Conflictos de Linaje entre España y Gran Bretaña


Miguel Ángel Moratinos

Miguel Ángel Moratinos (Photo credit: Wikipedia)

Gibraltar

Gibraltar (Photo credit: Luc V. de Zeeuw)

Fuente : Exelsior

Gibraltar polariza a las monarquías

La reina Sofía de España canceló su viaje al jubileo de la monarca británica, debido a un roce sobre la soberanía de la península

EFE, AFP y AP MADRID, 17 de mayo.- La reina Sofía de España canceló ayer el viaje a Londres que iba a realizar mañana, con motivo del “jubileo de diamantes” de la monarca Isabel II, porque el gobierno español lo considera “poco adecuado” tras el conflicto pesquero con Gibraltar y la anunciada visita del príncipe Eduardo de Inglaterra. Fuentes de la Casa del Rey señalaron que la asistencia de la reina a un almuerzo previsto en el marco de las celebraciones del sexagésimo aniversario de Isabel II en el trono fue cancelada porque, “en las circunstancias actuales”, el Ejecutivo español considera “poco adecuado” que asista a esa celebración. Las mismas fuentes dijeron que la Casa del Rey informó a la Casa Real británica de que la reina Sofía no asistirá al almuerzo que ofrecen mañana Isabel II y el duque de Edimburgo en el castillo de Windsor, sin precisar los motivos de la ausencia. Fuentes diplomáticas explicaron que el conflicto abierto tras la ruptura, ayer martes, de las negociaciones entre los pescadores españoles y el gobierno gibraltareño para intentar solucionar el bloqueo pesquero en la bahía de Algeciras fue el detonante definitivo que llevó al Ejecutivo español a aconsejar a la Casa del Rey la cancelación del viaje. Este conflicto se suma a la prevista visita al Peñón del hijo menor de Isabel II y su esposa para los próximos días 11, 12 y 13 de junio. Un conflicto añejo La discusión por la soberanía de Gibraltar volvió al tope de la agenda de los reclamos españoles con inusitada fuerza. Y, desde ese candente espacio, intentará lanzarse hacia lo que fue imposible en 300 años: lograr que Gran Bretaña acceda a negociar la posesión del último rastro de política colonialista en territorio europeo. Hace 31 años, el contencioso de Gibraltar llevó a los reyes de España a cancelar su asistencia a la boda del príncipe Carlos de Inglaterra con Diana de Gales. En 1981 fue la decisión de Carlos y Diana de hacer escala en el Peñón durante su viaje de novios, en el yate Britannia, la que llevó a los monarcas españoles a declinar la invitación a la boda. Desde entonces se han sucedido las visitas de miembros de la familia real británica a la colonia y las consiguientes protestas del gobierno español. El último viaje “real” lo protagonizó la princesa Ana, hermana de Eduardo, quien inauguró en 2009 un centro médico militar. Entonces, la visita fue tildada por el Ministerio de Exteriores de “inoportuna” y el ministro Miguel Ángel Moratinos comunicó a su colega David Miliband británico “el rechazo, la consternación y la indignación del gobierno” de Madrid. El príncipe Eduardo, que tiene previsto viajar a Gibraltar entre el 11 y el 13 de junio, ya estuvo en el Peñón en 2001 para entregar unos premios de la Fundación Duque de Edimburgo a los jóvenes gibraltareños. El nuevo gobierno gibraltareño de Fabian Picardo ya no permite a los pescadores españoles que faenen dentro de las aguas que el Peñón reclama como propias tal y como venían haciendo en los últimos años, en virtud de un acuerdo de 1999. Los pescadores, con el visto bueno del gobierno español, tienen previsto salir a faenar de cualquier modo, por lo que en las próximas horas se podría producir un choque con la Policía gibraltareña que acabe con la detención de alguno de ellos, lo que generará un nuevo conflicto diplomático. La banda de guerraA estos motivos, se une la decisión de que la banda de música del Regimiento de Gibraltar vaya a tocar en uno de los actos que se celebrarán en Londres para conmemorar el jubileo de Isabel II, algo que España ve también como un nuevo agravio. La semana pasada el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, descartó que el viaje de la reina a Londres se viera afectado como consecuencia del malestar español ante la proyectada visita del príncipe Eduardo y su mujer, Sophie Rhys-Jones, al Peñón del 11 al 13 de junio próximos. El jefe de la diplomacia española indicó que el desplazamiento de la reina a Londres era de carácter “absolutamente privado” –por su condición de miembro de la realeza– y por tanto el gobierno tenía “pocas cosas que decir”.

Rechazan un diálogo directo con ETA El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, rechazó la oferta de “diálogo directo” lanzada ayer por la organización terrorista ETA, a la que exigió que se disuelva de forma incondicional y entregue las armas. Durante una intervención en el pleno del Congreso de los Diputados, el ministro español se refirió así al anuncio de ETA de que ha designado una delegación para el “diálogo directo” con los gobiernos de España y Francia, en un comunicado. “Para entregar las armas no hace falta el diálogo”, dijo Fernández Díaz, que dejó claro que ETA ya no condiciona los pasos del gobierno ni tampoco “nuestras vidas”. El ministro insistió en que el Ejecutivo no necesita “verificadores” internacionales para comprobar que ETA se disuelve y entrega las armas porque le basta –dijo– con la policía y la Guardia Civil. “Dígaselo ustedes a los dirigentes de ETA, dígaselo”, le pidió el ministro del Interior al diputado Iñaki Antigüedad, de la coalición independentista vasca Amaiur. Insistió en que la “única comunicación” que espera de ETA es el anuncio de su disolución incondicional y advirtió de que el gobierno español ni ha negociado, ni negocia, ni negociará con la banda terrorista. ETA declaró el pasado 20 de octubre el “cese definitivo de su actividad armada” tras cinco décadas en las que ha asesinado a más de 850 personas en la búsqueda de la independencia del País Vasco de España. Por su parte,  Francia subrayó su solidaridad con las autoridades españolas en su voluntad de garantizar el fin de la violencia en el País Vasco, en reacción al comunicado de ETA en el que dice haber designado una delegación para dialogar directamente con los gobiernos de los dos países. “La posición francesa es conocida”, señaló el portavoz del Ministerio francés de Exteriores, Bernard Valero, en una breve respuesta tras la nueva declaración de la organización terrorista. “Francia es solidaria con España en sus esfuerzos para garantizar el fin de la violencia en el País Vasco”, añadió Valero. En Francia, el gobierno de Nicolas Sarkozy mantuvo siempre la misma posición que España.

2012-05-17 01:09:00 http://excelsior.com.mx/index.php?m=nota&seccion=global&cat=21&id_nota=834684

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s