Nadie puede pedir que me calle sobre el caso Nisman: Cristina Fernández


rebelion

10390186_746458118752059_2212339058145129490_n

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner instó este viernes a no permitir “que nos dividan” y a ir “a las próximas elecciones en paz y tranquilidad”.Kirchner pidió defender a la Argentina más que al gobierno y a que “no permitamos que nos traigan conflictos de afuera que no son nuestros, ni el drama y la tragedia de otras regiones remotas del mundo donde se matan, donde se tortura”.

También respondió a lo dicho por el vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz, quien consideró que “no es conveniente” que la presidenta opine sobre la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien estaba al frente de la investigación del atentado contra la mutual judía AMIA, del 18 de julio de 1994. Fernández afirmó que “la libertad de expresión y la libertad de prensa son para los 40 millones de argentinos; incluida está la presidenta”.

Remarcó que “nadie desde otro poder le puede decir a la presidenta que se calle la boca y no hable. Tal vez no guste que hable, sino las cosas que digo”.

La mandataria permaneció en silla de ruedas durante su mensaje transmitido en cadena nacional, aún se repone de la fractura del tobillo izquierdo, mañana partirá hacia China. Columnas de jóvenes militantes se reunieron en el patio central de la Casa Rosada para acompañar a Fernández, a cuyo lado estaban gobernadores de 17 provincias, así como ministros de gabinetes y otros funcionarios e invitados especiales, como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo.

Es su primera aparición del año, luego de que el pasado lunes anunció por televisión la disolución de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) para reemplazarla por la Agencia Federal de Inteligencia(AFI), y con un proyecto de profundos cambios para su funcionamiento que ya mandó al congreso para debatir.

La mandataria aseguró estar “en pleno ejercicio de mis funciones, un poco averiada, como en la batalla naval, pero jamás hundida” y realizó importantes anuncios como un nuevo aumento a las jubilaciones mínimas de 18.26 por ciento. “Es el incremento más grande desde que se sancionó la ley de movilidad jubilatoria”

La medida beneficia a más de siete millones de jubilados y pensionados. Es el aumento número 13 desde la sanción de la ley y la presidenta afirmó que “somos el país con mayor cobertura provisional en Latinoamérica”.

También se refirió a los grandes avances en el mejoramiento de los servicios ferroviarios que ya abarcan a varias líneas, con vagones comprados en China y realizó un balance de la acción de su gobierno, como el caso de la ahora estatal Aerolíneas Argentinas, empresa de bandera recuperada bajo su administración “que está dando un ejemplo a todo el mundo” anunciando que se puso en marcha un plan federal de vuelo de conectividad nacional.

Recordó además que Argentina “ es un modelo global en materia de restructuración de deuda soberana a punto tal que después del triunfo, el partido Syriza de Grecia tomó como modelo las políticas que hoy lleva a cabo.

El jefe de gabinete Jorge Capitanich, por su parte, advirtió hoy que el gobierno no permitirá injerencias en la investigación por la muerte del fiscal Nisman. “La investigación corresponde al poder judicial y no existe interferencia de ninguna naturaleza. Existe un total respaldo a los funcionarios judiciales”, afirmó.

Esta era la respuesta a los intentos de un sector radical de la derecha opositora, que plantearon “la necesidad” de que una comisión de representantes del Congreso de Estados Unidos, en la que citaron al republicano Marcos Rubio y al demócrata Bob Menéndez, para “ayudar “ a investigar la causa Nisman.

De hecho Rubio presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental de la Cámara alta envió una carta al presidente Barack Obama para que propicie una “investigación independiente” sobre las circunstancias de la muerte de Nisman del pasado día 18.

En dicha carta, Rubio afirma que el caso Nisman “merece mayor atención por parte de la administración Obama” y dice “estar cada vez más preocupado por la capacidad del gobierno de Argentina para llevar a cabo una investigación justa e imparcial”.

Esto fue rechazado como un “gesto imperial”por el gobierno argentino a través de Capitanich y también por el Frente para la Victoria, especialmente en sus ramas juveniles, después de conocer por la publicación- hace tiempo- de cables de wikelak Capitanich, que Nisman informaba a la embajada de Estados Unidos sobre sus presentaciones en la causa AMIA y recibía incluso instrucciones de los diplomáticos estadunidenses.

La causa AMIA fue obstaculizada por Washington y Tel Aviv desde el día posterior al atentado contra la mutual judía, imponiendo la culpabilidad del gobierno iraní, sin haber podido presentar ninguna prueba hasta este momento. Incluso ahora los mensajes desde Israel están marcando claramente que se mantenga esta misma línea, lo que lleva a un camino sin salida, a favor de los intereses estratégicos de ambos países.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/01/30/nadie-puede-pedir-que-me-calle-sobre-el-caso-nisman-cristina-fernandez-788.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=194941

Anuncios

Un comentario el “Nadie puede pedir que me calle sobre el caso Nisman: Cristina Fernández

  1. Pingback: Nadie puede pedir que me calle sobre el caso Nisman: Cristina Fernández | Rey de reyes -Tigran el grande | CHUTANDO O BALDE! E VENDO UMA LUZ NO FIM DO TÚNEL!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s