Presos políticos y desaparecidos en democracia. El Gobierno nos prometió volver a ser noticia en el mundo y cumplió.


PERIODISTA DEL MAFIOSO GRUPO CLARIN: 

MUCHOS MARINES DE LOS MANDARINES QUE CUIDAN POR VOS LAS PUERTAS DEL NUEVA CIELO…


Ruben Demirjian

La derecha que gobierna San Isidro prefiere a Walt Disney


Policías de San Isidro agredieron a militantes de La Cámpora

AudiovisualTelam

Publicado el 13/01/2014

El sábado 11 de enero militantes de La Cámpora fueron reprimidos por agentes municipales de San Isidro, provincia de Buenos Aires, que responden al intendente Gustavo Posse, en una plaza frente a la estación de trenes de Villa Adelina. La represión ocurrió cuando militantes de La Cámpora realizaban una actividad cultural en Paraná y Piedrabuena de dicha localidad.
La misma estaba dirigida a niños que durante la semana reciben apoyó escolar por parte de los militantes, consistía en proyectar Cortos de dibujos animados. Al inicio de la proyección notaron que llegaban agentes del control ciudadano juntó a policías bonaerenses que están fuera de servicio y se encuentran realizando adicionales, en más de 10 unidades móviles. A las 20:30 hs. más de 15 agentes se abalanzaron sobre los militantes comenzando así una feroz represión que contó con golpes y patadas contra hombres y mujeres, delante de los niños y vecinos que filmaban con sus celulares.
El saldo de esta represión fue de más 15 militantes golpeados y uno con fisura de costilla, tres de ellos fueron detenidos (Marcos Cianni, César Balotta y Marcos Sori) en la comisaría octava de Villa Adelina, también fueron secuestradas pertenencias personales y de la agrupación. Al presentarse al destacamento los diputados Nacionales Teresa García y Horacio Pietragalla, tomando mayor estado público la situación aunque sin detener el trato hostil por parte de los municipales, se logro la devolución de la camioneta secuestrada no así del total de los objetos que los agentes cargaron en los móviles. Luego de pericias forenses, que constataron las lesiones, los detenidos fueron liberados y notificados que los agentes municipales realizaron denuncias en sus contra por lesiones. En el último año las acciones represivas contra militantes del kirchnerismo se volvieron moneda corriente por parte de los agentes municipales bonaerense de Tigre, Malvinas Argentina, San Fernando y San Isidro.

EL MUNDO ESTA PREPARADO PARA VER ESTO


ESTADOS UNIDOS QUIERE CASTIGAR A SIRIA MIENTRAS UNO DE SUS ALIADOS DIARIAMENTE COMETE ESTOS ASESINATOS.

 

ALIADOS SE CALLAN LA BOCA

actualidadkurda

Policia turca : Cobarde y criminal Il video della polizia turca che picchia i manifestanti in garage


Policia turca : Cobarde y criminal

tuttacronaca

polizia-turca-pestaggio

Una quindicina di poliziotti che picchiano brutalmente tre manifestanti turchi. Sono queste le immagini registrate in un video reso noto oggi sul sito del quotidiano Hurriyet e destinato a riaccendere le polemiche sulla dura repressione delle proteste di Gezi Park da parte della polizia turca. A riprendere le immagini una telecamera di sorveglianza di un parcheggio di Antalya, nel centro-sud della Turchia. Il video risale al 2 giugno, giorno in cui nella città si è svolta una manifestazione antigovernativa. Si vedono due ragazzi e una ragazza che vengono raggiunti dalla polizia che li individua, li afferra e getta i due ragazzi sul pavimento per poi picchiarli  selvaggiamente e a sangue freddo per alcuni minuti, con calci, pugni e manganellate. Alla fine vengono sollevati e portati via, ma secondo Hurriyet non sono stati arrestati. Anche la ragazza viene portata via. L’Associazione degli avvocati progressisti ha fatto richiesta all’autorità municipale che gestisce…

Ver la entrada original 36 palabras más

Jefe del Mossad se reúne en secreto con su par turco


 

RED VOLTAIRE

Tras la agravación de la situación en Turquía, el jefe del servicio de inteligencia del régimen israelí, el Mossad, y el jefe de los servicios de inteligencia turco (MIT, por sus siglas en turco) no se quedaron con las manos cruzadas y se reunieron en secreto en Ankara, capital de Turquía.

El jefe del Mossad, Tamir Pardo, mantuvo una reunión el lunes con Hakan Fidan, jefe de la MIT en la capitalina ciudad de Ankara, ha informado este miércoles el diario turco Hurriyet Daily News.

Según el periódico turco, el jefe de la inteligencia del régimen israelí y Fidan compartieron información sobre la situación en Siria y las recientes manifestaciones en diferentes partes de Turquía. También discutieron el intercambio de servicios de inteligencia en el futuro.

Desde el 27 de mayo, Estambul es escenario de protestas antigubernamentales convocadas por los activistas medioambientales, después de que las fuerzas policiales atacaran una sentada pacífica contra este proyecto en Taksim.

La represión policial contra los activistas dio lugar a una serie de protestas que se propagaron por otras 50 ciudades, incluida Ankara (la capital), Esmirna, Mugla y Antalya. Los manifestantes califican al Gobierno de Turquía de “gobierno fascista” y critican al premier turco por comportarse como un nuevo “sultán”.

Hasta el momento, cinco personas han perdido la vida y numerosos ciudadanos han resultado heridos en las manifestaciones, además de producirse centenares de detenciones.

