Aunque les duela a muchos…


Raymond Berberian 

QUE ME ARROJEN LA PRIMERA PIEDRA
Iba con mis escritos tocando puertas de una institución a otra y regresaba a casa desanimado sin un pan debajo el brazo.
“¡A ese, yo lo conozco, me sacó las fotos de mi casamiento y ahora se la da de escritor!” “¡Es un Catolíc!” –me tildaban algunos, despectivamente, como diciendo: “Él no es un armenio de los nuestros, no es un pura sangre tradicional como lo somos los de nuestro grupo”.
Nunca olvido aquella pareja de ancianos que me encararon con “Tun haies, ¿insh bess, haieren ches quider?; ¡amote!” (Eres armenio y no sabes hablar armenio… Es una vergüenza.)

ggeree
Desde que tengo memoria viví atragantado con una espina y hoy, aunque fuera lo último que pronuncio, quiero exponerla ante mi gran familia de Venerables Capitanes, Comandantes, Coroneles y Generales.
Fui, y sigo siendo marginado por animarme a pensar y tener la osadía de revelar mi propio criterio, armarme de opiniones distintas que no cuajan con las de ellos y de no pertenecer a sus prestigiosas instituciones políticas. No faltó quién trató de desmerecerme diciendo que según mi apellido, yo no era el clásico armenio de pura sangre, ya que los auténticos apellidos armenios poseen denominaciones de santos y ciudades. Entonces, me dije, los Naregatzí y los Arzrouní no estarían actualizados.
Durante mucho tiempo busqué hacerme amigo de algún miembro de esa supuesta Patria tan personal en el exilio, fue cuando escribí: “En los ojos del amigo sólo leo la envidia”.
Al principio me negaba comprender que entre hermanos de una misma ascendencia y origen podía existir tanto fanatismo, tanta obsesiva rivalidad, incluso odio disimulado tras una hipocresía convencional. Traté de convencerme de mil maneras, diciéndome: todos ellos son mis hermanos y yo los amo; pero… Ellos, eran los Señores y yo un pobre soñador ingenuo; un Quijote, un injerto que deseaba colarse con su literatura y su particular enfoque de su propia armenidad en medio de ellos y acoplarse a sus supuestas glorias prohibitivas.
Supongo, se creerían más armenios que otros al discriminar a un hermano, sea por su condición económica o por no congeniar con su mentalidad tradicional. No comprendían que podía existir entre los marginados una diversidad de criterios que les sería útil contemplar.
No obstante reconozco que poseían todo el derecho de errar en la egolatría y también de equivocarse. Yo, a esos hermanos; (no generalizo por supuesto) de la Apocalipsis, los compararía con la mentalidad del turco, el turco no reconoce su típica soberbia de ignorante.
Sentirse armenio, Estimados Señores de la Batuta, no consiste únicamente en saber hablar el idioma, en pertenecer a un grupo político cerrado; es aceptar, respetar, amar y rescatar a la oveja perdida, no por lo que posee, sino por lo que es. Por otro lado, yo, como escritor, me manejo en varias lenguas expresando mi armenio y con ello aunque les duela a muchos, respetando a los demás, honro mis raíces.
Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Sirios armenios se refugian en su patria ancestral


 

Diario Armenia

Resultado de imagen para Sirios armenios

Ereván (Economist.com).- Cuando la guerra estalló en Siria en 2011, algunas de las familias más pudientes de la minoría cristiana armenia del país emigraron a Ereván, donde alquilaron departamentos de lujo en la Avenida Norte de la ciudad. Sentían, según dirían tiempo más tarde, como si fueran unas vacaciones. El gobierno les dio espacio en una escuela local, donde varios maestros de aquel país que habían llegado como refugiados, instruían a sus hijos usando el programa curricular sirio.

siria-1

La guerra civil de seis años ya ha obligado a más de cinco millones de personas a buscar asilo en un país extranjero. Entre 2015 y 2016, cientos de miles atravesaron los Montes Balcanes, buscando seguridad en Europa. Sin embargo, solo una minoría de los sirios armenios tomó esta ruta, mientras muchos fueron hacia Armenia. Con su propia población reducida por la emigración (cayó de 3,6 millones de habitantes en 1991 a casi 3 millones en la actualidad), Armenia se contentó por la llegada de estas personas, la mayoría educados, de clase media y emprendedores.

Resultado de imagen para Sirios armenios

Antes del conflicto, unos noventa mil armenios étnicos vivían en Siria, dos tercios de ellos en Alepo. Muchos descendían de antepasados que habían huido de su patria en 1915, escapando del genocidio cometido por los turcos otomanos. Para la mayoría de ellos, la guerra civil ha puesto fin a un siglo de historia. Hrair Aguilian, un hombre de negocios de 61 años, invirtió los ahorros de su vida en una fábrica de muebles en Alepo justo antes de la guerra, sólo para verla destruida. “Duró cien años, está terminado. No hay futuro para los cristianos en Medio Oriente”, expresó el mismo.

Según se cree, no más de un tercio de los sirios armenios permanecen en el país árabe. Muchos se dispersaron al Líbano, Canadá, Turquía, los estados del Golfo Pérsico y otros lugares. El resto, hasta treinta mil personas,  fue hacia lo que consideran su madre patria. Los más adinerados, para quienes les fue fácil moverse, llegaron primero. Otros esperaron a que pase la guerra y huyeron sin nada, solo una vez que sus medios se agotaron.

Vartán Oskanian, ex ministro de Relaciones Exteriores de Armenia, nacido en Alepo, comenta que muchos de los refugiados han comenzado pequeñas empresas. En Siria, los miembros de la minoría armenia tendían a ser profesionales calificados o artesanos, muchos eran conocidos como joyeros, médicos, ingenieros e industriales. Los armenios nativos, por su parte, parecen estar felices con los restaurantes que han abierto los recién llegados, que han traído sus sabores más intensos a un país donde la cocina está bastante influenciada por los sabores rusos.

Casi todos los refugiados terminaron en Ereván, excepto unas treinta familias provenientes de zonas agrícolas que fueron asentadas en Nagorno Karabagh. De hecho, algunos jóvenes que habían luchado en el ejército sirio se ofrecieron como voluntarios para servir en el frente de este conflicto, pero otros, aún más jóvenes, no se apresuran a sacar la ciudadanía para no tener que hacer el servicio militar.

Vazkén Yacoubian, quien una vez dirigió una empresa de construcción en Damasco, ahora dirige la rama armenia de la Unión General Armenia de Beneficencia (UGAB), organización benéfica a nivel mundial. Él afirma que los refugiados siguen llegando desde Siria, aunque no más en grandes números. Incluso algunos han vuelto, especialmente aquellos con una propiedad, aunque fuera solo para desprenderse de ella. Muchos sirios armenios aseguran que tienen el deber de regresar porque su diáspora forma parte importante de la identidad armenia y esta debe ser preservada.

