10 de JUN. Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas


Hoy encendemos el Faro de Soberanía en el Museo Malvinas.

Visión 7 – Día de los Derechos Soberanos sobre Malvinas (1 de 2)

TV Pública – Argentina

TV Pública – Argentina

Visión 7 – Día de los Derechos Soberanos sobre Malvinas (2 de 2)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

10 de Junio de 2015, Museo Malvinas Argentinas: La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabeza un acto por el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los Espacios Marítimos Circundantes

Cristina Fernandez de Kirchner

La reunión “demuestra la valentía, el coraje y la independencia del presidente Fernández.”Kirchner ‘Brave’ a Meet Snowden Durante UK espionaje Reclamos – Abogado


Sputnik.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner se reunió con el ex contratista de la NSA Edward Snowden en Moscú, mientras que en un reciente viaje a Rusia, a raíz de los informes de espionaje británica ilegal en Argentina, dijo el abogado de la denunciante de la NSA.

 1022982218

Anthony Romero, quien además de ser uno de los abogados de Snowden, es director de la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo que la reunión entre el par duró cerca de dos horas, y se produjo después de los medios de comunicación argentinos, en referencia a la evidencia publicado por Snowden, informó que las autoridades británicas había participado en una campaña de espionaje cinco años a los líderes argentinos 2006-2011.

Según los informes, el objetivo de espionaje británica era proteger la seguridad de disputadas Islas Malvinas en el Reino Unido, que han sido una importante fuente de tensión entre los países, como Argentina considera que las islas, conocidas en América del Sur como las Malvinas, para ser argentino.

Informe: Argentina presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió con Snowden en Moscú, primer líder nacional de hacerlo http: // www. buenosairesherald.com/article/190810 / CFK met-con-Snowden-en-moscu 

“Ella se reunió con él hacia el final de abril”, dijo Romero a los medios de comunicación de Argentina, en referencia a la reciente visita diplomática de Kirchner a Rusia para fortalecer las relaciones entre los países.

La supuesta reunión entre la pareja es aún más significativo, ya que Romero dijo que era la primera vez Snowden había conocido cara a cara con un jefe de Estado desde que fue concedido un permiso de residencia de tres años de vivir en Rusia.

Permiso de residencia de Snowden fue emitida en medio de los intentos de los funcionarios de Estados Unidos a extraditarlo de regreso a Estados Unidos para enfrentar el espionaje y robo de los cargos de propiedad como resultado de la liberación de muchos detalles hasta ahora desconocidos sobre los programas de vigilancia (NSA) de masa de la Agencia de Seguridad Nacional.

Al reunirse en Moscú, Romero dijo que Kirchner y Snowden también discutió los impactos que los programas de vigilancia, como los utilizados por la NSA, tendrían sobre los gobiernos y los ciudadanos nacionales por igual.

“Hablaron sobre la vigilancia electrónica de la Agencia de Seguridad Nacional, sus ramificaciones para los líderes y el impacto en los ciudadanos de países extranjeros mundo.”

A pesar de los informes de la reunión, ni los gobiernos argentinos ni estadounidenses han comentado sobre el asunto.

Sin embargo, Anthony Romero elogió Kirchner, diciendo que es importante que los líderes mundiales para apoyar Edward Snowden y otros denunciantes buscados por las autoridades estadounidenses, ya que han descubierto una valiosa información sobre las prácticas de vigilancia de los gobiernos, lo que llama la privacidad y las libertades civiles de los derechos en cuestión.

“Mi gobierno lo considera un criminal, que no lo es,” Romero dijo, señalando que la reunión “demuestra la valentía, el coraje y la independencia del presidente Fernández.”

Read more: http://sputniknews.com/military/20150605/1022983706.html#ixzz3cHsw1cok

Misión recuperar lo nuestro : Las Islas Malvinas


gggt

Las Malvinas solo podrán ser recuperadas cuando tengamos el valor de poblar nuestra Patagónia ,poblarla  de a poco ,pero cumplir con la misión de estar.Sentir ese territorio que siempre fue dejado de lado.El puente para llegar a nuestras tierras desprendidas que formaron el territorio insular llamado Malvinas.

10897851_630339600426504_1115913568076457097_n 10917853_905647012813521_4936097437015930302_n descarga (1) eefe eqeqeeqe fddfd fdfdg  rimagesbg    rwrwrwr 1661049_653694854688922_1215715860_n thumbs (1) images (4) 10469411_759749380738443_5593640468898582317_n 527995_357332714331270_115689108495633_973731_1640579121_n

Kirchner dijo un dia "Donde estan los barcos verdes?para sacar a todos depredadores en el syr?Alhien save sonse estan ?Badie decia nada.Ahi con una sonrisa ,responde ESTAN AHI DEPREDANDO....SOLO QUE PARA DEPRADAR USAN OTROS ATUIENDOSS...

Como un juego de estrategia,como el famoso TEG. Debemos llenar esas tierras de gigantes tenemos la verdad ,tenemos suficientes hombres para que cada uno llene de fichas desde la Pampa hasta Ushuaia.

Ningún usurpador podrá soportar la presión de un país que siente su territorio y lo observa a pocos km,ahí volveremos a tener plena soberanía nacional.

Desde ya estaré ahí.

Ruben Demirjian

El plan de asesinar a Vladimir Putin no es reciente


Rusia y Malvinas en la mira del Imperio Britanico

Ruben Demirjian

 

 

Estamos ante un momento crítico de la historia.Los británicos harán todo lo posible por lanzar un conflicto termonuclear en la región. Sin embargo, ese plan se ha retrasado hasta hoy debido a Martin Dempsey, Jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, que se opone a Obama. Es necesario unir fuerzas y brindar nuestro apoyo a esta pelea, de la que también participa Argentina con su reclamo de soberanía de las Islas Malvinas.

Ruben Demirjian

 

 

 

 

Un nuevo reclamo en Naciones Unidas


Fuente : Página 12 

TIMERMAN CONCURRIRA JUNTO A UNA NUTRIDA COMITIVA

El canciller Héctor Timerman.

