Macri y la entrega de ARSAT. Satélite bajo control de la estadounidense Hughes


Pagina12
La extranjerización del Arsat 3
“Ese acuerdo carece de legalidad”
El ex vicepresidente de Arsat, Guillermo Rus, consideró que el preacuerdo firmado con la empresa estadounidense Hughes para la construcción del Arsat 3 “carece de legalidad” mientras que el el físico y especialista Jorge Aliaga advirtió que la iniciativa implica la resignación de “canales propios para mejorar la seguridad de información sensible al Estado”.

DE_e8tzWsAAw4m2.jpg

Tal como Página/12 lo informó en su edición de hoy, el acuerdo entre Arsat y Huges supone la creación de una nueva empresa denominada Newco, controlada en su mayoría por la firma estadounidense. Esto iría a contramano de la legislación que creó Argentina Soluciones Satelitales S.A.

La carta de intención firmada por el Gobierno con la compañía estadounidense Hughes, que extranjeriza la construcción y operación del ARSAT 3, sigue cosechando reveces. El ex vicepresidente de ARSAT, Guillermo Rus, sostuvo que ese acuerdo “carece de legalidad” porque transgrede la ley que creó esa empresa estatal, mientras que el el físico y especialista Jorge Aliaga advirtió que la iniciativa implica la resignación de “canales propios para mejorar la seguridad de información sensible al Estado”.

Según Rus, uno de los responsables del impulso tecnológico en materia satelital puesto en marcha durante la gestión de Néstor Kirchner, “cualquier modificación” que se hiciera sobre “el patrimonio de Arsat, su composición accionaria o su infraestructura esencial” debe “pasar por el Congreso”.

Durante una entrevista con “A los botes”, por FutuRock FM, el especialista se manifestó “en contra de una privatización de Arsat” y criticó, además, “el desbalance” en que cayó la empresa durante la gestión de Cambiemos.

Por otra parte, rechazó el argumento oficial de que la estatal no es sustentable. “Es mentira que le genera un gasto al Estado”, puntualizó y explicó que “el principal foco que tiene Arsat es demandar a la industria que fabrica satélites estos satélites”. “Nosotros tenemos a Invap y su red de proveedores” y “si Arsat no le demanda satélites, no se los demanda nadie”, dijo.

“Es parte de la ley que los satélites se tienen que financiar con fondos generados por la propia empresa y por crédito privado –prosiguió-. La comercialización de servicios es la forma de financiar el crecimiento de la flota sin requerir transferencias del tesoro de la Nación. Arsat no le cuesta nada al Estado.”

Jorge Aliaga, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, coincidió en ese aspecto. “Desde el punto de vista estratégico, lo que se pierde, es la posibilidad de Arsat de tener ése negocio e ir desarrollando tecnología propia a través del Invap y distintas empresas argentinas, como se había hecho con el resto”, argumentó.

Además, advirtió que el acuerdo con la empresa estadounidense no solo resigna “soberanía tecnológica” sino que también deja en manos de una empresa extranjera la posibilidad de que Argentina tenga “canales propios de comunicación interna que sirvan para mejorar la seguridad de in formación sensible del Estado”.

“Ese acuerdo pone en evidencia que algo que el Ministerio de Ciencia y Técnica “intentó negar en un principio: que están teniendo menos recursos para ejecutar los programas que tenían pensado”, dijo durante una entrevista en el programa “Maldita Muerte”, por FM La Patriada.

Otra de las cuestiones más graves es que el convenio termina con el plan satelital geoestacionario argentino y resigna el desarrollo de la banda Ka, que permite brindar Internet de banda ancha a usuarios finales, a manos de Newco. “Todo el mundo dice que ha futuro una parte interesante de este negocio estará en la banda ka, o sea, que el Estado resigne ese pedacito que tenía para poner un política propia, desarrollo propio y autónomo en banda ka, estratégicamente es delicado”, concluyó Aliaga.

https://www.pagina12.com.ar/50904-ese-acuerdo-carece-de-legalidad

La estatal Arsat firmó un acuerdo que dejará el próximo satélite bajo control de la estadounidense Hughes

En el Arsat 3 flameará una bandera extranjera

El acuerdo supone la creación de una nueva empresa llamada Newco que construirá y gestionará Arsat 3 y estará controlada en un 51 por ciento por Hughes. La oposición y especialistas afirman que el convenio viola la ley de soberanía satelital.