Sin embargo, Oskanian explica que los que han regresado a Siria le ven poco futuro a la comunidad. Es que allí, los armenios han apoyado firmemente el régimen de Bashar al-Assad, que los ha protegido de la persecución de extremistas musulmanes. Pero este gobierno controla solo una parte del territorio sirio y su destino en cualquier acuerdo de paz es incierto.

Por su parte, los funcionarios del Ministerio de la Diáspora de Armenia, que fueron sorprendidos sin estar preparados por la afluencia masiva de refugiados, no se arriesgan. Actualmente toman planes de contingencia en caso de que surja un nuevo conflicto en el Líbano, y miles de armenios libaneses tomen el mismo camino.

 http://www.diarioarmenia.org.ar/sirios-armenios-se-refugian-en-su-patria-ancestral/

U lie : MIENTES.


 

19884143_271684976643329_7986505314663919100_n.jpg

El nuevo libro del periodista de investigación Chuck Lewis reúne 935 mentiras de personalidades estadounidenses, con las cuales intentaron cambiar la opinión pública sobre hechos controvertidos. Les presentamos los 10 engaños principales.

Las 10  mayores mentiras de los políticos de EE.UU. desde 1950 hasta ahora

La selección de las 10 mayores mentiras de los personajes históricos de EE.UU. efectuadas durante varias décadas y que afectaron a cientos, miles y, en algunos casos, millones de vidas, incluidas en el libro ‘935 Lies: The Future of Truth and the Decline of America’s Moral Integrity’ (‘935 Mentiras: El futuro de la verdad y la decadencia de integridad moral de EE.UU.’) fue realizada por el portal billmoyers.com, que esta semana efectuó una entrevista al autor de la obra.

1. El presidente de EE.UU.,Barack Obama, el 6 de junio de 2009 (y en otras numerosas ocasiones) dijo: “Si le gusta el plano de la asistencia sanitaria que tiene, usted puede mantenerlo”.

Saul Loeb / AFP

Sin embargo, los nuevos estandartes de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, denominada ‘Obamacare’, resultaron no compatibles con las promesas del presidente, que fue su promotor. Muchos estadounidenses consideran la reforma sanitaria de Obama como el mayor fracaso de su presidencia.

2.El presidente de EE.UU., George W. Bush, afirmó el 29 de mayo de 2003: “Hemos encontrado las armas de destrucción masiva [en Irak]. Así como los laboratorios biológicos”.

Tim Sloan / AFP

En el período previo a la invasión de Irak en el 2003 por la coalición liderada por EE.UU., la Administración Bushofreció muchas razones para invadir y derrocar a Saddam Hussein del poder, pero la de las armas de destrucción masiva fue la más importante. La falsa afirmación fue el principal argumento para la guerra y la ocupación del país árabe, que se cobró la vida de cerca de medio millón de iraquíes y unos 5.000 soldados de la coalición. En abril del 2005, la CIA concluyó su investigación sobre las armas de destrucción masiva en Irak, sin encontrar nada.

3. El vicepresidente Dick Cheney, el 26 de agosto de 2002, aseveró: “En pocas palabras, no hay duda de que Saddam Hussein tiene armas de destrucción masiva. No hay duda de que él las está acumulando para usarlas contra nuestros amigos, contra nuestros aliados y contra nosotros”.

El exvicepresidente de EE.UU. sigue convencido de que la invasión de Irak fue justificada.

4. James W. Johnston, director ejecutivo de la empresa tabacalera RJR Nabisco, 14 de abril de 1994 afirmó: “El consumo de cigarrillos no es más adictivo que el café, té o twinkies [pastelito relleno de crema]”.

Gabriel Bouys / AFP

Durante más de medio siglo, los fabricantes de cigarrillos estadounidenses negaron que sus productos fueran adictivos y peligrosos y ocultaron que sus propias investigaciones lo confirmaban. La cita proviene de un testimonio escrito presentado en una audiencia en el Congreso en 1994, durante la cual los ejecutivos de las siete compañías tabacaleras más grandes admitieron que el hábito de fumar sí puede provocar algunos riesgos para la salud de los fumadores, pero negaron que los cigarrillos fueran adictivos y que fueran manipulados los niveles de nicotina para aumentar la adicción.

5. El presidente de EE.UU., Ronald Reagan, el 13 de noviembre de 1986, hablando del escándalo Irán-Contra rechazó cualquier trato con terroristas: “A pesar de las historias tremendamente especulativas y falsas sobre las armas para rehenes y los presuntos pagos de rescate, no —repito— no traficamos con armas, ni hicimos cualquier trato por rehenes. Tampoco lo vamos a hacer”.

AFP

El escándalo Irán-Contra estalló cuando se reveló que el Gobierno de EE.UU. había vendido secretamente armas a Irán a pesar de un embargo. Más ilegal aún resultó que parte del dinero de las ventas se dirigía a los rebeldes anticomunistas en Nicaragua, aunque el Congreso había prohibido expresamente la administración de fondos. Posteriormente salió a la luz que el suministro de armas al Gobierno de Teherán favorecería la liberación de los rehenes capturados en el Líbano mediante la influencia que Teherán tenía en el grupo que los había secuestrado.

6. El subsecretario del Estado, Thomas Enders, de la Administración Reagan sobre la masacre de El Mozote, el 8 de febrero de 1982, señaló: “No hay ninguna evidencia que confirme que las fuerzas gubernamentales [de El Salvador apoyadas por EE.UU.] masacraron sistemáticamente a los civiles en la zona de operaciones”.

Enders hizo esta declaración una semana después de que en los periódicos norteamericanos empezaran a aparecer los testimonios de la masacre de cerca de 800 aldeanos inocentes en una campaña de contrainsurgencia contra las guerrillas de izquierda efectuada por el Gobierno salvadoreño derechista.

7. El presidente de EE.UU., Richard Nixon, sobre el robo en el Watergate, dijo el 29 de agosto de 1972: “Puedo decir categóricamente que… nadie en el personal de la Casa Blanca, nadie en esta administración, actualmente empleada, estaba involucrado en este extraño incidente”, refiriéndose al allanamiento de la sede del Comité Nacional del Partido Demócrata en el complejo de oficinas Watergate.

De hecho, muchos de los miembros del personal de Nixon estuvieron involucrados en lo que vendría a ser conocido como ‘el escándalo Watergate’. En junio de 1973, el exconsejero de la Casa Blanca, John Dean, declaró que había discutido el encubrimiento del Watergate con Nixon por lo menos 35 veces.

