dan su impronta particular a la memoria mapuche, esta es, la transmisión de fuerza para no olvidar, para resistir y para reconstruirse como Pueblo. Por lo tanto, los aspectos más negativos de sus trayectorias urbanas –pobreza, violencia, desprotección, alcoholismo, droga, muertes de gatillo fácil, vidas cortas, bandas, vendettas, redes de narcotráfico, ausencias, etc.— fueron dejando de ser responsabilidad de las decisiones de sus padres o de las suyas para ser el resultado de una historia más amplia de genocidio, racismo, negación y marginación. No es casual, por ejemplo, que la mayor parte de la población que vive en “el alto” de Bariloche –donde vivía Rafael— pertenece a familias mapuche que años atrás dejaron el campo.

Frente a este contexto, y durante las últimas tres décadas, las organizaciones mapuche de la Patagonia trabajaron muy duramente para reivindicar sus pertenencias a un pueblo preexistente al Estado y para reemplazar los sentimientos impuestos de vergüenza y sumisión por los de orgullo, conciencia histórica y derecho a luchar por un mundo más justo para ellos. A pesar de la diversidad de estos proyectos políticos, se fue afianzando la idea de un Pueblo, y con ella, se multiplicaron las expresiones y los modos de pertenecer a él: trayectorias rurales, periurbanas y urbanas, trayectorias de militancia en articulación con partidos políticos o iglesias, trayectorias militantes más autonómicas… Esta multiplicación no impidió que se compartieran los mismos objetivos de recuperación de los conocimientos ancestrales, de reestructuración de los vínculos y de valorización de sus memorias.

El aumento y diversificación de las expresiones políticas de militancia mapuche urbana no debería verse como un problema sino como un diagnóstico de revitalización y de surgimiento de nuevas demandas. Desde distintas experiencias de marginalidad, discriminación, despojo y desigualdad social, estas comunidades y organizaciones mapuche están exigiendo ser escuchadas. Al expresar en discursos y acciones que nunca se sintieron parte de la inclusión y de la igualdad que proclamamos como ciudadanos, nos ponen en la incómoda situación de tener que repensar nuestras propias configuraciones sociales acerca de la inclusión y la igualdad. Por esta razón, es más fácil ignorar o menospreciar las historias y las experiencias que orientan el ser mapuche en los barrios marginados. Como lo expresó María Nahuel, integrante de la Lof, “hay gente que no va a entender nunca, pero nosotros actuamos como mapuche y luchamos como mapuche”.

Gracias a distintas personas que conocieron estrechamente a Rafael y que contaron su historia antes que esta sea distorsionada por los medios de comunicación, sabemos que lo llamaban “Rafita”, que vivía en el barrio Nahuel Hue –en el Alto de Bariloche–, que le gustaba la cumbia, que era de Boca, que había dejado de estudiar para juntar algo de plata, que aprendió el oficio de herrero, que no conseguía trabajo porque tenía apellido mapuche y porque era “un chico del alto”, que le gustaba ayudar y arreglar cosas, que era inseparable de sus amigos y sus hermanos. También sabemos que “había caminado por las márgenes” –como expresa uno de los responsables del espacio de educación no formal al que solía asistir— y sabemos cuáles son los riesgos y las violencias que sufren desde muy temprana infancia quienes son relegados a esos márgenes. Hacía un tiempo atrás había empezado a acompañar a la familia de su tía en los procesos de lucha y reivindicación como mapuche. La historia de Rafael es la de muchas otras personas que, desde situaciones urbanas signadas por la pobreza y la violencia, deciden enmarcar sus enojos, los sentidos de la desigualdad social y de sus experiencias de injusticia en la historia de su Pueblo.