Una nutrida comitiva de gobernadores y legisladores, tanto oficialistas como de la oposición, acompañarán mañana al canciller Héctor Timerman en la sesión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, en Nueva York, donde el gobierno argentino reiterará su reclamo de diálogo por la soberanía de las Islas Malvinas al Reino Unido.

Timerman “expondrá la posición argentina, ratificando la plena disposición de nuestro país para encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía, lo que no ha sido posible aún como resultado de la sistemática negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones con la Argentina”, según informó ayer la Cancillería en un comunicado.

En ese sentido, recordaron que “la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en 2012, encabezó la delegación en dicho Comité, al cumplirse 30 años de la guerra de Malvinas. En esa ocasión, la Presidenta convocó al diálogo al Reino Unido a fin de encontrar una solución a esta controversia de soberanía”. Y continúa: “Esta situación se ve, a su vez, agravada por las medidas unilaterales británicas en la zona en disputa, que incluyen el de-sarrollo de ilegítimas actividades de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables y la realización periódica de ejercicios militares”.

Como ya es tradición, al canciller lo acompañarán algunos argentinos emblemáticos para la disputa que actúan en calidad de peticionarios. Así, concurrirá María Angélica Vernet, tataranieta de Luis Vernet (quien se encontraba a cargo de la Comandancia de las Malvinas al momento de la usurpación británica, en 1833), y Alejandro Betts, argentino nacido en Malvinas y residente en Córdoba desde hace varios años. A la delegación la completarán la gobernadora de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Fabiana Ríos, y los gobernadores de Santa Fe y Misiones, Antonio Bonfatti y Maurice Closs, respectivamente. Además de la representante argentina ante la ONU, Marita Perceval, estarán en Nueva York los senadores Marina Riofrío (FpV, San Juan), Osvaldo López (ARI, Tierra del Fuego) y Rubén Giustiniani (Partido Socialista, Santa Fe) y los diputados Guillermo Carmona (FpV), Carlos Heller (Nuevo Encuentro), Juan Carlos Zabalza (Partido Socialista) y Pablo Tonelli (PRO).

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-222586-2013-06-19.html

Hasta Nunca Margaret Thatcher


Ruben Demirjian


Solo espro que Dios te cruce con cada excombatiente argentino y asi puedas de rodillaspedirles perdón
Música del Indio Solari y Pier
Ruben Demirjian

 

678 – 2 DE ABRIL – A 31 AÑOS DE MALVINAS – 02-04-13


678informes

Malvinas: ciudadanos británicos de segunda que quieren seguir siéndolo


former British Prime Minister Margaret Thatche...

former British Prime Minister Margaret Thatcher in October 2007 (Photo credit: Wikipedia)

La Paco Urondo

Por Emilio Marín en La Arena I Sólo una parte de los pobladores de Malvinas pudieron votar en el referéndum que culmina hoy. El resultado es previsible y poco importante para Argentina, por ilegal. Es apenas una hoja de parra para la desnudez británica.

https://i0.wp.com/www.unosantafe.com.ar/export/sites/diariouno/imagenes/2013/02/20/PRE-estampillas.jpg_869080375.jpg

El fondo del referéndum impulsado por Londres es que se trata de una jugada política invalidada por la ONU, no sólo por las fundadas objeciones de Argentina. Es que las cuatro urnas instaladas -dos en la Soledad y dos en la Gran Malvina-, tienen un defecto de nacimiento: no expresan a una población que busca la autodeterminación de una potencia colonialista.Al contrario, son parte implantada por ese imperio, desde que el 3 de enero de 1833 tomó por la fuerza el archipiélago, expulsó a los pobladores  y trasplantó a sus propios colonos.

De allí que las Naciones Unidas no tiene ubicado al caso como uno donde se aplique el principio de la autodeterminación, sino de uno colonial a resolverse en negociaciones entre Argentina y el Reino Unido. Héctor Timerman y la embajadora en Londres, Alicia Castro, lo han repetido hasta el cansancio. Los kelpers, tienen derechos políticos e intereses que Argentina respeta, pero no pueden resolver el destino de las islas.

En ese último sentido fue que el canciller, de visita en Londres en febrero pasado, dijo que “los kelpers no existen”; no existen como un actor diferente en este diferendo. Hay sólo dos. Claro que ellos existen y hacen negocios a expensas de la pesca e hidrocarburos de
Argentina. El Palacio San Martín, lo mismo que CristinaFernández ante la ONU, además de exhortar a las autoridades británicas a negociar la soberanía, han recordado que esa entidad mundial tiene adoptadas alrededor de cuarenta resoluciones con ese punto de vista. Hasta ahora esa voz de las Naciones Unidas no pudo perforar la bruma de la capital
a orillas del Támesis.

El referéndum

Así se entiende que el primer ministro David Cameron, ultra conservador y derechoso, tributario de la herencia política de Margaret Thatcher, pergeñara el referéndum como una provocativa respuesta a los reclamos argentinos.

Aunque la historia es larga, tomando en cuenta lo que va de 2013, se debe tomar de jalón la Carta Abierta de Cristina Fernández publicada en dos medios británicos, donde pedía a Cameron una negociación. Esto con motivo de cumplirse el 3 de enero los 180 años del despojo militar. El aludido contestó a la BBC de Londres que estaba dispuesto a ir a la guerra para defender la ocupación inglesa, como si la amenaza a la paz proviniera de Buenos Aires y no de la continuidad de la usurpación.

Tratando de consolidar políticamente sus posiciones, Cameron y su canciller, William Hague, impulsaron la realización del referéndum donde se preguntaba a los isleños: “¿Desea que las islas Falkland (Malvinas) conserven su estatus actual como territorio de Ultramar del Reino Unido?”.

La misma tautología: interrogar a los ciudadanos británicos de segunda clase si quieren seguir siendo tales. ¿Por qué el cronista dice “de segunda”? Porque los isleños, aunque presumen de una democracia avanzada, apenas eligen al Comité Ejecutivo de 9 miembros, pero su gobernador es británico y designado directamente por Londres. Suele ser un diplomático o ex embajador, aunque hoy ocupa la función Nigel Haywood, quien se desempeñó como funcionario de la ocupación anglo-estadounidense en Basora, la zona sur de Irak invadido por Bush-Blair.

