Ataques turcos a un líder político alemán con Armenia de fondo


 

Las elecciones alemanas del 24 de septiembre de 2017 se han convertido en objeto de un duro debate en las ya tensas relaciones entre Alemania y Turquía. Hay que recordar que el presidente turco, Tayip Erdogan en un gesto internacional sin precedentes pidió a sus compatriotas residentes en el país germano que no votaran a Merkel, es decir a la coalición democratacristiana, ni al SPD, ni a los Verdes “por ser enemigos de Turquía”.

Resultado de imagen para Cem Özdemir armenia

Estas declaraciones curiosamente son un apoyo indirecto a la extrema derecha de Alternativa para Alemania que puede entrar en el Bundestag o Parlamento, por primera vez desde la siniestra etapa nazi, las encuestas apuntan que pueden conseguir un 8 % de votos, el doble que en los últimos comicios.

Cem Özdemir, líder de los verdes alemanes

Cem Özdemir, líder de los verdes alemanes

Ahora, el alcalde de la capital turca, Ankara, Melih Gokcek insultó al candidato del Partido Verde alemán Cem Özdemir, uno de los impulsores en el Parlamento alemán de la adopción del genocidio armenioaprobada hace poco más de un año, utilizando el término “servidor armenio” y “traidor”. En una red social bajo una foto del político alemán puso “Siéntate bien, servidor armenio”.

Resultado de imagen para Cem Özdemir armenia

En este caso llueve sobre mojado porque en una visita del presidente Erdogan a Alemania en 2014 se dirigió a Özdemir personalmente llamándolo “presunto turco” –a pesar de que tiene la nacionalidad turca- y calificando de “feas” sus críticas.

Resultado de imagen para Cem Özdemir armenia

Tras aprobarse la resolución a favor del genocidio armenio recibió amenazas de muerte además de insultos como calificarlo de “cerdo armenio” o “deshonroso asimilado alemán”. Desde entonces lleva protección policial. Precisamente se acaba de conocer la condena en Duisburgo de 30 días al turcoalemán Bekir Sipahi por negar el genocidio además de mandar duros mensajes en una red social contra Özdemir.

Erdogan redobló entonces sus críticas hacia él diciendo que aparece gente con “la sangre podrida pero nuestro país sabe darles la lección que merecen”.

Özdemir es hijo de inmigrantes turcos, nació en Bad Urach, ha publicado varios libros sobre la inmigración turca en Alemania. En 1994 fue el primer diputado alemán de origen extranjero y en 2008 se convirtió en el primer responsable de un partido alemán procedente de una familia inmigrante. Diputado alemán entre 1994 y 2002 y del Parlamento europeo de 2004 a 2009 volvió al Bundestag en la última legislatura desde 2013 tras no salir elegido en 2009.

La coalición Alianza 90/Los Verdes obtuvo el cuarto puesto en las elecciones de 2013 con un 8,4 % de votos y 63 escaños. Ahora espera mejorar esos resultados aunque las encuestas apuntan que perderán votos y escaños.

A pesar de los insultos y acusaciones turcas por su defensa del genocidio armenio, eso no le ha ahorrado críticas al régimen de Ereván del que dijo que “cuanto más cerca de Putin, menos libertad para los medios de comunicación, ONG y homosexuales”. Casado con una argentina de origen armenio dijo que su conciencia hacia el genocidio aumentó tras el asesinato del periodista Hrant Dink.

Resultado de imagen para Cem Özdemir armenia

El parlamentario turco-armenio del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Garo Paylan, escribió como respuesta al regidor de Ankara y sus ataques, en una red social: “el nombre de Cem Özdemir permanecerá en la historia como orgullo de Turquía pero el tuyo es una vergüenza y usted quedará como un racista, fascista”.

http://periodistas-es.com/ataques-turcos-lider-politico-aleman-armenia-fondo-90564

Anuncios

Después de los bizantinos, persas,árabes, mongoles y tártaros; cayeron como langostas barridas por una escoba los mongoloides turcos otomanos y establecieron su salvajismo en Asia Menor. 


Raymond Berberian 

… El Amor y el Odio son cara y cruz de una misma moneda…
EL REINO DEL TERROR
Desde el día de su invasión al territorio armenio de los Hamshen en el siglo X1V, Turquía trató de falsificar la historia de los armenios. Los Hamshen, fueron una de las comunidades armenias establecidas en las inmediaciones del Mar Negro, allá por Trebizonda. Fueron conducidas por dos Príncipes armenios Haman y Shapur Amatouni. “Shen” significaba lugar de residencia. “Ham-shen”: lugar de residencias de los seguidores del Príncipe “Ham-an”. Lo mismo Arta/shen, Nou/shen y She/nok.
Con los regimientos “jenizares” los más salvajes y criminales de todas las épocas, compuestos por extranjeros cedidos como tributo por las conquistas otomanas. Porque la conquista en aquellos tiempos significaba recaudar oro, caballos y jóvenes que eran entregados contra la voluntad de sus padres para ser entrenados a matar. Los “jenizares” fueron quienes presionaban bajo amenaza de muerte a los armenios a islamizarse. Aquellos que optaban por convertirse, lo hacían evitando pagar tributos, impuestos leoninos y dejaban de ser perseguidos. Los que se negaban eran simplemente asesinados a golpes de machetes, característica de esos carniceros. La idea de los turcos era borrar todo vestigio histórico de origen armenio en el suelo usurpado por ellos y de paso, la cristiandad. Así también fueron eliminados caldeos, asirios, siríacos, griegos y libaneses.
A lo largo de sus seiscientos años de brutal ocupación, Turquía llegó a controlar las minorías que habitaban nuestra Armenia Histórica; una Armenia que se extendía sobre tres mares, poseía tres lagos “Van”, hoy usurpado por Turquía; “Ourmía”, en poder de Irán y el lago “Sevan” que quedó en lo que es hoy muestra Armenia, décima parte de lo que fue. Fuera de sus fronteras, asoma el Ararat, la eterna y majestuosa montaña sacra, eterno emblema de la armenidad.
Después de los bizantinos, la presencia de los persas, de los árabes, mongoles y tártaros; cayeron como langostas barridas por una escoba los mongoloides turcos otomanos y establecieron su salvajismo en Asia Menor.

Resultado de imagen para sefardíes otomanos
Expulsados por los Reyes Católicos de España, aparecieron por Salónica y Constantinopla los “sefardíes”. Con tal de agraciarse con los Sultanes de turno y su imperio no tuvieron ningún reparo en convertirse al Islam; traían un plan bajo la manga: su venganza de los cristianos, aunque fuera en el fin del mundo. Su simpatía por los turcos por supuesto no era gratis, pretendían comprarle Palestina que se encontraba bajo su mando. Pero, Turquía se la negó. Entonces dirigieron su ponzoña contra los cristianos, principalmente contra los armenios que ya acaparaban el comercio, la industria, los bancos y la cultura; eran quienes movían la economía del país.

Resultado de imagen para sefardíes otomanos
…No sé por qué razón se me cruza aquello de la antigua serpiente de la Biblia enroscada del árbol de la sabiduría que sedujo a Eva hablando maravillas de la fruta prohibida como para que se la ofreciera a Adán…
La intervención sediciosa de ideologías maquiavélicas llegó a convencer a los turcos de que los armenios representaban un peligro latente, un tumor maligno para la Nación y que en cualquier momento volverían a recuperar su país.
Todo coincidió con La Primer Guerra Mundial y el descontrol reinante. Fueron aniquilados los armenios y los recién llegados tomaron su lugar. Ya eran los dueños de los bancos, de las industrias, de la usura y del comercio. Turquía estaba en pleno apogeo y en la gloria; tenía palacios construidos por armenios, Santa Sofía como tantas otras iglesias habían sido convertidas en mezquitas y el país se sentía sólido, más sólido aún con la fortuna de los armenios en las arcas de Turquía y las más lindas mujeres armenias confiscadas en los harenes y en los prostíbulos. Una vez más, Turquía con su afán de limpieza étnica se había sacado del terreno a un millón y medio de ciudadanos turcos de origen armenio, cometiendo el genocidio más atroz y despiadado de la historia humana, uno de tantos que no se archivaron en la cuenta de la lesa humanidad turca otomana y que, aún pese a las innegables evidencias es negado por el Estado turco y sus aliados.
…Jesús podrá volver a nacer a cada instante en nosotros, si es que en nuestros corazones existe un pesebre disponible…
Raymond raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Los fundamentos negacionistas detrás de la novela turca emitida por Telefe


 

Hoy Telefe estrena la novela turca “El Sultán”, el mismo día en que se conmemora el genocidio Armenio. Hay un antecedente, el 24 de abril del año 2015 se transmitió, por el mismo canal, el último capitulo de “Las mil y una noches”. La colectividad armenia denuncia la provocación del estado turco por ocultar la memoria del genocidio. “Soy nieto de 4 víctimas sobrevivientes del genocidio armenio y bisnieto de tres desaparecidos y una bisabuela secuestrada, violada y torturada por el Sultán”, dice la carta documento que envió al canal un reconocido miembro de la colectividad. Hoy, habrá marcha y acto desde las 19hs. Por Yeraz Apkarian para ANRed

Hoy, como hace dos años, la colectividad armenia de Argentina enfrenta un desafío muy grande: contrarrestar una puesta en escena desde lo cultural para lavar la imagen de Turquía en aquéllos países con fuerte presencia de hijos y nietos de sobrevivientes del genocidio del cual es responsable, y al cual niega.

 

Estas novelas hacen eco de la propaganda oficial turca, que niega el genocidio armenio y la masacre de otras minorías. Desde 1850 se registraron numerosas masacres contra armenios y minorías étnicas, bajo la orden del Sultán Hamid II las de al menos 1890 a 1896. En 1915, el 24 de abril se procedió al arresto de intelectuales, políticos, artistas y todo tipo de líderes armenios, dejando a esta nación acéfala, y prosiguió el exterminio sistemático de la población armenia iniciado por los “Jóvenes Turcos” y continuado por Kemal Ataturk. Fueron víctimas de genocidio tanto de armenios como griegos, asirios, sirios, y cualquier minoría cristiana, aún cuando en agosto de ese año Kemal afirmara que “a los armenios los mató por armenios y no por cristianos”.

18010242_460745864265460_2159063566656512184_n-efec2.jpg

Pero Turquía no sólo niega el genocidio, sino que a través de la puesta en escena de una “Turquía romántica” evita mostrar el estado represor que es, que oprime e incita a exterminar minorías, que tiene la mayor cantidad de periodistas presos y que bloquea las redes sociales para evitar la difusión de escándalos en torno al gobierno.

