Cristina Fernández: ¿De dónde saca ISIS los recursos?


Hoy han cambiado, los que ayer eran malos, hoy no parecen tan malos; los que ayer tenían que ser invadidos y arrasados, hoy parece ser que están colaborando para el ISIS desaparezca.

Y mañana, primero fue Al Qaeda, y pregunto yo Al Qaeda y los talibanes, dónde aparecieron, de dónde sacan las armas, de dónde sacan los recursos. Mi país no produce armas, quiénes son los que les venden las armas.

Luego aparecieron los que iban a ser la Primavera Árabe y que finalmente resultaron no ser tan primavera, sino más bien algo de otoño y casi un invierto, en el cual pasaron de luchadores por la libertad también a personas que, bueno, que merecían ser perseguidas y encarceladas.

Ahora es el ISIS, este nuevo engendro que ha aparecido terrorista degollando gente por televisión en verdaderas puestas en escena que uno se pregunta cómo, desde dónde, porque permítanme, me he tornado absolutamente desconfiada de todo después de ver todas las cosas que han pasado. Y que las cosas que pasan por televisión en las series que tanto nos entretienen y nos divierten, son pequeñas ficciones al lado de la realidad que tenemos que vivir hoy como mundo.

Si me pasa algo no miren a Oriente, miren hacia el norte: CFK

teleSUR tv

Publicado el 30 sept. 2014

La presidenta de Argentina Cristina Fernández se refirió a las supuestas amenazas que recibió del grupo terrorista islámico ISIS y alertó: “si me pasa algo, que nadie mire hacia el oriente, miren hacia el norte”. La mandataria aseguró que “después de ver las cosas que se están haciendo desde determinadas representaciones diplomáticas, después de escuchar declaraciones que parecen un ejercicio de cinismo, que vengan a crearnos una historieta de que el ISIS me está buscando para matarme”, lanzó. teleSUR

Presidentes de todo el mundo felicitaron a Cristina por el aniversario del 25 de Mayo


infonews

Barack Obama, Vladimir Putin, Francois Hollande y Raúl Castro le enviaron cartas a la Presidenta por los festejos de la Revolución de Mayo.

Distintos presidentes del mundo felicitaron hoy a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el aniversario de la Revolución de Mayo.

El presidente ruso Vladimir Putin resaltó que Argentina “desempeña un papel creciente en solución de temas actuales de la agenda global y regional“.

Y destacó: “Los logros de Argentina en los campos económico-social y científico-técnico son generalmente reconocidos. Su país desempeña un papel creciente en solución de temas actuales de la agenda global y regional”.

Los logros de Argentina en los campos económico-social y científico-técnico son generalmente reconocidos

Por su parte, el mandatario estadounidense Barack Obama remarcó que “es importante profundizar la relación bilateral” dado “los sólidos lazos entre nuestros ciudadanos”.

“Valoramos las contribuciones de la Argentina a las operaciones internacionales para el mantenimiento de la paz y su liderazgo en los esfuerzos para la no proliferación. Además,apreciamos la defensa de la Argentina por los derechos de las lesbianas, homosexuales, bisexuales y personas transexuales. Esperamos continuar trabajando juntos en estos y otros asuntos”, cerró el presidente norteamericano.

Otro de los mandatarios que envió sus saludos por el festejo patrio fue el presidente francés François Hollande, quien sostuvo: “Argentina y Francia están ligadas por antiguas relaciones de confianza y de amistad que tiene valores comunes en la escena internacional. Nuestro trabajo en el marco de los Derechos del Hombre es en este sentido notable”.

“Deseo también continuar con la profundización de nuestra cooperación bilateral en los ámbitos económico, cultural y científico”, agregó.

Por último, el presidente cubano Raúl Castro fue otro de los que saludó a Cristina por el aniversario del 25 de Mayo. “La felicito cordialmente y le ratifico la voluntad de fortalecer las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros países”.

Carta Barack Obama a Cristina

Carta de Francois Hollande a La Presidenta

Carta de Raúl Castro

http://www.infonews.com/nota/201538/presidentes-de-todo-el-mundo-felicitaron-a-cristina-por-el-aniversario-del-25-de-mayo

Miles de personas se hicieron presentes en el inicio de los festejos por el 25 de Mayo

Viernes 22 de Mayo | 18:35

La fiesta por la celebración de la Revolución de Mayo se inició a las 19 y participarán numerosos artistas. Las actividades y artistas que se podrán ver hasta el lunes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

http://www.infonews.com/nota/201536/miles-de-personas-se-hicieron-presentes-en-el-inicio-de-los-festejos-por-el-25-de-mayo

¡HEIL! C’ERDOGAN…


vlcsnap-2015-04-28-23h46m15s987

Raymond Berberian

El Gran C’Erdogan maldijo a Francia, a Rusia y también a los EEUU y demás naciones como Uruguay y Argentina que se atrevieron mencionar la palabra “Genocidio” de armenios y al Papa Francisco lo llamó “Estúpido” y le advirtió no caer en el error de reiterar lo mismo en público, porque es capaz de pulverizarlos con sus maldiciones a todos.
Los insultos de los turcos son embrujadas, traen el virus de la soberbia, la ignorancia y la bestialidad de la raza otomana; o sea, de las hordas salvajes de Asia central.
No sé en verdad si es mejor o peor no enterarse de los problemas del mundo, me refiero al comportamiento humano que en gran parte desentona, según creo, con lo humano.
El hecho de estar al tanto de que existen varias clases de depredadores religiosos, morfológicamente similares a cada uno de nosotros, prendidos de la cola del barrilete de alguna que otra creencia y que forman parte de nuestra humanidad, me da escalofrío. Tener que aceptar que ocurren las desgracias ajenas porque las mismas lucran a los Amos del Capitalismo, también; es como sonreírle a todo el mundo como los locos simulando estar felices para que alguien nos arroje una sonrisa como una limosna.

2015 - 1
Alepo y Kessab ciudades sirias, compartidas en su gran mayoría por refugiados sobrevivientes armenios. Cobani ciudad siria, habitada por kurdos; gracias al C’Erdogan, la coalición farsante y la eficiente colaboración de los hermanitos del califato las han vuelto ciudades fantasmas. Quedaría seguir hostigando al Gobierno de Siria hasta la victoria final en que el C’Erdogan se apodere del gas y del petróleo de sus vecinos. En cuanto a los EEUU, se beneficiarían ampliando las fronteras de su colonialismo capitalista haciendo cerrojo junto a sus lacayos europeos en derredor de Rusia y la Rep. Islámica de Irán. Y, los mercenarios del califato, se entretendrían con las niñas de Siria a fin de islamizarlas sexualmente al igual que Boko Haram con las de Nigeria.
Finalmente el gobierno de Nigeria logró rescatar algunas niñas, ya mujeres y en su dulce espera, todas ellas recibidas con alto puntaje en la cátedra de “objetos sexuales”.
Parecería que yo fuera un pájaro de mal agüero que no hablara más que desgracias y errores humanos al igual que un periodista internacional. Sucede que la maldad es más poderosa que la bondad y la mentira más confiable que la verdad.
Si el Islam del califato es esto: decapitar cristianos y violar niñas, a mí, no me cierra; no me parece serio, incluso dudo de que esas fracciones o agrupaciones pseudos islámicas; mejor dicho: “Anti islámicas” estén representando al Sagrado Corán en una versión moderna, paralela a la “Sharia” y afín a la época en que vivimos.
Me quedaría una duda, aunque se me ocurre que si a los amantes del Califato y de las niñas cautivas no se les asignaran un abultado sueldo en petrodólares por sus carnales servicios prestados, gracias a los auspicios y generosidad de los petroleros de Arabia Saudita, el Califato no seguiría funcionando. Se reanudarían las preocupaciones de los “dioses sobre la Tierra” de ser atacados por las “bestias”; “Bestias” que en su momento se atrevieron a amenazar al “Judío Errante” de borrarlo del mapa (Dioses sobre la Tierra: Descripción fidedigna del judío en “EL TALMUD”: libro religioso de los judíos)
Sinceramente, preferiría permanecer fiel al islam que siempre mereció mi confianza y mi respeto y a mis hermanos musulmanes que compartí en “Yafa” Palestina, en Beirut Líbano, en Siria, Iraq y Argelia.
Tampoco me resulta humano que los colonialistas sionistas europeos en “Falastín” basándose en las doctrinas racistas de su libro consagrado como sagrado, se ensañen con los niños árabes y les estén robando su futuro y su tierra haciéndoles la vida imposible, siendo ellos los legítimos dueños de Palestina, Tierra Santa.

IMG_7078
Acabo de informarme, que gracias a las precisas directivas del Gran C`Erdogan, la coalición comandada por los EEUU, queriendo atacar a los del ISI en territorio sirio, estuvo bombardeando a los sirios por error, con un centenar de ciudadanos sirios muertos, entre ellos varios niños y una cantidad innumerable de heridos. ¡Bravo! ¿De los ISI? No; no murió ninguno. Se habrían mudado de canal, entretenidos, compartiendo sus esclavas kurdas iraquíes. Después de todo lo suyo, siendo norteamericanos es normal que maten sirios, iraquíes, afganos y paquistaníes por error, ellos viven errando porque errar es humano.
Hace tiempo que estoy planeando retirarme de ese mundo, no quiero seguir comportándome como mudo, sordo; siendo cómplice de la incomprensión entre mis hermanos, no puede seguir la parodia de ser indiferente y actuar con egoísmo ante la injusticia y el dolor ajeno y no poder remediarlo obrando de juez y parte. No puedo entender que llore una mujer en algún rincón del mundo y un hombre sea su castigo, su verdugo. Los Dueños de la Batuta nos están obligando a consumir gato por liebre y eso es sólo el principio. Estamos como naufragando en una embarcación sin poder divisar el faro del Fin Del Mundo. Todo lo realizado hasta ahora nos sirvió poco y nada. Nuestra evolución quedó muy lejos, por en la nada. Como que hemos perdido el timón de la razón, el objetivo de nuestra existencia en la Tierra. Hemos sido comprados por usureros por cuarenta monedas de plata.
Como un Quijote solitario que desafía los molinos de viento, me empeñé durante años en corregir el rumbo de nuestra nave espacial llamada Mundo, pero me fue imposible. Sus propios pasajeros ya le habían roto el timón.
Rupén
Una opinión de tu parte será muy agradecida

TURQUIA CONTRA TODOS (HACETE CARGO DE UNA VEZ)


11167912_663026100509968_3724906872910246914_n

Fuente : Grupo IAN

Cuestionó a los gobiernos de Francia, Alemania, Austria y Rusia. Acusó también a Estados Unidos de alinearse con Armenia pese a que el presidente estadounidense Barack Obama no usó el término “genocidio” en su mensaje anual.

127CONTRA

El  presidente turco censuró a los mandatarios de otras naciones que reconocieron como genocidio la matanza de armenios por parte de los turcos otomanos en el centenario de la masacre.
Recep Tayyip Erdogan acusó el sábado a Francia, Alemania, Austria y Rusia -cuyos líderes o parlamentos describieron la matanza como genocidio- de apoyar “reclamaciones elaboradas en base a mentiras armenias”. Acusó también a Estados Unidos de alinearse con Armenia pese a que el presidente estadounidense Barack Obama no usó el término en cuestión en su mensaje anual.
Erdogan dijo que “uno por uno, deberían limpiar antes las máculas de sus propias historias”.
Los historiadores calculan que hasta un millón y medio de armenios fueron masacrados en lo que se considera generalmente como el primer genocidio del siglo XX. Turquía lo desmiente.
Sábado 25 de abril de 2015/ 100 años de la masacre de más de un millón y medio de armenios a manos del Imperio Otomano llegan con polémicas, reconocimientos, reclamos renovados de justicia e incidentes diplomáticos entre el Vaticano y Turquía, país que rechaza la responsabilidad y la denominación de “genocidio” para referirse a estos trágicos hechos. © Noticiero Visión Siete Internacional/ TV Pública/ Argentina.

Cristina Fernández: “La Cumbre quedó opacada por el decreto de Estados Unidos”-Jóvenes latinoamericanos brindaron su apoyo a la presidenta


Radio Nacional Argentina. La Radio Pública

Militantes de distintas agrupaciones políticas de países del Continente Americano fueron a manifestar su respaldo a la presidenta argentina en la puerta del hotel Intercontinental en el que se encuentra alojada con motivo de la VII Cumbre de las Américas

images (11)

Antes de partir hacia el centro de convenciones “Atlapa” donde se realiza la VII Cumbre de las Américas, la Presidenta se reunió con un grupo de cincuenta dirigentes jóvenes que la esperaron con banderas de sus agrupaciones y le manifestaron su apoyo “ante los ataques mediáticos y de grupos económicos que recibe en Argentina”, según explicaron los dirigentes juveniles.

jovenescfk-300x250

Militantes de Panamá, Costa Rica, Bolivia, Puerto Rico, Venezuela y Ecuador, quienes participaron del foro de jóvenes en el marco de la Cumbre, cantaron junto a sus compañeros argentinos que “si la tocan a Cristina qué quilombo se va a armar”.

Al respecto, el subsecretario de Juventud, Facundo Tignanelli, consideró que “este encuentro es otra demostración de la solidaridad de los jóvenes de nuestra América con las causas justas”.

“El desafío es poder llevar adelante todos los sueños que tenemos para terminar definitivamente con la desigualdad en nuestro continente. Néstor (Kirchner), Chávez (Hugo), Correa (Rafael), Cristina y demás líderes populares nos enseñaron a los jóvenes que tenemos que ser protagonistas de la historia”, concluyó.

Como parte de la delegación oficial, además de Facundo Tignanelli acompañaron a la Presidenta los jóvenes dirigentes Ignacio Rico (Movimiento Evita), Juan Manuel Moreira (La Cámpora), Estefanía de Dios (Kolina), Mauro Baschetti (Peronismo Militante), Andrés Ituarte (Unidos y Organizados) y Valentina Zapata (Nuevo Encuentro).

En ese marco, los jóvenes argentinos desarrollaron una reunión de trabajo con representantes de las juventudes de Panamá, Costa Rica, Bolivia, Venezuela, Puerto Rico y Ecuador, y participarán esta tarde de la Cumbre de los Pueblos que se realizará en la Universidad de Panamá, inaugurada por el presidente de Bolivia, Evo Morales, y con la participación de más de 3.000 dirigentes y militantes del campo social y sindical.

Los temas a analizar serán los espacios de integración regional; el Mercosur, la Celac y Alba; y las experiencias de acción solidaria de las juventudes en cada país.