Los kelpers tampoco eligen órganos superiores de justicia, venidos de Londres. Aunque tienen desde 2009 su propia “Constitución”, están privados de ejercer su representación de política exterior y obviamente de defensa. Ambas cosas corren por cuenta del Foreing Office, hoy con Hague, y de la fuerza británica acantonada en Monte Agradable, donde moran casi 2.000 efectivos con armas variadas y modernas. Ya se volverá sobre este punto.

Cómo será de limitada esa seuda democracia que para votar había que justificar una residencia de siete años. De los 2.563 pobladores censados en 2012, son 1.973 los que tienen todos los derechos políticos y solamente podían ser parte del referéndum 1.650 privilegiados. La enviada de Clarín, Natasha Niebieskikwiat, cronicó que lograr esos derechos políticos “desde hace más de tres años es muy difícil de obtener”, entre otras cosas porque les exigen acreditar una suma de 800 libras.

Ese puñado de personas no puede arrogarse la potestad de resolver sobre un territorio que, con sus zonas marítimas adyacentes, alcanza a 3 millones de kilómetros cuadrados. “Una superficie mayor que la de la Argentina continental y doce veces la del Reino Unido”, recuerda el profesor de Derecho Internacional, Marcelo G. Kohen (Página/12, 5/3).

Terceros afuera

La presidenta argentina concurrió al Comité de Descolonización de Naciones Unidas el 14 de junio pasado, cuando se cumplían 30 años de la reconquista militar de las islas por la fuerza fletada por Thatcher. Allí volvió a plantear los argumentos que hacen a la soberanía de unas
islas ubicadas a 600 kilómetros del litoral argentino y a 14.000 kilómetros del Reino Unido. Y sobre todo, enfatizó en la necesidad de darle una oportunidad a la paz, a sentarse a negociar, tal como ha planteado en numerosas ocasiones la ONU.

Eso pudo entenderse como “terceros afuera”, entendiendo por tal a los kelpers. Pero también cabría extender esa exclusión al gobierno estadounidense, un histórico aliado de la rapaz Inglaterra. En la última semana de febrero pasado, el flamante Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, partió de gira y su primera escala, no casual, fue Londres. Allí dijo que era neutral ante el referéndum en las islas, pero al mismo tiempo ratificó la postura de EE UU: “reconocemos la administración de facto del Reino Unido; nuestra posición sobre las Falkland no ha cambiado”.

O sea que los kelpers no tienen entidad y se presentan como terceros en discordia; y los norteamericanos dicen ser “terceristas” o neutrales, pero en realidad actúan como aliados de los piratas.También a la Casa Blanca le cabe el “terceros afuera”.

En la citada reunión del Comité de Descolonización, CFK puso el dedo en la llaga, al rechazar la consulta que Cameron y Hague habían comenzado a mentar por medio de los representantes isleños. Dijo la presidenta:  “¿Por qué no van a plantear un referéndum a Irak y Afganistán?”. El suyo fue un golpe de nockout. Al primer ministro le contaron hasta mil y no se levantó.

En el mundo quedan 16 casos coloniales por resolver y diez de éstos corresponden al Reino Unido. Además de Malvinas, están en esa triste condición Anguila, Bermudas, Gibraltar, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Montserrat, Pitcairn y Santa Helena.

Con palabras no alcanza

Las impecables intervenciones de la presidenta y el canciller sobre la cuestión Malvinas, en numerosos foros internacionales, han aumentado la cuota de simpatía por la causa argentina, pero es evidente que eso no alcanza para torcer el rumbo de la política inglesa. También ha calado hondo en el mundo la denuncia sobre la militarización que ese viejo imperio ha profundizado en el Atlántico Sur.

La última crítica sobre el particular la hizo el vicecanciller Eduardo Zuain ante la Conferencia del Desarme de las Naciones Unidas, en Ginebra, el 25 de febrero. Zuain recordó que existe “una etapa precaria de implementación del Tratado de Tlatelolco que prohíbe completamente el armamento nuclear en América Latina y el Caribe, desafiada por el Reino Unido”. El funcionario reiteró denuncias “sobre recientes desplazamientos de submarinos nucleares con capacidad de portar armamento atómico”.

Aunque se comprobara que esos señalamientos son verídicos, es dudoso que la ONU fuera a sancionar al Reino Unido, vista la antidemocrática composición de su Consejo de Seguridad donde tiene derecho a veto. Hay socios de primera y de segunda, ha señalado la presidenta argentina en la misma ONU, que necesita una urgente democratización o refundación.

El referéndum de los ingleses tuvo un acompañamiento escaso: Canadá y algunos otros miembros  de la Commonwealth, más unos observadores conservadores de Perú y Uruguay. Muy poco volumen de juego, para decirlo en términos futbolísticos. La postura argentina, además de los nutridos y constantes apoyos de gran parte del mundo, tuvo en febrero el aval de la Cumbre de América del Sur y África, cuando 12 naciones latinoamericanas y 54 africanas se reunieron en Malabo, capital de Guinea.

Todo eso ayuda y está muy bien. El problema es que la cerrazón del imperio británico no se disolverá con palabras ni documentos. El crecimiento económico, político y militar del país es una condición imprescindible, como lo demostró China al recuperar Hong Kong de la garra británica en 1997.

Y ese poderío no se debe limitar a mostrar músculos. Hay que ejercitarlos, por ejemplo, tomando medidas económicas contra empresas ingleses que ganan fortunas en Argentina, tales como el banco HSBC, la petrolera Shell, el laboratorio Glaxo, la tabacalera Nobleza Piccardo y la firma de artículos de consumo en alimentos y limpieza Unilever. Una estatización de uno de estos pulpos tendría más peso que cientos de referéndum truchos; serían  como misiles de paz “ablandando” la fortaleza de Monte Agradable.

http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/otras-noticias/10912-malvinas-ciudadanos-britanicos-de-segunda-que-quieren-seguir-siendolo.html

Malvinas: La justicia internacional rinde examen


Prensa Latina

 

Monumento a los caídos en las Malvinas en Buen...

