“No se equivoquen. No estamos transitando los últimos veinte meses de un fin de ciclo, estamos transitando el inicio de los veinte meses que nos darán continuidad de un proyecto político”


Una cita para “la continuidad del proyecto”

Fuente : Pagina12

El acto se convirtió de hecho en una demostración de unidad del kirchnerismo.Imagen: Dafne Gentinetta

Jorge Capitanich abrió la reunión con esas palabras. Carlos Zannini subrayó a su vez “que no se trata de buscar candidatos, sino de interpelarlos y empoderar a la sociedad para que cada persona reclame sus derechos”.

Por Julián Bruschtein

La militancia kirchnerista copó el mercado central para debatir y consolidar su espacio político. “La tarea principal no es buscar candidatos, sino interpelarlos y empoderar a la sociedad para que cada trabajador, cada persona, reclame sus derechos”, dijo el secretario legal y técnico Carlos Zannini, que fue el encargado de cerrar el acto que había comenzado a las 12. Ministros, gobernadores, intendentes, diputados, legisladores y funcionarios se pasearon como uno más en el mar de gente (cerca de veinte mil personas según los organizadores) que se reunió en Tapiales para un debate masivo, pacífico y con mucho orden a pesar de las múltiples agrupaciones que estaban representadas.

“No se equivoquen. No estamos transitando los últimos veinte meses de un fin de ciclo, estamos transitando el inicio de los veinte meses que nos darán continuidad de un proyecto político”, señaló el jefe de Gabinete Jorge Capitanich al dar el puntapié inicial de la jornada de debate en el auditorio Néstor Kirchner del Mercado Central, en un acto en el que estuvo acompañado por el dirigente de La Cámpora, Andrés Larroque, y el gobernador Daniel Scioli. Entre quienes lo rodeaban se encontraba el presidente del Partido Justicialista bonaerense, Fernando Espinoza, que también saludó a la convención de la militancia k. “Este marco está mostrando una unidad de concepción y de acción”, señaló el intendente de La Matanza y agregó que el plenario significaba “la llave que nos va a seguir abriendo las puertas hacia las profundizaciones de una Argentina para todos”. El diputado Eduardo “Wado” De Pedro, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, e intendentes del conurbano se encontraban en el predio del Mercado para participar del encuentro donde debatió la militancia kirchnerista.

Dos banderas gigantes con las figuras de Néstor Kirchner de un lado y la presidenta del otro colgaban del edificio principal del Mercado Central y se destacaban desde lo alto sobre las diez carpas en las que se montaron los grupos de discusión. La comisión de Urbanización y Acceso al Hábitat tuvo en la mesa a los dirigentes sociales Luis D’Elía, de MILES, y Milagro Salas, de la Tupac Amaru, además del intendente de Morón, Lucas Ghi, entre otros. “Nosotros no existimos para el Gobierno de la Ciudad. La Villa 31 ni siquiera aparece en un mapa”, apuntaba una mujer madura contando la experiencia en su barrio al intercambiar puntos de vista con los dirigentes. Cada tanto se escuchaba un estallido de aplausos luego de alguna intervención festejada en las carpas.

“Plenario de la Militancia. La Militancia Debate Construye Futuro”, fue el lema del encuentro que movilizó a los cerca de veinte mil militantes que se acercaron hasta el Mercado Central. La fecha del encuentro evocaba los once años que se cumplían desde que Néstor Kirchner quedara a las puertas de la presidencia, al obtener el segundo lugar en la votación general, y generara que el ex presidente Carlos Menem se bajara de la segunda vuelta. De alguna manera, esa fecha inauguraba el modelo político-económico que hoy encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En el predio no había diferencias entre dirigentes y militantes, sino “militantes con responsabilidades distintas”, como se escuchaba entre bambalinas. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, caminaba entre la gente hasta que alguien le pedía una foto entre el mar de remeras de las agrupaciones que se diferenciaban por sus colores. Las blancas con celeste eran de La Cámpora, las celestes completas de Nuevo Encuentro, las amarillas del Movimiento de Unidad Popular y las negras con el perfil de Evita en blanco de la Corriente Peronista Descamisados, todos mezclados. Adonde se mirara había grupos de militantes de distintas agrupaciones debatiendo o tomando un descanso de los debates.

Los temas de la carpas se distribuyeron en: Recursos estratégicos y recuperación del Estado; Comunicación y batalla cultural; Justicia, seguridad y derechos Humanos; Patria grande y política internacional; Gestión, desarrollo local y federalismo; Políticas de inclusión social; Educación, ciencias y tecnología y Pensamiento nacional. Bajo la sombra de la carpa de Trabajo y Producción se encontraron dirigentes de casi todas las centrales sindicales. Allí se mezclaban trabajadores de la Gráfica Patricios con los de la Asociación Trabajadores del Estado, que escuchaban atentos al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina, Hugo Yasky, al empresario y dirigente de la Unión Industrial Argentina, Juan Lascurain. Además de los dirigentes de Foetra Ricardo Iadarola y Carlos Marín, uno de la CTA y otro de la CGT. De afuera Abel Furlan, líder de la seccional Campana de Unión Obrera Metalúrgica y mano derecha de Antonio Caló, daba su adhesión con su presencia.

“Este es un lugar de encuentro y síntesis en el que se entrecruzan los compañeros en un ámbito horizontal. Es un punto de inflexión en la construcción política”, dijo Larroque en diálogo con Página/12 luego del acto de cierre, y agregó que “logramos la recuperación de la política como herramienta de transformación. Bajo la conducción de Cristina, la dirigencia tiene que representar a la militancia y los militantes tienen que representar a los vecinos. Esa polea de transmisión es lo importante para construir de forma colectiva”.

Las carpas fueron cerrando una a una con el canto de la marcha peronista para trasladarse hasta el escenario donde estaba armado el acto de cierre. Las gradas fueron cubiertas por las agrupaciones: Kolina, el MUP, la Corriente Peronista Descamisados, La Cámpora, el Movimiento Evita, Nuevo Encuentro, el Frente Grande, JP bonaerense y un sinnúmero de banderas con la inscripción de Unidos y Organizados fueron el telón de fondo y daban la idea de la transversalidad de la propuesta. Después de un video en el que sintetizaron los once años de modelo kirchnerista en frases e imágenes de Néstor Kirchner y la Presidenta, el himno fue entonado con entusiasmo. Zannini destacó que “la tarea principal no es buscar candidatos, sino interpelarlos y empoderar a la sociedad para que cada trabajador, cada persona reclame sus derechos”, dirigiéndose a los militantes, poniendo en un lugar de menor importancia la interna por la candidatura presidencial, dando paso a la desconcentración de la multitud que había participado en la jornada, cuyas conclusiones se trabajarán en los próximos días.

SUBNOTAS
Anuncios

Un comentario el ““No se equivoquen. No estamos transitando los últimos veinte meses de un fin de ciclo, estamos transitando el inicio de los veinte meses que nos darán continuidad de un proyecto político”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s