INCAA TV proyectará “Ararat” de Atom Egoyan el 24 de abril


 

Consejo Nacional Armenio. Armenia

Por iniciativa del Consejo Nacional Armenio de Sudamérica, la señalINCAA TV emitirá el jueves 24 de abril a las 22:00 hs la película“Ararat”, del director Atom Egoyan. Esta actividad se realiza en el marco de las actividades por el 24 de abril, en función de la Ley 26.199 que declara a esta fecha como el ”Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos” en conmemoración del genocidio sufrido por el pueblo armenio.

ararat

Sinopsis: Edward Saroyan, un cineasta canadiense de origen armenio, se propone explorar su herencia al dirigir una película sobre el asedio de Van que condujo al genocidio de más de un millón y medio  de armenios en 1915.  Raffi, de vientiun años,  es enviado a Turquía para grabar imágenes de fondo para la película, y lo que comienza como una búsqueda de pistas se convierte en una búsqueda de respuestas a través de un vasto y antiguo terreno del engaño, la negación, de hecho, y miedos.

País: Canadá

Año: 2002

Duración: 115 min.

http://www.cna.org.ar/incaa-tv-proyectara-ararat-de-atom-egoyan-el-24-de-abril/

Hombre de mimbre . Wickerman


Wickerman

Ruben Demirjian

El sacrificio  debe terminar.

Tu tiempo vendrá.

 

Música de Iron Maiden

Ruben Demirjian

Terremoto de Chile: carta de agradecimiento a CFK


Fuente : La Paco Urondo

MARTES 22 DE ABRIL DE 2014 16:11

Un sacerdote de Curicó, Chile, le agradece a la presidenta de la Nación la ayuda prestada durante el terremoto de 2010. “Recuerdo su visita, saliéndose de protocolo, saluda a sus compatriotas como hermanos y con una cuota de maternidad, sintiéndose la madre de esos hombres porque usted es su presidenta”.

http://www.bbc.co.uk/worldservice/assets/images/2010/03/02/100302043601_galeria_chile_1.jpg

En Reflexión y liberación

Curicó, marzo 13 de 2014.

Sra. Cristina Fernández Presidenta de la República de Argentina:

Hace cuatro años atrás, usted visitó la ciudad en la que vivo (Curicó – Chile) su visita se enmarcó en el protocolo propio de esos días, usted había venido a la ceremonia de cambio de mando en Valparaíso cuando la actual presidenta de Chile la señora Michelle Bachelet entregaba al Sr. Sebastián Piñera, la banda presidencial.

Hace unos días, nuevamente estuvo presente en otra ceremonia, pero esta vez se hizo a la inversa.
Su visita a mi ciudad, fue para alentar y ver in situ las dependencias del hospital de campaña que vuestro país y gobierno había enviado a Chile, tras el terremoto del 27 F de 2010.

Recuerdo su visita, saliéndose de protocolo, saluda a sus compatriotas como hermanos y con una cuota de maternidad, sintiéndose la madre de esos hombres porque usted es su presidenta y había enviado a estos hombres a cumplir una gran misión en unas tierras que vivían tiempos difíciles.

Le escribo como ciudadano para agradecer, lo que creo que como ciudadanos ingratos no hicimos en su momento y que  usted y su gobierno sí recibieron de nuestras autoridades, de la manera que la diplomacia lo amerita.  Pero lo hago porque yo como tantos otros lamentamos que dicho hospital se haya tenido que ir tan “repentinamente”. Formalmente se dijo que “la situación de emergencia ya había pasado” pero la dijeron nuestras autoridades no nosotros los ciudadanos comunes y corrientes.

Tuve la oportunidad de compartir en los primeros meses de aquel año con todo el personal de dicho hospital, puesto que me llamaban a celebrar una misa o confesarles (soy sacerdote). Me encontré con hombres de profunda fe, gran vocación de servicio y amantes del ser humano. El sudor de ellos, se unió al nuestro en cada momento de esos tiempos difíciles y esto se valora y queda en la retina.