Jornada solidaria en el Hospital Borda.


AudiovisualTelam


Publicado el 01/05/2013
Trabajadores y trabajadoras del Hospital Borda junto a integrantes de organizaciones sociales, políticas y ciudadanía en general, participan de la jornada solidaria de limpieza y reconstrucción de los talleres protegidos destruidos el pasado viernes en el marco de la represión de la policía Metropolitana.

 

Miles de personas marcharon contra la represión en el Borda


.infonews

Miles de personas protestaron frente a la sede de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad para repudiar el violento accionar de la Policía Metropolitana el pasado viernes. Participaron trabajadores de distintos sectores, organizaciones sociales y estudiantes.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

Una multitudinaria marcha de trabajadores del Estado (ATE), legisladores, estudiantes y organizaciones políticas y sociales se trasladó desde Av. de Mayo y 9 de Julio hasta la puerta de la jefatura de Gobierno para repudiar la represión de la policía Metropolitana en el hospital Borda.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

Entre las columnas que se concentraron frente a la sede del Gobierno porteño que encabeza Mauricio Macri se ubicaron las de ATE, CTA, Miles, Tupac Amaru, La Cámpora, la CCC, el Partido de la Victoria, la Corriente Peronista y FORJA, entre otras.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

El secretario general de ATE Capital, José Luis Matassa, pidió el juicio político a Mauricio Macri y la “renuncia inmediata” del ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

“Más allá de los matices, contra la represión del gobierno de Macri todos juntos los trabajadores decimos basta de represión”, dijo José Luis Matassa, de ATE, uno de los oradores.

Los docentes enrolados en UTE-Ctera, el gremio más numeroso de la Ciudad, se plegó también al paro y movilización. Los trabajadores del subte liberaron los molinetes para facilitar el movimiento hacia la movilización, según explicó Roberto Pianelli, jefe de la Asociación Sindical de Trabajadores del Subte y el Premetro.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

“Lo del viernes fue un espectáculo dantesco. Los que trabajan para la sanación de los pacientes fueron golpeados brutalmente. Ningún ciudadano de bien, piense lo que piense, puede aceptar esta barbarie”, consideró el secretario general de la Junta Interna de Talleres Protegidos del Hospital Borda, Marcelo Frondizi.

Algunas imágenes de la represión macrista en el Neuropsiquiátrico Borda.

“Macri para imponer una sociedad para pocos, lo único que pueden hacer es reprimir. Macri es un criminal, hay que pedirle el juicio político a él como lo pidieron para Montenegro”, explicó el gremialista.

Algunas imágenes de la represión macrista en el Neuropsiquiátrico Borda.

Frondizi, que trabaja en los Talleres Protegidos del Borda, criticó el argumento que dió la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, para fundamentar la destrucción del Taller Protegido Nº 19. “Ya le habíamos dicho a Vidal que varios hospitales – el Borda, el Rivadavia, el de traumatología, entre otros – estaban contaminados con asbesto, pero por lo único que se preocuparon fue por el taller nuestro”, afirmó y denunció que a partir de la destrucción del taller “ahora hay una nube de asbesto en la zona sur”.

Marcha multitudinaria frente a la jefatura de gobierno porteño en repudio a la represión de la Metropolitana en el Borda.

Según había investigado ATE, el problema del asbesto, que puede causar cáncer entre otras enfermedades, era de fácil solución. “Nuestro perito de parte hizo un informe diciendo que en un mes las chapas se cambiaban y en 15 días con una pintura especial el problema se solucionaba. Por eso, lo que hicieron es el daño por el daño mismo en busca del negocio inmobiliario”, afirmó.

http://www.infonews.com/2013/04/29/sociedad-72966-miles-de-personas-marcharon-contra-la-represion-en-el-borda-borda-macri.php