AFP

8. Richard Nixon sobre las operaciones encubiertas en Chile para derrocar al recién elegido presidente marxista, Salvador Allende, el 4 de enero de 1971 dijo: “Para nosotros lo de intervenir [en Chile] —intervenir en una elección libre y ponerla al revés— creo que habría tenido repercusiones en toda América Latina…”

Las operaciones encubiertas de EE.UU. en Chile, financiadas a través de la CIA, llevaron a un violento golpe de Estado liderado por el general Augusto Pinochet que derrocó al Gobierno de Allende.

9. El presidente de EE.UU., Lyndon Johnson, sobre la Guerra de Vietnam aseguró en octubre de 1964: “No estamos a punto de enviar muchachos americanos a nueve o diez mil kilómetros de casa para hacer lo que los muchachos asiáticos deberían estar haciendo por ellos mismos”.

AFP

En total, 3.403.000 soldados estadounidenses fueron desplegados en el sudeste de Asia entre 1964 y 1975. Aproximadamente 60.000 personas murieron y más de 150.000 resultaron heridas. Millones de vietnamitas, camboyanos y laosianos también murieron en la guerra.

10. El senador Joseph McCarthy, el 9 de febrero de 1950 aseveró: “Tengo aquí en mi mano una lista de 205 [empleados del Departamento de Estado] que son reconocidos por el secretario de Estado como miembros del Partido Comunista y que, sin embargo, aún están trabajando y moldeando la política del Departamento de Estado”.

Esta declaración dio el impulso a un fenómeno conocido como ‘macartismo’, que consiste en delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. McCarthy iba a acusar a una serie de instituciones y personalidades públicas de ser simpatizantes comunistas, no obstante, sus acusaciones eran casi todas falsas.

adam-Schiff-pedido.jpg
TODOS LOS POLÍTICOS NOMBRADOS ,EN CAMPAÑA ELECTORAL, PROMETÍAN EN CASO DE ACCEDER A  DICHOS CARGOS : RECONOCER EL GENOCIDIO ARMENIO
NINGUNO CUMPLIÓ
TODOS . U lie : MIENTES.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ruben Demirjian

SOBRE EL GENOCIDIO ARMENIO Y EL PAPEL KURDO : “Las minorías y las excepciones son golondrinas que erraron su primavera”.


Raymond Berberian

TURCOS Y KURDOS, MUY BUENA GENTE… MASH AL-láh Quisiera que alguien me explicara sobre cómo debería reaccionar habiendo sido informado tardíamente que mi familia materna fue masacrada por los kurdos junto a otras familias armenias en Diarbekir (ciudad de residencia de mis ancestros). Alguien de mi entorno, me había explicado que los kurdos no eran todos iguales, que formaban varias tribus con objetivos y enfoques políticos diferentes, entre los cuales había adoradores del sol cuyo simbolismo es el pavo real, al igual que los yezidi de origen armenio; musulmanes y también cristianos y, que los kurdos cristianos eran originariamente asirios, un pueblo que aún le da pelea al tiempo. En este momento tan particular de mi vida, (y pido disculpas por involucrarme tanto en un asunto puntual y personal), no podría distinguir entre quien es quien y por ende, me limito a acusar y colocar a todos buenos, malos y errados en una misma bolsa. Los kurdos, de religión musulmana, (revelado por uno de ellos), aquél entonces aliados de los turcos, fueron quienes masacraron a los armenios de Diarbekir, entre ellos mis familiares, los Mendildjian. Tengo entendido que entre los turcos hubo mucha gente buena que se animaron a salvar armenios de morir masacrados. Pero eran turcos y eran kurdos quiénes degollaban a los armenios y eran quiénes los desvalijaban quedándose con sus bienes y humillaban a sus mujeres. A mí personalmente no me conforma todo lo que me podrían decir a favor de esos energúmenos genocidas y aunque… y aunque, hoy corra en sus venas sangre nuestra y hubiesen confesado su crimen, no me habría devuelto los míos. Que conste que por culpa de ellos nací y crecí fuera de mis raíces. Esa es una de tantas razones que me imponen señalar a los turcos como a los kurdos de criminales y lo voy a hacer en la medida de mis posibilidades para que el mundo se entere de quienes son los turcos y quienes son los kurdos. Aún así, no me embarga ningún sentimiento de venganza sino de justicia. Simplemente apelo a la conciencia mundial, si es que la tuvo o la tiene. El turco es turco, no me importa cuántos hubo santos entre ellos, del mismo modo los kurdos; no me interesa cuántas fueron las obras humanitarias que hayan cometido durante el Genocidio perpetrado contra la población armenia sobre sus tierras ancestrales desde 1915 a 1923, ni cuántos piadosos hayan existido entre ellos. Dos millones de criaturas humanas fueron exterminados. Las minorías y las excepciones son golondrinas que erraron su primavera. Si hubiesen sido conscientes y verdaderos devotos de su fe, habrían salido a la calle a ofrecer sus pechos a las balas en defensa de sus hermanos; habría sido un gesto de nobleza para con la dignidad humano; pero, no lo hicieron; más bien se ocultaron en sus casas a observar desde las ranuras de sus persianas el teatro de operaciones, lo que para mí los tilda de cobardes, traidores y tan responsables, al igual que aquellos otros que mataban sin piedad a las pobres criaturas. Ya ven; con o sin esa buena gente el genocidio fue dándose acabo. ¡Claro…! Lo que pasó, pasó… y ya no tiene remedio. Dirán algunos. Todos los que piensan así están equivocados. Dentro de mí lo sigue pasando, al igual que a muchos de mis hermanos. El genocidio de mi gente está incorporado en mí y eso no me lo quita nadie. Y esos cobardes el Estado turco, todavía se aferran a su negacionismo, como que “YO NO FUI…” ¡Fueron los alemanes! Tal vez y tan sólo tal vez, si esos energúmenos hubiesen pedido perdón, mi corazón les habría perdonado. Quiera Dios reciban su merecido castigo y paguen por sus pecados en sus próximas vidas. Tengo plena confianza que eso ha de ocurrir, porque Aztvats Menz -e (Dios es grande). Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