La emisión de novelas turcas es parte del lobby para vender una imagen totalmente fantasiosa, con costumbres y escenarios pintorescos, fastuosos, sin contar con mensajes subliminales como llamar Kemal a uno de sus personajes, justamente el nombre de uno de los gestores intelectuales del genocidio armenio. incluso uno de los personajes se llamará Kemal, justamente el nombre de uno de los gestores intelectuales del genocidio armenio.

En 2015, coincidiendo con el nefasto centenario del Genocidio armenio, se transmitió el capítulo final de la novela “Las mil y una noches”. Este año, Turquia vuelve a elegir, con un oscuro sentido de la coincidencia, el 24 de Abril de este año para emitir el capítulo inicial de su novela “El Sultan” buscando vender una imagen tan agradable como irreal de un país sumido en atentados no solo contra la libertad intelectual sino física de sus habitantes y territorios limítrofes. Tampoco es casual que se haya elegido traer esa novela. ¿Por qué no? Hace ya algunos años Tayyip Erdogan manifestó su deseo de revivir el sultanato y califato que destituyó Ataturk (con la no única intención de separarse del genocidio cometido recientemente). Si bien hay muchos matices y hechos que ayudan a comprender el panorama, es fundamental saber que: Erdogan es un islamista sectario suní extremista, el intento de “golpe de estado” del año pasado fue un auto golpe orquestado con el objetivo de fortalecer su posición, aplica políticas pro islam en un país laico, cada vez más inherentes a la moral pública (uso de velo, dificultar el consumo de alcohol, exorbitante presupuesto destinado al área religiosa empleado para construir escuelas islamistas y mezquitas, represión, asesinato y encarcelamiento de opositores y minorías, etc), que considera terroristas a quienes se manifiestan por temas como la ecología, pero ve correcto asesinar, torturar y decapitar sirios, armenios y a quienes los ayuden, que poco antes del inicio del recuento de la votación del 16 de abril para modificar la constitución, la Comisión Electoral Suprema anunció que contaría como válidos los votos de boletas no selladas por la mesa electoral, cambiando las reglas del juego en mitad del partido.

Con esta reforma constitucional, Erdogan se aseguró más poder aún. Y esto, sumado a su desprecio por los armenios y minorías cristianas, y su exacerbante y abierto interés en formar un estado religioso del cual se considera líder, en lo que respecta a los armenios revive el fantasma del 1915 que lejos de ser un capitulo oscuro en la historia de la humanidad, ve como gobiernos y organizaciones capaces de impedirlo y condenarlo, muy por el contrario, deciden mirar hacia un costado e incluso, impulsar el olvido y permitir que se repita la historia.


Carta documento enviada al canal Telefe:

“Buenos Aires, 20 de abril de 2017.Dirijo a Uds. la presente en razón de haber tomado conocimiento que han dispuesto estrenar la novela titulada “El Sultán” el próximo día 24 de abril del corriente. Asimismo le hago saber que obro en mi condición de descendiente de armenios y bisnieto de una víctima del Sultán lo cual me legitima con los alcances del art. 3 de la ley 26522. Como Uds. saben dicha novela ha sido producida en Turquía, por empresas y con actores turcos, con evidente exaltación de sus valores (?) , lugares e idiosincrasia. Si bien dicha circunstancia no amerita queja ni denuncia alguna, lo cierto es que esta nueva producción “El Sultán” ,que ha sido publicitada con imágenes y adelantos, de los cuales se destacan las muestras de sometimiento y sojuzgamiento de la mujer en épocas del imperio otomano (nada muy distinto de lo que muestran en la actualidad en otras novelas del mismo origen ) será estrenada y puesta al aire el día 24 de abril, justamente el mismo día (obrar de la casualidad?) que los descendientes de Armenios conmemoramos el genocidio armenio , recordamos y honramos la memoria del nuestros abuelos y bisabuelos desaparecidos y asesinados en ocasión del horror que vivieron a manos del estado Turco Otomano. Soy nieto de 4 víctimas sobrevivientes del genocidio Armenio y bisnieto de tres desaparecidos y una bisabuela (Trfanda Kasparian) secuestrada, violada y torturada por el Sultán Mehmet en el año 1909 . Es por ello que su decisión empresaria de poner al aire dicha novela el día 24 de abril con la repercusión que ustedes mismos se encargan de darle, turba, hiere y ofende nuestros sentimientos, horada nuestro mas intimo ser, injuria y deprecia nuestro derecho a conmemorar , sumiéndonos en un estado de zozobra y angustia emocional, re victimizando a las víctimas por cuanto nos impide recordarlas y honrarlas libremente y en paz al estar sometidos al tormento de saber que en el mismo día y momento en que pretendemos honrar a nuestras victimas (por mas que no lo miremos) se emite una ficción que promueve y exalta una figura que provocó mucho daño los Armenios , víctimas del genocidio de 1915 que pretendemos conmemorar, entre ellos mi bisabuela. Es necesaria tamaña afrenta ‘? Es necesario que justo ese día nos recuerden la existencia de un sultán y el daño que nos provoco? No podían hacerlo otro día? Que puede justificar semejante ofensa a nuestros sentimientos? Nada. no existe justificativo alguno .Es evidente entonces que la puesta de la novela el día 24 de abril, decisión que estimo ha sido consecuencia de acuerdos comerciales con terceras personas o estados extranjeros, me afecta en mi derecho, menoscaba mi dignidad e injuria gravemente al impedirme la conmemoración y honrar la memoria de mis familiares en libertad y con tranquilad, emocional sin la cimitarra televisiva amenazándome y recordándome la existencia de tan funesta figura. Así me siento y creo que se deben sentir los restantes miembros de la comunidad armenia. Al efecto, señalo y le recuerdo la vigencia de la ley 26199 por la cual la República Argentina declara al día 24 de abril de todos los años como “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos”, en conmemoración del genocidio de que fue víctima el pueblo armenio y con el espíritu de que su memoria sea una lección permanente sobre los pasos del presente y las metas de nuestro futuro. En este marco legal que nos recuerda el respeto entre y hacia los pueblos no puedo dejar de señalar que su decisión empresaria resulta irrespetuosa e injuriante hacia este sector del pueblo , que por mas minoritario que sea en el contexto general no puede ser desconocido ni violado en sus derechos y sentimientos .Asimismo dicha decisión resulta carente de toda ética ,lo cual es llamativo desde que en su página web Telefe hace saber que uno de los valores en los que se sustenta su actividad es la ética, desconociendo además el art.3 de la ley 26522 inc.h (ley de medios audiovisuales) que establece como objetivo “ La actuación de los medios de comunicación en base a principios éticos” . Por otro lado y a tenor del art. 2 de La ley 26522 La actividad realizada por los servicios de comunicación audiovisual se considera una actividad de interés público, de carácter fundamental para el desarrollo sociocultural de la población por el que se exterioriza el derecho humano inalienable de expresar, recibir, difundir e investigar informaciones, ideas y opiniones. Así entonces siendo una actividad de interés público no puede desconocer los alcances de la ley 26199 y el derecho humano que de ella se desprende .El derecho a poner un producto en el aire es un derecho económico que persigue rentabilidad, el cual no puede ser ejercido en detrimento del derecho humano del suscripto de honrar libremente y sin perturbaciones a las víctimas. En este marco el derecho debe ser ejercido con ética, responsabilidad y sin abusos, tal como lo exige la ley de medios audiovisuales y el propio código civil y comercial el cual exige que cualquier controversia sea resuelta bajo los alcances de la ley y de los tratados de derechos humanos. (art.1 del CCC) a la vez que condena y sanciona el abuso del derecho. Asimismo le recuerdo los alcances del art.70 de la ley 26522 “ La programación de los servicios previstos en esta ley deberá evitar contenidos que promuevan o inciten tratos discriminatorios basados en la raza, el color, el sexo, la orientación sexual, el idioma, la religión, las opiniones políticas o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, la posición económica, el nacimiento, el aspecto físico, la presencia de discapacidades o que menoscaben la dignidad humana ….” Es que el derecho de libre empresa no es absoluto sino que encuentra sus límites en el respeto a la ley, la ética ,la moral y los tratados internacionales de derechos humanos. Asimismo y como consumidor televiso expuesto le exijo que me brinde el trato digno que prevé la ley 24240 y el art. 1097 CCC “Los proveedores deben garantizar condiciones de atención y trato digno a los consumidores y usuarios. La dignidad de la persona debe ser respetada conforme a los criterios generales que surgen de los tratados de derechos humanos. Ello lo es bajo el apercibimiento de requerir en caso de incumplimiento la aplicación de la multa prevista en art. 52 bis ley 24240 “Daño Punitivo. EN CONSECUENCIA DE LO EXPUESTO, CON FUNDAMENTO Y AL AMPARO DE LA LEY 26199, LEY 26522,LEY 23054,LEY 23313 Y la DECLARACION UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS, LE REQUIERO ajuste su conducta a derecho, la buena fe y la ética ,respete los derechos humanos del dicente y SE ABSTENGA DE EMITIR EL DIA 24 DE ABRIL DE 2017 LA NOVELA EL SULTAN para así permitir la evocación , conmemoración y el homenaje a nuestras victimas con la armonía , paz y tranquilidad espiritual necesarias para ello. Sin perjuicio de ello y en caso que Uds. por acuerdos económicos y comerciales insistan en la puesta al aire, les requiero la colocación de una placa permanente en la emisión haciendo alusión a la conmemoración del genocidio armenio, ello sin perjuicio de proceder luego conforme lo expuesto anteriormente ante el daño y el perjuicio provocado. Queda Ud. notificado.