Para quienes fueron atendidos en dicho hospital, vieron la otra cara de la salud, cara que para muchos era desconocida. A los pacientes les llamaban por su nombre, les abrazaban, les escuchaban en sus dolores y les sanaban incluso en el espíritu.

Conocimos lo que es la “medicina gratis y la atención expedita”.

Muchas veces al atardecer esos días, les visitaba para tomarnos unos mates y charlar de los dolores de la vida, los que ellos volcaban en mí para encontrar explicaciones desde la fe. Más de una vez compartimos nuestras lágrimas. Estos hombres lloraron en mi hombro por el dolor que veían en mi pueblo, los sismos que habían les aterraban y me preguntaban con ese tonito argentino “Che, ¿Cómo pueden vivir así?”…

Nos quedamos debiendo un asado y unas partidas de truco (no era el momento). El 25 de mayo de aquel año, les llevé unas botellas de vino para que celebraran el día de la patria, pero el deber de atender ese día estuvo primero. Gente loable y digna de la vocación que tenían.

Una anécdota digna de resaltar, fue el compartir con ellos, cuando sacaron de su recinto a algún médico chileno, que hacía uso del hospital para sus consultas particulares (pagadas claro está) Estos hombres del ejército nos dejaron muy en claro que la “Salud era un derecho no un privilegio”.

Cuando el primer grupo de estos hombres partieron, vinieron a despedirse de mí, y a los pies de la madre de Chile (La Virgen del Carmen) les agradecí su entrega y el gran aporte que nos hicieron.
Les hablé de lo hermoso que fue ver, que a hombres de ejército, les brotara ternura y compasión para cada uno de los que atendieron.

El pueblo curicano quedó muy agradecido, pero no pudimos verbalizarlo, puesto que su retiro fue tan rápido e inesperado como las réplicas de sismos que vivíamos en ese entonces.

Presidenta: lamentamos tanto que se hayan ido tan pronto, porque la situación de salud en nuestra ciudad aún no es la mejor, seguimos con un hospital de emergencia y la lista de espera para operaciones es infinita, pero si hay dinero de por medio, el paciente puede casi hasta elegir la hora y día de operación.

La construcción del nuevo hospital llevará algunos años, mientras tanto nuestro pueblo sigue su caminar con la lección aprendida de los médicos del hospital argentino, la salud es un derecho…
En la ciudad capital de la región (Talca) el hospital italiano no se ha ido, sigue dando lecciones de humanismo.

Como mandataria, bien sabe que cada pueblo tiene sus dramas y esperanzas. Nosotros estamos comenzando una nueva etapa en los destinos de Chile. Seguiremos soñando con una salud derecho y con mejoras en su infraestructura. Lo que recibimos de vuestro gobierno fue un gran apoyo y mi pueblo curicano se lo agradece infinitamente y sin diplomacia, porque en fraternidad nuestros pueblos seguirán forjando tiempos nuevos.

Con gratitud y bendición.
Pepe Abarza, @ppcmf

http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/mas-informacion/14370-terremoto-de-chile-carta-de-agradecimiento-a-cfk.html

El genocidio como crucifixión de un pueblo


 

Asociación de Amistad Ellinoarmenikis

N. Lygeros

 

