“Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”


‎”Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis”.
Raymond Berberian 

LA MAYOR ESTAFA MORAL
Estoy mentalizado, sé perfectamente que algunos han de mirarme mal, incluso tildarme de antisemita por no agachar la cabeza y porque se me ocurre observar que la humanidad consume gato por libre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Vayamos por parte: El tema de “LA TIERRA PROMETIDA”. A mí personalmente, nunca me convenció, me pareció una desfachatez, una mentira más, como lo del Papá Noel para los niños. Con que “dios” de los judíos les haya prometido una tierra exclusiva para sus tribus por haber sido expulsados, perdón: “desplazadas” de Ur de los caldeos. “Una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”.
Primero: ¿De qué forma se los habría prometido…? ¿Será verdad – digo yo-que se los habría prometido… y en qué idioma…? Para finalizar: ¿Por qué ese privilegio? ¿Será porque se trata de los “dioses” en la Tierra, según afirma el Talmud (libro consagrado como sagrado)?
Supongamos que fuese cierto, supongamos, repito… Me imagino… quiénes hayan escrito y difundido esa fantasía; serían dioses, no seres humanos; mejor dicho: dioses, versión humana. Claro; se sobre entiende que el resto de la humanidad serían animales, versión humana…
Volvamos a suponer que fuese cierto. Palestina no sería la elegida, puesto que nunca fue una tierra sin pueblo, todo lo contrario, tanto es así que su pueblo aún resiste el embate de los invasores elegidos…
Otro dilema más: los elegidos. ¿Quién fue que los consagró elegidos; su hermano mayor: “dios”, de los dioses en la Tierra? Y la farsa continua…
Permítanme fantasear un poco; total incoherencias por incoherencias. Llegué a pensar que aquello de “Una tierra sin pueblo, para un pueblo sin tierra” sería el mundo entero; pero no; está ocupado. Para mí, sería la luna; encajaría perfecto. Y el mundo se liberaría de sus dioses en la tierra y de su insaciabilidad. Los gentiles, animales y siervos que somos el resto de la humanidad: la paja del trigo, recuperaríamos nuestra dignidad y seríamos libres de hacer y deshacer nuestro destino.
En el último de los casos, ellos podrían trasladar el muro de los lamentos a su nuevo hogar, y seguir lamentándose allá arriba; el Talmud y sus demás libros “consagrados como sagrados”, cargarlos en el mismo cohete de sus mandamases políticos y religiosos. Palestina volvería a ser lo que fue: “Tierra Santa” y todo el mundo contento. Ahora que los EEUU apuntan hacia Marte, podrían colaborar con fletar a los sionistas de Israel y del resto del mundo a la luna: “Un planeta sin pueblo, para un pueblo sin planeta”. Allí estarían más cerca de Jehová y hablarían con él de igual a igual.
Si nadie lo habría pensado hasta ahora, pues estaría a tiempo. Tal vez allá arriba encuentren petróleo, perlas, diamantes y, Gold & Silver. ¿Quién sabe…? Quizá descubren su origen extraterrestre y manuscritos en hebreo lunar…
Las cárceles israelís no tendrían necesidad de retener, ni torturar a las mujeres y a los miles de niños “terroristas” palestinos allí encerrados. Serían obligados a arrepentirse solemnemente a que nunca más abollarían sus tanques arrojándoles piedras “letales”, derribarían sus bombarderos y hundirían sus submarinos atómicos y, los despedirían en su viaje sin regreso con fuego de artificio, bombos y platillos.
Yo lo estoy viendo… La gente bailando el dabke por las calles de Tel Aviv, las mujeres palestinas ofreciéndoles a las “colonas” sus recetas de comida típica palestina; el Hummus, el Tabbuule, el Falaafel, el Kibbe, y el dulces Kenafe, para que los patentaran como suyos en la luna. En fin; creo que ellos descansarían de los animales –digo- de nosotros, y nosotros de ellos, por lo menos cinco mil años más, hasta nuevo aviso, quise decir hasta nuevo éxodo. Incluso, me imagino a los sionistas Rockefellers, los Rothchild y los Natanyahu’s en la luna, abrazados al demonio (con cara de ángel) Tzipi Hotovely, promoviendo el libre comercio con sus tradicionales usureros para con los habitantes de otras galaxias.
Ahora que me desahogué un poco, me parece que quien o quienes redactaron el mensaje supuestamente de Jehová, referente a la Tierra Prometida, lo entendieron al revés; Interpretaron “Prometida” por “Prohibida” Y dale que va… ¿Qué no es posible? Claro que es posible ¿Quién me asegura lo contrario? Ahora que lo pienso… ¿Qué suerte correrían los órganos de los miles de niños palestinos amputados conservados en los laboratorios? ¿Las bombas atómicas, las llevarían consigo o las abandonarían “sin cargo” a los palestinos?
Quisiera acotar, que la humanidad no comenzó con los judíos, que el Antiguo Testamento no es la historia de la humanidad, sino una versión más de la fantasía de sus escribas. El mismo Arca de Noé figura en el escudo de Armenia como el de ellos; eso por sí sólo lleva su significado. Arroja por la borda lo del Génesis.
Lo que me parece fantástico es que esas, sus versiones, consagradas como sagradas, invadieron el mundo al igual que el sionismo, la COCA COLA y el Mc Donald. Se impusieron en los credos tanto de los cristianos como del Islam.
Si lo de ellos fuese verídico, no una “Estafa Moral”, no existirían otras creencias más que las de ellos; los budas, La Pacha Mama y demás versiones del cielo y de la humanidad no figurarían. Usted, ¿no lo cree?
Miles de años atrás no existía el cine, ni la radio, ni la telefonía digital y las abuelas creían incluso en la existencia del Príncipe Azul, se alimentaban con lo que oían. Quienes sabían leer y escribir se entretenían recitando lo consagrado como sagrado, soñando con las miradas espaciales de las niñas, creyendo en que el cielo llevaba escaleras de colores que trepaban más allá de la octava nube. Los más ilustrados se entretenían con las aventuras eróticas de Las Miles y Una Noche. Pues, lamentablemente ya no ocurre lo mismo, el mundo se ha modernizado, es conducido y glorificado por el sionismo, engendro dilecto del nazismo.
Este cuento continúa…
Respetuosamente raymond_berberian14@yahoo.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s