Dr.Ruben R. Morcecian”

http://www.anred.org/spip.php?article14043

Turquía que aclare sus buenas intenciones y cuales son sus intereses por reconocer en nosotros,(ARMENIA) a su gran amor imposible


Raymond Berberian 

LAS ÁGUILAS TAMBIEN MUEREN s
Turquía considera a los armenios sobrevivientes del genocidio, como que abandonaron su país “Turquía” por propia voluntad, por consiguiente tanto ellos como lo asirios, siríacos, griegos, kurdos, lazes laces y yezidí pertenecen a la diáspora turca.
Pues bien, que Turquía, (hoy potencia mundial junto con Israel, apadrinada por los EEUU), exponga en bandeja sus buenas intenciones, que aclare cuales son sus intereses por reconocer en nosotros a su gran amor imposible: su diáspora turca, y nosotros gustosamente las estudiaremos.
No sabría decir cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a jugarnos la vida en volver bajo las condiciones actuales, aunque…, si exagerara, supongo que no excederían los dedos de una mano. No obstante eso, algunos irían como turistas a rezar sobre el suelo de nuestros ancestros y, casi seguro, les sería obsequiado un libro ilustrado, recordatorio de quien fuera uno de los cabecillas del Genocidio contra la población armenia en Anatolia y Cilicia: Mustafá Kemal, alias el “Ataturc”.
Por otro lado, tengo entendido que Armenia (República Independiente) no está capacitada o no considera de su incumbencia acordarnos, los ocho millones de hermanos diseminados por el mundo, una suerte de identidad, un simple carnet que nos reconozca como: Armenios Occidentales, procedente de Turquía” Pero eso sí, nos ofrece un Pasaporte, lo cual es un honor para cualquiera de nosotros, pero es algo como ofrecerle un traje de etiqueta al que le falta zapatos o un tatuaje en la nuca o la espada.
Nuestra prolongada estadía fuera de nuestras raíces, nos ha permitido adquirir documentaciones de diversas nacionalidades. Para mí; La nacionalidad y el origen son dos cosas distintas. Yo, por ejemplo, poseo más de una nacionalidad en mi haber, mas ninguna señala mi origen. Eso da a entender que no siempre las nacionalidades comulgan con el origen.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Si bien el origen se pierde en la historia de los tiempos, en algunos casos excepcionales como el nuestro, se sostiene y se lo trata de reflotar con lo que uno quiere ser y eso, va más allá de la denominación, la fisonomía, el carácter y la idiosincrasia.
Gran parte de mi vida fui francés, incluso me identifiqué como francés, al igual que aquel africano en mi paso por Dakar (África Occidental) me preguntó si era francés y le dije que sí y él, henchido el pecho, replicó: (¡Comme moi!) Igual que yo. (Je m’apelle Renault 4) Me llamo Renault 4.
En el fondo me estaba engañando a mí mismo, escondiéndome en una apariencia adoptiva con la que, en honor a la verdad, entre los dos habíamos llegado a congeniar bastante.
Siempre presentí que en mí existía otro ser al que no le daba cabida, un ser que jugaba al escondite dentro de mí, por momentos se asomaba debajo de mi honda superficie del que me era imposible ocultar, ni siquiera razonando aquella conclusión de mi padre, huérfano de Diyarbekir quien fuera rescatado y conducido a Alepo Siria al igual que mi tía Arek y chamir, mi madre: (¡Toi tu est français, l’Arménie n’existe plus!) ¡Tú eres francés: Armenia no existe más!
Un día alguien me señaló una iglesia armenia, era un domingo. La gente había comenzado a salir y bajaba por las escalinatas.
Me sentía motivado, como cuando de chico en París, pegaba mis narices en las vidrieras que exhibían soldaditos de plomo.
Fantaseaba con los rostros de las mujeres comparándolas con mi madre que apenas recuerdo. Era mi gran familia perdida en el olvido. Sonreía, pero nadie me devolvía la mirada. Fue cuando me di cuenta que yo era la oveja perdida reflotada de un universo desconocido.
Y fueron pasando los años tratando de curar aquella espina que seguía hiriéndome. No faltó quién me dijera que mi apellido no era el de los puros y auténticos armenios, puesto que mi apellido se refería a un oficio; no así a nombres de santos. Sabía, sin embargo, que habría una puerta en algún recodo del camino de tantas que sobre la marcha me fueran cerradas en mi cara, una que yo mismo inventaría y eso fue lo que hice.
Mientras iba tropezando, peleándome contra los molinos de viento, fui haciéndome un camino paralelo y sacando mis propias deducciones: Tratar de no morir, antes de tiempo. Y si parto; estar convencido que habrá quienes me relevarían y llevarían mi balsa a buen puerto.
Con paciencia, las águilas también mueren…
Rupén raymond_berberian14@yahoo.com.ar
***

EMBESTIDAS TRAS EMBESTIDAS DE UNA TURQUÍA SIN SALIDA.


“Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta”.

El Helenismo del Ponto como pueblo indígena

N. Lygeros

Traducción al español de Olga Raptopoulou

Resultado de imagen para Ponto ocupado

Un elemento, que no hemos aprovechado en toda su magnitud que deberíamos, es el hecho que el Helenismo del Ponto es un pueblo indígena. Dicho elemento no sólo es indiscutible, sino existía antes del genocidio. Muchos en el campo de la lucha póntica simplemente no conocen lo provisto en los 46 artículos de los derechos de los pueblos indígenas, que han sido declarados por las Naciones Unidas en 2007, gracias al trabajo espectacular hecho por los indígenas australianos. Bajo este concepto, promovemos, a nivel práctico, los derechos de los griegos del Ponto. El Helenismo del Ponto no ha sido genocidiado. Ha sufrido el genocidio, pero al final sobrevivió. Y si ha sobrevivido, es porque vivía incluso antes del genocidio. Así que el punto de referencia de los griegos del Ponto es la civilización de un pueblo indígena. En consecuencia, esto tiene que ser entendido por todos los luchadores del Ponto, para que no se vean encerrados en la cuestión de reconocimiento, ya que hemos superado incluso el tema de la penalización. Dicho de otro modo, Ponto no sólo es una víctima, sino un pueblo indígena y por lo tanto cuenta con derechos que debemos reivindicar, si queremos, francamente, luchar contra la barbarie del genocidio. El objetivo no sólo es coser la herida, que otros preferirían olvidar, como si no hubiera existido jamás. Y todos aquellos que todavía no han entendido que Ponto es un territorio ocupado, como Armenia y Kurdistán, que sepan que no necesitan a los griegos para estar convencidos; la actitud del régimen turco que va contra todo el mundo para salvar su cuello, basta.

http://www.lygeros.org/articles.php?n=25981&l=es

 

Los colonos sionistas en Palestina,los turcos en Asia Menor, los azerís en el Cáucaso SON TODOS EXTRANJEROS.


Raymond Berberian 

En otras palabras, los ciudadanos de los EEUU, salvo los pueblos originarios amerindios, el resto son “extranjeros”…

Veneno reptiliano

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

AHH ME OLVIDABA DE MAURICIO MACRI.EL TAMBIÉN ES REPTIL.AUNQUE DICEN QUE ES LA VERGÜENZA DE LOS SANGRE FRÍA…

El Comandante Hugo Chavez de Venezuela había dicho que los gobernantes del mundo no eran seres humanos sino, reptilianos: serpientes venenosas, pertenecientes a la mafia judía iluminati; (resultados de la unión de los ángeles caídos con humanos).
Yo diría que la vida personal de cada ser humano es precisamente eso: “personal” que no debiera incumbir a nadie, no así las aberraciones “personales”…
Confieso que me conmovieron las expresiones de Melania, la Primera Dama de las Primeras Damas, del flamante Presidente racista de los EEUU, el sionista Trump. Melania, junto a él, daba impresión de ser una maniquí de exhibición, parecida a una muñeca inflable manejada a control remoto, puesta a merced de los caprichos de un magnate sionista, por cuando debía sonreír o permanecer en el molde. Vestía un traje color verde pistacho del cuello a los pies y era conducida, mejor dicho arrastrada de la mano por su Amo y Señor, Emperador de las finanzas del Imperio Materialista. Sólo le faltaba el látigo y una cuerda atada al cuello. No sé, para mí, estaría amaestrada a cumplir con un papel que le desbordaba. Amenazada, tal vez, ella y toda su parentela, puesto que desentonaba claramente con el desborde de felicidad con resto de los hijos y familiares presentes de su Amo y Señor.
Si no me equivoco, América de Norte es territorio indio, invadido por la mala y habitado por extranjeros de todo el mundo. En otras palabras, los ciudadanos de los EEUU, salvo los pueblos originarios amerindios, el resto son “extranjeros” al igual que los colonos sionistas invasores en Palestina: igual que los turcos en Asia Menor y los azerís en el Cáucaso ¡son extranjeros! El hecho de negarles a los refugiados del Medio Oriente el acceso a los EEUU, por la simple escusa de ser musulmanes es una crueldad característica, acostumbrada entre los sionistas. Similar criminalidad es cometer genocidio. Podía haber decretado, como Sheriff de Kansas City, el derecho de admisión con las averiguaciones de antecedentes; pero cerrarles las puertas a esa pobre gente, incluso a los de doble nacionalidad, cuyos países han sido devastados por los del Primer mundo, en especial, por los dueños de la batuta norteamericana; es criminal, es falto de sensibilidad, de humanismo, es racismo, es sionismo, es… en definitiva: vomitar veneno reptiliano.
Respetuosamente….

Ya lo decía el refrán diez malageños: un real. MÁLAGA, ESPAÑA: POR PEDIDO DE TURQUÍA, EL AYUNTAMIENTO SE DESDICE Y RETIRA EL RECONOCIMIENTO DEL GENOCIDIO ARMENIO.


GUIAMENC

El embajador armenio en España, Avet Adons, interviene en la comisión de Derechos Sociales esta mañana.

POR PILAR R. QUIRÓS.