Monumento a los caídos en las Malvinas en Buenos Aires (Photo credit: Wikipedia)

 

Imagen activa

 

Buenos Aires (PL) Ciento ochenta años después que la Armada Real Británica usurpara las Islas Malvinas quebrando la integridad territorial argentina, la solución de la controversia por la soberanía sobre esos territorios pone a prueba la justicia de todo el sistema internacional.

 

Tal fue la percepción manifestada por el canciller Héctor Timerman durante la visita realizada esta semana a Londres para reunirse con parlamentarios británicos y con 18 grupos europeos que abogan por el diálogo entre Argentina y el Reino Unido como vía de solución pacífica y definitiva del diferendo.

El de Malvinas, explicó Timerman, no es un caso más de colonialismo, sino una situación que pone a prueba la justicia de todo el sistema internacional, pues es inaceptable que por su poderío militar o por formar parte del club de las grandes potencias algunos Estados hagan caso omiso de las resoluciones de Naciones Unidas.

La valoración aludía de ese modo al hecho que aún cuando desde 1965 a esta parte la ONU aprobara más 40 dictámenes que demandan restablecer el diálogo entre Buenos Aires y Londres, este último hace caso omiso del mandato de la comunidad internacional.

A ello debe añadirse que pese al explícito rechazo expuesto en 1985 por el máximo organismo mundial a la aplicación, en el caso de las Malvinas, del derecho de autodeterminación, el gobierno británico se escuda precisamente en este principio para convocar un referendo entre los isleños.

La consulta, prevista para marzo próximo y en la cual se consultará a los “kelpers” si desea que las islas conserven su estatus político actual como un Territorio de Ultramar del Reino Unido, “no tiene ningún valor legal”, sostuvo Timerman, quien estimó que la acción “tiene el espíritu de hacer una campaña publicitaria”.

Quienes deseamos un mundo más justo, donde el derecho se imponga a la prepotencia militar, redoblemos esfuerzos para que el Reino Unido reanude negociaciones, insistió el canciller.

ANTES DE LONDRES

El viaje del ministro argentino de Exteriores a Londres estuvo precedido por la publicación de una carta de éste dirigida a su par británico, William Hague, quien condicionó la posible realización de un encuentro a la participación en él de una representación de los colonos ingleses.

Las Naciones Unidas, recordó la misiva, solo reconoce al Reino Unido y Argentina como parte de la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas, por lo tanto incluir una tercera parte no sería correcto.

“Cualquier otra forma de proceder -sostuvo Timerman ya en Londres- sería avalar un acto de usurpación y aceptar que los habitantes de las islas se transformen en árbitros de una disputa territorial de la cual su propio país es parte”.

El prolongado diferendo territorial entre Argentina y Gran Bretaña se vio agudizado el pasado año por la creciente actividad militar desplegada por la potencia europea en las Malvinas y sus mares circundantes, así como por el fomento de actividades ilegales de exploración y explotación de los recursos naturales existentes allí.

Casi a fines de 2012, además, el Reino Unido agregó un nuevo ingrediente a la discordia al resolver bautizar con el nombre de Tierra de la Reina Isabel un área de la Antártida de unos 437 mil kilómetros cuadrados perteneciente a la Argentina, pero que los británicos se adjudican por la posesión ilegal que ejercen sobre las Malvinas.

En enero último, por añadidura, el Gobierno argentino se vio obligado a repudiar las amenazas militaristas del primer ministro británico, David Cameron, quien aseguró que Londres estaría dispuesto a luchar si fuera necesario para conservar las Malvinas.

La agresividad de las palabras de Cameron ratifican la denuncia realizada por Argentina ante las Naciones Unidas sobre la militarización del Atlántico Sur y la posible presencia de armas nucleares introducidas por la potencia colonial, subrayó entonces la cancillería local en un comunicado.

En declaraciones al canal de televisión BBC1, Cameron se vanaglorió además de tener “importantes medios de defensa” y consideró “absolutamente primordial” mantener aviones de caza y tropas estacionados en el territorio en disputa.

Al respecto, la nota instó a Cameron a no utilizar “los legítimos y pacíficos reclamos” argentinos contra la usurpación de parte de su territorio y en contra del colonialismo como excusa para seguir sosteniendo la industria armamentista, en lugar de paliar la severa crisis social que afecta a Europa.

* Corresponsal de Prensa Latina en Argentina

 

“Gran Bretaña cree que es un imperio”


PAGINA/12

HECTOR TIMERMAN CUESTIONO A SU PAR BRITANICO, WILLIAM HAGUE, POR SUSPENDER LA REUNION BILATERAL ENTRE AMBOS

El canciller precisó que el Reino Unido confirmó por carta recién el 30 de enero que había invitado a los isleños al encuentro.

El canciller Héctor Timerman destacó que la Argentina “se rige por el derecho internacional”.Imagen: DyN

“En el Reino Unido se manejan con el derecho colonial mientras que Argentina se rige por el derecho internacional”, dijo el canciller Héctor Timerman al referirse a la reunión bilateral que fue suspendida luego de que la Cancillería británica exigiera la presencia de habitantes de las Islas Malvinas en el encuentro que iba a mantener con su par, William Hague. El funcionario desmintió que Argentina haya rechazado una oferta de diálogo, y aclaró que esa reunión fue solicitada por nuestro país y que la demorada respuesta británica a este tipo de encuentros, que son bilaterales, venía con la condición de incluir a terceros.

En tal sentido, Timerman lamentó que el matutino Clarín, “nada más que por oponerse al gobierno nacional, por hacerle el mayor daño posible a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se haya convertido en vocero del Foreign Office, cuando históricamente siempre tuvo una posición pro Argentina en el tema Malvinas”. De esta forma salió a rechazar la información de que ya estaba al tanto en diciembre de la intención de Gran Bretaña de hacer participar a representantes de los habitantes de Malvinas en una reunión con su par británico, en el marco de su visita a Londres.

Un comunicado de la Cancillería consignó que lo dicho en ese diario “es falso”. “En su carta del 30 de enero, el canciller Hague dice: ‘He invitado a los representantes del gobierno de las islas Malvinas a sumarse a la reunión. Me complace informarle que han aceptado’”.

Timerman sostuvo también en una entrevista radial que “hacemos caso a las 40 resoluciones de las Naciones Unidas y Gran Bretaña no. Gran Bretaña cree que es un imperio y que puede aplicar sus políticas imperiales sobre los países soberanos y eso es inaceptable para la República Argentina”. Y explicó que “por primera vez” el Foreign Office “ha cambiado su posición” y rechaza reunirse con el canciller argentino “a menos que estén presentes habitantes en las Islas Malvinas, como una suerte de supervisores del diálogo entre dos Estados soberanos”. En ese sentido, el jefe de la diplomacia argentina explicó que esa exigencia por parte de su par británico surgió de una respuesta que demoró “35 días”, ante un pedido de reunión bilateral que se cursó a través de la embajadora en Londres, Alicia Castro. Según relató, el 5 de diciembre “había pedido una reunión bilateral para hablar de temas bilaterales”, a efectuarse durante la visita que realizará en los próximos días a Londres para reunirse con grupos europeos a favor de una negociación por la soberanía de Malvinas.

Respecto de la exigencia de la presencia de habitantes de Malvinas en la reunión, recordó que para las Naciones Unidas desde 1975 el tema “es una cuestión bilateral que debe ser resuelta entre los gobiernos soberanos de la Argentina y el Reino Unido”. Y agregó: “Es una reunión entre cancilleres, no tiene por qué haber terceras partes, porque ni las Naciones Unidas reconocen terceras partes, ni jamás el canciller se reúne habiendo terceras partes, porque arregla todos los temas con sus pares”. Timerman confesó que nunca le pasó algo así, “es extraño que imponga estas condiciones. Entonces lo que hice fue invitar (al canciller británico) a que venga a la Argentina, y que vea que se reúne conmigo, que es una verdadera democracia. Y que yo no necesito que me supervisen”.

Por otra parte, el canciller advirtió que Malvinas “en este momento, debido a la política imperial y colonialista de Gran Bretaña, es la zona más militarizada del mundo, hay un soldado por cada tres habitantes. En ningún lugar del mundo, ni en Afganistán, existe esa situación. La Argentina no es una amenaza y sin embargo han llevado hasta, se cree, armas nucleares a la zona, violando tratados internacionales”.

 

Malvinas ya no es sólo una causa argentina, es una causa de América Latina, de América del Sur y una causa global


Periódico del Espacio Abierto Peronista

malvinas argentinas

“Soy un soldado más de Cristina”
diego maradona
Diego Maradona brindó su apoyo por la causa Malvinas:

La escuché hablar a Cristina y soy un soldado más. Odio la guerra, pero me parece que lo que está haciendo Inglaterra es una provocación terrible y asquerosa, sin ninguna duda. ¿Nos tratan a nosotros de colonialistas? Estamos en 2012, muchachos. Vamos a vivir la realidad, a decir las cosas que son. Las Islas Malvinas quedan a media cuadra de Juan B. Justo, no al lado de Londres. Me da mucha bronca porque nosotros estamos defendiendo algo propio, nuestro, donde murieron muchos chicos. Encima no se olviden que hay varios de al lado nuestro que nos vendieron, he leído mucho y le pasaban información de donde estaban los pibes, más la tecnología de Estados Unidos. Era como matarlos como pajaritos. Todo esto te lleva a tener un sentimiento muy grande por todos los chicos muertos, no sólo los que murieron por las balas sino también de frío y los mandaban igual, mandaban a los correntinos, santiagueños tucumanos. Y somos todos argentinos.

“Venimos de la tierra de la cultura malvinera”
nestor y cristina kirchner
Néstor Kirchner, el 25 de mayo de 2003:

“Venimos desde el sur de la Patria, de la tierra de la cultura malvinera y de los hielos continentales y sostendremos inclaudicablemente nuestro reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.”

“No es posible que Argentina no se adueñe de Malvinas”
lula da silva
Lula da Silva:

“No es posible que Argentina no se adueñe de Malvinas y que, por el contrario, lo haga un país que está a 14 mil kilómetros de distancia de las islas. ¿Cuál es la razón geográfica, política y económica por la cual Inglaterra está en Malvinas? ¿Cuál es la explicación política de las Naciones Unidas para que no hayan tomado una decisión? Es necesario que empecemos a luchar para que el secretario general de las Naciones Unidas reabra ese debate con mucha fuerza”.

Pertenecen a la Argentina
Lucía Topolansky
Lucía Topolansky, 1a. dama de Uruguay:

“El problema es con lo que ellos llaman Falklands y nosotros llamamos Malvinas: un enclave colonial. Cualquiera que mire, se da cuenta de la plataforma continental y que pertenecen a la Argentina”.

“A un kelper le explicaría históricamente, culturalmente, lo que significa Argentina”
dante gullo
Dante Gullo, vicepresidente 2º de la legislatura porteña:

“A un kelper lo saludaría, le daría la mano y le explicaría históricamente, culturalmente, lo que significa Argentina y nuestras islas. Lo entusiasmaría para que vea un futuro donde no sean convidados de piedra sino por el contrario: le haría sentir que forma parte de una región que no sólo tiene conciencia histórica, cultura, sino que hoy está sentando las bases de un desarrollo armónico, sostenido e igualitario”.

“Las Islas Malvinas son de la Argentina”
hugo chavez
Hugo Chávez:

“Hace treinta años Argentina se quedó solita, pero las cosas han cambiado, no se le ocurra al Imperio viejo, destartalado, creer que Argentina está sola porque acá está la América del Sur, aquí está la América Latina. Lo que debería hacer el gobierno inglés, ya, es abandonar las Islas Malvinas, que son de la Argentina (…) Estamos decididos a que Latinoamérica se convierta en una zona de paz y de que no venga ningún imperio a meter sus narices”.