 

La empresa estatal Arsat firmó una carta de intención con la firma estadounidense Hughes para construir y operar el satélite Arsat 3. El acuerdo supone la creación de una nueva empresa denominada Newco que se encargará de gestionar el nuevo satélite y estará controlada en un 51 por ciento por Hughes y en un 49 por ciento por la propia Arsat. Hughes controlará la mayoría accionaria porque será la encargada de poner la mayoría de los fondos para la construcción ya que el gobierno dejó en claro que no está dispuesto a seguir financiando satélites con fondos públicos. Sectores de la oposición y especialistas del sector cuestionan la iniciativa porque argumentan que viola el artículo 10 de la ley 27.208 de Soberanía Satelital que exige la autorización del Congreso para avanzar con “cualquier acto o acción que limite, altere, suprima o modifique el destino, disponibilidad, titularidad, dominio o naturaleza de los recursos esenciales y de los recursos asociados (…) que pertenezcan o sean asignados a Arsat”. Además, el convenio termina con el plan satelital geoestacionario argentino y resigna el desarrollo de la banda Ka, que permite brindar Internet de banda ancha a usuarios finales, a manos de Newco, que será controlada por Hughes.

El domingo por la noche el programa televisivo Economía Política reveló detalles del acuerdo que el presidente de Arsat, Rodrigo de Loredo, firmó con Hughes el 29 de junio durante el último viaje que realizó a Washington a fines del mes pasado. Incluso se denunció que la maniobra supone la supuesta privatización de la firma propiedad del Estado Nacional. “La carta de intención firmada con la empresa Hughes no prevé, bajo ningún motivo ni circunstancia, la privatización de Arsat ni de ninguno de sus activos”, respondió ayer la empresa a través de un comunicado titulado “Arsat seguirá siendo propiedad del Estado Nacional”. Allí asegura que la carta de intención firmada con Hughes es un paso en pos de un acuerdo comercial, similar a otros que ya celebró la compañía durante la gestión actual. Sin embargo, va más allá de un simple acuerdo .

El convenio resigna el desarrollo de la banda Ka a manos de Newco, que será controlada por Hughes.

La decisión de crear una nueva compañía junto con Hughes para la fabricación y explotación comercial del satélite Arsat 3 efectivamente no supone una privatización porque no se altera la composición accionaria de Arsat S.A., controlada por el Estado Nacional. Eso significa que los satélites Arsat 1 y Arsat 2, la red de fibra óptica, la infraestructura de la Televisión Digital Terrestre, el data center y el resto de los activos de la compañía seguirán siendo públicos, al menos por ahora. La carta de intención se circunscribe sólo al Arsat 3. De hecho, la empresa ya había dejado en claro que estaba buscando un socio para construir ese satélite e incluso hizo algunos road shows en el exterior. “Entendemos que nuestras misiones satelitales no pueden seguir financiándose en un 100 por ciento con el impuestos de los argentinos. Por eso, Arsat 3 busca viabilizarse también a través de inversiones o aportes privados”, sostuvo la compañía a través de un comunicado.

De la carta de intención firmada con Hughes efectivamente no se desprende una privatización de Arsat, pero sectores de la oposición denuncian una violación de la ley de soberanía satelital sancionada en noviembre de 2015. Los legisladores fueron lo suficientemente amplios para tratar de evitar no sólo la privatización de la empresa sino también maniobras que pudieran suponer la enajenación de alguno de sus activos. Jorge Aliaga, ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, explicó ayer, por ejemplo, que “Arsat no se privatiza, pero se crea una nueva sociedad, denominada en el documento Newco, con una finalidad específica, que antes tenía Arsat. Es decir que Arsat pierde esa especificidad”, en referencia a la construcción y operación de satélites.  Aliaga también advirtió que al ser Newco controlada mayoritariamente por Hughes esta firma será la que ponga los gerentes y defina la política de la compañía. “El objetivo de Newco será proveer servicio de banda Ka, que era el mercado en el que iba a incursionar Arsat 3, como apuesta estratégica a futuro”, agregó Aliaga.