LA HISTORIA NO MIENTE, MIENTEN LOS LIBROS DE HISTORIA


Raymond Berberian 

La vida es un palacio de mentiras que desmantela el tiempo. R.B
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

cropped-copia-de-images-76

Vaya mi humilde homenaje y mis lágrimas de cristal a quienes simbolizan El Árbol de Los Pájaros Perdidos.
“24” de Abril 1915. “24” de Abril 2017
LA HISTORIA NO MIENTE,
MIENTEN LOS LIBROS DE HISTORIA
El Genocidio perpetrado por el Estado turco, al igual que cualquier otro exterminio de etnias milenarias, que los hubo y los hay. Mientras exista una memoria activa, queda como lacras imborrables en el archivo de la humanidad.
Yo, Rupén, descendiente de los sobrevivientes de la familia armenia, recordaré y honraré cada 24 de Abril, amen de los tiempos, a nuestros mártires y a todos nuestros hermanos asirios, caldeos, griegos, siríacos, yezidi caídos por la barbarie de las ignorancias, así también a las demás pueblos que sufrieron y sufren iguales persecuciones y asesinatos selectivos. No hay, ni habrá perdón ni olvido en mi corazón para quienes fueron verdugos de nuestros familiares; cuyos herederos hoy se atribuyen y gozan inmerecidamente de nuestras herencias históricas y nuestra Montaña Sacra EL Ararat. Llevo mis cicatrices prendidas de la memoria.
Pido piedad a Alá para aquellos turcos, kurdos y circasianos que al igual que unas bestias carroñeras fueron capaces de revolcarse y embadurnarse con sangre de inocentes derramada sobre la Tierra Sagrada de nuestros ancestros.
La vida es un palacio de mentiras que desmantela el tiempo. R.B
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

 

LA EMOCIÓN DEL PUEBLO ARGENTINO SIGUE INTACTA,COMO TAMBIEN EL DESCRÉDITO A LA IMAGEN DE MACRI Y SUS SECUACES





 

Turquía que aclare sus buenas intenciones y cuales son sus intereses por reconocer en nosotros,(ARMENIA) a su gran amor imposible


Raymond Berberian 

LAS ÁGUILAS TAMBIEN MUEREN s
Turquía considera a los armenios sobrevivientes del genocidio, como que abandonaron su país “Turquía” por propia voluntad, por consiguiente tanto ellos como lo asirios, siríacos, griegos, kurdos, lazes laces y yezidí pertenecen a la diáspora turca.
Pues bien, que Turquía, (hoy potencia mundial junto con Israel, apadrinada por los EEUU), exponga en bandeja sus buenas intenciones, que aclare cuales son sus intereses por reconocer en nosotros a su gran amor imposible: su diáspora turca, y nosotros gustosamente las estudiaremos.
No sabría decir cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a jugarnos la vida en volver bajo las condiciones actuales, aunque…, si exagerara, supongo que no excederían los dedos de una mano. No obstante eso, algunos irían como turistas a rezar sobre el suelo de nuestros ancestros y, casi seguro, les sería obsequiado un libro ilustrado, recordatorio de quien fuera uno de los cabecillas del Genocidio contra la población armenia en Anatolia y Cilicia: Mustafá Kemal, alias el “Ataturc”.
Por otro lado, tengo entendido que Armenia (República Independiente) no está capacitada o no considera de su incumbencia acordarnos, los ocho millones de hermanos diseminados por el mundo, una suerte de identidad, un simple carnet que nos reconozca como: Armenios Occidentales, procedente de Turquía” Pero eso sí, nos ofrece un Pasaporte, lo cual es un honor para cualquiera de nosotros, pero es algo como ofrecerle un traje de etiqueta al que le falta zapatos o un tatuaje en la nuca o la espada.
Nuestra prolongada estadía fuera de nuestras raíces, nos ha permitido adquirir documentaciones de diversas nacionalidades. Para mí; La nacionalidad y el origen son dos cosas distintas. Yo, por ejemplo, poseo más de una nacionalidad en mi haber, mas ninguna señala mi origen. Eso da a entender que no siempre las nacionalidades comulgan con el origen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Si bien el origen se pierde en la historia de los tiempos, en algunos casos excepcionales como el nuestro, se sostiene y se lo trata de reflotar con lo que uno quiere ser y eso, va más allá de la denominación, la fisonomía, el carácter y la idiosincrasia.
Gran parte de mi vida fui francés, incluso me identifiqué como francés, al igual que aquel africano en mi paso por Dakar (África Occidental) me preguntó si era francés y le dije que sí y él, henchido el pecho, replicó: (¡Comme moi!) Igual que yo. (Je m’apelle Renault 4) Me llamo Renault 4.
En el fondo me estaba engañando a mí mismo, escondiéndome en una apariencia adoptiva con la que, en honor a la verdad, entre los dos habíamos llegado a congeniar bastante.
Siempre presentí que en mí existía otro ser al que no le daba cabida, un ser que jugaba al escondite dentro de mí, por momentos se asomaba debajo de mi honda superficie del que me era imposible ocultar, ni siquiera razonando aquella conclusión de mi padre, huérfano de Diyarbekir quien fuera rescatado y conducido a Alepo Siria al igual que mi tía Arek y chamir, mi madre: (¡Toi tu est français, l’Arménie n’existe plus!) ¡Tú eres francés: Armenia no existe más!
Un día alguien me señaló una iglesia armenia, era un domingo. La gente había comenzado a salir y bajaba por las escalinatas.
Me sentía motivado, como cuando de chico en París, pegaba mis narices en las vidrieras que exhibían soldaditos de plomo.
Fantaseaba con los rostros de las mujeres comparándolas con mi madre que apenas recuerdo. Era mi gran familia perdida en el olvido. Sonreía, pero nadie me devolvía la mirada. Fue cuando me di cuenta que yo era la oveja perdida reflotada de un universo desconocido.
Y fueron pasando los años tratando de curar aquella espina que seguía hiriéndome. No faltó quién me dijera que mi apellido no era el de los puros y auténticos armenios, puesto que mi apellido se refería a un oficio; no así a nombres de santos. Sabía, sin embargo, que habría una puerta en algún recodo del camino de tantas que sobre la marcha me fueran cerradas en mi cara, una que yo mismo inventaría y eso fue lo que hice.
Mientras iba tropezando, peleándome contra los molinos de viento, fui haciéndome un camino paralelo y sacando mis propias deducciones: Tratar de no morir, antes de tiempo. Y si parto; estar convencido que habrá quienes me relevarían y llevarían mi balsa a buen puerto.
Con paciencia, las águilas también mueren…
Rupén raymond_berberian14@yahoo.com.ar
***

EMBESTIDAS TRAS EMBESTIDAS DE UNA TURQUÍA SIN SALIDA.


“Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta”.