“El mundo no puede tolerar enfoques ridículamente arcaicos que apoyen el colonialismo”
sean penn
Sean Penn, actor:

Es un momento sensible desde el punto de vista diplomático por el tema de las Malvinas y lo importante me parece seguir con los esfuerzos diplomáticos y el diálogo como única manera de solucionar los conflictos.

 

Ingleses buscan refuerzos/La hipocresía inglesa/EuroLat nos apoya


Los ingleses ya buscan refuerzos

images (20)

 LEGISLADORES BRITANICOS RECLAMARON APOYO A FRANCIA EN CASO DE UNA INVASION ARGENTINA A LAS MALVINAS

cuervosdesvan

Durante una presentación del ministro de Defensa en el Parlamento, dos legisladores británicos plantearon que se reclame el apoyo militar de Francia en el supuesto de que Argentina invada las islas Malvinas

Legisladores británicos de la Cámara de los Comunes plantearon frente al secretario de Defensa, Andrew Robathan, reclamar el apoyo de Francia para resistir una hipotética invasión de la Argentina sobre las islas Malvinas. El representante del distrito de Bolton, David Crausbey, pidió “incrementar el gasto de Defensa o contar con el apoyo de los supuestos aliados franceses”. A contramarcha de la postura belicista del Reino Unido, la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, propuso ayer durante un encuentro “fomentar el entendimiento y la amistad, tener mejores vínculos y más diálogo”.

Durante la sesión en la Cámara baja, los diputados David Crausbey, de la circunscripción inglesa de Bolton, y Jean Stroud-Mort, de Bromley, coincidieron en su preocupación frente a una eventual acción militar del gobierno argentino sobre Malvinas y en la necesidad de conseguir el compromiso del Estado francés de participar en un consecuente conflicto armado con el fin de defender la posesión del archipiélago. Crausbey consideró que “cada vez que Argentina está en problemas saca el tema de las Falkland (Malvinas) porque es popular con la gente”. Argumentó que no espera “un conflicto” pero afirmó que deben dejar de “ser complacientes” con el gobierno nacional. Luego preguntó si en caso de una invasión, Francia “devolvería el favor” aludiendo al apoyo de Gran Bretaña al Estado galo durante una ofensiva contra milicias islámicas en Mali, y concluyó que “aunque nosotros nos apuramos para ayudarlos, ellos no nos ayudarán en las Falkland”. La legisladora Jean Stroud-Mort, cuyo esposo falleció en el conflicto armado de 1982, cuestionó al aliado continental europeo, que “no nos dio apoyo durante la guerra”. Además exclamó que “las islas Falkland deberían ser apoyadas por la ONU y no sólo por el Reino Unido”.

Ayer, el ministro Robathan le bajó el tono a la iniciativa de los diputados y respondió que no ha “discutido este tema con Francia”, pero que resulta “improbable” que Argentina avance sobre las islas. Explicó que “existe una cláusula en la Constitución de ese país que lo prohíbe”.

Las propuestas de los legisladores van en el mismo tono bélico que empleó el primer ministro David Cameron cuando a principios de año avisó que las fuerzas en las islas estaban preparadas para luchar en caso de una invasión argentina. A los pocos días, se anunció el envío de un nuevo contingente de soldados británicos al Atlántico sur.

A todo esto, durante una cata de vinos argentinos en el Salón Jubileo del Parlamento inglés, la embajadora argentina Alicia Castro reafirmó el deseo de nuestro país de “fomentar el entendimiento y la amistad, tener mejores vínculos y más diálogo”. Reflexionó que el producto de la industria vitivinícola “es símbolo de unión y amistad” y ofrece “una oportunidad para mejorar” las “relaciones” entre ambos países. Declaró el compromiso “en promocionar el vino como un elemento esencial de nuestro país”.

La hipocresía inglesa y el referéndum

Por Oscar Laborde *

El Imperio Británico comenzó su desa-rrollo en el siglo XVI y tuvo su momento de apogeo entre los años 1815 y 1914. Allí expandió su dominio a protectorados, colonias y territorios que llegaron a comprender en las primeras décadas del siglo XX a 485 millones de personas. Este escenario político se consolidó de la mano del comercio, la colonización y la conquista, que en muchos casos significó el aniquilamiento de pueblos originarios en distintos lugares del planeta, una red de intereses tejida en varios continentes y el sometimiento de naciones enteras.

Es necesario recordar que países como Estados Unidos, Canadá, India, Nueva Zelanda, Australia, Egipto, Nigeria, Sudáfrica, Chipre, Malta, Jamaica, Belice o Guyana tienen su origen en ese proceso. Es muy importante analizar los distintos comportamientos que a través de los años ha tenido el Imperio Británico con respecto a las poblaciones, pues nunca utilizó un solo criterio para ocupar un país o una zona, lo hizo siempre en función a intereses. Mientras en Africa se diezmaron etnias enteras, en la Isla Diego García, en el océano Indico, se expulsó en 1966 a toda su población nativa para asentar una base militar estadounidense –lo que les permite a sus actuales ocupantes contar con plataforma para sus bombarderos–, hasta los casos en que trasplanta pobladores británicos, como en las Malvinas.

images (45) 50edf4d397ec4_1004x669 images (32) images (30)

Terminada la Segunda Guerra Mundial, comienza a producirse con mayor fuerza el desmembramiento de su poderío territorial, con el avance de los movimientos de liberación, surgiendo así numerosos países en los distintos continentes, pero persistiendo enclaves coloniales, como el del Gibraltar reclamado por España y de nuestras islas. Vale recordar que desde ellas se monitorea el Atlántico Sur, el paso a la Antártida y todos los recursos naturales que devienen de ello.