Arsat aseguró ayer que “las órbitas que ocupará el tercer satélite, se realice con o sin inversiones de Hughes, serán del Estado argentino. Será fabricado por Invap, por recursos humanos argentinos y con la participación de empresas nacionales del sector”. Desde la oposición responden que asegurar la participación de Invap es importante, pero no garantiza el cumplimiento del plan satelital geoestacionario argentino incluido como anexo de la ley 27.208, pues el objetivo explicitado en ese texto era construir nuevos satélites con flujos propios para garantizar la sustentabilidad del negocio, tomando financiamiento pero que se iba a repagar con los recursos generados por Arsat 1 y 2.

https://www.pagina12.com.ar/50857-en-el-arsat-3-flameara-una-bandera-extranjera

Resultado de imagen para arsat 1  Resultado de imagen para arsat 1

Somos ciudadanos argentinos autoconvocados y movilizados por la enorme preocupación de ver arrebatados nuestros derechos y nuestra soberanía nacional por un gobierno corrupto entregador del patrimonio y los recursos de nuestro país, que ganó las elecciones mediante la mayor ESTAFA electoral que se recuerde en la historia argentina.

Resultado de imagen para arsat 1  Resultado de imagen para arsat 1

EXIGIMOS AL CONGRESO DE LA NACIÓN ARGENTINA, A CADA UNO DE LOS DIPUTADOS Y SENADORES, Y A TODOS LOS REPRESENTANTES Y DIRIGENTES ARGENTINOS, QUE RESGUARDEN CADA UNO DE NUESTROS DERECHOS CONSTITUCIONALES, NACIONALES E INTERNACIONALES, QUE TIENEN COMO BASAMENTO NUESTRA CONSTITUCIÓN NACIONAL, LA LEGISLACIÓN NACIONAL E INTERNACIONAL, DECLARACIÓN DE DERECHOS HUMANOS Y DEL NIÑO SISTEMÁTICAMENTE VIOLADOS POR EL ACTUAL GOBIERNO DEL PRESIDENTE MAURICIO MACRI.

COMO CIUDADANOS ARGENTINOS, LES EXIGIMOS A NUESTROS REPRESENTANTES QUE LEGISLEN Y GOBIERNEN PARA LOS INTERESES DE LOS TRABAJADORES Y NO DE LAS MULTINACIONALES Y EL PODER CONCENTRADO, PARA ESO LOS VOTAMOS, TODO LO DEMÁS ES TRAICIÓN  A LA PATRIA. EXIGIMOS QUE REACCIONEN EN DEFENSA DE LAS EMPRESAS NACIONALES, EN ESTE CASO, ARSAT.

No es sin querer que los medios ocultaron durante años lo que significó ARSAT y toda la obra del gobierno nacional y popular de Néstor y Cristina Kirchner. Porque de ese modo era más fácil destruirla. Lo que no se conoce no se quiere ni  puede valorarse. Y hay millones de argentinos que desconocen lo que implicó Arsat en las políticas de comunicaciones, ciencia y técnica.

El trabajo FINO de los medios de comunicación hegemónicos, esos que se autodefinen VERGONZOSAMENTE COMO INDEPENDIENTES cuando en realidad defienden los INTERESES DEL CAPITAL CONCENTRADO (PORQUE SON EL CAPITAL CONCENTRADO), ha logrado que mediante el intenso blindaje, muchos compatriotas desconozcan DE SU INMENSO VALOR, y que fue construido con esfuerzo y recursos DE TOD@S, repatriando científicos, invirtiendo en ciencia y técnica argentina.

Recordamos con tristeza las cadenas nacionales de los medios privados diciendo que ARSAT era una heladera. ¿Cómo iban a poder apreciar los argentinos tal avance de las políticas que protegían la soberanía nacional si lo despreciaban e invisibilizaban día y noche las 24 hs los 365 días del año desde las usinas del odio?? Bueno, parece ser que AHORA la “heladera despreciada” les interesa a los yanquis.

ADEMÁS DE LO DICHO HASTA AQUÍ, TENEMOS QUE REMARCAR QUE LA VENTA DE ARSAT ES ILEGAL, YA QUE VIOLA LA LEGISLACIÓN VIGENTE EN NUESTRO PAÍS.

