“No podría ser antisemita porque primero no soy racista. Segundo; soy un eterno agradecido a los sirios, libaneses, iraquíes, palestinos y jordanos porque muchos fueron entre ellos quienes recogieron a los pocos armenios desfallecientes “


Raymond Berberian

NO ESTAR A FAVOR, NO ES ACTUAR EN CONTRA, ¿o sí?
De tanto calificarme de antisemita, casi me convencen de que soy lo que ellos desean que fuera, incluso a imagen y semejanza.
Sucede que cualquier política agresiva que conduce a desenlaces fatales me causa indignación. La memoria de mis familiares exterminados en Diarbekyr durante el Genocidio perpetrado por el Estado turco me sigue pateando el hígado y eso, pese al tiempo transcurrido. Me duele y mucho lo que acontece en Palestina, en Siria, Iraq y demás países agredidos. Me duele, porque no está en mí remediarlo. Quienes mueren son seres humanos, no bestias como algunos le atribuyen. Son seres como tú y yo que quieren vivir en paz y armonía; no ser invadidos, ni que les usurpen sus tierras, violen sus derechos y dignidad de seres humanos.
Me preguntaron: ¿Tú a quien apoyas? ¿De qué lado eres? Como que la agresión a un pueblo u otro fuese una riña de gallos o una competencia deportiva.
Podría inclinarme a favor del más débil, del que sufre injusticia en carne propia; eso sí. Detesto a los racistas sean quienes fueren y no obstante, no le tengo odio a nadie porque según mi modesto punto de vista, todos ellos son víctimas inducidos deliberadamente al error por cerebros satánicos. Sin embargo temo las consecuencias de la reciprocidad, porque sé bastante de reciprocidades injustas, para que mis propios hermanos tengan que tildarme de antisemita; como que ellos, estando a favor de uno u otro, no lo fueran de algún modo; de alguna manera, no estuvieran al servicio del engaño…
No podría ser antisemita porque primero no soy racista. Segundo; soy un eterno agradecido a los sirios, libaneses, iraquíes, palestinos y jordanos porque muchos fueron entre ellos quienes recogieron a los pocos armenios desfallecientes que lograron sobrevivir a las deportaciones letales en medio del desierto de Siria, y a Francia, que refugió a mis padres, y a la Argentina, donde vine en busca del Paraíso, y lo hallé.
El Estado de Israel posee muchas virtudes y valores innegables, Pero como que el pasado les pesara en el cerebro, se creen distintos, incluso superiores por don divino a los demás seres humanos. Poseen una mentalidad estructurada en un sionismo que no cuaja con mi visión de la hermandad universal. ¿A quién se le ocurriría envenenar ex profeso los tradicionales árboles de olivos en territorio palestino, sino a una mente desencajada y perversa?
Yo no soy antisemita y lo recalco, pero sí; anti-cualquier tipo de fanatismo doctrinario que se me cruza por el camino.
Muchos de mis hermanos simpatizan con los sionistas, del mismo modo con los imperialistas; son puntos de vista. Ellos sabrán a qué se atienen. Pero; que no esperen que el Estado judío de Israel reconozca el Genocidio de nuestra Gran Familia. No lo hará, simplemente porque no les reditúa comercialmente, por el contrario, podría acarearle roces significativos con Turquía, con los EEUU, Inglaterra y sus aliados petroleros.
Israel, en mí criterio, debió ser la primera nación en reconocer formalmente el Genocidio perpetrado por el Estado turco contra el pueblo armenio.
Tendrá sus razones… ¿Qué dirían ellos, si los armenios del mundo negaran el Holocausto judío? Esa actitud de ignorar la verdad, me duele y me incomoda tanto como su crueldad y ensañamiento comprobado contra los niños palestinos. Por su parte, Turquía debía haber puesto en remojo su tozudez primitiva y haberse abrazado a nosotros y así finalizar de una vez por todas, un conflicto que ya supera cien largos y dolorosos años.
Las razones del Estado turco me las puedo imaginar, son comerciales más que morales. Ellos mismos reconocen que el negacionismo es un legado de su fanatismo ancestral.
Parecería que hablar con la verdad fuera contraproducente. El Papa argentino, basándose en la verdad histórica de lo acontecido con el pueblo armenio, cosechó millones de enemigos que preferían seguir lucrando con mentiras por los siglos de los siglos, amén.
No entiendo por qué debo ser antisemita; mejor dicho: antijudío o, deba serlo de todos modos, porque algunos hermanos me hayan catapultado como tal. La diferencia es que no me vendo, ni me alquilo, no comulgo con los traidores y corruptos. No vivo de espejismos.
Por más que no haya hecho daño a nadie, en mi cuaderno de anotaciones como Quijote, se me han borrado todas las ilusiones.
En este mundo descubrí que hay serpientes venenosas y, otras que no lo son, pero… que no lo quieren aparentar y, seres humanos, que dan más valor y le tienen confianza a las venenosas, por si acaso.
Donde conviven buitres y carroñeros, los santos son los errados…
Una más de tantas para el pueblo de origen armenio:
En reemplazo del Premio Nobel y en un perfecto calco sentimental de Bush que promovió la tortura entre los sospechosos afganos y niños palestinos “terroristas”. Y “Dios Salve América”, Hilary Clinton, en compañía de la infaltable rival Mónica Levinsky, al postularse como candidata al trono imperialista, dijo: “Reconocer el Genocidio armenio abre una puerta peligrosa”. Eso me recuerda la frase de Kemal Ataturk que dijo: “No va a quedar ni un armenio para el museo” Obama había informado a los lideres armenios sobre su decisión de excluir el término ”GENOCIDIO ARMENIO” de su declaración del Centenario 24 de Abril, convirtiéndose así oficialmente en un país negacionista que, junto a Inglaterra e Israel, apoya a Turquia. En otras palabras: El legendario justiciero Sheriff de Kansas City se ha rendido a los pies del Sultanito Erdogan. Y decir que son ellos, los civilizados imperialistas quienes predican los derechos humanos e imparten justicia internacional entre los pueblos de la tierra.
Rupén

Raymond Berberian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s