Las organizaciones mapuche urbanas, como las que conocí en Esquel y en Bariloche, tenían como propósito inicial poner en valor las vidas de quienes fueron despojados de la posibilidad de pensarse a sí mismos como personas respetables. Conversando sobre estos inicios, Fernando Huala, uno de los jóvenes de la Lof Mapuche en Resistencia de Cushamen, contaba que un antiguo amigo del barrio le había expresado su pesar por no haber decidido quedarse con ellos “en la lucha mapuche”, porque “ahora ya estaba perdido”. Las comunidades mapuche que fueron más violentamente reprimidas en los últimos meses en Chubut y Río Negro son parte de las mismas familias que históricamente mueren por balas de los policías, de los dealers o de otras bandas barriales en la periferia urbana. Las experiencias de ser “pobre”, “varón” y “mapuche” en estas periferias llevaron a naturalizar entre ellos la posibilidad de ser revisado, maltratado, perseguido, encarcelado, reprimido o muerto por las fuerzas de seguridad. Uno de los miembros de la Lof Lafken Winkul Mapu explicaba hoy para un medio de comunicación que los varones se tapan la cara para protegerse, no porque sean terroristas sino porque ellos corren “riesgo hasta para ir a comprar a la calle”.

Segundo contexto: Pueblo Mapuche (iniciativas de diálogo)

En los conflictos territoriales suele construirse al “usurpador indígena” como un “puñado de personas”. Aun en los casos en que el conflicto por la tierra esté circunscripto a una familia y allegados, como el caso de la Lof Lafken Winkul Mapu, suele ser el Pueblo mapuche –encarnado en los sujetos concretos que conforman las redes y relaciones más amplias—el que se siente interpelado para actuar en defensa.

Esto se vio reflejado en el último trawn (reunión mapuche) realizado el 26 de noviembre en Bariloche, donde se encontraron para tomar decisiones conjuntas tanto la organización local que viene acompañando muy cercanamente a la Lof como muchas otras organizaciones y comunidades de distintas provincias. En los intercambios de la palabra quedó muy claro que la represión no es contra una comunidad o una familia, sino contra un Pueblo, uno que, a pesar de sus diferencias ideológicas, sabe articular unidad ante situaciones como esta.

Por la mañana se organizó una comitiva de diálogo para que se dirija hasta la comunidad para intermediar con el juez, de la que participaron las organizaciones mapuche de apoyo junto con organizaciones de Derechos Humanos, el obispo de Bariloche, abogados y un médico para atender a los heridos. Cuando la comitiva regresa del lugar del conflicto, cuentan en el trawn que se logró firmar un acuerdo con el juez a cargo del operativo en el que se establece la creación de una instancia de diálogo “de carácter urgente con intervención de distintos organismos oficiales” para encontrar una solución al conflicto. En este trawn también se resuelve apoyar la decisión de la Lof de permanecer en el lugar y no dejar el territorio recuperado.

Estas acciones colectivas de cuidado mutuo y solidaridad son las formas en que el Pueblo Mapuche practica su diplomacia para abrir instancias de diálogo, para repactar los acuerdos con las distintas instituciones estatales y demandar conjuntamente el respeto o la ampliación de sus derechos. Antes, durante y después de la represión, numerosas organizaciones y comunidades mapuche, en nombre del Pueblo al que pertenecen, intentaron habilitar espacios de diálogo y de pacificación del conflicto. Ante esto, las respuestas represivas de las fuerzas armadas son entendidas como la exclusión del Pueblo Mapuche como un interlocutor político válido en el escenario que se fue montando. Mientras las acciones colectivas de los mapuche tendieron al diálogo y al acuerdo, las distintas instituciones oficiales involucradas tendieron a negar o traicionar esos acuerdos. Parques Nacionales, el INAI, el Juzgado Federal y las Fuerzas de Seguridad propiciaron el desalojo y la represión al mismo tiempo que fueron propiciando un escenario de “no escucha” de los reclamos mapuche.