El Helenismo del Ponto como pueblo indígena

N. Lygeros

Traducción al español de Olga Raptopoulou

Resultado de imagen para Ponto ocupado

Un elemento, que no hemos aprovechado en toda su magnitud que deberíamos, es el hecho que el Helenismo del Ponto es un pueblo indígena. Dicho elemento no sólo es indiscutible, sino existía antes del genocidio. Muchos en el campo de la lucha póntica simplemente no conocen lo provisto en los 46 artículos de los derechos de los pueblos indígenas, que han sido declarados por las Naciones Unidas en 2007, gracias al trabajo espectacular hecho por los indígenas australianos. Bajo este concepto, promovemos, a nivel práctico, los derechos de los griegos del Ponto. El Helenismo del Ponto no ha sido genocidiado. Ha sufrido el genocidio, pero al final sobrevivió. Y si ha sobrevivido, es porque vivía incluso antes del genocidio. Así que el punto de referencia de los griegos del Ponto es la civilización de un pueblo indígena. En consecuencia, esto tiene que ser entendido por todos los luchadores del Ponto, para que no se vean encerrados en la cuestión de reconocimiento, ya que hemos superado incluso el tema de la penalización. Dicho de otro modo, Ponto no sólo es una víctima, sino un pueblo indígena y por lo tanto cuenta con derechos que debemos reivindicar, si queremos, francamente, luchar contra la barbarie del genocidio. El objetivo no sólo es coser la herida, que otros preferirían olvidar, como si no hubiera existido jamás. Y todos aquellos que todavía no han entendido que Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta.

http://www.lygeros.org/articles.php?n=25981&l=es

 

“SI LOS DE ABAJO SE MUEVEN, LOS DE ARRIBA CAEN”.


Raymond Berberian 

Las siete enfermedades cardinales
¿Por qué debiera molestarnos que un rabino pida quemar en holocausto a todos los palestinos y que otro rabino sea insultado y golpeado por sus hermanos por querer acordar una paz entre judíos y palestinos? ¿Por qué debiera sorprendernos que un Imán revele sus complejos y mezquindades refiriéndose a la mujer y que unos cuantos obispos y sacerdotes ejerzan su sexualidad con sus monaguillos? ¿Por qué debiera exasperarnos viendo soldados sionistas israelí recogiendo alumnos palestinos al voleo para sus cárceles y carnicería otros, enorgullecerse apuntando con sus armas de guerra a un niño indefenso con las manos atadas? ¿Por qué debe molestarnos que un rey de utilería vaya a divertirse asesinando animales en los safaris africanos y sea imitado por los adinerados de moda y de la farándula?
Cuando yo era chico, mi padre me recomendaba besar las manos de un Franciscano caldeo cada vez que solía visitar nuestra casa, allá por Yafa Palestina; me obligaba a reverenciar a los médicos y a un dentista conocido de él. Mi padre, barbero de profesión, era una persona del común, con escasa cultura, sobreviviente del Genocidio armenio. En su mente existían categorías de seres humanos. Estaban, los ilustrados en primer plano, clasificados junto con los religiosos, luego seguían los adinerados, que para él eran como seres destacados e importantes, a los que se les debía respetar y obedecer; eso me recuerda una frase que leí en mis tiempos de colegio: “And the rich man’s joke is always funny”. Se trataba de un padre que se refería al dinero y a los adinerados hablándole a su hijo, que comenzaba así: “Money is honey my little sonny…” En el fondo del tarro estaba él y su demás parentela.
Todas esas mezquindades humanas como las que voy narrando, a ti y a mí y a los de la vereda de enfrente, nos parecen absurdas, porque aprendimos a pensar, a calificar y a juzgar por nosotros mismos las tradicionales dádivas adquiridas gato por liebre.
El hombre no vale por lo puesto, ni siquiera por el puesto que la sociedad se le ha sido asignada. Vale por su sensibilidad, su inteligencia; vale por el amor que rebalsa por sus poros. Tal vez nuestro error sea darles a todos por igual, demasiada trascendencia a las fachadas. Tantos desvaríos heredados; tantas dudas acumuladas, ambiciones desmedidas, hicieron que la humanidad entera se enfermara de pecados cardenales, de racismo y de una mentalidad entumecida… Aunque te parezca extraño; Estamos todos enfermos y lo peor; esa nuestra enfermedad, entra a formar parte de nuestra ignorancia generacional. Para finalizar: Una joya del pensamiento recogida por ahí: “SI LOS DE ABAJO SE MUEVEN, LOS DE ARRIBA CAEN”.
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

“Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”