Diversas organizaciones juveniles estuvieron presentes en el IV Foro de Juventud de las Américas, donde se declaró el rechazo a la injerencia en el Continente, el pedido de una educación pública, gratuita y universal y el retiro de las bases norteamericanas y europeas de la región, entre otras

http://www.radionacional.com.ar/?p=54169

Cristina Fernández: “La Cumbre quedó opacada por el decreto de Estados Unidos” que considera a Venezuela una amenaza

CUMBRE_AMERICAS_348-300x260

La Presidenta se refirió una vez más a la “nuevas formas de intervención”, al dialogar con la prensa argentina antes de partir para el aeropuerto, donde también volvió a señalar que el tema principal de la cumbre fue la participación, por primera vez tras años de bloqueo, de la República de Cuba.

javascript:void(0);

Enviada especial de La Radio Pública: Amanda Alma

“En términos de cuadro político, preparar una cumbre donde realmente lo notable debía ser el reingreso de Cuba, quedó opacado por la decisión que tomó el presidente Obama sobre Venezuela”.

Cristina Fernández ya había manifestado en su intervención durante la VII Cumbre de las Américas, lo “ridículo” que resultaba que Estados Unidos considerara a Venezuela, o cualquier otro país emergente, como “una amenaza contra la potencia del mundo”.

“Es una pena, y lo sentí así. Espero que se recapacite sobre esto porque sinceramente se puede no estar de acuerdo con el gobierno de Nicolás Maduro; se pueden tener críticas, pero pensar que Venezuela es una amenaza con un presupuesto de mil o dos mil, contra 640 mil millones de dólares para Defensa únicamente, no tiene relación y escapa al sentido común”, concluyó.

cumbre655

Durante la Cumbre realizada en Panamá, la Presidenta volvió a denunciar la existencia de nuevas “formas de intervención, más sutiles y sofisticadas” por parte de los Estados Unidos en los países del continente americano.

La Presidenta explicó que las nuevas formas de intervención son motivo de diálogo con la mayor de los presidentes de la región y detalló: “Hoy son más sutiles, más sofisticadas, bajo la forma de aparición de ONG’s que nadie sabe quiénes las financian, de donde vienen, con nombres rimbombantes y después aparecen reuniones en embajadas, operaciones”.

“Lo notable (de la cumbre fue) el reingreso de Cuba”, sostuvo y luego consideró que fue “una pena” que eso “haya sido opacado” por la decisión del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de firmar un decreto mediante el cual su país consideró que Venezuela es una “amenaza”.

Antes de dejar la ciudad, Cristina mantuvo encuentros con sus pares de Brasil y Venezuela y con el fundador de la red social Facebook, Mark Zuckerberg.

Lo primero que dijo la jefa de Estado dijo fue que el encuentro con la mandataria del Brasil, Dilma Rousseff, fue “muy ameno y cordial, como ocurre siempre” y contó que abordaron distintos temas de la agenda bilateral y regional.

Tras su discurso en el plenario de presidentes y antes de reunirse con la mandataria brasilera, se había encontrado con el fundador de Facebook con quien dijo que charló de “la importancia de Internet y de cómo se puede hacer para llevar a lo barrios más humildes el wi-fi”.

También contó que apenas llegó, el mandatario venezolano Nicolás Maduro, junto a su esposa y a la vicecanciller Delcy Rodriguez, la visitó en el hotel para dialogar sobre los temas que preocupan a la región y el decreto de Obama.

http://www.radionacional.com.ar/?p=54208

Obama: “Los días en que EE.UU. creía que podía interferir en América Latina se han acabado”


Fuente : RT

Publicado: 10 abr 2015 23:23 GMT

55285839c4618814118b459e

EE.UU. ya no puede interferir libremente en los asuntos de los países de América Latina como lo hacía en el pasado, ha anunciado Barack Obama en la Cumbre de las Américas en Panamá.

“Los días cuando nuestra orden del día en este hemisferio suponía con frecuencia que EE.UU. podía interferir con impunidad, quedaron en el pasado”, ha declarado el presidente estadounidense Barack Obama en vísperas de su reunión con el líder cubano Raúl Castro, informa Reuters.

a3194-san2bmartin2brosas2bsolano2blopez

Lea también: Minuto a minuto: La histórica VII Cumbre de las Américas en Panamá

La VII Cumbre de las Américas, convocada bajo el lema “Prosperidad con equidad: el desafío de la cooperación en las Américas”, se celebra en Panamá el 10 y 11 de abril. Unos de sus temas principales son el acercamiento entre Cuba y EE.UU., así como la tensa situación que se ha creado últimamente entre Washington y Caracas.

http://actualidad.rt.com/actualidad/171687-obama-eeuu-interferir-america-latina

Noam Chomsky: Contra el imperio de la vigilancia


Cubadebate

foto15

En Buenos Aires (Argentina), del 12 al 14 de marzo pasado, organizado por el Ministerio de Cultura y el Secretario de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, tuvo lugar un importante Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad que reunió a personalidades de gran prestigio venidas de Estados Unidos, de América Latina y de Europa. Se trataba de reflexionar sobre el momento que se está viviendo no solo en Latinoamérica sino también en algunos países de Europa, donde nuevas organizaciones políticas (Syriza, Podemos), que conocen bien los avances progresistas realizados en América Latina, están tratando de cambiar las cosas y de aportar soluciones de inclusión social y de rechazo de las políticas “austeritarias”.

En el marco de ese encuentro excepcional, pudimos entrevistar a nuestro amigo estadounidense Noam Chomsky, uno de los intelectuales más prestigiosos del mundo. Un hombre que lleva años pensando cómo construir un mundo más justo, menos desigual y con menos violencia.

Ignacio Ramonet: Noam, el 9 de marzo pasado, Barack Obama firmó una orden ejecutiva y decretó “estado de emergencia” en Estados Unidos por “la amenaza inusitada y extraordinaria” que representaría Venezuela para la seguridad nacional de su país. ¿Qué piensa usted de esta declaración?

Noam Chomsky: Tenemos que ser cuidadosos y distinguir dos partes en esa declaración. Por un lado, un hecho real: la imposición de sanciones a siete funcionarios de Venezuela. La otra parte es un aspecto más bien técnico, la forma en que se formulan las leyes estadounidenses. Cuando un presidente impone una sanción debe invocar esta declaración ridícula que pretende que hay “una amenaza a la seguridad nacional y a la existencia de EE.UU.”, por parte de tal o cual Estado. Es un aspecto técnico del derecho estadounidense. Es tan ridículo que, de hecho, nunca se había subrayado. Pero esta vez sí se insistió en ello, porque surgió en América Latina. En la declaración habitual casi nunca se menciona todo este contexto, y creo que es la novena vez que Obama invoca una “amenaza a la seguridad nacional y a la supervivencia de EE.UU.”, porque es el único mecanismo a su alcance mediante el cual la ley le permite imponer sanciones. O sea, que lo que cuenta son las sanciones. El resto es una formalidad absurda; es una retórica obsoleta de la que podríamos prescindir, pero que, en todo caso, no significa nada.

Aunque a veces sí. Por ejemplo, en 1985, el presidente Ronald Reagan invocó la misma ley diciendo: “El Estado de Nicaragua es una amenaza a la seguridad nacional y a la supervivencia de Estados Unidos”… Pero en ese caso era verdad. Porque ocurría en un momento en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) había ordenado a EE.UU. que pusiera fin a sus ataques contra Nicaragua mediante el uso inapropiado de los llamados “Contras” contra el Gobierno sandinista. Washington no lo tomó en cuenta. Por su parte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas también adoptó, en ese momento, una resolución que pedía, a “todos los Estados”, que respetaran el derecho internacional… No mencionó a nadie en particular, pero todo el mundo sabía que se estaba refiriendo a EE.UU.

La CIJ había pedido a Estados Unidos que pusiera fin al terrorismo internacional contra Nicaragua y que pagara reparaciones muy importantes a Managua. Pero el Congreso estadounidense lo que hizo fue aumentar los recursos de las fuerzas [los “Contras”] financiadas por Washington que atacaban a Nicaragua… Es decir, la Administración de Reagan opuso su método a la resolución de la CIJ y violó lo que ésta le estaba pidiendo. En ese contexto, Reagan se puso sus botas de cowboy y declaró que Nicaragua era una “amenaza a la seguridad de Estados Unidos”. Recordará usted que, en aquel mismo momento, Reagan pronunció un célebre discurso diciendo que “los tanques de Nicaragua están a solo dos días de marcha de cualquier ciudad de Texas”… O sea declaró que había una “amenaza inminente”… Bueno, según Reagan, aquella “amenaza” era una realidad… Pero ahora no, lo de Obama es una fórmula retórica, una expresión técnica, digamos. Claro, se trata de darle a la declaración un aspecto dramático adicional para tratar de socavar al Gobierno de Venezuela… Algo que Washington hace casi siempre en esos casos.

IR: Usted conoció al presidente Hugo Chávez. Y Chávez le tenía a usted una gran admiración. Hizo el elogio de algunos de sus libros. ¿Qué recuerdos tiene de él y qué opinión le merece como gobernante, en particular por su influencia en América Latina?

NC: Tengo que confesarle que después de que el presidente Chávez mostrara mi libro [Hegemonía o supervivencia] en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se vendió muy bien en Amazon.com [risas]. Un amigo mío, un poeta, me dijo que el libro estaba entre los últimos del ranking de Amazon y de pronto se vendieron miles… Él me preguntó si el presidente Chávez no podía mostrar un libro de él también en la ONU… [risas] Bueno, tuve con Chávez unas conversaciones nada más, en el palacio presidencial. Estuve en Caracas un día con un amigo y básicamente hablamos con Chávez de cómo llegó al poder, cómo reaccionó EE.UU., y muchas otras cosas de esa naturaleza. Chávez hizo un esfuerzo muy importante para tratar de introducir cambios sustanciales en Venezuela y su relación con el mundo. Uno de sus primeros actos fue lograr que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que poseía casi el monopolio del petróleo, redujese la producción para que los precios del barril aumentaran. Según lo que él me dijo, ese fue el momento en que EE.UU. se volvió definitivamente contra Venezuela… Antes lo toleraban… Chávez hizo también muchas cosas más: procuró petróleo a bajo precio a Cuba y a otros países del Caribe; realizó esfuerzos para mejorar el sistema de sanidad, reducir la pobreza, lanzó las “misiones” que significaban un gran esfuerzo en favor de la gente humilde, etc.

En esto obtuvo cierto grado de éxito, pero se enfrentó a graves dificultades, en particular la incompetencia, la corrupción, la manera de combatir las huelgas, etc. El resultado final es un contexto difícil para Venezuela internamente. Y el problema más grave –que no se ha superado–, y que es un problema para América Latina en general, es que todos estos países dependen de un modelo no sostenible de desarrollo económico, basado en la exportación de productos primarios. Un país puede asumir eso –Argentina y Brasil lo saben– si la economía se diversifica de tal manera que pueda desarrollar una verdadera industria compleja. Pero una industria basada únicamente en productos agrícolas o mineros no es un modelo sostenible. Si usted considera los países que se han desarrollado, empezando por Inglaterra, EE.UU. y otros, todos, originalmente, empezaron exportando productos básicos. Por ejemplo, EE.UU. se desarrolló porque tenía un casi-monopolio en uno de los productos básicos más importantes del siglo XIX, que era el algodón que se producía en plantaciones con campamentos de esclavos –campamentos que hubiesen impresionado a los nazis si estos los hubieran podido ver. Y así logró EE.UU. aumentar la productividad del algodón más rápidamente que la industria, y eso que no tenía innovación técnica… aparte del látigo que usaban para torturar a los esclavos. Con el uso intensivo de la tortura y de otras actividades horripilantes, la producción de algodón se incrementó muy rápidamente, con lo cual los dueños de los esclavos se enriquecieron, por supuesto, pero también se desarrolló el sistema fabril.

Si usted piensa, por ejemplo, en el noreste de EE.UU., que es una zona fabril donde están las principales fábricas, en aquel entonces se ocupaban del algodón, producían telas a partir de algodón. Lo mismo sucedía en Inglaterra. Los ingleses importaban el algodón de EE.UU. y desarrollaron sus primeras fábricas. Lo cual también permitió la expansión del sistema financiero, que era una maniobra sumamente compleja sobre el préstamo de fondos y otras operaciones financieras. Y todo eso a partir del cultivo del algodón. Un sistema comercial, un sistema industrial, un sistema financiero.

Pues bien, EE.UU. también, como otros países desarrollados, no respetaron lo que se llama hoy una “economía sana”. Se violaban los principios que hoy se proclaman, y existían altos aranceles y otros mecanismos proteccionistas. Y eso siguió así hasta el año 1945, cuando realmente EE.UU. pudo desarrollar la producción industrial de acero, y de muchas otras cosas más. Así es como se puede hacer el desarrollo. Si un país se autolimita a la exportación de productos primarios se va a estrellar… Y eso es lo que pasa en Venezuela. La economía sigue dependiendo terriblemente de la exportación de petróleo… Ese modelo es insostenible. Y también es insostenible una economía únicamente basada en la exportación de soja o de otros productos agrícolas. De tal manera que tenemos que pasar por un formato distinto de desarrollo como el que hicieron Inglaterra y Estados Unidos. Y otros países europeos por supuesto. Por ejemplo, Francia. El 20% de la riqueza de Francia fue producto de la tortura de los haitianos… que sigue hoy lamentablemente. Lo mismo con la historia del desarrollo de otros países coloniales.

Venezuela no ha superado este escollo. Y tiene otros problemas internos graves que, por supuesto, EE.UU. quisiera exacerbar. Y creo que las sanciones constituyen un esfuerzo para lograrlo. En mi opinión, una buena respuesta de Venezuela sería simplemente dejar pasar por alto. Claro, no se pueden pasar por alto las sanciones porque son reales… Pero sí lo que usted mencionó, esa pretensión ridícula de “amenazas a la seguridad nacional estadounidense”… Es importante repetir que esto, en sí, no significa nada. Como le dije, es meramente una expresión formal. Es algo que los medios de comunicación, en EE.UU., ni siquiera señalaron. Lo importante es la reacción que, en este caso, se produjo en América Latina.

IR: El diecisiete de diciembre pasado el presidente Barack Obama, y también el presidente Raúl Castro, hicieron una declaración, cada uno por su parte, en la que anunciaban la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. El presidente Obama, en esa declaración, reconoció que cincuenta años de política estadounidense, de presiones, con bloqueo económico incluido, no habían producido ningún resultado, y que había que cambiar de política. ¿Qué piensa usted de esta normalización entre Cuba y EE.UU.? Y ¿cómo ve usted la evolución de las relaciones entre La Habana y Washington, y la influencia de ello para el conjunto de América Latina?

NC: Pequeña corrección. No se trata de “normalización”. Es, primero, un paso hacia lo que podría ser una normalización. O sea que el embargo, las restricciones, la prohibición de viajar libremente de un país a otro, etc., no han desaparecido… Pero efectivamente constituye un paso hacia la normalización, y es sumamente interesante ver cuál es la retórica actual del análisis de Obama y de su presentación. Lo que dijo es que cincuenta años de esfuerzos “para llevar la democracia, la libertad y los derechos humanos a Cuba” han fracasado. Y que otros países, desgraciadamente, no apoyan nuestro esfuerzo, de tal manera que tenemos que encontrar otras formas de continuar nuestra dedicación a la imposición de democracia, libertad y derechos humanos que dominan nuestras políticas benignas con el mundo. Palabra más, palabra menos, es lo que dijo. Quienes han leído a George Orwell saben que cuando un Gobierno dice algo hay que traducirlo a un lenguaje más claro. Lo que dijo Obama significa lo siguiente: durante cincuenta años hemos hecho un terrorismo de gran escala, una lucha económica sin piedad que han dejado a EE.UU. totalmente aislado; no hemos podido derrocar al Gobierno de Cuba en esos cincuenta años, por consiguiente ¿qué tal si encontramos otra solución? Esa es la traducción del discurso; es lo que realmente quiere decir o lo que se puede decir tanto en español como en inglés.

Y vale la pena recordar que la mayoría de estas cuestiones se suprimen en los debates norteamericanos e incluso europeos. Efectivamente, EE.UU. hizo una campaña grave de terrorismo contra Cuba bajo la presidencia de John F. Kennedy; el terrorismo era extremo en aquel momento. Hay un debate, a veces, sobre los intentos de asesinato de Fidel Castro, y se hicieron ataques a instalaciones petroquímicas, bombardeos de hoteles –donde sabían que había rusos alojados–, mataron ganado, etc. O sea una campaña muy grande que duró muchos años.

Es más, después de que EE.UU. terminara su terrorismo directo apareció el terrorismo de apoyo, digamos, con base en Miami en los años 1990. Además la guerra económica, que fue iniciada por Eisenhower, tomó realmente impulso durante la era Kennedy y se intensificó después. El pretexto de la guerra económica no era “establecer la democracia” ni “la introducción de derechos humanos” sino castigar a Cuba por ser un apéndice del gran Satán que era la Unión Soviética. Y “teníamos que protegernos”, de la misma manera que “teníamos que protegernos” de Nicaragua y de otros países…

Cuando colapsó la Unión Soviética, ¿qué pasó con el embargo? El bloqueo se agravó. Es más, Clinton le ganó la partida a George Bush (padre) para extender el bloqueo. Clinton lo hizo mucho más fuerte. Algo raro por parte de un senador liberal de Nueva Jersey… Y más tarde, peor aún, se intensificó el esfuerzo por estrangular y destruir la economía cubana. Y todo eso no tenía nada que ver, obviamente, ni con la democracia ni con los derechos humanos. Ni siquiera es una broma. Basta con ver los registros norteamericanos de su apoyo a las dictaduras violentas, terroristas en América Latina. No solamente las apoyaron sino que las impusieron. Como en el caso de Argentina, donde EE.UU. era el más firme apoyo de la dictadura argentina. Cuando el Gobierno de Guatemala estaba cometiendo un verdadero genocidio, Reagan quiso apoyarlo. Pero el Congreso le había fijado ciertos límites. Por eso dijo, bueno, qué tal si lo hacemos en Argentina… Y transformamos a los militares argentinos en neonazis para hacer lo que queremos. Desgraciadamente, Argentina pasó a ser una democracia después; y ahí es donde los Estados Unidos perdieron ese apoyo que tenían. Y entonces recurrieron a Israel para seguir con el entrenamiento de los ejércitos de terrorismo en Guatemala. Pero ya, desde principios de los años 1960, hubo una tremenda ola de represión en toda América Latina, en Brasil, Uruguay, Chile, Argentina y así hasta América Central. Estados Unidos, directamente, participaba en todos estos comandos. Y antes también, y hoy sigue.

Por ejemplo, Obama es prácticamente el único líder que le dio apoyo, en 2009, al golpe de Estado de Honduras, que echó al Gobierno constitucional [de Manuel Zelaya] y que puso una dictadura militar que EE.UU. reconoció. Es decir, podemos dejar de lado la charla sobre la democracia y los derechos humanos; no tienen nada que ver: el esfuerzo era para destruir el Gobierno. Y sabemos por qué. Una de las cosas buenas de EE.UU. es que, en muchos sentidos, es una sociedad libre, y tenemos muchos registros internos, de deliberaciones internas que se han publicado. De manera que se puede saber exactamente lo que ocurrió.

IR: En 1999, apareció Hugo Chávez en Venezuela, y una serie de países adoptaron unos programas anti-neoliberales, varios gobiernos progresistas empezaron a aparecer en América Latina; primero en Brasil, después de Venezuela, con Lula; después en Bolivia, con Evo Morales; luego en Ecuador, con Rafael Correa; luego en Argentina, con Nestor Kirchner; en Uruguay, con Tabaré Vázquez y Pepe Mujica. Esto se ha extendido por América Latina; y efectivamente, como usted acaba de decir, América Latina se le ha ido un poco de las manos a EE.UU. Yo quisiera preguntarle, primero, ¿qué opinión tiene usted de estos gobiernos progresistas, en general, de América Latina? Y segundo, ¿por qué EE.UU. ha podido encontrarse en esta situación de pérdida de influencia en América Latina?

NC: Bueno, son acontecimientos de suma importancia en esta parte del mundo, todo lo que ha descrito usted es de relevancia realmente histórica. Si uno piensa en América Latina… Durante quinientos años, América Latina, básicamente, se vio controlada por los poderes imperialistas occidentales, sobre todo por EE.UU. en el siglo XX, y antes hubo otros… En América Latina, las poblaciones originarias se veían controladas por una elite pequeña, generalmente blanca, casi blanca, muy ricos, con muchas personas pobres. Entonces estas elites eran como ajenas a su propio país: exportaban capital a Europa, por ejemplo, y enviaban a sus hijos a EE.UU. No les preocupaba su propio país. Y la interacción entre los países de América Latina era muy limitada. Cada elite de cada país tenía un sesgo hacia lo occidental, y tenían ideas imperialistas. Había ciertas diferencias, pero esta era en general la situación típica. Y esto viene sucediendo, bueno, desde hace quinientos años de una forma u otra.

Pero, a partir de 1999, empezó a cambiar esta situación. Lo que usted describe es un cambio muy significativo; es un punto de importancia histórica. Y Estados Unidos es, por supuesto, el país, la potencia que ejerce el mayor dominio en todo el mundo, pero EE.UU. ya no tiene el poder abrumador de destruir gobiernos y de imponer dictaduras militares donde se le antoja. Si uno piensa, por ejemplo, en los últimos quince años… Ha habido algunos golpes de Estado: un intento de golpe en Venezuela en 2002; bueno, funcionó, digamos, durante dos días nada más. EE.UU. lo apoyó plenamente pero no tuvo el poder de imponer a un nuevo Gobierno. Hubo otro en Haití en 2004; ahí tenemos…, los torturadores de Haití, Francia y EE.UU. combinaron el secuestro del presidente Aristide para enviarlo al centro de África, y mantenerlo allí, oculto, para que no pudiera participar ni siquiera en las elecciones. Bueno, esto fue exitoso, pero Haití es un país muy débil. Hubo otro caso en Honduras, en 2009 –sí, con Obama–: los militares se deshicieron del gobierno constitucional… Así que ahí hubo una “excusa democrática”, y Washington no quiso condenarlo como un golpe militar… Pero resultó que EE.UU. se encontró aislado en esa posición de apoyo a ese golpe militar exitoso. Y ahora ese país es un desastre por completo. Tiene un terrible registro –el peor– en materia de derechos humanos. Y si consideramos la migración a EE.UU., que es un gran tema, la mayoría de los inmigrantes proviene de Honduras, porque este país fue destruido por el golpe que Washington apoyó.

Así que vemos algunos casos de éxito por así decirlo, pero no como en el pasado, no como antiguamente. América Latina ahora ha dado un paso hacia adelante para lograr cierto grado de independencia. Es el camino correcto hacia adelante. Bueno, la UNASUR, MERCOSUR, CELAC [Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños]; hay distintos grupos que representan pasos hacia la integración. La CELAC es totalmente novedosa, porque EE.UU. y Canadá quedan excluidos, y esto, bueno, nadie podría haberlo imaginado; era algo inconcebible años atrás. Todo ello se ve reflejado de varios modos; hubo un estudio reciente muy interesante de lo que podríamos llamar, por ejemplo, la “peor tortura del mundo”: arrestamos a alguien y lo mandamos a la dictadura militar más cruel para que allí lo torturen, de manera impune, y podemos así tener cierta información. Esta es la peor forma de tortura. Estados Unidos lo viene haciendo desde hace años y años. Hubo un estudio para saber qué países cooperan. Por supuesto, los países de Oriente Medio; ahí; los envían para llevar a cabo esta tortura: ya lo hacían con El Asad en Siria, con Mubarak en Egipto, y bueno con Gadafi en Libia, ¿no? Y los países europeos en su mayoría han participado, Inglaterra, Suecia, Francia, todos estos países…

Sin embargo, hubo una región en el mundo, en la que no participó ningún país: América Latina. Y esto es realmente llamativo, interesantísimo. Cuando América Latina estaba bajo el control de Estados Unidos era un centro global de tortura. Ahora, incluso se negaron a participar en este horrendo juego, en este tipo de tortura implementado por Estados Unidos. Esto es un cambio muy significativo, una señal realmente muy llamativa. Ha habido ciertos casos de éxito, parciales, en América Latina, que ha liderado la resistencia al proyecto neoliberal, lo podemos llamar así. También otros éxitos, aunque hay mucho camino por recorrer todavía.

IR: Una reflexión sobre política exterior de Estados Unidos con respecto a su rivalidad con China. ¿Piensa usted, como algunos analistas, que China será el gran rival estratégico de Estados Unidos en el siglo XXI? ¿Y qué consecuencias puede tener esto para la marcha del mundo en general y para el destino de Estados Unidos?

NC: China se desarrolla de una manera muy eficiente. Es algo que empezó en el año 1949 cuando China se independizó. Hay una expresión para eso en el discurso norteamericano, se dice “la pérdida de China”, es muy interesante… “la pérdida de China”… No se puede “perder” algo de lo cual uno no es dueño. Pero, en Estados Unidos, damos por sentado que nosotros somos los dueños del mundo, y si algún país se aleja de nuestro lado lo “perdimos”…

China es hoy un productor offshore de las fábricas norteamericanas. Las principales empresas estadounidenses producen en China, importan de China. O sea que nuestras principales empresas importan bienes baratos de China y obtienen ganancias extraordinarias. Una empresa estadounidense puede disponer de una mano de obra reprimida, muy barata, donde el Estado controla muy directamente a los trabajadores; no hay que preocuparse por la contaminación y otras cosas: es una forma muy inteligente de ganar dinero. De manera que hay vínculos comerciales, financieros e industriales muy fuertes. Al mismo tiempo, China tiene las ambiciones normales de una superpotencia. Por ejemplo, China, si se fija usted en el mapa, está rodeada al Este por una ristra de protectorados estadounidenses que controlan sus aguas territoriales. Eso a China no le gusta. Los chinos se quieren expandir por sus propias aguas offshore. Entonces aparece un conflicto potencial bastante grave entre China, por un lado, y EE.UU. y Japón por el otro. Y ese conflicto concierne al conjunto del Pacífico Occidental. Es una región donde Japón, durante su época imperial, tenía todas sus fuerzas. Y siguen controlando una buena parte. Lo cual a China no le gusta. En este momento, los cazas japoneses y chinos pasan continuamente sobre islas que no tienen ningún interés. Y esas cosas en algún momento podrían desembocar en una guerra. Lo mismo sucede entre EE.UU. y China; la política exterior de Obama es un pivote hacia Asia. Eso consiste en mandar fuerzas militares a Australia, y en construir una enorme base militar en una isla cercana a China. No dice que es una base militar pero seguramente lo es. Estados Unidos posee, a pocos kilómetros de China, la base de Okinawa, cuya población se opone rotundamente a esa base militare. Japón controla ese territorio, y EE.UU. quiere mantener las bases en esa zona. Y nuevas bases se están construyendo y se están expandiendo con la tremenda objeción de la población y de China que mira todo eso como una amenaza, y tiene razón. O sea que hay una confrontación potencial no solamente con EE.UU. sino también con los países vecinos como Filipinas, Vietnam y Japón, por supuesto. Es un problema de tensión. De manera subyacente hay también un problema económico, una tremenda interacción económica, de producción, de finanzas, de importación, etc. De manera que seguramente va a seguir siendo un tema importantísimo en los asuntos internacionales. No obstante, mucho se ha hablado de la nueva potencia de China en el siglo XXI. Creo que se exagera tremendamente. El crecimiento de China ha sido fuerte durante muchos años pero sigue siendo un país sumamente pobre. Si se fija usted, por ejemplo, en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, creo que China está en la posición noventa y no se mueve de ahí. Tiene importantes problemas internos, el movimiento laboral está rompiendo sus cadenas, hay muchas huelgas, protestas, tremendos problemas ecológicos, la gente habla de polución, pero es mucho peor: hay destrucción de los recursos agrícolas, más bien limitados; se enfrenta a extraordinarios problemas que Estados Unidos y Europa no tienen. Y sigue habiendo una enorme pobreza. Y no está a punto de transformarse en un poder hegemónico.

De manera que la presión de EE.UU. y Japón sobre China desde el Este, está empujando a China hacia Asia Central, y uno de los desarrollos más importantes de los asuntos mundiales recientemente es el establecimiento de lo que se llama la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) con base en China pero que incluye a Rusia, a los Estados centrales asiáticos, a la India, y a Irán como observador. Se está desplazando también hacia Turquía, y tal vez va a seguir expandiéndose hacia Europa, con lo cual se reconstituiría algo así como la “ruta de la seda”, la vieja ruta de la seda, que salía de China e iba hacia Europa. A Washington no le gusta. Estados Unidos ha pedido ser observador en el seno de la OCS, pero se le ha negado; lo tienen Irán y otros países, pero a Estados Unidos se le ha negado ese estatuto de observador. De hecho la OCS ha pedido que se sacaran todas las bases militares norteamericanas de Asia Central. Asia tiene grandes recursos; la confrontación actual con Rusia está empujando al Kremlin a tener relaciones más cercanas, más estrechas con China, siendo China el poder dominante y Rusia menos. Pero es como un desarrollo natural, por así llamarlo. La parte oriental de Rusia tiene grandes recursos, minerales, petróleo, etc. Y eso podría permitir acercar aún más a China y Rusia. Uno puede ver una suerte de sistema eurasiano o eurásico, con mejores vínculos, más estrechos. Por ejemplo, hoy uno puede tomar un tren de alta velocidad desde China hasta Kazajistán, y sin embargo no se puede tomar un tren de alta velocidad de Boston a Europa, pero sí de Beijín a Kazajistán. Forma parte del desarrollo que estamos viendo y es algo bastante fuerte; y algunos estrategas estadounidenses lo consideran una OTAN con base en China. Tal vez lo sea. Tal vez. En tal caso, hay grandes avances, y tiene razón usted al decir que son amenazas potenciales en los asuntos internacionales que podrían transformarse en peligrosos.

IR: Quisiera hacerle ahora dos preguntas sobre la comunicación de masas. La primera pregunta es una gran preocupación que existe en el mundo del periodismo sobre la crisis de la prensa escrita. Hay una enorme crisis de la prensa escrita, muchos periódicos están desapareciendo, muchos periodistas están perdiendo su empleo. Y la pregunta es: el periodismo de papel, ¿va a seguir existiendo? ¿Qué consecuencias puede tener la desaparición del periodismo de papel?

NC: No creo que sea inevitable. Hay algunas excepciones interesantes. Por ejemplo, en México. Creo que La Jornada es ahora el segundo diario más importante, que se lee muy ampliamente, aunque a la clase de los empresarios no le gusta en absoluto, por lo cual no recibe publicidad; cuando uno se fija no ve publicidad de marcas, pero sí tiene publicidad del Gobierno; porque la ley mexicana así lo exige, exige que el Gobierno haga su publicidad oficial en todos los diarios. Sobrevive, y pude ver que mucha gente lo lee. Por lo que he podido leer, La Jornada es un diario de buena calidad y está sobreviviendo. Y creo que no es algo imposible.

En la Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), uno de los artículos, creo que es el diecinueve, habla de la libertad de prensa. Y dice que la libertad de la prensa tiene dos aspectos: el derecho a generar una información libre de control gubernamental, pero también el derecho a recibir información y a tener la oportunidad de generar información libremente. Lo cual significa sin concentración de capitales. La prensa rica, compleja e independiente, del siglo XIX y principios del XX, sucumbió. Sucumbió por dos causas; uno, la concentración de capitales, que significaba que se metían grandes cantidades de capitales en la prensa comercial privada. Y dos, a la dependencia de la publicidad. Cuando uno depende de la publicidad son los anunciantes los que empiezan a tener impacto en el diario. Cuando uno se fija en un diario moderno actual… es un negocio; y como cualquier otro negocio, tiene que generar un producto que tiene su mercado, ese mercado son otras empresas que hacen publicidad; y los productos son los lectores. Pero los productos no subsidian un diario. Hoy el diario le vende a las empresas de publicidad, lo mismo en televisión, no se paga cuando uno conecta la televisión, pero la empresa, que es el canal, le vende el público a sus anunciantes; y ahí es donde se ve un gran esfuerzo, donde está la parte creativa: las publicidades. En la industria de la televisión, la publicidad es el verdadero contenido. La historia es simplemente un relleno, lo que la gente ve entre dos espacios publicitarios. Esa es la estructura básica de la televisión comercial. En la prensa escrita hay un término: el agujero de las noticias. ¿Cómo se hace? Primero se pone la publicidad, ¿no?, que es lo importante; Y después se rellena un poquito aquí y allá con algo de noticias [risas]. Esa es la estructura natural de los medios de comunicación comerciales. Este tema ha sido una batalla durante siglos. Y lo que se ha visto en Argentina recientemente: ¿acaso la libertad de prensa significa solamente la libertad de las empresas privadas de hacer lo que les da la gana? ¿O la libertad de prensa también tendría que comprender lo que dice la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos, o sea: el derecho de la gente a recibir información de muchas fuentes, y de tener la oportunidad de juntarse, generar y producir información a partir de muchas fuentes?

Su pregunta sobre los medios de comunicación impresos se sitúa en ese contexto. Podría haber medios impresos y con mucha vida pero tiene que haber una responsabilidad pública. Y cuando uno habla de subsidios gubernamentales, si el Gobierno es democrático, significa subsidios públicos; significa que es el público el que participa para garantizar un entorno en el cual la información esté disponible en toda una gama de fuentes; y que muchos grupos distintos tengan la oportunidad de presentar sus propios hechos, sus propias interpretaciones, sus análisis, sus investigaciones, etc. Esa sería una versión enriquecida de la libertad de prensa. Y se puede lograr, pero como para las demás formas de democratización, se necesita movilización pública. Las empresas privadas van a hacer lo imposible para trabarlo. Eso se sabe bien en Argentina. Pero sucede en todas partes.

IR: Recientemente estuvo usted en Londres visitando a Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, en la Embajada de Ecuador –yo había estado con él unos días antes–, y por otra parte, Edward Snowden, con sus revelaciones, también ha demostrado la existencia de todo el sistema de vigilancia, y ha podido desenmascarar algunas acciones de los Estados, la potencia de los Estados en materia de vigilancia hoy y de ocultación de información. O sea, por una parte, WikiLeaks, por otra parte, “lanzadores de alertas” como Snowden, utilizando internet, utilizando las redes sociales, nos han enseñado mucho últimamente en materia de información. ¿Piensa usted que este tipo de periodismo nuevo es algo que se va a desarrollar en un futuro próximo en términos de comunicación y de emancipación intelectual, con toma de conciencia de los ciudadanos?

NC: La respuesta, como a la mayoría de las preguntas, es que depende de lo que hagan los ciudadanos. Sin lugar a dudas, cualquier sistema de poder va a impedir todo lo que pueda dentro de sus posibilidades. Assange está refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, y Gran Bretaña está pagando muchísimo para que no se escape por la puerta. Como saben, Assange está en peores condiciones que las de la cárcel, porque en la cárcel uno puede ver la luz del día, a menos que esté en confinamiento, pero él no puede. Snowden está en Rusia, usted sabe lo que pasó con el vuelo de Evo Morales, el presidente de Bolivia que volaba de Moscú a Bolivia, y los países europeos –Francia, España, y otros– interceptaron su vuelo por orden del Gran Amo en Washington… ¡Una cosa increíble! Finalmente, el avión tuvo que aterrizar en Austria. La policía inmediatamente entró al avión para cerciorarse de que Snowden no estaba oculto en la cabina. Estas son, directamente, violaciones de protocolos diplomáticos, pero que muestran dos cosas; primero, muestran la dedicación extrema del Gobierno de Obama para castigarlo, y luego, en segundo lugar, cuán servil es Europa al Gran Amo estadounidense. Un fenómeno muy interesante.

Obama va más allá, ha castigado a más “lanzadores de alertas” que cualquier otro presidente. Hay una ley en EE.UU. que es la ley de espionaje durante la Primera Guerra Mundial. Obama la ha usado para evitar este tipo de publicaciones que informa a la sociedad como han hecho Assange y Snowden. El Gobierno va a tratar lo indecible para protegerse de su “enemigo principal”. Y el “enemigo principal” de cualquier Gobierno es su propia población. Hay muchas pruebas de esto que, aquí [en Argentina], se pueden entender. De la misma manera que las grandes empresas privadas van a tratar de proteger su control tiránico sobre cualquier aspecto de la vida dentro de lo posible; para estos “lanzadores de alertas”, su lucha por una información libre y transparente es una cosa casi natural. ¿Tendrán éxito? Bueno, es como saber si la dictadura argentina podría volver a tomar el poder. Eso depende de la gente. Si Snowden, Assange y otros hacen lo que hacen, lo hacen en su calidad de ciudadanos. Están ayudando al público a descubrir lo que hacen sus propios Gobiernos. ¿Existe acaso una tarea más noble para un ciudadano libre? Y se los castiga severamente. Si EE.UU. pudiera echarles el guante, sería peor aún; hay muchos que ya han padecido el castigo. Ahora, si esto va a seguir o no, va a depender de cómo respondan los ciudadanos.

(Esta es una versión abreviada de la entrevista de Ignacio Ramonet con Noam Chomsky realizada, para la Televisión Pública argentina, en Buenos Aires, el pasado 13 de marzo y difundida en su integralidad el sábado 21 de marzo por el canal de la TV Pública argentina. Se puede ver, en su versión completa, en el sitio online siguiente:http://www.tvpublica.com.ar/ y también en su canal youtube:https://www.youtube.com/watch?v=RIq-tSBdsLw)

http://www.cubadebate.cu/?p=554573

ELECCIONES 2015: LOS MODELOS DE PAIS EN PUGNA -05-04-15


678informes

ACUERDO ESTADOS UNIDOS – IRAN – ¿ALONSO Y BULLRICH DENUNCIARAN A OBAMA? – 05-04-15

La gran jugada geopolítica de Rusia


Ruben Demirjian

Publicado el 1 de abr. de 2015

Mientras EEUU busca enemigos.Rusia encuentra amigos.

¿Por qué tendría que importarle a alguien lo que pueda pensar Netanyahu? La respuesta corta es: porque les conviene.


Fuente : Rebelión

El Congreso es el último en enterarse
¿Quién tiene miedo al lobby de Israel?

foto-NetanyahuNoConvencioNadie

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

El Congreso es el último lugar donde buscar a “los más brillantes y mejores” o a los más entendidos. Aun así, la mayoría de los senadores y representantes están al menos algo mejor informados que la gente cuya ventana al mundo es Fox News.

¿Por qué entonces hicieron un espectáculo de ellos mismos, otra vez más, mientras escuchaban lo que Benjamin Netantahu quiso contarles sobre Irán? ¿Por qué le dan importancia a lo que dice?

¿Por qué tendría que importarle a alguien lo que pueda pensar Netanyahu?

La respuesta corta es: porque les conviene.

Lo que Netanyahu piense importa por la misma razón que importa lo que los republicanos piensen y, si vamos al caso, lo que el 95% (o más) de los demócratas del Congreso piensen sobre Irán o cualquier otra cuestión.

Sus ideas no merecen que se las tome en serio, ni mucho menos. Pero sus poderes y funciones sí.

Eso es lo que sucede ahora en las “democracias” modernas. No es que haya escasez de personas con ideas que merezcan tenerse en cuenta. Pero, con raras excepciones, esas personas se han quedado relegadas en los márgenes de la vida política. Sus puntos de vista casi nunca se ven reflejados en las políticas públicas; en cualquier caso, no de forma directa y no en el momento oportuno.

La mayoría de las excepciones están en la derecha política, gracias a la generosidad de plutócratas que son lo suficientemente inteligentes como para ir uno o dos pasos por delante.

Al ofrecer think tanks y programas universitarios que favorecen a determinadas empresas con recursos suficientes para conseguir que los políticos les presten atención, tienen en ocasiones ideas que de otra manera no serían tenidas en cuenta. Huelga decir que siempre se trata de ideas que sirven a sus intereses.

0008186464 0008188066

Parece una estupidez, pero las ideas progresistas rara vez se toman en serio. Son tan bien recibidas en los pasillos del poder como las cepas de bacterias resistentes a los antibióticos en los hospitales modernos.

Así no era como se suponía que tenía que ser; pero, el mundo real de la democracia y la teoría democrática no han ocupado nunca la misma página. La brecha ha llegado a ser últimamente más profunda de lo habitual, pero el problema ha estado siempre ahí con nosotros.

Casi no podría ser de otra manera en un sistema político organizado en torno a un ideal de igualdad entre la ciudadanía supervisado por una economía capitalista en la que el poder económico y las inimaginables riquezas sólo van a parar a una fracción diminuta de la población.

Como todo el mundo sabe ya, esa fracción ha retrocedido en las últimas décadas hasta niveles de la Edad Dorada o peor.

Los activistas de Ocupa Wall Street solían contraponer con todos los demás la minoría del 1%. Eran demasiado amables con el capitalismo en su actual fase. Estos días, el poder económico real está en manos de una fracción diminuta de ese 1%.

Otros, algo más debajo de ese 1% pero todavía en la parte superior de la distribución de los ingresos y riquezas, defienden su nivel. Deben su buena fortuna a aquellos fenómenos de los que tanto solíamos oír hablar en los días de Reagan y que siguen ahora afectándonos en grado sumo.

Todo lo demás –la cifra del 99% no está lejos- es peor o no es mejor que antes del neoliberalismo que Reagan impulsó ayudando a que arraigara.

Las instituciones que solían mitigar algunas de las consecuencias más nocivas de las desigualdades que el capitalismo genera están también en declive.

De esto va la política neoliberal. Bajo su égida, el progreso conseguido en las décadas centrales del siglo XX y en los años anteriores a la I Guerra Mundial lleva varios decenios bajo ataque.

Los esfuerzos recientes de gobernadores y legisladores republicanos para abrir nuevos frentes en esa continuada guerra de clases son sólo el último capítulo.

En estas circunstancias, es del todo imposible mantener el poder económico sin que se extienda a la esfera política. Lo que había sido un problema crónico que hasta cierto punto podía suavizarse ha acabado agudizándose.

* * *

En teoría, “democracia” significa el gobierno del demos, “el pueblo”, frente a las elites económicas y sociales. En la práctica, la palabra designa los regímenes que sostienen el poder de las elites económicas sobre el demos, siempre y cuando los gobiernos que supervisan las economías capitalistas lleguen al poder mediante elecciones competitivas que por lo general son libres y justas en un sentido de procedimiento. Otra cuestión es lo libres y justas que realmente puedan ser.

Gracias a una tendencia generalizada a confundir liberalismo con democracia, también se mantiene a amplios niveles que los regímenes políticos deben respetar los derechos políticos básicos –libertad de expresión, de reunión, de religión, etc.- para poder llamarse democráticos.

Para embrollar aún más la cuestión, se añaden en ocasiones a la lista las “libertades” económicas, libertades para emprender lo que un famoso filósofo libertario, Robert Nozick, llamó “actos capitalistas entre adultos que consienten”.

Sin embargo, por lo general, el punto de vista común sostiene que lo importante para la “democracia” es el nivel colectivo al que se toman las decisiones, no cuántas o qué tipos de inmunidades existen frente a las interferencias estatales o cómo se mantienen.

Para aparecer como democracia en el mundo real de la política actual basta simplemente con seguir, al menos aproximadamente, las formas de procedimiento que los teóricos democráticos prescriben para la elección de candidatos y elaboración de las leyes.

Este conocimiento se adapta también a las necesidades de los magnates del capitalismo.

Quizá la mejor de las razones para defender la democracia, concebida en la forma que prefieran, es la que, como todo el mundo sabe, propuso Winston Churchill: que todas las posibles alternativas eran todavía peores.

Incluso aunque tuviera razón, ese no es precisamente un argumento calculado para generar un apoyo entusiasta.

Las consideraciones sobre el mal menor triunfan a menudo en las contiendas electorales, pero es preciso que ejerzan después su dominio sólo durante breves períodos o en momentos críticos. Lo que necesitan los beneficiarios del statu quo es un régimen político que se asiente en un sentido duradero de su propia legitimidad.

Esta es la razón por la que las elites económicas en los países democráticos se sienten complacidas cuando se incorporan las visiones de la gobernabilidad democrática avanzadas por los grandes teóricos de la democracia del pasado, a fin de apoyar formas políticas de las que notoriamente se benefician.

Esas visiones se derivan de muchas posiciones estratégicas y están motivadas por una variedad de preocupaciones fundamentales. Sin embargo, las elecciones competitivas libres y justas juegan un papel importante en todas ellas. Y, en todas ellas, lo que importa es que las elecciones sean sustancialmente, y no sólo formalmente, libres y justas.

No hace falta decir que, a este respecto, no se cumplen los contenidos auténticos de la democracia.

Casi todas las teorías que justifican la gobernabilidad democrática ocupan un lugar de honor ante las instituciones representativas, pero pocas de ellas defienden esas instituciones por sí mismas. Para la mayoría de los grandes teóricos del pasado, el gobierno representativo es la segunda mejor alternativa al gobierno democrático directo, descartado por razones de viabilidad.

Por tanto, desde el punto de vista de la mayoría de los teóricos de la democracia, cuanto más se parecen las instituciones del gobierno representativo al funcionamiento de las asambleas populares, mejores son esas instituciones.

A este respecto, EEUU es “excepcional” en comparación con otras democracias auténticas del mundo porque sus acuerdos institucionales se han alejado aún más del ideal que la mayoría de países.

0 Manifestantes-Netanyahu-Israel-Manhattan-Nueva_MILIMA20150303_0321_11

Nuestras instituciones serían más democráticas en un sentido relevante si, por ejemplo, tuviéramos una representación proporcional o un sistema electoral de doble vuelta o algo parecido, pero las disputas electorales que favorecen que “el que gane se lo lleve todo” estuvieron dominadas por partidos políticos establecidos en los que los ganadores ni siquiera necesitaban obtener la mayoría de todos los votos.

Nuestras instituciones serían también más democráticas si eligiéramos directamente a los presidentes, que no hubiera un colegio electoral que haga que los votos en los “estados indecisos” cuenten más que los votos de los demás; o si nuestra cámara legislativa “más alta”, el Senado, no ofendiera tan descaradamente normas democráticas tan básicas como una persona-un voto, y junto a sus filibusteros y otros procedimientos secretos, incluso el método del gobierno de la mayoría.

Y, por si esto no fuera suficiente, últimamente nuestra democracia se ha visto aún más reducida por la labor de un Tribunal Supremo que identifica las restricciones en las contribuciones a la campaña con las limitaciones a la libertad de expresión, y por los esfuerzos republicanos para eliminar a los votantes.

Sin embargo, persiste la ilusión de que el Congreso es un cuerpo deliberativo integrado por legisladores altruistas determinados a hacer todo lo que puedan por su electorado, que constituye el 99% o más de los votantes.

Fue en ese foro donde el líder del autodeclarado “estado-nación del pueblo judío”, expuso sus puntos de vista. Esta vez hizo cuanto estuvo en su poder para no parecer ridículo; incluso se olvidó de sus caricaturescos soportes audiovisuales.

Sin embargo, ¡qué espectáculo tan nauseabundo ofreció! Parece que Netanyahu, un bufón impenitente, se considera a sí mismo como un Churchill de última hora. Y, en efecto, pareció casichurchilliano comparado con los senadores y representantes que se pusieron a brincar como marionetas, aplaudiendo su última presentación de la línea del Likud.

¿Qué diablos pensaban que estaban haciendo? ¿Y por qué lo estaban haciendo?

* * *

También para eso hay una respuesta corta: tienen miedo del lobby de Israel.

Y como nuestros medios de comunicación también tienen miedo, la mayor parte de los estadounidenses no se han dado cuenta de nada o lo han dejado pasar. La obediencia servil y de base se ha convertido en algo tan habitual en el “Hogar de los Valientes” que apenas nadie presta atención a nada.

Incluso en una aproximación remota a la democracia de los filósofos, liberar al Oriente Medio –y al mundo- de armas nucleares debería ser el objetivo principal en el Congreso y en todas las entidades legislativas del mundo.

Pero eso no puede suceder porque plantearía la cuestión de las bombas atómicas israelíes –según todos los relatos, tienen al menos ochenta, pero puede que lleguen a doscientas- y la demostrada belicosidad de Israel.

Hacer algo absoluta y estrictamente verboten [prohibido] de esas cuestiones ocupa uno de los primeros lugares de la lista de obligaciones del lobby de Israel.

Mantener la demonización de Irán ocupa también un lugar muy alto en la lista. Después de todo, Israel necesita de amenazas existenciales; no sólo porque mercadear con el holocausto al estilo Elie Wiesel ya no es suficiente para mantener la denominada “diáspora” judía a bordo, sino también para tener bajo control a los judíos israelíes.

Irán les viene al pelo para eso porque en el mundo real no es una amenaza en absoluto.

Si Irán tuviera también la bomba atómica, podría disuadir a Israel de sus depredadoras incursiones por los países vecinos, especialmente en el Líbano y en la Palestina ocupada. Netanyahu no querría eso ni tampoco la mayor parte del resto de miembros bona fide del Herrenvolk [pueblo elegido] israelí.

Sin embargo, la mayoría de los judíos estadounidenses, como la mayoría de las personas alrededor del mundo, encontrarían que esa situación supone más un alivio que una amenaza. Por supuesto que los fanáticos sionistas estarían en desacuerdo. Aunque tampoco merece la pena que tomemos en serio sus razones.

Pero al igual que el gobierno israelí y los partidos republicano y demócrata, no podemos ignorarlos porque sus recursos organizativos y financieros son más que suficientes para promover su causa. A ese fin, utilizan todos los medios de persuasión que pueden desplegar y utilizan también a los demócratas y a los republicanos.

Hay algunos que mantienen que hacen eso no porque persigan siquiera hacer su agosto (aunque aprovechan todas las oportunidades posibles en cuanto pueden), sino porque, a pesar de su riqueza y poder, siguen siendo desmesuradamente, incluso patológicamente, inseguros; no importa lo que puedan sugerir las evidencias, ellos creen que, en un análisis final, sólo un estado judío puede proteger verdaderamente a los judíos.

Sin duda, eso es lo que muchos de ellos piensan.

Aunque, ¡qué extraño que algunas de las personas más ricas y poderosas de EEUU piensen de esa forma, cuando, como seguramente conocen, el “estado-nación del pueblo judío”, el presunto refugio de la judería mundial en última instancia, depende absolutamente de los EEUU para su prosperidad e invulnerabilidad militar y para su inmunidad, de facto, ante las exigencias del derecho internacional.

Los “ expertos asesores ” sionistas dirán que los acontecimientos recientes justifican su paranoia, que lo que ellos denominan antisemitismo está aumentando en todas partes. Huelga decir que exageran esas evidencias, pero hay cierto mérito en su afirmación de que los sentimientos antijudíos están en alza en Europa y otros lugares.

Aunque, quizás excepto en las regiones atrasadas donde los provocadores patrocinados por EEUU están trabajando agitando a los opositores neofascistas y nacionalistas al gobierno ruso, no hay ningún resurgimiento del antisemitismo. Muy al contrario.

Lo que está en aumento son los antagonismos entre las comunidades musulmanas y las comunidades integradas por judíos en los países históricamente musulmanes.

Para esto ya contamos con las maquinarias israelí y estadounidense por todo el mundo musulmán, junto con la interminable y cada vez más brutal ocupación israelí de Palestina. Las condiciones en las que viven los musulmanes en Europa y otros lugares sirven también para echar más leña al fuego.

Inevitablemente, alguna animosidad se derrama sobre las poblaciones donde sobreviven algunos restos de genuino antisemitismo. Aunque, irónicamente, los esfuerzos sionistas para identificar antisionismo con antisemitismo funcionan para mantener el fenómeno en unos determinados límites.

La razón es sencilla: la derecha europea se sitúa junto a Israel, no sólo porque sea islamófoba sino también porque los fascistas europeos y los sionistas fanáticos son hermanos del alma.

El antisemitismo clásico sufrió una derrota histórica hace más de siete décadas, y ahora está muy cerca de convertirse en letra muerta, especialmente en la Europa central y occidental. En la política estadounidense, apenas es un factor que importe en lo más mínimo.

¡Qué irónico, por tanto, que un segmento de la plutocracia estadounidense esté ahora comportándose como si su objetivo fuera revivir los viejos estereotipos y fantasías paranoides! Sheldon Adelson no es el único cuyas bufonadas hacen que “Los protocolos de los sabios de Sion” parezcan sinceros.

Que incluso sus quehaceres no consigan revivir las viejas animosidades es una prueba positiva de que el auténtico antisemitismo está realmente kaput.

Adelson y otros dañinos cobardes pagan muy generosamente por influir a su modo y manera en la opinión pública.

También consiguen lo que vale su dinero. Los medios corporativos, desde NPR y The New York Times abajo en las tenebrosas regiones donde incluso Fox News parece luminosa, están felices de colaborar en el intento.

Renunciando a la libertad académica y a la “vida de la mente”, en otro tiempo tan celebradas, algo más de unos cuantos centros de Enseñanza Superior han adoptado un giro similar, y si no que nos cuente Steven Salaita sus problemas con la Universidad de Illinois.

Ni que decir tiene que el Estado Islámico (EI) es potencialmente una amenaza mayor para Israel –y para toda la región- que Irán. Pero esos matones asesinos son sólo buenos para promover una islamofobia generalizada. Esto le viene muy bien a los propósitos de Israel, pero no lo bastante bien.

A diferencia de la imaginaria bomba iraní con la que Netanyahu llegó al Congreso para predicar en su contra, el EI no les basta para intentar convencer a alguien.

Esto se debe a que el caso contra ellos es demasiado “complicado” para que sirva como forraje de la amenaza existencial. En esto, la desconcertante política exterior estadounidense tiene gran parte de culpa.

Por tanto, EEUU está en estos momento haciendo causa común con sus enemigos declarados contra los enemigos de su enemigo, por ejemplo, en Siria, se está situando junto al gobierno sirio (conocido por los medios como “el régimen de Asad”), con Irán, e incluso con Hizbollah, contra el Estado Islámico.

Tenemos también el problema de los más acérrimos aliados de EEUU, Arabia Saudí y las otras dictaduras feudales “fundamentalistas” en esencia, las del Golfo Pérsico. Incluso los habitantes del Capitolio pueden comprender cuán execrables son los gobernantes de esos países y también el alcance en el que el imperio estadounidense depende de ellos para mantener bajo su dominio el control de los recursos energéticos del mundo.

Es ampliamente conocido también que el dinero que alimenta el EI procede fundamentalmente de esos países. Si los objetivos de guerra de Obama, como los de George Bush antes que él, fueran de alguna forma como los que sus partidarios proclaman, esos aliados nuestros estarían en el número uno de la lista de enemigos de EEUU.

Desde luego, sucede todo lo contrario por una razón que es penosamente obvia: Arabia Saudí y los otros están ligados a Israel contra Irán. Oficialmente, siguen siendo los enemigos implacables de la “entidad sionista”, pero a la hora de la verdad los encuentras en el mismo bando.

Parece lógico que esta alianza salafí-sionista sea una de las tareas de los futuros historiadores que trabajan con el beneficio de la mirada retrospectiva. Por ahora, la maquinaria de la propaganda israelí y su caja de resonancia sionista, como la administración Obama, preferirían mantener el tema lo más lejos que puedan del conocimiento público.

Después de todo, no hay posibilidad de darle la vuelta a parte alguna de esta sórdida historia en provecho de Netanyahu. Por razones que tienen que ver más con el petróleo que con la política israelí, el establishment de la política exterior estadounidense piensa de la misma forma.

Otra cosa diferente es con lo relativo a Irán y su imaginaria bomba; ahí, el problema resulta fácil de entender.

Sin embargo, en esta cuestión, EEUU e Israel ya no piensan de la misma forma.

Esto pone muy nerviosos, incluso desesperados, a Netanyahu y sus cohortes. Si EEUU alcanza un acuerdo con la República Islámica, Israel corre peligro de perder su amenaza existencial.

Esto puede explicar por qué Netanyahu adopta la posición que adopta, pero no por qué los poderosos legisladores de la única superpotencia del mundo se rebajan de forma tan patética a escuchar sus fanfarronadas.

Parte de la explicación es que los republicanos están dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de sacudir a Barack Obama.

Quizá el ejemplo más patente de esto hasta la fecha sea la infame, podría decirse que traidora, “carta abierta” –en realidad una condescendiente y técnicamente inexacta lección cívica- que el senador-niño por Arkansas, el sabelotodo Tom Cotton, consiguió que enviaran 47 senadores republicanos a sus homólogos iraníes.

¿Habrían llevado a cabo esfuerzos para sabotear las negociaciones con Irán por sí mismos si las maquinaciones israelíes no hubieran sido uno de los elementos desplegados? ¿Jugó acaso un papel la conferencia que Netanyahu dio ante el Congreso? ¿Fueron las maquinaciones de los neocon o plutócratas? Estas son preguntas que los periodistas de investigación tendrán que explorar.

Lo que está claro, por ahora, es que la razón por la que los republicanos estaban tan dispuestos a humillarse de forma tan flagrante es que cuando se trata de golpear a Obama y frustrar todos sus movimientos, Benjamin Netanyahu es un maestro.

Netanyahu ha descubierto, incluso antes de que ellos se dieran cuenta, que Obama tiene los pies de barro. Los dirigentes republicanos son más descarados en sus esfuerzos para hacer caer a Obama, y sus bases se muestran más desafiantes aún. Pero esto se debe a que pueden salirse con la suya.

Como Israel tiene una necesidad tan extremada del apoyo estadounidense, el gobierno de Israel no puede actuar al mismo nivel. Netanyahu es lo suficientemente temerario y arrogante como para poner a prueba los límites, pero hay líneas que incluso él no se atreve a cruzar.

Utilizar el Congreso el 3 de marzo como telón de fondo de lo que era esencialmente un acto de campaña fue ir demasiado lejos, algo que él y sus asesores comprendieron solo cuando era demasiado tarde.

Pero hay un buen montón en el Congreso que todavía no se ha dado cuenta. Por esto, gracias al giro a la derecha de la política estadounidense, al Congreso han llegado triunfalmente algo más que unos pocos sionistas cristianos, junto a muchos penosos compañeros de viaje temerosos de Dios. En sus mentes, Netanyahu es lo mismo que Israel, y está inmerso en una misión de Dios.

Y no hay duda de que otros legisladores se identifican genuinamente con los intereses del gobierno derechista de ese estado colonizador etnocrático. Cualquiera que haya crecido en las escuelas y con los medios de comunicación estadounidenses tendría que tener una mente inusualmente independiente para tener una visión diferente.

Y desde luego, sea lo que sea lo que los mismos legisladores puedan pensar, muchos de ellos representan a su electorado –judío y cristiano-, algunos de los cuales tienen firmes sentimientos a favor de Israel.

Pero la principal razón por la que se humillaron de forma tan vergonzosa es porque tienen miedo del lobby israelí.

AIPAC (siglas en inglés de Comité de Asuntos Públicos EEUU-Israel) es la joya de la corona del lobby. El discurso de Netanyahu se programó para que coincidiera con la convención-extravaganzaanual del AIPAC en Washington, donde este año, como en años anteriores, los mandamases del imperio van a rendir homenaje a los poderosos del lobby.

Y así ocurrió, que muchos de los demócratas y republicanos que jalearon a Netanyahu mientras les contaba lo diabólico que es Irán y lo urgente que era detener su programa nuclear, se habían humillado sólo un día o dos antes ante los potentados del lobby.

Sin duda que algunos de ellos lo hicieron sin convicción, pero a la mayoría de los senadores y representantes, al igual que la mayoría de los estadounidenses –y a muchos judíos estadounidenses- les preocupa muy poco Israel. Cuando se concentran alrededor de la bandera (israelí), la razón que les lleva es la prudencia, no los principios.

El AIPAC organiza donativos, pero las contribuciones a las campañas no son la principal razón de que demócratas y republicanos sigan sus mandatos. La presión del electorado no es la principal razón excepto quizá en unas cuantas jurisdicciones.

Estas serían consideraciones decisivas si no hubiera otros factores a tener en cuenta: el interés nacional, por ejemplo, y la amplia opinión pública.

Estas consideraciones estaban siempre presentes, pero, como sucede a menudo, las minorías que se preocupan intensamente prevalecen sobre las mayorías que piensan de forma diferente pero apenas se preocupan de nada. La diferencia ahora es que esa minoría está encogiéndose –en tamaño, cuando no en intensidad- mientras que la mayoría está creciendo y preocupándose más.

La organización política de los grupos que buscan justicia en Israel-Palestina –por ejemplo, el Movimiento por el Boicot, la Desinversión y las Sanciones- es una razón de ello. Irónicamente, el gobierno de Netanyahu es una razón aún más importante.

Incluso con los apologistas de Israel y los medios corporativos estadounidenses haciendo cuando pueden, y’esh gavul, mientras los insumisos progresistas de las fuerzas armadas dicen: esto significa que “hay una frontera” y, de forma más adecuada, que “hay límites”. Se producen sólo las depredaciones ilegales que la opinión pública, muda y desinformada, puede aceptar.

Pero a los congresistas demócratas, a muchos de ellos, y a los republicanos, a todos ellos, no les importa, todavía no. Están demasiado asustados para que les importe.

Temen que si no le caen en gracia al AIPAC, este, junto con otras instituciones y lobbys israelíes, se los quitarán de en medio, no literalmente, desde luego, sino políticamente. Temen que el AIPAC y los otros se los lleven políticamente por delante.

Eso no sucede a menudo, porque demócratas y republicanos se encargan ellos mismos de vigilarse. Pero eso le pasó, no hace mucho, a la congresista Cynthia McKinney de Georgia. En un pasado más remoto, el senador por Illinois Charles Percy fue también una de las víctimas. Y ha habido otros también.

No necesitan ser muchos. A un escritor fantasma competente, a quien un John Kennedy actual hubiera encargado escribir una secuela de Profiles in Courage , le hubiera resultado muy difícil encontrar alguien sobre el que escribir entre los comprados congresistas de nuestros días. Seguir servilmente lo que les digan a pies juntillas es algo connatural con ellos.

Sin embargo, resultan ridículos: El AIPAC no es aún un tigre de papel de pleno derecho pero su poder está en decadencia. Pero está ya lo suficientemente debilitado como para que se le ignore e incluso se le desafíe.

De hecho, si hay algún caso “donde no hay nada que temer salvo el temor mismo”, es este. Todo lo que se necesita es que alguien, con posibilidades de que le escuchen, les ponga en evidencia.

Gracias a que Netanyahu se extralimitó, y al deseo de los republicanos de ganarse la lealtad de los judíos estadounidenses (¡van listos!), esto ha sucedido ya, en cierto modo.

Obama se negó a reunirse con Netanyahu, mandando a Joe Biden, normalmente el sujeto más servil con el AIPAC, y al resto de su administración con él.

Sin embargo, alrededor de 60 demócratas más Bernie Sanders, que es casi-demócrata, decidieron no asistir al discurso de Netanyahu.

No fue una ruptura clara; eso está aún por venir. En cambio, al proclmar su apoyo a Israel, los insumisos echaron mano de tristes excusas.

Obama dijo que no quería interferir en las elecciones israelíes, como si interferir en las elecciones en los países extranjeros fuera algo en lo que los presidentes estadounidenses no pensaran nunca.

Nancy Pelosi se presentó pero sus correligionarios –llámenles demócratas pelosistas y piensen que integran lo que se considera la izquierda del Partido demócrata- dijeron que se oponían a violar el protocolo democrático; que cuando un dirigente extranjero se dirige al Congreso, la visita debería ser organizada por la Casa Blanca, no por el portavoz de la Cámara.

Bernie Sanders, nominalmente socialista y oficialmente un “independiente”, compró también esa excusa. Lo mismo hizo la Gran Esperanza Progresista del “ala democrática del Partido Demócrata”, Elizabeth Warren. Merece la pena señalar que, a diferencia de Sanders, esperó a estar segura de que no iba a meterse en un lío antes de decidir no asistir.

El Caucus Negro, para eterno crédito suyo, se puso manos a la obra. Pero, para su vergüenza, sus razones fueron las más falsas de todas. Dijeron que al invitar a Netanyahu sin siquiera molestarse en comunicarlo al primer presidente africano de EEUU, los republicanos habían insultado al presidente y, a través de él, a los afroamericanos en general.

Está muy bien y es también valiente, en vista de lo activamente que el AIPC et. al. han estado tratando de influir últimamente en los congresistas afroamericanos. El lobby anda desesperado porque no consigue controlar la creciente toma de conciencia, en las comunidades que representan, de que Gaza es Ferguson a mayor escala.

Pero, por desgracia, el Caucus Negro alberga a más de unos cuantos devotos de la escuela de no hablar nunca mal de Obama. Mantener esto debe ser agotador, ya que incuso el más incondicional de los adeptos de Obama sabe perfectamente que Obama no ha hecho mucho por los afroamericanos últimamente y, más aún, desde que día en que llegó al poder.

Sin embargo, a pesar de todas las prevaricaciones y subterfugios, el hecho sigue siendo este: con los congresistas afroamericanos a la cabeza, sesenta demócratas desafiaron al AIPAC y vivieron para contarlo. Y se sienten mejor moralmente por haberlo hecho; y es posible que también a nivel político.

Y no hay nada ya que el AIPAC pueda hacer respecto a eso.

* * *

Qué apropiado que Netanyahu fuera presentado en la extravaganza de Laibach por nada menos que el gusano que será pronto acusado, el senador por Nueva Jersey, el demócrata Robert Menéndez, el enemigo de las causas justas de todas partes, desde Palestina a Cuba a Venezuela a Ucrania. Un corrupto a punto de caer en desgracia, presentando al hombre del momento ante un nefasto lobby en decadencia.

Ese lobby puede aún aterrorizar al Congreso, pero incluso allí no puede prevalecer mucho tiempo. Esto está tan claro como el agua: es un hecho inevitable.

El AIPAC está convirtiéndose en un tigre de papel antes nuestros ojos.

El ritmo podría frenarse un poco si Israel baja el tono de sus ataques a la justicia y el derecho internacional. Y si Netanyahu pierde las próximas elecciones, lo que le llevó a Washington la pasada semana, eso podría también reducir el ritmo.

Pero hasta que haya un gobierno en Israel que respete el estado de derecho y promueva la igualdad de derechos para todos, no habrá vuelta atrás en lo que la imprudencia y la arrogancia de Netanyahu han forjado.

Eso no sucederá si lo que pasa ahora por una coalición de centro-izquierda llega al poder en Israel, como tampoco pasará si, como aún parece probable, Netanyahu gana.

Esto se debe a que en Israel, al igual que en EEUU, los problemas están más allá de las personalidades.

De hecho, las perspectivas en Israel son aún incluso más sombrías de lo que son aquí.

En EEUU, los necesarios cambios radicales están aún fuera de toda discusión pero, con el Partido Republicano empeñado en mostrar lo absurdos que son, las políticas de mejoras son cada vez más factibles que nunca.

En Israel, parece como si hubiera pasado ya la oportunidad de realizar mejoras a través de cambios políticos; el movimiento colono y sus aliados son ahora tan poderosos que incluso la tan cacareada “solución de los dos Estados” parece ahora algo utópico.

Por esta razón, en ocasiones parece que va a ser necesaria una actuación divina para conseguir algo de justicia del “estado-nación del pueblo judío”.

¡No se les ocurra contener la respiración esperando que esto suceda!

Mientras tanto, va extendiéndose la idea de que EEUU no es quién para dar carta blanca a los dirigentes israelíes para que hagan lo que quieran con los palestinos y los estados vecinos. Al igual que la idea de que los esfuerzos israelíes para influir en la política estadounidense no pueden tolerarse.

A pesar de todas las advertencias que el lobby de Israel pueda exhibir, hay mucha gente que está empezando a pensar que una bomba iraní no supondría una amenaza existencial para nadie; y que, mientras Israel siga siendo un estado nuclear, incluso podría ser una buena cosa que hubiera una situación disuasoria compensatoria en la región.

No hay suficiente dinero plutocrático en el universo capaz de seguir ocultando durante más tiempo estas palmarias verdades.

La mayoría de los estadounidenses, y de hecho la mayoría de los judíos estadounidenses, lo han comprendido ya. El Congreso será el último en averiguarlo, pero incluso ahí, el sentido común tiene finalmente que imponerse.

Gracias a los Netanyahus del Mundo y a los Sheldon Adelson –y, más irónicamente, gracias al AIPAC y a sus organizaciones hermanas- puede que ese día llegue antes de lo que muchos se atreven a esperar.

Andrew Levine es un experimentado estudioso del Institute for Policy Studies, autor de “The American Ideology” (Routledge) y Political Key Words(Blackwell), así como de otros muchos libros y artículos sobre filosofía política. Participó tmabién en la elaboración de Hopeless: Barack Obama and the Politics of Illusion (AK Press). Su último libro es In Bad Faith: What’s Wrong With the Opium of the People ”. Fue profesor investigador de filosofía en el College Park, Universidad de Maryland.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2015/03/13/whos-afraid-of-the-israel-lobby/  

 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=196712

“Acosando a Venezuela, EE.UU. declara la guerra a Latinoamérica”


Publicado: RT 10 mar 2015 22:39 GMT

54ff71e971139e703e8b4625

Para el analista internacional Carlos Aznárez, la reciente agresión de EE.UU. contra Venezuela significa que a Obama simplemente pareció no alcanzarle “la descomunal guerra económica” descargada durante todo el año pasado. Ante esa amenaza de Washington, Aznárez llamó a la solidaridad al pueblo latinoamericano “con hechos concretos”.

El hecho de que para el Gobierno de Obama “Venezuela es una amenaza extraordinaria”, quiere decir que “no les basta con alimentar con millones de dólares a la oposición golpista que no puede hacer pie en las urnas y que genera -cada tanto- acciones violentas y desestabilizadoras”, afirma el analista internacional en su artículo, y añade que “tampoco parece alcanzarles con la descomunal guerra económica descargada durante todo el año 2014”.

SEPA MÁS: ¿Agresión a la vista? Eva Golinger revela los planes de EE.UU. en Venezuela

Por otra parte, Aznárez señala que para impulsar “invasiones brutales” contra países soberanos, EE.UU. recurre a todo tipo de mentiras. Además, cuando EE.UU. no tiene excusas, se convierte en “generador de climas destituyentes que terminan en el desarrollo de acciones invasivas de gran escala contra naciones” que no comparten sus visiones imperiales, subraya.

“Ya lo hemos visto en los últimos años en Medio Oriente y ahora lo estamos observando en las maniobras desarrolladas en Ucrania para acosar a Rusia”, comprueba Aznárez, quien entre otras maniobras de Washington, también menciona que arman a mercenarios del Estado Islámico (EI).

Lea también: “EE.UU. prepara una agresión militar contra Venezuela”

“Por lo cual, estos dichos actuales de Obama no deben ser tomados a la ligera. Están apurando la carrera, saben que si no lo hacen, poco y nada podrán esperar de una oposición a la que ayudan monetariamente pero que en el fondo desprecian por su inutilidad. Además, perciben que a nivel de sus aventuras golpistas, se han topado con el muro construido por la inteligencia bolivariana y la férrea unidad de sus Fuerzas Armadas”, opina.

“Si Obama dice que la revolución que reivindicamos todos los latinoamericanos y caribeños es una “amenaza”, “nosotros no nos podemos quedar de brazos cruzados observando cómo cualquier día de estos, Venezuela se convierte en las últimas horas de la Panamá de Torrijos”, alerta el analista.

En el contexto: EE.UU.: “El objetivo de las sanciones contra Venezuela es cambiar la política de Caracas”

En ese sentido, el especialista enfatiza que “toda prevención es poca, toda solidaridad es indispensable”, haciendo referencia a la importancia de la solidaridad del pueblo latinoamericano frente a las agresiones del imperialismo norteamericano contra Venezuela, algo que Aznárez califica de agresión contra todo el continente.
http://actualidad.rt.com/actualidad/168660-acosar-venezuela-eeuu-guerra-latinoamerica

Estados Unidos y América Latina: la contienda geopolítica
Ruben Demirjian

¿Miedo los Estados Unidos? Sí, y mucho, y con justa razón. Aún mediante el reciclaje mediático-político (Iniciativa Andina), el Plan Colombia hoy por hoy es ya insuficiente para las tareas de control y dominio del patio trasero. El escenario político en los últimos tres años ha cambiado dramáticamente. La posición geopolítica estadounidense en la región ha sido trastocada en lo que se suponía eran sus cimientos más sólidos: tras el caos saos que siguió a Ménem y de la Rúa, Néstor Kirchner surgió de entre las cenizas argentinas para sorprender con cada paso. Lo siguió su esposa.Cristina Fernandez de Kirchner,profundizando en la misma dirección las Políticas de Estado
Ruben Demirjian

¿Ve Ankara la masacre como una opción política?


«ANTE NUESTRA MIRADA»

RED VOLTAIRE

por Thierry Meyssan

¿La nueva alianza entre Turquía y Francia concierne solamente los temas económicos, como la entrada de Ankara en la Unión Europea, o es más bien de naturaleza política? Y, de ser cierto esto último, ¿justificará Paris la política de Ankara, incluso si resulta injustificable? ¿Llegará ese apoyo hasta la justificación del genocidio?

JPEG - 20.9 KB

Esta semana, la administración Obama denunció por segunda vez el apoyo de Ankara al Emirato Islámico(también designado como Daesh, su acrónimo árabe, y inicialmente conocido como EIIL, siglas de “Emirato Islámico en Irak y el Levante”).

La primera vez fue el 2 de octubre y la acusación vino del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una conferencia organizada en Harvard [1]. La segunda acaba de tener lugar, el 23 de octubre, cuando el subsecretario del Tesoro, David Cohen, hizo uso de la palabra en la Fundación Carnegie [2]. Tanto el vicepresidente Biden como el subsecretario Cohen acusaron a Ankara de estar apoyando a los yihadistas y facilitando la venta del petróleo que estos se roban en Irak y en Siria.

Sazzy Mazzy9

Guardias fronterizos turcos fraternizando con los terroristas del Estado Islámico.

Ante las vehementes protestas del presidente Recep Tayyip Erdogan, Joe Biden acabó presentando excusas. El gobierno turco autorizó entonces el PKK [3] a acudir en ayuda de los kurdos sirios sitiados en Kobane por los yihadistas de Daesh. O más bien eso fue lo que anunció públicamente. Pero en la práctica, el comportamiento de Ankara no ha sido nada convincente y es por eso que Washington acaba de retomar sus acusaciones.

Turquía y la cuestión de
las limpiezas étnicas

Pienso que lo que le molesta a Washington no es el apoyo a los yihadistas. La actitud de Turquía hacia los yihadistas está en correspondencia total con el plan estadounidense y, al menos hasta octubre de 2014, Daesh sigue bajo el control de la CIA. Lo que Washington no puede admitir es que un miembro de la OTAN se vea implicado públicamente en la masacre que amenaza a la población de Kobane. La política de la administración Obama es muy simple: Daesh fue creado para encargarse de lo que no puede hacer la OTAN –la limpieza étnica– mientras que los miembros de la alianza atlántica fingen no tener nada que ver con ello. Pero masacrar a los kurdos de Siria no es una necesidad para la política de Washington y la implicación de Turquía sería un crimen contra la humanidad.

La actitud de Turquía se presenta como involuntaria. Y precisamente en eso reside el problema. Turquía es un Estado negacionista que nunca reconoció las masacres que ha perpetrado: en 4 años –de 1914 a 1918– asesinó 4 millones de armenios, 200 000 asirios y cristianos adeptos del rito griego y 50 000 asirios en Persia; y más tarde –de 1919 a 1925– también acabó con las vidas de 800 000 armenios y griegos [4]. Lejos de cerrar ese doloroso capítulo de su historia, el mensaje de condolencias que el señor Erdogan emitió el pasado 23 de abril denotaba la incapacidad de Turquía para reconocer los crímenes perpetrados por los Jóvenes Turcos [5].

Ankara trató en el pasado de acabar con los kurdos del PKK. Y muchos huyeron hacia Siria. Al inicio de la actual guerra, el presidente Assad les concedió la ciudadanía siria y les entregó armas para que defendieran el territorio nacional. Así que para Ankara, una masacre perpetrada contra esos kurdos sería una buena noticia y ese es precisamente el tipo de trabajo sucio que Daesh podría realizar.

Implicación de Turquía en otras limpiezas étnicas recientes

Durante la guerra de Bosnia-Herzegovina (de 1992 a 1995), el ejército turco respaldó la «Legión Árabe» de Osama ben Laden que se encargó de la limpieza étnica perpetrando numerosas matanzas contra los serbios ortodoxos. Los yihadistas que participaron en aquellos hechos hoy son miembros de diversos grupos armados que operan en Siria, entre los que se encuentra Daesh.

En 1998, el ejército turco participó en el entrenamiento militar dispensado a los miembros del UCK (siglas en albanés del Ejército de Liberación de Kosovo), cuyos atentados dieron lugar a la represión gubernamental yugoslava, la que a su vez fue el pretexto que invocó la OTAN para justificar su propia intervención en Yugoslavia. Durante la guerra así provocada, Hakan Fidan, el actual jefe de la inteligencia turca (MIT), era agente de enlace entre la OTAN y Turquía. Y lo que sucedió fue que el UCK procedió sistemáticamente a la expulsión de los serbios ortodoxos y profanó sus lugares de culto. En 2011, Hakan Fidan envió yihadistas a Kosovo para que el UCK los entrenara en materia de terrorismo… antes de atacar Siria.

Durante la ocupación de Irak, Estados Unidos recurrió oficialmente a Turquía y Arabia Saudita para reconstruir el país que había invadido. La política aplicada en aquel momento provocó la guerra civil y masacres sistemáticas, principalmente contra chiitas y cristianos. Como explicó el ex consejero de la Casa Blanca para la Seguridad de la Patria, Richard A. Falkenrath, esa política estaba concebida para incrustar el yihadismo en Irak, utilizarlo allí y evitar que se moviera hacia Estados Unidos [6].

En septiembre de 2013, cientos de yihadistas del Ejército Sirio Libre (el grupo armado respaldado por Francia que se identifica con la bandera de la colonización francesa en Siria) respaldados por elementos del Frente al-Nusra (la franquicia de al-Qaeda en Siria) penetraron en Siria desde Turquía para tomar la ciudad siria de Maalula, violar a sus mujeres, matar a sus hombres y profanar sus iglesias. Maalula carece de interés estratégico militar. Aquel ataque era únicamente una manera de perseguir públicamente a los cristianos, ya que Maalula es el símbolo sirio de la cristiandad desde hace unos 2 000 años.

En marzo de 2014, cientos de yihadistas del Frente al-Nusra y del Ejército del Islam (dos grupos pro-sauditas) penetraron en Siria desde Turquía, dirigidos y respaldados por el ejército turco, para saquear la ciudad siria de Kessab. La población de la ciudad logró huir antes de ser víctima de una masacre. Cuando el Ejército Árabe Sirio acudió en auxilio de la población, Turquía lo combatió y derribó uno de sus aviones. Kessab presenta interés estratégico para la OTAN debido a la proximidad de una base de radares rusos que vigila la base de la OTAN ubicada en la región turca de Incirlik. Los habitantes de Kessab son armenios cuyas familias lograron huir de las masacres perpetradas por los Jóvenes Turcos.

¿La Turquía actual admite el genocidio?

Es la pregunta que se impone en la actual situación. Dado que Ankara niega que la masacre contra los armenios y las masacres contra diversas minorías –principalmente cristianas– perpetradas desde 1915 hasta 1925 fueron organizadas por el Comité Unión y Progreso, ¿no podría decirse que Turquía no considera que el genocidio sea un crimen y que simplemente lo ve como una opción política más?

La política del actual gobierno turco se basa en la «doctrina Davutoglu». Según Ahmet Davutoglu, profesor de Ciencias Políticas hoy convertido en primer ministro, Turquía debe recuperar la influencia que tuvo en la era otomana y unificar el Medio Oriente basándose en el islam sunnita.

Al principio, la administración Erdogan predicaba la solución de los conflictos pendientes desde la caída del Imperio Otomano, lo cual se definió como política de «cero problemas» con los vecinos. Al calor de esa política, Siria e Irán negociaron la creación de una zona de libre intercambio que dio lugar a un verdadero bum económico en los 3 países. Pero en 2011, durante la guerra de la OTAN contra Libia, Turquía abandonó la política de conciliación para tratar de imponerse como potencia beligerante. Y desde aquel momento se ha enemistado nuevamente con todos sus vecinos, con excepción de Azerbaiyán.

El apoyo francés a Turquía

Durante las guerras contra Libia y Siria se produjo entre Francia y Turquía un acercamiento que se ha convertido en un verdadero pacto, al estilo de la alianza franco-otomana que preconizaban el rey francés Francisco I y Solimán el Magnífico. Aquella alianza duró 2 siglos y medio y sólo terminó en tiempos de Napoleón Bonaparte, antes de resurgir brevemente durante la guerra de Crimea.

La nueva alianza entre Francia y Turquía fue ratificada por el ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius, quien –en febrero de 2013– levantó el veto francés a la inclusión de Turquía en la Unión Europea y se comprometió a favorecer la admisión de Ankara.

Al mismo tiempo, el presidente francés Francois Hollande y su ministro de Relaciones Exteriores Laurent Fabius así como el entonces primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan y el entonces jefe de la diplomacia turca Ahmet Davutoglu montaron una operación conjunta para asesinar al presidente sirio Bachar al-Assad y su ministro de Relaciones Exteriores Walid al-Mualem. Para ello sobornaron a varios miembros del personal de limpieza del palacio presidencial pero la operación fracasó.

En el verano de 2013, Turquía organizó el ataque químico perpetrado en las afueras de Damasco y lo atribuyó a Siria. Con el respaldo de Francia, trató de lograr que Estados Unidos bombardeara la capital siria para acabar con la República Árabe Siria. Francia y Turquía querían que Washington volviese a su proyecto inicial de derrocamiento de la República Árabe Siria.

Un documento entregado al Consejo de Seguridad de la ONU demuestra que después del voto secreto de enero de 2014 con el que el Congreso de Estados Unidos aprobaba la entrega de armamento y financiamiento a los rebeldes para posibilitar la limpieza étnica en la región, Francia y Turquía siguieron armando en secreto a los yihadistas del Frente al-Nusra (o sea, a al-Qaeda) para que luchara contra Daesh. El objetivo seguía siendo el mismo, forzar a Washington a volver a su proyecto inicial.

Es importante señalar de paso que Turquía no fue el único país que armó a los yihadistas que atacaron las ciudades cristianas sirias de Maalula y Kessab, violaron a sus mujeres, mataron a sus hombres y profanaron sus iglesias. También lo hizo Francia.

Turquía soborna a los dirigentes franceses

La prensa habla frecuentemente de que Qatar soborna a la clase dirigente francesa. Pero no dice ni una palabra de las sumas colosales que gasta Turquía para comprar el apoyo de los políticos franceses.

¿La prueba de esa corrupción? El silencio de los dirigentes franceses sobre lo que sucede en Turquía (ese país ostenta el record mundial de encarcelamiento de periodistas, abogados y oficiales superiores de las instituciones armadas), sobre el respaldo turco al terrorismo internacional (la justicia turca ha comprobado que Erdogan se reunió 12 veces con el banquero de al-Qaeda, en Turquía existen 4 campamentos de al-Qaeda y ese país ha organizado el tránsito de decenas de miles de yihadistas), sobre el saqueo perpetrado contra Siria (miles de fábricas del distrito sirio de Alepo han sido desmontadas y trasladadas a Turquía) y sobre las masacres cometidas con la participación de Turquía (en Maalula, Kessab y la que probablemente tendrá lugar si finalmente cae Kobane).

Los empresarios turcos –fieles aliados de Erdogan– crearon en 2009 el Instituto del Bósforo, encargado de promover los vínculos entre Turquía y Francia [7]. Su comité científico, donde figura como copresidenta la señora Anne Lauvergeon [8], tiene como miembros a la crema de los políticos franceses de la UMP [9], (por ejemplo, Jean-François Coppé [10] y Alain Juppé [11]); del Partido Socialista (Elisabeth Guigou [12] y Pierre Moscovici [13]), muchos de ellos muy vinculados al presidente Francois Hollande (como Jean-Pierre Jouyet [14]) e incluso algunos ex comunistas.

Esas personalidades, algunas de ellas personas honorables, seguramente no piensan aprobar las masacres cometidas por el régimen de Ankara. Pero, de hecho, eso es lo que están haciendo.

Al aliarse con Turquía, Francia se ha hecho cómplice activa de sus masacres.

[1] “Remarks by Joe Biden at the John F. Kennedy Forum”, by Joseph R. Biden Jr., Voltaire Network, 2 de octubre de 2014.

[2] “Remarks by U.S. Treasury Under Secretary David S. Cohen on Attacking ISIL’s Financial Foundation”, David S. Cohen, Carnegie Endowment for Internationale Peace, 23 de octubre de 2014.

[3] Partido de los Trabajadores del Kurdistán, fundado en Turquía en 1978.

[4] Statistics of Democide: Genocide and Mass Murder Since 1900, R.J. Rummel, Transaction, 1998, p. 223-235.

[5] Los Jóvenes Turcos fueron un partido nacionalista revolucionario y reformador otomano conocido oficialmente bajo el nombre de Comité Unión y Progreso (CUP). Ese partido se alió con las minorías y derrocó al sultán Abdulhamid II. Pero al llegar al poder emprendió una política de turquificación que lo llevó a planificar un genocidio contra las minorías, principalmente contra los armenios.

[6] Citado en «If Democracy Fails, Try Civil War», Al Kamen,The Washington Post, 25 de septiembre de 2005.

[7] Ver el sitio web del Institut du Bosphore.

[8] Ex colaboradora del presidente francés Francois Mitterrand, Anne Lauvergeon fue presidenta de Areva (grupo francés considerado líder mundial en el sector de la energía nuclear) de 2001 a 2011. Actualmente preside la Comisión de Innovación.

[9] La UMP (Unión por un Movimiento Popular) es el partido de derecha inicialmente llamado Unión por la Mayoría Presidencial y formado para apoyar a la candidatura del presidente francés Jacques Chirac con vista a las elecciones presidenciales de 2002. Nota de la Red Voltaire.