Así reprime la policía de Macri


Video de la represión de la Policía Metropolitana el 29/01 en el Parque Centenario, donde resultó herida la periodista de la TVPública Julieta Elgul. Fuente : La Paco Urondo enmovimientotv Basta de reprimir las protestas!!!. Parque Centenario. 29/Enero/2013 Publicado el 30/01/2013 COMUNICADO DE PRENSA DE LA ASAMBLEA DEL PARQUE CENTENARIO EN DEFENSA DEL ESPACIO PÚBLICO EXIGIMOS LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE LOS DETENIDOS DEL DÍA DE HOY Mientras las comisiones votadas en la Asamblea del día de hoy se realizaban en forma pacífica, alrededor de las 22 hs. una riña entre dos personas dio lugar a un sobredimensionado despliegue de toda la Policía Metropolitana que se encontraba apostada contra el vallado de chapa, lugar en donde se quieren colocar las rejas del perímetro externo al Parque Centenario, y a las cuales la Asamblea de vecinos, usuarios y feriantes se opone rotundamente. No es de extrañar que el Gobierno Porteño vuelva a reprimir, a sólo 24 horas de diferencia, de la misma forma brutal a quienes de manera pacífica y horizontal nos reunimos día a día para, entre todos, definir en qué espacio queremos vivir, en defensa de nuestros puestos de trabajo, en defensa del espacio público. El saldo de la represión de hoy fue de una periodista de Canal 7 herida de bala de goma y varios detenidos,al menos 3, que están siendo trasladados a la comisaría 4ta de la Polícía Metropolitana (Zavaleta 270, Parque Patricios). Recordamos que de la represión del lunes 28, al menos dos manifestantes fueron heridos, uno con corte en la cabeza y el otro de bala de goma, y 22 personas que han quedado liberados, pero con causa de carátula “resistencia a la autoridad, daño, lesiones, y atentado” Juzgado N° 5 Secretaria 73. No se sabe a ciencia cierta la cantidad de detenidos del día de hoy. Sabemos de 2 compañeros que han llegado a la Comisaría 4ta pero continúan dentro del patrullero. Otros detenidos estarían llegando, aunque no se especificó el número. Al ingresar todos, se dará a conocer la lista de nombres. Se solicita la presencia de organizaciones sociales, politicas, barriales, de derechos humanos, sindicales, universitarias, culturales, para pedir por la inmediata libertad de los compañeros injustamente detenidos el día de hoy por el gobierno de Mauricio Macri. ¡ POR LA LIBERACIÓN DE LOS DETENIDOS ! ¡ NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA ! ¡ NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LA CULTURA ! ¡ EN DEFENSA DE LA HUERTA COMUNITARIA ! ¡ EN DEFENSA DE LOS PUESTOS DE TRABAJO ! ¡ EN DEFENSA DEL ESPACIO PÚBLICO ! Contactos de prensa: 15.4939.4334 15.4085.8429 —- Otras vías de contacto – twitter: @noalasrejas – facebook (grupo): NO A LAS REJAS EN TODO EL PARQUE CENTENARIO – facebook (evento): ASAMBLEA DEL PARQUE CENTENARIO EN DEFENSA DEL ESPACIO PÚBLICO (http://www.facebook.com/events/2772…) – Mail: parquesinrejas@gmail.com http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/otras-noticias/10578-2013-02-04-02-58-00.html

LA REALIDAD ES 678 – APERTURA MIERCOLES 30 DE ENERO DEL 2013.


678informes

Enfrentamientos violentos en Sudáfrica provocan 30 muertes


Español: Actividad minera en Zaruma

Fuente : Prensa Latina

Enfrentamientos violentos en Suráfrica provocan 30 muertes

Johannesburgo, 17 ago (PL) Al menos 30 mineros murieron en Suráfrica durante protestas y enfrentamientos con la policía en la mina de platino de Marikana, en el noroeste del país, informaron hoy fuentes de Seguridad.

 

Tras confirmar el número de fallecidos, el ministro del Interior, Nathi Mthethwa, añadió en declaraciones a la prensa la existencia de numerosos heridos como consecuencia del persistente conflicto.

 

Según versiones periodísticas, desde el pasado viernes hasta ayer los hechos de violencia habían dejado un saldo de una decena de fallecidos, entre ellos dos agentes del orden.

 

En las últimas horas grupos de hombres armados con machetes y palos se reagruparon fuera de las instalaciones de la mina, explotada por la firma británica Lonmim, una de las mayores productoras de platino a escala universal, mostraron imágenes televisivas.

 

Otros medios coinciden en señalar que el conflicto, el cual se desató el viernes pasado luego del inicio de una huelga, tuvo su origen en rivalidades entre los sindicatos Asociación de Trabajadores de la Minería y la Construcción y la Unión Nacional de Mineros.

 

Ambas organizaciones sindicales mantienen tensiones entre sí desde antaño ya que se disputan afiliados en instalaciones mineras, según trascendió..

 

El gobierno surafricano, que lamentó la muerte de personas, exigió se investiguen a los responsables de los hechos de violencia desatados.

 

rmh/obf

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=536339&Itemid=1

Alak: “La Masacre de Trelew fue el embrión del terrorismo de Estado”


Español: Comodoro Martín Rivadavia, primer Min...

Español: Comodoro Martín Rivadavia, primer Ministro de Marina (Photo credit: Wikipedia)

Fuente : Pagina/12

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Aerial view of Comodoro Rivadavia

Aerial view of Comodoro Rivadavia (Photo credit: Wikipedia)

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak sotuvo que el juicio por el fusilamiento de dieciséis presos políticos en la madrugada del 22 de agosto de 1972 en la Base Almirante Zar de la Armada Argentina “repara una deuda histórica de la democracia con la militancia”, y señaló que “ese hecho fue la continuidad del acoso y persecución al campo nacional y popular desatados en 1955”.

En ese sentido, el funcionario nacional manifestó que “el juzgamiento de los responsables de los crímenes aberrantes ocurridos en los años setenta y ochenta es el mayor desafío afrontado por la Justicia y la sociedad argentinas”; y subrayó que “el auténtico ‘Nunca Más‘, recién llegará y será una realidad cuando se cierre el proceso de Memoria, Verdad y Justicia iniciado por Néstor Kirchner en 2003″.

Tras asegurar que “desde 2003 en Argentina no tenemos lugar ni tolerancia para los privilegios, y mucho menos perdón para los responsables de semejante genocidio”, Alak destacó que “la política de derechos humanos es una auténtica política de Estado, cuyo mensaje final es un no rotundo a la impunidad”.

El Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia juzga a los capitanes de fragata Luis Emilio Sosa y Emilio Del Real, los capitanes de navío Rubén Norberto Paccagnini y Jorge Enrique Bautista, y el cabo Carlos Amadeo Marandino, por el fusilamiento de dieciséis presos políticos en la madrugada del 22 de agosto de 1972 en la Base Almirante Zar de la Armada Argentina.

