CÓMO FALSIFICA LA HISTORIA AZERBAIYÁN


Fuente Armenia, la tierra de Hayk

Las falsas tesis comúnmente promovidas por historiadores revisionistas azerbaiyanos

Uno de los principales objetivos de los historiadores azerbaiyanos es demostrar (por todos los medios) que los azeríes habitaban la región al sur del Cáucaso antes que los armenios. En el libro de Rouben Galichian, La invención de la historia , se revisan las numerosas tesis antihistóricas azerbaiyanas, refutándolas con prontitud.

  1. Los eruditos azerbaiyanos sostienen que los armenios nunca habitaron el sur del Cáucaso, sino que fueron “traídos” por los rusos en 1828.
    Todos los viajeros que cruzaron el área ocupada por la actual Armenia desde el siglo XI al XIX, y entre ellos también árabes y persas viajeros, informaron armenios, ciudades, pueblos e iglesias armenias. Entre las innumerables fuentes históricas primarias, Galichian informa a muchos historiadores europeos y grecorromanos, así como a historiadores que también vivieron en Bakú.
  2. Los eruditos azerbaiyanos afirman que Azerbaiyán ha tenido un gobierno independiente durante 2000 años.
    Galichian recuerda que el actual Azerbaiyán nació en 1918 , y antes de eso no había ningún Azerbaiyán al norte del río Araxes. En cambio, el único Azerbaiyán que realmente existió es el que coincide con la región al norte de Irán, pero al sur del río Araxes, y la población residente, hasta el siglo XVI, era de etnia aria y hablaba pahlavi, un dialecto persa. Hasta 1918, la región al norte del río Araxes se llamaba Albania caucásica ( Arran en persa). En cambio, los armenios están históricamente presentes a ambos lados del río Araxes.
  3. “Entonces, en esta área había 3 países hasta 1918: Arran (actualmente ocupada por Azerbaiyán), Armenia y Azerbaiyán iraní. No solo los cartógrafos árabes y persas informan esto, sino también los geógrafos occidentales ”, informa Galichian.
    También hay un detalle adicional y fundamental: la lengua turca. No hay texto en turco hasta el siglo XIX, y el idioma turco también proviene de Asia Central. Si los azeríes han tenido un gobierno independiente durante 2000 años, ¿por qué ni siquiera tienen su propio idioma escrito?
  4. Los azeríes afirman que sus antepasados ​​fueron los albanes caucásicos (que eran cristianos y luego se convirtieron al islam), por lo que todos los monumentos e iglesias cristianos existentes en Azerbaiyán fueron construidos por sus antepasados ​​y no por los armenios. Por tanto, todos los monumentos cristianos pertenecen a los azeríes.
    En primer lugar, los Albans no eran una sola población, sino una colección de tribus. El historiador Strabo informa que eran una mezcla de 26 tribus, algunas de las cuales todavía existen en el área. Pero hay un punto fundamental a considerar: incluso asumiendo que los albanes caucásicos fueran una población propia, su conversión al Islam tuvo lugar en el siglo IX, pero muchas iglesias se construyeron desde el siglo X hasta el siglo XVIII. “¿Entonces fueron los Albans islamizados quienes las construyeron?”, Pregunta irónicamente Galichian.
  5. Otra versión de la historia “revisada” es que los antepasados ​​de los azeríes fueron los turcos Oghuz, de Asia Central. Pero esta población habría llegado a la Albania caucásica hace 5000 (!) Años, y no 500. Entonces, nuevamente, los azeríes, aunque provengan de Asia Central, seguirían siendo una población anterior a los armenios.
    “Esta es otra mentira colosal”, dice Galichian, “todos saben que las tribus turcas comenzaron a llegar al Cáucaso en el siglo VII y continuaron llegando cada vez más hasta el siglo IX. Pero hasta el siglo XIV-XV todavía no estaban organizados como nación ”.

“Por lo tanto, los eruditos azerbaiyanos no son consistentes, y a veces afirman ser similares a los turcos y que vienen de Asia Central, otras veces, cuando hay una contradicción con la presencia armenia y quieren afirmar que siempre han existido en esas áreas. , dicen ser descendientes de los albanes caucásicos ”, continúa Galichian.

Galchian también destaca la armenofobia contenida en los libros históricos azerbaiyanos, y en los libros de historia estudiados en las escuelas se describe a los armenios como “los de negro, que ocupan nuestro país y destruyen a nuestro pueblo” (véase también el informe ECRI 2016 , sin fecha). .

