La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.


Raymond Berberian 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nada de profecías…
Rescato palabras extraídas de un libro sobre el genocidio de la población armenia y demás minorías cristianas perpetrado por el Estado Turco durante los años 1915 al 1923 con más de dos millones de mártires:
“No soy responsable – decía el hombre-. Recibí ordenes de Constantinopla. Soy Capitán de Policía… se nos había ordenado matar a todos los armenios incluso en las panzas de sus madres. Se había declarado la “Guerra Santa”. Cuando un soldado mata en la guerra no es responsable”. (Que conste que no se trataba de una guerra, sino de un Genocidio contra una población civil desarmada). ”Yo también procedí así. Luego de la masacre recé una oración a Alláh y me purifiqué” (Se estaba rectificando sin darse cuenta; ya no era una guerra, sino una masacre).
Era imposible pensar que una nación milenaria pudiese ser totalmente masacrada y no obstante, en sólo dos meses, millones de seres humanos, hombres mujeres y niños armenios fueron aniquilados, muchos a golpe de hachas y machetes por campesinos turcos. Muchos se llevaron consigo a las muchachas más bellas.
Los kurdos que siempre fueron enemigos de los armenios, también los atacaban y masacraban. (Lo ocurrido con mi familia materna en Dyarbekir…)
Durante las deportaciones, las mujeres turcas y las gitanas que nunca faltan revisaban a las armenias despojándolas de sus joyas y dinero. Ninguna de las naciones de entonces movió un dedo para detener la masacre”.
Las deportaciones masivas la decidió el “Comité de los jóvenes turcos” encabezados por (dünme: turcos sefardí): Taleat Pacha, como Ministro de Interior, fue quien dio la orden, estuvo acompañado por Enver Pacha, Ministro de guerra, de Demal Pacha y del satánico Dr. Nazim quien utilizaba a su antojo niños armenios para su laboratorio.
La orden era: “Acabar con todo el pueblo armenio en Turquía” Aquél entonces, cuatro millones de armenios convivían con sus “invasores otomanos” sobre sus terruños ancestrales.
Hubo quienes se negaron a cumplir la orden impartida, como el Gobernador de Aleppo, Djelal Pacha y fue inmediatamente destituido.
El edicto del ejército, decía:
“Cualquier turco que prestare ayuda a un armenio sería muerto delante de su casa y ésta sería incendiada”.
Este es un pasaje de lo mucho ocurrido contra la familia armenia en Turquía. Otro tanto aconteció contra los asirios, y en menor escala contra los yezidíes, maronitas libaneses, griegos y caldeos.
Y aquí hago un paréntesis y me pregunto: ¿por qué? ¿Por qué tanto empecinamiento? Tanto odio irracional; tanto fanatismo religioso, tanto odio… No lo entiendo… No sé qué pensar, ni cómo actuar a mi edad, siendo de sobreviviente refugiado por el mundo. ¿Alzarme de hombros y mirar para otro costado, con que aquí no ha pasado nada…? Si me callo frente a tanta monstruosidad, me sentiría un traidor; me estaría enganiando a mí mismo.
Pienso que lo mejor es ponerme a escribir desde el corazón con la mano abierta, hasta dónde me de el cuero. Sería lo más sensato, creo; tratar que mis enfoques despierten las mentes dormidas de muchos de mis hermanos, hasta que el asesino recapacite, reconozca su culpa, para… finalmente las almas de nuestros mártires descansen en paz.
En mí no hallarán perdón, ni olvido, venganza tampoco. Soy víctima de la intolerancia humana con una cicatriz incurable en el alma. Me duele y me desconcierta que se tome como crimen de primer grado alevosamente lo ocurrido durante el régimen Nazi y se desmerezca a todos los demás genocidios y desgracias habidas y por haber; los perpetrados por España y Portugal contra los pueblos originarios de Centro y Sudamérica con un saldo estimativo de cien millones de seres humanos. Pueblos que les han quitado hasta el apellido y confundido su identidad.
La historia depende de quien la escribe; ¡Es verdad! Se olvida de señalar la esclavitud de los multinacionales dueños de la firma Nestlé en el Congo; se olvida de lo ocurrido en la misma Turquía con los asirios y sus seteciento mil víctimas; Se olvida de los genocidios de Palestina, Siria, Iraq y el Yemen… Se olvida…de la hambruna de ciertas regiones de África. Se olvida…, porque son temas intrascendentes, pueblos y naciones intrascendentes. El monopolio es otro; para ello están los “Pura Sangre” y los Estudios de Holly Wood con sus historietas bíblicas.
El dolor humano es igual que otro dolor humano.
Que yo sepa, los países europeos no lloraron los genocidios de los pueblos originarios cristianos perpetrados por el Estado turco y sus sultanes. Qué yo recuerde, EEUU nunca lamentó los atentados contra la población armenia en Bacú y Sumgait, Azerbaiyán. Nunca se preocupó por las explosiones y muertes con autobombas en Iraq y Siria… Y qué paradoja: El mundo se consternó viendo la imagen de un niño bien vestido con zapatitos de charol y medias blancas, ahogado, arrojado en las costas del Mediterráneo y no les importó lo de muchos otros… muchos otros niños “sirios, iraquíes, palestinos” que hayan servido de conejitos de indias para los laboratorios sionistas… ¡Que paradoja…!¿Verdad?
¿Qué hacen las Naciones Unidas para impedir que se sigan matándose en la frontera armenia de Artzaj (NOGORNO KARABAJ)? ¿Qué hace EEUU para detener el odio racial, religioso y cultural en el Estado judío?
Esas son cosas que me duelen y de verdad, como supongo que también les duele a muchos de mis hermanos… Aún así, la historia se repite… La humanidad comete los mismos errores…
NO SE PUEDE EXPLICAR LA SENSACIÓN DE UNA QUEMADURA AL QUE JAMÁS SEA QUEMADO…
***

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s