La causa por la masacre de 1972 se abrió a pedido del CELS, en representación de familiares de los fusilados, tras la reapertura de las investigaciones por crímenes de la última dictadura. La Armada había instruido un sumario en base a su falacia habitual: intento de fuga repelido por marinos con todos los muertos en el bando contrario y ni un rasguño en el propio.

http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-193957-2012-05-13.html

“Lo que se silencia es el odio”


por Silvina Friera

Fuente . Kaos en la red

Desde el ensayo El depósito humano. Una geografía de la desaparición y desde el poemario Káukasos, la autora aborda el problema de la identidad y la diáspora armenias: “En la Argentina ese silencio estuvo relacionado con la suma de los silencios del país”.

“Lo que se silencia es el odio”

El abuelo de la poeta, narradora y ensayista Ana Arzoumanian escapó de las garras afiladas que borraron del mapa de la existencia a más de un millón y medio de armenios, entre 1915 y 1923. En una hojita descolorida por el tiempo –empecinado en pintar los recuerdos con otros colores—, sigilosamente guardada en una Biblia que trajo con él a Buenos Aires, anotó cuatro nombres de mujeres, más el de la madre de esas chicas, y sus edades; nombres de sus familiares desaparecidos que giran en el pasado como en la espiral de una “contabilidad fúnebre” sin fin. “No sólo hay cuerpos ‘sin identidad’ sino que tampoco hay ‘identidad’ de esos cuerpos ausentes”, se lee en El depósito humano. Una geografía de la desaparición (Xavier Bóveda).

Contra la visibilidad al precio del hostigamiento, el armenio de la Argentina prefirió no hablar. El miedo a la palabra en su registro visible implicaba reactualizar el régimen de sospecha y muerte: “Si hablo podrán mandarme matar desde allá, a mí y a mi familia…”. Ese abuelo paterno que trabajó como fotógrafo en las plazas –“una manera de registrar cuerpos”, sugiere su nieta–, pronto comprendió que esas muertes que llevaba dentro parcelan, fragmentan y desarman aquello que, mal que bien, formaba un conjunto. El mundo se había vuelto sordo y mudo: ya no oía ni respondía. Y se encerró en el silencio, un silencio de plomo. En otro libro de Arzoumanian, el poemario Káukasos (Ediciones Activo Puente), el litigio con el tiempo asoma en el concierto de subjetividades, estímulos y lenguas que avanzan por las calles de Manhattan. El poemario “registra” una dolorosa caminata iniciática en pos de un sentido que se escapa. La imaginación taladra en las cicatrices profundas de una mujer armenia que, al entrar al Caffe Reggio, es interpelada por un hombre que le pide un sobre de azúcar y le dice: “I’m turkish, and you?”.

La pregunta del turco cae como una mancha que se derrama por las páginas de Káukasos. Repentinamente esa mujer parece atrapada por un pasado que amenaza con engullirla en un instante. “No es suficiente/ quemar los archivos./ Los hechos se desgastan, los fantasmas inventan sus recuerdos”, dice la voz poética postergando una respuesta que no puede aún enunciar. Cuando Arzoumanian conoció Nueva York, cuenta en la entrevista con Página/12, le pareció una ciudad adictiva. “No paraba ni para comer, estaba todo el día estimulada, caminando. Yo quería traducir la velocidad, la agitación. No me encontré con ningún turco, pero sí fui a un restaurante turco. Yo les pedía en turco los platos que quería comer y esperaba que me preguntaran por qué sabía decir en turco las comidas. La situación fue rara en ese lugar; necesitaba que me preguntaran quién era yo, de dónde era, hasta que pudiera decir: soy armenia.”

–¿Por qué le cuesta tanto a la voz de la protagonista de Káukasos decir que es armenia?

–Yo vengo trabajando el problema de la identidad y la diáspora armenia; en verdad toda mi literatura gira alrededor del genocidio, de lo armenio, pero no lo dice del todo. Recién pude decirlo cuando Leonardo Senkman, un profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde hice un seminario sobre Holocausto, me dijo que si yo tenía toda esta carga tan fuerte del genocidio armenio por qué nunca hablaba del genocidio. Me resultó muy fuerte porque no me había dado cuenta. Creo que Senkman me autorizó: otro que no es armenio me legitima para hablar de lo armenio, puede hacer que yo diga. Eso que al personaje le cuesta decir creo que fue mi camino. A mí también me costaba decirlo en forma pública porque no lo iban a entender. Cuando era chica, no sabía cómo decir que era armenia. Esa tensión –si soy argentina, si soy armenia– siempre estaba. Cuando estuve en Armenia, la sensación de pertenencia fue maravillosa. Y recién ahí pude usar la palabra armenia, decirla.

–Ante el trauma del genocidio, la comunidad armenia en la Argentina optó por no hablar. ¿Cómo explica ese silencio?

–En otras diásporas se ha actuado de otra manera y ha habido más producciones artísticas y literarias en Estados Unidos y Francia. Acá ese silencio también está relacionado con la suma de los silencios del país: el silencio de las dictaduras, las represiones, el miedo. La segunda generación de armenios tenía la idea de que si hablaba podía delatar, si hablaba podía ser chupada; entonces para sobrevivir era mejor callarse. Y esto fue muy traumático por las capas de silencio acumuladas. Lo que se silencia es el odio, que en lugar de salir se enquista. La imaginación es una buena manera de abordar la cuestión; imaginar lo que pudo haber sucedido. Uno tiene la idea de que el sobreviviente llegó acá por lo mejor, pero para eso también tuvo que haber pasado lo peor. Nombrar lo peor es parte de la compasión. Pero una cosa es nombrarlo y otra que el otro esté en una situación de poder escucharlo.