‎”Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis”.
Raymond Berberian 

LA MAYOR ESTAFA MORAL
Estoy mentalizado, sé perfectamente que algunos han de mirarme mal, incluso tildarme de antisemita por no agachar la cabeza y porque se me ocurre observar que la humanidad consume gato por libre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Vayamos por parte: El tema de “LA TIERRA PROMETIDA”. A mí personalmente, nunca me convenció, me pareció una desfachatez, una mentira más, como lo del Papá Noel para los niños. Con que “dios” de los judíos les haya prometido una tierra exclusiva para sus tribus por haber sido expulsados, perdón: “desplazadas” de Ur de los caldeos. “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”.
Primero: ¿De qué forma se los habría prometido…? ¿Será verdad – digo yo-que se los habría prometido… y en qué idioma…? Para finalizar: ¿Por qué ese privilegio? ¿Será porque se trata de los “dioses” en la Tierra, según afirma el Talmud (libro consagrado como sagrado)?
Supongamos que fuese cierto, supongamos, repito… Me imagino… quiénes hayan escrito y difundido esa fantasía; serían dioses, no seres humanos; mejor dicho: dioses, versión humana. Claro; se sobre entiende que el resto de la humanidad serían animales, versión humana…
Volvamos a suponer que fuese cierto. Palestina no sería la elegida, puesto que nunca fue una tierra sin pueblo, todo lo contrario, tanto es así que su pueblo aún resiste el embate de los invasores elegidos…
Otro dilema más: los elegidos. ¿Quién fue que los consagró elegidos; su hermano mayor: “dios”, de los dioses en la Tierra? Y la farsa continua…
Permítanme fantasear un poco; total incoherencias por incoherencias. Llegué a pensar que aquello de “Una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra” sería el mundo entero; pero no; está ocupado. Para mí, sería la luna; encajaría perfecto. Y el mundo se liberaría de sus dioses en la tierra y de su insaciabilidad. Los gentiles, animales y siervos que somos el resto de la humanidad: la paja del trigo, recuperaríamos nuestra dignidad y seríamos libres de hacer y deshacer nuestro destino.
En el último de los casos, ellos podrían trasladar el muro de los lamentos a su nuevo hogar, y seguir lamentándose allá arriba; el Talmud y sus demás libros “consagrados como sagrados”, cargarlos en el mismo cohete de sus mandamases políticos y religiosos. Palestina volvería a ser lo que fue: “Tierra Santa” y todo el mundo contento. Ahora que los EEUU apuntan hacia Marte, podrían colaborar con fletar a los sionistas de Israel y del resto del mundo a la luna: “Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”. Allí estarían más cerca de Jehová y hablarían con él de igual a igual.
Si nadie lo habría pensado hasta ahora, pues estaría a tiempo. Tal vez allá arriba encuentren petróleo, perlas, diamantes y, Gold & Silver. ¿Quién sabe…? Quizá descubren su origen extraterrestre y manuscritos en hebreo lunar…
Las cárceles israelís no tendrían necesidad de retener, ni torturar a las mujeres y a los miles de niños “terroristas” palestinos allí encerrados. Serían obligados a arrepentirse solemnemente a que nunca más abollarían sus tanques arrojándoles piedras “letales”, derribarían sus bombarderos y hundirían sus submarinos atómicos y, los despedirían en su viaje sin regreso con fuego de artificio, bombos y platillos.
Yo lo estoy viendo… La gente bailando el dabke por las calles de Tel Aviv, las mujeres palestinas ofreciéndoles a las “colonas” sus recetas de comida típica palestina; el Hummus, el Tabbuule, el Falaafel, el Kibbe, y el dulces Kenafe, para que los patentaran como suyos en la luna. En fin; creo que ellos descansarían de los animales –digo- de nosotros, y nosotros de ellos, por lo menos cinco mil años más, hasta nuevo aviso, quise decir hasta nuevo éxodo. Incluso, me imagino a los sionistas Rockefellers, los Rothchild y los Natanyahu’s en la luna, abrazados al demonio (con cara de ángel) Tzipi Hotovely, promoviendo el libre comercio con sus tradicionales usureros para con los habitantes de otras galaxias.
Ahora que me desahogué un poco, me parece que quien o quienes redactaron el mensaje supuestamente de Jehová, referente a la Tierra Prometida, lo entendieron al revés; Interpretaron “Prometida” por “Prohibida” Y dale que va… ¿Qué no es posible? Claro que es posible ¿Quién me asegura lo contrario? Ahora que lo pienso… ¿Qué suerte correrían los órganos de los miles de niños palestinos amputados conservados en los laboratorios? ¿Las bombas atómicas, las llevarían consigo o las abandonarían “sin cargo” a los palestinos?
Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis.
Lo que me parece fantástico es que esas, sus versiones, consagradas como sagradas, invadieron el mundo al igual que el sionismo, la COCA COLA y el Mc Donald. Se impusieron en los credos tanto de los cristianos como del Islam.
Si lo de ellos fuese verídico, no una “Estafa Moral”, no existirían otras creencias más que las de ellos; los budas, La Pacha Mama y demás versiones del cielo y de la humanidad no figurarían. Usted, ¿no lo cree?
Miles de años atrás no existía el cine, ni la radio, ni la telefonía digital y las abuelas creían incluso en la existencia del Príncipe Azul, se alimentaban con lo que oían. Quienes sabían leer y escribir se entretenían recitando lo consagrado como sagrado, soñando con las miradas espaciales de las niñas, creyendo en que el cielo llevaba escaleras de colores que trepaban más allá de la octava nube. Los más ilustrados se entretenían con las aventuras eróticas de Las Miles y Una Noche. Pues, lamentablemente ya no ocurre lo mismo, el mundo se ha modernizado, es conducido y glorificado por el sionismo, engendro dilecto del nazismo.
Este cuento continúa…
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Ya lo decía el refrán diez malageños: un real. MÁLAGA, ESPAÑA: POR PEDIDO DE TURQUÍA, EL AYUNTAMIENTO SE DESDICE Y RETIRA EL RECONOCIMIENTO DEL GENOCIDIO ARMENIO.


GUIAMENC

El embajador armenio en España, Avet Adons, interviene en la comisión de Derechos Sociales esta mañana.

POR PILAR R. QUIRÓS.

La comisión de Derechos Sociales ha vivido esta mañana, sin tener competencias, todo un conflicto diplomático internacional. Empezaba media hora tarde porque el embajador plenipotenciario de Armenia en España, Avet Adons, mantenía una reunión con el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, en la que el primero les exponía su parecer y le rogaba que no se aprobase la iniciativa que traía el grupo popular para retirar el apoyo de Málaga al pueblo armenio y al reconocimiento de que existió un genocidio entre los años 1915 y 1921.
Concretamente, la moción que presentaba el pasado mes de septiembre IU-Málaga para la Gente, que se aprobó de forma institucional (es decir, por todos los grupos municipales) se abordaba “el conjunto de masacres y deportaciones de la población armenia en el actual territorio de Turquía, especialmente durante el régimen de los Jóvenes Turcos, en el que murieron 1.500.000 armenios y otros 2.000.000 millones tuvieron que abandonar sus hogares y emigrar por todo el mundo, produciéndose la gran Diáspora Armenia”.
Tras esta aprobación, el alcalde de Málaga recibía una carta de queja del embajador turco en España no reconociendo las acusaciones de Armenia. De hecho, estos dos países actualmente, tal y como ha corroborado esta mañana el embajador armenio en España, no tienen ningún tipo de relación diplomática “porque es inexistente”.
La que han dado en llamar ‘contramoción’ del PP los grupos de izquierda del Ayuntamiento (PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente) porque viene a desdecir una iniciativa institucional aprobada por todos los grupos, no aborda, según explicaba el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, si existió o no el genocidio de armenios, sino sólo que el Ayuntamiento de Málaga no es competente, ya que esta capacidad es una prerrogativa del Congreso de los Diputados y de otras instituciones.
“No queríamos agraviar al pueblo turco, ni queremos agraviar al pueblo armenio”, decía mientras el embajador y un buen número de ciudadanos de esta nacionalidad que viven en Málaga copaban la sillería del salón de plenos. Explicaba Andrade que España como país no lo había reconocido. “Es el momento de que no entremos libremente a juzgar la historia”.
La iniciativa popular salía adelante con los votos del PP y de Ciudadanos mientras los ediles de la oposición de izquierdas criticaban duramente este posicionamiento.
La más dura, sin duda, ha sido la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, quien ha dicho que Málaga “no puede estar reflejada en la prensa por ser la bárbara del siglo XXI”, poniendo el ejemplo de que Alemania, con cuatro millones de turcos, había reconocido el genocidio armenio al igual que El Papa, así como la ONU y la población de Benalmádena, donde el pasado mes de octubre se puso un ‘jachkar’ o cruz de piedra del país caucásico en conmemoración del centenario del genocidio armenio, y que también se había sumado el Ayuntamiento de Marbella.
La edil socialista Estefanía Martín Palop manifestó que en el Ayuntamiento de Málaga se hablan de otros muchos asuntos internacionales como Cuba o los refugiados, y que la iniciativa que aprobaron todos los grupos en septiembre lo único que quería era recoger el sentir de un colectivo.
La concejal de Málaga Ahora Isabel Jiménez expuso que hasta Turquía sabe que hubo un genocidio de armenios, “Turquía lo sabe, Armenia lo sabe; si defendemos los derechos humanos, digámoslo aquí”.
La llave para que saliese la moción en contra de la ya aprobada en septiembre fue Ciudadanos, ya que el edil Alejandro Carballo, en línea con las tesis del PP, explicó que los ediles del Ayuntamiento de Málaga no tenían los conocimientos necesarios para juzgar estas decisiones.
“Yo prefiero dejar a mis compañeros de partido en las instituciones que competa; no entramos a valorar si hubo o no genocidio”. Además, Carballo formuló la siguiente queja respecto al tipo de mociones que se abordan en el pleno de Málaga: “Nosotros hoy probablemente ofendemos al pueblo armenio y en septiembre ofendimos al pueblo turco; no tenemos por qué crear problemas en la ciudad que no existen”.
Los armenios, algunos que se marchaban con lágrimas en los ojos, repartían un escrito en los pasillos en el que decían que los países que han reconocido el genocidio armenio son Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Noruega, Líbano, Lituania, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Uruguay, Ciudad del Vaticano, Venezuela, 43 estados de EEUU, El Parlamento Europeo y Armenia.