En diciembre de 1960, la ONU aprueba la Resolución 1514, que establece que “todo el intento encaminado a quebrantar total o parcialmente la unidad nacional y la integridad territorial de un país, es incompatible con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas”. Incluye a las Islas Malvinas en los territorios a descolonizar y por lo tanto entreabre la puerta para las negociaciones bilaterales entre la Argentina y el Reino Unido. Así se llega a la Resolución 2065 de 1965, que establece textualmente: “Invita a los gobiernos de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte a proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales a fin de encontrar una solución pacífica al problema, teniendo debidamente en cuenta las disposiciones y los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas y de la Resolución 1514 de la Asamblea General, así como los intereses de la población de las Islas Malvinas (Falkland Islands)”. Reconocida por parte de la ONU la situación colonial de Malvinas, esta última disposición pide que se tengan en cuenta los “intereses”, no los “deseos”, de sus actuales habitantes, en razón precisamente de ser una población implantada, no originaria, fruto de una estrategia de invasión y colonización del lugar; por lo tanto no cabe hablar de autodeterminación de los mismos.

Esta es la falacia y la hipocresía de los ingleses, que además se apropian de una manera descarada de lo que fueron las luchas de pueblos y organizaciones originarias de decenas de países por su independencia, trocándola con su política imperial, para llamar a un referéndum entre los kelpers para que definan el status político en el que pretenden vivir.

La política de Néstor y Cristina Kirchner transformó el escenario internacional sobre el tema, que era de un repetido reclamo; en un camino para recuperar nuestras islas, aislando políticamente en cada foro al gobierno británico y exponiéndolo frente a cada bravuconada o movilización que su aparato militar realiza. La apuesta por la paz y el respeto a las resoluciones de las Naciones Unidas han fortificado el reclamo argentino y conseguido el apoyo de casi todas las naciones del mundo. Ya no queda, ni dentro ni fuera de Argentina, lugar para los tibios, los cipayos, los aduladores de una Europa que ha colapsado, cuando se habla de Malvinas. Este es un logro concreto de la política implementada en estos nueve años de gestión.

* Dirigente del Frente Transversal y presidente del Centro de Estudios del Sur.

Apoyo de la EuroLat

La Asamblea Parlamentaria de la Euro Latinoamericana (EuroLat) emitió un documento afirmando la soberanía argentina sobre las islas Malvinas. El texto, firmado por 44 de los representantes de los 33 estados que componen el organismo, plantea que las islas fueron “ilegítimamente ocupadas por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, son objeto de una disputa de soberanía entre ambos países, la cual ha sido reconocida por la ONU y que no ha podido resolverse hasta el presente debido a la persistente negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones”. La delegación nacional estuvo encabezada por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto del Senado, Daniel Filmus, quien sostuvo que “el Reino Unido debe cumplir con las resoluciones” de la ONU, y aseguró que seguirán “reclamando la soberanía de Malvinas e instando a una resolución del conflicto a través del dialogo y la vía pacífica”.

Fuente : Pagina/12

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-212491-2013-01-24.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/212491-62110-2013-01-24.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/212491-62109-2013-01-24.html

 

La ONU distribuirá la carta de Cristina


Español: La Presidenta brinda con el secretari...

Español: La Presidenta brinda con el secretario general de la ONU Ban Ki-Moon en el Museo del Bicentenario, en Casa Rosada. (Photo credit: Wikipedia)

Fuente : rosarionet

El organismo internacional dio a lugar al pedido argentino, y repartirá entre los miembros de la Asamblea la misiva enviada por la presidenta a David Cameron.

La ONU accedió a una pedido de la Argentina y distribuyó entre los miembros de la Asamblea General la carta que la presidenta Cristina Kirchner le envió al primer ministro británico David Cameron reclamando la devolución de las Islas Malvinas.

A través de una nota, la representante ante la ONU, María Perceval, había pedido al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que distribuyera la carta “como documento de la Asamblea General” en relación al programa relativo a la Cuestión de las Islas Malvinas, informó el Gobierno en un comunicado.

“A pedido de la representante ante la ONU, María Perceval, la carta que enviara Cristina Kirchner al primer ministro británico David Cameron en el 180 aniversario de la ocupación de las islas Malvinas se dispuso distribuirla entre los integrantes de la Asamblea General del organismo”, indicó el texto oficial.

La carta enviada originalmente el 3 de enero a Cameron con copia a Ban Ki-Moon sostenía que desde la usurpación en 1833, “el Reino Unido, la potencia colonial, se ha negado a restituir esos territorios a la República Argentinaprivándola así de reconstituir su integridad territorial”.

“Los argentinos de las islas fueron expulsados por la Armada Real Británica y más tarde el Reino Unido inició un proceso de implantación de población similar al utilizado en otros territorios bajo dominio colonial”, agregó la nota.

La misiva fue inmediatamente desestimada por el premier británico, que días después dijo que su gobierno estaría dispuesto a luchar si fuera necesario para conservar el archipiélago, lo que generó el repudio del gobierno argentino.

Se cumplen 180 años de usurpación de las Islas Malvinas


Por INFOnews
La invasión británica del archipiélago ocurrió el 3 de enero de 1833. Al día de hoy, el Gobierno argentino continúa llevando a los foros multilaterales su reclamo para que el Reino Unido se siente a la mesa de negociación y cumpla con las resoluciones de la ONU.
La usurpación británica de las Islas Malvinas ocurrió el 3 de enero de 1833. A 180 años, el Gobierno argentino continúa llevando a los foros multilaterales su reclamo para que el Reino Unido se siente a la mesa de negociación y cumpla con las resoluciones de la ONU.4fd9068f4ac37_538x322
El 14 de junio último y en el marco del 30 aniversario del conflicto bélico con Gran Bretaña de 1982, Argentina renovó su reclamo de soberanía sobre las Islas ante el Comité de Descolonización de la ONU, con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En una histórica sesión, el Comité de Descolonización aprobó una nueva resolución para que ambas partes reanuden el diálogo por las islas.

Al exponer ante el Comité, Cristina indicó que la solución al conflicto de Malvinas es “un desafío” a “todos los países” y llamó a “dejar atrás esta historia de colonialismo anacrónico y construir una nueva historia en base al diálogo”.

En el transcurso de su discurso, develó el contenido de documentos secretos de Cancillería donde se da cuenta que el Reino Unido reconoce un litigio por la soberanía de Malvinas. Se trata de documentos del año 1974 -durante la tercera presidencia de Juan Domingo Perón-, en los cuales el Reino Unido propuso la creación de un condominio en Malvinas.