Arzoumanian recuerda en uno de los capítulos de El depósito humano, un libro que pronto será de lectura obligada en muchas escuelas y universidades, que los primeros en sufrir los efectos del genocidio en sus propios cuerpos fueron los intelectuales. “Con el fin de borrar una Armenia independiente, el régimen persiguió a sus probables constructores. Dicha matanza comprende, según P. Thibaud, más que el concepto de masacre, hacer desaparecer es evaporar, desorientar, prohibir la memoria. Se entiende el deseo de aniquilar en esa obsesión de dispersar por el desierto. Privado de sus escritores, sus músicos, sin los hombres adultos, una turba hambreada será a partir de ese instante un cuerpo anónimo. El programa genocida comprende la negación de la existencia del muerto como muerto, haciendo de los mismos aquellos que nunca han existido. Y es en este punto que los negacionistas participan del crimen: privar la muerte a los muertos es privarles de sus vidas.”

La escritora, que nació en Buenos Aires en 1962, repite que hay más de un millón y medio de cuerpos “que no están” para calibrar la magnitud de las heridas. “Hay fotos y evidencias de que se encontraron algunos cuerpos, pero no hubo manera de identificarlos. Yo sólo tengo nombres de familiares, no tengo fotos, sólo nombres y edades. Se encontraron huesos y restos en ciertos lugares; en muchos centros de ayuda de Dinamarca y Noruega sacaron fotos. Pero eso, como resto, se perdió. Muchos armenios fueron obligados a islamizarse, muchas mujeres optaron por estar en familias musulmanas, muchos niños varones han sido circuncidados. Ahora hay una comunidad en la Turquía actual que descubrió que entre sus familiares había armenios que se convirtieron. Las nuevas generaciones están entendiendo que el genocidio armenio atraviesa a los armenios y a los turcos”, subraya la autora de los poemarios Labios (1993), Debajo de la piedra (1998), El ahogadero (2002) y Cuando todo acabe todo acabará (2008); y la novela La mujer de ellos (2001).

–¿Usted tiene “familiares sin cuerpos”, víctimas del genocidio?

–Nunca lo dije ni lo pensé así, pero es una expresión interesante que la voy a empezar a usar… Toda mi literatura está atravesada por los cuerpos sometidos, diezmados, sojuzgados. Quizá la fragmentación no se refiera solamente al propio cuerpo, sino al cuerpo del otro que no se tiene. Cuando fui a Armenia por primera vez, me preguntaba si se parecerían a mí, quería reconocerme en esos rostros. Pero no me parezco tanto porque los armenios de Armenia tienen rasgos más caucásicos, en cambio mucha gente de la diáspora tiene rasgos más de Medio Oriente. Recién ahora me di cuenta de que ahí también estamos como quebrados, que habría dos “tipos” de armenios. Armenia es el Cáucaso, pero yo tengo en mi imaginario más el Medio Oriente. Sin embargo, en Armenia entendí la teoría deleuzeana de cómo lo social arma una subjetividad: estar allí fue como encontrar una madre patria; es impresionante lo que construyeron emocionalmente en mí esos veinte días que estuve, en septiembre de 2010. Mi hijo me dijo algo muy interesante. Nosotros acá hablamos armenio para que no nos entiendan, como algo secreto. Pero en Armenia se habla para que el otro te entienda. Mi literatura es elíptica y aparentemente oscura; no hay historias que se entienden del todo y supongo que tiene que ver con la forma en que el lenguaje se instaló en mí.

–¿Cómo fue la relación con la palabra, con el idioma, durante esos días en Armenia?

–La palabra estaba adherida a mi cuerpo en Armenia, mientras que en el español y las otras lenguas que sé, la palabra está por un lado y mi cuerpo por otro. Eso se reproduce en mi literatura; hay un cuerpo que no tiene palabra y va en busca de la palabra, pero la palabra se fragmenta y el cuerpo aparece también fragmentado. Lo que muestro es ese quiebre entre cuerpo y palabra; por eso mi literatura no cree mucho en las palabras: cuando la encuentra, la pierde y la vuelve a buscar. Lo que muestra Káukasos es ese agotamiento; algo que todo el tiempo se pierde. Hace poco conversaba con un amigo y me reprochaba que yo trabajo sobre la memoria y no tengo memoria. En mí hay algo que siempre se pierde. Quizá sea una forma de evitar el sufrimiento; les pasó a ellos, a mí no tanto…

Publicado en Amèrica latina

http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/3557-%E2%80%9Clo-que-se-silencia-es-el-odio%E2%80%9D.html?tmpl=component&print=1

La crisis económica, la democracia y la disputa por el sentido


Por Ricardo Forster

Fuente : El Argentino.com

En un artículo anterior hablamos del shock al que son sometidas sociedades enteras; destacamos de qué manera el sistema, lo que Cristina denominó el anarcocapitalismo financiero, utiliza diferentes instrumentos para propagar el miedo en el interior de la población y, una vez logrado el efecto paralizante, lo que adviene es la aplicación impiadosa de políticas que hacen eje, fundamentalmente, en la impostergable, así lo anuncian con ímpetu tremendista, necesidad de ajustes fiscales (léase reducción de empleados públicos y de salarios, privatizaciones, recortes y aumentos de la edad jubilatoria, flexibilización laboral y poda del “gasto social” unido a la disminución del presupuesto educativo y de salud) cuyo destino, eso dicen, es “salvar” a las economías exhaustas de una bancarrota mortífera (lo que no dicen es que la crisis la han producido los mismos que ahora ofrecen sus servicios “técnicos” para rescatar a los responsables del desastre, esto es, a sus bancos y financieras). De ese modo, el pánico resquebraja la resistencia y se internaliza en el sentido común hasta doblegar y volver disponibles a quienes, hasta ayer nomás, eran los supuestos beneficiarios de la economía global de mercado y de las mieles del consumo desenfrenado.