Los miembros de la Lof denunciaron la falta de escucha hasta en los últimos y trágicos acontecimientos: “Esa mañana llegaron muchos grupos armados de diferentes lados, no dieron tiempo a dialogar ni nada… sino que entraron directamente a reprimir”. Incluso, en el cerro, cuando se defendían con piedras de las balas de plomo de la Prefectura, levantaron las manos para pedir “que por favor saquen al peñi herido, nosotros solamente lo que queríamos es que nuestro peñi se pudiera salvar, y no pudo”.

Tercer contexto: Recuperación territorial (experiencias de ser y estar)

A los dos meses de haber recuperado el territorio, una vocera de la Lof explica que no tenían intenciones de hacer pública su recuperación, pero que debieron hacerlo por circunstancias mayores. Ellos estaban protegiendo un lugar determinado del paso de personas, porque allí estaban preparando el lugar en el que se harían las ceremonias necesarias para “levantar” a la machi de la comunidad. Puesto que por ese lugar se hacían caminatas y subía gente, se vieron obligados a descender del cerro para anunciar que ellos ya tenían el control territorial.

Durante estos últimos años, y a medida que se fue recuperando territorio mapuche, también se fue explicando a la sociedad civil y política que para los mapuche el territorio no es meramente una cuestión perimetral, puesto que en el territorio se consolida el pensamiento filosófico e ideológico y la espiritualidad mapuche. La recuperación de un territorio es también la recuperación de las relaciones con las fuerzas que allí se instancian, y junto con ellas, del kimun o conocimiento ancestral. Por eso, en el transcurso de estos años se fueron generando condiciones propicias para que a las hermanas y los hermanos que llegan a la mapu (tierra) se les manifiesten capacidades y roles específicos. Actualmente, uno de los principales fundamentos de la recuperación territorial es la presencia de pu ngen, los pu newen, lo pu lonko (fuerzas de la naturaleza). Y es con esas fuerzas que se establecen los vínculos y los compromisos mutuos de proteger el lugar.

Algunas personas, como machi, lonko o pillañ kushe, tienen un rol específico en estas vinculaciones con las fuerzas del lugar. Negarle a estos pu peñi, pu lamien (hermanos o hermanas) el ejercicio pleno de estas capacidades en muchos casos es condenarlos a la enfermedad e, incluso, a la muerte.

Los y las machi más experimentados son los que detectan a las y los futuros machi, lonko o pillañ kushe. Algunos militantes mapuche explican que, en este proceso de recuperación de sabiduría ancestral, en los barrios periféricos se han producido grandes eventos vinculados al mundo espiritual mapuche. Importantes ceremonias están siendo encabezadas por machi experimentados que detectaron que algunos niños y niñas de estos barrios poseían esa capacidad o ese don de ser futuros o futuras machi. Explican también que aceptar ese rol es muy doloroso en muchos aspectos –físicos, emocionales y afectivos– por eso, para levantarse en el rol y alimentar esa capacidad es necesario contar con un entorno absolutamente propicio, “que no es justamente el entorno urbano”.

Una hija de María Nahuel es machil, esto quiere decir que se está levantando en su comunidad para, en el futuro, y cumplido el aprendizaje, tener el rol de machi. En un barrio de Bariloche, un machi había detectado esta capacidad en ella cuando era una niña pequeña, y pese al ambiente urbano y a los pocos recursos económicos, la familia logró cumplir con el compromiso de destinar estos años para su preparación y aprendizaje. Los pu ngen te llaman, dicen los ancianos, “uno no se manda solo”, no es una decisión de uno. La machil tuvo un llamado en ese lugar cercano al lago Mascardi, y por eso están allí como comunidad.

Este es el principal fundamento de la recuperación territorial de la Lof Lafken Winkul Mapu y de sus convencimientos para defenderlo: “Nosotros no tenemos que negociar con el winka, negociamos con nuestra fuerza, nosotros pedimos permiso, hacemos rogativa para poder estar en un lugar” (vocero de la comunidad). María Nahuel lo expresaba con estas palabras: “Voy a seguir luchando por el territorio para mi machil. Voy a seguir luchando como familia”.