VIRAL-MACRI CÍNICO


 

Haber heredado un reino, no es obligatorio emparentarse con la verdad histórica ¿verdad?


Raymond Berberian 

Majestades de EXHIBICIÓN
El chancho no tiene la culpa, la tiene quien le da de comer.
Me ha sorprendido la desfachatez del Rey de España (Con todo respeto al pueblo español) al exigirles a los pueblos originarios perdón por el supuesto asesinato de algunos conquistadores españoles y se olvida el vaciamiento de esos pueblos originarios sometidos a la cruz y la pólvora por lo que él llama “conquistadores”; las toneladas de oro y plata de obras de arte arrancadas a sus dueños, fundidos por sus “conquistadores” en lingotes y trasladados a España…
Permítanme extenderme algo más sobre el significado de la palabra “conquistador”. El diccionario lo explica, diciendo: “Adquirir a fuerza de las armas” Y a mí se me hace que el Rey confunde “Conquistar” con “invadir”. Para mí; Conquistar es avanzar sobre un espacio o terreno deshabitado o convencer, sea por medio de armas o sin ellas. Lo otro es invadir al instalarse sobre un espacio o terreno ocupado, destruyendo culturas y civilizaciones por medio de las armas, la cruz y el martirio. Los turcos otomanos invadieron Armenia y Anatolia por medio de la fuerza donde se instalaron destruyendo culturas y civilizaciones ancestrales. EEUU invadió Iraq, Siria, Afganistán, Paquistán, VietNam. Gran Bretaña con sus piratas se apoderaron y se establecieron como en su casa en casa ajena en las islas Malvinas de Argentina, e Israel acaba de invadir Palestina. Se trata de invasores, agresores, no “conquistadores” Sr. Rey.
¿Sabes tú, quienes fueron los “conquistadores” españoles que haces mención? Pues bien; fueron los reos, los ladrones y asesinos liberados de las cárceles; fueron los incultos…
Como Rey de España, debes estar enterado que la llegada de los “conquistadores” al “Continente Rodeado por Agua” no fue bienvenida. No fueron invitados de honor para abusar de esos pueblos, ni para saquear sus tesoros, menos aun para contaminarlos de pestes y enfermedades venéreas. Haber heredado un reino, no es obligatorio emparentarse con la verdad histórica, ¿verdad? Tú no eres un “Salomón el justiciero” Te es permitido ser ignorante, muy pese a tu disfraz adornado de medallas obsequiadas gratuitamente. Ser Rey de España no significa ser inteligente. Dudo que hayas conocido aquel dicho árabe: “Si la palabra es de plata, el silencio es oro”.
Tu padre fue insolente, mujeriego y soberbio además, aún así se lo agasajaba y se lo respetaba en honor a los españoles. Una figura que aún vive como tú a costilla del pueblo; un monigote, ni siquiera un payaso al igual que tú que te crees con derecho de llevar la historia por delante.
Tú eres quien les deberías pedirles perdón a los pueblos originarios por haber diezmado su población y aniquilado su cultura. Y, haciendo honor a la verdad, eres quien debería ir saldando tu deuda moral y económica con los Amerindios de Centro y Sudamérica.
¡Cuánto te habría convenido quedar callado y disfrutar de tus galones! ¿Te das cuenta, Sr. Rey? Te lo dice un extranjero, honrado de compartir el suelo amerindio, hijo de refugiados del Genocidio de armenios, Genocidio que tu nación niega reconocer al igual que Israel y los EEUU.
Se ve que de historia no te has empapado. Para que sepas, el Genocidio cometido por tus “Conquistadores” fue uno de los más crueles y desalmados de hace quinientos años. Se supone que tus “Conquistadores” representaban pueblos civilizados. El de los armenios, con un saldo de un millón y medio de mártires, perpetrado por el Estado turco data apenas cien años.
Respetuosamente Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios


Raymond Berberian 

HOY, CIEN AÑOS MÁS,
CIEN AÑOS MENOS
El genocidio de la familia armenia sobre sus raíces ancestrales con un saldo de más de un millón y medio de mártires, fue ideado y orquestado a la sombra de la Primera Guerra Mundial en colaboración de Alemania, por los ministros del Estado turco (deunmé): judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos. Sobre aproximadamente cuatro millones que comprendía nuestra comunidad, cerca de medio millón sobrevivió al hambre y la sed.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo pertenezco a la segunda generación y me asombra notar que los de mi edad e incluso las generaciones siguientes se hayan olvidado por completo quienes fueron los causantes de nuestra desgracia común. No sé en qué basan sus expectativas, sus esperanzas, sabiendo que el obstáculo mayor hacia un posible y formal reconocimiento del genocidio y sus crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado turco depende, aunque parezca inverosímil, de la aprobación de Israel al reclamo armenio sobre sus derechos, sus bienes, sus tierras y su lógica indemnización.
No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios; no obstante reconocer que con ello comete una grave injusticia, lo mismo que su amado comodín: Los Estados Unidos y, España, con su cargo de consciencia por haberse desprendido de los Sabios de Sión. No lo harían; no sólo por su parentesco carnal con Turquía, sino porque entienden, a modo de refregarlo en las narices del mundo, que su shoah fue, es, y será, la mayor y única desgracia humana de la clase élite: Amantes de la Paz, dioses en la Tierra.
Nunca; e insisto: ¡nunca! El judaísmo tendió una mano a los armenios; ¡jamás! Y si lo hayan hecho, que yo ignore, habría tenido un costo leonino. Fueron los armenios quienes socorrieron judíos durante el régimen Nazi y ellos lo saben. Poseen un museo donde se expone los nombres y retratos de los judíos que fueron salvados. No así, los de las familias protagonistas armenias.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
¿Ingratitud? No; simplemente usura internacional.
No es de olvidar que muchos de los sobrevivientes del genocidio fueron rescatados, socorridos y tratados como hermanos por sirios, libaneses, iraquíes, palestino y otros pueblos de la región. Mis padres, huérfanos de Diyarbekir, Antigua Dikranaguerte, como tantos otros de Cilicia (Guiliquia) Antiguo Reino de Armenia, encontraron refugio en Alepo, Siria.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo no entiendo, ni lo concibo que importantes organizaciones y cerebros de nuestra comunidad en la diáspora lisonjean con los herederos de quienes fueron los causantes de nuestra adversidad, sin contemplar su carnicería humana en los territorios palestinos.
Tal vez yo esté equivocado, no entienda nada de la hipocresía internacional con que, para seducir a una víbora consista en silbar en su idioma. Para mí; un pueblo capaz de arrancarles los ojos a unos niños, es peor que las bestias… Son ejemplos de un salvajismo extremo e impío que debería ser señalado al mundo como una falla de una mentalidad endemoniada.
El burro tropieza una sola vez con la misma piedra y nosotros, los armenios de la diáspora diseminados por el mundo, seguimos cometiendo el mismo error: confiar en la bendición de la Serpiente del Edén.
Respetuosamente… Yo.

 

DAIA y AMIA, la banalización del Holocausto


nuestrasvoces

Uno no limita su solidaridad ante el genocidio solo al pueblo judío sino que la extiende a todas las víctimas de genocidios o exterminios planificados: armenios, palestinos, sirios, etc. Y si eso implica criticar al gobierno del estado de Israel, se lo criticará.

Por PEPE PARROT | 4 de agosto de 2016

La reacción (de manual) de la DAIA o de la AMIA ante cualquier crítica es: son antisemitas, tienen judeofobia, nos quieren exterminar como los nazis, etc. Bueno, no ha lugar. Esa chicana quizás funcione con tipos desprevenidos que encima tienen en el fondo la tendencia al pogrom pero lo disimulan detrás de una sonrisa bien educada.

Como el que suscribe se encuentra en las antípodas de esa postura, y además no es antisemita, ni judeofóbico ni nada por el estilo y tampoco recurre al argumento eichmaniano de “tengo un amigo judío” para disculparse por las críticas, me voy a permitir esgrimir un par de argumentos en torno a la victimización permanente de la DAIA y de la AMIA para evitar cualquier cuestionamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es necesario aclarar que la DAIA y la AMIA más allá de ser instituciones judías son instituciones. Y las instituciones proceden del orden político. No es que Dios puso el dedo en la calle Pasteur y dijo: “-Che, acá levanten una mutual para el pueblo judío”.

Fueron los sujetos de la comunidad judía los que fundaron las dos instituciones, AMIA y DAIA. Como instituciones asumen una posición que es siempre de orden político (a veces partidario, a veces no, pero siempre político). Y como instituciones de orden político pueden ser analizadas y criticadas. Postularse como representantes de la comunidad judía argentina no las exime de ese necesario escrutinio.

La DAIA y la AMIA se amparan en el genocidio que sufrió el pueblo judío (no sólo a manos de los alemanes del tercer reich, la cosa había comenzado antes, digo ésto porque a la DAIA y a la AMIA a veces les falla la memoria y prefieren focalizarse en un período de la historia que no las comprometa en el futuro). El genocidio, como todos los genocidios, fue un espantoso crimen de lesa humanidad. No hay discusión sobre ese punto. Y a nadie que tenga un gramo de humanidad lo puede dejar indiferente.

O sea, nos solidarizamos siempre con el pueblo judío por el Holocausto.
Pero eso no implica una absolución ad infinitum de las instituciones del pueblo judío que expresan su apoyo irrestricto al gobierno de la Alianza Cambiemos y su política neoliberal.
Tampoco implica que, a caballo de la justa indignación que despierta el genocidio judío, debamos disculpar el genocidio sistemático emprendido por el gobierno de Israel (que no es todo el pueblo de Israel) contra, entre otros, el pueblo palestino.

Mucho menos condonar las acciones del gobierno de Israel, por ejemplo, cuando apoyaba a genocidas en latinoamérica, incluso a la dictadura de Videla, Massera, Agosti y todos sus cómplices civiles. Cabe recordar que mientras Israel le vendía armas a los genocidas del ´76, esos mismos genocidas hacían desaparecer judíos en las mazmorras de la dictadura. Cosa que a la AMIA y a la DAIA les interesó muy poco.

En resumen: no acepto que para evitar cualquier cuestionamiento la AMIA y la DAIA esgriman la carta del Holocausto. Hemos puesto a las víctimas de ese horror en el lugar que corresponde y haremos lo mismo con la DAIA y la AMIA. La sola condición de instituciones judías no les otorga impunidad ni inmunidad a las críticas que se les hagan por lo que hicieron, hacen y harán.

Y que uno las critique no significa que esté alentando el exterminio de judíos, ni la desaparición del estado de Israel, ni cosa por el estilo. Uno no limita su solidaridad ante el genocidio solo al pueblo judío sino que la extiende a todas las víctimas de genocidios o exterminios planificados: armenios, palestinos, sirios, etc. Y si eso implica criticar al gobierno del estado de Israel, se lo criticará.

Usar el Holocausto como escudo una y otra vez no hace otra cosa que banalizarlo. Convertirlo en un lugar común cuya gravedad se disuelve en tanto las dos instituciones recurren a él para huir de sus responsabilidades.
Calculo que el punto quedó claro.

Por si las moscas, hay una entidad de reciente creación, que también reune judíos (y varios más que no lo son, por ejemplo, yo) cuyo nombre es “Llamamiento Argentino Judío”. Los judíos y los no judíos que parciticipamos en él no compartimos en absoluto las opiniones de la DAIA y de la AMIA. Porque, vaya novedad, hay judíos de derecha y de izquierda (y de otras posiciones políticas, por supuesto) y que la dirigencia judía de la AMIA y de la DAIA esté conformada por halcones de la derecha argentina que actúan bajo la advocación de la embajada de EE.UU. y le arrimen cuadros al PRO no implica que todos los judíos argentinos estén de acuerdo.
Doy fe.

DAIA y AMIA, la banalización del Holocausto