Traducción al español de Eduardo Lucena González y Olga Raptopoulou

Si pudiera cada uno de nosotros percibir el genocidio como la crucifixión de un pueblo, sabría entonces que no podría tolerar cualquier cuestionamiento ni desde luego la negación. Mientras que cuando se presenta sólo como una demanda judicial, el reconocimiento del genocidio deja indiferente a la mayoría, ya que no posee las correspondientes herramientas de comprensión también para la penalización de la negación. La mayoría de los que no conocen la verdad sólo la ve como una censura. Y nunca ha reflexionado, en ambos casos, sobre la lección de Cristo, que aunque era justo tenía ante sí la justicia de la sociedad que le condenó. Ahora, por supuesto, dicen que creen sin darse cuenta de las consecuencias de esta elección. ¿Es posible, pues, que dejen a alguien negar la crucifixión? ¿Es posible considerarlo censura cuando alguien dice que no hay que insultarlo? No pertenecemos a los espacios donde la fe se impone de manera coercitiva. Simplemente queremos que haya un respeto para el inocente justo. Cuando percibamos todos nosotros que no queremos nada más con el reconocimiento del genocidio y la penalización de la negación, entonces nuestra lucha será más eficaz de lo que es ahora. Porque incluso los combatientes del reconocimiento del genocidio no se dan cuenta en realidad del valor de su lucha. Por eso la mayoría se fija sólo en su genocidio y por supuesto se sorprende cuando se trata de personas que no son descendientes de sobrevivientes, porque no entienden el propósito. Es como decir que debemos hablar arameo exclusivamente para entender el sacrificio de Cristo, y si no dominas esta lengua no puedes compadecerte y creer. Las cosas son pues más sencillas sin por ello ser simplistas. La cuestión del genocidio no es un debate ni una venganza. Se trata de una reivindicación humana que tiene sentido cuando crees en la Humanidad, dado que un genocidio es un crimen contra la Humanidad por la que se sacrificó Cristo. Si comprendemos esto, hallaremos nuestro papel, ya que lo único que queremos es continuar la obra de Cristo a través de sus lecciones.

http://www.lygeros.org/articles?n=12056&l=es

El niño de la Humanidad


N. Lygeros

3243_Holodomor

Traducción al español de Eduardo Lucena González y Olga Raptopoulou

Me has pedido que deje de ocuparme
de los problemas de la Humanidad.
Tienes razón: la vida es tan importante
y la humanidad tan abstracta…
Sólo que cada vez que veo a este niño,
este niño en particular que murió
porque alguien decidió que así debía ser,
¿no deberíamos hacer algo al respecto?
Cuando tengas tus propios niños,
si alguien les hace daño,
¿no pedirías ayuda?
Claro que yo estaré otra vez a tu lado
haciendo eso que ahora crees inútil.

 

 

 

 

http://www.lygeros.org/articles?n=3243&l=es

Claves de la comunicación no verbal entre el Papa y la Reina de Inglaterra


Ruben Demirjian·

En Mañana Sylvestre, Sergio Rulicki, experto en comunicación no verbal y gestual analizó minuciosamente los detalles del encuentro entre Francisco y la monarca británica, marcada desde el inicio por la falta de puntualidad de la reina.

Por Ruben Demirjian

Directriz para la conmemoración del centenario del Genocidio Armenio: Acuérdate, Recuerda y Reclama.


 Soy Armenio

 Klaus Lange Hazarian 

Este es el mensaje patriarcal de Catholicos Aram que dirigió a la conferencia que se celebró con la participación de líderes de las diócesis del Catolicosado de la Gran Casa de Cilicia y presidentes de los Comités del Centenario del Genocidio Armenio en el Monasterio Mayravank de Antilias el 09 de abril 2014. 

 

 

Lo que sigue es la directriz para la celebración de los eventos dedicados al Genocidio Armenio Centenario: “Acuérdate, Recuerda y Reclama”.

La Causa Armenia es la causa de todos los armenios del mundo. Con esta conciencia y nuestro compromiso, estamos convocados a participar y ayudar a obtener los justos derechos de la nación armenia.

Nos estamos acercando al 100 aniversario del Genocidio Armenio. Armenios de Armenia y de la Diáspora están planeando eventos para conmemorar el Centenario del Genocidio Armenio, y los que perpetraron el genocidio también están trabajando duro para contra influenciar esos eventos.

El 2015 no será un año normal en la historia moderna del pueblo armenio. Estará marcado por eventos e iniciativas que no sólo dejarán una huella en la vida de todos los armenios, sino que también impulsarán los reclamos de la nación armenia.

Acuérdate, Recuerda y Reclama, son las palabras que deben servir como punto de partida y objetivo para los eventos dedicados al 100 aniversario. Las tres palabras están estrechamente vinculados entre sí y se complementan mutuamente. Los eventos deben organizarse con esta perspectiva.

