La privacidad vasalla de la sospecha


nhn h images (25) images (31) images (63) 7f07a241fe8d3f14c0840d3b5524d6d3_article CVX 090703161349_sp_gal_viernes_030709_08 300px-Sydney_Wikileaks_2010-Dec-10 ¿Cómo capta la CIA a sus agentes en Venezuela? Primera parteComo no nos van a espiar si el mundo esta lleno de personas sumisas como el señor  Manuel Valls quien legitima a quien se lo puede espiar.

Estas son declaraciones de serviles funcionarios al imperio ,Algo que los caracteriza la  conducta “civilizada…”

Manuel Valls, expresó que “si un país amigo –un aliado– espía a Francia o a otros países europeos, es algo completamente inaceptable”. Aceptable sería espiar a Brasil, a México, naciones apenas latinoamericanas.

Fuente : Pagina/12

Por Juan Gelman

El espionaje mundial que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) practica desde hace años ha provocado duras reacciones de países como Brasil: Dilma Rousseff canceló su viaje a EE.UU. y el encuentro previsto con el mandatario de la primera potencia mundial, insatisfecha con las explicaciones confusas o, mejor, la falta de explicaciones de Obama sobre esa invasión de la soberanía de un país y aun de la intimidad personal de la presidenta brasileña. Las investigaciones que el jefe de la Casa Blanca ha prometido sobre esta cuestión se esperan para las calendas griegas. El pequeño detalle es que el término calenda, que antiguamente se aplicaba al primer día del mes en Roma, nunca existió en Grecia.

Es curioso el incremento de la indignación oficial que se viene produciendo en países amigos de EE.UU. como Francia. Tenues y aun remilgonas fueron las primeras reacciones del gobierno del presidente socialista Hollande cuando se publicaron en Der Spiegel y The Guardian documentos filtrados por Snowden que revelaban el espionaje estadounidense a los países de la Unión Europea. Pero Le Monde dio a conocer el lunes pasado una constancia abrumadora: “Entre los miles de documentos sustraídos a la NSA por su ex empleado (Snowden), figura un gráfico que describe la amplitud de la vigilancia telefónica realizada en Francia. Se comprueba que en un período de 30 días, del 10 de diciembre de 2012 al 8 de enero de 2013, la NSA registró 70,3 millones de datos telefónicos de los franceses” (www.lemonde.com, 21-10-13). Más de 2,4 millones al día. Parece que el pueblo francés habla mucho por teléfono.

El periódico galo agrega otros detalles: “Las explicaciones de los documentos llevan a pensar que los objetivos de la NSA conciernen tanto a personas sospechosas de estar relacionadas con actividades terroristas como a individuos observados por su mera pertenencia al mundo de los negocios, la política o la administración francesa”. Al hacerse público este hecho, el tono parisiense oficial se alzó un poquito: fue citado el embajador de EE.UU. a dar explicaciones. El ministro de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, dijo que no era cosa de hacerle eso a un socio; el ministro del Interior, Manuel Valls, expresó que “si un país amigo –un aliado– espía a Francia o a otros países europeos, es algo completamente inaceptable”. Aceptable sería espiar a Brasil, a México, naciones apenas latinoamericanas.

Diana Feinstein encabeza el comité del Senado estadounidense que supervisa los servicios de inteligencia y cabe reconocer que su sentido del humor es imbatible: en una columna de opinión que publicó USA Today afirmó que la masiva recolección de datos telefónicos –propios y ajenos– “no es vigilancia”, sino un instrumento efectivo “para prevenir ataques terroristas contra EE.UU. y nuestros aliados” (www.usatoday.com, 20-10-13), argumento que ha envejecido bastante. Parece que la senadora no escucha a sus supervisados.

Los servicios de inteligencia de EE.UU. se precian de haber desbaratado 54 planes terroristas en territorio norteamericano, pero el presidente del comité judicial del Senado, el demócrata Patrick Leahy, le espetó en una audiencia al general Keith Alexander, director de la NSA, que tal afirmación era “totalmente errónea”, que “no todos eran complots (terroristas)” y se quejó de que el pueblo estadounidense tuviera “un vislumbre inexacto” de los programas de la NSA. Alexander admitió que no todos los 54 eran complots y que sólo en 13 casos había algún nexo con EE.UU. (www.theguardian.co.uk, 2-10-13). No muchos en relación con el enorme aparato de espionaje que dirige el general.

Cabe preguntarse sobre la verdadera densidad de la indignación declarada ahora por París. Le Monde denunció hace meses que el gobierno francés estaba al corriente del programa de espionaje Prism ejecutado por la NSA. Y más: informó que la Dirección General de la Seguridad Exterior (DGSE), es decir los servicios especiales del gobierno, “recoge sistemáticamente las señales electromagnéticas emitidas por las computadoras o los teléfonos en Francia, así como el flujo entre los franceses y el extranjero: la totalidad de nuestras comunicaciones son espiadas” (www.lemonde.fr. 4-7-13). Correos electrónicos, datos telefónicos, accesos a Facebook y Twitter “son almacenados luego durante años”. Nada que envidiar a la NSA.

De hecho, según Le Monde, Francia figura entre los cinco países top en materia de capacidad informática después de EE.UU., Gran Bretaña, Israel y China. Aplicada al espionaje de personas, “permite bosquejar una suerte de diario íntimo de la actividad de cada quien”. La privacidad es vasalla de la sospecha. El mundo se ha vuelto más incómodo.