Desde el año 1965 la ONU decretó que la situación por la que, a partir de 1833, atraviesan las Islas Malvinas, Sándwich del Sur, Georgías del Sur y los espacios marítimos circundantes es un caso especial de colonialismo que debe ser resuelto en negociaciones entre el Reino Unido y la República Argentina.5022e33dadfbb_538x322
En total, son 39 las resoluciones de la ONU instando a los gobiernos de ambos países a retomar el diálogo por la soberanía de las Islas, la primera de estas resoluciones se dio bajo el gobierno del radical Arturo Illia.

El reclamo argentino tuvo la solidaridad de organismo multilaterales, en particular, en los principales foros de la región como la CELAC, UNASUR y Mercosur que rechazaron las distintas medidas unilaterales tomadas por el Reino Unido, en materia de explotación petrolera, pesca y la militarización del Atlántico Sur.

Historia de una usurpación

El 3 de enero de 1833 las Islas Malvinas fueron ocupadas por primera vez por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos de la potencia ocupante.

Las Islas Malvinas formaron parte del área bajo jurisdicción de España desde la entrada en vigor de los primeros instrumentos internacionales que delimitaron el “Nuevo Mundo” poco después de la llegada de Colón a en 1492 a América, explica la Cancillería en los antecedentes históricos de la “Cuestión Malvinas”.

Descubiertas en 1520 por integrantes de la expedición de Hernando de Magallanes, las Islas Malvinas fueron registradas en la cartografía europea con diversos nombres y quedaron dentro de los espacios bajo control efectivo de las autoridades españolas.
504228e41e51f_275x187
“Toda la región austral de América, con sus costas, mares e islas, quedó indiscutiblemente preservada bajo la soberanía española a través de los diversos tratados suscriptos en este período, como el Tratado “Americano” de 1670, entre España e Inglaterra”, recordó Cancillería.

No obstante, hacia mediados del siglo XVIII, las Malvinas comenzaron a ser objeto del interés de Gran Bretaña y Francia, que aspiraban a contar con un establecimiento estratégicamente ubicado frente al estrecho de Magallanes.

En 1749, España se enteró de un proyecto británico para establecerse en las Islas y protestó firmemente ante el gobierno del Reino Unido, que desistió de llevarlo a cabo.

En tanto, cuando en 1764 Francia formó “Port Louis” en la Isla Soledad, España se opuso y obtuvo el reconocimiento francés de su derecho a las islas y en 1767 las autoridades francesas entregaron el establecimiento a los españoles y desde entonces hubo en las Malvinas un gobernador español residente en ellas, dependiente de Buenos Aires.

Tras otro fallido intento de usurpación por parte de Inglaterra, en 1790, con la firma del tratado de San Lorenzo, Gran Bretaña se comprometió a no formar ningún establecimiento en las costas tanto orientales como occidentales de América Meridional ni en las islas adyacentes ya ocupadas por España.

La sucesión de gobernadores españoles en las Islas Malvinas, que llegaron a 32, fue continua hasta 1811, en que la guarnición de Puerto Soledad fue requerida desde Montevideo para la defensa de la monarquía con motivo de la recién desatada Guerra de la Independencia.

En el marco de este conflicto, los primeros gobiernos patrios de las Provincias Unidas tuvieron en cuenta en diversos actos administrativos a las Malvinas, a las que consideraron parte integrante de su territorio, heredado de España por sucesión de Estados según el uti possidetis juris de 1810.

Durante la década de 1820, los gobiernos argentinos realizaron diversos actos demostrativos de su soberanía sobre las Islas Malvinas, incluyendo la designación de gobernadores, la legislación sobre recursos pesqueros y el otorgamiento de concesiones territoriales.

El 10 de junio de 1829 el gobierno argentino promulgó un decreto creando la Comandancia Política y Militar de las Malvinas.

En noviembre de 1829 el Reino Unido protestó dicho decreto, en el marco de un renacimiento de su interés estratégico en el Atlántico Sur.

A fines de 1831 un buque de guerra de los Estados Unidos arrasó Puerto Soledad en represalia por la captura de buques loberos de esa nacionalidad que habían sido hallados en infracción a la legislación de pesca por las autoridades argentinas.

Cuando el orden en Puerto Soledad había sido restaurado, se presentó una corbeta de la Marina Real británica que amenazó con el uso de fuerza superior y exigió la rendición y entrega de la plaza.

Tras la expulsión de las autoridades argentinas, el comandante de la nave británica dejó a uno de los pobladores de Puerto Soledad a cargo del pabellón y zarpó de regreso a su base.

El 16 de enero de 1833, al llegar a Buenos Aires las primeras noticias de lo ocurrido en las Islas Malvinas, el gobierno argentino pidió explicaciones al Encargado de Negocios británico y a partir de allí, las presentaciones argentinas tropezaron con respuestas negativas de parte del gobierno del Reino Unido.

http://www.infonews.com/2013/01/03/politica-55050-se-cumplen-180-anos-de-usurpacion-de-las-islas-malvinas-islas-malvinas.php

333Reydereyes

NO TENGAN MIEDO

Conspiradores y traidores en Argentina

El Reino Unido y su obsesion por Buenos Aires

INGLESES NO PODRÁN CONTRA LA UNASUR

PACTO LONDRES-ARGENTINA : VERGÜENZA DEL NEO-LIBERALISMO

Por Ruben Demirjian

 

RUSIA MAS CERCA DE ARGENTINA POR MALVINAS


Rusia y Malvinas en la mira del Imperio Britanico

333Reydereyes

Estamos ante un momento crítico de la historia.Los británicos harán todo lo posible por lanzar un conflicto termonuclear en la región. Sin embargo, ese plan se ha retrasado hasta hoy debido a Martin Dempsey, Jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, que se opone a Obama. Es necesario unir fuerzas y brindar nuestro apoyo a esta pelea, de la que también participa Argentina con su reclamo de soberanía de las Islas Malvinas.

Por Ruben Demirjian