Nos gustaría hacer hincapié en los siguientes puntos como guía para la organización de los eventos dedicados al Centenario:

(1) La unidad debe convertirse en una fuerza impulsora para que todos los armenios implementen los programas e iniciativas. Debemos poner a un lado nuestras diferencias. Los armenios deben demostrar al mundo que están unidos y tienen los mismos reclamos. Esta es la fuente de nuestro poder.

(2) Debemos conmemorar el 100 aniversario como nación. Todos los programas deben ser desarrollados con esta visión y compromiso. Es obvio que Armenia y todas las comunidades armenias de la Diáspora celebrarán eventos según sus condiciones y región. Pero tenemos quetomar medidas para hacer de esto un evento pan-nacional, con énfasis en los fenómenos generales.

(4) todos los armenios deben participar activamente en los actos de conmemoración del Genocidio Armenio. Tenemos que dejar la celebración de ceremonias, conferencias, exposiciones y conferencias y debemos expresar nuestra voluntad protestando con medidas que atraigan la atención de la comunidad internacional a la cuestión Armenia. El 24 de abril servirá como una oportunidad ideal para expresar nuestra voluntad y protestar.

(5) Los reclamos deben ser el punto focal. Por supuesto, el reconocimiento del genocidio continuará. Pero ha llegado el momento de que hagamos hincapié en la reparación, mientras perseguimos nuestra meta. La conferencia internacional (“Del reconocimiento a la Reparación”) que llevamos a cabo en el Monasterio de Mayravank de Antilias hace dos años sirvió como punto de partida para ello.

(6) Nuestra nación no debe hacer afirmaciones con emociones y arrebatos. Las reclamaciones deben basarse en el derecho internacional. Si queremos ver nuevos horizontes en la lucha por las reivindicaciones y entrar en los círculos académicos, legales, diplomáticos y políticos internacionales con pretensiones de que nuestras voces sean escuchadas por la comunidad internacional, entoncestenemos que trabajar en consonancia con los principios del derecho internacional y las condiciones e intereses geopolíticos actuales.

(7) El objetivo debe ser los autores y la comunidad internacional. En este sentido, consideramos como imperativo los debates previstos sobre el Genocidio Armenio por iglesias armenias con otras iglesias, los debates del gobierno de Armenia con los círculos estatales y diplomáticos y de partidos políticos y los de los comités nacionales de Armenia con las organizaciones no gubernamentales.

(8) Hay que luchar por nuestras reivindicaciones en Turquía también. Para ello, es necesario establecer lazos de amistad con los movimientos kurdos, algunos círculos de intelectuales turcos y armenios islamizados para ampliar y fortalecer la base de que se ha preparado en los últimos años. En nuestros esfuerzos debemos asegurarnos de que los extremistas turcos no perjudiquen a la comunidad turca de origen armenio.

(9) Tenemos que empezar a hacer una lista de las iglesias y propiedades, así como tierras que los armenios perdieron como consecuencia del genocidio. El Catolicosado de la Gran Casa de Cilicia ya ha preparado una larga lista de propiedades que pertenecen a la iglesia. Esto se debe hacer a nivel nacional y con un enfoque profesional.

(10) Los programas para el Centenario no deben estar organizados sólo para armenios.Tenemos que abrirnos al mundo, que nuestras voces de protesta sean escuchadas en otros lugares y en todo el mundo. Para hacer eso, tenemos que utilizar todos los recursos de información y comunicación que están disponibles hoy en día.

(11) No hay que configurar el Centenario como el pico de las actividades del Comité Nacional Armenio. El Centenario es el hito decisivo en la lucha inquebrantable por la restauración de los justos derechos del pueblo armenio. También sentará las bases para nuevas ideas y un nuevo estilo de trabajo para perseguir la Causa Armenia y será un desafío para mirar más allá del año 2015. Tenemos que prepararnos para el Centenario con esto en mente.

(12) Las actividades mencionadas asumen un potencial tremendo y financiación. El gobierno de Armenia, que siempre ha perseguido la causa Armenia, así como nuestras organizaciones y millonarios, son llamados para obtener los fondos necesarios que pongan en práctica las mencionadas actividades a gran escala.
Su Santidad Aram I
Catholicós de la Gran Casa de Cilicia