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-231982-2013-10-24.html

Anuncios

El Gran Hermano británico


Fuente : Miradas del Sur

Por  Año 6. Edición número 270. Domingo 21 de julio de 2013

Walter Goobar

La NSA estadounidense espía a los británicos, y el GCHQ inglés espía a los estadounidenses.

Gran Bretaña fue la cuna de George Orwell, el autor que mejor anticipó el surgimiento de las sociedades rigurosamente vigiladas que ahora denuncia el ex espía Edward Snowden. Tal vez, ésa sea una de las razones por la que los servicios secretos británicos han aprovechado la posición geográfica del Reino Unido, para reunir datos con el fin de conquistar un poder secreto: el Reino Unido se ha convertido en una superpotencia mayor que Estados Unidos en espionaje de Internet.
En el submundo del ciberespionaje, el cuartel general del Government Communications HeadQuarter, más conocido por la sigla GCHQ, es una de las joyas más celosamente guardadas por la corona británica.
Ni un solo bit se mueve en la red sin que este monstruo lo clasifique, lo agrupe y escupa el resultado. Lo cierto es que Gran Bretaña ha desarrollado un servicio de ciberespionaje todavía más intrusivo que el perpetrado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos.
La organización multinacional de escuchas Ukusa, creada por varios tratados secretos de posguerra entre Estados Unidos y Gran Bretaña, se llama hoy a sí misma los Cinco Ojos. Las agencias que forman parte de ella compiten por ver quién tiene más penetración en las comunicaciones privadas y comerciales a través de Internet.
Los Cinco Ojos son los servicios de inteligencia de señales (Sigint) de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Engloban la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) y el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno británico (GCHQ). En los documentos filtrados se encuentran numerosos comentarios informales que demuestran que la mayor satisfacción, para los agentes de los servicios de inteligencia es vigilar todo, franquear el mayor número posible de sistemas de privacidad.
Los papeles muestran que los miembros de los Cinco Ojos parecen competir entre sí por ser los más poderosos en su mundo supranacional y secreto.
Las revelaciones de Snowden confirman hasta qué punto los servicios de Sigint han integrado a su personal, sus sistemas de vigilancia y sus actividades de espionaje. Aunque Snowden es estadounidense y trabajaba en Hawai, tenía acceso a una gran variedad de documentos ultrasecretos que eran obra y parte del GCHQ británico.
Según el periodista Duncan Campbell, el gobierno del Reino Unido ha puesto como condición para conceder licencias de cables submarinos que, cuando esos cables lleguen a suelo británico, haya siempre dos conexiones en la costa. Un enlace va al teléfono o la red de internet normales; el otro va en secreto a uno de los centros de inteligencia situados en Buda, en la costa oeste de Cornualles, o a la sede el GCHQ en Cheltenham, en el centro de Inglaterra. Otras bases de recogida de datos están situadas en Chipre y en la Isla de la Ascensión, en el Atlántico sur.
Otra gran base más de escucha que posee en Estados Unidos se encuentra en el norte de Inglaterra, en Menwith Hill, Yorkshire. Está especializada en interceptación de satélites, y fue la que logró intervenir las llamadas del presidente ruso Vladimir Putin durante su asistencia a la cumbre del G-20 en Londres en 2009.
Según los documentos filtrados por Edward Snowden, hoy, mañana y todos los días desde hace tres años, cualquier dato, correo electrónico, archivo o mensaje de texto que sale de Europa para su tratamiento en Estados Unidos tiene muchas probabilidades de que lo copie y lo analice el sistema de vigilancia británico cuyo nombre en clave es Tempora.
La vigilancia abarca redes de correo electrónico de empresas estadounidenses como Google y Microsoft y el sistema de telefonía por ordenador Skype, además de llamadas telefónicas corrientes que se dirigen a Estados Unidos o cruzan el país debido a la enorme capacidad de tráfico de datos a través del Atlántico norte.
Cada elemento de información enviado a través de los enlaces intervenidos se copia y se retiene durante tres días mientras los ordenadores de los servicios de inteligencia británicos lo examinan y extraen la información sobre los remitentes y los destinatarios. Luego se selecciona el contenido de algunas comunicaciones concretas para guardarlo de manera indefinida.
El resto, la información sobre quién ha llamado a quién o quién se ha conectado con quién, se filtra y se transfiere a otro sistema de almacenamiento informático.
El GCHQ y la NSA han identificado entre 40.000 y 30.000 palabras clave, respectivamente: “Falklands” y “Malvinas” figuran en ambas listas de palabras clave que británicos y estadounidenses analizan y entrecruzan en tiempo real.
Después de clasificarla y filtrarla, la información de Tempora pasa a formar parte de una gigantesca base de datos común sobre quién ha llamado a quién o quién se ha conectado con quién en cualquier momento y desde cualquier lugar.
Los documentos filtrados por Snowden revelan el secreto del que se rodearon Estados Unidos y Gran Bretaña para concederse poderes legales que los autorizan a espiar todas las comunicaciones personales y comerciales de cualquier sistema mundial de telecomunicaciones que esté a su alcance. Que las comunicaciones intervenidas tengan o no alguna relación con el terrorismo o la delincuencia es algo irrelevante. Todo es susceptible de ser examinado. Sin órdenes judiciales.
La argucia es la siguiente: la NSA no está sujeta a las restricciones legales del Reino Unido en la vigilancia de los ciudadanos de ese país, y el GCHQ no está obligado por las restricciones de Estados Unidos sobre la vigilancia de los ciudadanos estadounidenses.
Por ese motivo, el éxito de la red de espionaje se basa en la cooperación entre los países de los “cinco ojos”.
El GCHQ dispone de 300 analistas que trabajan a tiempo completo en lo que se denomina la “pesca de arrastre” a través de los datos producidos por las capturas en la red.
Aunque el presupuesto del GCHQ es secreto, es evidente que laRed se está militarizando y detrás de esa militarización prospera como nunca, una industria que –por definición– es invisible, silenciosa y rentable: la del espionaje e interceptación masiva de información y el almacenamiento y análisis de grandes volúmenes de datos. Según los periodistas Nelson Fernández y Pablo Mancini, autores de un manual sobre CryptoPeriodismo. los seis principales segmentos de mercado son: monitoreo de contenido y tráfico de internet, monitoreo de comunicaciones móviles, monitoreo de mensajes de texto, troyanos en dispositivos, análisis semántico de contenido de comunicaciones y trackeo por GPS. Los principales contratistas de esta tecnología destinada a las agencias de inteligencia y fuerzas armadas de decenas de países, son un puñado: VASTech, Gamma Corporation, Amesys, ZTE Corp, SS8, Hacking Team, Vupen, Phoenexia, Blue Coat, pero la lista continúa.
Fernández y Mancini observan que durante la Guerra Fría el espionaje era dirigido: primero alguien era considerado sospechoso y sólo entonces se procedía a monitorear su vida. Ahora es a la inversa. El espionaje versión siglo XXI se lleva a cabo monitoreando grandes volúmenes de comunicaciones. No es personalizado. Esto nos convierte a todos en potenciales víctimas. Sólo después de espiar a todos, es posible individualizar y espiar a algunos. Además, ahora la vigilancia es retroactiva.