La comisión de Derechos Sociales ha vivido esta mañana, sin tener competencias, todo un conflicto diplomático internacional. Empezaba media hora tarde porque el embajador plenipotenciario de Armenia en España, Avet Adons, mantenía una reunión con el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, en la que el primero les exponía su parecer y le rogaba que no se aprobase la iniciativa que traía el grupo popular para retirar el apoyo de Málaga al pueblo armenio y al reconocimiento de que existió un genocidio entre los años 1915 y 1921.
Concretamente, la moción que presentaba el pasado mes de septiembre IU-Málaga para la Gente, que se aprobó de forma institucional (es decir, por todos los grupos municipales) se abordaba “el conjunto de masacres y deportaciones de la población armenia en el actual territorio de Turquía, especialmente durante el régimen de los Jóvenes Turcos, en el que murieron 1.500.000 armenios y otros 2.000.000 millones tuvieron que abandonar sus hogares y emigrar por todo el mundo, produciéndose la gran Diáspora Armenia”.
Tras esta aprobación, el alcalde de Málaga recibía una carta de queja del embajador turco en España no reconociendo las acusaciones de Armenia. De hecho, estos dos países actualmente, tal y como ha corroborado esta mañana el embajador armenio en España, no tienen ningún tipo de relación diplomática “porque es inexistente”.
La que han dado en llamar ‘contramoción’ del PP los grupos de izquierda del Ayuntamiento (PSOE, Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente) porque viene a desdecir una iniciativa institucional aprobada por todos los grupos, no aborda, según explicaba el concejal de Derechos Sociales, Julio Andrade, si existió o no el genocidio de armenios, sino sólo que el Ayuntamiento de Málaga no es competente, ya que esta capacidad es una prerrogativa del Congreso de los Diputados y de otras instituciones.
“No queríamos agraviar al pueblo turco, ni queremos agraviar al pueblo armenio”, decía mientras el embajador y un buen número de ciudadanos de esta nacionalidad que viven en Málaga copaban la sillería del salón de plenos. Explicaba Andrade que España como país no lo había reconocido. “Es el momento de que no entremos libremente a juzgar la historia”.
La iniciativa popular salía adelante con los votos del PP y de Ciudadanos mientras los ediles de la oposición de izquierdas criticaban duramente este posicionamiento.
La más dura, sin duda, ha sido la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, quien ha dicho que Málaga “no puede estar reflejada en la prensa por ser la bárbara del siglo XXI”, poniendo el ejemplo de que Alemania, con cuatro millones de turcos, había reconocido el genocidio armenio al igual que El Papa, así como la ONU y la población de Benalmádena, donde el pasado mes de octubre se puso un ‘jachkar’ o cruz de piedra del país caucásico en conmemoración del centenario del genocidio armenio, y que también se había sumado el Ayuntamiento de Marbella.
La edil socialista Estefanía Martín Palop manifestó que en el Ayuntamiento de Málaga se hablan de otros muchos asuntos internacionales como Cuba o los refugiados, y que la iniciativa que aprobaron todos los grupos en septiembre lo único que quería era recoger el sentir de un colectivo.
La concejal de Málaga Ahora Isabel Jiménez expuso que hasta Turquía sabe que hubo un genocidio de armenios, “Turquía lo sabe, Armenia lo sabe; si defendemos los derechos humanos, digámoslo aquí”.
La llave para que saliese la moción en contra de la ya aprobada en septiembre fue Ciudadanos, ya que el edil Alejandro Carballo, en línea con las tesis del PP, explicó que los ediles del Ayuntamiento de Málaga no tenían los conocimientos necesarios para juzgar estas decisiones.
“Yo prefiero dejar a mis compañeros de partido en las instituciones que competa; no entramos a valorar si hubo o no genocidio”. Además, Carballo formuló la siguiente queja respecto al tipo de mociones que se abordan en el pleno de Málaga: “Nosotros hoy probablemente ofendemos al pueblo armenio y en septiembre ofendimos al pueblo turco; no tenemos por qué crear problemas en la ciudad que no existen”.
Los armenios, algunos que se marchaban con lágrimas en los ojos, repartían un escrito en los pasillos en el que decían que los países que han reconocido el genocidio armenio son Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Países Bajos, Noruega, Líbano, Lituania, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Suiza, Uruguay, Ciudad del Vaticano, Venezuela, 43 estados de EEUU, El Parlamento Europeo y Armenia.

MUCHOS MARINES DE LOS MANDARINES QUE CUIDAN POR VOS LAS PUERTAS DEL NUEVA CIELO…


Ruben Demirjian

La nueva doctrina estratégica turca


RED VOLTAIRE

Contradiciendo la hipótesis que ve el intento de golpe de Estado militar en Turquía como una maniobra estadounidense contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, Thierry Meyssan propone una visión mucho más amplia en la que se integran la anterior dimisión del primer ministro Ahmet Davutoglu y el restablecimiento de las relaciones comerciales de Turquía con Israel, Irán y Rusia. Y también anticipa lo que ha de ser la nueva estrategia de Ankara.

JPEG - 63.5 KB

Durante el intento de golpe de Estado, los islamistas del AKP decapitaron a varios soldados y tiraron las cabezas al Bósforo. En esta imagen, un islamista utiliza un cinturón para flagelar a los soldados desarmados. El ejército laico de Turquía es objeto de una amplia purga en la que son sancionados y apartados de sus puestos gran número de militares que nada tuvieron que ver con la intentona golpista.

La comprensión de los hechos que se han producido en Turquía durante los tres últimos meses, principalmente desde la renuncia del primer ministro Ahmet Davutoglu (el 22 de mayo) y el intento de golpe de Estado (el 15 de julio), se ha visto lastrada por los numerosos errores de interpretación cometidos.

El falso golpe de Estado

Liquidemos, para comenzar, todo lo absurdo que se ha dicho sobre el golpe de Estado. Todos los autores se muestran de acuerdo sobre dos aspectos:
- El golpe de Estado se organizó, en coordinación con Estados Unidos, desde la base de la OTAN en Incirlik y recurriendo a la fuerza aérea turca, que se halla bajo control de la transnacional estadounidense Lockheed Martin;
- El golpe se planeó de forma tal que fracasara, como demuestra la ausencia de acciones contra los dirigentes del régimen y de su partido –el AKP– y contra el Palacio Presidencial, centro estratégico del poder. Además, algunos golpistas estaban de acuerdo con el presidente Erdogan ya que dos aviones de guerra “rebeldes” escoltaron el avión del presidente a su regreso a Estambul.

En base a esos elementos, sólo son posibles dos interpretaciones:
- El intento de golpe fue una advertencia de Estados Unidos al presidente Erdogan, como un llamado a que se comporte más dócilmente, advertencia que parece haber fracasado,
- o Estados Unidos y el presidente Erdogan planearon el golpe de forma conjunta, como pretexto para actuar contra toda forma de oposición.

En todo caso, es visible el hecho que, a pesar de las apariencias y declaraciones oficiales, la purga ulterior favorece los intereses comunes de Estados Unidos y del presidente Erdogan.

En efecto, Turquía es hoy en día el padrino de la Hermandad Musulmana y de su rama armada, el yihadismo internacional. Desde esa posición, Turquía sigue manejando los hilos que controlan simultáneamente a los «rebeldes sirios» y al Emirato Islámico (Daesh), por cuenta de Washington. Pero esa posición de Turquía es incompatible con su condición de miembro de la OTAN.

En un primer momento, Washington pensó resolver el problema deshaciéndose del presidente turco. La CIA aconsejó una transformación del HDP (partido de las minorías, fundamentalmente kurdo), pero esa formación política “perdió” –en noviembre de 2015– las elecciones descaradamente “arregladas” por el AKP [1]. Así que Washington aceptó mantener a Erdogan en la presidencia, pero decidió sacar a Turquía de la OTAN.

La OTAN se creó, después de la Segunda Guerra Mundial, a pedido de las élites de Europa occidental que temían verse desplazadas, democráticamente o no, por los comunistas, según el esquema del «golpe de Praga». Durante la guerra fría, la alianza atlántica se convirtió en una máquina de guerra contra la Unión Soviética y necesitaba entonces grandes cantidades de tropas. Ese factor condujo, en 1952, a la inclusión de Turquía, país que resultó indispensable durante la guerra de Corea y, posteriormente, en la llamada Crisis de los Misiles del Caribe.

Sin embargo, después de la desaparición de la URSS, la OTAN siguió existiendo. Lejos de disolverse, sólo se transformó –en 1999– en policía del mundo unipolar, con el llamado «Nuevo Concepto Estratégico». A partir de ese momento, todos los ejércitos de la OTAN fueron adaptados, en el plano cualitativo, a la nueva función de la alianza atlántica, poniendo fin a la conscripción (o servicio militar obligatorio) y recurriendo a la alta tecnología. Por consiguiente, la presencia de Turquía en el seno de la OTAN, considerada absolutamente necesaria en 1952, ha dejado de serlo hoy en día.

La OTAN organiza cada dos años una cumbre que reúne a los jefes de Estado y/o de gobierno de los países miembros. Pero Washington ya convocó una cumbre extraordinaria de la OTAN que tendrá lugar en Bruselas, en julio de 2017. En ese encuentro, Turquía será excluida de la OTAN para permitir a Washington seguir negando su propia responsabilidad en el terrorismo internacional.

Observemos de paso que el AKP acusa sistemáticamente al ejército turco en general de colaboración con Estados Unidos. El AKP produjo incluso un film de ficción sobre el Gladio, el ejército secreto de la CIA/OTAN, y condenó a más de 200 oficiales de alto rango por conspirar contra el Estado turco (en el llamado proceso Ergenekon) [2]. Pero las condenas acabaron siendo anuladas y los oficiales fueron puestos en libertad. En realidad habían tratado de establecer relaciones con las fuerzas armadas de la República Popular China, o sea quisieron alejarse del Pentágono. Ahora los acusan, injustificadamente, de ser golpistas.

La única objeción posible a la tesis de la complicidad entre Washington y Erdogan en el asunto del golpe de Estado, es el futuro del Hizmet, el movimiento de Fehtullah Gulen. El Hizmet es indispensable para la CIA en África, en los Balcanes y en Asia Central. Pero ahora ha perdido su financiamiento turco. En los próximos meses veremos qué solución ha previsto Washington para ese problema.

Subrayamos, de paso, que Gulen no tiene nada que ver con el golpe de Estado ya que el propio Gulen pertenece a una escuela islamista diferente mientras que los golpistas son kemalistas.

La expulsión del primer ministro Davutoglu

Veamos ahora la “dimisión” del primer ministro Ahmet Davutoglu, dos meses antes del intento de golpe de Estado.

JPEG - 29.2 KB

Después de trabajar en Malasia como profesor de ciencias políticas, Davutoglu publica en 2001 su Stratejik Derinlik: Türkiye’nin Uluslararası Konumu (Profundidad estratégica). Basándose en las tesis de Dimitri Kitsikis, Davutoglu preconiza un neo-otomanismo que devuelve a Turquía su papel de potencia regional. Según Davutoglu, la creación de un nuevo imperio turco-mongol debe concretarse en dos etapas. Primeramente, habría que reanudar las relaciones diplomáticas con los vecinos de Turquía (política de «cero problemas con los vecinos») y apoyar después el islam en los países vecinos como medio de unificarlos.

En 2003, Davutoglu se incorpora al gobierno del premier ministro Erdogan y se convierte en su consejero diplomático hasta 2009. Durante ese periodo, Davutoglu pone en práctica la primera parte de su programa y logra, efectivamente, resolver todos los problemas con los vecinos que Turquía había heredado de la época otomana –exceptuando la cuestión armenia, que data de los tiempos de los Jóvenes Turcos, y el problema chipriota, heredado de Henry Kissinger.

En 2009, ya nombrado ministro de Relaciones Exteriores, Davutoglu cierra con broche de oro esa primera etapa negociando el Mercado Común Siria-Turquía-Irán y pasa a la segunda fase de su proyecto. Después de la disputa de Davos entre Erdogan y Shimon Peres, a finales de 2009, Davutoglu organiza la «Flotilla de la Libertad» en apoyo al Hamas y entra en conflicto directo con Israel, que comete un acto de piratería al abordar en aguas internacionales el barco Mavi Marmara, que navega bajo bandera turca. Posteriormente, Davutoglu apoya a la Hermandad Musulmana en Siria, oponiéndose así a la República laica de ese país árabe.

Lo mínimo que puede decirse es que esta política fracasó y que llevó a Turquía a un callejón sin salida. Durante la segunda fase del proyecto de Davutoglu, Ankara se vio nuevamente en conflicto con todos sus vecinos, exceptuando Azerbaiyán, o sea que pasó de «cero problemas con los vecinos» a algo que podríamos llamar «cero vecinos sin problemas». Es por eso que el ahora presidente Erdogan decidió, en mayo de 2016, cambiar de estrategia y reemplazar a Davutoglu por Binali Yildirim. El objetivo final sigue siendo fundar un nuevo imperio turco-mongol, pero tratando ahora de unificar primero la propia Turquía para extender después su modelo a los países vecinos.