Los que firmaron la transferencia de acciones de Arsat cometieron los siguientes delitos:

1. El capital accionario de Arsat es intransferible, salvo autorización del Congreso. Ley 27.208

2. También es intransferible e inmodificable sin la previa autorización del Congreso la utilización de los recursos de ARSAT

3. Son recursos de ARSAT las frecuencias asignadas y los derechos de utilización de órbitas para colocación de satélites. Ley 27.208

4. Y no solo tienen que pasar por el congreso, sino que ademas necesitan mayoría agravadas para su autorización. Ley 27.208

5. Ello porque por ley se declaro de ” interés nacional el desarrollo de la industria satelital” Ley 27.208

6. Las órbitas geostacionarias son un recurso crucial para las comunicaciones de un país y son un recurso limitado y valioso

7. Son recurso natural limitado, ya que existen restricciones a la cantidad de satélites que pueden ubicarse en dichas órbitas

8. En los 90, las valiosas órbitas que tiene asignada la Argentina fueron privatizadas en una escandalosa contratación con Thales Espectrum

9. German Kammerath estuvo procesado hasta que prescribió la causa por esa escandalosa privatización.

10. En el 2003 que fue anulada por Nestor Kirchner. Estábamos a punto de perder el derecho de uso de esas órbitas.

11. En el 2005, justo sobre el plazo de la prorroga que teníamos para usar esas órbitas o perderlas, Moreno las rescato con un satélite

12. El satélite era canadiense, no funcionaba, pero evito que la Argentina perdiera el derecho de uso. Fue el 17 de octubre de 2005.

13. Después vino la creación a Arsat, nuestros propios satélites y la política de soberanía satelital. Todo lo que ahora quieren privatizar

14. Pueblo Peronista fue el nombre del satélite con el cual Guillermo Moreno rescato para Argentina el derecho de uso de las órbitas.

Ciudadanos autoconvocados en defensa de nuestro país y en defensa propia.-

 

Esta petición será entregada a:

  • Congreso de la Nación Argentina
  • Presidente Mauricio Macri
Anuncios

El ARSAT-2 ya está listo para su lanzamiento


minutouno

El satélite de fabricación nacional será sometido a la maniobra para el traslado desde San Carlos de Bariloche a la capital francoguayanesa, Cayenne, desde donde despegará al espacio en septiembre.

El segundo satélite geoestacionario argentino de telecomunicaciones está siendo traspasado al contenedor que permitirá su traslado a Guayana Francesa, lugar desde donde será lanzado.

La maniobra de ingreso al contenedor comenzó este martes, 11 de agosto, y continua el miércoles, luego de comprobarse en Tierra el óptimo funcionamiento de todos sus sistemas y su aptitud para resistir las distintas condiciones extremas a las que se verá sometido en el lanzamiento y en sus 15 años de vida en el espacio.

casarosada

En la sede de INVAP, en San Carlos de Bariloche, se realiza la compleja maniobra para ingresar al satélite ARSAT-2 al contenedor que permitirá su traslado.

El satélite, especificado por ARSAT y diseñado e integrado por INVAP, será llevado por tierra hasta el aeropuerto de Bariloche el 18 de agosto.

Desde ahí, un avión Antonov lo transportará hasta el aeropuerto de Cayenne, en Guayana Francesa, con una escala previa en Ezeiza y una vez en la ciudad francoguayanesa el satélite será nuevamente transportado por tierra hasta Kourou donde será lanzado al espacio en septiembre.

La función del contenedor es proteger al satélite de posibles vibraciones o impactos que pueda sufrir como consecuencia de las condiciones de transporte y almacenamiento. Además, regula los valores de temperatura y humedad para proveer un ambiente apto para conservar el satélite. Para cumplir con estas funciones, el contenedor cuenta con instrumentación interna y externa que registra los valores ambientales.

El contenedor está compuesto por tres partes: una cubierta para aislar y regular las condiciones en su interior, un soporte suspendido donde se ubica el satélite totalmente integrado y una base que posee un sistema de resortes para aislar las vibraciones durante el transporte.

Una vez que el satélite está ubicado en el interior, la única conexión con el exterior se produce a través de un filtro de aire, que nivela los cambios de presión durante el vuelo. Por otra parte, un equipo de aire acondicionado frío-calor mantiene la temperatura interior en condiciones óptimas para el satélite durante la espera en tierra y los transportes terrestres.