Las técnicas adoptadas por los eruditos azerbaiyanos para falsificar la historia

  1. Una de las técnicas más comunes es la de traducir arbitrariamente fuentes históricas primarias, omitiendo libremente cualquier referencia a Armenia o modificándola con alguna otra población.
    Un ejemplo de ello es la historia de Karabaj, escrita en 1840 por Mirza Qarabaghi. Este libro fue traducido correctamente al cirílico en 1956; posteriormente, en 1986, se revisó y se eliminaron o modificaron todas las referencias a Armenia. El historiador armenio Movses Kalankatvatsi, por ejemplo, se convirtió en “Moisey Kalakantli, historiador turco o azerbaiyano”, y en la frase en la que reunió a 10.000 personas para liberar a Armenia, se sustituyó “Armenia” por “Albania”. El hecho es que antes del siglo XIX no había documentos escritos en turco, sino principalmente en árabe y persa, por lo que ahora Azerbaiyán se ha convertido en una herramienta útil en manos de los turcos, quienes la utilizan para reescribir la historia para su propio uso. Y consumo. Afortunadamente, los textos originales en persa ya se han traducido correctamente a los principales idiomas europeos, para que sigan existiendo. El hecho es que todas las publicaciones nuevas contendrán falsificaciones ad hoc.
  2. Estos libros publicados en Azerbaiyán también contienen información especialmente diseñada, como autores inexistentes y fuentes históricas.
    Galichian da el ejemplo de un libro titulado “Monumentos en Azerbaiyán Occidental”.(con este término significa nada menos que la actual Armenia), que establece que todos los monumentos existentes en Armenia, incluidos los monumentos precristianos de Urartian, ¡son en realidad turcos! El libro contiene información completamente falsa, simplemente creada ingeniosamente (por ejemplo, se afirma que existen inscripciones turcas en las iglesias armenias). Este libro fue escrito por un tal Aziz Alakbarli, que no existe, asegura Galichian. Varios académicos enumerados en el libro son igualmente inexistentes. ¡Pero el libro fue publicado por el Ministerio de Turismo de Azerbaiyán!
    Hay otro libro escrito por Mammadova en la década de 1980, en el que se mencionan más de 400 fuentes sobre la literatura albanesa, pero entre ellas ni siquiera hay una de Albania, ya que actualmente no existe ninguna fuente.

Galichian afirma que estas técnicas fueron adquiridas por los turcos, quienes las utilizaron ampliamente y, por lo tanto, presentan una historia distorsionada en los libros escolares.

Financiamiento estatal

En Azerbaiyán, todo el proceso de producción y distribución de la historia revisionista está completamente controlado por el gobierno, que financia las obras más inverosímiles, especialmente a través de la Fundación Heidar Aliyev, y las difunde por todo el mundo, a menudo de forma gratuita. Desde la fundación de la actual República de Azerbaiyán, han tratado de apropiarse de la historia de las poblaciones que actualmente residen en las áreas ocupadas y, a menudo, han creado historia desde cero. Como prueba de ello, basta considerar que desde 1918-1920 hasta 1936, los habitantes de Azerbaiyán prefirieron llamarse turcos o tártaros, y se necesitaba un decreto ruso para imponerles el nombre de “azeríes”.

Al revisar la historia a su favor, Azerbaiyán busca lograr un objetivo político sólido. Por ejemplo, cuando los rusos fundaron la República Soviética de Azerbaiyán, en 1920, pudieron haber mantenido su nombre original, es decir, Shirvan, pero no lo hicieron, ya que el objetivo era expandir el socialismo soviético también en Irán, y para ello el El plan era unir el nuevo Azerbaiyán con el Azerbaiyán iraní original, y así formar un nuevo gran estado soviético. La implementación del plan estaba programada para 1947, pero fracasó. Este es el juego de poder de la élite azerbaiyana actual, y el gobierno continuará este juego mientras los petrodólares sigan financiando su política agresiva. Además,

Según Galichian, los azeríes enfatizan mucho esta política de renovación histórica ya que se sienten amenazados como los propios azeríes, al ser una aglomeración de diferentes pueblos. “Estados Unidos es una aglomeración de diversas poblaciones orgullosas de sus raíces, pero los ciudadanos, no obstante, están orgullosos de ser parte de una sola nación. Los azeríes, por otro lado, al ser una unión de diferentes tribus y razas que no se enorgullecen de su propia historia, no se sienten parte de una sola nación, por lo que intentan construir un motivo de orgullo para compactarse, y a menudo la armofobia es pegamento principal.

Los historiadores profesionales de todo el mundo, sin embargo, conocen bien las falsedades azerbaiyanas, pero el peligro es que los nuevos libros revisionistas acaben fácilmente en manos de jóvenes estudiantes que podrían interiorizarlos, cayendo en la astuta trampa azerbaiyana.

(Traducido por:  Rouben Galichian sobre cómo Azerbaiyán falsifica la historia )

Artsakh: ADN de hace 7.000 años encontrado perfectamente coincidente con los armenios modernos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .