LIBROS DE RUPÉN: “Aunque haya trascurrido cien años y los verdugos estén disfrutando de sus harenes en los infiernos, nuestras cicatrices siguen sangrando el Genocidio”.


Raymond Berberian

05apr16

 

UN ESTADO ANTI ISLAMICO
Muchos piensan que el pasado quedó atrás; que aquello fue una lágrima perdida, que constituyó una etapa más de nuestra vasta y accidentada historia; pero… que estamos vivos, haciendo patria de nuestros hogares y que este, es nuestro destino donde nos hicimos hermanos y amigos hermanos.
El Primer ministro turco Davutoglú acaba de expresarse diciendo:” La diáspora armenia es parte de nuestra diáspora, no nuestros enemigos”.

05apr23
(Turquía invita a sus ciudadanos, o sea: a nosotros, los no enemigos, a regresar a sus tierras. Con que el Genocidio perpetrado por los turcos islamitas no tuvo la intención de una limpieza étnica. Fueron circunstancias de la guerra, un accidente, un error intrascendente).
Yo, que de política retorcida entiendo poco y nada, de esa disertación saco mi propia conclusión: Según lo dicho por ese señor, tan voluntarioso y disfrazado de buen samaritano, me está revelando una verdad muy diferente a la que todos conocemos. Según él, los turcos mataron por error a dos millones de ciudadanos turcos y pide, a los descendientes de los mismos; los sobrevivientes de su diáspora “turca” o sea: nosotros, regresar a casa sin la frente marchita.
Supongamos que los armenios de la diáspora fuésemos ciudadanos turcos. Turquía debería devolvernos nuestras posesiones en poder del Estado, todas nuestras pertenencias e indemnizarnos de por vida, por la vida de casi dos millones de victimas, cosa que llevaría a Turquía a la Banca Rota. Luego, tendría que devolvernos los territorios que nos pertenecen por ley natural.
Fueron textuales palabras del buen señor Davutoglú y como todos sabemos, las palabras las lleva el viento. Para mí, lo suyo es sólo una cortina de humo para empaquetar a la comunidad internacional.
Antes de lanzar semejante sermón, Davutoglú debió haberse informado sobre el por qué su nación persiste en su absurdo negacionismo. Porque, para mí, el negacionismo es un tipo de genocidio cultural que necesita ser purgado con la verdad.
Eso no se resuelve así de fácil. Aunque haya trascurrido cien años y los verdugos estén disfrutando de sus harenes en los infiernos, nuestras cicatrices siguen sangrando el Genocidio.

images334334r
Si nosotros fuésemos la diáspora turca, significaría que los turcos asesinaron conscientemente y sin contemplación dos millones de sus connacionales.
Aquello se trató de un ejército turco, dirigido por oficiales alemanes, organizado y ejecutado por ministros (düenme) en contra de una población originaria, cristiana, cuyos hombres habían sido convocados a defender Turquía de los enemigos comunistas; desarmados, rompiendo piedras en las montañas y cavando fosas que terminarían siendo sus tumbas.
Cuestionado por su origen judío sefardí, Mustafa Kemal, alias Ataturc, Genocida de armenios, había respondido: Soy tan turco; como lo era Napoleón, francés, siendo corso italiano.

10712996_786031918107087_898373001813895066_n
Turquía, reconoce que haya habido muertos entre ellos. De que algunos armenios trataron injustamente defenderse. ¡Eso, es imperdonable; un Pecado Mortal! Debían haber aplaudido a sus verdugos mientras iban siendo decapitados. Los niños que morían de hambre tenían que haberles sonreííí—do, las niñas violadas, haberles agradeciii—do. ¡Qué ingratitud! ¿Verdad?
No miremos atrás por un instante y repasemos los acontecimientos actuales. Turquía es, como es de esperar, el principal aliado moral y material del Estado Islámico que ya se apoderó gran parte de Iraq y Siria. Muchos de sus integrantes son turcos. Siendo heridos, son trasladados y curados en Turquía. Después de todo, es lo que corresponde entre hermanos de una misma fe y el mismo interés sectorial.
Un Estado Islámico inventado, elaborado por Gran Bretaña, EEUU y sustentado por Arabia Saudí, cuya real función es la de proteger los intereses petroleros y el Pueblo Elegido.

 

1535751_10151930334527062_920322811_n
No nos vamos a engañar con el modernismo exhibicionista de Turquía, contratando a Messi para su propaganda de aviación y lanzando una telenovela recopilada del libro LAS MIL Y UNA NOCHES; (Alf leile wa leile) una clásica obra literatura árabes, de cuyo contenido se han consagrado y enriquecido varios autores contemporáneos hurgando en sus numerosos y fascinantes relatos. Una telenovela desarrollada en un clásico mundo árabe, versión turca, a modo de confundir a las románticas espectadoras, amantes del Medio y Cercano Oriente que todavía creen en la condición humana de lo turcos.
Curiosamente, la presentación de esa telenovela, llega precisamente en el Centenario del Genocidio de armenios. No sé, a menos que esté equivocado, sospecho que es una maniobra intencional del director del canal en complicidad de las autoridades turcas. Digo…-Tendrá algo personal o familiar que lo relaciona íntimamente con los turcos…, porque… no se expondría- gratuitamente – supongo, al qué dirán armenio, ni siquiera amparado por unos cuántos millones de dólares. ¡Nobleza Obliga!1779066_10151930334182062_255859173_n
No nos olvidemos que en DEIR EZZ-ZOR en Siria, Turquía queriendo borrar las huellas de sus crímenes de lesa humanidad, lanzó a los yihadistas a profanar las iglesias, asesinar a los religiosos, haciendo principal hincapié en lo que más nos duele, el Memorial del Genocidio de armenios; una iglesia que conservaba los huesos de nuestros mártires recogidos por los desiertos; mujeres, ancianos y niños…, mientras eran forzados por la soldadesca a desplazarse en caravanas, despojados por los bandoleros y gitanos de lo poco que llevaban, hacia su destino final: su exterminio.

10703711_800204860021303_7446137605744014861_n (1)
No nos olvidemos que Turquía permitió que el Estado Islámico; mejor dicho: Anti- Islámico, atacara a los kurdos en Cobani, impidiendo a los de su país socorrer a sus hermanos. Y a nosotros, nos viene a engatusar una vez más con que nosotros, los ocho millones de armenios diseminados por el mundo, pertenecemos a la diáspora turca, que allí, en Turquía, seríamos recibidos con los brazos abiertos…
Quien miente una vez, miente siempre y Turquía no es la excepción por más que aparezcan en imagen y sonido uno y mil Davutoglú, disfrazados de buenos samaritanos.
Los turcos no son nada tontos. Pensarán: si recuperamos esos ocho millones de turcos que dicen ser armenios, sus reclamos y los del mundo acabarían en un santiamén y con ello habríamos hecho buena letra para ingresar a la Unión Europea, como buenos europeos que somos. Total ¿Quién recuerda a nuestros ancestros mongoles? Más adelante, nuestros hermanos Azeríes vendrán siguiéndonos. Ya Azerbaiyán figura en las camisetas de algunos equipos de fútbol en Europa; son importantes, tienen la cultura del petróleo, además… son compradores de armamentos y drones de Israel.

Ali Babacan, ministro de TurquíaEEE1
Imagínense un Califato islámico comandado por un judío, de padre y madre judíos, adiestrado y puesto en escena por el Mossad. Digo yo ¿El Islam, necesitaba acaso un Califato para adquirir más consagración, fama y honor? En vedad, eso me huele mal; ¡muy mal! Me recuerda a los genocidas (deünme) en Turquía cien años atrás y su ensañamiento por aniquilar al pueblo armenio y borrar del mapa a las demás minorías cristianas, siriacas, caldeas y griegas de la región.

… Irak y Siria controlados por un pariente de Israel, pondría en resguarda al Pueblo Elegido de sus posibles enemigos, ¿verdad? Miren hasta dónde llega la inteligencia, la estrategia, la astucia y la sagacidad de los Sabios de Sión… Una barrera humana cubriendo la frontera norte de Israel. Y vayan sumando…
¿Y los que murieron en los atentados? ¿A quienes les importa? No son de los nuestros y que vayan sumando… Por otro lado, nadie reconoce que Israel hace una obra de bien y humanitaria, incorporando niños palestinos a sus laboratorios experimentales, asesinando a mujeres embarazadas, lo hace para evitar que esas pequeñas viboritas crezcan, se multipliquen y luego se tornen terroristas arrojando piedras contra nuestros tanques, averiando nuestros drones y helicópteros artillados. Lo hizo Turquía cien años atrás y nadie dijo nada ¿por qué no nosotros?
El problema hoy, es la bomba atómica de Iran. Iran es un peligro para la humanidad sionista mundial. Antes, la amenaza era Irak, pero se la ha golpeado y zarandeado tantas veces que hizo falta, que ya apenas se sostiene en pie. ¿Los palestinos? Mejor dicho: lo que queda de ellos, agonizan, pero, son tan obstinados que se niegan a morir.
Que se tenga en cuenta que Israel posee un arsenal atómico y químico inocuo que no amedrenta a nadie, más aún, lo suyo es habilitado y amparado por EEUU y los líderes de la Gran Manzana.
Y así va nuestro mundo y con él, todos nosotros, en caravana… a la deriva.
Rupén LIBROS DE RUPÉN:
raymond_berberian14@yahoo.com.ar
rupenberberian41@gmail.com
4582 8652
Lágrimas en las mejillas del cielo.
María Delpuente. “NOVELAS”
LA BALADA DE LOS SUEÑOS. “ AFORISMOS”

https://www.facebook.com/raymond.berberian?fref=nf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s