  • Las revelaciones del ex espía Edward Snowden han puesto en negro sobre blanco el gran juego de las potencias que buscan interceptar información que conecta a todos los continentes. No se necesita ser demasiado perspicaz para darse cuenta de que si Yahoo, Google, Facebook brindan sus servicios de manera gratuita, es sólo proque los usuarios no son otra cosa que el producto, las víctimas o los blancos de la guerra por la información que se libra desde hace años.

  • Los espías consejeros

  • Espiar es esperar”, reza una máxima del espionaje que el topo Richard Snowden no parece haber abandonado. Luego de haber denunciado desde Hong Kong la masiva operación de espionaje de las comunicaciones mundiales vía internet, el topo se esfumó en los laberintos de la terminal del aeropuerto de Moscú mientras –teóricamente–viajaba a Ecuador vía Cuba.

  • Gran Bretaña fue la cuna de George Orwell, el autor que mejor anticipó el surgimiento de las sociedades rigurosamente vigiladas que ahora denuncia el ex espía Edward Snowden. Tal vez, ésa sea una de las razones por la que los servicios secretos británicos han aprovechado la posición geográfica del Reino Unido, para reunir datos con el fin de conquistar un poder secreto: el Reino Unido se ha convertido en una superpotencia mayor que Estados Unidos en espionaje de Internet.

  • Los famosos servicios de Inteligencia británicos nunca están a la saga de los estadounidenses, diría sonriente John le Carré. Y para muestra, las nuevas revelaciones del último garganta profunda, el joven de 29 años Edward Snowden, que desde su refugio en Hong Kong sigue aportando al diario británico The Guardian valiosísimos detalles de cómo opera el espionaje masivo del siglo XXI. Y la realidad supera las mentes más fantasiosas de Hollywood.

  • Silicon Valley ha tratado de distanciarse de los controvertidos programas de vigilancia estadounidenses divulgados por Edward Snowden, pero existe una larga historia de estrecha cooperación entre las compañías de tecnología y los servicios de inteligencia. Ex funcionarios y fuentes de inteligencia de Estados Unidos dicen que la colaboración entre la industria tecnológica y las agencias de espionaje es más amplia y más profunda de lo que la mayoría de la gente cree, y que se remonta a los primerísimos años de Silicon Valley.

    http://sur.infonews.com/notas/el-espia-que-rompio-los-codigos

 

Correa critica postura de prensa internacional en caso Snowden


Fuente : CUBADEBATE

RC1

El presidente de EcuadorRafael Correa, afirmó este miércoles que los medios de comunicación internacionales centran la atención en Edward Snowden y no en las denuncias que ha hecho sobre el espionaje que realiza el gobierno deEstados Unidos.

Correa se expresó de ese modo a través de su cuenta en la red social Twitter (@MashiRafael) donde fustigó el doble rasero en el tratamiento de la información de los grandes medios de comunicación norteamericanos.

“La caretucada (cinismo) del siglo: Washington Post ‘acusa’ a Ecuador de doble estándar. ¡Vaya descaro! ¿Se dan cuenta del poder de la prensa internacional?” escribió.

El mandatario ecuatoriano rechazó que la prensa estadounidense lograra centrar la atención de la opinión pública en “Snowden y en los ‘malvados’ países que lo ‘apoyan’, haciéndonos olvidar las terribles cosas que denunció contra el pueblo norteamericano y el mundo entero”, en referencia a la red de espionaje internacional empleada por el Gobierno de Washington.

“El orden mundial no sólo es injusto, es inmoral”, agregó.

Correa secundó lo expresado por el canciller de ese país, Ricardo Patiño, quien en Malasia aseguró que el gobierno ecuatoriano se tomará su tiempo para estudiar a fondo la solicitud de asilo hecha por Edward Snowden.

“Tengan la seguridad de que analizaremos muy responsablemente el caso Snowden y tomaremos con absoluta soberanía la decisión que creamos más adecuada. Un fuerte abrazo a tod@s y feliz semana”, manifestó el presidente en la referida red social.

Por su parte, Patiño señaló desde Kuala Lumpur (capital de Malasia), donde realiza un recorrido de trabajo, que Ecuador podría tardar en tomar una decisión sobre la concesión de asilo a Snowden.

Agregó el ministro de Exteriores ecuatoriano que su gobierno analizará la solicitud de Snowden, pero “no esperen que tomemos una decisión en menos tiempo esta vez”.

De igual manera, Patiño informó que el Departamento de Estado de EE.UU. “ha enviado un mensaje verbal a nuestra Cancillería respecto al tema del señor Snowden, pero solicitó que el pedido sea enviado por escrito “para poder considerarlo cuando estemos analizando la solicitud de asilo político”.

El exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por su sigla en inglés), Edward Snowden, es requerido por el Gobierno de Barack Obama, luego de haber revelado programas de espionaje secretos que desarrolla Washington alrededor del mundo.

Snowden publicó en el periódico británico The Guardian un programa secreto que le permite a la NSA ingresar directamente a los servidores de Google, Facebook, Skype, Microsoft y Apple, así como un sistema donde se detallan los países blancos de espionaje, tales como Irán, China, Pakistán y Egipto.

El pasado viernes, Estados Unidos pidió su extradición para que responda a tres cargos de espionaje y robo de propiedad federal, presentados en un tribunal en Virginia, que podrían acarrearle hasta 30 años en prisión.

(Con información de teleSUR)

http://www.cubadebate.cu/?p=253183

 

Un cóctel explosivo en la región.


 

CÓMO ESTADOS UNIDOS ESPÍA AL RESTO DE LA HUMANIDAD

Te escucho

Así como utilizan toda esta tecnología para obtener información directa de la política doméstica de cualquier país, las agencias de inteligencia estadounidenses financian a organizaciones no gubernamentales con el objetivo final de desestabilizar a los gobiernos.

 

Tras las declaraciones de Edward Snowden, ex agente de inteligencia estadounidense, circularon detalles de lo que es un secreto a voces: el Gran Hermano del Norte espía a todo el mundo. Cómo es el sistema tecnológico y cuáles las empresas continuamente monitoreadas.

 

Al margen de los efectos políticos que pueden generar en el gobierno de Barack Obama, las recientes revelaciones del ex agente de inteligencia Edward Snowden dejaron en evidencia que desde el 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos se ha convertido en un Gran Hermano global, con facultad de acceder a la computadora de cualquier habitante del planeta. El ex empleado de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) confesó que dicho organismo posee un programa denominado Prism, por medio del cual tiene acceso directo a los servidores de las nueve empresas más importantes de Internet, entre las que se encuentran aquellas tan familiares en el uso diario como Google, Facebook o Microsoft. A través de dicho programa, la inteligencia estadounidense puede vigilar correos electrónicos, videos o fotos que se emiten desde el lugar más recóndito del globo. Las apasionantes historias de espionaje de John Le Carré o Graham Greene quedaron tan archivadas como la Guerra Fría. Estados Unidos ya no necesita de doble agentes para desestabilizar a gobiernos que se oponen a sus políticas imperiales. Le alcanza con crear organizaciones no gubernamentales (ONG) con supuestos fines benéficos, financiadas por sus agencias de inteligencia, y a través de programas como el Prism acceder a información de primera mano para operar en la política interna de esos países. En la región, países como Venezuela y Bolivia han llegado a graves conflictos diplomáticos por las acciones llevadas adelante por estas ONG. Pero nadie impide que el largo brazo norteamericano pueda llegar hasta nuestras costas. Como sostiene ante Veintitrés Ariel Garbarz, ingeniero en Telecomunicaciones y coordinador del Proyecto Nacional de Seguridad Teleinformática de la UBA, “cualquier correo electrónico, desde Hotmail, Yahoo! o Gmail, entre dos vecinos de un mismo barrio, supongamos María y Juan –en cualquier cuidad o pueblo de la Argentina– sube hasta los Estados Unidos y después baja recorriendo las decenas de miles de kilómetros del anillo de fibra óptica estadounidense, aunque María y Juan vivan uno al lado del otro”.
La NSA fue creada en 1952 por el presidente Harry Truman para interceptar las transmisiones de radio. Pero su existencia se mantuvo oculta por más de veinte años. La opacidad que rodeó históricamente a esta agencia no fue alterada con la llegada de Obama a la presidencia de Estados Unidos, pese a sus promesas de transparencia. Es más, fue a partir de su presidencia que se puso en marcha el programa Prism que permite a la NSA tener acceso a los servidores de Microsoft, Google, Yahoo!, Facebook, YouTube, Skype, AOL y Apple para que sus agentes puedan consultar los e-mails, videos o fotos enviados por cuentas vinculadas a esas empresas. Para tratar de calmar la ira que provocó entre los ciudadanos norteamericanos saber que el Estado viola su intimidad, el director de la NSA salió a aclarar que el espionaje se lleva adelante “únicamente para personas que viven fuera del país”. Los ciudadanos que vivimos en el resto del mundo, agradecidos por la revelación del funcionario estadounidense.
Lo cierto es que tras los atentados a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, la NSA obtuvo mayores facultades para poder llevar adelante sus trabajos de espionaje en todo el mundo, con la excusa de evitar que se repita cualquier tipo de acción terrorista en territorio estadounidense. Las reglas por las que se rige la agencia son secretas y sólo las conocen los asesores más allegados al presidente norteamericano. Como fruto de sus espionajes, la NCA detenta en la actualidad el mayor archivo de datos digitales y en pocos meses contará con un complejo en el desierto de Utah que le permitirá procesar y almacenar el equivalente a cinco veces el total del tráfico anual de Internet a nivel mundial. De acuerdo con lo que reveló Snowden, en las entrevistas que concedió al diario británico The Guardian y al estadounidense The Washington Post, a través del programa Prism la agencia recopiló unas 3.000 millones de piezas de información de computadoras estadounidenses, solamente durante el mes de marzo pasado. Teniendo en cuenta que el mayor foco de atención de la agencia está puesto fuera de las fronteras de su país, resulta escalofriante saber la cantidad de información con la que puede llegar a contar Estados Unidos. Según el propio Snowden, fue de Irán de donde la NSA obtuvo la mayor cantidad de información. La lista se completa con Pakistán, Jordania, Egipto y la India. China, Arabia Saudita y el propio territorio estadounidense son otras “zonas calientes” en las que opera la voracidad de la agencia norteamericana.
En estos días salió a hablar el ex titular de la NSA, quien no sólo ratificó los dichos de Snowden sino que reveló los motivos por los cuales se alejó de la agencia. “Dejé la NSA porque comenzaron a espiar a todo el mundo dentro del país”, afirmó William Binney. También ratificó que la agencia recaba datos de redes sociales, correos electrónicos y registros de llamadas telefónicas, tanto fuera como dentro de los Estados Unidos, sin ningún tipo de orden judicial.
Un cóctel explosivo en la región. Así como utilizan toda esta tecnología para obtener información directa de la política doméstica de cualquier país, las agencias de inteligencia estadounidenses financian a organizaciones no gubernamentales con el objetivo final de desestabilizar a los gobiernos. En la región, los casos más patentes son los de Bolivia y Venezuela. El 1 de mayo pasado, el presidente Evo Morales decidió echar de su país a la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID) por llevar adelante comprobadas acciones de infiltración política, económica y cultural. Morales le hizo llegar a Obama documentación que registraba la participación de la USAID en el financiamiento y asesoramiento de organizaciones, partidos políticos y cámaras empresariales conspiraron en el intento del golpe de Estado de 2008. Ante la pasividad y falta de respuesta del gobierno estadounidense, fue que finalmente Morales tomó la decisión de expulsar a la USAID.

En Venezuela, Wikileaks filtró un telegrama del 2008 del embajador estadounidense que revelaba que una docena de organizaciones no gubernamentales recibían financiamiento del gobierno de Estados Unidos a través de la propia USAID y de la Oficina de Iniciativas de Transmisión (OTI). Los objetivos de estas ONG son aparentemente bien intencionados: el cuidado del medio ambiente o mejorar el reciclaje de basura en Caracas. Sin embargo, el telegrama del embajador William Brownfield enviado al Departamento de Estado revela los verdaderos fines de estas organizaciones: “La infiltración en la base política de Chávez… la división del chavismo… la protección de los intereses vitales de Estados Unidos… [y] el aislamiento internacional de Chávez”.
Vale señalar que la USAID también financia ONGs y fundaciones en la Argentina, que están claramente vinculadas con dirigentes de la derecha vernácula (ver recuadro).
Cómo espían en la Argentina. Por supuesto que los alcances del sistema de espionaje desarrollado por Estados Unidos llegan hasta la Argentina. Garbarz sostiene que a través de este programa Prism la NSA “utiliza interceptores denominados IMS (Interception Management Systems) para la captura masiva de comunicaciones fuera de Estados Unidos sobre Internet y sobre la red telefónica fija y móvil”. Agrega que “los IMS son unidades de adquisición activas e inteligentes conectados mediante gateways a los anillos troncales internacionales de fibra óptica, en donde se concentran las redes de conmutación de paquetes y de conmutación de circuitos digitales”. Asegura que para llevar adelante las intercepciones que realizan en el Cono Sur “capturan del anillo submarino que se cierra en Miami y viene del Atlántico, por la Argentina, y del Pacífico, por Chile”.

Garbarz señala que a través de estos IMS la NSA monitorea todo el flujo de datos y los almacena transitoriamente. Pero solamente puede capturar y procesar aquellos de los que tenga un perfil predeterminado. “Por ejemplo, todas las conversaciones de un ministro, dirigente, empresario o militante popular con un determinado número de teléfono o dirección de correo electrónico”, grafica. El Prism cuenta con unidades de adquisición activas e inteligentes que buscan en las redes esos perfiles predeterminados y se llevan copias de los correos, sms, voz digital y localizaciones geográficas de celulares desde las centrales y desde los servidores locales de cada país. “Es decir que no necesitan conexión física local para pinchar, como sí necesita la SIDE, la cual sólo opera bajo órdenes judiciales, siendo tecnológicamente accesible para su auditoría. En cambio, los activos de la NSA son muy difíciles de controlar judicialmente ya que las conexiones para pinchar son lógicas y no físicas”, afirma.

Con todo, Garbarz señala que en su momento el presidente Néstor Kirchner promovió un programa de control de las intercepciones ilegales y la encriptación de canales telefónicos oficiales. En consecuencia, desde hace cuatro años existe “un convenio de asistencia técnica entre la Comisión Nacional de Comunicaciones y la Universidad Tecnológica Nacional que evitó cientos de miles de intercepciones desde el exterior”. Un paliativo, al menos, para contrarrestar los alcances del Gran Hermano del Norte.
_______________________________________________________________________________
 
La conexión local
Como en otros países de la región, también en la Argentina hay ONGs y fundaciones que reciben financiamiento de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y que buscan interferir en la política doméstica. La Fundación Libertad en Rosario –que anualmente organiza en dicha ciudad un seminario sobre Latinoamérica con la presencia del español José María Aznar y el peruano Mario Vargas Llosa (foto)– y la Fundación Pensar –verdadero think tank del macrismo– reciben dinero fresco de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID en sus siglas en inglés) y la National Endowment Foundation (NED). Ambas organizaciones dependen de la CIA y han sido denunciadas en su momento por atentar contra los gobiernos democráticos de Venezuela y Bolivia.

En 2008, en pleno conflicto del gobierno nacional con las patronales agrarias a partir de la aplicación de la resolución 125, la Fundación Pensar jugó abiertamente a favor de la Mesa de Enlace, brindando cursos de formación a pequeños y medianos productores vinculados a la Federación Agraria. Tanto la Fundación Libertad como Pensar tienen también lazos con la Fundación para el Análisis Económico Social (FAES), que dirige Aznar, y la Fundación Internacional para la Libertad, liderada por Vargas Llosa.
El consejo de administración de la Fundación Pensar está presidido por el propio Mauricio Macri y lo integran la mayoría de los miembros de su gabinete, como el secretario general del gobierno porteño, Marcos Peña, y el ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera. Su vicepresidente, Gerardo Bongiovanni, es un hombre experto en crear fundaciones. Es presidente de la Red Libertad, que nuclea a 18 think tanks del interior del país, y es secretario general de la Fundación Internacional para la Libertad. También figura como vocal el dirigente tucumano Pablo Walter, ex senador nacional por Fuerza Republicana, el partido del fallecido represor Antonio Bussi, condenado por delitos de lesa humanidad.

 

Washington podría asesinar a Julian Assange


English: Demonstration in front of Sydney Town...

English: Demonstration in front of Sydney Town Hall in support of Julian Assange, 2010, December 10 (Photo credit: Wikipedia)

English: portrait of Julian Assange in Digital...

English: portrait of Julian Assange in Digital style (Photo credit: Wikipedia)

Fuente : CUBADEBATE

Julian Assange

En caso de que Julian Assange caiga en manos de EE.UU., el fundador de WikiLeaks podría ser ejecutado. Así lo aseguró a RT el ex alto funcionario de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés)Thomas Andrews Drake.

Experto en espionaje electrónico, Drake sacrificó su carrera para hacer sonar la alarma sobre las múltiples violaciones de derechos dentro de la agencia. En el marco de la entrevista, relató a RT cómo EE.UU. practica su “tiranía suave”, bajo la cual todo el mundo es objeto de vigilancia permanente, ya que la seguridad se ha convertido allí en una religión de Estado.

Assange y su futuro en EE.UU.

Drake asegura que las autoridades norteamericanas están demasiado indignadas con el fundador de WikiLeaks, por lo que harán lo que esté en su mano para encerrarlo durante el tiempo que sea posible o recurrirán a la ejecución.

Así, según informes de prensa, ya se ha organizado un Gran Jurado clandestino y tal vez, ya haya preparada una sentencia, que Julian Assange cumpliría inmediatamente si EE.UU. se hiciera con él. El ex agente de la NSA subraya que hay múltiples altos cargos en el país que insisten en una sentencia de muerte para el fundador de WikiLeaks.

“Decir la verdad al poder es muy peligroso. A las élites, a los responsables no les gusta que aireen los trapos sucios. No solo se oponen a esto, sino que deciden convertir la verdad en actividad criminal”, enfatiza Drake.

Trapos sucios de la NSA

El ex alto funcionario de la NSA relata la existencia de un gran programa insignia llamado ‘Trailblazer’, diseñado para catapultar a la NSA en el siglo XXI para hacer frente a las enormes cantidades de datos generados por la era digital.

“Lo que hizo la NSA fue realizar un abuso generalizado del ‘Trailblazer’, así como crear un programa de vigilancia súper secreto, con lo que violó por completo la Constitución y la Cuarta Enmienda”, confesó Drake.

“Descubrí, para mi horror y conmoción, que poco después del 11-S, la NSA estableció un acuerdo secreto con la Casa Blanca, según el cual la agencia se convertiría en el agente ejecutor de este programa de vigilancia secreta”.

Vigilancia como religión de Estado

“Lo que quiere el Gobierno es tener cada vez más acceso a los datos privados. La ley de ciberseguridad CISPA llevaría el hecho a un siguiente nivel. Bajo la etiqueta o el rótulo de las amenazas informáticas, el Gobierno busca un acceso aún más invasivo a las redes, generalmente cerradas al público”.

De acuerdo con las palabras del experto, se trata de una “tiranía suave”, del “establecimiento de una sociedad de vigilancia. Las personas no se dan cuenta de hasta qué punto están controladas, del grado en que una gran cantidad de nuestros datos transaccionales en todas sus formas -formularios electrónicos, e-mails, ‘tweets’, registros bancarios y todo lo demás- están sujetos a esta vigilancia”.

Drake hace hincapié en que la censura proviene del miedo. “El temor en sí mismo es el control. Es lo que hace la gente cuando tiene miedo: empieza a censurar. Se envía un mensaje escalofriante con la amenaza de que si usted se pone a hablar, le espera un golpe duro. Nuestra seguridad se ha convertido en nuestra religión de Estado. No lo dude. Porque si no está seguro, será su lealtad la que se pondrá en duda”.

El propio Pentágono tiene constancia de que si una nación lleva a cabo cualquier acción en contra de EE.UU., se trata de un acto de guerra, sostiene el experto. Sin embargo, sus propias acciones son tachadas, por ejemplo, de “operaciones cibernéticas”. “Recurre a una gran cantidad de etiquetas de todo tipo para que sea algo diferente de lo que realmente es. Entonces, ¿dónde se traza la sutil línea?”

(Tomado de RT en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/48879-Ex-agente-de-Seguridad-Nacional-de-EE.UU.-Washington-podr%C3%ADa-ejecutar-a-Assange)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/07/10/washington-podria-asesinar-a-julian-assange/

Anonymous niega que vaya a “apagar” internet y cortar energía en los EEUU


Fuente : Infobae

El grupo de hackers debió salir al cruce de dos informaciones que circularon durante toda la jornada. Sin embargo, prometió que “todos y cada uno de los viernes lanzará ataques con la intención de eliminar sistemas corporativos y gubernamentales corruptos”

Anonymous niega que vaya a "apagar" internet y cortar energía en los EEUU

Anonymous no planea atacar 13 “servidores clave” y mucho menos dejar sin energía eléctrica a los EEUU.

En la mañana comenzó a circular un documento en donde se indica que el 31 de marzo se pondría en marcha la operación Global Blackout: un ataque contra una serie de servidores con el objetivo de “apagar” internet.

A través de una de sus cuentas oficiales en Twitter, Anonymous debió negar el rumor, aclarando una vez más que jamás pondrían como blanco el principal canal que tienen para comunicarse.

Lo mismo sucedió con las declaraciones del director de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los EEUU, Keith Alexander, acerca de que Anonymous tendría en breve la capacidad para lanzar ciberataques y dejar sin energía eléctrica a una parte de la población.

Alexander realizó esas declaraciones al Wall Street JournalTambién mediante Twitter, Anonymous explicó que la idea de la NSA es generar temor.

Por otro lado, el grupo de hackers escribió en su blog que lanzará ataques todos losviernes: “Todos y cada uno de los viernes, Anonymous lanzará ataques con el objetivo específico de eliminar tantos sistemas corporativos y gubernamentales corruptos como sea posible de nuestra internet”.

http://www.infobae.com/notas/633281-Anonymous-niega-que-vaya-a-apagar-internet-y-cortar-energia-en-los-EEUU.html

Minientrada

Presidentes de varios países firman el Acta Fu...

Image via Wikipedia

 

Fuente: lahuelladigital.

 

JOSÉ LUIS CALDERÓN GAÑÁN

Tu objetivo será estimular a lideres de países pobres para que entren a formar parte de los intereses comerciales de EEUU, más tarde estos lideres y sus economías quedarán atrapados en la rueda del endeudamiento, esto nos garantiza su lealtad, así siempre podremos recurrir a ellos para satisfacer nuestras necesidades políticas, económicas o militares. 

Estas palabras fueron las que el agente John Perkins escuchó cuando empezó a trabajar como sicario económico a las órdenes de la National Security Agency de los Estados Unidos. Esta es su historia.

Pero, ¿para qué sirve un sicario económico?

Explicado por el ex-agente Perkins,

básicamente fuimos entrenados para construir el imperio norteamericano. Para tratar de conseguir la mayor cantidad de recursos para los EE.UU., las corporaciones y el Gobierno. Hemos construido el imperio más grande de la historia que se ha llevado a cabo durante los últimos 50 años desde la Segunda Guerra Mundial, realmente con muy poco poderío militar. Este imperio, al contrario que cualquier otro en la historia, se ha construido principalmente a través de la manipulación económica, las estafas, el fraude, la seducción sobre nuestro estilo de vida, y a través de los sicarios económicos. Yo fui, seguro, una parte de todo esto.

John Perkins, tras años de ejercer como sicario de las corporaciones occidentales, ha escrito un libro sobre las prácticas que llevan a cabo estos grandes estafadores. Sólo un dato, en la década de los 90 Perkins aceptó medio millón de dólares por no proceder a su publicación.

Entonces, ¿Por qué terminó decidiéndose a publicar su historia? Según él, los atentados del 11 de Septiembre le hicieron abrir los ojos, para Perkins los atentados fueron una consecuencia directa de lo que los sicarios de la economía y sus jefesestaban llevando a cabo al otro lado del planeta. Por tanto, desde aquel día empezó a considerar que todos esos esfuerzos económicos y de persuasión debían ser dirigidos a lograr cambios positivos en el mundo y no a enriquecer las cuentas de unos pocos (incluido él).

¿Cómo cambian el mundo los sicarios económicos?

Para empezar, estos agentes privados se desplazan a países relativamente pobres con abundantes recursos naturales, una vez allí ponen en marcha el método, que se repite una y otra vez desde América Latina hasta África o Asia.

Este método de explotación es relativamente sencillo de aplicar, los sicarios económicos, bajo mando de los EE.UU., proporcionan vía corporaciones los mecanismos necesarios para extraer los recursos naturales en esos países pobres. Debido a que son las multinacionales occidentales las que prestan la tecnología, exigen la mayor parte del beneficio. Con el beneficio restante los dirigentes del país sin recursos deben abonar la deuda externa más intereses que han contraído en la construcción de infraestructuras.

Perkins menciona que el método funciona en el 99% de los casos,

identificamos un país en el tercer mundo que posea recursos que nuestras corporaciones quieran, como petróleo, y luego arreglamos un gran préstamo a través del Banco Mundial o alguna de sus organizaciones hermanas. Pero el dinero no va en realidad al país, se dirige a las corporaciones de EE.UU. que construyen proyectos millonarios en esos países tales como redes de energía, parques industriales, puertos, autopistas… En definitiva, cosas que benefician sólo a unos pocos ricos pero que nunca llegan a los pobres, estos no están conectados a las redes ni tienen las habilidades para trabajar en un parque industrial pero en cambio si sostienen el peso de la enorme deuda. Y esta es tan inmensa que es imposible que ese país del tercer mundo pueda pagarla en las condiciones exigidas por los organismos económicos internacionales. Un tiempo después, los sicarios económicos volvemos al país y planteamos una salida, la única salida, ellos nos deben un montón de dinero que no pueden devolver y nosotros queremos sus recursos a un precio muy bajo.

Este es el juego, así consiguen las grandes corporaciones los recursos necesarios a bajo coste, aunque esto signifique la ruina de países como Nigeria, Ecuador, Indonesia…

Cuando esta primera fase del método falla entran en juego los chacales (agentes de la CIA) especialistas en desestabilizar un país, ya sea provocando golpes de estado o asesinando a líderes locales que se oponen a estas estrategias de saqueo a gran escala. Pero si los chacales, como los denomina Perkins, también fallan queda una carta, el ejército. Casos como Irak o Afganistán son prueba de ello, para ocupar un país con recursos sólo hace falta un buen plan. Este consta de tres pasos, primero buscar un enemigo, en este caso el terrorismo islamista, segundo bombardear a la opinión pública con noticias sobre amenazas y peligros si no se actúa rápidamente, y tercero, mencionar que esa guerra es en nombre de la libertad, palabra que desgraciadamente se ha vaciado de contenido. Un cóctel agitado por los medios de comunicación de masas servido entre barras y estrellas que tiene como resultado una guerra a miles de kilómetros de los EE.UU.

El caso de Arabia Saudí

A mediados de la década de los 70 los sicarios económicos se desplazaron a Arabia Saudí para sellar un trato con la casa real, este consistiría en apoyar a la actual monarquía saudí a cambio de que esta invirtiera la mayor parte de sus petrodólares en bonos gubernamentales de los EE.UU. Posteriormente el departamento del tesoro estadounidense usaría el interés de estos bonos para contratar compañías norteamericanas que construirían las nuevas ciudades e infraestructuras de Arabia Saudí. Todo queda en casa, esto explica las magnificas relaciones entre ambos gobiernos a pesar de la implicación de decenas de saudíes en atentados contra intereses norteamericanos, incluido un tal Bin Laden.

El papel de los mass media

Los medios como empresas dependientes de algunas corporaciones o como beneficiarios de ingentes sumas de dinero por ingresos publicitarios han terminado haciendo el juego a las corporaciones y a los dirigentes gubernamentales en las estrategias de obtención de recursos en el tercer mundo a toda costa. Como ejemplo, podemos incluir desde la campaña mediática en favor de la invasión de Irak al constante desprestigio de líderes como Evo Morales o Rafael Correa. Gobernantes con los que se podrá estar o no de acuerdo, pero es justo reconocer que han sido elegidos democráticamente por los ciudadanos de Bolivia y Ecuador.Lo más grave de esta cuestión es que los ciudadanos occidentales terminamos aceptando como normal la injerencia extrema de EE.UU. en la política nacional de determinados países, pero nos rasgamos las vestiduras si se producen intromisiones políticas en nuestros territorios.

No parece casual, la poca trascendencia en los medios de un libro que explica con detalle como durante décadas se ha estafado y se sigue estafando a países pobres imponiéndoles unas condiciones económicas nefastas, así como, se ha eliminado o intentado eliminar cualquier amenaza local a este sistema asimétrico aunque esto haya supuesto miles de vidas.

La realidad, aunque compleja, cada vez es más clara para los que quieren ver, es cada vez más espeluznante y nos lleva a hacernos algunas preguntas. ¿Cómo países que se hacen llamar democráticos permiten o fomentan estas atrocidades en el tercer mundo?, y ¿ Cómo tras años de mentiras por parte del FMI, el BM, los gobiernos occidentales y las corporaciones empresariales seguimos creyendo lo que nos dicen?

Fuentes del texto:
Página web de Jojohn Perkins
http://www.johnperkins.org/
Web Democracy Now
http://www.democracynow.org/2004/11/9/confessions_of_an_economic_hit_man
Fuentes de las imágenes:
http://www.malibumag.com/images/uploads/john_perkins.jpg
http://www.elciudadano.cl/wp-content/uploads/2010/10/john-perkins-e1286470445460.jpg
http://www.estudioenescarlata.com/images/portadas/9788493464202.jpg

 

¿Quién es John Perkins?