JPEG - 20.6 KB
Binali Yildirim dirige la purga.

Yildirim es un jefe de la mafia turca que garantizó el financiamiento del AKP desde la creación misma de ese partido. Recurriendo al soborno, Yildirim se relacionó con gran parte de las grandes empresas turcas y ahora está deshaciéndose de las que se le resistieron.

En el marco de la nueva doctrina estratégica turca, Ankara ya restableció buenas relaciones, al menos en el plano comercial, con algunos de sus vecinos.

A finales de junio, Turquía firmó con Israel, en Roma, un acuerdo mediante el cual ambos países restablecen sus relaciones diplomáticas. Intercambios a altos niveles con Irán lograron mantener intensos vínculos económicos, a pesar de la guerra en Siria. Además, discretas consultas sobre el tema kurdo se desarrollan con la mayor discreción. Y, para terminar, el presidente Erdogan se disculpó recientemente ante su homólogo ruso por el derribo del avión de la fuerza aérea rusa en el norte de Siria y restableció los intercambios económicos con Rusia la semana pasada.

Evolución futura

Quedan pendientes 4 temas:

- El apoyo a los yihadistas en la frontera del Golán
Desde finales de 2014, los cascos azules de la FNUOS (Fuerza de las Naciones Unidas para la Observación de la Separación [entre las fuerzas armadas de Siria e Israel]) se retiraron de la tierra de nadie instituida por la resolucion 338, cediendo ese espacio a los hombres de al-Qaeda, respaldados por las fuerzas armadas de Israel. Yo revelé la existencia de un acuerdo entre Moscú y Washington para obligar a Tel Aviv a suspender su apoyo a los terroristas y aceptar el regreso de la fuerza de la ONU [3]. Ankara podría tratar de ocupar ese terreno pero, a falta de un corredor de comunicación desde Turquía hacia el sur de Siria, eso resultaría imposible. Por lo pronto, los británicos organizaron un “cambio de etiqueta” de la representación de al-Qaeda, con el anuncio del cambio de nombre del Frente al-Nusra, probablemente en un intento de dar de largas a la situación en Siria.

- El apoyo a los yihadistas en el este de Alepo
La intervención del estadounidense Jeffrey Feltman, secretario general adjunto de la ONU, para tratar de poner bajo control de la ONU los corredores humanitarios abiertos en Alepo, demuestra la eficacia del cerco implantado por el Ejército Árabe Sirio, aunque la propaganda occidental afirma que los yihadistas lograron romper ese cerco. A raíz del cierre de la vía de comunicación con la frontera turca, Ankara sólo podría mantener su presencia en el este de Alepo si contara con respaldo entre la población, así que tendrá que acabar resignándose rápidamente a la nueva situación.

- El apoyo a los yihadistas en Raqqa y Mosul
Sólo la población de al-Anbar, en Irak, es exclusivamente sunnita y favorable a los yihadistas. Turquía tendría entonces que luchar contra el Emirato Islámico en Raqqa (Siria) y seguir apoyándolo en Mosul. En definitiva, mantener un Emirato Islámico en al-Anbar representa para Washington su única posibilidad de cortar la «ruta de la seda» mientras sigue aparentando apoyar la paz en Siria.

- El tema kurdo
El proyecto del AKP, que cuenta con el apoyo de París y el aval de Washington, consiste en crear un Estado kurdo fuera de Turquía y expulsar a los kurdos del PKK hacia ese nuevo Estado. Durante los últimos años, se acordó instalar ese «Kurdistán» en el norte de Siria, en una zona arabo-cristiana, después vaciar ese espacio de sus habitantes históricos. Ese proyecto cuenta con el respaldo de algunos responsables y miembros del PKK, deseosos de crear su propio Estado, en cualquier lugar y sin importarles el hecho que eso los llevaría a verse en una situación tan ilegítima como la de Israel en Palestina después de la Nakba. Así que los kurdos tendrían que aclarar su posición en los próximos meses. Hasta ahora han actuado como aliados de todas las partes que luchan contra el Emirato Islámico, lo cual les permitió liberar la ciudad árabe de Manbij y considerarla como el embrión de su nuevo Estado en el norte de Siria. En lo adelante, es posible que se dividan entre pro-estadounidenses y pro-rusos. Será entonces el momento de evaluar la viabilidad real de un «Kurdistán» en tierras que no pertenecen a los kurdos.

En definitiva, cuando se hayan resuelto todos esos problemas y se haya instalado la dictatura, Turquía tratará nuevamente de extender su modelo a los países vecinos, probablemente comenzando con los que hayan mostrado su cobardía desviando la mirada para no ver los métodos del régimen de Erdogan.

No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios


Raymond Berberian 

HOY, CIEN AÑOS MÁS,
CIEN AÑOS MENOS
El genocidio de la familia armenia sobre sus raíces ancestrales con un saldo de más de un millón y medio de mártires, fue ideado y orquestado a la sombra de la Primera Guerra Mundial en colaboración de Alemania, por los ministros del Estado turco (deunmé): judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos. Sobre aproximadamente cuatro millones que comprendía nuestra comunidad, cerca de medio millón sobrevivió al hambre y la sed.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo pertenezco a la segunda generación y me asombra notar que los de mi edad e incluso las generaciones siguientes se hayan olvidado por completo quienes fueron los causantes de nuestra desgracia común. No sé en qué basan sus expectativas, sus esperanzas, sabiendo que el obstáculo mayor hacia un posible y formal reconocimiento del genocidio y sus crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Estado turco depende, aunque parezca inverosímil, de la aprobación de Israel al reclamo armenio sobre sus derechos, sus bienes, sus tierras y su lógica indemnización.
No nos engañemos: Israel no respaldaría jamás a los armenios; no obstante reconocer que con ello comete una grave injusticia, lo mismo que su amado comodín: Los Estados Unidos y, España, con su cargo de consciencia por haberse desprendido de los Sabios de Sión. No lo harían; no sólo por su parentesco carnal con Turquía, sino porque entienden, a modo de refregarlo en las narices del mundo, que su shoah fue, es, y será, la mayor y única desgracia humana de la clase élite: Amantes de la Paz, dioses en la Tierra.
Nunca; e insisto: ¡nunca! El judaísmo tendió una mano a los armenios; ¡jamás! Y si lo hayan hecho, que yo ignore, habría tenido un costo leonino. Fueron los armenios quienes socorrieron judíos durante el régimen Nazi y ellos lo saben. Poseen un museo donde se expone los nombres y retratos de los judíos que fueron salvados. No así, los de las familias protagonistas armenias.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
¿Ingratitud? No; simplemente usura internacional.
No es de olvidar que muchos de los sobrevivientes del genocidio fueron rescatados, socorridos y tratados como hermanos por sirios, libaneses, iraquíes, palestino y otros pueblos de la región. Mis padres, huérfanos de Diyarbekir, Antigua Dikranaguerte, como tantos otros de Cilicia (Guiliquia) Antiguo Reino de Armenia, encontraron refugio en Alepo, Siria.

Resultado de imagen para judíos sefardí ladinos, expulsados de España por los Reyes Católicos.
Yo no entiendo, ni lo concibo que importantes organizaciones y cerebros de nuestra comunidad en la diáspora lisonjean con los herederos de quienes fueron los causantes de nuestra adversidad, sin contemplar su carnicería humana en los territorios palestinos.
Tal vez yo esté equivocado, no entienda nada de la hipocresía internacional con que, para seducir a una víbora consista en silbar en su idioma. Para mí; un pueblo capaz de arrancarles los ojos a unos niños, es peor que las bestias… Son ejemplos de un salvajismo extremo e impío que debería ser señalado al mundo como una falla de una mentalidad endemoniada.
El burro tropieza una sola vez con la misma piedra y nosotros, los armenios de la diáspora diseminados por el mundo, seguimos cometiendo el mismo error: confiar en la bendición de la Serpiente del Edén.
Respetuosamente… Yo.

 

Linea de sangre de Sabbatai Zevi y Kemal Atatürk


 

LA CONEXIÓN OCULTISTA TURCO SIONISTA

“Nuestros sabios, educados para gobernar a los Gentiles, compondrán discursos, memorias, proyectos que nos darán el necesario influjo sobre las inteligencias y nos permitirán encauzar sus actividades hacia las ideas y conocimientos que queramos imponerles.”

PROTOCOLO XIV – Protocolos De Los Sabios De Sion

Generalmente, no soy muy afín a publicar post acerca de sucesos en curso; soy más de los que le gusta analizar la historia, para crear sensibilidad, acerca de nuestra realidad actual y mostrar nuevos canales de investigación para entenderla.

Pero los últimos acontecimientos, hacen que esta línea sea abordada de otra forma y para esto, se hace necesario “hilar muy fino”, con post más largos e investigados con más profundidad, recurriendo también a fuentes oficiales y no solo del “mundillo” de la “conspiración” (Aun utilizando fuentes de páginas pro israelíes, para que después no se catalogue este post como “antisemita”) .

Entonces, les pido el favor de tener paciencia en la lectura, pues los entresijos de toda esta madeja, requieren de dar muchas vueltas, para tratar de desenredarla…

Los Dönmeh

“El apoyo de Turquía y Arabia Saudita a ISIS es más comprensible, si miramos al pasado, haciendo énfasis en una agenda ocultista”


Sabbataï Zevi , Nathan de Gaza y Yakov Leib Frank “Jacob Frank“

Aunque conocido por los historiadores y expertos religiosos, de la influencia política y económica de un grupo conocido en turco como los ” Dönmeh ” apenas se habla de ellos entre turcos, árabes e israelíes, que han sido reacios a hablar sobre su presencia en Turquía y en otros lugares de oriente medio.

El término Dönmeh (del Turco dön-, “volverse”), o también Selanikli (los que son de Tesalónica), se refiere a un grupo de Sabateos cripto judíos de Oriente Medio que fueron seguidores en el siglo XVII de Sabbataï Zevi, quien se creía el mesías.


“Shabtai Tzvi entronizado”, de Tikkun, Amsterdam, 1666.

Shabtai Tzvi irrumpió en la escena judía, aumentando las esperanzas de redención y electrizando a judíos en todo el mundo, dotado de inmenso carisma, recorría varias comunidades judías y prometía que la tan esperada liberación del exilio estaba cerca.

Pero su carrera mesiánica llegó a un abrupto final cuando el sultán otomano le presentó una opción extrema: convertirse al Islam o morir por la espada.

El futuro reclamante del trono del Rey David dejó de lado el heroísmo y se convirtió en un musulmán, junto con 300 familias que se encontraban entre sus más fieles seguidores.

Si bien, ostensiblemente, practicaban el Islam, los Dönmeh (también conocidos como los Ma’aminim, palabra hebrea que significa “creyentes”), no obstante continuaban, en secreto, observando una forma mística y ocultista del judaísmo.

Estudiosos, como Gershom Scholem, escribieron extensamente sobre los Donmeh, lo mismo que Marc David Baer, de la University of California, también ha publicado importantes estudios acerca de ellos.

Hasta el día de hoy, algunos de estos “Sabbateanos” preservan diversas costumbres judías, como la celebración de las fiestas, el estudio del Zohar , incluso, el recitar porciones del libro de los Salmos todos los días, siguiendo los “18 Mandamientos” impuestos a ellos por Shabetai Zvi, que incluye una prohibición absoluta de matrimonios mixtos.(1)

Los Dönmeh oficialmente practican el Islam, pero cabe mencionar que para estos, la conversión de Tzvial islam tuvo una significación religiosa particular, más específicamente una significación cabalística.

El Misticismo Mesiánico de Shabetai Tzvi

“En 1666, el autoproclamado mesías Sabbetai Zevi genero la más grande corriente mesiánica en la historia judía. La tradición judía proclama que el Mesías vendrá en un momento siguiente de una gran guerra y peste, y el escenario estaba listo, por la Guerra de los Treinta Años y las masacres y las desgracias de Europa Central y Oriental. Miles de creyentes, vulnerables a las promesas de la redención realizada por el carismático Sabbetzi Zevi, empacaron sus maletas, y esperaban la liberación de Jerusalén.”

Jewish Heritage Online Magazine (2)

Todo apunta a que los verdaderos amos del mundo, a los cuales solemos llamar los “Illuminati”, tienen parte de sus raíces en este mesías falso con el nombre de Sabbetai Zevi que decía ser el salvador prometido de los Judíos, que había venido a establecer el reino “celestial” en la tierra prometida conocida entonces como Palestina.

Zevi fue una figura muy controversial, dijo que venía a hacer frente a todo lo anteriormente escrito.

“El pecado y la culpa”, según Sabbetai Zevi , “ya no eran más!”, nada se dejó; de los mandamientos de Dios en la Torá, porque está según él, estaban ahora nulos; por la sencilla razón, que la era mesiánica habría llegado y él era quien habría de redimirlos.

Como Jerry Rabow escribió en la página 110 de su libro “50 Mesías judíos”, publicado por Gefen de Jerusalén: “A través de todo esto, Shabbatai Zevi continuó emitiendo proclamas de los cambios teológicos forjados por la venida de la era mesiánica. “

La nueva oración de Shabbatai fue: “¡Alabado sea el que permite lo prohibido. Puesto que todas las cosas se permitirán en la era del Mesías.”

Era el año 1666, cuando el cabalista Judío, Sabbatai Zevi anunció a sus seguidores que el día del Mesías había llegado, más exactamente el 18 de junio 1666, y con un poco de conocimiento podríamos ver las extrañas relaciones de esta fecha a la llegada del futuro anti-Cristo bíblico.

Esta fecha se denota por la insignia numérica de triple, “666” para la fecha en que Shabbatai Zevi , el “Mesías” hizo su gran anuncio mesiánico, era en junio (6 º mes), 18 (6 + 6t + 6) en el año de 1000 + 666.

Shabtai Tzvi (1626-1676) bendice a algunos de sus seguidores en un grabado en madera Inglés de 1685

Días en que según muchos historiadores, gran cantidad de judíos vendieron casi la totalidad de sus hogares y negocios, y fueron esperando a la espera de las laderas de las montañas la entrada en una “nueva era mesiánica”.

De acuerdo a Shabbatai Zevi, los “días mesiánicos de la redención están sobre nosotros” y cuando esta era llegó, el “dios” del Sabateanos estaba permitir todo, ya que todas las prohibiciones del Dios de Israel, en la Torá se abolidas s en la nueva era mesiánica.

También fue como una “Bendición de jefe” para los seguidores del Mesías Shabbatai Zevi, llamados también “Sabateanos”, cuando dijeron: “¡Bendito el que permite lo prohibido”. Esta fue su más profunda bendición y que se extendió a más de la mitad de los judíos en Europa dentro de sus garras (Qué diferencia hay entre este y Sir Aleister Crowley?).

Nathan Levi de Gaza

Y como todo “mesías”, Shabbati Zevi; también tenía su “profeta”, llamado Nathan Levi de Gaza (נתן עזתי Nathan ‘Azzati)

Nathan se volvió muy activo en su posterior carrera mesiánica de Sabbatai, sirviendo como mano derecha de Sabbatai y declarándose a sí mismo como el resucitado Elías, que, según se preveía, proclamaría la llegada del Mesías.

En 1665, Nathan anunció que la era mesiánica comenzaría al año siguiente con la conquista del mundo sin derramamiento de sangre. El Mesías llevaría las diez tribus perdidas de vuelta a la Tierra Santa, “montado en un león con un dragón de siete cabezas en sus mandíbulas”.

El Dragón Da El Poder A La Bestia – Alegoría Medieval

Desde ese momento, sus seguidores comenzaron a referirse a él con el título Amirah, acrónimo de la frase “Nuestro Señor y Rey, será exaltado su Majestad” (Adoneinu Malkeinu Yarum Hodo).

Y “extrañamente”, en estos tiempos, los periódicos y demás paginas pro sionistas, no hacen más que “exaltar” y buscar el regreso de los Dönmeh a Israel y menosprecian “hipócritamente” la labor hecha por el “paranoico” Shabbati Zevi a su favor (3).

Quizás la obra hecha por Shabbati Zevi, fue de gran ayuda para la formación del estado de Israel, su hegemonía moderna en la región y en el mundo… Vamos a ver…

Durante los siguientes dos siglos, llevaron una vida comunitaria independiente, eso se puede notar en la construcción de escuelas y cementerios separados, pasando por sus tradiciones secretas de generación en generación.

Una talla de piedra de una mariposa humanoide el cementerio de Estambul. Símbolos de la mariposa son exclusivos de la comunidad Dönme como símbolos de la metamorfosis.

La influencia de Zevi entre los Judíos trascendió a su muerte, muchos aún creían este asistente de engaño que legitimó el engaño como medio para alcanzar metas. Rebe Berequías, un extremista, sucesor de Zevi, se hizo cargo de su movimiento.

Los Dönmeh En Turquía

“Aunque conocido por los historiadores y expertos religiosos, la influencia política y económica de un grupo conocido en turco como el “Donmeh” apenas se cruza en los labios de los turcos, árabes e israelíes”

Phd. Henry Makow.

Donmeh, un término despectivo que significa “apóstata”, se refiere a un grupo de secreto cripto-Judio de Oriente Próximo que fueron originalmente seguidores del “mesías” Sabbatai Zevi, llamándose a sí mismos Ma’aminim (creyentes).

También se les llama Selânikli (personas de Salónica) o Sabbateanos.

Según afirma el The Jerusalem Post refiriéndose al pueblo Dönmeh:

“Durante muchos años, se concentraron en la ciudad griega de Salónica, hasta que fueron expulsados a Turquía en 1923-1924, como parte de los intercambios de población entre los dos países. Este capítulo doloroso de su historia resultó ser una bendición disfrazada, ya que les salvó de la suerte que corrió los judíos griegos, la mayoría de los cuales fueron asesinados por los nazis.”(4)

Y esta medida, puede ser “racional” para los intereses pro israelíes, pues muchos Donmeh, junto con Judíos tradicionales, se convirtieron en poderosos líderes políticos y empresariales en Salónica. Era este grupo central de los Donmeh, quienes se dicen que organizaron en secreto el movimiento de Los Jóvenes Turcos, también conocido como el Comité de Unión y Progreso, los secularistas que depusieron sultán otomano Abdul Hamid II en la revolución en 1908, que proclamaron la post-otomana República de Turquía después de la Primera Guerra Mundial, que instituyó una campaña que despojó a Turquía de gran parte de su identidad islámica después de la caída de los otomanos.

Abdul Hamid II

En muchos espacios de este “mundillo” de la “conspiración”, Abdul Hamid II aparece como “víctima” de una campaña mediática por los Jóvenes Turcos por haberse negado a reunirse con el líder sionista Theodor Herzl durante una visita a Constantinopla en 1901 y rechazar las ofertas de dinero a cambio del control de Palestina.

Pero la realidad, es que, el panislamismo, proyectado del sultán Abdul Hamid II y de los Jóvenes Turcos de ayer, al igual que el del actual Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por su sigla en turco), consiste en liderar el mundo “sunita” (aunque supuestamente la Turquía de los jóvenes turcos seria laica), con grandes intereses pro sionistas. Ese proyecto exigía el exterminio de los cristianos (armenios, griegos pónticos y asirio-caldeos) así como de los yazidíes. Y todos fueron víctimas del genocidio, exactamente de la misma manera en que el Estado Islámico se dedica actualmente a exterminar a los cristianos y los yazidíes.


El Genocidio Armenio

Y como este proyecto “sunita-sionista” Panislamista, tuvo influencias ocultistas innegables, y que en nada “interfieren” (yo diría más bien complementa) al movimiento sionista de Theodor Herzl, como parte de un “plan guiado”, para llegar a la situación en la que estamos; todo esto es una trama más de la “disidencia controlada”, para tener sumido totalmente en el caos a la humanidad.


Mustafa Kemal Atatürk en el Congreso de Sivas (celebrado del 4 septiembre a 11 septiembre, 1919)

Muchos Donmeh formaban parte de los “jóvenes turcos”, estos intelectuales turcos que querían aniquilar el imperio Otomano. Apoyaron las reformas pro-occidentales del judío y masón Kemal Ataturk, se reunían en una logia masónica del Gran Oriente fundada por los judíos cabalistas Rothschild.


Los Rothschild Sabbateanos

La francmasonería representaba un medio ideal para los Donmeh por su influencia y redes secretas. Los Donmeh han jugado también un rol activo en el genocidio de los armenios de Turquía. Rabbi Antelman defiende la tesis de que algunos de los principales dirigentes actuales del judaísmo mundial son de hecho adeptos secretos de Shabbatai Zevi y de Jacob Frank, aliados desde 1785 con los francmasones, illuminati y el vaticano, todos estos forman un grupo altamente influyente de complotistas, internacionalistas para instaurar el llamado nuevo orden mundial.

Todas las medidas que tomaron tanto el sultán Abdul Hamid II, como Mustafa Kemal Atatürk, de una u otra forma, incidieron en la posterior creación del estado de Israel, ya que, aunque algunas de estas leyes “afectaban” a la comunidad judía en Palestina, estas dieron pie a que los judíos tuvieran “eco” en la comunidad internacional.