[10] Diputado, ex ministro y ex presidente de la UMP.

[11] Alcalde de Burdeos, ex primer ministro y ex presidente de la UMP, Alain Juppé se convirtió en ministro de Relaciones Exteriores de Francia al inicio de las guerras contra Libia y Siria.

[12] Ex colaboradora de Francois Mitterrand y ex ministra, Elisabeth Guigou preside actualmente la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional.

[13] Diputado y ex ministro, Pierre Moscovici acaba de ser designado para convertirse en comisario europeo.

[14] Alto funcionario y viejo amigo de Hollande, Jean-Pierre Jouyet es hoy director general de la compañía aseguradora AXA.

Era la primera vez en la historia que un país estaba dispuesto y capaz de pagar a sus acreedores, pero fue bloqueada por un juez de hacerlo. Los medios de comunicación llamaron un incumplimiento por parte de Argentina, pero el hashtag de Twitter #Griesafault fue mucho más preciso.


MARTÍN GUZMÁN

Foto de Martín Guzmán

Foto de Joseph E. Stiglitz

Argentina ha cumplido con sus obligaciones para con sus ciudadanos y para los acreedores.

373946 bancarotagringa

NUEVA YORK – El 30 de julio, los acreedores de la Argentina no recibió su pago semestral de los bonos que fueron reestructurados después de la última defecto del país en 2001. Argentina había depositado $ 539 millones en el Banco de Nueva York Mellon unos días antes. Pero el banco no podía transferir los fondos a los acreedores: Estados Unidos juez federal Thomas Griesa había ordenado que la Argentina no podía pagar a los acreedores que habían aceptado su reestructuración hasta que totalmente pagado – incluyendo intereses vencidos – los que habían rechazado.

Era la primera vez en la historia que un país estaba dispuesto y capaz de pagar a sus acreedores, pero fue bloqueada por un juez de hacerlo. Los medios de comunicación llamaron un incumplimiento por parte de Argentina, pero el hashtag de Twitter #Griesafault fue mucho más preciso. Argentina ha cumplido con sus obligaciones para con sus ciudadanos y para los acreedores que aceptaron la reestructuración. El fallo de Griesa, sin embargo, alienta el comportamiento usurero, amenaza el funcionamiento de los mercados financieros internacionales, y desafía a un principio básico del capitalismo moderno: los deudores insolventes necesitan un nuevo comienzo.

Incumplimientos soberanos son eventos comunes con muchas causas. Para la Argentina, la ruta a su default de 2001 se inició con el globo de la deuda soberana en la década de 1990, que tuvo lugar junto a “Consenso de Washington” reformas económicas neoliberales que los acreedores creyeron enriquecería el país. El experimento fracasó, y el país sufrió una profunda crisis económica y social, con una recesión que duró de 1998 a 2002. Al final, un récord de 57,5% de los argentinos se encontraban en la pobreza , y la tasa de desempleo se disparó al 20,8%.

Argentina reestructuró su deuda en dos rondas de negociaciones, en 2005 y 2010. Más del 92% de los acreedores aceptó el nuevo acuerdo, y recibió bonos intercambiados y los bonos indexados al PIB. Todo salió bien para la Argentina y los que aceptaron la reestructuración. La economía se disparó, por lo que los bonos indexados al PIB pagó con creces.

Pero los llamados inversionistas buitre vieron la oportunidad de obtener beneficios aún mayores. Los buitres eran ni los inversores a largo plazo en la Argentina ni los optimistas que creían que las políticas del Consenso de Washington trabajarían. Eran simplemente los especuladores que se abalanzó tras el default de 2001 y compraron bonos hasta por una fracción de su valor nominal de los inversores de pánico. Ellos entonces demandaron Argentina para obtener el 100% de ese valor. NML Capital, una filial del fondo de cobertura de Gestión de Elliot, encabezado por Paul Singer, gastó $ 48 millones en bonos en el 2008; gracias al fallo de Griesa, NML Capital de ahora debería recibir $ 832 millones – un retorno de más de 1.600%.

Las cifras son tan elevadas, en parte debido a que los buitres buscan ganar intereses más allá de que, para algunos valores, incluye una prima de riesgo-país – la tasa de interés más alta que ofrece cuando se emitieron para compensar la mayor probabilidad percibida de forma predeterminada. Griesa consideró que esta era razonable. Económicamente, sin embargo, no tiene sentido. Cuando un país se paga una prima de riesgo de su deuda, lo que significa que por defecto es una posibilidad. Pero si un tribunal dictamina que un país siempre debe pagar la deuda, no hay riesgo de impago que ser compensado.

Reembolso en términos de Griesa devastaría la economía de Argentina. NML capital y los otros buitres comprenden sólo el 1% de los acreedores, pero recibirían un total de $ 1.5 mil millones. Otros holdouts (6,6% del total) serían acreedores recibirán $ 15 mil millones. Y, debido a la reestructuración de la deuda se estipula que todos los acreedores que aceptaron que podría exigir los mismos términos que los holdouts reciban, Argentina podría estar en el gancho por $ 140 mil millones más.

Cada argentino podría por lo tanto deber más de $ 3.500 – más de un tercio del promedio anual del ingreso per cápita . En los Estados Unidos, la aplicación de la proporción equivalente significaría obligar a todos los ciudadanos a pagar más o menos $ 20,000 – todo para llenar los bolsillos de algunos multimillonarios, decididos a exprimir el país seco.

Lo que es más, la existencia de los swaps de incumplimiento de crédito crea la posibilidad de mayores ganancias para los buitres. Un CDS asegura contra un defecto, el pago de los bonos si no lo hacen. Pueden producir beneficios sustanciales, independientemente de si los bonos se pagan – reduciendo así sus incentivos titulares para lograr un acuerdo.

En el período previo al 30 de julio, los buitres llevan a cabo una campaña de miedo. Un segundo defecto en 13 años sería un gran revés para la Argentina, según ellos, amenazando la frágil economía del país. Pero todo esto presume que los mercados financieros no distinguir entre un defecto y un Griesafault. Afortunadamente, lo hicieron: Las tasas de interés para diferentes categorías de préstamos a empresas argentinas no han reaccionado al evento. De hecho, los costos de endeudamiento el 30 de julio fueron más bajos que el promedio de todo el año.

En última instancia, sin embargo, el Griesafault llevará a un alto precio – menos para la Argentina que para la economía mundial y de los países que necesitan acceso al financiamiento externo. América sufrirá también. Sus tribunales han sido una farsa: Como un observador señaló , estaba claro que Griesa nunca penetrado la complejidad de la cuestión. El sistema financiero de Estados Unidos, ya practicado en la explotación de los estadounidenses pobres, ha ampliado sus esfuerzos a nivel mundial. Los prestatarios soberanos no – y no debe – confiar en la imparcialidad y la competencia del poder judicial de los Estados Unidos. El mercado de la emisión de dichos bonos se moverá a otra parte.

Read more at http://www.project-syndicate.org/commentary/joseph-e–stiglitz-and-martin-guzman-argue-that-the-country-s-default-will-ultimately-harm-america#8juAUYgvVsKW9ukM.99

Buitres: Cristina le pidió explicaciones a Obama por una funcionaria clave


INFOnews

La Presidenta se comunicó mediante un escrito para alertar sobre el cargo de la funcionaria Nancy Soderberg y sus vínculos con los buitres.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner envió hoy una carta a su par de Estados Unidos, Barack Obama, en la que le pidió que aclare si Nancy Soderberg, como presidenta del Public Interest Declassication Board (PIDB), “organismo bajo responsabilidad directa del Gobierno de los Estados Unidos”, es la misma que integra el grupo lobbista de los fondos buitre, American Task Force Argentina.

En la extensa misiva, de cinco carillas, difundida oficialmente en la Casa de Gobierno, Cristina expresa que Soderberg es a su vez “la copresidenta de la American Task Force Argentina (ATFA), entidad creada específicamente para atacar y difamar a la República Argentina y a su presidenta”, en beneficio de “un puñado de fondos buitre que pretenden obtener ganancias exorbitantes interrumpiendo el derecho soberano a la reestructuración de la deuda externa” Argentina.

En uno de los principales tramos del texto, la mandataria argentina señala: “Quisiera informarle que la señora Nancy Soderberg, copresidenta de ATFA, ha llevado a cabo una campaña difamatoria e injuriosa de proporciones inauditas contra el pueblo, las autoridades de mi país y mi persona en particular, con el propósito de perjudicar a la República Argentina en beneficio de un puñado de fondos buitre que pretenden obtener ganancias exorbitantes interrumpiendo el derecho soberano a la reestructuración de la deuda externa de mi país”.

“Estas acciones incluyen el infame embargo a la Fragata Libertad, nave insignia de nuestra Armada, que motivó la decisión unánime del Tribunal del Derechos del Mar de las Naciones Unidas ordenando la anulación del embargo por ser violatorio del Derecho Internacional. También intentaron embargar un satélite que es parte de un programa conjunto con la NASA. Sería muy paradójico que la señora Soderberg de la Casa Blanca sea la misma que desde ATFA festejaba y promovía acciones que afectaban, también, a intereses de Estados Unidos”, agrega.

Carta de Cristina a Obama by INFOnews

http://www.infonews.com/2014/10/31/politica-170174-buitres-cristina-le-pidio-explicaciones-a-obama-por-una-funcionaria-clave-anticipo-fondos-buitre.php

ANCA Insta Obama a Desafíe apoyo de Turquía para ISIS


2014 Asbarez armenia Noticias

Hachikian: “Sr. Presidente, necesitamos no mentir por Turquía; ni tampoco estamos obligados a aceptar pasivamente sus transparentemente falsos rechazos “.

WASHINGTON-El Consejo Nacional Armenio de Americajoined crecientes llamados para el liderazgo de Estados Unidos en desafiar la manipulación de la crisis Siria de Turquía, a través de apoyo directo e indirecto a ISIS, como parte de su campaña genocida del siglo largo de debilitar o destruir a los kurdos, los armenios, árabes, asirios , alauitas y otras minorías étnicas dentro o cerca de sus fronteras.

En una carta enviada a la Casa Blanca el miércoles Presidente ANCA Ken Hachikian instó al presidente Obama a seguir luchando militantes ISIS, pero señaló que la comunidad internacional no puede detenerse ahí, diciendo que los EE.UU. deben, “en la misma medida, la fuerza frente a Turquía, un tratado aliado, que es el uso de estos terroristas como soldados sustitutos en una unidad neo-otomano para destruir las minorías, creciendo su influencia regional y expandir sus fronteras – todo ello a expensas de los intereses estadounidenses y en contra de los valores fundamentales del pueblo estadounidense “.

Expresando su pesar por la reciente disculpa “forzada” del vicepresidente Biden a Turquía por hablar con la verdad acerca de la desestabilización de la región del régimen de Erdogan, Hachikian declaró: “Sr. Presidente, necesitamos no mentir por Turquía; ni tampoco estamos obligados a aceptar pasivamente sus transparentemente falsos rechazos. En lugar de hacer la vista gorda a la agresión permanente de Ankara – en Kobane, Der Zor, Aleppo, Kessab y en todo el norte de Siria – debemos presionar por el cese de la ayuda de Turquía para ISIS, fin a su injerencia en Siria, y la apertura incondicional de su frontera “.

El ANCA ha lanzado una alerta de acción a nivel nacional instando a los defensores de escribir a la Casa Blanca y pedir el fin de Estados Unidos silencio ante la interferencia destructiva de Turquía en Siria. Tomar medidas ahora. http://www.anca.org/savekobane

Durante los últimos dos días, representantes de ANCA se han unido a los estadounidenses kurdos en las protestas de la Casa Blanca pidiendo liderazgo de Estados Unidos para poner fin a la agresión ISIS.

El texto de la carta del Presidente ANCA Ken Hachikian al presidente Obama está disponible en su totalidad a continuación.

Estimado Sr. Presidente:

A raíz del asalto devastador ISIS en Kobani, Le escribo para instarle a desafiar la explotación agresiva de Turquía de la crisis de Siria, a través de su activo apoyo a los combatientes extremistas, con el fin de completar su campaña genocida del siglo largo de debilitar o destruir a los kurdos , armenios, árabes, asirios, alauitas y otras minorías étnicas dentro o cerca de sus fronteras.

Lamentablemente, el éxito de Ankara en la intimidación sucesivas administraciones norteamericanas en silencio sobre el genocidio armenio y la inacción frente a la turca brutal represión de los kurdos ha echado a perder los líderes turcos en la creencia, con considerable justificación, que pueden abiertamente a mano armada de los Estados Unidos en otra tecla cuestiones regionales. El ejemplo más reciente de esta tendencia preocupante es, por supuesto, el triste espectáculo de presidente turco Erdogan forzando el vicepresidente Biden en una disculpa pública por decir una verdad obvia sobre el apoyo bien documentado de Ankara para ISIS.

Señor Presidente, necesitamos no mentir por Turquía; ni tampoco estamos obligados a aceptar pasivamente sus transparentemente falsos rechazos. En lugar de hacer la vista gorda a la agresión permanente de Ankara – en Kobani, Der Zor, Aleppo, Kessab y en todo el norte de Siria – debemos presionar por el cese de la ayuda de Turquía para ISIS, fin a su injerencia en Siria, y la apertura incondicional de su frontera. Paralelo a esto, nuestro gobierno debe emitir fuertes advertencias a ISIS a cesar sus ataques contra zonas civiles en Kobani, Alepo y en otras partes, y para permitir que los corredores humanitarios, incluyendo desde Aleppo a Latakia.

Debemos revertir ISIS, una fuerza militar declaradamente antiamericano cometer atrocidades terribles, y, en igual medida, la fuerza frente a Turquía, un aliado de los tratados, que es el uso de estos terroristas como soldados sustitutos en una unidad neo-otomano para destruir las minorías, crecemos su influencia regional y expandir sus fronteras – todo ello a expensas de los intereses estadounidenses y en contra de los valores fundamentales del pueblo estadounidense.

Le damos las gracias por su consideración de nuestras preocupaciones, y pedimos, una vez más, para una reunión con usted para discutir la crisis en el Medio Oriente, su promesa insatisfecha de reconocer el Genocidio Armenio, la seguridad de la República de Nagorno Karabaj, y nuestra otras prioridades políticas de la comunidad.

Atentamente,

Kenneth V. Hachikian
Presidente
Comité Nacional Armenio de América

http://asbarez.com/127749/anca-urges-obama-to-challenge-turkeys-support-for-isis/