El ingreso al contenedor del ARSAT-2 se realiza luego de finalizada la Revisión de Pre Embarque (PSR, por las siglas en inglés de Pre Shipment Review) que concluyó de forma exitosa.

El proceso de verificación demostró que el satélite es apto a nivel sistema, que sus procesos están debidamente registrados y que no se verifican problemas abiertos. Esto dio por finalizada la fase de fabricación de componentes, integración y ensayos del ARSAT-2, que incluyó la realización de una serie de pruebas funcionales en INVAP y de ensayos ambientales en CEATSA (el Centro de Ensayos de Alta Tecnología en San Carlos de Bariloche de ARSAT e INVAP).

Los principales ensayos ambientales a los que fue sometido el ARSAT-2son los de termo-vacío, acústico, de vibraciones, de compatibilidad electromagnética, de campo cercano por radiofrecuencia y de propiedades de masa.

Al igual que el ARSAT-1, puesto en órbita el año pasado, el segundo satélite de ARSAT brinda servicios de televisión directa al hogar, transporte de señales de vídeo, Internet, datos y telefonía sobre IP.

Mientras que el primer satélite geoestacionario argentino de telecomunicaciones cuenta con una antena de banda Ku, que centra sus servicios en el territorio nacional, el ARSAT-2 dispone de 3 antenas, una desplegable que emite en banda C y una desplegable y una fija (también llamada gregoriana), que lo hacen en bandas Ku.

El satélite fue desarrollado para brindar servicios de telecomunicaciones sobre el continente americano en tres coberturas: sudamericana, norteamericana y hemisférica.

Según Matías Bianchi, presidente de ARSAT: “Estamos muy satisfechos de tener al ARSAT-2 listo y en condiciones de ser enviado al espacio a acompañar a su hermano mayor ARSAT-1. La finalización de las tareas de integración y ensayo de este segundo satélite implican un nuevo hito en la política satelital que impulsara el ex presidente Nestor Kirchner y continua sosteniendo nuestra presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, a través de la inversión del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios”.

“Acompañados en esta nueva etapa por la AFTIC, ARSAT seguirá comprometido en la prestación de servicios de telecomunicaciones de igual calidad para todos los argentinos y en posicionar a la empresa de telecomunicaciones estatal como un nuevo actor en el mercado de la telecomunicaciones regional, trabajando para la exportación de contenidos audiovisuales producidos en el país”, cerró el funcionario.

http://www.minutouno.com/notas/1284006-el-arsat-2-ya-esta-listo-su-lanzamiento

Especial Visión 7: ARSAT-1: El camino hacia la soberanía satelital argentina


Científicos Industria Argentina 

Lanzamiento de satelite argentino ARSAT-1 en 2014

ORGULLOSOARGENTINO1

Publicado el 15/12/2013

El satélite argentino ARSAT-1 será lanzado en 2014, este satélite es echo por la empresa estatal Argentina de satélites ARSAT, tambiéntiene a disposición un cohete (vector) Tronador II, el que lleva los satélites a la órbita fabricado por la otra empresa estatal Argentina INVAP ubicada en Río Negro. Tambien ARSAT junto con INVAP lazararan posteriormente en 2015 y 2016 los satélites SAOCOM A1 y SAOCOM B1.

 

 

No te pierdas mañana una emisión conjunta con el noticiero de la TV Públicaen vivo desde Bariloche a partir de las 9.30 hs.
Despedimos al  satélite argentino  ARSAT-1 que se embarca hacia la Guayana Francesa donde será lanzado a mediados de octubre.

TV Pública – Argentina

 

Publicado el 28/8/2014

Este sábado a las 9.30 en Visión 7, en vivo desde Bariloche, la TV Pública transmitirá un hecho histórico para la ciencia y la tecnología argentinas: la despedida de nuestro primer satélite geoestacionario ARSAT-1 rumbo a Guayana Francesa para su lanzamiento en Octubre.
Con informes de científicos junto a Adrián Paenza, recorreremos el camino hacia la soberanía satelital de nuestro país.
ARSAT-1: La comunicación del futuro, conectando a los argentinos.