Claro que estos tres contextos (Memorias, Pueblo y Territorio) son mucho más complejos, pero estas breves paradas en ellos pueden motivarnos a profundizar los procesos en los que estamos insertos y no dejarnos convencer por quienes van a tratar, a partir de hoy mismo, de hacernos creer que los mapuche de la Lof Lafken Winkul son terroristas, violentos, indios truchos, invasores, etc. O, al menos que algunas cosas no las podamos sacar fácilmente de contexto. Entonces, y sin distracciones, exigir respeto y pedir justicia por Rafael Nahuel en nombre de una familia, de un barrio y de un Pueblo que están de luto.

Ana Margarita Ramos es doctora y Licenciada en Antropología Social y Magíster en Análisis del Discurso por la Universidad de Buenos Aires. Fue coordinadora de la carrera de Ciencias Antropológicas de la Universidad Nacional de Río Negro durante el periodo 2010-13. Del año 1998 al 2008 se desempeñó como docente de la Universidad de Buenos Aires en la Carrera de Antropología Social y, desde el año 2008 hasta el presente, es profesora asociada en la Universidad Nacional de Río Negro en la Carrera de Ciencias Antropológicas. Es investigadora del CONICET con el proyecto “Trayectorias políticas y de pertenencia entre grupos Mapuche-Tehuelche del Chubut”. Ha dictado seminarios de grado y de postgrado en diferentes universidades en temas relacionados con los procesos de memoria en grupos subordinados y alterizados. Actualmente dirige, entre otros, el proyecto de investigación “Procesos de recordar y olvidar en contextos de subordinación. Una aproximación comparativa en torno a la memoria como objeto de reflexión” subsidiado por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Ha publicado libros y artículos en revistas especializadas sobre los temas de memoria y política indígena.

Fuente: http://www.revistaanfibia.com/ensayo/ser-joven-pobre-mapuche/

SUBMARINO ARA : MACRI SE ESCONDE DETRÁS DE UN CAPITÁN DE MARINA.


Santiago Cúneo cruzó a MM por el ARA

San Juan

No son Argentinos son cipayos impuestos por el imperio ingles

Revolución Popular Noticias

 

Tragedia del Submarino Ara San Juan,Resultado De La Traicion,Macri,Malvinas,uk,us,.

gateofleo

Publicado el 27 nov. 2017

la tragedia del submarino argentino ara san juan deja mas preguntas que respuestas,.mientras este no sea localizado y examinado para deslindar responsabilidades,.lo que si queda claro es que el presidente Argentino Mauricio Macri tiene mucho que responder por traicionar a su patria y gente,.pusto que todo lo sucedido la tragedia y la presencia militar de estados unidos en territorio argentino,sin conosimiento de los ciudadanos y senado representa una violacion a la constitucion de argentina,.por lo tanto el responsable debe ser castigo y si es el presidente este debe dimitir y enfrentar la justicia,.

Submarino Argentino, Crece la teoría del “ataque externo”

Nubucodonosor NBCD

No se puede introducir a tu mundo por la puerta grande a quienes sabes fehacientemente que en el fondo te desprecian…


Raymond Berberian 

No entiendo en verdad qué tratan mis hermanos hundiéndose en el mismo barro.

CARÁTULAS DE HERMANOSs
No siempre la multitud tiene razón, de eso estoy bien seguro. Me asombra que muchos de mis hermanos van trastabillando con la misma piedra una y otra vez. Lo suyo es como abrirse camino en la nada a la espera de un milagro que no habría de llegar.
Hace años que armé mi fortaleza con mis convicciones humanitarias y ya no hay nada que pudiera desviarme de la memoria ensangrentada, heredada de quienes apenas ciento y pico de años atrás conformaban mi gran familia.
Pese a ser marginado por mis propios hermanos que creen tener la batuta de la diplomacia, me convenzo cada vez más del error que ellos cometen al ofrecerles perlas a los cerdos. No se puede tener consideración con las bestias que aguardan su oportunidad de saciarse con sangre humana. No siempre una rosa puede definir una batalla, la podría definir tratándose de seres normales, no excéntricos acomplejados que se creen dioses. No se puede introducir a tu mundo por la puerta grande a quienes sabes fehacientemente que en el fondo te desprecian, te desmerecen, aunque simulen lo contrario. A las personas se las juzga por sus ideas y también por sus actos; las palabras se las lleva el viento al igual que las sonrisas en la comisura de los labios. No se puede hermanarse con quien no siente tu congoja como algo propio.
Haciendo comparaciones, el Canciller de Israel desconoce alevosamente el genocidio de nuestra gran familia, masacrada a manos de los turcos y pretende la exclusividad universal para los suyos sobre el dolor ajeno.
No entiendo en verdad qué tratan mis hermanos hundiéndose en el mismo barro.
Siempre me pareció irrealizable ofrecerle la otra mejilla al causante de mis cicatrices.
Salgamos de una base: Las razas superiores es un cuento de necios, al igual que el Príncipe Azul y los dioses en la Tierra.
Hace años que me arrojé a las aguas y aprendí a nadar solo. Hace años que grito lo que siento a mi mundo sordo. Yo sé adónde voy, por más el camino limite mis pasos. Hace años que intento convencerme que el poder no rige por la cantidad de brazos, sino por los cerebros abiertos.
Respetuosamente Raymond raymond_berberian14@yahoo.co

COCAINÓMANOS – El Presidente


 

 

Banda – El Presidente /Tema – Cocainómanos – http://www.ojoelpresidente.com.ar https://www.facebook.com/large.nielsen
Grabado en – Tana Records – https://www.facebook.com/tanarecords

El huevo PRO de la serpiente.


“Qué hermosa apariencia tiene la falsedad”.

William Shakespeare.

La imagen puede contener: comida

Por JORGE ELBAUM | 31 de octubre de 2017

El periodista Jorge Elbaum señala que la “escena marquetinera del macrismo no solo obnubiló votantes, esperanzados con una derecha dialoguista y republicana, sino que sedujo –al igual que en tiempos de la primera Alianza- a distintos observadores” que hoy realizan “malabarismos teóricos para explicar las mutaciones de aquello que estaba en su origen”. Además, puntualiza que todos los movimientos del oficialismo exponen “la identidad intrínseca y estructural de un modelo oligárquico”.

Qué hermosa apariencia tiene la falsedad”

William Shakespeare

Desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri, distintos periodistas e investigadores describieron al modelo del PRO y de “Cambiemos” como la expresión de una derecha moderna, republicana y democrática. La expusieron, incluso, ajena a los modelos tradicionales corporativos y discriminatorios, característicos de las diferentes formas que asumieron a lo largo de la historia.  Gran parte de sus análisis se concentraron en la discursividad, la cultura política, la observación de sus usos tecnocráticos, su presentación pública y sus manifestaciones comunicacionales. Todos esos análisis dejaron de lado llamativamente dos aspectos centrales de cualquier caracterización política situada: su vínculo con la esfera de la producción y el trabajo y su impronta en relación a la utilización de la violencia “legítima” del Estado.

La escena marquetinera del macrismo no solo obnubiló votantes, esperanzados con una derecha dialoguista y republicana, sino que sedujo –al igual que en tiempos de la primera Alianza- a distintos observadores que confundieron la delicadeza infantil de los globos y su musicalización evangélica de optimismos abstractos, con un territorio fértil para la construcción de equitativos consensos ciudadanos. Esos mismos referentes “biempensantes” postularon una “pacificación” de las álgidas discusiones políticas que se diversificaron como producto de la reimplantación, durante doce años, del Proyecto Nacional. Los medios hegemónicos, y sus intelectuales orgánicos, caratularon de “grieta” a lo que supuso un nuevo patrón de distribución de la renta, donde se beneficiaba a los trabajadores y desocupados, cuestionando la matriz instalada desde 1976 hasta los inicios del siglo XXI.

La “concordia” anunciada tuvo, desde sus orígenes, la subyacente intencionalidad de disolver la capacidad de transformación que se anidaba en la continuidad -y profundización- del debate público ciudadano, con el sector más empobrecido de la sociedad, empoderado como sujeto social legitimado. La publicidad de una “derecha moderna” duró poco y sus difusores hacen en la actualidad malabarismos teóricos para explicar las mutaciones de aquello que estaba en su origen. Paralelamente, el gobierno de cambiemos empezó a mostrar a su “rey desnudo”, apelando a una discursividad más autoritaria y persecutoria, combinándola con las consabidas frases hechas, eslóganes e invitaciones a esperanzas abstractas y meritocráticas.

La escenificación “popular” del macrismo se instituye en la actualidad a partir de fotos carentes de espontaneidad, montadas en calles desiertas o rutas despejadas de potenciales opositores. Todos sus movimientos exponen la identidad intrínseca y estructural de un modelo oligárquico que requiere de tres condiciones para perpetuarse: (a) acoplarse a las corrientes internacionales que disciplinan a los trabajadores, para garantizar su renta, (b) reimplantar el sitial de privilegios para sus grupos hegemónicos, para legitimar su dominación, y (c) apelar a la represión como mecanismo de visibilización de autoridad.

El populismo “bueno”

Para llegar al resultado electoral de ayer Cambiemos recorrió un camino que incluyó créditos personales, retraso hasta hoy del aumento de combustibles, extensión del Fútbol para Todos gratuito a los abonados de Cable y dejar la nueva tanda de tarifazos para lo que queda del año. Publicado en Página/12 En todo el país, la Anses … Sigue leyendoEl populismo “bueno”

Sergio Maldonado: “Macri es un hipócrita por haber llamado a mi mamá”


Noticias en Red TV

The Godly Chic Diaries

Smiling • Writing • Dreaming

LiefsCarolien.nl

Inner beauty, Food, Lifestyle and with a sparkle of personal

MiddleMe

Becoming Unstuck

ADARSH SHARMA

We are talking about something we know nothing about.

Chaotic Shapes

Art and Lifestyle by Brandon Knoll

YANGSEKARANG

Berbagai Itu Adalah Hal Yang Indah

Pueblos Progresista del Mundo

Abre tu mente, es hora de la Unidad, Unidad

Schnippelboy

Ein Tagebuch unserer Alltagsküche-Leicht nachkochbar

ECO SOCIAL...OJO CRÍTICO

"Ignoran que la multitud no odia, odian las minorías, porque conquistar derechos provoca alegría, mientras perder privilegios provoca rencor".

Acto

política y cultura

Poems of Mariana

They tell it all

InvestInYourselfFirst!!

Be A Warrior 🎯 And Get Out From The Misconceptions Of Your Life!!

TAXI PONTIANAK tlp 0813 4500 6566

taksi pontianak, taksi bandara pontianak, taksi singkawang, taksi sambas, taksi selakau, taksi tebas, taksi pemangkat, taksi singkawang, taksi mempawah, taksi sui pinyuh, taksi bengkayang,taksi ngabang, taksi Entikong,taksi melawi, taksi nanga pinoh taksi sekadau,taksi sanggau,taksi sintang, taksi balai karangan, taksi putussibau, taksi balai berkuak, taksi sandai, taksi tayan, taksi nanga tayap,taksi ketapang, taksi palangkaraya,taksi pangkalan bun, taksi banjarmasin, taksi sampit, taksi badau, taksi nanga silat, taksi seluas, taksi aruk, taksi tanjung ketat,

A %d blogueros les gusta esto: