CÓMO LLEGÓ AL SUICIDIO NISMAN


debatemendoza

La nota de Leopoldo Moreau desnuda los intentos de volver a usar políticamente la muerte del fiscal.

Los que quieren reflotar el caso para dañar a Cristina Kirchner

CÓMO LLEGÓ AL SUICIDIO NISMAN

 

Hace unos días atrás adelantábamos que un servicio extranjero y los sectores que en su momento montaron un intento de golpe blando alrededor de la disparatada denuncia del fiscal Alberto Nisman, estaban encaminados a reflotar por estas horas, no sólo la denuncia, sino a instalar el supuesto asesinato del ex fiscal pretendiendo adjudicarle a la ex Presidenta la autoría intelectual del mismo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por más burda que parezca la maniobra, en efecto, ya se ha puesto en marcha y de ella participa el mismo entramado mafioso que transformó a Nisman en mascarón de proa del intento de golpe blando que se pretendió perpetrar hace un año atrás.

En la justicia la cara visible de esta operación es el fiscal Raúl Plee, que está intentando reabrir la causa referida a la denuncia y que fuera desestimada por cuatro jueces federales. En el plano mediático, obviamente, participa el Grupo Clarín. Y, por supuesto, tienen un papel relevante agentes de un servicio extranjero.

Pero no alcanza con describir y denunciar a quienes, frustrados en su intento de llevar adelante un golpe blando, ahora pretenden descalificar y esmerilar el liderazgo político de Cristina Fernández de Kirchner. Lo importante es remitirnos a cuáles fueron las circunstancias que llevaron al indudable suicidio de Nisman. Y los hechos hablan por sí solos y son más que contundentes. Nisman fue impulsado a presentar la denuncia por quienes lo controlaban y le pagaban. En este caso, Stiusso y el mencionado servicio extranjero. La denuncia, que venía siendo gestada desde hacía mucho tiempo, tenía por objeto ser presentada hacia fines de febrero para que sirviera de antesala a la visita del Premier israelí Netanyahu al Capitolio, para que éste tuviera un elemento más con el cual boicotear la política de apertura de la Administración Obama respecto a Irán. La presentación de Nisman se precipitó para los primeros días de enero porque alguien lo llamó al exterior para decirle que estaban por apartarlo de la Fiscalía (que, dicho sea de paso, era una extraordinaria fuente de poder y de dinero, que él manejó durante años a su arbitrio). Así las cosas, Nisman se apresuró y esa fue su primera equivocación fatal. Los que habían alimentado su paranoia y exhibicionismo le hicieron creer que, el día que presentara la denuncia contra la Presidenta de la Nación, automáticamente se iba a transformar en un héroe nacional y que un portaaviones norteamericano llegaría a la Argentina para llevar presa a la Presidenta y que él sería recibido en un desfile triunfal por la Quinta Avenida de Nueva York.

Nada de eso ocurrió. En realidad, ocurrió todo lo contrario. Dos jueces federales: Servini de Cubría y Ariel Lijo, en ese orden, ni siquiera se dignaron por la inconsistencia de la presentación del ex Fiscal, en hacer lugar al levantamiento de la feria judicial. Y, particularmente, Canicoba Corral, juez de la causa AMIA, dijo que era una denuncia dictada por agentes de inteligencia. Finalmente, el juez Daniel Rafecas la desestimó totalmente por carecer de pruebas y objeto procesal. Pero el golpe más duro provino del exterior. Precisamente, de donde Nisman creyó que obtendría mayores respaldos. El ex titular de Interpol, Ronald Noble, lo ridiculizó, dirigiéndose directamente a su persona y diciéndole que mentía a sabiendas porque el gobierno argentino jamás había promovido el levantamiento de las alertas rojas.

Por supuesto, Nisman fue inmediatamente endiosado y utilizado por algunos representantes de la oposición y de los medios hegemónicos, que a medida que pasaban los días y quedaba en evidencia que su denuncia se deshacía en el ridículo intentaron ponerle un respirador con una audiencia show convocada para el 19 de enero del 2015 en el Congreso Nacional. En ella, supuestamente Nisman iba a revelar las pruebas de su “tremebunda” denuncia. Las autoras de esa maniobra fueron las entonces diputadas Patricia Bullrich y Laura Alonso y el medio hegemónico embarcado en el mismo objetivo, ya sabemos todos de quien se trata.

Este paso fue el segundo hecho fatal con el que tropezó Nisman, porque llegado el fin de semana previo al encuentro, el bloque del FpV logró que el mismo se transformara de secreto a público y allí Nisman entró en pánico. Por eso sus desesperadas llamadas en las horas previas a la audiencia a Stiusso y a otros agentes del servicio de inteligencia para que le proporcionaran las pruebas que no tenía. Cuando llegó a la conclusión de que ya no había héroe ni denuncia y de que, además, lo habían abandonado, no soportó la presión y la soledad.

Y allí es donde comete el tercer error fatal: comunicarle a las diputadas que en esas condiciones no se va a presentar al Congreso. De ahí en más los aprietes se le hicieron insoportables. Por un lado la diputada Bullrich le decía que si no asistía le asestaba un golpe mortal a la oposición que había jugado todas sus cartas a favor de la denuncia. Por el otro, los agentes de inteligencia, como fue el caso de Mazino, lo asustaban diciéndole que el FpV desnudaría todas sus debilidades y que iba a tener que dar cuenta de sus oscuros manejos respecto a los fondos que le habían sido asignados y sobre otras cuestiones. Efectivamente, en esas horas de soledad y abandono, Nisman advirtió que estaba entre la espada y la pared y que si no iba al Congreso quedaba en un ridículo absoluto y que si iba se conocería lo mismo que se conoció después de su muerte: la existencia de cuentas secretas donde le depositaban fuertes sumas de dinero algunos de los servicios extranjeros y locales, como así también fondos provenientes de extraños financistas. También imaginó que no iba a poder ocultar las propiedades que había adquirido en el exterior ni tampoco la parte del sueldo que se llevaba de algunos de sus empleados o la cantidad de infinitos viajes que hizo por el mundo con los dineros públicos que le habían asignado para investigar la muerte de 87 argentinos.

Y ahí llega la cuarta y última decisión fatal: pedirle primero el arma a uno de sus custodios, y ante la negativa de éste, obtenerla de otro colaborador. Los que indujeron el suicidio de Nisman, a un año de su muerte, quieren utilizarlo ahora para una espúrea maniobra de desprestigio político, que según ellos, debería recaer sobre la ex Presidenta de la Nación para `producirle un daño irreparable que, según entienden, no alcanza a producirle las denuncias de supuesta corrupción.

Que Nisman descanse en paz pero que este siniestro entramado también deje vivir en paz al pueblo argentino.

http://www.debatemendoza.com.ar/moreau-los-que-lo-instigaron-al-suicidio-lo-vuelven-a-usar/

EN EL MOSSAD SE FESTEJO EL TRIUNFO DE MACRI. EL TRIUNFO DEL SIONISMO


“Patricia Bullrich, ministro de seguridad recién designada, será el responsable de un enfoque más cooperativo con el Estado judío . Ella era parte de un grupo pro-israelí de congresistas llamados “Amigos de Israel”. Un rabino será  el próximo ministro de medio ambiente: Sergio Bergman, un miembro conocido y activo de la comunidad judía local. Waldo Wolff, ex jefe de las Delegaciones de Argentina de Asociaciones Israelitas (DAIA en español) representará al Partido Pro como legislador nacional en el Congreso
http://www.politicargentina.com/notas/201511/10115-el-periodista-que-dio-la-primicia-de-la-muerte-de-nisman-celebro-el-triunfo-de-macri.html

EL AGENTE DEL MOSSAD DAMIAN PATCHER, SEUDO PERIODISTA QUE DIO LA PRIMICIA DE LA MUERTE DE NISMAN Y LUEGO ESCAPÓ A ISRAEL, FESTEJÓ EL TRIUNFO DE MACRI DICIENDO QUE “UNA NUEVA ERA COMIENZA EN ARGENTINA”.

Con elogios a Patricia Bullrich y Laura Alonso, el hombre que se exilió en Israel publicó una crónica del balotaje del 22 de noviembre.

El periodista Damian Patcher, quien dio la primicia de la muerte del fiscal Nisman el 19 de enero pasado y se exilió en Israel publicó una nota en la que muestra su optimismo por la victoria de Mauricio Macri y además elogia a los nombres de su gabinete, entre ellos Patricia Bullrich y la dirigente Laura Alonso.

“Una nueva era ha amanecido en la Argentina después de la elección de Mauricio Macri como presidente en una victoria apretada sobre el candidato peronista Daniel Scioli el domingo pasado. Con 51.4 por ciento de los votos en una segunda e inesperada ronda, el país sudamericano ha despertado a una nueva realidad, que por primera vez en 12 años no es una variable populista”, relata en su escrito.

Patcher apunta a las relaciones internacionales de la Argentian en la que acusa al gobierno de “alejarse del mundo de occidente” y le pega al canciller Hector Timmerman, Luis D´Elia y otros miembros miembros del gabinete como Amado Boudou. Además en un fragmento argumenta que la batalla contra los tenedores de deuda privada denominados “Fondos buitres”, es una forma de culpar a alguien por los problemas propios.

“Patricia Bullrich, ministro de seguridad recién designada, será el responsable de un enfoque más cooperativo con el Estado judío basado en intereses mutuos y la guerra contra el terror. Ella era parte de un grupo pro-israelí de congresistas llamados “Amigos de Israel”. Por primera vez en la historia del país, un rabino fue nombrado como el próximo ministro de medio ambiente: Sergio Bergman, un miembro conocido y activo de la comunidad judía local. Waldo Wolff, ex jefe de las Delegaciones de Argentina de Asociaciones Israelitas (DAIA en español) representará al Partido Pro como legislador nacional en el Congreso. Entre este grupo de personas que comparten una estrecha relación con la comunidad judía es Laura Alonso, quien se convertirá en el director de la oficina de lucha contra la corrupción el 10 de diciembre Alonso también ha firmado el Documento de Consenso, un documento de política exterior publicado por el Consejo Argentino para Internacional Relaciones que apuntan para la reinserción del país como miembro del mundo occidental”, escribe Patcher desarmandosé en elogios para con Bullrich, Wollf y Laura Alonso.

Por último, luego de recordar que Benjamin Netanyahu saludó a Mauricio Macri por su triunfo, el escriba asegura que “lo más seguro es que la actual administración en Jerusalén ha encontrado un socio de confianza en la región. Sin embargo, sólo el tiempo dirá si hay algo nuevo bajo el sol”.

EL AGENTE DEL MOSSAD DAMIAN PATCHER, SEUDO PERIODISTA QUE DIO LA PRIMICIA DE LA MUERTE DE NISMAN Y LUEGO ESCAPÓ A ISRAEL, FESTEJÓ EL TRIUNFO DE MACRI DICIENDO QUE “UNA NUEVA ERA COMIENZA EN ARGENTINA”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Desde el ministerio de MEDIO AMBIENTE se prepara el PLAN ANDINA.
LA ENTREGA DE LA PATAGONIA .Se parte al MEDIO EL AMBIENTE.
SE PARTE AL MEDIO LA ARGENTINA….

 

 

12295397_192754107734330_7225842180869188867_n

 

Con elogios a Patricia Bullrich y Laura Alonso, el hombre que se exilió en Israel publicó una crónica del balotaje del 22 de noviembre.

El periodista Damian Patcher, quien dio la primicia de la muerte del fiscal Nisman el 19 de enero pasado y se exilió en Israel publicó una nota en la que muestra su optimismo por la victoria de Mauricio Macri y además elogia a los nombres de su gabinete, entre ellos Patricia Bullrich y la dirigente Laura Alonso.

“Una nueva era ha amanecido en la Argentina después de la elección de Mauricio Macri como presidente en una victoria apretada sobre el candidato peronista Daniel Scioli el domingo pasado. Con 51.4 por ciento de los votos en una segunda e inesperada ronda, el país sudamericano ha despertado a una nueva realidad, que por primera vez en 12 años no es una variable populista”, relata en su escrito.


Patcher apunta a las relaciones internacionales de la Argentian en la que acusa al gobierno de “alejarse del mundo de occidente” y le pega al canciller Hector Timmerman, Luis D´Elia y otros miembros miembros del gabinete como Amado Boudou. Además en un fragmento argumenta que la batalla contra los tenedores de deuda privada denominados “Fondos buitres”, es una forma de culpar a alguien por los problemas propios.

“Patricia Bullrich, ministro de seguridad recién designada, será el responsable de un enfoque más cooperativo con el Estado judío basado en intereses mutuos y la guerra contra el terror. Ella era parte de un grupo pro-israelí de congresistas llamados “Amigos de Israel”. Por primera vez en la historia del país, un rabino fue nombrado como el próximo ministro de medio ambiente: Sergio Bergman, un miembro conocido y activo de la comunidad judía local. Waldo Wolff, ex jefe de las Delegaciones de Argentina de Asociaciones Israelitas (DAIA en español) representará al Partido Pro como legislador nacional en el Congreso. Entre este grupo de personas que comparten una estrecha relación con la comunidad judía es Laura Alonso, quien se convertirá en el director de la oficina de lucha contra la corrupción el 10 de diciembre Alonso también ha firmado el Documento de Consenso, un documento de política exterior publicado por el Consejo Argentino para Internacional Relaciones que apuntan para la reinserción del país como miembro del mundo occidental”, escribe Patcher desarmandosé en elogios para con Bullrich, Wollf y Laura Alonso.

Por último, luego de recordar que Benjamin Netanyahu saludó a Mauricio Macri por su triunfo, el escriba asegura que “lo más seguro es que la actual administración en Jerusalén ha encontrado un socio de confianza en la región. Sin embargo, sólo el tiempo dirá si hay algo nuevo bajo el sol”.

 

AVANCE SIONISTA : ¡IMPORTANTE DIARIO ISRAELÍ FESTEJA LA VICTORIA DE MAURICIO MACRI EN ARGENTINA!


Jerusalem Post

“LA VICTORIA DE MACRI ES INEQUÍVOCAMENTE BUENA PARA ISRAEL Y LOS JUDÍOS” DICE EL TITULAR DEL JERUSALEM POST.

Mauricio Macri
Tras la pérdida de firme defensor  Stephen Harper el mes pasado en las elecciones canadienses, y la victoria electoral a principios de este mes de anti-israelí presidente Recep Tayyip Erdogan de Turquía, Israel finalmente consiguió una buena noticia electoral en el extranjero con la victoria en Argentina Domingo de Mauricio Macri. El conservador Macri ganó una segunda vuelta en los comicios presidenciales del domingo, poniendo fin a 12 años de gobierno de izquierda en el país dominado por Cristina Fernández de Kirchner y su difunto esposo, Néstor Kirchner. Macri derrotó al candidato de Kirchner, Daniel Scioli. Jerusalén apenas ocultaba su satisfacción, ya que los ocho años bajo Cristina Kirchner ha visto un fuerte deterioro de las relaciones, especialmente desde enero de 2013, cuando Argentina firmó un Memorando de Entendimiento (MoU) con Irán, que incluyó una “verdad comisión “para investigar conjuntamente atentados contra objetivos israelíes y judíos en la capital de la Argentina en la década de 1990 -. que dejaron 114 personas muertas y más de 500 heridos Según una fuente diplomática en Jerusalén, la victoria de Macri, actual alcalde de Buenos Aires, “es inequívocamente bueno para Israel y los Judios.” La población judía en Argentina se estima entre 200.000 y 250.000. Mientras que el reinado de Néstor Kirchner “no estaba mal”, dijo el funcionario, de Cristina ocho años en el cargo eran malas para los lazos entre los dos países. “Ella tiene una tercera aproximación mundo, y fue conectado a [el ex hombre fuerte de Venezuela Hugo] Chávez”, dijo. Con la firma del memorando de entendimiento con Irán en 2013, Kirchner esencialmente “dejar que el penal investigar el crimen” ya partir de ese momento los lazos entre los dos países “muy deteriorado”, continuó la fuente. La fuente dijo que espera que el cambio en el tono de los lazos que se siente con rapidez, con Macri prometió durante su campaña, y también durante un visita a Israel el año pasado, para anular el memorando de entendimiento con Irán si es elegido. Macri reunió con el primer ministro Benjamin Netanyahu durante esa visita, y dijo que le gustaría ver una “alianza estratégica” entre los dos países. La fuente dijo que las elecciones también detener incursiones que Irán estaba haciendo en América Latina, y podrían indicar un cambio para mejor para Israel en esa parte del mundo. La victoria de Macri seguido por tres semanas la victoria en la carrera presidencial en Guatemala de otro candidato considerado amistoso con Israel: Jimmy Morales.
CFK DESENMASCARA AL SIONISMO

Rumbo al espacio con tecnología argentina


casarosada

La partida del segundo satélite geoestacionario fabricado por Invap fue más relajada que la de hace un año y la primera etapa de su viaje dejó más que conformes a los científicos. El Gobierno anunció el envío de otro satélite en 2019.

Los motores del Ariane 5 se encendieron al máximo y la luz y el fuego se observaron con nitidez desde 14 kilómetros de distancia.
Imagen: AFP

Por Javier Lewkowicz

Página/12 En Guayana Francesa

Desde Kourou

El segundo satélite geoestacionario de diseño, fabricación y operación nacional ya está en el espacio. El Arsat-2 despegó ayer a las 17.33 dentro del cohete Ariane 5 desde la base espacial de la Unión Europea en Kourou, Guayana Francesa, en lo que constituye la semilla de la consolidación del proyecto satelital nacional, un sector de avanzada en materia tecnológica. Es otro gran espaldarazo al trabajo de las empresas públicas Arsat e Invap y una muestra de que el desarrollo tecnológico, con una enorme decisión estatal, no es una quimera. El Gobierno firmó ayer mismo el convenio para lanzar el Arsat-3 en 2019 y otros dos satélites en años posteriores. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a su vez, anunció por cadena nacional el envío al Congreso de un proyecto de ley para declarar de interés público el desarrollo de la industria satelital (ver aparte).

La emoción y el tinte festivo que inundó el lanzamiento del Arsat-1 fue mucho más mesurado en el Arsat-2. Incluso el mismo proceso de lanzamiento fue casi un trámite, cuando el año pasado se terminó de definir prácticamente por penales. La “ventana” horaria de lanzamiento comenzó a las 17.30 e inmediatamente después comenzó el conteo. El menor dramatismo es un buen paralelismo con el camino que de a poco comienza a hacer el país en el mercado satelital. De algún modo hubo menos de “hito” y más de proyecto con letras mayúsculas.

“Quiero agradecer a los trabajadores del Invap y de Arsat. Argentina es un país confiable y que confía en sus socios. Tenemos una planificación satelital hecha hasta el año 2023 porque queremos protagonizar nuestro futuro”, señaló el ministro de Planificación, Julio De Vido, apenas se confirmó el éxito del lanzamiento. A su turno, Matías Bianchi, presidente de Arsat, recordó a Néstor Kirchner y a la Presidenta “por haber tenido la decisión política de encarar el proyecto satelital y por luego haber sostenido esa intención”. “Cuando terminemos de posicionar correctamente el Arsat-2 habremos cerrado un ciclo, porque Arsat nació para proteger las posiciones orbitales nacionales. Nuestra industria está consolidada y el mundo la reconoce, por eso recibimos el año pasado el premio revelación del sector. Es importante que los dos lanzamientos en menos de un año queden en las mentes de nuestros chicos, para demostrarnos que podemos hacer cosas impensadas en nuestro país”, agregó.

También integraron la delegación Horacio Osuna, titular del Invap; Alberto Weretilneck, gobernador de Río Negro; Maurice Closs, gobernador de Misiones; Miguel Angel Pichetto, senador por Río Negro; Miguel Angel Giubergia, director de la Aftic por la oposición y diputado nacional (UCR); Mario Oporto, diputado nacional (FpV); Liliana Fellner, senadora nacional (FpV; Juan Patricio Mussi y Francisco Echaren, intendentes de Berazategui y Castelli, respectivamente, entre otros.

El lanzamiento

Segundos antes del despegue, los motores del Ariane 5 se encendieron al máximo y la luz y el fuego se observaron con nitidez desde la terraza del Salón Júpiter, a 14 kilómetros de distancia de la plataforma. Cuando el contador marcó el “cero”, el ruido y luego la estela blanca fueron protagonistas en el cielo absolutamente despejado de la Guayana Francesa. Un millón de litros de agua se abrieron paso para reducir la temperatura en la plataforma y disminuir el ruido (el más potente de los generados por el hombre) para que no dañe el satélite. Así comenzó el viaje del Arsat2 hacia la órbita de 36 mil kilómetros de distancia de la Tierra.

Apenas un minuto después, el cohete alcanzó una velocidad de 7 mil kilómetros por hora en un movimiento alrededor de la Tierra. Primero liberó los propulsores, luego la cofia y a los 25 mil kilómetros por hora expulsó el motor principal. A la media hora se liberó el satélite argentino y el festejo se descontracturó.

El lanzamiento es la etapa más sensible de este tipo de proyectos. Las extremas condiciones en términos de vibración, temperatura y sonido fuerzan la resistencia del satélite. Para reducir al mínimo la posibilidad de tener cualquier desperfecto técnico, que podría ser determinante en instancias así, el equipo del Invap, la empresa rionegrina contratada para la construcción del artefacto, realizó meses atrás todo tipo de pruebas de esfuerzo en su centro de testeo en Bariloche.

Con toda esa carga de nerviosismo, a las cinco de la tarde comenzaba el evento en el Salón Júpiter de la base espacial. De entrada, los controladores del Ariane estaban pintados de verde en la pantalla principal; es decir, todo en orden para el despegue. La delegación argentina se preparaba, con fotos y varias banderas nacionales. Tres minutos pasadas las 17.30, cuando comenzó la “ventana” de lanzamiento que terminaba a las 19.15, las puertas del salón se abrieron para que todo el público pudiera observar el evento desde la terraza. Casi nadie dejó de apuntar con su celular hacia la plataforma, desde donde comenzó el breve espectáculo. Fueron un puñado de minutos en los cuales el cielo celeste quedó completamente cruzado por una banda blanca que definió la estela del cohete.

El lanzador Ariane 5 fue compartido entre el Arsat-2 y el australiano Sky Muster, adquirido por ese país a los Estados Unidos. El satélite australiano tiene por objetivo mejorar la conectividad por banda ancha de esa región y fue construido en Palo Alto, California. No hace falta detallar que la afición argentina se hizo notar, en todo momento de la estadía, bastante más que los australianos.

Apenas el lanzador liberó al satélite, éste entró en una órbita de transferencia. Desde ese momento, la estación terrena de Benavídez de Arsat intentó tomar contacto con el artefacto para saber el estado de salud del satélite. Precisamente, la operación en tierra nacional por técnicos argentinos en uno de los logros del proyecto satelital de Arsat. A las 18.20 Benavídez confirmó la telemetría. “Estamos muy contentos. Ahora haremos los testeos para que todo esté funcionando. Y después a trabajar, porque hay que ofrecer servicios confiables durante quince años. La inyección fue perfecta. Seguro que se ahorró combustible y casi seguro se amplió la vida útil del satélite”, dijo Vicente Campenni, subgerente del Invap.

El Arsat-2

El segundo satélite argentino es de tipo geoestacionario, al igual que el Arsat-1, característica que le permite brindar servicios de telecomunicación. Pesa 2977 kilos y tiene tres antenas –dos desplegables y una fija (también llamada gregoriana)– que emiten en dos bandas, Ku y C. Eso le permite ofrecer señal a todo el continente americano, desde la Antártida hasta Canadá. El Arsat-1 tiene una antena única en banda Ku y centra su emisión en el territorio nacional. Ambos fueron diseñados y construidos por el Invap a pedido de Arsat.

La transmisión en banda Ku del Arsat-2 refuerza los servicios del Arsat-1, al tiempo que la banda C ofrece señal para la cobertura panamericana. El objetivo del Gobierno es vender transmisión satelital de televisión al resto de los países de la región. Hasta ahora el 30 por ciento de la capacidad del Arsat-2 ya está reservada. En varios casos se trata de clientes que ya trabajan con el Arsat-1, que opera con el 80 por ciento de su capacidad utilizada.

Según explicaba la noche previa al despegue un técnico de Arsat, hay en total cerca de 300 satélites geoestacionarios orbitando alrededor de la Tierra. Más de la mitad son norteamericanos. Sin embargo, se trata de un bien escaso que es cada vez más demandado a partir de las crecientes exigencias en el desarrollo de las telecomunicaciones. De ahí la fe en vender rápidamente los servicios del Arsat-2. Por ejemplo, Bolivia adquirió hace poco un satélite a China, igual que Venezuela, que encima no obtuvo un resultado satisfactorio en esa apuesta. La idea sería estrechar vínculos con los países de la región para venderles tecnología nacional. “Tenemos muy buenas expectativas comerciales con el Arsat-2. Esperamos que la inversión del Estado en tecnología pueda capitalizarse en otras áreas del entramado industrial y tener continuidad en la construcción de satélites. La agenda para los próximos veinte años es mejorar la competitividad”, indicó Bianchi.

Arsat1 demandó una inversión de 270 millones de dólares por parte del Estado nacional y el Arsat-2, 250 millones. Además, cada lanzamiento cotiza un total de 180 millones de dólares, que se dividen a medias entre los dos satélites que viajan por misión. Es decir que la factura por el lanzamiento del Arsat-2 ascendió a 90 millones. El período de amortización de la inversión Arsat-1 es de siete años y de cinco en el caso del Arsat-2. La vida útil de los satélites suele ser de quince años pero como las maniobras salieron bien, en el caso del Arsat-1 se estiró a 18 años y se esperan también buenas noticias para el Arsat-2.

Ambos casos representan las primeras experiencias de operación de este tipo de satélites de telecomunicaciones por parte de un país de América latina y ubican a la Argentina en un grupo de naciones integrado sólo por Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Eurozona.

El Arsat-1 fue lanzado de noche, sobre el filo de la “ventana horaria”. Debió sortear problemas climáticos y un desperfecto en el satélite que lo acompañó, de DirecTV. Fue además el fruto de un esfuerzo que empezó, como la Argentina de 2001/02, en las ruinas, con la pelea a los gritos por apenas mantener las posiciones orbitales nacionales. La noche anterior hasta se cantó el himno en el hotel. El Arsat-2 despegó un día soleado, en tiempo y forma, la satisfacción predominó sobre la arenga y las palmadas sobre el llanto. En este caso, la pérdida de cierta cuota de emotividad es un indicio promisorio.

SUBNOTAS

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-282853-2015-10-01.html

A mí no me sorprende que la aviación de la coalición salga a bombardear a los islamitas y regrese sin haber soltado sus bombas.



SI NO EXISTIERAN LOS POBRES,
LOS RICOS MORIRÍAN DE HAMBRE
Si los EEUU no logran detener el flujo de voluntarios que acuden a alistarse al Estado Islámico, no puede considerarse un fracaso.
A mí no me sorprende que la aviación de la coalición salga a bombardear a los islamitas y regrese sin haber soltado sus bombas. Yo, por ser un novato en temas de guerra podría tener una observación; de que los pilotos virtualmente se oponen a bombardear el ISI y, que todo este menjunje está previamente planeado y determinado en el menú. Y esa es la cuestión…
Tengo la impresión de que los islamitas idean quedarse sobre el terreno usurpado y crear un poder contando con la economía de los sunnitas de Qatar, Arabia Saudita y las doncellas del golfo. Tampoco es de asombrarse que Qatar gire al Califato tres millones de dólares cada día para gastos de mantenimiento. Paralelamente Arabia saudita, Israel y Turquía les suministra toda clase de armamento para enfrentar cualquier adversidad, viniere de donde viviere.

turkey-isis-flag-300x200 bancarotagringa imagesfwfeweef  TURKEY_-_occupy-gezi-protests-erdogan-450x326  Copia de David_Cameron ¿Que tienen de similar Islas Malvinas y la Isla Diego García? regie_tvtv288f3c1339440927
Hace apenas una semana, Corea del Sur y los EEUU jugaban al soldadito valiente en las narices de Corea del Norte. Cuando ese país reaccionó ymostró sus colmillos, Corea de Sur y EEUU abandonaron el juego arrastrándose las colas. Por otro lado Obama, Premio Nobel de la paz acaba de ofrecerle armas a Ucrania para enfrentar a Rusia.
Eso me da a imaginar a un músico que dice poder tocar él solo, todos los instrumentos de una orquesta al mismo tiempo.
Personalmente no veo mal a que los musulmanes del Califato tengan un poder militar -reitero-, no lo veo mal; peligroso, sí. Puesto que no se consigue un poder a base de incultura. Los árabes por ejemplo, se impusieron en España gracias a su cultura, su ciencia, medicina y don de gente. Esos pobres descerebrados del ISI, no son más que la resaca del de la vulgaridad y su única cultura es someter a la mujer y decapitar infieles pregonando ¡Aláh-Wakbar!
Vuelvo a decir: la idea es buena, lo malo es que ocupan tierras que no les pertenece. Si alguien hace un mal con tal de lograr un bien, está cometiendo un mal.
Me gustaría saber sobre qué base fundamentarían sus escaladas de locuras y cual es su visión de futuro. Apoderarse de Iraq y Siria… ¿Qué más? Acaparar el petróleo en beneficio propio… ¿Qué más? Tirar abajo las reliquias históricas, patrimonio de la humanidad… ¿Y qué más?
Entre nosotros, a los europeos, la deserción de los musulmanes fanatizados de Europa les debe convenir. Y esto me lleva a pensar que si hasta ahora Europa la OTAN y TATÄN TATAN y Asociados, no les cayeron encima, es porque necesitan que vayan sumando.
A occidente como al Gran Imperio capitalista conviene que esos países no progresen, que estén constantemente involucrados en conflictos, raciales y religiosos; que se maten entre ellos, para que la industria armamentista siga floreciendo y acaparando divisas.
Ahora que lo medito con calma: EEUU da la impresión de no saber resolver el problema y detenerse en punto muerto, cuando en realidad, EEUU, desde un principio, les estuvo dando cuerdas para que vayan necesitando más y más suministros, lo que traducido sería: Dinero para Israel, EEUU y Europa. Nosotros, tú y yo medimos los acontecimientos bajo los efectos que nos produce el dolor ajeno; pero, para los dueños de la batuta, la muerte es un comercio.
Las desgracias de unos, hacen las delicias de otros…
Raymond
raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Cristina habló del doble estándar de Clarín y La Nación en el acuerdo con Irán


Diario Registrado

La presidenta señaló la llamativa cobertura que le dio la prensa al Memorando de Entendimiento, por un lado, y al acuerdo nuclear con las potencias de occidente, por otro. “Se les quemaron todos los papeles. No del diario, sino de las mentiras que publicaron, las fábulas que difundieron, o las instrucciones que siguieron”, afirmó.

En un texto titulado Delicias de la Real Politik y las corporaciones mediáticas que se publicó en su página web y se difundió por la redes sociales, Cristina volvió a custionar el rol de los medios de comunicación en la cobertura diferente que hicieron del Memorando de Entendimiento entre Argentina e Irán para facilitar la investigación por e atentado a la AMIA en 1994; y el reciente acuerdo nuclear alcanzado entre ese país y las potencias de occidente.

Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que un iraní imputado de haber participado del atentado a la AMIA pasó de ser, para algunos medios, “un terrorista” a ser un “un general retirado”, luego del acercamiento entre Estados Unidos e Irán, que la jefa de Estado atribuyó a cuestiones geopolíticas vinculadas con las latentes tensiones de Medio Oriente.

“Qué suerte que tienen algunos. Que los juzgan los diarios y los absuelven sus editores. Delicias de la Real Politik y las corporaciones mediáticas”, escribió la Presidenta en el texto publicado en sus cuentas personales en las distintas redes sociales y en su página de Internet.

Junto con el texto, la mandataria difundió las cartas que el canciller Hector Timeman envió al secretario de Estado de los Estados Unidos de América, John Kerry, y a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, en relación con los acuerdos firmados con la República Islámica de Irán y su posible implicancia para la causa AMIA.

En las cartas enviadas desde el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la Argentina solicitó saber si es correcta la información publicada en el Wall Street Journal del 27 de julio, en el que se revela que en virtud del Acuerdo Nuclear la Unión Europea se habría comprometido a eliminar de su lista de sanciones al ex ministro de Defensa iraní, Ahmad Vahidi.

“El Sr. Vahidi es buscado por Interpol a requerimiento del Poder Judicial de la República Argentina en el marco de la Causa Judicial en la que se investiga el atentado a la AMIA ocurrido el 18 de julio de 1994, y que costara la vida a 85 personas”, recordó la presidenta tras publicar las cartas en las Timerman recordó que Argentina ya había solicitado que “la cuestión del atentado de la AMIA fuese incluida en las negociaciones del acuerdo nuclear con Irán”.

“Algunos ya no saben qué título ponerle a lo que está sucediendo”, opinó la presidenta, tras lo cual continuó: “Y si no, mirá el título de Clarín: ‘El acuerdo nuclear con EE.UU. acerca a Irán con la Argentina’ (¿?). Y en la bajada: ‘El convenio quitó trabas a uno de los acusados por la AMIA…’. ¿No es increíble? ¿Viste el término que utilizan? ‘Trabas’”.

“Llaman “trabas” a lo que el Wall Street Journal llama por su nombre: ‘Eliminan de la lista de sancionados a un General iraní retirado que es buscado por Interpol por su presunto rol un atentado terrorista en la Argentina en 1994’”, agregó.

Sobre el Wall Street Journal sostuvo: “Tampoco se queda atrás. Le compite a Clarín. Vahidi paso de terrorista a General retirado (casi le hacen la venia). Y su participación en el atentado, paso de estar ‘confirmada'(por eso criticaban a la Argentina por el Memorándum), a ser un ‘presunto rol’”.

“Se les quemaron todos los papeles. No del diario, sino de las mentiras que publicaron, las fábulas que difundieron, o las instrucciones que siguieron. Es que los instructores internacionales cambian de opinión. De amigos a enemigos con mucha facilidad. Casi como Clarín… ¿Te parece tanto? No, tenés razón. Como el monopolio imposible”, afirmó.

“Ya se sabe: Primero hay que oponerse, después hay que mentir, y después, cerca de las elecciones, si les conviene, cambiar”, sostuvo la jefa de Estado en implícita alusión a los últimos giros discursivos del jefe de gobierno porteño y candidato a presidente, Mauricio Macri.

“Sin embargo -continuó- sé que título ponerle a lo que está pasando en el mundo: ‘Debido a la grave situación en Medio Oriente EEUU acuerda con Irán’. Perdón, con la República Islámica de Irán. Y ojo al piojo, que no critico el Acuerdo. Es más. Cuando se hizo público, nuestro Gobierno tomó la decisión de apoyar el mismo, por convicción y por comprensión”.

Y finalizó: “Es que estamos convencidos que sólo el diálogo y la resolución pacífica de las controversias internacionales son el único camino en la construcción de un mundo más justo basado en el derecho y no en la potencia de las armas”.

http://www.diarioregistrado.com/politica/125488-cristina-hablo-del-doble-estandar-de-clarin-y-la-nacion-en-el-acuerdo-con-iran.html

EL DESAFÍO GRIEGO


Fuente :Pagina12

ENFRENTADO AL VENCIMIENTO CON EL FMI Y A LAS PRESIONES EUROPEAS, TSIPRAS MANTIENE EL DESAFIO GRIEGO

“No creo que nos quieran sacar del euro”

En las puertas del default, los dirigentes de la Unión Europea se cruzaron con el primer ministro Alexis Tsipras. Amenazan con el infierno a los griegos si votan contra el ajuste en el referéndum del domingo. Tsipras asegura que el No permitirá negociar

tapagn´ñ´ñ

Por Eduardo Febbro

Página/12 En Francia

Desde París

Un montón de gatos peleando adentro de un corralito, acusándose amenazadoramente, recurriendo a expresiones poco virtuosas o a chantajes políticos dignos de matones, los dirigentes de la Unión Europea (UE) dieron un espectáculo calamitoso cuando se trató de enfrentar el coletazo de la crisis griega. La famosa y alabada cultura del consenso voló en mil pedazos. Hasta quienes no tienen ni el más lejano atisbo de legitimidad hicieron de Grecia un blanco de dardos envenenados. Ese fue el caso del actual presidente de la Comisión Europea, el ex primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker, supremo comandante de los paraísos fiscales y artífice de unos de los mayores montajes financieros para vaciar la plataforma fiscal de sus socios europeos. En una conferencia de prensa respaldada por una escenografía patética, la imagen de las banderas de la Unión Europea y de Grecia, Juncker dijo que, después de todos los esfuerzos que hizo, se sentía “traicionado”. Juncker lamentó que “el aliento de compromiso haya sido roto de forma unilateral con la voluntad griega de organizar un referéndum”. Visiblemente, los dirigentes del bloque de países democráticos más importante del planeta le tienen miedo al ejercicio democrático. Como si hubiese un lazo indestructible entre el ajuste y la pertenencia a la UE, el presidente de la Comisión dijo incluso que “un No en el referéndum, sea cual fuere la pregunta, significaría que Grecia le dice no a Europa. Todos considerarán que eso significa que Grecia quiere apartarse del euro”. Así que los electores griegos ya lo saben: si desean formar parte de la UE y del euro, tienen que decir Sí a nuevos recortes, más ajustes, más hambre y más precariedad.

Kirchner pide a griegos y españoles no seguir al FMI

teleSUR tv

Actualizado el 12 may. 2010

Néstor Kirchner, secretario general de UNASUR, advirtió a España sobre los peligros que representa adoptar las recetas de ajuste que recomienda el Fondo Monetario Internacional. Kirchner recordó que su país fue víctima de medidas económicas similares aplicadas por ese organismo financiero en el año 2001. teleSUR

El primer ministro griego desdramatizó anoche ese abismo retórico cavado por sus socios europeos. Alexis Tsipras dijo: “No creo que nos quieran sacar de la Eurozona, el coste de la salida de un país europeo sería enorme”. Este martes 30 de junio el default está a las puertas de Grecia. Se vence el plazo para que Atenas pague al Fondo Monetario Internacional 1600 millones de euros. El tema, urgente, desapareció por un momento de la agenda. Los actores políticos e institucionales no hicieron más que acusarse los unos a los otros y chantajear a los griegos sin que nada desbloquee la situación. Sobre el pago de esa deuda, Alexis Tsipras dijo que se “pagará si para entonces logramos un acuerdo viable, mi teléfono está siempre encendido”. El ministro alemán de Finanzas dejó entrever que Grecia no efectuaría ese reembolso. Una nube de incertidumbre. Tal vez los europeos estén apostando a que, con la victoria del Sí, Tsipras renuncie y sacarse así de encima lo que el Eurogrupo considera como una anomalía: un rebelde que sigue al pie de la letra sus promesas electorales y que desafía a un club de obedientes falsificadores de las voluntades populares. El jefe de gobierno, en todo caso, entreabrió la puerta a una renuncia: “Respetaremos el resultado del referéndum cualquiera sea, pero no los llevaremos a cabo si gana el Sí (..) no seré primer ministro toda la vida, ocuparé este puesto mientras la gente quiera”. Igualmente dejó claro que cree que triunfará el No y que eso servirá “para reforzar la posición del gobierno griego en las negociaciones”.

Los eurodirigentes dejaron en manos de Juncker la tarea de presentarse como el escudero del gran rey, sin que, en sus respectivas posiciones, ninguno variara el contenido final del mensaje, muy bien ilustrado con las declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien afirmó que si gana el No en el referéndum “habrá incluso menos espacio para las negociaciones”. Esa ha sido la “narrativa” elaborada por los presidentes, jefes de gobierno o ministros de Economía de la Zona Euro: asustar a los griegos con una exclusión. La canciller de Alemania, Angela Merkel, remitió todo el peso de la crisis al gobierno griego. Para Merkel, Tsipras detenta la entera responsabilidad de salir de la crisis y fue él quien se encerró en un camino sin salida tras rechazar la “generosa oferta” que le hicieron las instituciones europeas. La responsabilidad alemana en este revuelo es aplastante y recae, sobre todo, en el ministro de Economía, Wolfgang Schäuble. Como lo revela la prensa europea, fue él quien, en las reuniones del Eurogrupo, impuso su línea: “La credibilidad de la Zona Euro” es más decisiva que “su integridad”. Por consiguiente, griegos afuera, sobre todo Alexis Tsipras, un cuerpo por demás extraño dentro de ese grupo unido por una biblia financiera pero sin ningún proyecto político común. Más moderado que JeanClaude Juncker, el presidente François Hollande, proyectó a su país como un posible mediador en todo momento: “Francia –dijo Hollande– está siempre disponible” para que “el diálogo pueda recomenzar”.

Sin embargo, la oferta está atada a una severa condición: “Todo dependerá de la respuesta que los griegos den al referéndum que se les propone”. En lo concreto, si los griegos dicen No resultará imposible volver a la mesa de negociaciones. Con otras palabras, con una retórica envuelta como un caramelo, Hollande dice lo mismo que sus socios. El presidente francés argumenta que no se trata de saber si el Sí le gana al No, o viceversa, en el referéndum, sino de saber si “los griegos quieren permanecer en la Zona Euro” o si “corren el riesgo de salir”. Al igual que los demás jefe de Estado o de gobierno de la UE, el presidente francés cargó la culpa sobre los hombros de Tsipras. La lógica de Hollande es la siguiente: la convocatoria a un referéndum es “una elección soberana”, pero cuando optó por organizarlo fue el gobierno griego quien decidió “interrumpir las negociaciones en curso”. No puede quedar más claro: el sistema financiero vota por el Sí y los griegos deben hacer lo mismo si no desean perder su lugar en el seno de la Unión Europea. No existe ninguna posibilidad. El europaraíso o el infierno de la exclusión. Sí a la negociación, pero sólo en los términos que la UE plantea. La democracia se acaba cuando las bolsas tiemblan. Las de Europa conocieron una jornada hacia abajo: Madrid, París, Londres, Frankfurt o Milán cerraron con pérdidas que oscilan entre el 3 y el 5 por ciento.

En contra de la euronarrativa, el jefe del gobierno griego, partidario del “No”, dijo que la negativa le daría al país más fuerza: “Cuanto más grande sea la participación y la opción del No, más fuerte será nuestra posición en la negociación”. El objetivo de Tsipras y Syriza es totalmente opuesto al de la Europa financiera: para el conjunto del eurogrupo (países de la zona euro) el “No” en el referéndum es el fin de toda posibilidad de negociación. Para Tsipras, es todo lo contrario. “Tengo la sensación –dijo– de que la línea de las instituciones es asustar, no quieren el No en el referéndum. Y nuestra línea es que la votación suponga la continuación de la negociación con más fuerza para nosotros sin cargar más a los pobres.” Tsipras respondió a sus amenazantes amigos con una escenografía muy oportuna: anoche dio una entrevista en la televisión pública ERT. Todo un símbolo. La ERT había sido cerrada hace dos años en virtud de un plan de compresión de gastos adoptado por el gobierno neo conservador del primer ministro Antónis Samarás. El Ejecutivo de Tsipras volvió a abrir el canal hace un par de semanas y la respuesta del dirigente griego salió de esas antenas. El responsable del Ejecutivo explicó también los resortes del fracaso. Según explicó, “las instituciones (FMI, Banco Central Europeo, Comisión Europea) presentaron al Gobierno una propuesta del tipo todo o nada, y un plazo de 48 horas para aceptarla. Ese ultimátum no coincide con los valores de la UE”. No se le puede negar a este representante de una nueva corriente política una capacidad de respuesta fulminante. El primer ministro alegó que “las dificultades no son decisión nuestra, sino que se deben a que algunos quieren impedirle a un pueblo que decida”.

Las escasas palabras reconfortantes que recibió el pueblo griego vinieron de Estados Unidos. Dos premios Nobel de Economía, uno en una entrevista publicada por el Time y el otro en su crónica de The New York Times, respectivamente Joseph Stiglitz y Paul Krugman, calificaron a los europeos de “irresponsables”. Stiglitz considera que los acreedores de Grecia tienen “una responsabilidad criminal en el caos actual” mientras Krugman aconseja a los griegos que voten No en el referéndum del próximo domingo. Paul Krugman escribe: “La troika está exigiendo que el régimen político de los últimos cinco años continúe indefinidamente. ¿Dónde está la esperanza? Las implicaciones políticas de un voto positivo serían muy inquietantes”. La síntesis de esta puja que ahora afecta a uno de los pulmones del sistema mundial es de un irrevocable cinismo. De paso por París, el ex embajador argentino en Francia, Archibaldo Lanús, la expuso así: “Cuando un país no puede pagar, a eso se le llama default. Luego se obliga a ese mismo país a llevar a cabo una política de ajustes. Cuando un banco quiebra, a eso se le llama una crisis sistémica. Luego, a ese mismo banco, se le prestan cientos de millones de euros que pagan los contribuyentes”.

No hay lógica, piedad humana o responsabilidad colectiva que rompa la coalición financiera alineada con el ajuste y contra voto popular. Sus prerrogativas bancarias no soportan que la cuna de la democracia las ponga en tela de juicio. Democracia liberal o nada. La idea de “compatriotas europeos” de Grecia no existe. Un puñado de democracias occidentales prefiere ver afuera a uno de los suyos antes que disgustar al FMI o los bancos.

febbro@pagina12.com.ar

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-276027-2015-06-30.html

Periodista turco : La historia oficial de la “gloria” turca, que está llena de mentiras, va a poder ser discutida hoy en día.


“Todos los combatientes del Estado Islámico pasan por la frontera de Turquía”

Prensa Armenia 

Veysi Altay, nació en 1975 en Agri, Turquía. Trabaja como fotógrafo, periodista y documentalista para una gran cantidad de medios. Altay dirigió los documentales “Tornedo” y “El Estado es el perpetrador” y escribió el libro “Nosotros, los desaparecidos”. Vino a Argentina a presentar en el 16º Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos su última película, “33 años de resistencia”, donde cuenta la historia de Berfo Kirbayir, una madre que perdió a su hijo durante la dictadura militar de Turquía en 1980. En 2011 se descubrió que Cemil, su hijo, había muerto bajo tortura en un centro de detención, pero nunca apareció su cuerpo. Entre sus trabajos, en 2004 fundó una asociación de derechos humanos en Estambul en la que peleó por el reconocimiento del Genocidio Armenio.

La Agencia de noticias Prensa Armenia lo entrevistó el jueves 25 de junio para hablar, entre otros temas, sobre sus trabajos en la frontera de Siria. Al cierre de la nota, unos 152 civiles habían sido atacados en la ciudad de Kobane, de mayoría kurda, por el Estado Islámico (ISIS), que inició una ofensiva para recuperar la ciudad que hace cinco meses se había convertido en símbolo de la resistencia kurda contra el ISIS. Los medios kurdos, por el momento, están hablando de unos 30 combatientes del ISIS abatidos por la milicias kurdas, y denuncian la complicidad del gobierno de Turquía que les permite atravesar la frontera norte de Siria.

¿Qué está ocurriendo en la frontera de Turquía con Siria?

Durante mi estadía en Kobane, casi todos los días veíamos a muchos militantes del Estado Islámico pasando por la frontera de Turquía hacia las ciudades de Siria. Yo mismo fui testigo. Todos los combatientes del Estado Islámico pasan por la frontera de Turquía y muchas veces les sacamos fotos y videos con los soldados turcos saludándose, riendo, comiendo y charlando. En noviembre del año pasado, por ejemplo, filmamos a un camión del Estado Islámico, que atacó a Kobane, pasando por la frontera turca, por la aduana de Murshid Binar.

Nosotros siempre dijimos que Turquía apoya al Estado Islámico y le envía armas. Ellos siempre lo negaron. Hace poco un periodista turco sacó fotos y descubrió camiones que pasaban desde la frontera. Un juez los paró y se encontró que llevaban armas. Erdogan dijo en ese momento que ese armamento se lo enviaban a los turcómanos. Esa excusa no tenía sentido, esos camiones iban a pasar por la región que controlaba el Estado Islámico. Turquía decía que iba a mandar esas armas a los turcómanos para que puedan pelear contra el Estado Islámico. ¿Cómo van a enviar camiones con armas al territorio del Estado Islámico, a gente que va a pelear contra ellos?

¿Por qué cree que ocurre esto?

Porque el sistema que los kurdos quieren desarrollar en Rojava, en el Kurdistán de Siria, es un sistema que no es conveniente para TURQUÍA los turcos. Es un sistema donde los kurdos, armenios, azeríes, turcómanos y todos los pueblos que viven allá tratan de desarrollar una vida juntos y que nadie tenga el poder absoluto. El otro motivo son los kurdos. Esa frontera significa 900 kilómetros de frontera entre Turquía y Siria donde los kurdos van a tener el control. Por la política que tiene el Estado turco contra los kurdos, eso no es conveniente, para nada.

Además, hace mucho tiempo que Turquía tiene relaciones con esos grupos islamistas. Quieren que ellos tengan éxito y controlen ese territorio. Por ejemplo, en Tell Abyad hacía nueve meses que el ISIS tenía el control y a Turquía no le molestaba. Hace diez días, el YPG (Unidades de Protección Popular) echó al Estado Islámico y al primer día, lo señalaron como una amenaza para Turquía. Para Turquía, el Estado Islámico no es una amenaza. El YPG sí.

Años antes, Turquía había calculado que Bashar al-Assad iba a ser derrocado en veinte días. Por eso tuvo tantas relaciones con esos grupos islamistas, pensaban que ellos iban a tener el poder y Turquía, teniendo control sobre esos grupos islamistas, podría manejar todo el territorio de Siria. En el fondo, la mentalidad del Estado Islámico y del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) no tiene diferencias.

Las acciones de cortar cabezas o mutilar orejas no es algo extraño para el sistema turco. El Estado Islámico tomó de ejemplo a Turquía. Sin ir más lejos, en los ’90 durante los conflictos entre los guerrilleros kurdos y Turquía, a los kurdos los mataban y les cortaban las orejas para hacer llaveros y mostrarlos con orgullo. Cuando les cortaban las cabezas, se sacaban fotos con ellas y los propios medios de comunicación las publicaban. Tienen la misma mentalidad, no es raro que el Estado turco apoye al ISIS. Es normal que vean a los kurdos y otros pueblos de Rojava como enemigos porque ellos quieren destrozar ese sistema, esa mentalidad.

¿Hubo alguna situación de violencia que lo haya marcado?

Hubo muchas. Lo último que me pasó fue estando en Kobane, cuando le hice una entrevista a un combatiente del YPG. Antes de enviar la entrevista a la televisión, mientras la estaba editando, me avisaron que ese combatiente murió durante el conflicto con el Estado Islámico. Hace 20 años que soy fotógrafo y documentalista, pero Kobane me dejó muchas marcas. Mucha gente a la que fotografié o entrevisté, hoy ya no vive.

¿Cómo se vivió la victoria del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en Turquía?

Tendría que tener mucha más fuerza. Los armenios, azeríes, kurdos, turcos son “colores” diferentes de todo el país, de toda Turquía. Por supuesto que en las últimas elecciones el HDP logró un gran éxito. En el pasado, no podía entrar en el Parlamento directamente. Hoy, con más de 6 millones de votos entraron 80 diputados y eso es muy importante.

El miedo más grande del Estado y del propio sistema es que esas voces, esos colores, tengan tanta fuerza y estén en el Parlamento. La historia oficial de la “gloria” turca, que está llena de mentiras, va a poder ser discutida hoy en día.

Algunos sectores de la sociedad turca, siguiendo la línea del presidente Recep Tayyip Erdogan, plantean que cuando se hace una mención al pasado, en realidad se le está siendo funcional a Europa y a las potencias centrales que tampoco hablan de su pasado. ¿Por qué cree que llega ese discurso a algunas capas de la sociedad turca?

Turquía siempre fue así. Su pueblo es de derecha. En el pasado había muchos partidos de derecha, por eso no tenían mucha fuerza. Todos esos votantes se unieron bajo el paraguas del AKP. La mayoría de la población es musulmana y el AKP aprovechó esa característica en sus discursos.

En una época, antes de que sean gobierno, estaban en contra del Estado y del kemalismo. Cuando gobernaron, ellos mismos volvieron a ser gobierno, acordaron con los militares y todos esos votos de derecha se reunieron en un solo partido. Hay otros motivos por los cuales el AKP sigue siendo mayoría, pero el más importante es que Turquía históricamente fue un país de derecha. Frente a ellos no hubo una oposición muy fuerte, el pueblo tampoco tenía otra opción. Si no fuese por el HDP, hoy el AKP volvería a tener mayoría y tendría los votos suficientes como para modificar la Constitución.

¿Cómo complementa el periodismo con la militancia?

Yo soy un activista de derechos humanos y un militante, y fue por eso que decidí ser fotógrafo y documentalista. Para mí, la prioridad es ser activista. Cuando fui a Kobane no fue por mi profesión de periodista, sino para ver qué podía hacer allí. Se necesitaba a alguien que tome ese rol de periodista y que cuente la situación terrible que estaba ocurriendo en Kobane. Mi papel de militante es mucho más fuerte que el de periodista. Ese es el trabajo de un activista: sacar fotos, hacer documentales, contar las historias. Yo soy parte de esta guerra, no puedo ponerme en una posición independiente.

Muchos de sus trabajos fotográficos llegaron a medios internacionales como Newsweek. ¿Cómo cree que se interpreta su visión, siendo kurdo, por quienes consumen ese tipo de fotos y videos que no siempre son militantes o tienen una visión muy clara del conflicto?

Que los diarios y revistas usen mis fotos tiene un lado positivo. Pero hay algunos medios que las usan para la sección de magazine, de chismes. Por ejemplo, hubo un momento del conflicto de Kobane en el que morían entre 30 y 40 hombres y mujeres por día. Newsweek publicó una tapa con el uniforme de una guerrillera. No les importaba el conflicto, sino que usaban la foto para hablar sobre si las guerrilleras eran lindas o no.

En Kobane, por ejemplo, había sacado una foto en la que una combatiente se tomaba de la mano con otro combatiente. Esa mujer y ese hombre eran hermanos, y un día antes había muerto otro de sus hermanos. Ella era enfermera y su hermano había ido a visitarla y consolarla. Cuando envié la foto a los medios, agregué la historia de ellos, pero en las redes sociales usaron la imagen para hablar de historias de amor en Kobane. No tenía nada que ver con la historia de la foto.

Veysi Altay y Nora Cortiñas

Los medios internacionales usan las fotos más sensacionalistas. En el fondo, no creo que les importe mucho lo que está pasando en Kobane y Kurdistán. Pero nosotros no tenemos otros medios ni otra opción. No nos queda otra. Cuanta más gente sepa de nosotros, mejor, por más que usen las imágenes así.

¿Cómo vio el tratamiento de los derechos humanos y la dictadura argentina en nuestro país?

Si comparamos los golpes de Estado de Turquía en 1980 y Argentina en 1976, hay muchas similitudes: las detenciones, torturas, arrojar personas desde helicópteros, esos hechos son muy parecidos entre ambas dictaduras. La diferencia es que Argentina se enfrentó a su pasado. Por ejemplo, los sitios donde se torturaba gente hoy son lugares culturales donde la gente aprende qué pasó. Hubo casi 600 militares juzgados. El Estado aceptó el delito de lesa humanidad. Aunque no es suficiente, es muy importante.

Lamentablemente, en Turquía no alcanzamos ese punto. Los militares de Turquía fueron a juicio “formalmente” por su actuación durante la dictadura, pero nadie fue condenado. Allí se habla de 10.000 desaparecidos, pero hasta ahora fueron a juicio solamente seis generales y no condenaron a ninguno. El discurso del Estado es que los grupos de izquierda se aprovechan de las madres que están buscando a sus hijos. No hay pasos para encarar al golpe, muchos de los asesinos de esa época hoy son diputados del AKP, CHP y el Partido de Acción Nacionalista (MHP). Aunque en la época hubo muchos casos parecidos, hoy no se puede comparar a Argentina con Turquía.

http://www.prensaarmenia.com.ar/2015/06/todos-los-combatientes-del-estado.html

“The Wall Street Journal” miente y oculta


Lo que sí se puede decir del fiscal Nisman es que sintonizaba con las posturas de la derecha republicana e israelí. Igual que The Wall Street Journal.

Pagina12

Por Raúl Kollmann

Al cumplirse cuatro meses de la muerte de Alberto Nisman, el lunes de la semana pasada el diario norteamericano The Wall Street Journal (TWSJ) publicó una larga nota en la que combina mentiras con groseros ocultamientos. Se intenta dar la impresión de que la Argentina es un país bárbaro, que la investigación de la muerte del fiscal está amañada y que un gobierno feudal y todopoderoso tapa el supuesto homicidio de un heroico fiscal que luchaba contra el terrorismo iraní. La novela que se le pretende vender al público norteamericano es muy simple: Nisman denunció a la Presidenta y desde el Gobierno, que hace lo que quiere con la Justicia, tapan la denuncia del fiscal y un supuesto asesinato.

nisman-1-caja

– Dice TWSJ: Un fiscal archivó la investigación sobre las acusaciones de Nisman, según las cuales la presidenta había conspirado para encubrir a Irán…(el fiscal Javier) De Luca tomó su decisión pese a que otros dos fiscales y un juez pidieron que se abriera una investigación formal.

Falso: El fiscal De Luca desestimó la denuncia de Nisman después de que así lo hiciera el juez Daniel Rafecas y dos de los tres jueces de la Cámara Federal, Jorge Ballestero y Eduardo Freiler. Pero aun antes, la jueza Servini de Cubría decidió no habilitar la feria para tratar la denuncia de Nisman y afirmó que no aportaba las pruebas; el juez Canicoba Corral sostuvo que la denuncia “tiene poco o nulo valor probatorio” y el juez Lijo confirmó la decisión de no habilitar la feria porque no se acompañaron las pruebas. Los juristas de mayor relevancia del país (Julio Maier, Raúl Zaffaroni, León Arslanian, Luis Moreno Ocampo y Ricardo Gil Lavedra) descalificaron la denuncia de Nisman por inexistencia de delito o porque era –según dijeron– “más política que judicial”. TWSJ falsifica la realidad escondiendo que la denuncia fue desestimada por jueces en primera y segunda instancia y luego por el fiscal de Casación.

– Dice TWSJ: Nisman se convenció de que Cristina Kirchner comandó el supuesto encubrimiento del rol de Irán en el atentado como parte de un acuerdo comercial de granos y carne por petróleo, que nunca se materializó, con el régimen revolucionario islámico.

Oculta: TWSJ oculta que el ex secretario general de Interpol, el norteamericano Ronald Noble, dijo públicamente que la denuncia de Nisman era falsa. Contó al detalle la manera en que el Gobierno y el canciller insistían ante Interpol en que la captura de los sospechosos iraníes debía ser mantenida con el status de alertas rojas, lo contrario de lo afirmado por Nisman. También se comprobó que el intercambio de granos por petróleo no sólo no se hizo, sino que era imposible por cuanto la Argentina no cuenta con refinerías para tratar el petróleo iraní ya que éste tiene demasiado azufre. El país sólo compró petróleo en una oportunidad en todos estos años y lo hizo a Nigeria.

– Dice TWSJ: La ex esposa de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, no logró posponer la autopsia.

Falso: Se quiere dar la impresión de que se le ocultó el cuerpo a la ex esposa sugiriendo, de hecho, que se lo enterró rápido. La verdad es que la fiscal no permitió el entierro y a Arroyo Salgado se le preguntó a lo largo de una semana si quería hacer una nueva autopsia. El cuerpo de Nisman estaba preservado en la Morgue. Recién cuando Arroyo Salgado afirmó, por escrito, que no proponía una nueva autopsia, se entregó el cuerpo para el entierro. Antes de eso, los dos forenses designados por Arroyo Salgado revisaron hasta el cansancio las fotografías y el video de la autopsia y finalmente dijeron que no querían volver a estudiar el cuerpo.

– Dice TWSJ: El investigador principal del Gobierno dijo casi de inmediato que el informe del examen post mortem había sido categórico al determinar que Nisman se había quitado la vida con una pistola prestada, una Bersa calibre 22.

Falso: ¿Quién es el investigador principal del Gobierno al que se refiere TWSJ? El médico que le informó inicialmente a la fiscal fue Fernando Trezza, forense que no es del Gobierno sino de la Suprema Corte de Justicia. El diario norteamericano falsifica la realidad diciendo que los médicos que intervienen son del Gobierno cuando en verdad son del Cuerpo Médico Forense, que está bajo las órdenes de la Corte. Y no es precisamente un momento en que las relaciones entre la Corte y el Poder Ejecutivo sean de las mejores. TWSJ menciona como al pasar que la pistola era prestada, pero no dice que el propio Nisman la pidió prestada y que el fiscal, además, le había pedido un arma también a un custodio, Rubén Benítez. Es decir que el diario norteamericano oculta que una prueba del expediente es que Nisman mostró voluntad de conseguir un arma ese fin de semana y todo indica que lo hizo para quitarse la vida.

– Dice TWSJ: Dos pruebas, sin embargo, demostraron que no había rastros de pólvora en la mano con la que supuestamente el fiscal habría disparado el arma.

Oculta: Cuando habla de dos pruebas, TWSJ se refiere a las dos pericias que ordenó la fiscal, una en La Plata, la otra en Salta. Pero oculta que es habitual que esa prueba no dé positivo. Se esconde, por ejemplo, el cuadro que publicó The American Journal of Forensic Medicine y que tuvo amplia difusión. Es un estudio de barrido electrónico en las manos de 116 suicidas comprobados en Estados Unidos: sólo dio positivo en el 11 por ciento de los que usaron pistolas calibre 22. Es decir que la expectativa de encontrar restos de fulminante en la mano de Nisman era ésa: sólo el 11 por ciento. Pero, además, TWSJ oculta la totalidad del cuadro: en ningún momento les informa a sus lectores que el disparo fue a menos de un centímetro, que se produjo dentro de un baño cuya puerta la madre encontró cerrada, que no detectaron rastros de pelea dentro del baño ni lesiones en el cuerpo del fiscal y que el disparo provino de una pistola que el propio Nisman pidió prestada.

– Dice TWSJ: Equipos de investigación rivales contribuyeron a transformar el caso en una novela policial que ha atrapado al país. No han podido llegar a un acuerdo ni siquiera en hechos tan básicos como el momento de la muerte.

Oculta: TWSJ intenta presentar el caso como si dos grupos parejos, uno del Gobierno y otro, el justiciero, que lidera Arroyo Salgado, protagonizaran una confrontación por la investigación. El diario norteamericano oculta que trece médicos, diez de ellos designados por la Corte Suprema, son los que están de un lado, mientras que del lado de la querella sólo se ubican los dos contratados por Arroyo Salgado. Y al decir que no se ponen de acuerdo en el horario de la muerte ocultan que trece forenses firmaron un dictamen en el que sostienen que Nisman murió el domingo 18 de enero y sólo los dos de Arroyo Salgado hablan del sábado 17 de enero, cuando en el departamento estaba el informático Diego Lagomarsino. TWSJ no dice que a Lagomarsino no se le encontró ni ropa con sangre ni vínculos con servicios de Inteligencia o terroristas o con alguien que tuviera un móvil para matar al fiscal. Y, para completar, en cuatro meses no pudieron explicar por qué si Lagomarsino fue parte del plan criminal, dejó allí una pistola registrada a su propio nombre, algo que lo incriminaría en forma decisiva.

– Dice TWSJ: El gobierno de Fernández de Kirchner ha trabajado para socavar la imagen de Nisman publicando anuncios en medios de Argentina y el extranjero en los que lo acusaba de tratar de desestabilizar al país. En marzo aparecieron unas fotos en Cancún con una amiga y retozando en una fiesta con otras mujeres jóvenes ligeras de ropas y blandiendo juguetes sexuales.

Oculta: TWSJ esconde la secuencia. Como en cualquier muerte dudosa, la fiscal Fein estaba obligada a investigar el entorno del fiscal, más cuando la empleada de su casa declaró que Nisman había estado cenando con una novia. Las fotos en Cancún fueron publicadas por un diario opositor, pero lo cierto es que una pesquisa elemental mostró gravísimas irregularidades. La propia ex esposa, Arroyo Salgado, denunció que Nisman manejaba dinero negro en una cuenta en Nueva York. El informático contó que el fiscal se quedaba con la mitad de su sueldo. Se descubrió que Nisman manejaba una cantidad inusitada de dinero, con propiedades puestas a nombre de su madre en el balneario de Punta del Este y en Buenos Aires. Los viajes con modelos –cinco de ellos a playas lujosas– también se pagaban con dinero no declarado y, tal vez lo más grave, los hacía cuando supuestamente estaba trabajando, ya que no se pidió vacaciones. Se detectó que hubo un año en que estuvo 100 días en el exterior, otro año 95 días y otro 80. TWSJ oculta que no sólo se detectó que Nisman tenía una estrecha vinculación con los fondos buitre, sino que ofreció financiación de campañas con dinero originado en esos fondos buitres. El diario norteamericano pretende mostrar a un fiscal justiciero, envuelto en una vorágine de trabajo y amenazado. La investigación lo mostró por largos períodos en playas exclusivas o visitando distintos destinos turísticos. La jueza Fabiana Palmaghini respondió con crudeza respecto de las amenazas: recordó que Nisman viajó con sus hijas y con las jóvenes modelos, a Europa y a las playas más exclusivas, sin pedir ni llevar custodia.

– Finaliza TWSJ: En el cementerio judío de La Tablada el cuerpo de Nisman yace ahora a unos pocos metros de las víctimas del atentado de 1994.

Oculta: TWSJ oculta que los familiares de las víctimas del atentado no aceptaron que se lo enterrara con quienes murieron en la AMIA. Es más, buena parte de los familiares –entre ellos la agrupación independiente Memoria Activa– venía pidiendo en los últimos años que el fiscal fuera removido del caso AMIA, entre otras cosas porque “viajaba mucho y trabajaba poco”. Lo que sí se puede decir del fiscal Nisman es que sintonizaba con las posturas de la derecha republicana e israelí. Igual que The Wall Street Journal.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-273572-2015-05-27.html

¿QUIEN ES EL RABINO BERGMAN?


Ruben Demirjian

El candidato a legislador del PRO, Sergio Bergman, señaló al ya fallecido rabino Marshall Meyer como su “antecesor”. La viuda de éste lo desmintió en una carta de lectores enviada a La Nación.

Marshall Meyer fue un rabino estadounidense que luchó en forma activa por los derechos humanos en Argentina durante la última dictadura militar. Su activo y comprometido rol fue ejercido como miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. Tambiém fue co-fundador del Movimiento Judío por los Derechos Humanos.

Asimismo, tras la dictadura fue el único miembro extranjero de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), formada para investigar los crímenes de la dictadura, siendo su informe final, el documento Nunca Más.

Bergman, había señalado que Meyer era su “antecedente” según publicó La Nación: “Mi antecedente de participación política fue el rabino Marshall Meyer, que se jugó la vida en la dictadura y asumió la defensa de una comunidad. A él le decían lo mismo que a mí: cómo un rabino se va a meter en política”.

Además, el mismo matutino, lo señaló como “seguidor de la tradición comprometida con los derechos humanos de Marshall Meyer, el religioso que integró la Conadep”.

Sin embargo, la viuda de Meyer envió una carta de lectores al diario que fundara Bartolomé Mitre para refutar a Bergman y al propio matutino.

Dice la carta:

Bergman y Meyer

“Señor Director:

“Su diario ha presentado al rabino Sergio Bergman como discípulo de mi difunto esposo, el rabino Marshall Meyer. Nada más alejado de la verdad.

“Le puedo asegurar que los actos y posiciones políticas del rabino Bergman están en las antípodas del pensamiento de Marshall Meyer. A mi esposo le daría vergüenza saber que un rabino argentino como Bergman propuso cambiar la palabra libertad por seguridad en el himno argentino.

“Tampoco hubiese aceptado compartir un estrado con Juan Carlos Blumberg mientras anuncia su intención de coartar las libertades individuales. Quienes conocimos a Marshall sabemos que como parte de su fe religiosa estuvo en la Plaza de Mayo junto con las Madres durante la dictadura y visitó las cárceles donde recluyeron a Jacobo Timerman y a tantos prisioneros políticos.

“Le ruego que deje de utilizar la figura de mi esposo sin conocer ni su obra ni a sus verdaderos discípulos.” 

Naomi Meyer.”

Así, Bergman recibió un duro cruce que pone en duda su verdadero compromiso con los derechos humanos. El rabino fue uno de los laderos del falso ingeniero Blumberg cuando éste impulsaba leyes en el Congreso Nacional para avanzar sobre las libertades individuales de los ciudadanos y que luego fuera candidato junto a Sobisch, uno de los responsables políticos de la muerte del docente neuquino Carlos Fuentalba.

Corrido de la campaña del PRO y cuestionado por su dudoso compromiso con los derechos humanos, Bergman no hacie pie en la política y deja mal parado al macrismo

Fuente : DR

Ataques de AMIA y DAIA producen rechazo de judíos antisionistas


Ruben Demirjian

Luego de los constantes ataques de las entidades AMIA y DAIA contra el Gobierno argentino, miles de judíos antisionistas, se reúnen por primera vez en Buenos Aires, la capital de Argentina, para rechazar su representación y buscar nuevos liderazgos.

Visiones opuestas de una misma comunidad, entre quienes forman parte la sociedad argentina y quienes responden a los intereses de Israel.

Judíos argentinos, que reconocen el derecho del pueblo palestino y rechazan toda forma de colonialismo.

Una agrupación que se forma a dos meses de que inicie el juicio por cubrimiento, del atentado terrorista de 1994, donde dirigentes de la AMIA, serán acusados de desviar el cauce y ocultar pruebas de la investigación.

Sebastián Salgado, Buenos Aires.

Buitres, Nisman, DAIA: la ruta del dinero


Fuente : Pagina/12

Por Jorge Elbaum *

En diciembre de 2012, el canciller Héctor Timerman visitó la DAIA y mantuvo en el séptimo piso de Pasteur 633 una reunión con el consejo directivo de esa entidad para explicar las características de las tratativas llevadas a cabo por entonces con la República Islámica de Irán. En ese encuentro participaron familiares de las víctimas del atentado a la AMIA de 1994 y fue resumido por el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, como “lo valedero es la opinión de los familiares (de las víctimas), y ellos expresaron claramente que esta entrevista ha sido altamente positiva… Si para los familiares ha sido positivo, la opinión de los dirigentes está de más”, sostuvo el presidente de la DAIA, una vez terminada la reunión con el canciller. La misma tarde de ese encuentro, el miércoles 27 de diciembre de 2012, a las 19, el secretario general de esa entidad, Jorge Knoblobitz, manifestaba a sus allegados que había recibido una llamada telefónica del periodista Pepe Eliaschev quien le advertía –indignado– que la recepción cordial al canciller Timerman iba a ser taxativamente condenada y repudiada por “la comunidad” y las embajadas norteamericanas e israelí. Luego de esa llamada se sucedieron varias reuniones espasmódicas hasta que el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, se encargó de transparentar lo que estaba sucediendo: existía una clara presión “telefónica” orientada a cuestionar cualquier tratativa con Teherán. Cualquier acuerdo convertiría a los ayatolás –reclamaban quienes presionaron por teléfono la mañana del 28 de diciembre de 2012– en actores de política internacional cuando en realidad debían ser etiquetados, frente a la opinión pública nacional, como belicosos terroristas incapaces de llegar a ningún acuerdo diplomático.

Entre los encolerizados lobbistas telefónicos sobresalían los números celulares de Santiago Kovadloff, Daniel Sabsay y Marcos Aguinis, quienes tiempo después se convirtieron en fervientes convocantes a la marcha de los paraguas del 18 de febrero. A partir de marzo, además, decidieron conmemorar mensualmente (junto a Nelson Castro) la memoria del ex fiscal a partir de la fecha de su fallecimiento.

En enero de 2013, la presidenta de la Nación informó el acuerdo alcanzado con Irán mediante el Memorándum de Entendimiento y afirmó que éste sería tratado en sesiones extraordinarias del Congreso de la Nación. El lunes 11 de marzo de 2013, luego de que el memorándum fuese aprobado por el Congreso, se realizó una reunión en el barrio de Arlington, en Washington, en la cual los miembros del Grupo de Tareas Estadounidense sobre Argentina (ATFA, por sus siglas en inglés) decidieron incorporar el Memorándum de Entendimiento como un ariete más para condicionar a nuestro país a negociar de forma más vulnerable frente a los fondos especulativos. Además de tomar la decisión de realizar una campaña negativa sobre los acuerdos alcanzados con Teherán, mediante solicitadas aparecidas en diferentes diarios, se resolvió contactar a dirigentes y políticos locales para solicitarles que se expidan rápidamente en forma crítica sobre el tratado en ciernes, ofreciendo todo tipo de “colaboración” para defenestrar al gobierno argentino.

El 2 de junio de 2013, la ATFA, financiada mayoritariamente por Paul Singer, presidente del fondo NML Elliott, publicó una solicitada que titula “Aliados vergonzosos” y que muestra una fotografía de la presidenta Cristina Fernández junto al entonces presidente persa Mahmud Ahmadinejad. “Ha llegado el momento de impedir que Argentina siga transgrediendo la ley estadounidense y la ley internacional”, se inscribe en letras catástrofe en dicha solicitada. El 16 de junio de 2014, la Corte Suprema norteamericana decide no tomar el caso de la deuda argentina dándole vía libre al juez Griesa para continuar amparando a los fondos especulativos internacionales.

El 9 de julio de 2013, el responsable de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes, el republicano Jeff Duncan (que en septiembre de 2012 recibió el “aporte” de 10 mil dólares del Comité de Acción Política de la organización Cada Republicano es Crucial, financiado por Paul Singer), envió una carta a la presidenta Cristina Fernández mostrándose decepcionado por la decisión de la procuradora Gils Carbó de no autorizar a que Nisman “comparezca” ante el Capitolio.

Dos días después de la carta dirigida a la Presidenta, el propio Duncan envía una misiva al secretario de Estado, John Kerry, en donde advierte que “Argentina puede estar intentando apoyar el programa ilícito de armas nucleares iraní” y reclama al canciller Kerry que sopese los vínculos del gobierno de Fernández con “el principal auspiciante mundial del terrorismo”. Por la misma época, el senador republicano por Illinois, Mark Kirk, envió otra carta a la presidenta de la Nación cuestionando las tratativas con Irán. El franqueo de dicha misiva y otros gastos mayores del senador fueron solventados por Paul Singer a través de una donación de 95 mil dólares, según Informa la International Press Service el 7 de agosto de 2013, citando al Center for Responsive Politics, organización dedicada a monitorear las donaciones políticas dentro de Estados Unidos. Días después de esas tres cartas, el fiscal Nisman inicia una serie de encuentros con los dirigentes de la DAIA y de la AMIA donde se acuerdan los pasos a seguir para evitar la aplicación del memorándum. En dichas reuniones, realizadas en un bar ubicado en la calle Juana Manso 1601 de Puerto Madero, el fiscal Alberto Nisman repitió enfervorizadamente que estaba dispuesto a aportar “de sus propios recursos” para colaborar con la DAIA a destrozar el memorándum. “Si es necesario, Paul Singer nos va a ayudar”, afirmó frente a dos sorprendidos contertulios.

La oferta de Nisman quedó flotando como un secreto a voces en el edificio de Pasteur al tiempo que generó un debate entre los más pragmáticos –que estaban dispuestos a aceptar dichos potenciales aportes para enfrentar al memorándum– y quienes se negaban a recibir “ayuda” de un fondo especulativo, cuyas prácticas violaban varios de los preceptos judíos acerca de la prohibición de imponer intereses usurarios.

Los debates crematísticos fueron silenciados aunque hoy ya contamos con un dato relativo a una cuenta en Estados Unidos, revelada por uno de sus titulares, el informático Lagomarsino, que proveyó a la Justicia la codificación número 5v3-50653, correspondiente a la sucursal de Nueva York del Merrill Lynch Bank of America Corporation. Dicha cuenta fue inicializada en febrero de 2010 en ocasión del viaje de Nisman a Washington. Las coincidencias se acumulan cuando queda en evidencia que ésa fue la misma época en que el fiscal inició su campaña desaforada destinada a cuestionar la intención de la Cancillería argentina de lograr la comparecencia de los acusados iraníes. Fue en ese período, curiosamente, en el que decidió la contratación –con dineros públicos– de los servicios de consultoría de Mariela Ivanier, titular de la consultora Verbo Comunicación. Ivanier trabajaba desde hace un lustro como lobbista de Papel Prensa y los diarios La Nación y Clarín, empresas en las que sigue trabajando al día de hoy. Ivanier, además, brinda servicios a la multinacional Estée Lauder Companies, perteneciente al actual presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, entidad internacional de la que es socia la DAIA, y que recibe aportes anuales del fondo NML Eliott.

Durante todo el año 2013, la Foundation for Defence of Democracies (FDD), think tank republicano cuyo directivo ejecutivo es Mark Dubowitz, difundió seis “estudios” destinados a denostar la política argentina en relación con los buitres y a las tratativas con Teherán. Dubovitz brindó una entrevista ante la CNN afirmando ser amigo personal de Nisman y denunciando que el ex fiscal le había comentado en la intimidad que había recibido fotos de sus hijas como forma de amedrentamiento. Uno de los subalternos de Dubovitz, Jonathan Schanzer, se dedicó a indagar en las “oscuras conexiones entre el gobierno argentino y Teherán” en un paper difundido por la FDD en agosto de 2014. El caso llamativo es que la Foundation for Defence of Democracies dirigida por el íntimo amigo de Nisman ha recibido 3,6 millones de dólares desde 2008 hasta 2014 provenientes de aportes de Paul Singer, según el informe impositivo realizado por International Press Service.

En febrero último el actual secretario general de la DAIA, Jorge Knoblovitz, realizó un gira por Estados Unidos destinada a denunciar el “asesinato de Nisman” y el imperio de la impunidad en la Argentina. El caballito de batalla de la gira fue la afirmación de que el ex fiscal era el muerto número 86 del atentado a la AMIA. En declaraciones a un medio comunitario de Miami, afirmó que “la DAIA comprende que en el día de hoy se debe internacionalizar la causa AMIA” y en pos de lograr dicha internacionalización se entrevistó con el presidente de la Anti Defamation League, Abraham Foxman, socio republicano del Instituto para Asuntos de Seguridad Nacional (Jinsa), entidad en la que Paul Singer ha donado 250 mil dólares en los últimos dos años. Durante la gira, y en forma posterior a ella, el actual vicepresidente de la DAIA Waldo Wolff dio rienda suelta a su afán tuitero afirmando que “Nisman fue ausentado” por el gobierno por su denuncia a la Presidenta. Días después consignó en la red social del pajarito –luego de la resolución de la cámara de rechazar el pedido de Pollicita– que “no había nada que festejar”.

Si se pretendiera hacer caso omiso de todas estas llamativas coincidencias, que podrían titularse como una “ruta del dinero”, quizá debiera iniciarse el camino de la pesquisa desde atrás hacia adelante: luego de la muerte del ex fiscal se creó una página web –con dominio en Estados Unidos– en homenaje a Nisman. El motivo de dicho portal es reconocer a “aquellos que de manera similar luchan por la justicia y muestran coraje excepcional frente a obstáculos sustanciales”. La web http://albertonisman.org promociona un premio internacional para honrar al fallecido fiscal. El premio se denomina Alberto Nisman Award for Courage y está avalado por la Foundation for Defence of Democracies (FDD), del amigo íntimo de Nisman Mark Dubowitz. El financiamiento del Premio le corresponde, como era de esperar, al señor de los buitres, el titular de NML Eliott, Paul Singer.

* Sociólogo, ex director ejecutivo de la DAIA.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-270831-2015-04-18.html

CFK DESENMASCARA AL SIONISMO


Ruben Demirjian

La CIA y el Mossad en un intento de “golpe blando”

Stella Calloni
Contralínea
Estadounidenses e israelíes manipularon desde un inicio la investigación de un cruento atentado en Argentina en 1998. Por casi 2 décadas buscaron acusar a Irán, pero ni una sola prueba pudieron ofrecer. El último fiscal del caso reportaba secretamente a la inteligencia estadounidense los avances en la investigación y le consultaba el rumbo que tomarían las pesquisas. Con la muerte de este funcionario argentino, ahora Estados Unidos busca hacer una jugada de tres bandas: además de implicar al siempre incómodo Irán, ahora ha orquestado un “golpe blando” contra la presidenta Cristina Fernández. De prosperar esa maniobra, seguiría Venezuela, para debilitar el bloque de países suramericanos que han puesto dique a las ambiciones de Estados Unidos en la región.
El pasado 18 de enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman, al frente de la Unidad Especial que investigaba la causa sobre el cruento atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el 18 de junio de 1994, fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza, en el baño de su departamento y con todas las puertas de su casa cerradas por dentro. Cuatro días antes había presentado una denuncia, sin prueba alguna, mal redactada y con serias contradicciones, en la que acusaba a la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Héctor Timerman, y a otras personas, de intentar encubrir a funcionarios iraníes acusados –sin pruebas– de ser culpables del atentado. En días se había puesto en marcha un golpe encubierto de origen externo.

El fiscal había sido colocado al frente de la investigación en 2004, después de 10 largos años, cuando se cerró el más escandaloso e irregular juicio de la historia sin lograr encontrar a los culpables del atentado que dejó 85 muertos y centenares de heridos. Este hecho aparece como un eslabón más de un golpe en desarrollo, en el que participan un sector del aparato judicial argentino, la oposición, los medios masivos de comunicación junto a la CIA (Agencia Central de Inteligencia, siglas en inglés) y el Mossad, de Estados Unidos e Israel, respectivamente.

Para entender esto hay que entender de qué se trata el caso AMIA y conocer las graves irregularidades cometidas con la entrega en la década de 1990 de la investigación a los servicios de inteligencia estadounidenses e israelíes, que operaron conjuntamente con el grupo de la Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE) de Argentina.

Investigación bajo control externo
El cruento atentado conmovió al país; el juez que quedó a cargo de la investigación en julio de ese año fue Juan José Galeano, quien comenzó su actuación bajo una presión muy evidente.

En sólo 24 horas, la inteligencia israelí –que envió sus hombres a colaborar desde las primeras horas del hecho– y la CIA acusaron a la República Islámica de Irán y al Hezbolá de Líbano, sin pruebas.

Sin haber iniciado la investigación, ofrecieron un testigo importante al juez argentino Galeano, quien viajó a Venezuela para entrevistarlo.

El hombre se llamaba Manouchehr Moatamer y se presentó como un ex funcionario iraní, que había huido de su país y que acusaba al gobierno de Irán de ser responsable del atentado, sin ninguna prueba. Sus declaraciones erráticas se derrumbaron en poco tiempo. Es decir, la CIA y el Mossad habían vendido a la justicia argentina un testigo falso.

Moatamer se había ido de Irán con su familia en 1993. Falta saber cómo llegó a Venezuela en 1994, y cómo terminó al final en Los Angeles, Estados Unidos, como «testigo protegido de la CIA».

La causa de Galeano siguió navegando en un mar de irregularidades. Pero aún en 1997, el juez fue nuevamente a ver a Moatamer, en Estados Unidos, quien nada agregó a su testimonio anterior. En 2008, Moatamer finalmente confesó que había mentido para obtener la visa estadounidense.

En 1998, nuevamente la CIA y el Mossad ofrecieron otro supuesto testigo, en este caso radicado en Alemania, Abolghasem Mesbahi, llamado el “testigo C”. Mesbahi había sido desplazado en 1989 de algunas tareas menores para la inteligencia iraní, sospechoso de ser agente doble. Se dedicó a la actividad privada y realizó una serie de estafas, tras lo cual se fue a Alemania donde se radicó desde 1996.

En ese tiempo, Mesbahi acusó a Irán de cada uno de los “atentados terroristas” que no se esclarecían en el mundo –lo que siempre sucede con los atentados de falsa bandera– como el de Lockerbie, Escocia, y otros.

El “testigo C”, que ganó fama por el misterio que rodeaba su nombre, vio una nueva oportunidad acusando a Irán, con la anuencia de los servicios alemanes, estadounidenses e israelíes de la voladura de la AMIA.

Sin pruebas, contó su versión en Alemania ante un juez nacional y el juez argentino Juan José Galeano, que viajó a ese país en 1998.

«Mesbahi declaró 5 veces bajo juramento en la causa, y en los puntos esenciales dio 5 versiones distintas y contradictorias de éstos, que no podrían servir nunca como prueba. Sólo dichos y palabras, y por supuesto, conjeturas y deducciones de inteligencia», resume el abogado Juan Gabriel Labaké en su libro AMIA-Embajada, ¿verdad o fraude?

El abogado Labaké, por cierto no oficialista, viajó a Teherán, Europa y Estados Unidos, reuniendo datos y entrevistándose con fuentes importantes, y finalmente llegó a la conclusión de que no existían pruebas contra Irán en el juicio de AMIA, ni bajo la dirección de Galeano, ni bajo la del fiscal Nisman, quien sólo recopiló y reescribió los expedientes de su predecesor, y les dio cierto orden pero siempre acusando a Irán, como ordenaron Washington y Tel Aviv.

El periodista Gerth Porter, de The Nation, escribió en una nota el 16 de mayo de 2010 que el embajador de Estados Unidos en Argentina en el momento del atentado a la AMIA, James Cheek, le dijo en una entrevista:

«Que yo sepa no hay ninguna evidencia real de la participación iraní. Nunca probaron nada.»

Lo extraño es que cuando Nisman acusa a Irán en 2006 ya se sabía que ambos testigos no eran creíbles y la justicia británica incluso había rechazado, por falta de pruebas, un pedido de extradición contra el ex embajador iraní en Argentina, Hadi Soleimanpour. El diplomático iraní estaba haciendo un curso en Londres cuando lo detuvieron en 2003 hasta que llegara el exhorto de extradición. Pero hubo que liberarlo en 2004 y pagarle una indemnización de 189 000 libras esterlinas.

También la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) devolvió un primer pedido de alerta roja por falta de pruebas, y el segundo pedido en 2013, y que esta hasta estos días, por especial pedido del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman, tampoco tiene aún el fundamento de las pruebas que el juez Rodolfo Canicoba Corral le pidió a Nisman que investigara. Ahora se sabe que Nisman no había cumplido con reunir pruebas, sino solamente simples deducciones de inteligencia que no sirven a la justicia ni a la verdad.

El primer juicio de la AMIA debió ser cerrado por escándalos e irregularidades graves, una de las cuales consistió en que el juez Galeano, con apoyo del entonces presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas-Argentinas (DAIA), Rubén Berajas, pagó 400 mil dólares a un reducidor de autos robados, Carlos Telledín, para que acusara a diplomáticos iraníes y a policías de la provincia de Buenos Aires.

Estos últimos estuvieron 5 años detenidos y debieron ser liberados por absoluta falta de pruebas, sin vinculaciones con la causa. Así escandalosamente terminó ese juicio.

La enmarañada red de falsedades y mentiras, presiones e intereses que eran los expedientes de la causa del cruento atentado contra la mutual judía AMIA obligó a terminar con el juicio en 2004, y el entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007) exhortó a la justicia a avanzar, profundizando en la causa hacia la verdad.

Se creó entonces la Unidad Especial de la Causa AMIA, que quedaría por decisión de la Procuraduría en manos del fiscal Alberto Nisman, lo que sorprendió, ya que el propio Nisman también había sido parte del fracaso del juicio iniciado en julio de 1994 y cerrado 10 años después, sin haber logrado nada.

El caso Nisman
Nisman había comenzado en 1997 su camino hacia la actual Fiscalía, en Morón, provincia de Buenos Aires. En su historia hay un caso que marcó su camino y fue la investigación sobre el destino de Iván Ruiz y José Díaz, dos de los participantes en el fracasado ataque al cuartel de la Tablada en enero de 1989, dirigido por el ex jefe guerrillero Enrique Gorriarán Melo, durante el gobierno democrático de Raúl Alfonsín. Ambos detenidos, después del cruento enfrentamiento que dejó varios muertos y heridos, fueron vistos por última vez brutalmente torturados y llevados por militares y policías en un automóvil Ford Falcon.

Hasta ahora están desaparecidos, pero Nisman y un juez que lo puso a cargo de la investigación apoyaron la versión oficial del Ejército de que «habían muerto en combate» a pesar de las evidencias de su desaparición forzada.

En julio de 1997, el entonces procurador general Nicolás Becerra lo convocó para sumarse a los fiscales que investigaban el atentado contra la mutual judía AMIA, José Barbaccia y Eamon Mullen, por pedido expreso de ambos.

De acuerdo con Infojus Noticias de Argentina «el equipo de Nisman, Barbaccia y Mullen trabajó hasta el juicio oral, pero no terminó bien». Durante ese juicio por la llamada «conexión local», muchos testigos dijeron que ellos y el juez Juan José Galeano habían cometido una serie de irregularidades que se comprobaron.

Al final del debate, el Tribunal Oral absolvió al delincuente Carlos Telleldín, a quien el propio juez entregó 400 000 dólares para que acusara a funcionarios iraníes y a policías, con el visto bueno de Rubén Berajas, entonces presidente de la poderosa Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas.

En los fundamentos del fallo se acusó a Galeano –quien terminó destituido y procesado–, a su equipo y a los fiscales Mullen y Barbaccia, también procesados.

«En el juicio oral quedó demostrado que no se investigó absolutamente nada» en la Causa AMIA, afirmó a Infojus Noticias el abogado Juan Carlos García Dietze, defensor de Ariel Nizcaner, quien fue absuelto de haber participado en la adulteración de la camioneta Traffic, que supuestamente fuera usada en el atentado.

«Siempre hubo un tema parádojico: Barbaccia y Mullen quedaron imputados, y Nisman siguió a cargo. Es extraño», reflexionó García Dietze.

En 2004 Nisman, ya a cargo de Unidad Especial para concentrar todas las investigaciones vinculadas al atentado, se acerca a un hombre clave de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado, la antigua SIDE, Antonio Stiusso, alias “Jaime”. Éste había sido desplazado de la Causa AMIA por ser parte de las irregularidades del juicio, pero con Nisman recuperó un lugar de importancia. Ambos trabajaban con la CIA y el Mossad.

La Unidad Especial recibía importantes sumas de dinero para investigar. Pero Nisman sólo se dedicó a clasificar los expedientes de Galeano y continuó responsabilizando a los iraníes, sin haber producido, en los últimos 10 años, ninguna prueba para confirmar la acusación. Su primer pedido de alerta roja contra 12 iraníes, diplomáticos y funcionarios acusados, fue devuelto por falta de pruebas. Como sucedió con el pedido de extradición enviado a Londres contra el ex embajador iraní en Argentina, Hadi Soleimanpour, cuando la justicia británica devolvió la solicitud por falta de pruebas, indemnizando al diplomático en 2004. Una vergüenza para la justicia argentina.

Nisman y la Embajada de Estados Unidos
Durante 10 largos años, los expedientes que investigaba Nisman siguieron incorporando «informes basados en deducciones y armados» sin prueba real, imposibles de comprobar, que proveían la CIA y el Mossad, al igual que hicieron al proporcionar los falsos testigos.

En 2010, cuando se publicaron en Argentina una serie de cables secretos referidos al caso AMIA, del Departamento de Estado de Estados Unidos revelados por WikiLeaks, quedó en evidencia que el fiscal Nisman anticipaba las medidas que iba a tomar en esta causa a diplomáticos de esa Embajada.

Estos descubrimientos no dieron lugar a tomar una medida clave, la de separar al fiscal de esta causa ya que no se puede ser “juez y parte”, como sucedía en su relación de subordinación a Estados Unidos e Israel.

La pista iraní no lograba reunir pruebas concretas, pero sin duda favorecía los intereses geopolíticos de ambos países, que continúan intentando invadir Irán, enlazando esta situación con el anunciado plan imperial de un Oriente Medio ampliado, que significó invasiones y ocupaciones coloniales de varios países en esa región en el siglo XX. Jamás la inteligencia estadounidense o israelí debieron haber participado, monitoreado y armado la Causa AMIA.

En un despacho del 22 de mayo de 2008, desde la sede diplomática estadounidense en Buenos Aires, se especificaba: «Los oficiales de nuestra Oficina Legal le han recomendado al fiscal Alberto Nisman que se concentre en los que perpetraron el atentado y no en quienes desviaron la investigación.»

Eso fue precisamente cuando el entonces juez federal Ariel Lijo ordenó la detención e indagatoria del ex presidente Carlos Menem, de su hermano Munir –ya fallecido–, del entonces titular de la SIDE Hugo Anzorreguy, y otros, como el magistrado Juan José Galeano y del ex comisario Jorge Palacios, por encubrir el atentado.

Nisman no había informado de esa medida a la Embajada estadounidense como lo hacía normalmente. Otros cables de WikiLeaks demostraron que el fiscal de la Causa AMIA se había disculpado con los oficiales estadounidenses por no haber anticipado los pedidos de detención. Hay varios cables referidos al tema, publicados por el periodista Guillermo O’Donell.

Ya en 2013, Memoria Activa y familiares y amigos de las víctimas del atentado de julio de 1994 se pronunciaban por un alejamiento de Nisman de la Causa AMIA. En noviembre de 2013, en una carta abierta al fiscal, los familiares respaldaron el Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán y cuestionaron «la falta de compromiso de Nisman y la inacción en la causa», por considerarlo «funcional a los intereses de los que siempre nos quieren alejar de la verdad».

El Memorándum de Entendimiento con Irán es un verdadero documento de política exterior que podía sentar precedentes en la resolución de conflictos sin salida, como era el caso AMIA. Se trataba de que los jueces de la Causa AMIA pudieran ir a Teherán a indagar, ante la presencia de una Comisión de personalidades reconocidas y neutrales, a los altos funcionarios iraníes acusados –sin pruebas– del atentado. Por primera vez se podría saber la verdad, fuera la que fuera.

Al cumplirse 20 años del atentado, el 19 de julio de 2014, los familiares de las víctimas no sólo reclamaron una vez más el esclarecimiento del hecho, sino que solicitaron formalmente que se apartara a Nisman del caso por «haber mostrado su total incapacidad para investigar en esta Causa», como denunció entonces Diana Malamud de Memoria Activa.

Irán siempre ofreció su cooperación, pero la CIA y el Mossad rechazaban toda posibilidad. Ningún país soberano en el mundo iba a entregar a un grupo de funcionarios acusados sin que se presentaran las pruebas necesarias a la justicia de terceros países. Incluso surgió de Irán una propuesta de crear una Comisión mixta, argentina-iraní, para investigar el tema AMIA.

En Irán no existe extradición y por eso el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner trató de hallar un camino, que fue rechazado incomprensiblemente por el gobierno de Israel.

La DAIA y la AMIA, que habían apoyado en principio el Memorándum debieron plegarse al mandato israelí. La oposición argentina rápidamente se alió a este rechazo y surgieron jueces que declaraban la inconstitucionalidad de la ley, lo que era una aberración jurídica.

Irán quedó a la expectativa frente a esta situación. Lo que nadie sabía es que, con base en falsas denuncias, convertirían este tema en una maniobra golpista contra el gobierno de Fernández de Kirchner, el que más trabajó a favor de la verdad, como se puede constatar en los esfuerzos ante la Organización de las Naciones Unidas y en el propio Memorándum.

El 12 de enero de 2015, en plena Feria Judicial, e interrumpiendo un viaje que lo había llevado a recorrer Europa para festejar el cumpleaños 15 de una de sus hijas, el fiscal Alberto Nisman, al frente de la investigación sobre el atentado contra la mutual judía AMIA decidió regresar imprevistamente a Argentina, según él mismo comunicó a las amistades más allegadas en un mensaje de WhatsApp.

Sólo 1 día después de llegar a Buenos Aires, Nisman anunció que iba a presentar una denuncia contra la presidenta de la nación, el canciller, el diputado Andrés Larroque, dirigente del movimiento juvenil La Cámpora y contra 2 dirigentes sociales, Luis D’Elía y Fernando Esteche, por intento de presunto encubrimiento de los iraníes acusados mediante un pacto secreto con Irán por «intercambios comerciales», un pacto que nunca existió,.

Trama de guerra sucia
El 18 de enero, Nisman fue encontrado muerto, como se conoce, en su departamento. Y la rigurosa investigación fiscal continúa para no dejar ningún espacio de duda en su conclusión final.

La Feria Judicial permitía a Nisman elegir el juez, y buscó a Ariel Lijo, quien lleva causas creadas contra funcionarios gubernamentales por denuncias basadas en informaciones periodísticas y sin pruebas. El 14 de enero Nisman presentó la denuncia, generando un gran escándalo, sin aportar pruebas de sus incriminaciones, pero tampoco nada sobre el atentado que mató a 85 personas en 1994.

De inmediato la dirigencia opositora salió a respaldarlo, porque esta noticia les permitía montar un ataque brutal contra el gobierno en año electoral.

Prometía Nisman dar a conocer escuchas telefónicas (ilegales hasta ahora) para justificar su acusación, y el 19 de enero iba a hablar de su denuncia ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, citado por la oposición, aunque iba a asistir también el oficialismo, que pedía hacer público este evento, y no cerrado.

Las escuchas trasmitidas ilegalmente por un canal de televisión opositor de conversaciones entre dirigentes sociales y una persona de la comunidad islámica jamás podrían ser pruebas de nada. Pero el 19 de enero, la muerte de Nisman conmocionaba al país, atrayendo la atención también fuera de Argentina.

En las declaraciones que hizo ante la fiscalía, la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien estaba en Barcelona, España, con otra de las hijas del matrimonio, señaló que Nisman la llamó el 12 de enero desde el Aeropuerto de Barajas, en Madrid, para decirle que debía regresar urgentemente a Buenos Aires porque su madre se iba a operar de un brazo y que luego iba a volver a Europa para continuar su viaje.

Arroyo Salgado dice haber discutido porque se negó a que Nisman regresara con su hija a Buenos Aires y convinieron en que la dejaba en el aeropuerto para que su madre llegara a recogerla desde Barcelona.

Se agrega a esto que la propia madre de Nisman, Sara Garfunkel, declaró en la causa que ella ya se había operado del brazo antes. Nisman había mentido a su familia en un regreso muy apresurado.

Por eso la pregunta es: ¿Quién llamó a Nisman tan urgentemente para presentar una denuncia sólo 2 días después de su regreso, nada menos que contra la presidenta?

La fiscal que ahora investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein, a todas luces bajo intensa presión, dijo que el occiso había comprado el pasaje de regreso del día 12 de enero desde el 31 de diciembre. Esto abre entonces otra interrogante: ¿Por qué envió un mensaje de WhatsApp a sus amigos más cercanos, según transmitió la propia prensa opositora antes que la fiscal revelara la compra anticipada del boleto, de que tenía que regresar de forma intempestiva? ¿O era una trama ya urdida de antemano?

La incriminación fue la noticia bomba de comienzos de un año electoral y la diputada derechista Patricia Bullrich, de Unión Por Todos-Propuesta Republicana, organizó rápidamente que Nisman explicara la denuncia a una Comisión del Congreso.

Bullrich, quien habló varias veces con el fiscal antes de su muerte, está vinculada a varias fundaciones estadounidenses en Argentina, y de la misma manera la diputada Laura Alonso, destacadas ambas por apoyar a los sectores más fundamentalistas de Estados Unidos contra Cuba, Venezuela, Argentina o cualquiera de los países claves en la integración latinoamericana.

El domingo 18 de enero por la tarde, el fiscal Nisman fue encontrado sin vida, por su madre, llamada por dos custodios ante la falta de respuesta de éste. El departamento estaba cerrado por dentro, incluyendo la puerta de servicio, que tiene dos cerrojos; el de arriba, que podía abrir la madre, pero el de abajo tenía una llave trabada por dentro y debieron llamar al cerrajero para que la abriera.

El cuerpo de Nisman obstaculizaba abrir la puerta del baño. Tenía un disparo en la cabeza, una pistola y un casquillo de bala calibre 22 estaban en el piso a su lado. Una imagen desoladora. Tenía 51 años. Y los primeros resultados de la autopsia realizada por reconocidos forenses con presencia de expertos peritos determinaron que «no habían intervenido terceros».

Toda la información, incluyendo lo que se conoció después, mencionaba un disparo sólo a poco más de 1 centímetro de la sien derecha, lo que llevaba a pensar en un suicidio. La muerte se clasificó como «dudosa» hasta que se terminen las pericias, algunas repetidas para que no queden dudas.

La presidenta Fernández de Kirchner, en su primera carta enTwitter, nunca dijo que fuera un suicidio. Incluso lo puso en duda al escribir la palabra entre signos de interrogación. Y en su segunda carta sostuvo con mayor precisión que no creía en un suicidio. En todo caso en un suicidio inducido, y no precisamente por el gobierno, ya que en realidad es el gobierno el único afectado en este juego de servicios de inteligencia extranjeros y locales y de la oposición interna, mayoritariamente dependiente de Washington y sus fundaciones.

Desde Bolivia, el presidente Evo Morales definió certeramente esta situación: le pusieron una emboscada a la presidenta argentina, dijo al denunciar los sucesos.

Es de un simplismo aterrador pensar que a un gobierno a cuya presidenta se acusa sin prueba alguna, con una denuncia tan deficiente que ni siquiera parece redactada por el fiscal, podría convenirle la trágica muerte de éste.

La oposición política local, que ya armó varios escenarios golpistas en el país, se tomó el hecho como una bandera para acusar al gobierno. Los medios de comunicación y especialmente el Grupo Clarín, que se niega a cumplir con la Ley de Medios Audiovisuales que debe terminar con los nefastos monopolios mediáticos, comenzaron a especular confundiendo a la población, cautiva de ese enorme poder desinformador.

Es tal la intoxicación informativa, que nadie sabe distinguir entre el informe de la Fiscalía investigadora y los “juicios paralelos” que se escenifican en televisión.

Fue el gobierno el que insistió para que la reunión en el Congreso fuera pública, es decir, para que todo el mundo pudiera ver lo que se iba a debatir allí, lo que curiosamente la oposición rechazaba. Los legisladores del oficialismo desde el primer momento que Bullrich convocó la audiencia especial, afirmaron que concurrirían para interrogar profundamente al Fiscal con la determinación de llegar al fondo del asunto. La muerte del fiscal se lo impidió.

La muerte de Nisman está siendo utilizada de una manera perversa por los medios de comunicación opositores y por toda la red de desinformación mundial al servicio del poder hegemónico, intentando responsabilizar al gobierno en una de las campañas más duras que se recuerde.

El golpismo encubierto está siendo desarrollado por un sector del Poder Judicial, una estructura decadente que nunca se democratizó, y por los medios de comunicación masiva, la oposición y la acción de los servicios de inteligencia locales que fueron desplazados por el Ejecutivo y venían desde la pasada dictadura y antes de ésta. Pero, indudablemente, también por Estados Unidos e Israel.

El Estado israelí publicó en Estados Unidos un breve comunicado en la mañana del 19 de enero de 2015 sobre «la trágica circunstancia» de la muerte de Nisman, término que se utiliza para describir un suicidio; y el mismo día el secretario general de la DAIA, Jorge Knoblovits, dijo a los medios argentinos –como está registrado– que «creían que era un suicidio» y que esa entidad estaba preocupada por el destino de la Causa. ¿Por qué luego cambiaron de rumbo?

Siguiendo el lineamiento del Estado israelí, exhortaban a continuar con la Causa –como si alguien hubiera hablado de abandonarla– y además a llevar a la justicia a los culpables del hecho y continuar con lo que estaba actuando Nisman. Es decir –y esto no puede perderse de vista– mantener la acusación contra Irán, lo que significa continuar en el cerrado círculo que comenzó en julio de 1994 con pistas y testigos falsos. ¿Qué hay en las sombras de esta Causa?

En la escena del crimen
El colaborador cercano del fiscal fallecido, Diego Lagomarsino, “experto en informática”, contratado por Nisman con un salario inusualmente altísimo, fue a ver al fiscal el sábado 17 de enero. Él mismo se presentó espontáneamente a la justicia para decir que le había llevado un arma vieja, la pistola calibre 22 con la que luego se “suicidó” el fiscal.

Primero dijo que Nisman le pidió la pistola para defenderse. Pero en realidad Lagomarsino estuvo 2 veces al edificio donde vivía el fiscal, supuestamente seguro y altamente vigilado, como se ofrecía a los compradores de departamentos en ese lugar. De la última visita en la noche no hay registros de salida. La investigadora Fein dijo que, según lo registrado, Lagomarsino salió el domingo en la mañana, es decir, al día siguiente de la muerte de Nisman.

La denuncia publicada íntegra el día 20 de enero es absolutamente una pieza sin valor jurídico, por su redacción, sus contradicciones y la falta de pruebas. Las escuchas telefónicas ilegales, que un canal de televisión opositor dio a conocer también violando toda norma, no agregan nada, al contrario, resultan hasta pueriles. Reconocidos juristas señalan que aunque todo lo que se dice fuese cierto no constituye delito porque nada de eso se realizó.

El curioso –y desconocido en el medio– periodista colaborador en el sitio de internet del Buenos Aires Herald, Damián Pachter, quien en la noche del 18 de enero dio, por Twitter y sin avisar a su medio, la primicia de que se había encontrado muerto al fiscal Nisman, decidió irse del país argumentando «miedo». Primero sacó un boleto de ida y vuelta a Uruguay, pero de pronto apareció en Tel Aviv.

Pero lo extraño es que sale hacia Uruguay y sigue hasta Israel, donde dice que pidió refugio. Luego se sabe que Pachter es argentino-israelí y que viajó con su pasaporte de Israel. ¿Por qué pidió asilo, si era ciudadano israelí y estuvo 3 años en el ejército de ese país?

Lagomarsino también estaba gestionando la actualización de su pasaporte, para lo cual concurrió a las oficinas pertinentes el mismo día 12, cuando Nisman hizo pública su imputación. Inmediatamente tras la muerte del fiscal, las autoridades le retuvieron el documento y se le prohibió salir del país.

La sospecha sobre Pachter aumentó cuando dio a medios europeos varias entrevistas hablando de la persecución de periodistas en Argentina, donde los medios opositores publican notas insultantes contra la presidenta y otros funcionarios sin ningún problema.

Otro dato importante a registrar. El fiscal Nisman utilizaba un automóvil de alta gama, un Audi, de un yerno de uno de los denunciados como encubridor local en el caso AMIA, Hugo Anzorreguy, el ex jefe de la SIDE en el momento de la voladura de la AMIA. Y además ligado al ex agente de la CIA Frank Holder, de oscura historia en Centroamérica, que como tantos ex agentes de otros países manejan agencias de seguridad locales.

En Estados Unidos, los sectores más recalcitrantes como el republicano Marcos Rubio, Bob Menéndez y otros, acusan a la presidenta y al gobierno de Argentina sin prueba alguna, lo cual es una amenaza y una presión sobre la justicia local, la misma que ejercen los medios masivos de comunicación argentinos, que de diversas formas advierten a fiscales y jueces que esta causa, como la de la AMIA, tienen que tener los “culpables” que ellos determinen. Los llamados de esos legisladores, además, evidencian su conexión con la derecha argentina.

Quieren una destitución aparentemente “institucional” del gobierno, un golpe blando, pero con muertes. No quieren la verdad.

Además de golpear a Argentina en el mismo momento en que se acrecienta el golpismo en Venezuela contra el presidente Nicolás Maduro, intentan debilitar a los organismos de unidad e integración que se consolidan en América Latina.

Si algo faltaba al terminar esta serie, se conoció que el ex presidente, de Uruguay, José Mujica desmintió la versión de que un diplomático de la Embajada de Irán en Montevideo fuese expulsado 2 semanas antes por estar vinculado a la colocación de un aparente artefacto explosivo en las inmediaciones de la Embajada israelí en esa ciudad. Esa versión la publicó el diario israelí Haaretz y la retomaron varios medios en el mundo.

Queda entonces la pregunta que puede tener una rápida respuesta: ¿qué están preparando los expertos en atentados de falsa bandera en nuestros países?

Notas
«Causa AMIA: el atentado de 1994 fue problablemente fomentado por un ex ministro argentino del Interior», Red Voltaire , 3 de julio de 2013.

“Argentina’s President slams Israel Lobby”, Voltaire Network, 18 February 2013.

« Mensaje de Cristina Fernández sobre el Memorandum entre Argentina e Iran», por Cristina Fernández de Kirchner , Red Voltaire , 8 de febrero de 2013.

«Ataques terroristas en la Argentina 1992 y 1994: no fueron de origen islámico», por Adrian Salbuchi, James Fetzer, Red Voltaire , 28 de octubre de 2009.

“Iran and the AMIA Bombing in Argentina”, by Belén Fernández,Voltaire Network, 26 July 2009.

«El AJC acusa al Hezbollah de los atentados de Buenos Aires a pesar del fallo de la Corte Suprema argentina», Red Voltaire , 16 de agosto de 2006.

«Fuga documentación clasificada de inteligencia sobre atentado terrorista», por José Petrosino, Oscar Abudara Bini, Red Tango, Red Voltaire , 27 de septiembre de 2006.

«Se acusa a los musulmanes de los ataques a AMIA y la embajada de Israel sin pruebas», por Juan Gabriel Labaké, Red Voltaire , 4 de septiembre de 2006.

«Investigando la bomba en la Asociación Mutual Israelita», por José Petrosino, Red Voltaire , 22 de julio de 2006.

«¿Musulmanes o pista israelí?», por José Petrosino, Oscar Abudara Bini, Red Voltaire , 22 de julio de 2006.

«Washington pretende rescribir la historia de los atentados de Buenos Aires», por Thierry Meyssan, Red Voltaire , 20 de julio de 2006.

«Kirchner y el sistema de inteligencia argentino», por Jorge Serrano Torres, Red Voltaire , 26 de septiembre de 2004.

«Nota del ministerio de las relaciones exteriores de Argentina, 25 de Agosto de 2003», Red Voltaire , 25 de agosto de 2003.

Fuente: Contralínea (México)

La presidente Cristina Kirchner, no sólo no cedió ante la prepotencia de los sectores más reaccionarios de la comunidad judía, sino que reafirmó su voluntad de encontrar a los culpables de los atentados perpetrados en nuestro país


Cristina Kirchner, Palestina y los 29 muertos en la embajada israelí
 10484728_671000279648003_2556213569124245075_n

Los ataques a dos presidentes, Cristina Kirchner y Barak Obama bien caben en la descripción que realizara Mark Weber el 25 de mayo de 2011, del discurso que pronunciara Benjamín Netanyahu ante las dos Cámaras del Congreso de EE.UU. y que pueden aplicarse igualmente a lo acontecido en estos días. Así tituló su análisis del discurso de Netanyahu:

Un infamante espectáculo que reafirma la influencia judeo-sionista sobre la vida política de Estados Unidos

10401996_972907639387110_1444637611805162328_n

Nada destaca más vívidamente la influencia de los judíos sionistas sobre la vida política de EE.UU. de América que la tormentosa, ferviente aprobación que los políticos estadounidenses le dieron al primer ministro israelí Netanyahu, cuando se dirigió a la sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, el 24 de mayo.

Senadores y representantes de los dos mayores partidos aplaudieron entusiastamente al dirigente extranjero, todos de pie, con más de 20 minutos de ovaciones, con una efusión de aprobación más ferviente que la dirigida a cualquier dirigente estadounidense.

Para cada estadounidense que se preocupa acerca de nuestro interés nacional y nuestro bienestar a largo plazo como país, así como la justicia básica, la actuación de estos políticos fue un espectáculo vergonzoso. Ello mostró que los políticos estadounidenses se preocupan más por sus propias carreras e intereses personales de lo que deben hacerlo por lo que es lo mejor para los estadounidenses o el mundo, o por los principios de la justicia y la paz que ellos claman defender. Su actuación pone de relieve la arraigada corrupción y la falta de principios en el sistema político estadounidense. Es la expresión de una sociedad, y de un sistema político, que se han convertido en irreparablemente corruptos, cobardes e inmorales.”

También es muy importante conocer lo que describe Uri Avnery, el 7 de marzo de este año, luego de otro discurso similar de Netanyahu ante las dos Cámaras del Congreso de EE.UU., del cual tomamos algunos párrafos:

Churchill fue para cimentar su alianza con el presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, quien jugó una gran parte en el esfuerzo británico en la guerra, en tanto que Netanyahu ha venido a escupir en la cara al actual presidente.

Yo estaba observando. El discurso (speech) de Benjamín Netanyahu ante el Congreso de Estados Unidos. Fila tras fila de hombres con chaquetas (y las ocasionales mujeres), saltando y saltando, aplaudiendo como locos, gritando su aprobación.

Fue el aplauso lo que lo hizo: ¿dónde yo escuché esto antes? El Líder estaba hablando. Fila tras fila de los miembros del Reichstag estaban escuchando arrobados. Cada pocos minutos ellos saltaban y gritaban su apoyo.

Seguro, el Congreso de Estados Unidos de América no es el Reichstag. Los miembros usaban camisas negras, no camisas marrones. Ellos no gritaban “Heil” pero sí algo ininteligible. Pero el sonido de los gritos tenía el mismo efecto. Bastante chocante.

Pero entonces retorné al presente. La perspectiva no fue aterradora, sino ridícula. Ahí estaban los miembros del Parlamento más poderoso del mundo actuando como una pandilla de idiotas.

Nada de esto hubiera ocurrido en la Knesset. Yo no tengo una muy alta opinión de nuestro Parlamento, a pesar de haber sido un miembro, pero comparado con esta Asamblea, la Knesset es la realización del sueño de Platón.

Ante tales declaraciones de un investigador estadounidense, Mark Weber, y la de un israelí como Uri Avnery, no podemos sino hacer algunas reflexiones.

La primera que se nos ocurre es: ¿cómo un gobierno, primera potencia mundial, permite que un primer ministro de otro país, minúsculo país, venga a hablar ante las dos Cámaras de su propio Estado, y arengar a senadores y diputados en contra de su presidente, porque éste no hace lo que ese primer ministro quiere, esto es, bombardear a Irán e iniciar una conflagración mundial?

La segunda es: ¿cómo es que este insólito hecho puede ser admitido, en el propio EE.UU. de América, primera potencia mundial hasta ahora, sin que el propio presidente de ese país no reaccione frente a semejante afrenta y le impida asistir, y no sólo no lo reciba como una señal de molestia y disgusto a la indignidad del primer ministro israelí?

images (4)

Podría seguir con otras reflexiones similares, pero quiero ahora destacar la actitud de la presidente de los argentinos, la doctora Cristina Fernández de Kirchner, quien ante la pretensión de algunos diputados y senadores, que actuaban como sus pares estadounidenses que describen Weber y Avnery, mostrándole cartelitos alusivos al atentado a la AMIA, pretendiendo amedrentarla, y recibieron de ella una dura réplica y una andanada de explicaciones que hicieron que los cartelitos desaparecieran del escenario.

El presidente Barak Obama, no sólo no recibió en la Casa Blanca al primer ministro ni asistió al Congreso, con lo que desairó a Netanyahu, sino que señaló lacónicamente que el discurso no había agregado nada que pudiera cambiar la política de su gobierno con relación a Irán y a los acuerdos que intenta lograr, con el acompañamiento de algunos países europeos, para pacificar la región y evitar una posible guerra si accediera a los requerimientos de Netanyahu.

La presidente Cristina Kirchner, no sólo no cedió ante la prepotencia de los sectores más reaccionarios de la comunidad judía, sino que reafirmó su voluntad de encontrar a los culpables de los atentados perpetrados en nuestro país que lo fueron contra los argentinos, aunque esos sectores pretendan que los atentados fueron sólo contra los judíos, como si ellos constituyeran una comunidad aparte de la argentina.

Y tampoco cedió frente al gobierno del Estado de Israel que pretende, con ambición desmedida, asumir un rol de comisariado mundial, desde ese insignificante lugar que ocupa en el planeta Tierra, y ser el cuidador de los judíos del mundo, de los que, no tengo duda, sólo una minoría de minorías, es cómplice de esas ambiciones y se identifica erróneamente con los que llaman sus “hermanos de sangre” (absurda teoría racista) que viven en el Estado de Israel.
Debo agregar y seguro de no equivocarme, que lo que generó el disgusto y la reacción del gobierno israelí a las declaraciones de Cristina Kirchner, fue la mención presidencial al atentado a la embajada de ese país, cuando dijo:

“Yo quiero sumarles a los 85 muertos de la AMIA los 29 muertos de la Embajada de Israel”.

Porque como Cristina Kirchner, siendo diputada primero y luego senadora, se ocupó desde temprano sobre ese atentado y sabe que en el expediente judicial, en la hoja donde figuran los nombres de los muertos, hay solamente 22 nombres.

Y entonces ¿por qué dijo 29 muertos?

Porque los otros 7 muertos, Cristina F. de Kirchner sabe que fueron llevados, por orden del presidente de ese momento, Carlos Saúl Menem, en un avión de la Fuerza Aérea Argentina de regreso al Estado de Israel y recibidos con honores en Tel Aviv, y luego enterrados con honores militares en Jerusalén.

Y debe saber que eran los 7 miembros de la Delegación israelí que había estado negociando con una Delegación palestina en España, y, quizá vinieron a Buenos Aires para que ocurriera lo que ocurrió, ya que estaban en la Embajada en el momento del atentado terrorista. El jefe de esa Delegación, Victor Harel, había salido del edificio 15 minutos antes con el embajador de ese país.

Es dable preguntarse, ¿quiénes sabían que esos 7 israelíes estaban en la Argentina y dónde estaban?, sino y sólo las autoridades israelíes y los servicios de inteligencia, esto es, el Mossad y la CIA.

El diario Clarín, del día 18 de marzo de 1992, en la página 13, al día siguiente del atentado a la embajada israelí, publicaba la foto de Victor Harel, y en letras destacadas el título decía: “No habrá un Estado palestino”.

Lo único que le preocupaba al jefe de la Delegación israelí era destacar ese hecho y alguna razón tuvo. El diario Clarín transcribió destacadamente el primer párrafo de esa entrevista, en la que dijo:

“Rechazamos de plano y definitivamente la posibilidad de que se forme un Estado palestino independiente en los territorios administrados (Cisjordania y Gaza)” afirmó Victor Harel, negociador israelí en las conferencias de Madrid y Washington y actual director del Departamento de Coordinación Política de la Cancillería de su país.

Recuerdo que nos sorprendió el título y las declaraciones del jefe de la Delegación israelí a España, ya que no hizo ninguna mención al atentado ocurrido antes de la entrevista, y lo único que le interesó destacar fue lo que se indicó en el título de la página: “No habrá un Estado palestino”.

Luego de la embajada israelí siguió el atentado a la AMIA y después el asesinato de Isaac Rabin, en el propio Estado de Israel, a manos de un estudiante judío ortodoxo.

Cuando actúan los servicios secretos de inteligencia debe uno ser precavido y no caer en teorías conspirativas, ya que los imperios al igual que los Estados como el de Israel, funcionan siguiendo planes estratégicamente organizados, y acusan a quienes luego difunden parte de esos planes, justamente de adherir a teorías conspirativas.

Cabe destacar que el especialista en los asesinatos de los servicios de inteligencia, Eric Frattini, [1] desde Madrid, agrega la hipótesis que el asesinato del fiscal Alberto Nisman fue efectuado por el Mossad, el servicio de inteligencia del Estado de Israel para el exterior. En la nota de referencia dice:

“Este es un asesinato que tiene toda la impronta de los servicios de inteligencia, todo el estilo. Incluso diría que es un tipo de asesinato en el que el Mossad se especializa. Creo han sido los servicios de la Argentina en ese caso, que han recibido algún entrenamiento previo. Y a su manera lo han hecho bien.”

Estas declaraciones nos obligan a nuevas reflexiones. Entre ellas agregar que se debe investigar la pista israelí para saber la verdad con respecto a los dos atentados y muy especialmente porque luego de 23 años de la embajada y 21 de la AMIA, nada se sabe.

Quizá debamos relacionar con mayor profundidad estos hechos, la embajada, la AMIA y el posterior asesinato del primer ministro Isaac Rabin, en momentos en que, como consecuencia de aquella reunión en España, continuación de la celebrada anteriormente en Washington, anunciaba un acuerdo de paz con los dirigentes palestinos, en una plaza colmada de israelíes que aplaudían el hecho auspicioso de una paz cercana y definitiva.

La pregunta que uno se formula es: ¿No sabía el Shin Bet que debajo de la escalinata por la que Rabin debía bajar del estrado preparado especialmente para el mensaje de paz a su pueblo y al pueblo palestino, le había estado esperando durante 3 horas, un joven judío ortodoxo, de 27 años, Yigal Amit, [2] para dispararle tres tiros por la espalda, asesinando al general que había comprendido que sólo un acuerdo con los representantes del pueblo palestino traería la paz a ambos pueblos?

La respuesta es: sí sabía; y lo afirman algunos de los autores que señalamos en la nota a pié de página, entonces ¿por qué dejaron que matara a su primer ministro?

La única respuesta que considero válida es que tras su muerte asumieron los cargos de primeros ministros, personajes del sector vinculado al pensamiento de Vladimir Jabotinsky [3] admirador de Benito Mussolini, y todos ellos con tendencia fascista, y absolutamente contrarios a cualquier acuerdo de paz, y sostenedores de la violencia y el terrorismo con el que vienen asolando a la región, victimizándose, y acusando al resto del mundo de querer exterminar al pueblo judío, del cual ni Netanyahu ni sus seguidores conocen sino a los pocos judíos que los rodean en el Estado terrorista de Israel.

Porque, como lo dijera en su momento el propio David Ben Gurion, allá por 1948, del otro 80% de judíos del mundo, “no conocemos ni siquiera dónde están ni si alguna vez alguno querrá emigrar a Israel”.

En aquel acuerdo de paz con los palestinos Rabín tenía puestas sus mejores esperanzas en alcanzar la paz en la región, y devolverle a su pueblo y al pueblo palestino la seguridad de una convivencia en paz, eliminando toda posibilidad de confrontación entre ellos.

La incomodidad y molestia del gobierno israelí, así como de los sectores más retrógrados de la comunidad judía de nuestro país con la presidente de los argentinos por el tratado firmado con la República Islámica de Irán, ¿no será debido a que no quieren que se sepa la verdad, como es la intención de Cristina Kirchner y así lo ha reiterado en cada oportunidad que le tocó referirse al tema?

Descarto absolutamente la teoría de que la presidente de los argentinos quiere encubrir a los supuestos imaginarios culpables de los atentados.

Por el contrario, pienso que los que la acusan de semejante felonía sólo quieren poder continuar victimizándose y seguir exhibiendo la shoa en los programas de las escuelas argentinas como estandarte, tal como utiliza la shoa en sus arengas el primer ministro del Estado terrorista de Israel, para lograr las loas y aplausos de un Parlamento estadounidense bien definido por Weber y Avnery.

Por ello, es preciso destacar estos dos comportamientos de dos presidentes americanos, frente a la prepotencia y la petulancia de los sectores más retrógrados de sus sociedades, y también del primer ministro de un país cuya existencia se debe a la habilidad de una minoría de aventureros judíos que lograron implantarlo en una tierra milenaria como Palestina, y sobre la base de falsas argumentaciones basadas en el pensamiento mágico de la interpretación literal de la Torah y del Tanaj , amparándose en los designios, por ellos conocidos, de la potencia imperial de ese momento: Gran Bretaña.

Ya que si recurrimos a lo que se sabe por los antecedentes históricos, además ampliamente conocidos por los investigadores, el proyecto colonial del Estado de Israel fue pergeñado originalmente muchos años antes de la Declaración Balfour (1917), supuestamente considerada origen de la implantación de ese Estado terrorista, mucho antes de las masacres perpetradas durante la segunda guerra mundial, mucho antes que la tan utilizada shoa, travestida de “holocausto”, mucho antes que la Organización Sionista Mundial adquiriera el poder que lograra luego de la implantación del Estado, y también mucho antes de la Resolución 181/47 de las Naciones Unidas.

Cabe por ello reivindicar la honorabilidad mostrada frente a estos actos de prepotencia, tanto de la presidente de los argentinos como del presidente de los estadounidenses, quienes impusieron su dignidad y valentía ante la pretensión de un primer ministro ambicioso y terrorista, así como ante los lacayos diputados y senadores de ambos países, quienes fueran correctamente calificados tanto por Weber como por Avnery.

Notas

[1] Eric Frattini. Reportaje a este autor realizado por el diario Perfil, el sábado 7 de marzo de 2015. “Escribió más de 20 libros sobre el tema de los servicios de inteligencia y en particular El polonio y otras maneras de matar, donde narra diez casos de asesinatos políticos realizador por la KGB, el Mossad y la CIA”, señala el periodista Pablo Helman, quien entrevistó a Frattini.

[2] Para más detalles del asesinato ver Saad Chedid. Palestina o Israel. Editorial Canaán. Buenos Aires, 2004, pp. xxxi-xxxv. Complementar con Barry Chamish. Who murdered Yitzhak Rabin?, Brookline Books Inc. USA, 2000. Michael I. Karpin & Ana R. Frieman. Murder in the name of God: the Plot to Kill Yitzhak Rabin. Henry Holt & Co. USA. 1998. David Morrison. Lies, Israel Secret Service and the Rabin Murder. Gafen Publishing House, 2000. Amnon Kapeliuk. Rabin, un assassinat politique, religion, nationalisme, violence en Israel. Le Monde, Paris, 1996.

[3] Ver Lenni Brenner. Sionismo y fascismo, y también su complemento 51 Documentos de la colaboración de los dirigentes sionistas con los nazis. Ambos publicados por la Editorial Canaán, Buenos Aires, 2011.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes

ENTREVISTA CON JULIAN ASSANGE, DIRECTOR DEL SITIO WIKILEAKS : “Nisman se había hecho muy dependiente de los EE.UU.”


Fuente : Pagina/12

Por Santiago O’Donnell

Tras mil días de encierro en el pequeño departamento que aloja a la embajada de Ecuador en Londres, mil días sin poder salir al aire libre, Assange luce algo debilitado a través de la pantalla de Tecnópolis. Dice que últimamente no está del mejor humor, que está enojado porque no se destraba su situación judicial (ver aparte) y no puede estar con su familia. Pero el enojo no se le nota. Contesta de buena gana durante una hora y media y sonríe de oreja a oreja cuando el público lo despide con un aplauso. A continuación, el pasaje más destacado de la conversación:

–Los cables de Wikileaks muestran la falta de independencia del fiscal Nisman con respecto a la embajada de Estados Unidos en la investigación del atentado a la AMIA.

–Es cierto. Hay más de 160 cables sobre el atentado a la AMIA y puedes ver en esos cables que Nisman se hizo muy dependiente de Estados Unidos para conseguir informes de inteligencia relacionada con la investigación y mucha de esa información le llegó a través del jefe de contrainteligencia de la Secretaría de Inteligencia (Jaime Stiuso) y Nisman pasó a depender indirectamente de EE.UU. e Israel y directamente de Stiuso. Se puede ver que esa dependencia llegó a un punto tal que llevaba borradores de resoluciones a la embajada para que la embajada los comentara, los revisara y los corrigiera. En un caso llevó un borrador de resolución de dos páginas y la embajada le hizo comentarios, él se lo llevó de vuelta, volvió con un borrador de nueve páginas, lo revisaron nuevamente y esa vez se lo aprobaron. También le dijeron que no podía investigar la pista siria, que no podía investigar otras pistas locales dentro de Argentina. Se puede decir que éste es un problema de un solo hombre que estuvo diez años con la causa y que no avanzó, hasta que en el 2013 la causa se convirtió en un tema de política partidaria (por el acuerdo con Irán). Pero se puede hacer una crítica mucho más importante, que es la falla del gobierno de Kirchner de no haber disciplinado a Nisman a tiempo por su relación con los servicios de inteligencia, su relación con EE.UU., la falla de los medios de Argentina de no controlar y criticar esa investigación, y esa falla en los medios se pudo ver en todos los medios tradicionales: en Página/12, en el grupo Clarín y aun en la organizaciones de la comunidad judía, que expresó dudas sobre la calidad de investigación en la embajada, pero dijo que a pesar esas dudas no quería reducir la credibilidad de esa investigación. Entonces parece que había un acuerdo nacional entre gobierno, oposición y medios de no cuestionar la calidad de la investigación de Nisman, de no indagar sobre de dónde sacaba su información y de qué manera estaba comprometido por su cercanía a la embajada de EE.UU. y al director de contrainteligencia. Pero vayamos más allá. ¿Cuál es el gran problema? El gran problema es que las instituciones argentinas –fiscalías, medios, gobierno y oposición– no tuvieron suficiente fuerza como para lidiar con un caso geopolítico muy serio, en el que hay actores como EE.UU., Israel, Irán, que tenían intereses muy fuertes en este caso. Irán quería protegerse, proteger su reputación y proteger su relación con Argentina, EE.UU. e Israel buscaban demonizar a Irán, la Secretaría de Inteligencia buscaba beneficiarse actuando como intermediario. Las instituciones argentinas no fueron capaces de mantener su integridad ante la presión sostenida de grupos externos y ése es un problema preocupante para la Argentina. Ahora bien, a otros países no les va mucho mejor cuando la presión es tan fuerte. Nosotros lo hemos vivido en nuestra organización en países como Gran Bretaña y aun Alemania en algunos casos. Te doy un ejemplo de Alemania. Edward Snowden obtuvo mucho apoyo de Alemania. Es el país donde más apoyo de la opinión pública recibe de toda Europa y eso tiene que ver con razones históricas, el recelo de los alemanes de la Stasi (el servicio secreto de la ex Alemania Oriental), que la nueva capital sea Berlín, en fin, la gente alemana y los medios alemanes querían que se le diera asilo. El resultado es que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. le dijo a la agencia de inteligencia alemana que si permite que su país le dé asilo vamos a dejar de compartir Inteligencia con ustedes y no les vamos a avisar de posibles atentados terroristas en su país. Entonces la Agencia de Seguridad Nacional estaba perfectamente dispuesta a permitir ataques terroristas en Berlín con tal de presionar al gobierno alemán para no ser humillados por una oferta de asilo para Snowden. Así que hasta un país como Alemania puede comprometer sus principios; entonces no puede sorprendernos que Argentina lo haga. Pero ahora que vimos cómo sucede esto, hay que tratar de corregirlo. Entonces esto es lo que podemos aprender de la investigación de Nisman: la manera en que operan las presiones geopolíticas y la debilidad de ciertas instituciones argentinas para enfrentarlas. Fíjese lo que el director de contrainteligencia estaba haciendo en el caso Nisman y las consecuencias que tuvo. Entre ellas, la ley para reformar a los servicios de Inteligencia. La he leído y me parece una buena ley, aunque hay que ver todavía cómo se aplica.

Assange expone sobre la Argentina y la actualidad mundial el domingo en el Encuentro Federal de la Palabra en Tecnópolis.

Imagen: Gabriela Valle

–Otro tema que me preguntan mucho en las redes sociales, especialmente después de nuestra última entrevista, es sobre sus críticas a los nuevos documentos biométricos que se hacen en la Argentina. El ministro que los creó, Florencio Randazzo, los vende como una manera de hacer menos cola en los aeropuertos. ¿Por qué le parece que estos documentos son peligrosos?

–Hay dos problemas. En el caso de los documentos biométricos, hemos visto ejemplos en muchos países en los cuales la base entera de los documentos biométricos ha sido robada. Por ejemplo, en Pakistán revelamos que una consultora trucha manejada por el MI6 (servicio secreto británico) había sido contratada para manejar la base de datos para todo el sistema de identidad biométrico en Pakistán. Y con la complicidad de algunos miembros del gobierno, la consultora se robó la información sobre más de cien millones de paquistaníes. Así que está el problema de que los datos pueden ser robados por fuerzas externas. En segundo lugar, si tenés un servicio de Inteligencia corrupto y un gobierno que hace las cosas mal, podés terminar teniendo una sociedad extremadamente controlada, donde ninguna persona puede existir por fuera de las estructuras formales del gobierno y de las estructuras informales que tienen las agencias de inteligencia.

–¿Todo eso por sacar información del iris del ojo?

–Es suficiente. Una vez que se empieza con un programa biométrico el siguiente paso es agregar más y más identificadores biométricos. En Suecia, por ejemplo, te extraen sangre al nacer y dicen que esa identificación de ADN sirve para aplicarse en políticas de vivienda y para juntar estadísticas para diseñar programas de salud. Sin embargo, esa información ha sido utilizada de manera ilegal por la policía sueca en varias investigaciones criminales y lleva a una sociedad controlada y no podemos saber si esa información no sólo se va a compartir en la Argentina o si se va a compartir con otros países, y por lo tanto con los servicios de Inteligencia de otros países. Esos servicios de inteligencia en Occidente son manejados en gran parte por empresas privadas. Por ejemplo, el ochenta por ciento de la Agencia de Seguridad Nacional es manejado por contratistas del sector privado. Por empresas como Lokheed Marin, Northrop Gruman o Booze, Allen & Hamilton. De hecho Edward Snowden no trabajaba para el gobierno, trabajaba para Booze, Allen & Hamilton. Entonces coleccionás esta información sobre tu gente y pronto se empieza a compartir y me parece que no es saludable para una sociedad que un individuo al nacer, a través de estos elementos de identificación, entre en una relación no sólo con su familia, su comunidad o su ciudad, no sólo con su país y con el servicio de Inteligencia de su país, sino con todos las grandes facciones de poder del mundo. La relación es tan desproporcionada que con el tiempo va a distorsionar la naturaleza de nuestra civilización.

–Su respuesta me lleva a la última filtración de WikiLeaks, de diciembre pasado. Se trata de un documento de la CIA que explica cómo burlar los controles biométricos en los aeropuertos de la Unión Europea y está escrito para agentes que viajan con identidades encubiertas.

–Seguimos metiéndonos en problemas (se ríe). Es un manual de instrucciones que se les entrega a agentes encubiertos para que penetren otros países, para que penetren aeropuertos usando identidades falsas. Incluye una gran cantidad de aeropuertos y sistemas de seguridad, incluyendo en Europa, y da un ejemplo de Europa de un agente de la CIA al que le encontraron en la valija rastros del explosivo C4, presumiblemente de una operación realizada en Europa. El agente fue detenido pero dijo la mentira sugerida por el manual para casos como ése (que el explosivo era de un entrenamiento antiterrorista realizado en EE.UU.) y le creyeron y lo dejaron ir. El manual puede ayudar a ciudadanos comunes para atravesar controles sin despertar sospechas, incluso puede ayudar a periodistas trabajando bajo identidades reservadas o a nuestra propia gente mientras se mueven por el mundo. También señala el miedo que genera la identificación biométrica aun en la CIA porque dificulta un poco sus movimientos. Esa podría ser la única ventaja de este tipo de documentos en términos geopolíticos. Pero a través de la Agencia de Seguridad Nacional pueden hackear estos sistemas biométricos. Entonces al final la CIA, el Mossad o el MI6, las agencias de Inteligencia con más recursos y conocimientos, serán las que puedan viajar por el mundo sintiéndose libres. Serán las últimas personas del planeta en sentirse libres y creo que esto no es saludable porque ya tienen demasiado poder y demasiado poco control. Entonces diría que lo aceptaría si fuera igual para todo el mundo, pero si sirve para cierta gente pero no para otros, perpetuará la severa desigualdad de poder existente.

–Además, como usted ha dicho, después de los secuestros de la CIA en Suecia e Italia durante el gobierno de Bush hijo, el manual demuestra que la CIA de Obama mantiene la intención de realizar operaciones clandestinas en los países de sus aliados europeos.

–Es cierto y se trata de material reciente. Pero debo hacer una distinción. Si bien la CIA secuestró a una persona en Italia, en Suecia lamentablemente no se trató de una operación encubierta, al menos con respecto al gobierno sueco. El gobierno no sólo lo sabía sino que su policía secreta SAPO asistió en el secuestro de su propios refugiados políticos, sus propios buscadores de asilo, algunos de los cuales tenían hijos viviendo en Suecia. La SAPO asistió en esa operación y siguió haciendo operaciones similares durante seis años y nosotros lo revelamos en el 2010.

–Me gustaría preguntarle por la actualidad mundial: el surgimiento del Estados Islámico (EI), la crisis en Ucrania y el asesinato de Nemstov en Rusia.

–Los tres eventos tienen relación. En cuanto al EI, lo podemos ver desde el punto de vista geopolítico y desde el punto de vista cultural. No digo nada demasiado nuevo cuando digo que el EI es un resultado directo del aventurerismo de Occidente. El aventurerismo de Occidente que destruyó la sociedad libia, el aventurerismo de Occidente que destruyó gran parte de la sociedad siria. El aventurerismo de Occidente está destruyendo Irak para extraer petróleo y por otras razones geopolíticas. Mucha gente conoce esto, sabe cómo se envía armamento a Siria, el intento de reducir la influencia iraní en la Irak de la posguerra a través del apoyo a los sunnitas. Lo que no se conoce tanto es que en estos años Arabia Saudita, Qatar y Turquía han aumentado su poder y han logrado un pequeño margen de independencia con respecto a EE.UU. Como resultado EE.UU. ya no es el único actor geopolítico que empuja junto a Israel los acontecimientos en Medio Oriente. Ahora también actúan estos aliados geopolíticos que Estados Unidos no está dispuesto a disciplinar. ¿Y por qué no los disciplina? Porque estos países se hicieron ricos y ahora depositan su dinero en bancos de Occidente y entonces su elites se han fusionado: Qatar con los EE.UU., Arabia Saudita con los EE.UU. Acá, por ejemplo, la famosa tienda Harrod’s es dueña de uno de los edificios que rodean a esta embajada. Harrod’s es propiedad del gobierno de Qatar y la policía secreta británica que espía esta embajada, y que admite haber gastado más de 15 millones de dólares para espiarme, ha hecho un acuerdo secreto con Harrod’s y tienen a los equipos de vigilancia instalados en el edificio de Harrod’s . Entonces éste es un ejemplo interesante de cómo nos afecta la dinámica del poder en Medio Oriente. Desde el punto de vista cultural, hay que analizar cómo una ideología se expande, porque las ideas no son una enfermedad que se propaga como un virus. Las ideología tiene principios, tiene reglas que son fáciles de aprender y fáciles de transmitir. Eso sucede con todas la ideologías o religiones que se difunden. Pero hay otro factor y ése es el dinero que se mueve detrás de estas ideas. A medida que los estados del Golfo se vuelven más ricos, más poderosas se vuelven las ideas que ellos sostienen. La percepción es que cuanto más se difunden esas ideas más poder adquieren, entonces han hecho eso. Al mismo tiempo, la ideología de izquierda existía en Egipto, y en Líbano y en Siria y en Irak, porque el partido Baath (de Saddam Hussein y la dinastía Asad) es un partido secular y autoritario pero no una teocracia. Occidente odia a esos partidos izquierdistas y nacionalistas y durante muchos años hizo todo lo que pudo para destruirlos o al menos sacarlos del poder, y para eso se apoyó en teocracias y movimientos teocráticos. Podemos verlo, por ejemplo, en el colapso y marginalización de la OLP y su reemplazo por Hamas (en Palestina). Nuestros cables revelan que Israel apoyó a Hamas en su etapa inicial, que Hamas fue usado como un instrumento para dividir a la OLP y a la resistencia palestina. Entonces Occidente ha generado todo el dilema y el horror del EI a través de su aventurerismo y su intento de suprimir movimientos seculares de izquierda en Medio Oriente.

–Pasemos a Ucrania.

–El mejor análisis proviene de un reconocido analista geopolítico, John Mearsheimer, un académico muy reputado cuyos trabajos han sido utilizados hasta por el Departamento de Estado. No es un extremista. El tiene la misma opinión que yo. Lo que decimos está documentado en los cables. Hay uno del 2008 que muestra que Rusia traza un línea en la arena y fija sus límites a Estados Unidos y la OTAN. El cable se titula “No quiere decir no” y se refiera a la expansión territorial de la OTAN. Explica que si hay interferencia en Ucrania por un intento de integrarla a la OTAN, eso no será tolerado por las regiones fuertemente rusoparlantes en Ucrania, que se consideran rusas por haber pertenecido a la Unión Soviética, y Crimea es una de esas regiones. Y Rusia advertía que el intento de traer a Ucrania hacia la OTAN causaría una guerra civil. Entonces se puede ver la importancia estratégica que Rusia le otorga a Ucrania como parte de la civilización eslava y el complejo militar-industrial del este de Ucrania, que sigue produciendo misiles balísticos teleguiados, repuestos para misiles, etc. EE.UU. lleva mucho tiempo tratando traer a Ucrania hacia Occidente, si no puede ser con una membresía de la OTAN, al menos que se independice de la esfera de influencia de Moscú, para reducir el complejo industrial-militar ruso y reducir sus bases navales en Crimea. Hace mucho que lo venían intentando y Rusia se venía quejando y advirtiendo lo que pasaría. Europa, bajo la influencia del expansionismo burocrático de la Unión Europea, se sumó a esa puja. Pero los rusos no son inocentes. Su manejo de sus más preciados y queridos aliados estratégicos, de sus socios comerciales más cercanos, fue completamente incompetente. Ningún país puede operar en Ucrania como Rusia. Porque los ucranianos hablan ruso y parecen rusos porque hay relaciones familiares y comerciales entre los dos países. Rusia descuidó a Ucrania porque no se relacionó con su gente, sino con su oligarquía, con su elite política, con la economía ucraniana. Gastó billones de dólares en subsidios para Ucrania. Al mismo tiempo EE.UU. y Europa Occidental gastaron billones de dólares en la creación de ONG, en redes sociales. A través de estas instituciones y de estos medios Occidente prometió acabar con la corrupción en Ucrania. Los rusos hicieron muchas cosas mal cuando podrían haberse relacionado con Ucrania de otra manera. Sacaron muchos agentes de FSB (servicio secreto ruso) de Ucrania para trasladarlos a Chechenia para prevenir ataques terroristas. Chechenia se convirtió en su primera prioridad y vemos los resultados de descuidar a Ucrania.

–¿Y con respecto al asesinato del líder opositor Boris Nemtsov a pasos de Kremlin?

–Ahí hay un vínculo con lo que pasa en Ucrania. Parece que las fuerzas especiales que Rusia está usando para entrenar y apoyar a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania provienen, o al menos al principio provenían, de Chechenia y hay una razón para eso: las fuerzas chechenas son las más entrenadas y las más experimentadas en lo que llaman operaciones de contrainsurgencia, que básicamente significa combate en una guerra civil, porque eso es lo que viene pasando en Chechenia, que es una república separatista que busca su independencia de Rusia. Por eso Rusia usó en Ucrania regimientos de Chechenia y estos regimientos están controlados por el presidente de la región chechena, (Razman) Kadyrov, y Kadyrov no quiero decir que es leal a Putin porque tiene su propia agenda, pero formalmente depende de Putin. A lo largo del conflicto checheno Kadyrov desarrolló tropas y un servicio de inteligencia que es bastante poderoso y que ha sido acusado de asesinatos, incluso en Viena por ejemplo, de oponentes de Kadyrov. La guerra en Ucrania hizo que Rusia pusiera mucho dinero en las fuerzas chechenas y los servicios de inteligencia chechenos. El resultado es que se volvieron muy poderosos y de alguna manera rivalizan con el FSB, que hasta entonces era el único servicio de inteligencia que operaba y juntaba inteligencia fuera del país. Los asesinos materiales de Nemtsov en la entrada al Kremlin eran chechenos vinculados con los servicios secretos de ese país.

–Y Kadyrov dijo que el asesino era un héroe nacional…

–Exacto. Por eso es difícil saber bien qué está pasando, pero a cierto nivel los servicios chechenos estaban demostrando que el FSB no controla Moscú y que ellos tienen el poder de matar a alguien en la puertas del Kremlin. Esto no quiere decir que Kadyrov ordenó el asesinato, puede ser un mando intermedio que buscó demostrarle su utilidad a Kadyrov o a la extrema derecha rusa. Vamos a lo que pasó después. Una semana o dos después del asesinato, Putin condecoró a Kadyrov con una medalla por servicios prestados a Rusia. En la misma ceremonia condecoró también al agente del FSB que había envenenado con polonio al ex espía Litvinenko en un restaurant de sushi en Londres (en el 2006). Para la perspectiva de Occidente la imagen que dejó Putin en la ceremonia de premiación fue horrible. Es como si hubiera dicho: “Yo apoyé con igual fuerza a los dos asesinatos”, el del FSB y el de los chechenos. Putin se había mostrado enojado y confundido tras la muerte de Nemstov. Entonces al darle esta medalla a Kadyrov genera una confusión en la población rusa y la hace pensar que tal vez Putin había ordenado el asesinato, que tal vez está contento con el asesinato porque es un líder fuerte que controla la situación. Pero la realidad es que no controla completamente a las fuerzas chechenas. Son un grupo muy cerrado, tienen su propio lenguaje, y tienen agenda propia. El centro de poder de Putin es el FSB, que es el que le provee su seguridad y la relación con los servicios chechenos es muy delicada, así que la situación es muy interesante.

http://linkis.com/www.pagina12.com.ar/gp8uu