ALISTAN EL COHETE TRONADOR II

 Infobae

Argentina más cerca de tener lanzador propio

 

 

CABLEVISION Y UN NUEVO ROBO


Grupo Clarín

Grupo Clarín (Photo credit: loco085)

 

Cablevision arrives to install hanging wires

 

Hace un año, la Legislatura porteña sancionó la norma que obliga a las empresas de televisión paga a instalar sus redes bajo tierra y despejar el espacio aéreo de la Ciudad, para lo cual se ofreció un apoyo pagado por el Estado porteño de hasta 180 pesos por cada metro lineal de cable.

 

Esta cotización está bastante por encima de los 111 pesos promedio por metro, al que el Ministerio de Planificación Federal licitó los distintos tramos para el tendido de los 22 mil kilómetros de la Red Federal de Fibra Óptica.

 

Al momento de argumentar la cotización fijada para el trabajo, Cablevisión sostuvo que la decisión del gobierno porteño de avanzar con el soterramiento del cable representa una misión difícil de cumplir, dado que para concretarlo debería invertir 474 pesos por metro, es decir, 327 por ciento más que la cotización que se pagó por la fibra óptica de ARSAT.

 

El último fin de semana, el diario Clarín sacó una serie de notas enfocadas a desacreditar la labor de ARSAT, e incluso aseguró que las licitaciones para la red de fibra óptica estás direccionadas y pagan sobreprecios.

 

Lo cierto es que los procesos llevados a cabo por el Ministerio de Planificación Federal permitieron que se presenten todos los proveedores del mercado, sin condiciones que limiten las licitaciones sólo a las grandes empresas y sin ninguna cláusula orientada hacia alguna en particular.

 

“La denuncia se centra en que el proyecto de 22 mil kilómetros de fibra óptica costará 2.500 millones de pesos”, señaló Ariel Garbarz, profesor de Sistemas de Comunicaciones (UTN) y Tecnología de Computadoras (UBA), y director de Proyectos y Relevamientos del Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada.

 

En una nota de su autoría publicada hoy por el matutino porteño Tiempo Argentino, Garbarz remarcó que “el periodista del oligopolio mediático, para considerar que hubo sobreprecio, en lugar de comparar con precios internacionales de mercado para el tendido de fibra óptica, sólo señala que mientras las ‘empresas chicas cotizaban el trabajo en 66 pesos el metro, las contratistas ganadoras, cotizaron en torno a 111’”.

 

“Pero admite que la que habría ofertado los 66 pesos quedó afuera por no cumplir con el requisito de tener como antecedente al menos 2.000 kilómetros de fibra instalados”, puntualizó el experto.

 

Destacó que “el mismo Grupo Clarín con sus cifras le quita todo sustento a su propia denuncia”, con lo cual consideró que “en lugar de denunciarla, deberían felicitar a ARSAT por lograr pagar tres veces menos que sus propios costos”.

 

“La realidad es que en ninguna vereda de ciudad alguna se paga 474 pesos el metro. En nuestro proyecto de red federal casi todo el tendido estatal es troncal, se está haciendo bajo tierra a la vera de rutas nacionales, y el costo final de mano de obra y materiales en el mercado internacional, dependiendo del tipo de terreno, la longitud y topología de la red y la distribución de sus nodos, puede oscilar entre los 47 y los 474 pesos”, precisó Garbarz.

 

De todos modos, puntualizó que “este último valor sólo se puede cobrar en el caso extremo de tener que atravesar roca de montaña, dinamitándola previamente”.

 

“Que en promedio, una red de banda ancha para llevar Internet de alta velocidad, telefonía fija y celular, y televisión digitales a todos los pueblos del país, que atravesará los diversos terrenos de nuestro territorio de sur a norte y este a oeste, nos cueste a los argentinos un promedio de 111 pesos el metro, no sólo es razonable, sino que está más cerca de los valores más bajos del mercado”, afirmó el funcionario.

 

Estimó que “el Grupo Clarín, con sus propias y exageradas cifras, desmiente su desesperada e inconsistente acusación”, y concluyó que “parece haber tomado nota tardía, sobre sus últimos días de legalidad monopólica, de la envergadura que tendrá el soporte de fibra óptica de la Argentina Conectada, como la más efectiva red de contención tecnológica para las corporaciones mediáticas”.