Siempre han existido informaciones sobre el origen Donmeh o cripto judío de Mustafa Kemal. Las primeras publicaciones sobre Atatürk hacen mención de ello. Por ejemplo, el informe más serio sobre la Primera Guerra Mundial que fue publicado en 22 partes por el prestigioso diario británico The Times, durante 1915-1922 no eludió este tema. Se afirma, en particular:

“Mustafa Kemal, que según muchas personas tiene ascendencia judía de Salónica, sólo se unió abiertamente al movimiento nacionalista en junio de 1919” (5). Otra publicación occidental conocida, American Literary Digest describe a Mustafa Kemal en 1922 como “judío sefardita de ascendencia y musulman ortodoxo de nacimiento y educación”(6) . Lo anterior no revela nada esencialmente nuevo, pero se limita a dar una indicación de las numerosas declaraciones que se han tenido lugar en la prensa de la época sobre los orígenes cripto judíos de Mustafa Kemal. Vamos a añadir un par de argumentos más.


Mustafa Kemal

La agencia de noticias Associated Press, citando al gran visir de Turquía, menciona en un artículo del 3 de julio de 1920:”Mustafa Kemal, (el líder nacionalista turco) al que el gran visir presenta como un judío, nació como turco pero sus padres eran cripto judíos (Donmeh) de Salónica, al igual que los padres de Talaat y Djavid “. (7)

Una fuente de información importante, un oficial otomano (pashá) de alto rango, Achmed Abdullah, que además era escritor y el también conocido hombre de negocios Leo Anavi (dos espías turcos en el ejército británico, que se reunieron con Kemal en numerosas ocasiones y eran muy fuertes partidarios) dicen que Kemal era un judío español, un sefardita que “ni siquiera tenía sangre otomana”.

Este hecho fue tan generalizado en la década de 1920 que nadie se sorprendía. No es por casualidad que uno de los más grandes historiadores del siglo XX, Arnold Toynbee, también creyera que Mustafa Kemal tenía orígenes cripto judíos (8).

Sobre las raíces dönme de Mustafa Kemal también hay pruebas en la obra de una figura tan informada cuando se trata de cripto judíos como Joachim Prinze (1902-1988), quien fue presidente del Congreso Judío Americano desde 1958 hasta 1966. Escribe:

“Entre los líderes de la revolución que dio a Turquía un gobierno más moderno, se encontraban Djavid Bey y Mustafa Kemal. Ambos fueron ardientes cripto judíos. Djavid Bey se convirtió en Ministro de Hacienda, Mustafa Kemal se convirtió en el líder del nuevo régimen y adoptó el nombre de Atatürk.

Sus oponentes trataron de usar sus orígenes judíos para derrocarlo, pero no tuvieron éxito. Muchos de los Jóvenes Turcos del nuevo gabinete revolucionario oraban a Alá, pero tenían como su verdadero profeta a Shabtai Zvi, el Mesías de Esmirna”.

Que Mustafa Kemal era de ascendencia judía era una creencia generalizada entre la población de Turquía. Los judíos de Salónica siempre supieron que Mustafá Kemal era un dönme(9) , un judío converso. Hoy día, los judíos siguen admitiendo tal afirmación. En la Biblioteca Virtual Judía se puede encontrar una sección dedicada a Mustafa Kemal Atatürk. Es un sitio web que contiene información sobre grandes personajes judíos o de origen judío. (10)

El Genocidio Armenio, Los Dönmeh Y La Situación Actual En Medio Oriente

“Turquía, heredera del Imperio Otomano, aún hoy se niega a reconocer el Genocidio Armenio, que ha sido reconocido por una veintena de países”

Este triste capítulo de la historia de la humanidad, bien merecería un post aparte, cosa que solo nos caminaremos por los linderos del acontecimiento, para mostrar las relaciones con el tema que estamos tratando.

El genocidio armenio, también llamado holocausto armenio o “Gran Crimen”, fue la deportación forzosa y exterminio de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de personas, por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1923.

Se caracterizó por su brutalidad en las masacres y la utilización de marchas forzadas con las deportaciones en condiciones extremas, que generalmente llevaba a la muerte a muchos de los deportados.

Es de hacer notar, el reconocido papel de los Dönmeh en el seno de los Jóvenes Turcos, que perpetraron estas masacres, secta de adeptos a la Cábala que se convirtieron al islam en el siglo XVII para escapar a las persecuciones pero que conservaron su fe judía.

El actual présidente turco Recep Tayyip Erdogan pretende restablecer el predominio del imperio otomano y para ello ha retomado la política de genocidio del sultán Abdulhamid II.

Y cuando comparamos esta situación con la actual, vemos como el presidente Erdogan tiene ante sí una oportunidad de reconocer esta historia, ya muy vieja, en la que él no tiene absolutamente ninguna responsabilidad. De haberlo hecho habría convertido su país en un Estado normal. Pero hizo lo contrario. Aferrado a sus mentiras, negó la Historia afirmando que hubo “sólo” 100 000 muertos y que si esas personas hallaron la muerte fue porque habían participado en acciones terroristas.

Aferrándose a ese delirio, la Turquía actual manifiesta no sólo su respaldo a las masacres hamidianas del sultán Abdulhamid II (1894-1895), que dejaron entre 80 000 y 300 000 víctimas, sino sobre todo a los crímenes que la «Organización Especial» del Comité Unión y Progreso cometió desde 1915 hasta la elección de Mustafá Kemal Ataturk como presidente de la República –en 1923– y que dejaron entre 1,2 millones y 1 millón y medio de muertos. Y también demuestra su continuidad ideológica con el régimen de aquella época. Continuidad ideológica que todos pudimos comprobar espantados cuando vimos, en 2014 al ejército turco acompañando al Frente al-Nusra (o sea, al-Qaeda en Siria) en la invasión de Kassab y expulsando a la población armenia de esa localidad siria. Y también cuando el ejército turco ayudó el Estado Islámico (Daesh) a dinamitar el memorial que conmemoraba en Deir ez-Zor el exterminio de más de 200 000 armenios en el campamento que los turcos habían instalado en esa región siria en 1916.

El panislamismo, proyecto del sultán Abdulhamid II y de los Jóvenes Turcos de ayer, al igual que el del actual AKP, consiste en liderar el mundo sunita y crear para ello un Estado sunita homogéneo. Ese proyecto exigía el exterminio de los cristianos (armenios, griegos pónticos y asirio-caldeos) así como de los yazidíes. Y todos fueron víctimas del genocidio, exactamente de la misma manera en que el Estado Islámico (Daesh) se dedica actualmente a exterminar a los cristianos y los yazidíes.

La intervención del ejército turco en territorio sirio, en Kassab y en Deir ez-Zor, es coherente con ese proyecto ya que Recep Tayyip Erdogan espera anexar el norte de Siria cuando la OTAN derroque al presidente Bachar el-Assad.

Es un hecho que la ideología panislamista cuenta hoy con el respaldo simultáneo de la Hermandad Musulmana (y por consiguiente del AKP, controlado por la rama turca de la cofradía), de al-Qaeda y del Estado Islámico (Daesh).

Otro hecho es que desde hace un siglo sólo Turquía y el Estado Islámico (Daesh) han cometido en esta región el crimen catalogado como genocidio. Y actualmente, la primera está ayudando el segundo a perpetrarlo.

No es sorprendente que Turquía y el Estado Islámico (Daesh) estén en guerra contra la República Árabe Siria, país que encarna el proyecto contrario. Los países más antiguos del mundo han acogido siempre a los pueblos perseguidos de la región hasta convertirse en el actual «mosaico étnico». En los años 2000, el general Hassan Turekmani, entonces ministro de Defensa de Bachar al-Assad, elaboraba una «Doctrina de Defensa» basada en la conservación de esa diversidad

Comenzamos a “desmadejar” las cosas…. Después trataremos la conexión de Arabia Saudita con el Sionismo… Hay mucha tela de donde cortar… Y muchos hilos que entrelazar…

FUENTE: http://aperiresecreta.blogspot.mx/2016/02/la-conexion-ocultista-turco-sionista.html
Fuentes:

(1) http://porisrael.org/la-aparicion-de-judios-ocultos-de-turquia/

(2) http://jhom.com/personalities/gluckel/shabtai.htm

(3) http://www.jpost.com/Opinion/Columnists/The-emergence-of-Turkeys-hidden-Jews

(4) http://www.jpost.com/Opinion/Columnists/The-emergence-of-Turkeys-hidden-Jews

(5) The Break-up of Turkey, The Times History of the War, vol. XXI, London, 1920, p. 433.

(6) The Sort of Man Mustafa Kemal is, The Literary Digest, October 14, 1922, vol. 75, no. 2, pp. 50-53.

(7) A noteworthy reference to Talaat’s dönmeh origins is preserved in the marriage memoirs of the celebrated journalist Zekeriya Sertel (1890-1980). Describing how he had to overcome many difficulties in order to marry a dönmeh, Sabiha Dervish, he writes, “At our engagement, the representative for the girl’s side was then-Prime Minister Talat Pasha”. Rifat N. Bali, A Scapegoat for All Seasons: The Donmes or Crypto-Jews of Turkey, Istanbul, 2008, p. 161.

(8) John Gunther, Procession, New York, 1965, p. 98; John Gunther, Inside Europe, New York, 1938, p. 417.

(9) http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/judaica/ejud_0002_0005_0_05294.html

(10) http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/judaica/ejud_0002_0012_0_11019.html

Armenia Occidental firma el Derecho del Mar


 

N. Lygeros

Traducción al español de Olga Raptopoulou

A través del tiempo, Armenia Occidental avanza de manera muy dinámica, porque ha fundado sus posiciones en un estatus jurídico serio y, además, aprovecha efectivamente el Derecho de los Pueblos Indígenas. Por lo tanto, ha decidido el 9 de agosto de 2016 firmar el Derecho del Mar, de modo que active sus derechos de soberanía. Armenia Occidental pone en marcha, poco a poco, todos los medios del Derecho Internacional, porque las víctimas del genocidio no se han olvidado de nada, incluso si eso fuera el objetivo de la barbarie. Siguiendo las provisiones del Tratado de Sévres que la incumben, dado que jamás firmó el Tratado de Lausana, muestra a todos que no intenta abandonar el Mar Negro, por mucho que los serviles se consternen. De hecho, mientras que Kurdistán sigue luchando por su liberalización, Armenia Occidental se esfuerza no sólo a través del procedimiento, sino también a través del propio mar. La firma de la Convención de Montego Bay es un paso más hacia el objetivo, la resistencia al olvido. Armenia Occidental continúa su trabajo legalmente e institucionalmente. De tal manera, demuestra en concreto que no es una entidad utópica. En este contexto, se está preparando, después de este acto histórico, para establecer su Zona Exclusiva Económica. En consecuencia, demuestra delante de todos de que no ha olvidado su territorio y que su acceso al mar no sólo es una visión, sino una realidad en proceso.

Prisioneros australianos y de otras naciones aliadas presenciaron la expulsión y asesinato masivo de armenios.


descarga (16)

Ecos de la historia en los métodos dictatoriales de Erdogan

Robert Fisk  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Domingo, 24 de Julio de 2016 21:43

Si el presidente Recep Tayyip Erdogan no estuviera tan ocupado tratando de emascular a un ejército de 600 mil hombres, estaría rabiando por el contenido de un nuevo libro que, con investigación juiciosa y coincidencia dolorosamente irónica, ha aparecido en Australia con irrefutables pruebas del genocidio armenio de 1915 a manos del ejército turco (que entonces constaba de 500 mil hombres.

Durante la guerra entre 1914 y 1918 dicho ejército estuvo íntimamente involucrado en la persecución y asesinato al estilo nazi de millón y medio de armenios-cristianos. Aparentemente a nadie importó que prisioneros de guerra australianos fueran testigos del mayor crimen de guerra del conflicto. Pero ahora, aquí, viene una pequeña editorial australiana con un volumen investigado a profundidad y escrito por Bicken Babkenian y Peter Stanley, en el que el lector hallará el testimonio de prisioneros australianos y de otras naciones aliadas que presenciaron la expulsión y asesinato masivo de armenios.

Algunos sobrevivieron el sitio y rendición de Kut al Amara, en lo que hoy es Irak, y su marcha mortal hacia prisiones de Anatolia es comparable en brutalidad, si no en números, a la matanza de la población armenia ejecutada por la Turquía otomana.

Otros soldados australianos fueron capturados en Gallipoli. Muchos de ellos iban a bordo de submarinos capturados por la marina turca. Todos eran soldados aliados, no propagandistas, y sus intentos de ayudar a los armenios fue tan valiente como inocente.

Los turcos que aún niegan los acuchillamientos, decapitaciones, ejecuciones masivas y violaciones a los armenios en una campaña deliberada de genocidio (el sultán Erdogan es uno de ellos) encontrarán difícil contradecir los testimonios.

Si bien ahora tiene otras preocupaciones, Erdogan es tan férreo defensor del antiguo ejército otomano que el año pasado cambió la fecha de las conmemoraciones de la batalla de Gallipoli, de 1915, para ocultar el aniversario del comienzo de la sangrienta destrucción del pueblo armenio.

Pero cuando termine de destruir las libertades del ejército, del sistema judicial, de los servidores públicos y de los académicos, quizá después de otras relajantes vacaciones en la costa de Marmaris, Erdogan debería leer las 324 páginas sobre Armenia, Australia y la Gran Guerra.

Está, por ejemplo, el teniente Leslie Liscombe, del 14 batallón de Gallipoli, capturado por los turcos y enviado a la provincia de Angora, donde se encontró con una imagen triste y deprimente en un andén de la estación de tren: Había un número considerable de mujeres y niños armenios, soldados. Soldados turcos, armados con látigos, los metían a camiones de transporte de ovejas para llevarlos a algún lejano campo de concentración.

Poco antes de que Liscombe llegara a su lugar de detención, en un monasterio armenio, los monjes que ahí vivían habían sido, sin duda, liquidados. Todos los prisioneros de guerra australianos fueron alojados en las casas abandonadas de los armenios.

Uno de los colegas de Luscombe, el cabo George Kerr, fue enviado a trabajar en la ferrovía Geman Taurus, en las montañas, y vivía en la planta alta de una casa ocupada por 60 miserables criaturas (como escribió en el diario que llevaba en secreto). Se trataba de armenios y griegos.

El capitán Thomas White, de la fuerza aérea, fue enviado a apoyar a la guardia turca de la ciudad otomana de Mosul (que hoy es, desde luego, la capital del Isis). Vio mujeres turcas reducidas a la mendicidad, rogando por alimentos. Después fue trasladado a la ciudad armenia abandonada de Tel Arman. A pesar de que algunas mujeres y niños aún vivían ahí, todos los hombres estaban ausentes. Después de trepar una colina no muy alta encontró tumbas recientes, que hablaron elocuentemente de lo que había ocurrido a los hombres armenios.

White dice que se sintió horrorizado ante la obra de los turcos y señala más adelante que matanzas así se llevaron a cabo simultáneamente y en todo el país.

En este momento los armenios de Ras al Ein (aldea que hoy está en manos de la milicia anti Isis YPG, armada por los estadunidenses) estaban siendo preparados para emprender su marcha de la muerte hacia Deir ez Zour. White dice haber visto todo un campamento de armenios siendo agrupados como rebaño después de haberlos sacado de sus casas y llevarlos a su destino final. Después de un viaje en tren a Afion, White y otros fueron alojados en una iglesia de la que habían expulsado a sobrevivientes armenios para hacer espacio a los prisioneros de guerra. Los varones de la aldea habían sido asesinados y los muebles de sus hogares confiscados. Ahora eran expulsados de sus hogares y estaban en la calle, esperando ser llevados a su último santuario.

El soldado encontró más fosas con armenios, algunos cuyos cuerpos estaban enterrados tan cerca de la superficie que los huesos se alcanzaban a ver saliendo de la tierra.

Del lado de los prisioneros británicos, australianos e indios, 2 mil kilómetros al norte en la ruta de la muerte de Anatolia a Kut, dos de ellos descubrieron en un pueblo una casa repleta de los restos mutilados de mujeres y niños armenios.

En total, 70 por ciento de prisioneros de guerra que se rindieron en Kut y 30 por ciento de indios murieron en cautiverio. Para septiembre de 1916, los prisioneros de guerra aliados eran sepultados en el cementerio armenio de Afion.

En Yozgat, los prisioneros aliados eran alojados en casas de armenios que hacía tiempo habían sido masacrados y sus tiendas saqueadas, según el ingeniero capitán Kenneth Yearsley.

Las matanzas de armenios continuaron hasta bien entrado 1918 en el este de Turquía, donde, para crédito de los autores del libro, se consigna el asesinato masivo de aldeanos musulmanes a manos de armenios. Pero en el norte de Mesopotamia el coronel Stanley Savige, veterano australiano de Gallipoli, y sus hombres se encontraron combatiendo, en proporción de 10 contra uno, contra la caballería turca y kurda, que asesinaban a quienes se habían escapado de una columna de refugiados armenios. Entre ellos encontraron “ancianos, mujeres débiles y heridas, bebés abandonados y niños inválidos. Aún bajo fuego enemigo, los soldados lograron montar en sus caballos a mujeres y niños y abandonaron a su suerte, con dolor en el corazón, a inválidos y niños pequeños.

El capitán Robert Nichol, de Nueva Zelanda, fue asesinado al combatir por las vidas de los armenios, al tiempo que el ejército al mando del general Allenby surgió victorioso en Palestina y se dirigió hacia lo que hoy es Siria, en 1918, donde encontraron a miles de armenios a punto de morir de inanición, en su mayoría mujeres y niños, a todo lo largo del camino entre Damasco y Homs, y Hama y Alepo. Una carretera de la melancolía en lo que hoy es el escenario del horrendo conflicto en Siria y también en el camino de regreso hacia la ciudad turca de Diyabakir.

Los soldados australianos de caballería obsequiaron a los armenios todas sus provisiones y botellas de agua.

La antigua Diyabakir aún existía entonces. La mayor parte de la ciudad ha sido destruida en el combate al Partido Kurdo de los Trabajadores por el actual ejército turco (incluídos los hombres que conspiraron contra Erdogan la semana pasada).

Este es un gran volumen para ser leído por el sultán Erdogan una vez que acabe de purgar a su destruido país. Supongo que siempre podrá argumentar que, según la evidencia, el gobierno otomano no fue responsable del genocidio armenio durante la Gran Guerra, debido a que aquellos soldados, como los que ahora están en su ejército, simplemente se hicieron justicia por propia mano.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

http://nabarralde.com/es/munduan/15587-2016-07-24-20-44-49

Cabeza de turco Sinfonía Erdogan


Ruben Demirjian

Publicado el 29 jul. 2016

Creerte la mentira y darle nula importancia al entramado terrorífico ,solo de esa manera,podes decirme que ignoras la procedencia de DAESH .Musica MUSE

NEFASTA TEORÍA ISRAELÍ : ÚNICA VÍCTIMA – ÚNICA PRIVILEGIADA.


EL MONOPOLIO DEL SUFRIMIENTO. A ÚNICA VICTIMA ÚNICO PRIVILEGIO

DIARIO ARMENIA

Israel: “Postergan el reconocimiento del Genocidio Armenio

La Knesset lo hizo otra vez

Los activistas armenios que se encontraban en las galerías de la Knesset fueron decepcionados otra vez. En contraste con el Bundestag alemán que reconoció el crimen de lesa humanidad contra los armenios, el parlamento israelí volvió a postergar ese esperado reconocimiento.

Knesset-Room

Por iniciativa de la diputada de izquierda Zehava Gal On, perteneciente al partido Meretz, la Knesset celebró una sesión especial para tratar el proyecto de reconocimiento. Todos los oradores discutieron la necesidad de reconocer la tragedia soportada por el pueblo armenia a partir de 1915, sin embargo, tal como aconteciera en años anteriores, fue postergada luego de celebrarse una reunión del comité de Educación de la Knesset.

El Ministerio de Asuntos Exteriores israelí presionó a través del asesor jurídico del parlamento para que la Knesset se abstenga de tomar una decisión que ponga en peligro las relaciones entre Tel Aviv y Ankara, que acaban de normalizarse hace apenas unos días. La diputa Gal On reaccionó diciendo: “Hemos permitido que el reconocimiento del genocidio de armenios se convierta en una herramienta que podemos utilizar cada vez que nuestras relaciones con Turquía estén en crisis y luego dejar de lado nuestra decisión para no ofender el honor Erdogan en el Parlamento israelí”.

Luego de finalizar la sesión parlamentaria, los armenios que presenciaron la misma protestaron frente a la Knesset. “¿Quién se acuerda hoy de los armenios? dijo Hitler el 2 de noviembre de 1939 cuando se discutía su decisión de aniquilar a los judíos. Sin embargo, el Parlamento alemán reconoció el Genocidio Armenio el 2 de junio de este año y pidió perdón. ¿Cuándo hará lo propio el Estado de Israel?”, manifestó Georgette Avakian, representante del Consejo Nacional Armenio de Israel a la prensa de ese país.

http://www.diarioarmenia.org.ar/israel-postergan-el-reconocimiento-del-genocidio-armenio/