Sociedades vaciadas, incapaces de enfrentarse a la evidencia de un sistema corrosivo de toda equidad que amenaza con arrojar a una parte no menor de los ciudadanos a la intemperie. Fragmentación social, sospechas mutuas, ruptura de los antiguos vínculos de solidaridad, despolitización, prejuicios multiplicados contra los inmigrantes, cuentapropismo moral emanado de la abrumadora presencia en la últimas décadas de un hiperindividualismo asociado a la supuesta panacea del goce indefinido y de la espectacularización de la vida exitosa de ricos y famosos, ampliación de la ideología cualunquista en amplios sectores medios que se identifican con abrumadora desesperación con los mismos responsables de la crisis, son algunas de las características que invaden a sociedades desconcertadas y sin recursos materiales y simbólicos para oponerse a la brutal tormenta desatada sobre sus cabezas por los famosos “mercados” del capitalismo triunfante bajo matriz neoliberal.

Resulta patético escuchar a prestigiosos intelectuales europeos, autodefinidos como progresistas, que justifican, uno tras otro, todos los argumentos del neoliberalismo utilizando una retórica que, como si fuera un déjà-vu, nos retrotrae a lo que solíamos escuchar en nuestro país en la fatídica década de los ’90. Quizás, Europa tenga que atravesar su propio purgatorio antes de encontrar las fuerzas suficientes para reconstruir lo mejor de su memoria popular y democrática arrasada por décadas de anestesiamiento neoliberal. Entre nosotros, en el borde del mundo, la ruptura de esa matriz hegemónica recién tuvo lugar cuando todo había saltado en mil pedazos. Salir de esa reproducción de la barbarie disfrazada de “entrada en el primer mundo y en la globalización” fue posible porque una serie azarosa de circunstancias habilitaron la llegada de un desgarbado político venido del sur patagónico y ampliamente desconocido por el gran público. Entre la protesta social, la voluntad y la convicción política se amasó un nuevo tiempo argentino. ¿Encontrarán los griegos, los italianos o los españoles a quien o quienes puedan sacarlos de la bancarrota social, política, económica y moral?

La estrategia, regresando a nuestra geografía sureña, sigue siendo la misma: un cóctel de catastrofismo con un complemento de la tan declamada ineficiencia gubernamental más una pizca de “sutil” campaña mediática dirigida, fundamentalmente, hacia los estratos medios siempre sensibles ante esos escenarios de incendio inminente al que son tan afines los grandes medios de comunicación. Pero para que el sabor sea más “original” y encuentre más y mejores consumidores se le agrega, en abundante sazón, la sabiduría, tantas veces expresada con infatigable elocuencia, por los “economistas” del establishment, esos mismos que durante un par de décadas se dedicaron, full time, a desparramar su visión neoliberal al mismo tiempo que exigían, con vehemencia de guerreros cebados, la desarticulación del Estado, máximo responsable de la decadencia nacional. Como buenos intelectuales orgánicos al servicio del capital concentrado no han cesado en su prédica que no tenía ni tiene otro objetivo, además de suculentos honorarios, que beneficiar a sus generosos mecenas. Como un calco hoy vemos de qué modo se multiplican en Europa los mismos argumentos y las mismas discursividades cínicas, esas mismas que taladraron oídos y conciencias durante años hasta que la brutalidad de lo evidente, el estallido de la mentira, dejaron sin palabras (al menos por un tiempo) a los cultores de la “inexorabilidad” económica.

Sin ninguna contemplación para la salud de la ciudadanía ni mucho menos para su propio pudor, reiteran, como si fuera un mantra que los acompaña desde el origen más remoto, el recetario gastronómico capaz de aportar, eso siempre nos han dicho mientras preparaban un menú indigesto para las mayorías populares y para las propias clases medias que suelen escucharlos con pasión, milagros curativos: control del gasto social –siempre desaforado, clientelar y responsable de todos los males imaginables–, liberación de las tarifas, desregulación de la economía hoy dominada por los últimos representantes antediluvianos, eso dicen sin sonrojarse, del socialismo bajo el disfraz del chavismo, aplanamiento de los salarios –generadores, al aumentar desaforadamente, cómo podía ser de otro modo bajo un oficialismo demagógico, de la espiral inflacionaria–, autonomía real del Banco Central que, eso proclaman, debe ser la garantía contra el envilecimiento de la moneda y el uso indebido de las reservas –con un monetarismo a prueba de incendios dirigen todos sus dardos contra la actual presidenta que, por primera vez en décadas, ha puesto al Central en consonancia con un proyecto acorde con los intereses nacionales–, endeudamiento externo disimulado con la etiqueta de “volver al mercado de capitales” ávido de “ayudar” al país para reencontrar el rumbo perdido que nos estaba conduciendo, antes de la llegada del malsano populismo, hacia las costas doradas del Primer Mundo.

Mientras estas cosas dicen y reclaman los “economistas” del establishment, cultores de una “sana ortodoxia” que sale a combatir, cual cruzados, al demonio intervencionista, es tarea de los medios concentrados esparcir el pánico multiplicando las señales de hundimiento cuyo emblema máximo es, como en otras coyunturas nacionales, la sacrosanta moneda estadounidense transformada en el máximo fetiche de nuestros desinteresados ahorristas. Nada dicen de la puja por la renta, menos de la tendencia, ya convertida en una segunda naturaleza, a la fuga de capitales que llevan adelante, con sistemática impunidad, los grandes grupos económicos, esos mismos que acompañaron, con hombres e ideología, primero a la dictadura militar (punto de inicio del proceso de desindustrialización, de endeudamiento y de mutación hacia la “valorización financiera”, eufemismo que esconde la estrategia de vaciar de recursos al Estado nacional al mismo tiempo que se lo utiliza para endeudarse y conducir esos miles de miles de millones de dólares no hacia inversiones productivas sino hacia el monumental negocio de la especulación financiera que se convirtió en el eje de un ciclo que culminó, haciendo estallar el país y a la sociedad, en diciembre de 2001) y luego a la experiencia más destructiva, en términos sociales y económicos, que padeció la Argentina a lo largo de su historia y que nació del travestismo menemista y de la refinada teoría pergeñada por Domingo Cavallo desde la Fundación Mediterránea. La radical extranjerización de la economía, multiplicada durante la década de los ’90, fue la frutilla del postre tan festejada por los intelectuales orgánicos de la derecha vernácula. Todavía no hemos podido salir de esa pinza perversa que mantiene, en gran medida, capturado al aparato productivo favoreciendo tanto la concentración monopólica con la consiguiente estructura de formadores de precio que chantajean con la espiral inflacionaria, como la fuga de capitales amparados en la remisión de ganancias a las casas matrices que, como todos saben, hoy están ávidas de divisas (no importa que sean dólares devaluados) que compensen la asoladora crisis por las que atraviesan las economías de los países centrales.

Tarea mayúscula del kirchnerismo, y de su gobierno, seguir revirtiendo, con nuevas y originales herramientas y decisiones, este proceso de extranjerización. Difícil será impedir los golpes especulativos si al mismo tiempo no se atacan las causas que los favorecen (sin dudas que la acumulación de reservas en el Banco Central y la oportuna intervención en su dirección, sumadas a las últimas medidas que se tomaron en el mercado de cambios y la obligatoriedad de las mineras y petroleras de liquidar divisas en el país, constituyen diques de contención ante el avance especulativo pero, de eso se trata, no pueden ser los únicos recursos utilizables por el Estado). La disputa por la renta (en su diversidad) bajo la perspectiva de una distribución más equitativa, la superación del modelo legal que sigue favoreciendo al sistema financiero y que lo arrastramos desde la infausta época de Martínez de Hoz, la consolidación de la unidad sudamericana y el fortalecimiento del rol regulador del Estado son algunos de los núcleos indispensables para hacerles frente a las conjuras y conspiraciones de los poderes corporativos que, eso lo sabemos, siempre están esperando su oportunidad. Lo que tal vez no han aprendido es a entender cómo funciona el kirchnerismo, su capacidad para reaccionar y doblar la apuesta en los momentos de dificultad. Nada peor que subestimar al adversario y menos todavía cuando ese adversario ha demostrado con creces que retroceder no está en su ADN.

Esos mismos terroristas de la catástrofe inminente e ideólogos del libre mercado son los que hoy vuelven a saturar las pantallas y las radios esparciendo, hacia los cuatro vientos, sus “reveladoras verdades” de pitonisas frustradas ante un proyecto que viene cambiando la vida de los argentinos desde hace más de ocho años y se prepara, para alarma de tanto “refinado psicólogo” de los humores del mercado, a profundizar la horrible y espantosa “senda populista” mientras, una vez más, el mundo “serio” se dirige hacia otro lado, ese que los argentinos hemos extraviado de la mano de un gobierno “ineficiente y ciego” para corregir sus “monumentales equivocaciones”. Ellos, como siempre, están allí, desinteresadamente, para ofrecernos sus inmaculadas recetas. A esa receta Cristina le acaba de poner un nombre preciso: “anarcocapitalismo financiero”.

Muy atentos a lo que sucede en Europa, disfrutan y se relamen ante el mayor golpe contra la vida democrática que han sufrido griegos e italianos en las últimas décadas. Ellos desearían, para nuestro país, que se deje paso a los “técnicos y economistas” para resolver lo que los “políticos no pueden resolver” porque carecen de los conocimientos y de la firmeza suficiente para disciplinar a sociedades demasiado acostumbradas “al lujo, al dispendio y a la haraganería”. Con una brutalidad indisimulada han sido los grandes bancos y sus gobiernos (léase principalmente Alemania y Francia, con el aval de Estados Unidos) los que han decidido quiénes deberán hacerse cargo de la crítica situación de Grecia e Italia. Su elección no ha dejado ninguna duda: dos economistas del establishment bancario europeo, dos tecnócratas sin pasado ni tradición política –enfermedad de la democracia que hay que curar– serán los encargados de llevar hasta sus últimas consecuencias los planes de ajuste sin los que, eso proclaman desde los cuatro rincones mediáticos, será imposible salir de la crisis. Su receta, en la Argentina la padecimos con brutalidad sin anestesia, lanzará al desamparo a los más débiles y multiplicará la concentración en pocas manos de la riqueza, la extranjerización y la privatización de los últimos bienes de griegos e italianos. Nuestros economistas neoterroristas, cultores del espanto y anunciadores del Apocalipsis, sueñan con convertirse, como sus pares europeos, en los garantes de la libertad de mercado y en los ejecutores de aquellas políticas que devuelvan al país a la senda de la “racionalidad económica” de la que nunca debió haber salido. Lamentablemente para ellos el 54 por ciento de los argentinos votaron otro proyecto. ¿Pero desde cuándo les importó lo que piensan las mayorías y sus oxidados recursos democráticos? ¿Acaso no hemos aprendido todo de Europa y no descendemos de los barcos que vinieron allende el Océano Atlántico? ¿Por qué no volver a imitar a quienes han sido desde siempre nuestros pedagogos? Lástima la democracia y su horrenda costumbre de poner piedras en la rueda del progreso.

Por esos extraños movimientos de la historia es en nuestra región –siempre tan devaluada a los ojos de la cultura primermundista– donde la democracia se expande y se recrea dejando atrás las distintas formas de devastación neoliberal. Son nuestros pueblos y sus gobiernos los que se atreven a recobrar el espíritu democrático, los que rehabilitan la lengua política y la sed de participación. En Sudamérica se discute y se sueña de una manera como ya parece no ocurrir en el Viejo Continente; entre nosotros regresan las ideas de emancipación y de igualdad y lo hacen en el interior de nuevos y extraordinarios desafíos que exigen reconstruir antiguas tradiciones junto con la invención de nuevas escrituras capaces de darles sus nombres a las actuales circunstancias. La democracia, ahora sí, se mudó de geografía.

http://www.elargentino.com/nota-167175-La-crisis-economica-la-democracia-y-la-disputa-por-el-sentido.html

INDIGNADOS EN EL MUNDO : París resiste


Front page

Image via Wikipedia

Fuente :Agencia  Telam

Francia

Indignados de París resisten desalojo policial

La policía francesa trató en dos oportunidades de desmantelar el campamento de “indignados” instalado desde hace unos diez días sobre la parisina explanada de la Defensa, un fallido intento de desalojo calificado de “violento” por los manifestantes.

La policía francesa trató en dos oportunidades de desmantelar el campamento de “indignados” instalado desde hace unos diez días sobre la parisina explanada de la Defensa, un fallido intento de desalojo calificado de “violento” por los manifestantes.

Alrededor de la medianoche, un centenar de policías y gendarmes antidisturbios sorprendieron a los 50 jóvenes que acampaban en la explanada de la Defensa, centro económico de la capital francesa y ubicada en las márgenes de París, sobre el límite oeste de la ciudad, informaron medios y dijeron los propios manifestantes.

La policía actuó con violencia y se llevó agua, comida y elementos de los indignados, como las frazadas con las que los manifestantes se protegían durante la que fue la noche más fría del mes, un anticipo del inminente invierno, dijeron a Télam voceros de los indignados.

Los activistas, sin embargo, se reagruparon y retomaron la plaza cuando se retiró la policía, pero hacia las 5 de la mañana volvieron a ser sorprendidos por un segundo intento de desalojo, en el que hubo nuevos golpes y desmantelamiento de enseres y mobiliario, aunque también sin detenidos.

Los hechos ocurrieron horas después de que la policía de Nueva York desalojara a manifestantes que desde septiembre ocupaban un céntrico parque del distrito financiero de la ciudad en protesta contra la inequidad social en Estados Unidos, inspirados, como los parisinos, por el movimiento de indignados nacido en España.

Los indignados de París dijeron que el intento de desalojo fue el más violento hasta ahora, pero no el único y seguramente no el último.

“El acoso policial es constante. Cada día vienen a intimidarnos, a destruir las carpas o los pocos muebles que nos permiten tener en el campamento”, dijo a Télam Jean-Baptiste Joire, miembro de los indignados parisinos.

“Anoche irrumpieron en dos oportunidades, a medianoche y por la madrugada. Se llevaron las mantas, la comida, el agua y repartieron matracazos a quien osara filmar”, agregó.

Los medios franceses, que hasta ahora no habían dedicado mucha atención a la protesta, hicieron una cobertura inusualmente extensa del hecho, pese a que no fue confirmado oficialmente por la policía.

El diario de izquierda L`Humanité escribió una crónica detallada y subió un video de los incidentes a su página web, mientras que Libération hizo su propio relato y publicó numerosas fotos del intento de desalojo.

“Nos acosan, nos despiertan, llegan con sirenas y megáfonos para hacer ruido y no dejarnos dormir. Nos golpean, confiscan y destruyen nuestras cosas y desaparecen. Pero aquí seguimos y aquí nos quedamos”, dijo Joire.

“Los medios dijeron que nos desalojaron pero es mentira, hemos vuelto a ocupar la explanada de la Defensa”, agregó, aunque admitiendo que “cada vez es más difícil” mantener la movilización por la llegada de las bajas temperaturas.

Los indignados ocupan la explanada de la Defensa desde el 4 de noviembre, luego de su jornada de protesta contra la Cumbre del G20 que se llevo a cabo en Cannes (sureste).

El movimiento de indignados comenzó en Francia pocos días después de la movilización española, a finales de mayo, y pese a que no logra captar la atención de los ciudadanos y los medios de comunicación, como en España, poco a poco comienza a sumar más personas a cada asamblea o manifestación, según dijo Joire.

http://www.telam.com.ar/nota/7501/